El grado del desarrollo de la Conciencia influye en el neocórtex y a través de él – en todo el aspecto de la persona

El grado del desarrollo de la Conciencia influye en el neocórtex y a través de él – en todo el aspecto de la persona

El camino hacia la salud, hacia el éxito, hacia la Evolución está a través de la comprensión de la importancia del desarrollo y renacimiento del neocórtex. Y este Camino está solamente a través del trabajo persistente, testarudo y fatigoso. Es que con el “secamiento” del neocórtex seca la glándula muy importante para el cerebro – la epífisis (el cuerpo pineal). ¡Su disfunción instantáneamente deja huellas en todo el status hormónico del organismo! Por consiguiente, la salud se agrava y en el acto exige nuestra atención. El desarrollo del neocórtex está solamente a través del desarrollo de la Conciencia, a través del conocimiento, Mundo y Dios. La vía a la salud está a través del trabajo con la Epífisis, a través de una alimentación correcta y la aplicación de las prácticas distintas de salubridad. Como usted ya sabe, hay una gran multitud de tales prácticas. Es necesario escoger lo que le conviene a su organismo. Escuche a su propio organismo. Su organismo le contará a usted todo sobre sí, ¡pero sólo a usted! Por eso no vale la pena confiar en las autoridades ajenas. Las autoridades para usted deben ser solamente su organismo y su Yo Superior.  

El desarrollo del neocórtex es posible solamente a través del conocimiento de la Verdad, a través del enlace con el Yo Superior, a través de la percepción correcta de Dios. Habitualmente la gente reconoce que Dios tiene la Conciencia, la Razón, el Intelecto, pero lo visten, en vez del cuerpo físico, de la forma de la nube incorpórea – lo Absoluto, la Razón Superior. ¡Por eso la persona se empuja a sí misma en el callejón sin salida! “La demencia de los valientes” [1] a modo del desacuerdo con la básica Constante Mundial nos cuesta demasiado caro para nosotros.  

Antes ya se ha notado que el portador de la forma radial está concentrado en algún volumen y al mismo tiempo se encuentra en todo el espacio. En grado completo y en primer lugar ello atañe a Dios.

La persona en el nivel bajo de la autocomprensión, teniendo la lógica discreta, siendo incapaz de componer el cuadro general de cualquier proceso, debe comenzar el conocimiento de la concentración de la atención sobre sus componentes, de su personificación. ¡De otro modo, no habiendo compuesto de las partículas aisladas el cuadro general del proceso (no habiendo “reunido las piedras”), ella, tratando de abarcar lo inmenso, derrubia su Conciencia! No sabiendo discernir el cuadro – lo repiensa, inventa por sí misma.

Por ejemplo, los científicos, no pudiendo explicar el origen del Universo y la Vida en él, han elaborado la teoría de la “Explosión Grande”, aunque la gente que piensa sensatamente objeta que con la ayuda de la explosión todavía no ha conseguido construir ninguna fábrica, ¡sin mencionar el organismo vivo, cual es el Universo!  

El astrofísico americano contemporáneo Ch. Vikramasinghe expresó así metafóricamente la absurdidad de este proceso: “¡Antes el huracán, corriendo sobre el cementerio de los aviones viejos, reunirá la supernave nuevecita de los pedazos de los cachivaches diferentes de aviones que como resultado del proceso casual de los componentes casuales surja una Vida viva!”. Contradicen a esta teoría y datos geológicos: comoquiera lejos penetremos en la profundidad de la historia geológica, no encontramos las huellas “de la era azoica”, es decir, del período cuándo sobre la Tierra no había la Vida – ¡Ella era siempre!

Aquí no se puede subestimar la astucia y destreza de “la mente infantil” de la persona contemporánea. Cuando el niño no quiere hacer algo o no le gusta cierto artículo escolar o el maestro – ¡cuáles milagros de la destreza y la fantasía le aparecen! ¡Cuántos asuntos urgentes le surgen, cuántos motivos para no ir a la lección o no hacer la tarea doméstica! Hasta la desaparición de las amígdalas y el apéndice. ¡Cómo él puede apiadar sus padres! ¡Y cuánta gente es culpable en sus problemas – él niño la encontrará y enumerará!   

