La limpieza de los designios (de los pensamientos)

La limpieza de los designios (de los pensamientos)

El pensamiento de la persona es un portador de información fundamental, lleva en sí el cierto potencial energético y de ahí trae los cambios al medio ambiente. Una vez habiendo surgido, el pensamiento no desaparece y se fija como en el cuerpo energético de la persona tanto en las estructuras energéticas del medio ambiente.

Se crea una forma mental de la persona (el egregor). El mismo pensamiento que engendró la forma mental, repitiéndose, aumenta su potencial. La potencia de la forma mental aumenta, ella es capaz de cooperarse con las formas mentales de otra gente, unirse con ellas. Y el coágulo energético que de ese modo se ha formado, se hace como si la estructura energética independiente que adicionalmente se está alimentando de los pensamientos análogos de otras personas. Si en el cuerpo energético de la persona se han formado las formas mentales negativas y la persona no se libra de ellas, estas estructuras libres energéticas se le fijan a ella y comienzan a dirigir su mentalidad, sus emociones, engendran lo negativo, recibiendo de la persona el suministro complementario para sí.

Todavía, estas estructuras energéticas vagabundas, desasosegadas son capaces de engendrar las semejantes a sí mismas – “el grupo del apoyo”, las estaciones del suministro complementario. Con su ayuda los individuos energéticos son capaces de conectarse a cualquier persona, provocando la depresión, distonía vegeto-vascular, neurosas. Y aquí el contingente ya está preparado – el caldo de cultivo de los seres semejantes. Y aún decimos que la persona es un rey de la Naturaleza. Con la ayuda de los palpos (los flujos energéticos de los pensamientos negativos dirigidos hacia alguien) los individuos energéticos se adhieren por medio de ventosas a quién fue predestinado este pensamiento. Y si la persona comienza a sentir emoción a propósito de la injusticia de las acusaciones o por cualesquiera otras causas, los individuos energéticos se alimentan por sus emociones negativas.

Y puesto que el padre del individuo energético es la persona que engendró este pensamiento negativo – es su donador básico. El doctor denominaría el proceso semejante como el desarrollo del tumor canceroso. Es un esquema de la transformación de unos pensamientos negativos que se caracterizan por energías más rudas, cuales son muy próximos a la gente, viven y se reproducen solamente en la proximidad y el contacto inmediatos con la persona.

Las personas con el nivel bajo de comprensión, que son expuestas a la influencia de las ataduras pecuniarias, idealizaciones, dogmas, es la fuente básica de alimentación para estas estructuras. Y todos los dogmas como el reparto a “lo bueno – lo malo”, “la verdad – la mentira” etc., todo lo que funciona en el mundo material ilusorio, alimenta a estos monstruos infoenergéticos. Nuestros dogmas son los pensamientos estáticos, su principio es: “divida y domine”.

¡Solamente los pensamientos positivos, ennoblecidos espiritualmente, orientados hacia Dios y Mundo Tenue, están alzándose sobre éstos individuos! Habiendo compuesto el potencial necesario, ellos reciben el suministro complementario no sólo de la gente que engendró estos pensamientos positivos, sino también del Mundo Tenue. Tales formas mentales positivas son capaces de dirigir, junto al apoyo del Mundo Tenue, los individuos energéticos (los monstruos infoenergéticos), neutralizando su acción negativa. Es un ejemplo del trabajo de las estructuras dinámicas creadoras, también el ejemplo evidente de las funciones de la persona que vive en el Mundo de las Causas. La persona asimila esta tecnología comenzando por la quinta parte de nuestro Sistema.

Es necesario notar que los modos de la influencia de los pensamientos de la persona a otra gente es el tema muy delicado y extenso. Es importante recordar que la persona en estado de dormición (en el desvanecimiento o en el estado inconsciente) percibe el pensamiento ajeno y está programando por ella fácilmente, ¡es decir, en estos estados es indefensa absolutamente! En su presencia no se puede enchufar el televisor, el receptor, escandalizar, sonorizar los pensamientos que llevan la agresión, ¡de lo contrario ella comienza a estar enfermo por la causa incomprensible, con el diagnóstico no conocido! Y la causa, por completo probablemente, es el pensamiento agresivo expresado por alguien, cuando aquel se encontraba cerca de la persona con la Conciencia desconectada. Este pensamiento trae los cambios a los procesos del cerebro, y él (en concordancia con el programa “nuevo”) cambia obedientemente los procesos inconscientes de su organismo.

