Nuestro Yo Superior

Nuestro Yo Superior

Diciendo sobre los Entes Verdaderos unidos en el Yo Superior, es necesario más concretamente imaginarse qué él presenta por sí mismo. Sobre él, como, además, sobre las muchas cosas que no están a nuestros alcances, en la literatura era dicho mucho, pero al mismo tiempo – nada concreto. El Yo Superior es tanto individual como el Alma, ¡ya que ellos pasan toda la vía evolutiva en los millones de encarnaciones y reencarnaciones no en el grupo o la muchedumbre, sino especial individualmente! En estas condiciones es posible copiar solamente su Patrón – Dios.

El Yo Superior está directamente vinculado a nuestra Evolución y toma en Ella el parte más activo. Habiendo evolucionado desde Dios hasta la persona, el Alma conocía sucesivamente al principio la forma radial de la vida y reproducía esta parte de la Existencia en el nivel altísimo del Yo Superior. Luego, adquiriendo los cuerpos cada vez más espesos, reproducía su experiencia en Niveles cada vez más bajos del Universo. Ampliando su Conciencia, moviendo a Dios hacia arriba por la espiral evolutiva, la persona abarca por ella sucesivamente toda la experiencia del Alma, hasta la forma radial.

Así, el Yo Superior representa el complejo de los programas del desarrollo del Universo – el complejo general, obligatorio para todos, y aquí se inscriben los programas individuales producidos por el Alma durante su Evolución. El Yo Superior observa el desarrollo del Alma – si corresponde a los programas de la Evolución del Universo.

Todo esto se hace, claro, no de manera especulativa. Cada Alma tiene su carnet de notas donde se inscriben las calificaciones de cada disciplina, de cada paso de su Evolución. En el caso si en estos procesos hay unas variantes (“malas notas”), el Yo Superior elabora los impulsos de corrección que le dan a entender que ella ha desviado del curso dado, de su paso. ¡Cómo, evidentemente, usted comprende, este curso está dando por la Conciencia de Dios! Otro, a juzgar por el esquema, no puede ser, ya que cada uno de nosotros mediante la Vertical del Yo Superior está ligado directamente con Dios y tiene con Él el parentesco mucho más estrecho que con los padres terrestres.

Así, en las esferas más allá de las nubes se elaboran los impulsos de corrección. Al principio (junto a la delicadeza desarrollada del Alma) les percibimos a través de la intuición. En caso de la desviación malévola y ruda de las Leyes de la Naturaleza y Dios sentimos una influencia de corrección más potente de nuestros Entes Superiores. La gente la llama el Destino, o el Karma. Sólo tiene que reconocer nuestros errores, cambiar nuestra relación a la vida, como la corrección de parte del Yo Superior retrocede. El Yo Superior se manifiesta no sólo en los casos, cuando es necesario corregirnos: él para nosotros es el ángel-custodio, el ángel-maestro y la niñera cuidadosa. El Yo Superior nos da los puntos de referencia por la vida (¿hacia dónde se debe ir, hacia dónde – no?) como los soplos intuitivos. Podemos sentir estos soplos cada minuto, constantemente. Solamente el Yo Superior transmite a nosotros los Conocimientos Verdaderos también sobre sí mismo y el Universo, si lo queremos. El Yo Superior nos liga con la Conciencia de Dios y podemos comunicarnos con Él, extendiendo los conocimientos del Mundo, corrigiéndolos en concordancia con la situación actual y nuestros problemas.

En el momento del nacimiento del Alma en seguida le está dando a ella el Yo Superior – el complejo de los programas del desarrollo individual. En el Campo Infoenergético del Universo, en cada Su Nivel, para el Yo Superior se le dan las frecuencias individuales, una especie del buzón individual, como en Internet. El acceso a estos programas está abierto solamente para el usuario directo – la persona, y solamente si ella ha abierto su Conciencia. Para el Mundo Tenue esto es una garantía que todas las manipulaciones con los programas indicados serán hechas correctamente y con la habilidad para hacer.

