La Evolución es el Motor Eterno de la Vida

La Evolución es el Motor Eterno de la Vida

La vida es la Evolución continua. La Naturaleza (en su comprensión extendida) se desarrolla constantemente, evoluciona, pues en esto consiste el sentido de su existencia, el sentido de la Vida. Todo está en el movimiento continuo.

La ciencia denominó la persona Homo sapiens – “un ser humano sensato” y se lavó las manos. Ella constató esta circunstancia como un hecho realmente ocurrido, un logro superior en cual solamente la persona es capaz de obtener éxitos. La ciencia como si puso punto graso y final a su desarrollo. Supongamos sólo por un momento que esto pudiera tener lugar – ¡la Vida misma al instante cesaría la existencia, habiendo contado que su misión está cumplida! Por suerte, todo ocurre completamente al contrario: la vida misma no se para y no deja a la persona pararse, no permitiéndola abandonar la carrera – la vía del desarrollo evolutivo. Vamos a meditar sobre esto.

Desde el comienzo del surgimiento de la vida sobre la Tierra pasaron muchos millones de años. Esta etapa se ha acabado por la formación de la persona – una criatura universal por su estructura anatómica, fisiológica y sus procesos mentales. Gracias a esto la persona ocupó el lugar especial en la Naturaleza:

  • solamente ella está dotada de la capacidad del lenguaje bien articulado;
  • solamente la persona puede crear, pensar, generar las ideas y realizarlas;
  • solamente ella es capaz de tomar conciencia de sí misma, entender su lugar en este mundo y transformarlo.

Sí, en esto como si se acaba la etapa de su formación y consolidación. Luego comienza la Evolución verdadera de la Persona, la etapa del desarrollo de su autocomprensión. En este Camino la persona es capaz de adquirir, hablando más exactamente – recobrar la inmortalidad física, las superposibilidades como la teleportación (el traslado a cualquier punto del espacio, tanto sobre la Tierra como en el universo junto con el cuerpo físico). Ella podrá sólo con la ayuda del pensamiento materializar los objetos, al principio los inanimados y luego los objetos de la Naturaleza viva, ¡no haciéndose su rey, sino su Creador!

Con tales perspectivas la Humanidad podía soñar solamente. Durante muchos milenios la persona se acuerda "del paraíso perdido”. Esto es la memoria sobre la potencia pasada, de cual ella una vez, antes de la llegada a la Tierra, gozaba. Los recuerdos de aquellos tiempos legendarios se han reflejado en los cuentos, las canciones épicas, las leyendas y los mitos de todos los pueblos del mundo. Aquí están la alfombra maravillosa, el gorro maravilloso, el mantel maravilloso [1], el héroe ruso nacional Yemelia con su “por arte de birlibirloque – por mi gana”. Precisamente la aspiración a la devolución de las posibilidades perdidas, la melancolía por aquellos tiempos para la Humanidad ha servido como el empujón al progreso científico–técnico. Esto fue la Evolución original sucedánea en la interpretación de la persona.

La persona del Occidente ha ido por la vía complicada. La gente del Oriente ha elegido una vía más simple, en que ha progresado considerablemente. Basta de acordarse de las leyendas del Tibet, Shambhala, de la Fuente de la Juventud Eterna. Muchos conocimientos han caído en el río del olvido, muchos se regeneran ahora. La dificultad de la obtención de estos Conocimientos (Preceptos) Nuevos no es que ellos desaparecen de nosotros, se esconden. ¡El problema es solamente que la gente no está preparada para aceptarlos, y además, aprovechárselos! Ellos para nuestras buenas cabezas ilustradas resultaron ingenuos y primitivos. ¡Que los Conocimientos recibidos darían los resultados sensibles con relación a la salud es necesario aceptarlos y reconocerlos hasta el nivel de la molécula del ADN de cada célula del organismo, es decir unirse con estos Conocimientos conjuntamente!

Para esto muchos tienen que “quebrar” sí mismos, renunciando a los credos habituales vitales (los dogmas, los estereotipos), amables para Alma y corazón. Se debe aprender a hacer la Opción correcta, y esto es el trabajo bastante grande que exige el enfoque honesto de sí mismo, la revisión crítica de su personalidad.

Reconozca que mucha gente no es capaz de hacer tal trabajo para formarse. No hay otras vías más fáciles para descubrir en sí las superposibilidades y las supercapacidades. ¡No está dado! Esto es el mecanismo de la autodefensa de la Naturaleza: hacerse perfecta puede sólo la Persona armoniosa en todos los aspectos.

