La función del hemisferio derecho

La función del hemisferio derecho

El hemisferio derecho está orientado hacia la percepción del espacio multidimensional, a la formación en la Conciencia de la persona del cuadro íntegro, único, abstracto del Mundo. Precisamente él da la posibilidad de unir las nociones y las representaciones aisladas, discretas, componer el cuadro general, único del Mundo. Él permite prever y adivinar las consecuencias de unas u otras acciones; ver el cuadro íntegro de todos los procesos mundiales en su intercomunicación orgánica; da la posibilidad realizarse creativamente, adivinar, anticipar y formar el futuro con el resultado deseable; extender la banda de la comprensión, habiendo abierto en sí las posibilidades y las capacidades parecidas con las capacidades divinas. Solamente a través del desarrollo del hemisferio derecho la persona es capaz de alcanzar la salud perfecta, la inmortalidad y hacer aquellos milagros, a los cuales son capaces de hacer los yoguis, magos, encantadores.

La actividad del hemisferio derecho es inherente para cada persona del nacimiento. Sin embargo, a partir de la tierna infancia, su actividad está bloqueada por todo el proceso educativo, porque el modo de la influencia a los niños de su hemisferio derecho no está comprendido por la gente con el izquierdo hemisferio activo. Es difícil dirigir tal niño, entonces, ¡es necesario hacerle doblar la rodilla que sea como todos! El superobjetivo del mundo material es el ahogar la actividad del hemisferio derecho junto con su propietario, y no importa – quién él es para nosotros, y, al fin y al cabo, adonde todo esto vendrá a parar. ¡Si no hay persona – no hay ningún problema!

La ciencia llegó a la conclusión que la persona puede realizarse creativamente, habiendo cumplido su misión solamente junto al trabajo equivalente y recíproco de los ambos hemisferios que se completan el uno al otro. ¡Pero nuestra civilización ha perdido estas prácticas íntegramente! Hay que asimilarlos de nuevo. Este proceso tiene tal aspecto: el hemisferio derecho percibe la información de afuera, la representa en la imagen y entrega al izquierdo (para la realización). El hemisferio izquierdo no es capaz de comprender enteramente los procesos que ocurren en el Mundo, por eso está obligado a diferenciarlos, dividir la imagen en las partes. La habilidad de la persona de poner en marcha su cerebro por completo, con la participación equivalente de los hemisferios derecho e izquierdo – ¡es la prenda de éxito y bienestar en todos los aspectos de la Existencia, la garantía de la salud irreprochable y la Vida sin fin larga! Tal persona en la unión con la Naturaleza ambiente, con el Mundo y con la Vida es armoniosa tanto internamente como exteriormente.

El frenar la energía mental significa aprender a dirigir los pensamientos, las emociones, los sentimientos. La actividad mental del cerebro se realiza a través del pensamiento. El pensamiento es la información, entonces, una señal incitar al organismo, a sus células para accionar. La cualidad de los pensamientos depende de nuestras emociones. ¡Siendo bajo la influencia de los miedos, las enfermedades, los estreses, la persona se hace sin ganas la fuente de los pensamientos negativos! Penetrando dentro del cuerpo ellos desorientan a nuestras células, rompiendo la información genética del ADN, y esto lleva a la enfermedad de las células, los órganos y todo el organismo en entero.

El frenar su energía mental significa aprender a desconectar el hemisferio izquierdo que es la fuente de nuestro pensamiento discreto y nos desconecta de la influencia del mundo exterior. La entrada al nivel alfa permite hacerlo. Este estado da la posibilidad poner en marcha el hemisferio derecho, bajo cuya dirección se cumplen todos los procesos inconscientes. Las vías y los métodos de puesta en marcha y desarrollo del hemisferio derecho hay en nuestro Sistema.  

 

Atrás... Contenido Más...