Las reglas de la técnica de seguridad en el trabajo con la información

Las reglas de la técnica de seguridad en el trabajo con la información

Cualquier información lleva en sí el potencial definido energético, y, por lo tanto, el contacto y el trabajo con la información llevan tras de sí el gasto de la energía mental. Para que este gasto no se termine con la destrucción de la persona, la información recibida debe indemnizar, compensar las pérdidas de la energía. Es posible hacerlo por un modo solo – ajustar su Conciencia y las acciones a la encarnación práctica, la realización de la información dada.

La información recibida por la persona para aumentar el nivel de su información, para su erudición, – tal información gasta, quema la energía mental. Si la información adquirida tiene la realización práctica (encuentra su encarnación creativa), la Conciencia de la persona la acepta y percibe como algo muy importante y necesario, su energía mental no se gasta. “¡Bienaventurados los que comprueban sus vías!”

Empero, hace falta convencer su Conciencia que la información dada le es necesaria para usted. Esto se hace a través de la comprensión para qué esta información le sea necesaria, qué usted hará con ella y cómo podrá realizarla, habiendo recibido la utilidad práctica, el provecho. Reconociéndolo, usted tiene que poner al corriente a su Conciencia de esto, habiendo leído o escuchado la información una vez. La Conciencia percibe lo que usted quiere recibir de la información. Si esto es sólo el conocimiento con la información, y luego usted decidió que ya todo ha comprendido y no tiene intención de volver a ella más, la Conciencia pone inmediatamente en marcha el proceso de depuración de los ficheros de memoria del cerebro para librarse de la información adquirida, pero innecesaria. Esta depuración, tanto como el conocimiento, va de nuevo a cuenta del gasto de la energía mental que es el sanctasanctórum de la persona.

Si usted plantea para la Conciencia como objetivo que la información le es necesaria y usted siente la necesidad de usarla, interpretarla, comprenderla, es decir – de su encarnación práctica, la Conciencia pone en marcha el mecanismo de la recordación.

Este proceso es acompañado por la formación por las células de cerebro de la sustancia que se llama “una mielina” [1] y que cubre estas células como una capa delgada. Sin duda, este proceso también va acompañado del gasto de la energía mental, ¡pero, a diferencia del caso precedente, esta energía no se dispersa, y se concentra en la mielina, cumple la función de la creación, en vez de la destrucción!

Estructura de una neurona clásica

 

Cuanto más frecuentemente usted lee la información tanto más energía liberada está abastecida en la mielina, tanto más cualitativo habrá su proceso mental. Comprendiendo la información recibida, pensando sobre ella, comprendiéndola, abriendo sus posibilidades potenciales y la importancia para sí, usted por lo mismo asegura el cambio de las energías entre la información y la energía mental.

En este proceso hay algunos momentos importantes:

1. La energía mental orientada hacia la información cierta al principio tiene el carácter limitado. Su cantidad y potencial aumentan gradualmente, mientras que va el crecimiento de la capa de la mielina, es decir, mientras que usted recuerda la información y se acostumbra a ella. Tan pronto como la capa de la mielina crezca, alcanzando el valor máximo, el proceso de la recordación de la información cesa. Su memoria en cualquier momento puede reproducirla. El cambio informativo cesa.

¡La conciencia orientada hacia la información dada, acostumbrándose con ella, la transforma en la estática, en algo inquebrantable, en la verdad en la última instancia, en el dogma, en la orientación! Pero cualquier estática limita la flexibilidad de la mentalidad, y, por consiguiente, perturba su adaptabilidad a los flujos informativos del Universo, que, a fin de cuentas, limita y para su Evolución, no dejando insertarse en el ritmo de la Evolución del Universo y Dios.

La Conciencia, de los mejores impulsos defendiendo la información adquirida con sangre y sudor, le hace a usted el flaco servicio: intenta de cambiarle de los programas de la dinámica de la Vida, de los programas creativos – a los programas de la estática, destrucción, Inexistencia, intentando arrullarle. “Si quieres trabajar, te hace falta acostarte y dormir – y todo pronto pasará”.

Que esto no ocurra, usted debe apoyar en sí el cambio informativo constante con el fin de engañar su Conciencia y no transformar la información adquirida en el dogma: “¡para no coger el agua en el cesto, el Alma debe trabajar la noche entera y el día, la noche entera y el día!” [2]

Para esto hace falta cambiar la Conciencia al recibo de la información nueva. Cambiar – significa otra vez repetir el proceso de la recordación de la información nueva, superarse a sí mismo, evolucionar.