La Naturaleza está obligada a poner en marcha el mecanismo de la autodefensa y destruir su obra, su creación – el ser humano – por aquella razón que es terrible no él por sí mismo, el ser que posee el progreso científico-técnico. Es terrible una persona no armonizada y todopoderosa que le influye con el potencial potente y desenfrenado del pensamiento, con su energía mental. ¡La persona que no sabe controlar su potencial mental puede introducir y ya introduce en los procesos de la Naturaleza los correctivos anómalos, condenando por lo mismo a la pérdida no sí solamente, sino también la Existencia en toda la extensión de esta palabra, es decir, la Vida en otros Niveles del Mundo Tenue! 

Los científicos establecieron que la Tierra es un ser vivo, más organizado y mucho más intelectualmente desarrollado que un ser humano. Ella tiene su potencial pensador. La persona es la creación de la Tierra y cada uno de nosotros es el miembro de su Linaje. Imagínese que en la familia apareció la persona agresiva. Claro que se puede explicar todo por la enfermedad – su agresión desenfrenada y la histeria que provocan el lanzamiento de venenosa energía mental. ¡Se puede! Pero de esto a restantes miembros de la familia no es más fácil. En este caso la salida es una – ¡de cualquier otro modo aislar o neutralizar al agresor! Los acontecimientos y las acciones subsiguientes ya son la consecuencia de la opción de los miembros de la familia.

De tal guisa reacciona Nuestra Madre Tierra. A ella, como a la criatura más desarrollada, es superior a sus fuerzas soportar el lanzamiento de la energía agresiva mental de la gente. ¡Ella da los pasos adecuados para la persuasión de su creación irrazonable! La Humanidad está enferma gravemente. El resultado de esta enfermedad es la agresión que no está justificada por nada y expresada en el lanzamiento potente en el espacio ambiente de venenosa energía mental que destruye todo. Es imposible justificar tal conducta.

Es porque la cuestión de la salud y la supervivencia en general sale en primer plano. La solución de todos los problemas restantes vendrá por sí mismo cuando cada persona (sin volver la cara a los circunstantes) aprenderá a ser sana y dejará de envenenar la vida no sólo a sí, a los circunstantes, sino también a la Naturaleza misma. Ya que los parientes no pueden corregir la persona, la Naturaleza tiene que hacerlo. Es imposible sanar al enfermo, si él mismo no lo quiere. ¡Para ser sano es necesario quererlo! “!La Persona puede todo, pero es imposible obligarla a QUERER!”. [2]

La mayoría de la gente percibirá todo lo expuesto como unas fantasías y los cuentos de alguien: “¡ Esto no puede ser porque no puede ser nunca!” Y cada uno a su manera es justo. ¡Precisamente así responderá no amada por muchos la criatura abominable – la oruga que está arrastrando por las ramas y devorando el follaje, si le contar en la cual mariposa hermosa en el futuro cercano ella se convertirá! ¡Cómo todos le admirarán y se maravillarán de ella! Después de pasar esta etapa de la Evolución que se llama una metamorfosis en crisálida la oruga descubre que realmente ha sacado las alas y puede volar, habiendo convertido en el ser más inofensivo y hermoso en el mundo.

Piensa sobre la oruga (la parábola de Paulo Coelho)

“La Oruga pasa la mayor parte de la vida sobre la tierra habiendo envidiado a los pájaros e indignado a su destino y forma. “Soy la más infeliz de todas las criaturas", pienso ella. “Fea, repulsiva, y condenado arrastrarse por la tierra”. A pesar de todo una vez la Madre-Naturaleza le ha pedido a la oruga hacer el capullo. La oruga se maravilló mucho (nunca jamás hacía los capullos), pensó que construirá a sí la tumba y se preparará para morir. Siendo infeliz en la vida que ella conducía hasta ahora, ella se ha quejado a Dios: “Tan pronto como me acostumbré a este estado de las cosas, Señor, tomas lo poco que tengo”. En la desesperación ella se envolvió en el capullo y comenzó a esperar el fin. Algunos días después la oruga vio que se ha convertido en la mariposa hermosa. Ella fue capaz de volar en el cielo y se admiró mucho. Y ella se asombró de la vida y de las ideas de Dios”.

 

Nuestra transformación es una fase de la crisálida. ¡Hay aquí uno “pero!”. El proceso de la Evolución de la oruga por la Naturaleza está puesto “al autómata”, nadie le pregunta, si ella quiere hacerse una mariposa o no. ¡No faltaba más que no le quiera – volará, sin réplica, quieras o no! Pero la persona en este Mundo es otra cosa: ¡su Opción es la Ley para todo el Universo y para Dios incluso! El Universo tiene necesidad del Pensador, en vez del biorobot.

