Los ojos

Los ojos

En el tercer capítulo examinamos los órganos no en relación con la estructura anatómica, sino del punto de vista de la percepción por ellos de la energía del medio exterior.

Los ojos dan a la persona prácticamente 100% de la información sobre el mundo circundante. Ellos están estrechamente vinculados a nuestra Conciencia. Con su ayuda nuestra Conciencia refleja la realidad. Muchos estereotipos relacionados con la información, por ejemplo, con una alimentación, fueron formados por la Conciencia por medio de los ojos. Sólo tiene que ver cualquier cuadro, como nuestra Conciencia instantáneamente reacciona a ella en cierto modo. Es suficiente mirar a aquella comida que nos gusta como en el acto tenemos un deseo comerla. Nuestro problema es aprender a dirigir la información recibida a través de los ojos para tener bajo el control los estereotipos de la Conciencia. Además, los ojos también están vinculados a nuestra mentalidad. Los estreses provocan la infracción de la función de los ojos. Del punto de vista de la fisiología los ojos son la parte del cerebro que está llevada afuera.

Los ojos, tanto como todos los órganos enumerados más arriba, perciben la energía del medio exterior del Sol, la Tierra, el agua, la Naturaleza durante la contemplación de las plantas, cada bicho etc. A la energía recibida así los ojos la entregan en todos los órganos, tejidos y sistemas del organismo. Por esta causa los ojos son abastecidos abundantemente por los vasos sanguíneos y capilares. Por el estado de los ojos es posible juzgar del estado de cualquier órgano.

Para los ojos es muy útil unos 20 – 30 minutos por día contemplar el Sol, agua, cielo, árboles, flores etc. Muchas enfermedades de los ojos están vinculadas a la estancia insuficiente al sol. Precisamente el Sol activa la receptividad informativa de los ojos. Para mejorar el estado de los ojos es útil cumplir algunas veces por día los ejercicios para los ojos. Lavar los ojos por el té, influir en los puntos de acupuntura alrededor de los ojos. Templar los ojos por la alternación del agua caliente y fría (mojar de las palmas con los párpados cerrados).
 
 
Atrás... Contenido Más...