¿Cuál es la diferencia entre la Evolución de la gente del Occidente y la del Oriente?

¿Cuál es la diferencia entre la Evolución de la gente del Occidente y la del Oriente?

 

Nuestros pensamientos en el estado velador se controlan por la Conciencia, por eso su cualidad depende por completo de aquellas convicciones, dogmas, estereotipos que se encuentran en nuestra Conciencia. Entonces, para recibir los pensamientos cualitativos tenemos que limpiar nuestra Conciencia de los estereotipos. Precisamente sobre ello cuenta nuestro Sistema. Sin embargo, los estereotipos es nuestra experiencia, por la cual nos guiamos en la actividad práctica, ¿cómo pasar sin ella? Criamos en el Mundo energético los ayudantes móviles, que nos ayudan solucionar nuestros problemas, dejando la Conciencia pura y libre. Esta tecnología hay también en nuestro Sistema (en la quinta parte), esto es nuestro exclusive.

Habiendo criado para sí los ayudantes en el Mundo Tenue, ahorramos el gasto de la energía mental, recibimos la economía adicional de la energía vital, conservando con esto la independencia, la tranquilidad, la mente racional, la seguridad en sí mismo, y lo más importante – comenzamos a dirigir los enlaces de causas y consecuencias. Solamente así la persona abre su Conciencia y la sustrae al control de la Noosfera. Por lo mismo la persona se marcha del Mundo de las Consecuencias en el Mundo de las Causas. Para la persona del Oriente le es mucho más fácil hacerlo, porque no se ha separado a tal grado de la Madre Naturaleza. Tal persona no puede soñar en el sueño el lema más terrible “¡Nosotros no tenemos que esperar el favor de la naturaleza, nuestra tarea es tomarlo!” Ella se ha quedado el niño de la Naturaleza, para la comunicación con ella tal persona no tiene que hacer “las salidas a la naturaleza” con la hoguera obligatoria y el shashlik [1]. Y ella no comprenderá a una persona occidental con su aspiración a la reunificación con la Naturaleza a modo de la casa fuera de la ciudad o la vida de eremita. ¡Se puede ser solitario en la muchedumbre y quedarse alejado de la naturaleza, habiendo vivido toda la vida en el pueblo!

La gente del Occidente percibimos la unión con la Naturaleza como un hecho, y la gente del Oriente lo percibe como un proceso. Ella, a diferencia de nosotros, tiene suficiente sabiduría para quedarse en este proceso. Y resultó que caer de él es mucho más fácil que volver atrás. El proceso es un flujo por el que es más fácil navegar sin equipaje y ligeramente. La carga de nuestros dogmas y estereotipos no es otra cosa sino “la muela sobre el cuello”, muchas veces mencionada en la Biblia . Casi 2.000 años la gente conjeturaba – qué tal es esto, y está claro solamente ahora. Imagínese el cuadro salvaje cuándo la gente, habiendo colgado una muela a su cuello, una tras otra con la persistencia envidiable salta al río tempestuoso y, sin duda, se ahoga. ¡Resulta que ella aprenda a nadar así, va en “la escuela de la vida”, habiendo transformado el trabajo rutinario en realidad – en la variedad extremo del deporte!

Las personas del Oriente con su espontaneidad, de nuestro punto de vista, son como los niños pequeños. Pero son los “niños” sabios que miran a todo lo que ocurre de abajo hacia arriba, de la posición del alumno. No les preocupa su status, la imagen y lo cómo parecen de la parte. ¡Incluso no saben qué tal es “el pensamiento positivo”, ya que no conocen el pensamiento negativo! Pero nos preocupan exactamente estos problemas. Nuestro mecanismo público y social, demostrando la “preocupación” por nosotros, estableció las normas ciertas, las reglas, las leyes de todo género, los preceptos, los cuales son el criterio de nuestra “justeza” y “piedad”. Todo esto son precisamente las mismas anteojeras, las cuales una vez habiendo puesto sobre los ojos, la persona no les nota. Pero el juego de anteojeras también tiene obligatoriamente la brida y el látigo.

La Evolución dota automáticamente con estos atributos no agradables a la persona que ha puesto las anteojeras. Es que todas las normas enumeradas, las reglas, las leyes y los preceptos significan solamente uno: a la persona le están impuestos los programas rudimentarios que han acabado la vida – los programas evolutivos de cucarachas, aunque ellos se llaman la “democracia”. Estos programas (como la costumbre del gregarismo) de ningún modo se ensamblen, no se combinan con el status de “un Hombre Sensato”, un pináculo de la Creación . Estas ropas para nosotros no son “según el grado”, porque junto a la importancia declarada del status de la persona ellas parecen como un pañuelo sobre las caderas del presidente del estado civilizado. Entonces, agarrándose a ellos, la Humanidad refrena unívocamente la Evolución, entrando con esta señora sin compromiso e intransigente a la polémica y los debates.

“¿Cómo debemos vivir en este caso en la sociedad?” – usted preguntará. ¡Fundándose sobre los principios de la autodeterminación y la autoadministración! Pero para esto cada uno de nosotros todavía tiene por delante hacerse la Persona independiente a la cual nadie está obligado nada. Se nos han criado precisamente así, como los hormigas crían al pulgón para comerla más tarde. Y nos “degluten” no los extraterrestres míticos, sino nuestro socium natal. El principio “crecer para el crecer” que con eso se confiesa es una ideología de la célula de cáncer.

E imagínese ahora, que vía evolutiva debe hacer la persona que ha tomado la decisión de evitar la suerte del pulgón. En nuestro tiempo difícil, en las condiciones de falta de tiempo y del Apocalipsis, superando la resistencia dura de parte de la gente circundante y del socium, tenemos que pasar la vía evolutiva desde la cucaracha hasta la Persona. Aquí, como usted comprende, no se puede pasar sin desmontaje de todos los mecanismos, reglas de la conducta, normas, leyes y preceptos que han acabado la vida. ¡Pero si ellos fueron establecidos a medida que nos hacíamos mayores, automáticamente, tenemos que conducir su desmontaje por su propia mano, voluntariamente y en el régimen de mano! Es el procedimiento difícil y doloroso, ya que todos los mecanismos rudimentarios enumerados (como los dogmas y los estereotipos que han acabado la vida,) ya se han hecho nuestra esencia.       

¡Por eso todas las tecnologías orientales serán los mecanismos que no se ensamblan completamente con los mecanismos occidentales! Están en las contradicciones como, por ejemplo, las nanotecnologías de ordenador – con la hacha de piedra. Y bajo las nanotecnologías sobreentendemos las tecnologías orientales que permiten a una persona realizarse en el nivel inaccesible para el Occidente. Todos los “valores” occidentales (como la democracia y los logros en las tecnologías) son nada más que el regreso de la persona a la hacha de piedra…


[1] shashlyk – plato caucasiano a base de trocitos de carnero asados en brochetas.
 
 
Atrás... Contenido Más...