Por eso la opción de la persona no está sujeta al crítico o la discusión de cualquiera parte, sino tampoco le quita la responsabilidad por las acciones cometidas. Qué ella recibirá como resultado de su Opción incorrecta – son sus problemas personales, y nadie se hace tampoco responsable de ellos. Por medio de esta Ley el Mundo Tenue se ha separado de nuestras astucias.

La responsabilidad por la Opción tiene cada uno de nosotros por si mismo. Escoger la dirección de la Evolución también debe cada uno de nosotros por sí mismo, hacerla por su voluntad propia, sin ninguna orden y a la mano. Pero esta persona recibirá la ayuda de Arriba, si esto es la Evolución de verdad. En este caso la Opción de la Persona para el Mundo Tenue es realmente la Ley que le obliga prestar a la Persona la ayuda de todo género, la defensa y el apoyo.

Las investigaciones modernas del cerebro han mostrado que la persona en el uso de este órgano asombroso no difiere prácticamente en nada de “sus hermanos menores” – los primados. Aumentar o extender estas posibilidades a través del desarrollo del intelecto es imposible.

De ahí se deduce que la persona en su aspecto moderno no es un ser tal universal y perfecto. Su perfección ella está inclinada a declarar, habiéndolo elevado en el culto. De esto nosotros éramos advertidos todavía dos mil años atrás: Os es necesario nacer de nuevo”. [3] Y la salida de la mariposa del capullo – esto es su nacimiento verdadero.

Por lo mismo se intentaron advertirnos de las tentativas frenar la Evolución, del pensamiento mismo de estar durmiéndose en los laureles. “Nacer de nuevo” – ¡esto es un nacimiento verdadero de la persona, el punto inicial de su Evolución! El proceso, como usted comprende, es penoso y no sin dificultad, ya que está realizando por la persona conscientemente, a la mano y por su voluntad propia, sin arreadas.

La idea de la Evolución consiste en que desde los tiempos más remotos, junto a la fundación del Universo, el Mundo Tenue crea para todo lo vivo las condiciones de existencia próximas a las ideales. En esta etapa pasa una adaptación a las condiciones ofrecidas que está acompañando con la destrucción de la naturaleza. El objetivo de la primera etapa es llevar la persona a la necesidad inevitable de la comprensión de las acciones cometidas – con la salida únicamente posible, a la Evolución.

Este paso señala el comienzo de la segunda etapa, cuando la Persona que está evolucionando (pero de ningún modo la Humanidad) da a la Naturaleza (la Vida) sus programas.

Esto significa que el proceso de la Evolución no está acabado, él solamente comienza. ¿Cómo es su sentido? Conforme a los pronósticos de los profetas y los videntes, llega el siglo de oro – el siglo del florecimiento de la Vida Armoniosa cuándo no habrá la lucha tan destacada de los contrastes que se observa ahora en todos los aspectos de nuestra Existencia. Toda la gente será feliz, próspera y vivirá durante muchísimo tiempo, sin fin. Nacerán los niños con las calidades semejantes a las divinas, es decir, los niños con las posibilidades únicas. Esto es verdaderamente así. La vida debe darse a conocer en el florecimiento completo.

Pero no hay milagros. Al futuro luminoso al principio deben llegar los padres que son capaces de criar tales niños que los llevarán en este mundo.

Usted puede preguntar: “¿Cuales estructuras en el nivel de los estados y los departamentos deben preocuparse por la preparación y la educación de tales padres semejantes a Dios?”. ¡Nadie debe nada a nadie, y preocuparse por ciertos excéntricos anormales (del punto de vista de la persona “normal”) y los fantaseadores nadie se propone! Las estructuras estatales se restarán fieles a noventa y nueve por ciento del electorado e irán con él hasta el fin – en la Inexistencia.

¡Por eso al principio tales padres tendrán que educar y enseñar a sí mismos – para sí mismos y sus niños futuros! ¡Un porcentaje de la gente que sobrevivirá tendrá que contar sólo con sus fuerzas y recursos, superando la incomprensión, y a veces – la resistencia encarnizada de parte del mundo pereciendo que tiene otros juguetes y preocupaciones! En una palabra, en la guerra como en la guerra!

[1] en los cuentos populares rusos.
[2] recuérdese el proverbio español “Querer es poder”.
[3] Juan, 3 : 7.
 
 
Atrás... Contenido Más...