Acuérdese que la Conciencia está de guardia de la información adquirida. Si en su cabeza durante la lectura solamente ha pasado rápidamente el pensamiento que esto no le es necesario, porque hace mucho ya ha sabido todo esto, que usted sólo pondrá al corriente y nunca hará uso de esto – puede ser asegurado: ¡el proceso de la recordación no se puso en marcha! ¡Usted en vano está gastando la energía mental – su Reserva de Oro!

Si usted ajusta sus pensamientos que la información le es necesaria ahora y será necesaria más tarde, le es tan vitalmente necesaria – se pone en marcha el proceso de la recordación, sucede la acumulación y la conservación de la energía mental, su realización. Por eso, preparándose para la recordación de la información, sea ajustado a este proceso mental y emocionalmente. Sienta su importancia para usted. Si usted analiza el mecanismo de la recordación, ¡aquí la clave de todo, la Ley para su cerebro, – también es su Opción!  

2. Usted recordó la información necesaria, hizo la capa máxima de la mielina. ¡Ahora es necesario encarnarla en la vida! La encarnación consiste no en lo que usted debe materializarla en la creación de cierto mecanismo técnico o en la influencia sólo en sí. La encarnación consiste en volver otra vez a esta información.

El modo más accesible de la encarnación de la información es su realización a través del trato con otra gente: para usted es suficiente reproducir esta información, habiendo contado a otra gente, a quién ella es necesaria así como para usted. Mientras que va el proceso de la recordación, usted no tiene la gente a quién puede transmitir la información. Pero tan pronto como este proceso se acabe, tarde o temprano se encontrará por lo menos una persona para quién su información es necesaria, y luego otra, y después otra más... Entonces, recordando, usted debe estar preparado cada minuto llevar su información hasta otra persona.

Aquí hace falta dar la claridad: la persona es una criatura social, fuera del socium ella no puede vivir y existir. Y aunque cada uno de nosotros duerme y se ve como el dueño de su Universo individual, de Arriba se ven la Evolución de la Persona solamente en las escalas del socium, en la interacción del individuo con sus semejantes, en su ayuda mutua.

Otra Evolución en la Naturaleza no existe, el hombre puede estimar a sí mismo, solamente habiendo mirado a su persona por los ojos de otra. Puede estimar la veracidad de todos los conocimientos y habilidades solamente entonces, cuando ellos se vieron aceptados y reclamados por otra persona.

Hay causas objetivas de ello. La Humanidad, para sobrevivir, debe ser móvil en el plano de la asimilación y el traspaso de la información. De aquí – la importancia de cada uno de nosotros está estimada por una medida: por cuanto tú con sus conocimientos y habilidades eres reclamado por los circunstantes. La información pertenece a toda la Humanidad. Si la persona considera: “Esto es necesario para mí, ¿y por qué para él?”– sea asegurado, y de Arriba tratarán así precisamente a ella personalmente. ¡Si nadie le es necesario, quiere decir – a nadie es necesaria ella, aun cuando ella es tres veces religiosa, santa, la más justa y excesivamente bien!

Solamente por eso, recordando la información, usted debe tenerla en la forma activa y repetir de vez en cuando, apoyando en el estado preparado. Para entrenar el trabajo del pensamiento y los órganos articulatorios, cuente la información recibida en voz alta. Al principio a sí mismo, luego a sus familiares y allegados. Estudie obligatoriamente a exponer sus pensamientos en el papel. Todo esto contribuye no sólo al desarrollo de la elocuencia, sino le liberará de muchos complejos. Comienza el proceso de su crecimiento personal, su Evolución en la realidad, en vez de en el nivel de las declaraciones y los conjuros.

¿Qué ocurre en aquel caso si usted va a despreciar estas recomendaciones? La información adquirida y nunca reproducida da a la Conciencia la señal que no es reclamada, ¡por eso es necesario borrarla! Se pone en marcha el mecanismo de la destrucción de la capa de mielina. La energía mental conservada en la mielina se libera y se dispersa sin talento, destruyendo y mutilando todo lo vivo alrededor. Mielina que se arruina, se convierte en los venenos mortales que atacan al sistema nervioso, a los órganos de secreción interna y todo el organismo. La persona está enferma…

Para que esto no sea, es necesario asimilar y recordar solamente la información muy importante para usted y contarla de vez en cuando a otra gente. Esto será la revisión más importante y esencial de valores, conceptos y prioridades. Todo que le ocurrirá más tarde es la consecuencia de tal revisión.

