Capítulo segundo - La noción de la Dimensión

Capítulo segundo

La noción de la Dimensión

Dios es el comienzo triúnico, la fuente de todas las vibraciones,
 la dualidad de la interdependencia (las interacciones).

El comienzo triúnico de Dios se demuestra en la asociación de tales componentes universales como: la Existencia, la Inexistencia y la Conciencia Omnicomprensiva de Dios. Esto significa que la conciencia de Dios abarca los procesos, tanto en el Mundo Revelado (de la Existencia) como en el Mundo Tenue (de la Inexistencia), es decir, todos los procesos que ocurren en uno y otro están bajo el control de Dios, se dirigen por Él. Esta visión comprendida (de patrón) por Dios de todo el proceso de la Vida en entero habrá lo que se llama la realidad objetiva de la Existencia.

La presencia de tales componentes, las que por su naturaleza son opuestas, como la Existencia y la Inexistencia, lleva a la dualidad de los componentes del Mundo. Siempre hay algo con las características ciertas, y hay algo con las características opuestas: una partícula – una antipartícula, un electrón – un protón, un orden – un caos, una causa – una consecuencia, una creación – una destrucción, un movimiento – una tranquilidad etc.

Si la Existencia es una manifestación de la materia como algún material de construcción del Universo, la Inexistencia es una irrevelación de lo Existente . Las características básicas de la Existencia son la materialización obligatoria de las partículas, los cuerpos y todo lo Existente , también el movimiento, orden, creación, armonía. Se demuestra la Existencia como la Vida: viva (orgánica) y muerta (inorgánica).

La Inexistencia, naturalmente, tiene las propiedades opuestas según su naturaleza. Si la Existencia está compuesta de las partículas, la Inexistencia – de las antipartículas. A ella son inherentes: el caos, destrucción, discordancia y tranquilidad (de cementerio). La interacción de la Existencia y la Inexistencia engendra la Vida. La fuerza motriz de esta interacción es la Conciencia Universal de Dios, Su Pensamiento, engendrado por la Conciencia.

El espacio de la Vida puede ser solamente tridimensional. ¡La interacción de tres componentes de Dios (la Existencia, la Inexistencia, la Conciencia) abarca absolutamente todos los procesos de la Naturaleza! La capacidad (de la Conciencia) de abarcar los procesos de Existencia y Inexistencia determina la dimensión (la banda) de la Conciencia y la dimensión de aquel mundo en el que vive la persona , cómo se lo ve .

La dimensión de la Conciencia determina la posibilidad de la realización de las capacidades manifestadas por la persona en la dirección de los procesos de la Vida.

El engendramiento de la Vida orgánica y su existencia son posibles solamente en la Dimensión que es igual al número π “+ pi”, es decir en el espacio tridimensional. Esto significa que el espacio en que se materializa lo Existente y existe la Vida orgánica puede ser solamente tridimensional. La diferencia de siete Niveles de la Existencia se determina solamente por la banda (la Dimensión) de la Conciencia y los procesos relacionados con ella – los procesos pensadores (mentales) de la gente que vive en uno u otro Nivel. La apertura de la banda de la Conciencia a dos – cinco por ciento no es el certificado de la inutilidad o ineptitud, ¡esto es un estándar de nuestro mundo material, nuestro capital de arranque!

El sentido de la Evolución (en nuestro Nivel, tanto como en cualquier otro) es la capacidad de la persona de salir fuera de los límites del estándar (la zona confortable) de su mundo. Ella debe encontrar en sí las fuerzas y el valor para salir fuera de los límites de “la norma de uso general” aceptada por la opinión pública, las leyes no escritas en el ambiente de las personas semejantes, no habiendo temido hacerse distinta de ellos o ridículo. Encontrar las fuerzas y el valor para distinguirse de este ambiente (ir allá – no sé adonde, encontrar lo – no sé qué).

¡Ya que la Evolución es una novedad no imperecedera, esto es una prueba no para nerviosos! Y así en cada escalón, en cada Nivel de la Vía infinita tras del Patrón de Dios .

El número π “pi” no es la constante universal. Su valor está acercado al número “3”, pero no es igual a tres exactamente. A cuenta de este acercamiento a tres (la desviación, incoincidencia) se crean los Niveles diferentes del Universo.

Si la vida orgánica engendra con el valor de “pi” aproximadamente igual al número 3, el nivel del surgimiento de la Conciencia en nuestro mundo, sobre la Tierra, у se determina por el número “pi” + 0,1 (es decir, con el valor de “pi” = 3,1). La presencia de la dimensión de la Tierra dentro de los límites de 3,00017 dice que la humanidad hasta obtener la Conciencia, hablando con benevolencia, no “arrastra”. Es necesario recordar que la manifestación de la Existencia no está limitada por la banda dada. Ella es la salida, el punto inicial de partida para la ampliación continua de la Conciencia, para formar los niveles distintos de la existencia de la Vida orgánica en el Universo (a cada Nivel del Universo le corresponde su banda propia de la Conciencia y las normas-verdades, a menudo subjetivas, las que llevan la disonancia como el estímulo para la Evolución de la Conciencia). De aquí se cambia, crece la dimensión del espacio. 