Al principio los cambios semejantes se demuestran como la distonía vegeto-vascular, el agobio, luego se desarrollan las enfermedades orgánicas. Al fin de cuentas la persona se hace con los complejos distintos, convicciones falsas, estereotipos, que le estorban lograr el éxito en cualquier cosa. Y esto es solamente un episodio de la vida de la persona que vive en el mundo de las consecuencias.

¡Es importante notar que todos nuestros pensamientos, independientemente de que hayan sido expresados, provocan los cambios en el medio ambiente! ¡Y cualquier pensamiento debe ser extinguido! Extinguir el pensamiento (si él es negativo) es posible habiéndole dirigido atrás hacia la fuente. Pero existen otros modos de la autodefensa, no tan bárbaros.

Se puede conectar el pensamiento positivo creador al Mundo Tenue, y Él le ayudará a usted realizarlo, materializarlo en el mundo físico, material. Se puede pasar el pensamiento positivo de mano en mano a otra persona, por la fila, reforzándole y alimentándole. Sin embargo, para la persona esta habilidad se reveló como el obstáculo, el problema insoluble. Y apesar de todo tendrá que solucionarle, y nosotros les estudiamos a esto por medio del Sistema.

Cualquier pensamiento o contornea a la persona, o pasa libremente a través de ella, no habiéndole causado daño (si la persona no le crea la resistencia). Pero de las cualidades semejantes puede gozar solamente la persona con la mentalidad flexible, con la banda extendida de la comprensión y la percepción del Mundo, persona no expuesta a la influencia de los estereotipos. Tal persona con ayuda de la técnica cierta dirige fácilmente flujos pensadores y puede dirigir los procesos internos, también formar los acontecimientos, dirigir las situaciones en el mundo circundante.

De todo lo dicho se deduce: la persona debe controlar sus pensamientos, y el mantenimiento interno debe corresponder a las manifestaciones externas. Ella no debe ocuparse del autoengaño. Si dentro de su Alma “sale la llama”, y en los labios está una sonrisa, ella se queda en el poder de las formas mentales negativas, y es vano pedir ayuda a Dios: ¡la persona ya ha hecho la opción que consiste en la unión con las formas mentales de la Noosfera!

Es posible quedarse conectado a los programas de la destrucción de la Noosfera y ser esclavo de su propio Ego, siendo el alumno mayor del Gran Sabio, habiendo dedicado su vida a las prácticas espirituales y el apaciguamiento de la carne fuera de la vanidad mundana, en el eremitorio, monasterio o ashram. Pero es posible vivir en el socium, ser el posesor de los tesoros incalculables, quedándose libre del Ego, no atándose a lo pecuniario. En este caso la persona posee la Conciencia abierta, su Opción está comprendida y por eso es firme.

Si la espiritualidad se implanta y está cultivando alejado de la vida real, del socium, ella no vale un bledo. Esto es porque ella se funda no sobre el fundamento sólido de la vida para ser soporte seguro, sino como la espada de Damocles está colgada encima de la persona sobre el hilo efímero que en cualquier momento puede destrozarse.

Sobre el hilo delgado (la parábola en la redacción de Osho)

“Un gran sabio mandó su alumno mayor a la corte del rey Dzhanaka para aprender algo que faltaba a este joven. El alumno le respondió:
– ¿Si no puedes enseñarme, a qué me puede instruir este Dzhanaka? Eres un gran sabio, y él es un rey sólo. ¿Qué sabe sobre meditación y comprensión?

El gran sabio dijo:
– Sigue simplemente mis instrucciones. Ve a él y le saluda. No sé egoísta, pensando que eres el sannyasin[1],y él es casateniente ordinario, vive en el mundo, es laico, y tú eres espiritual. Te le mando a él para aprender algo nuevo, por eso de este momento es tu maestro. Yo sé, yo trataba de hacerlo aquí, pero no puedes comprenderlo, porque para la comprensión te es necesario otro contexto. La corte de Dzhanaka y su palacio lo te darán. Ve simplemente y le saluda. A éstos algunos días él es mi representante.

De mala gana el joven se puso en marcha . ¡Él fue un brahmán, la persona de la casta superior! ¿Y quién es este Dzhanaka? Sí, es rico, tiene el reino, ¿pero a qué él podría enseñar? Los brahmanes piensan siempre que pueden enseñar a la gente. Y Dzhanaka no fue brahmán, fue kshatri, pertenecía a la casta de los soldados de la India. Ellos se consideran los segundos después de los brahmanes. ¿Saludar a esta persona? ¡Esto es sin precedente! El brahmán saluda a kshatri – esto es contra la mente india. Pero el maestro ha dicho así, y es necesario hacerlo. Sin ganas se puso en camino, saludó sin ganas. Y habiendo saludado, sentía en realidad una ira hacia el maestro, porque la situación en la cual debió saludar a Dzhanaka a su modo de ver fue indignante.

