Las células vegetales y animales

Las células vegetales y animales

Durante la Evolución de la persona en su organismo se formaron dos sistemas independientes. Uno tiene las propiedades de las plantas, lo nombraremos “vegetal”, otro tiene las propiedades de los animales, lo nombraremos sistema “animal”.

Al sistema “vegetal” pertenecen: el tejido conjuntivo (la sangre, linfa, huesos, cartílagos, tendones, envolturas distintas que cubren los órganos, vasos, intestinos) y la microflora “buena”. Este sistema sintetiza las sustancias nutritivas.

Al sistema “animal” pertenecen: los tejidos musculares y nerviosos, también la microflora “mala”. Este sistema consume lo que hace el “vegetal” y sintetiza los desechos (los venenos y las grasas). Estos desechos no valen para uso secundario, a diferencia de las sustancias producidas por el sistema “vegetal”. Para sacar del organismo los desechos y transformarlos se utiliza el sistema de la depuración.

Examinemos el trabajo de las células vegetales. ¿Cómo ellas trabajan? Mire a las plantas: ellas toman de la Tierra los elementos químicos esenciales y bajo la acción de la energía del agua, aire, Sol sintetizan los elementos más complicados activos que contienen en su estructura las vitaminas, los elementos químicos esenciales, las enzimas. Durante la cocción de la comida las enzimas se desintegran en vitaminas y los elementos químicos esenciales, pero estos elementos integrantes están privados de la parte básica, activa, y como tales no presentan ningún valor. De lo dicho se deduce que para la fotosíntesis de las plantas (la formación y la producción de las sustancias nutritivas) el estimulador es la energía informativa de afuera que entra en las plantas con el agua, del aire y del Sol.

El proceso análogo ocurre y en el organismo de la persona. Las células del sistema vegetal perciben la energía informativa de afuera y bajo su influencia sintetiza las sustancias nutritivas las cuales luego serán usadas por el sistema animal.

Mire, el sistema animal consume el producto de la síntesis de las sustancias en el organismo, y produce los desechos (los venenos). Claro, absorbiendo las sustancias nutritivas producidas por el sistema vegetal, el sistema animal realiza éste trabajo que está determinado por la función fisiológica del organismo, cuyo resultado es la formación de los desechos (como el producto de este trabajo). Los desechos se utilizan por los microorganismos “malos” y el sistema de la limpieza del organismo.

En el organismo de la persona habitual el proceso del ingreso de la energía de afuera está desconectado. Entonces, las células vegetales están privadas de la alimentación y no pueden sintetizar las sustancias nutritivas. Estas células hambrean y se pierden. Así, la síntesis de las sustancias nutritivas en el organismo cesa y, por consiguiente – cesan muchas otras funciones, a las cuales debe cumplir el sistema vegetal.

Las células del sistema animal, no recibiendo la alimentación del sistema vegetal, no pueden asimilar aquel alimento que les damos (puesto que a esta función la cumplen las células vegetales), entonces, ellas no pueden disponer correctamente de sustancias nutritivas recibidas. Ellas sufren constantemente de hambre, exigiendo una alimentación suya, les destinada por la Naturaleza. Junto a la alimentación redundante de que tanto sufre la persona contemporánea se aumenta la cantidad de los desechos, los venenos. Las células animales se ahogan entre ellos (y ellas son las células del cerebro, del sistema nervioso y las células del tejido muscular). En este caso nuestro organismo como el complejo bioenergético y bioquímico bien coordinado que no se comete al envejecimiento y la destrucción (¡cual él debe ser según la idea del Fundador!) – no funciona. Precisamente con tales inclinaciones nacen nuestros niños, pero los padres por su “amor” abnegado rompen en sus niños todas estas cualidades y mecanismos naturales.

Aquí es la causa de todas las enfermedades. Vencerlas, no habiendo restablecido el sistema vegetal del organismo – es una utopía. Para restablecer la salud es necesario restablecer las células del sistema vegetal. Es posible restablecerlas, solamente habiendo abastecido al organismo con la alimentación vegetal natural, fresca, con la energía de la Naturaleza. Todo el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud está destinado a la reconstitución gradual y por etapas de estos procesos prístinos, a reconstituir “el status quo”. Por eso hace falta examinarlo no como el hecho (todo en seguida y ahora mismo), sino como el proceso (todo recibirá, pero gradualmente).
 
 
Atrás... Contenido Más...