¡Otras personas, cualesquiera que sean sus recepciones mágicas para influir en la persona, no pueden entrar en su “buzón electrónico”! Con la ayuda de la magia es posible influir en la Conciencia de la persona, por lo mismo perturbando su contacto con el Yo Superior. ¡Pero, excepto la persona, el acceso a su Yo Superior tiene solamente Dios y Sus representantes! Y además, en estos programas Ellos intervienen solamente en caso de la extrema necesidad y según la petición de la persona misma. ¡Sin su conocimiento en los asuntos del Yo Superior no interviene incluso Dios mismo!

Como usted puede ver, todos los Conocimientos, todas las Verdades se encuentran en nosotros desde los tiempos más remotos y podemos encontrar el acceso a ellos solamente por sí mismo, individualmente, sin cualesquiera intermediarios. Todo llevo” ( Todo lo mío llevo conmigo) . Exactamente en ello está concluido el secreto principal del Universo, que, a juzgar por muchas declaraciones, hace mucho es sabido, pero no es reconocido. Así, la sabiduría oriental afirma: “La Verdad está no en la boca de aquel hombre que dice, sino en los oídos de aquél que oye”. ¡Precisamente de aquél que oye, en vez de aquél que escucha! “Oír” y “escuchar” – ¡no es lo mismo!

La persona que oye percibe la Verdad del Yo Superior, aunque ella se le está dicho por la boca de otra persona. La que escucha percibe a aquél que dice por sus órganos de los sentidos (por las emociones). Qué oirá – depende de los estereotipos de su Conciencia, qué ellos le permitirán oír.

Muchas personas contemporáneas, incluso los científicos, tratan de encontrar la Verdad como el paquete preferido de los programas por los cuales está dirigiendo cada uno de nosotros y toda La humanidad en entero. Piensan erróneamente que estos programas se guardan en el Campo Informativo del Universo y el acceso a ellos está abierto para todos. ¡Pero en el Campo Informativo ellos no existen! El acceso a ellos es rigurosamente individual y pasa a través del desarrollo de la Conciencia. ¡El acceso colectivo a la dirección de estos programas (lo a que aspira tan persistentemente la Humanidad) es simplemente imposible! En el Campo Informativo general se encuentra solamente la información corriente, de trabajo, – sobre el estado del Universo, ciertos programas tecnológicos de corrección, completamente inútil para nosotros, – y nada más! Muchos contactadores y profetas leen precisamente esta información – la gente apasionada con los marcos y el péndulo, también aquéllos quienes por la curiosidad pura tratan de meter su nariz en la “hacienda” de Dios.

¡El paquete del “software” (del programa informático) está dispuesto a cada uno de nosotros – en nuestra Alma individual y en el Yo Superior y está seguramente protegido de la intervención extraña! Incluso la persona misma, no alcanzando el nivel cierto del desarrollo, no puede intervenir en su programa informático. La corrección necesaria según nuestra petición se realiza por los representantes de Dios. Para la gente que tiene la banda de la Conciencia en dos – cinco por ciento, sus programas del Yo Superior son inaccesibles. ¡El acceso a ellos está bloqueado, pues que por la ignorancia y la incomprensión de los procesos generales del Universo la persona puede causarse a sí mismo el daño irreparable! Y no sólo a sí, sino también a todo el Proceso Evolutivo, cuya partícula ella es. Solamente habiendo abierto su Conciencia a cuarenta y cinco por ciento (mínimo), saliendo del control de las formas mentales de la Noosfera y del Karma, y haciendo, al fin de cuentas, el Individuo, la persona recibe el acceso a la dirección de sus programas individuales. El acceso completo a ellos es posible solamente después de la apertura de la Conciencia a ciento por ciento.

 
 
Atrás... Contenido Más...