Los cristales de agua – la clave para la mejor comprensión de la interacción de las ondas y las partículas

Los cristales de agua – la clave para la mejor comprensión de la interacción de las ondas y las partículas

Durante los últimos 100 años la ciencia menospreciaba el aspecto ondulado de la materia, partiendo de la orientación dogmática y unilateral. Y solamente ahora algunos científicos se han acordado de él y esto les ayuda conseguir en sus elaboraciones los éxitos más grandes. Uno de estos pioneros es el investigador japonés Masaru Emoto a quién por primera vez ha conseguido hacer las fotografías microscópicas de los cristales de agua. Las investigaciones detalladas de Emoto y su grupo de investigación demuestran vivamente la influencia del medio ambiente, de la música, hasta las vacilaciones y unas finísimas vibraciones, por ejemplo, la influencia del pensamiento (el aspecto ondulado) a la materia a través del ejemplo del agua helada. El agua sana y pura de manantial lleva a la formación de los cristales estéticamente hermosos que brillan y son simétricos, mientras que los cristales del agua ensuciada de ciudad o cualquiera otra agua que es física y químicamente contaminada – tienen un aspecto deslucido, una forma muy primitiva o no tienen ninguna estructura. Así pues, gracias a la capacidad del agua de recordar es posible hacer las conclusiones sobre la cualidad de la influencia del medio ambiente al agua potable. Las investigaciones profundas científicas testimonian también que, dependiendo del carácter de la música, por ejemplo, clásica o Heavy Metal que es el contraste completo al género clásico, surgen unas formas cristalinas excesivamente distintas. Tales métodos ayudan objetivamente comprender la influencia del arte al mundo circundante.

Lo hermoso en el arte que entrega la alegría espiritual es la imagen, no sólo la sensación subjetiva de cierto individuo en una creación formativa de la materia, que de un modo asombroso aspira siempre a las formas estéticamente hermosas y armoniosas. Es aparentemente una de las características distintivas de la vida, una de las más esenciales, que se puede ver también en la belleza de las formas del reino vegetal y mundo animal. Se demuestra aquí la influencia de las leyes espaciales que dirigen la vida, las cuales la persona, siendo la parte de la naturaleza, obedece también y por cuales, naturalmente, debe guiarse en su actividad.

Aquel hecho que el agua posee algo parecido la memoria y muy fuertemente reacciona a las vibraciones finísimas, por ejemplo, de la música clásica, se confirma por muchos investigadores. Y cada año ellos se aparecen más y más. En calidad del ejemplo hace falta mencionar aquí los resultados de las investigaciones científicas del profesor Bernd Kröplin en la universidad de Stuttgart. Ocupándose de la investigación detallada microscópica de los líquidos, él ha venido a las conclusiones asombrosas científicas sobre los flujos informativos en la naturaleza, que hasta ahora se quedan fuera del campo visual de los científicos. La materia es capaz de formarse y cambiarse incluso bajo el efecto de las vibraciones más débiles, a las cuales no pueden registrar los aparatos de medida, incluso los pensamientos y las radiaciones electromagnéticas de cierto individuo. Estos datos experimentales, que hasta ahora están dejados en el dominio del metafísico, se granjean la fama cada vez más ancho y se confirman por los hechos (vea las fotografías).

El fuente en Lourde, Francia

Antárticas

La inscripción «Gracias»

Helero Mount Cook, Nueva Zelanda

La inscripción «Adolfo Hitler»

La inscripción «Voy a matarte»

bajo el efecto de la música de Bach,
«Aria en la cuerda Sol»

bajo el efecto de la música de Bach,
«Variaciones sobre el tema de Goldberg»

bajo el efecto de la música de «Hado»

bajo el efecto de la danza popular «Kawachi»

Bajo el efecto de la música
Heavy Metal

bajo el efecto de la música de Chopin,
«La canción de adiós»

Las palabras “Amor y agradecimiento”
pronunciadas en inglés

Las palabras “Amor y agradecimiento”
pronunciadas en alemán

Las palabras “Amor y agradecimiento”
 pronunciadas en japonés

El cristal del agua no sometida a ninguna
 influencia

 

Agua de manantial

 

En nuestro Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud usted encontrará las vías concretas, que le permiten gobernar el organismo en el nivel celular, en el nivel de las moléculas del ADN. En seguida hace falta notar que las tecnologías semejantes que trabajan en el nivel de las células no existen en el mundo por una causa – la persona no ha aprendido a gobernar la energía mental, su pensamiento. No había deseado estudiar para comprender y sentir su organismo. No quiere “romper” sí misma, sus estereotipos.

Nuestra Conciencia está dirigida hacia la solución de los problemas urgentes cotidianos. Este ajetreo mundano hechiza tanto que le damos toda nuestra energía, la preocupación y la atención sin el resto. Lo que tiene relación con la salud de nuestras células, con los procesos de su actividad vital – todo esto ha caído del campo visual y la zona de la responsabilidad de la Conciencia. Estos procesos se cumplen automáticamente, en el nivel inconsciente, con la ayuda del sistema nervioso somático (¡pero ni mucho menos irreprochablemente!), y en realidad están dejados por la persona a merced de las olas.

Los flujos de información los cuales circulan en el cuerpo tienen dos direcciones: del cerebro a las células y de las células al cerebro. En la integridad y la irreprochabilidad del funcionamiento de estos flujos está escondida la clave de la solución de todos problemas de la persona. En nuestro organismo están solamente dos niveles (los “sujetos” dotados con la memoria) que están conectados al Campo Infoenergético del Universo y están obligados a trabajar en el contacto estrecho, la compresión mutua y la confianza del uno con el otro. Estos “sujetos” son el cerebro y la célula.

Se puede imaginarse la jerarquía del organismo humano como la pirámide. La parte superior es el cerebro. El cuerpo de la pirámide y su base – la célula. La pirámide se hace eterna si a ella apoyará todo el cuerpo – mil millones de sus células. Al fin de cuentas, todos los planos y las realizaciones del cerebro están cumplidos no por el organismo abstracto, especulativo o por el órgano particular – ¡todos los asuntos lleva Su Majestad la Célula! En el enlace indisoluble y la interacción de estos dos “sujetos” del organismo consiste el Secreto de la Persona.

Pero también en esto es el obstáculo: nuestra Conciencia completamente ha perdido de vista este proceso, lo ha echado de la banda de su percepción, de la zona de su responsabilidad. Frenar el proceso desordenado de la dirección de la célula, habiéndolo dirigido – ¡aquí es la vía a la salud verdadera! La persona es capaz de aprender a escuchar y sentir su organismo, las células, cobrar conciencia de ellas. Solamente entonces nuestro pensamiento podrá hacerse para ellas como el programa – la dirección a la acción, y las células de nuestro organismo trabajarán por el programa indicado de nuestro pensamiento. Nuestros pensamientos deben llevar a las células los impulsos creadores y ser controlados completamente por la Conciencia.
 
 
Atrás... Contenido Más...