En el palacio bailaba la mujer hermosa, la gente bebía el vino, Dzhanaka estaba sentado en esta compañía. El joven fue lleno de la reprobación, pero saludó. Dzhanaka se echó a reír y dijo:
– No vale saludarme si tienes tanta condenación. No sé preconvencido hasta que me pruebes en la práctica. Tu maestro me sabe bien, precisamente por eso te envió a mí. Te envió para aprender algo nuevo, pero esto no es el modo de estudiar.

El joven dijo:
– Me es igual. Él me envió, yo vine, pero por la mañana voy a regresar atrás, porque no veo lo que puedo aprender aquí. ¡En realidad si pudiera aprender de ti algo nuevo, toda mi vida sería perdida en vano! Vine no para beber el vino, mirar cómo baila la mujer hermosa y a todo esto…

Dzhanaka sonrió y respondió:
– Por la mañana puedes irse. Pero ya que has venido, y estas tan fatigado, descansa por lo menos una noche, y por la mañana puedes marcharse. Y quién sabe, es posible que noche vendrá aquel contexto para cual el maestro te ha enviado.

Esto fue muy misterioso. ¿Cómo puede la noche enseñarle a algo? Pero está bien, él debía pernoctar en la corte. ¿Si vale la pena armar ruido?

Él se quedó. El rey dispuso que el joven recibiera la habitación más hermosa, más lujosa. Acompañó el joven, se preocupó de su comida y sueño, y cuando el joven se hubo echado a dormir, Dzhanaka se marchó. Pero el joven no podía dormir toda la noche, porque miraba hacia arriba y veía una espada desenvainada que fue colgada sobre el hilo directamente encima de su cabeza. Esto fue tan peligroso; en cualquier momento la espada podía caer y matarlo. Y toda la noche pasaba en vela, observando para evitar la catástrofe, si ocurriría.

Por la mañana el rey le preguntó:
– Si es confortable la cama, si es buena la habitación?

El joven se ha indignado:
– ¿¡Confortable?! Todo era bueno, ¿pero qué es esto, esta espada? ¿Por qué jugaste conmigo este truco? ¡Esto era tan cruelmente! Estoy tan cansado, he venido a pie de lejos, del ashram[2] de mi maestro en el bosque, y tú jugaste conmigo tal broma cruel. ¿Qué significa esta broma: colgar la espada desenvainada sobre tal hilo fino para hacerme temblar del miedo? El menor viento sería bastante que yo muriera, y todo sería terminado. He venido aquí no para hacer el suicidio.

El rey dijo:
– Quiero preguntarte sobre uno sólo. Fuiste tal cansado y pudiste dormirse muy fácilmente, pero no se has dormido. ¿Qué ocurrió? El peligro fue tan grande, esto fue el asunto de tu vida y muerte. Por eso te quedabas consciente, vigilante. Y mi doctrina es semejante. Puedes irse. Oh, si quieres, puedes quedarse aún para algunos días y observar. Aunque estoy sentado en la corte, donde bailan las mujeres hermosas, me doy cuenta de la espada desenvainada que está colgada encima de mi cabeza. Ella es invisible, se llama la “muerte”. No estoy mirando a esta joven mujer. Precisamente así como tú no pudiste gozar del lujo de la habitación, no bebo el vino. Me doy cuenta de la muerte la que puede venir en cualquier instante. Me doy cuenta constantemente de la muerte, por eso vivo en la corte, pero al mismo tiempo en el eremita. Tu maestro lo sabe y me comprende. Y él comprende mi comprensión. Precisamente por eso te ha enviado aquí. Si vivirás aquí algunos días, podrás observarlo por sí mismo”.

Habiendo leído la parábola usted debe decidir para sí, quién quiere ser: un saniasin orgulloso, cuyo destino está colgado sobre el hilo fino, o el rey dominado que gusta todos bienes materiales dados por la vida. ¡Todo depende de su Opción!


 
[1] El sannyasin es un monje, una persona que vive sin posesiones, practica meditación yoga y las oraciones según su concepción de Dios.
[2] Un ashram, en el hinduismo, es un lugar de meditación y enseñanza hinduista, tanto religiosa como cultural, en el que los alumnos conviven bajo el mismo techo que sus maestros.

Atrás... Contenido Más...