Por ejemplo, en el Mundo de Dios la Dimensión del espacio y la Conciencia es desde 4 hasta 4,5. La Dimensión de la Conciencia de Dios mismo es cerca de 5,5 unidades, y ella no está estancada, ya que la Evolución no Le deja quedar mucho tiempo en un sitio. Crece Su Dimensión, aumenta la dimensión de toda Su (también y nuestro) Universo, entonces, ¡y toda su populación está obligada a aumentar su dimensión que lleve el paso con Dios!  En el Mundo de Dios hay solamente una Verdad objetiva que une todos – la Ley de la Unión. La intriga es que sobre la Tierra como punto inicial de la Dimensión de la Conciencia y del espacio Él no está visto, no está leído y no está estimado. Para la información. La Dimensión de la Conciencia de Dios del Universo superior supera 10 unidades; la Dimensión de la Conciencia del Fundador, Dios Padre Savaof, compone 100 unidades.   

Y nosotros tratamos de ir con el tiempo. Durante diez años del trabajo según nuestro Sistema hemos levantado la Dimensión de nuestra Conciencia hasta 3,98 unidades (90 %). La gente que siguen tras de nosotros, nos alcanza. ¡Como usted puede ver, todo es en nuestras fuerzas propias! La discordia en principio de alguien con tal manera del plantear la cuestión pone automáticamente en marcha en él los programas de la destrucción (¡independientemente de lo, en cual Nivel él se encuentra!) con la perspectiva encontrarse después de esto en la Inexistencia.   

La ciencia afirma que el espacio en que vivimos es multidimensional. En realidad, en cada Nivel del Mundo Tenue el espacio así como en la Tierra es tridimensional: la longitud, la anchura, la altura. Sin embargo, a cada Nivel corresponde la banda o la Dimensión de Conciencia que está extiéndose del Nivel al Nivel. La distancia, la gradación o el paso entre los Niveles tiene el valor 0,2. Si en nuestro Nivel la banda de Conciencia es de 0,1 hasta 0,3 (3,1–3,3), el Nivel siguiente tendrá la banda hasta 0,5 (todos los cálculos se construyen acerca del número “pi” = 3, que es una constante). Con esto la estabilidad en el Universo está agotada. Todas las Leyes restantes y los Procesos son relativos y se encuentran en el movimiento continuo mutuo. ¡Solamente esto no es el caos, sino el movimiento que está controlando y se dirige por la Conciencia de Dios, y es posible programar y el predecir su resultado!

El número “pi” muestra Dimensión del espacio, en el cual todos nosotros vivimos, y el valor del número decimal después de la coma determina la Dimensión de nuestra Conciencia. El nivel de la Conciencia Desarrollada en nuestro mundo oscila de 3,1 hasta 3,3. El Nivel siguiente de la Vida de los seres razonables (o como aún se lo denominan – “el ritmo”, “la regularidad”) será 3,3 – 3,5.

En total el Universo tiene siete Niveles de la existencia de los seres razonables. El más alto Nivel de la manifestación de la vida orgánica (para la gente que nació y está vivienda sobre la Tierra) está determinado por el valor del número “pi” = 3,9. Es el cuarto Nivel del Universo, ¡pero de ningún modo la Cuarta Dimensión!

Tres Niveles siguientes comienza o están determinados por el valor del número “pi” = 4. El nivel de la Conciencia en ellos es 4,0–4,5. Es el Mundo de la Gente Perfecta – el cuerpo administrativo de la Existencia, del Universo. La forma de la existencia de la gente en aquel Mundo para nosotros es incorpóreo, inmaterial, invisible, energética o, como la nombró Tsiolkovsky [1], – radial. Pero estas personas una para otra son tales como somos nosotros para sí mismos, en los cuerpos espesos materiales, y viven sobre la tierra semejante.

Aún este Mundo se le nombran el Mundo de Dios o el Paraíso. Y esto es la así llamada Cuarta Dimensión. La gente en este Nivel realiza el trabajo de la corrección, del mantenimiento de la Existencia. La cuarta Dimensión no será enviada a nosotros como algún salto cuántico o el Segundo Advenimiento de Cristo, Ella sobre la Tierra fue siempre, y está poblada por los empleados del Mundo de Dios. A cada uno de nosotros está dada la posibilidad para entrar en ella, pero no por el régimen y no en tropel, sino en el grupo de los correligionarios, con la ayuda de la Evolución. La dureza de tal acceso está determinada por la imposibilidad de principio del traer de nuestro mundo físico en este Paraíso deseoso los procesos destructivos (la muerte).

Es que la Existencia en el Universo está apoyando por la Conciencia de Dios, por Sus procesos mentales, la energía mental (o el Espíritu Santo). La gente que vive en el Nivel más bajo de la Conciencia (es decir, todos nosotros), existe exclusivamente a cuenta del consumo de esta energía, dispersándola sin talento para las emociones, ambiciones y “problemas”.

Es otra cosa, cuando la persona no sólo aprenda a consumir racionalmente la energía mental de Dios, sino también la aumenta, apoyando su existencia propia. Tal capacidad de la persona amplia considerablemente sus posibilidades. Ella se hace dueño de su Vida, su destino. En ello consiste la Evolución de la persona en nuestra etapa – la capacidad de transformarse del disipador y pedigüeño en el Creador. ¡Precisamente a ello estudia nuestro Sistema!

[1] Konstantín Tsiolkóvsky (1857 – 1935) – el genial físico ruso.

 
 
Atrás... Contenido Más...