En este caso ocurre como si una ventilación de la capa de la mielina por el flujo de la energía mental fresca. ¡Dirigiéndose a su memoria, usted libera la energía mental que se ha detenido, por lo mismo limpiando la mielina de los productos de la putrefacción, que a través de la sangre y la linfa se eliminan del organismo! La mielina se completa por la joven y pura energía mental. Siendo liberada, ella participa en el cambio informativo de las energías con otra persona.

Cuanto más energía usted libera tanto más adquiere la pura, fresca. Es la Ley de la conservación de la energía en el cambio informativo y la fuente inagotable del reabastecimiento de la reserva duramente limitada, finita, de la energía mental del hombre. Todo este proceso en el complejo es nada más que el desarrollo de su espiritualidad (el trabajo con el Espíritu Santo). ¡Todo otro es la partida de la espiritualidad, independientemente de cómo esto se llama y cómo está ofrecido! Además, traspasando la información de persona a persona, usted contribuye a la solución del problema Universal – la educación de la Humanidad, entonces, ¡las Fuerzas del Universo le ayudarán en su vida de usted!

Por su acción semejante usted muestra al Universo que se orienta a Él, y no a los intereses personales. Claro, no vale la pena tomar a sí la función del Salvador, es decir, no vale la pena traer la gente para percibir esta información. Su asunto es contar – y no más. Por lo mismo usted cumple su tarea por la ventilación de los “graneros” de la mielina. Si otra persona percibirá su información o no – ¡esto es su problema!

En el nivel subconsciente toda la gente sabe, donde ella puede recibir la información necesaria a ella. ¡Es decir, subconscientemente estos hombres saben que usted posee algo tal, que les falta! ¡La subconsciencia les llevará a usted! Cómo su Conciencia percibirá esta información y cómo ellos se portarán en esta situación – ya es no su tristeza de usted. No hay ninguna necesidad de imponer la información a nadie y mantener con ardor su punto de vista – ¡la gente por sí misma llegará a usted! Usted está obligado solamente a hacer la Opción y apoyar su preparación para el traspaso de la información. Para esto cuente a sí mismo lo que ha recordado, las palabras, así como usted comprende. Junto a la opción comprendida el proceso de la recordación se desarrolla bastante rápidamente.

¡Todo lo restante en su vida y destino comenzará a estar resuelto por sí mismo! ¿Cómo? ¡Claro, no por medio de la varilla mágica, no por los ojos hermosos, sino a través del trabajo! Ya que vivimos entre la gente y nuestro bienestar enteramente y por completo depende por cuanto somos significativos para la gente. Cuando nuestra Opción, avance, crecimiento espiritual y experiencia comienzan a corresponder a los intereses, las esperanzas de la gente (también enteramente y por completo corresponden a los problemas, los algoritmos del Universo y Dios), ellos serán reclamados. Entonces nos encontramos en el tope de los intereses de todo el Universo, haciéndose los Individuos y los Líderes de la mayúscula. Cada una persona aislada, toda la Humanidad y el Universo serán preparados para crear a tales personas las condiciones máximamente confortables para la residencia sobre la Tierra, recibiendo de ellas para sí, en cambio, la ventaja notable.


[1] la mielina es el esfingofosfolípido más conocido en los seres vivos. Se encuentra en el sistema nervioso, en concreto formando vainas alrededor de los axones de las neuronas en seres vertebrados y permite una gran velocidad en la transmisión de los impulsos nerviosos entre distintas partes del cuerpo. Este esfingofosfolípido está formado por un alcohol llamado esfingol, una cadena de ácido graso, fosfato y colina. En el Sistema Nervioso Periférico, nervios craneales y raquídeos, las vainas de mielina están formadas capas de lípidos y proteínas producidas por las células de Schwann (tipo de células de la glía (tejido nervioso no neuronal) ) en los axones de las células que se encuentran fuera del sistema nervioso central y por las células llamadas oligodendrocitos en los axones de las células del sistema nervioso central.

[2] Los versos del poeta ruso Nikolay Zabolótsky.

 
 
Atrás... Contenido Más...