¡Así y la Humanidad – por la mayor parte la gente adulta – para evitar la Evolución, nuestra señora de clase, ha encontrado Dios lo sabe! ¡Y así se han acostumbrado a mentir que ya han olvidado dónde está la verdad y dónde – la mentira! El culpable de todas sus desgracias, en la cualidad del director testaferro de la firma “Los cuernos y los cascos” [2], no poniendo en duda, han escogido el Diablo. Así fueron nombradas y personificadas las formas mentales de la Noosfera. Como usted puede ver, donde resulta más ventajoso para nosotros – personificamos lo que no existe en la Naturaleza, ya que las formas mentales de la Noosfera son solamente los entes energéticos incorpóreos, los portadores de los programas ciertos creados por la persona misma. Esto es nada más que el espejo de la Humanidad, y “¿para qué reprochar el espejo si el hocico es torcido?” [3]     

Por ello la persona ha asomado la oreja, indirectamente habiendo confirmado su pertenencia al “animal” de la Biblia. Y cuando la personificación es desventajosa para nosotros (como en el caso con Dios), lo nombramos cortésmente “el Razón Superior”, “lo Absoluto” etc. Como la persona viva – lo reconocemos también, pero sólo el cual ha muerto hace mucho, crucificada – así es más conveniente para nosotros. Hemos rezado al icono, al crucifijo (¡a la divinidad, y no a la Persona!), hemos lamentado, se hemos compadecido, hemos “abierto” la lágrima, hemos cumplido ciertos ritos – ¡y esto es suficiente para Él! ¡Con eso no meditamos que todas las astucias infantiles tarde o temprano acaban en el mejor de los casos con la reexaminación, en el peor – con la excepción de la escuela (y en este caso – de la Vida)!  Cerca de 2.000 años la Humanidad se atormenta por la adivinanza de la frase de la Biblia: Calcule el número de la bestia, pues es número de un ser humano: seiscientos sesenta y seis”. [4]  El secreto es en la coma aturdida. Y que es necesario contar con los porcentajes. ¡La persona que tiene el neocórtex desconectado por completo y que está dirigiendo por las partes inferiores del cerebro es un “animal” que vive solamente según los instintos! La banda de su Conciencia se acorta hasta 33,4 % (100 % – 66,6 % = 33,4 %).

Su Conciencia no puede ascender hasta Niveles más finos del Mundo (abrir tres sellos) para leer de Él la información tan necesaria para sí misma. Ella coopera con los Niveles de las vibraciones rudas – y esto es el mundo de las emociones, los sentimientos, los pensamientos negativos. Del capítulo anterior es sabido que los pensamientos humanos crean y alimentan a las formas mentales. Puesto que por medio de su Conciencia la persona coopera con los Niveles inferiores del Universo, sus formas mentales se crean precisamente en Ellos. El material de construcción son las vibraciones rudas, engendradas por las emociones negativas, los sentimientos y los pensamientos egoístas de la persona.   

¡Ya usted sabe que las formas mentales tienen la potencia vital y la capacidad pensadora! Su función básica es el ayudar a la persona en su realización creativa, en lograr lo deseable. Si las formas mentales creadas por la persona en Niveles más finos del Universo para su suministro complementario utilizan la energía de estos Niveles, reciben el suministro complementario de Dios – cooperan con las energías de unas frecuencias aún más finas, las formas mentales del nivel bajo – al contrario – por su naturaleza no pueden percibir las vibraciones finas, los pensamientos puros, es decir, los pensamientos libres del Ego. Para el mantenimiento de su actividad vital tienen solamente una salida: alimentarse por la energía del pensamiento de la persona. Mientras la persona sea joven y llena de las fuerzas y la energía, las formas mentales de la Noosfera le ayudan a ella en la realización de sus deseos. Cargando gradualmente su Conciencia con los estereotipos diferentes, la persona cada vez más cae en la dependencia de las formas mentales. Ellas la dirigen ya en el volumen de 66,6 %. Su Conciencia cae en la hibernación, acortándose hasta 33,4 %.   

En la Biblia las formas mentales se las nombraron “el Diablo”, “el animal”. En realidad esto no es el animal, sino es el espejo que refleja la entidad de la persona. Con el tiempo, cuando el neocórtex se desconecta por completo, está inactivo, la persona cae en la dependencia de los programas destructivos a 95 – 98 %.   

Tal dependencia no queda impune. Las formas mentales de la persona forman alrededor de ella los acontecimientos que la sumen en las situaciones estresantes. La persona, si incluso consigue lo deseable – solamente a través de los estreses. A cuenta del gasto de su energía mental viven las formas mentales. Precisamente por esta causa, si usted quiere liberarse de la dependencia de las formas mentales destructivas, es necesario aprender a dirigir sus pensamientos, sentimientos y emociones para liberar gradualmente la Conciencia de los estereotipos. 

¡Cuándo la persona por completo no podrá más, gastando la energía mental a la lucha contra los estreses, ella se hace no interesante para las formas mentales! Ellas la echan como el material usado, la persona pierde los puntos de referencia vitales. Los estereotipos viejos se derrumban, y para la formación de los nuevos – ¡ya no hay las fuerzas, ni la salud, ni el soplo! Es natural, ella pierde el sentido de la vida, se desengaña en todo, habiendo ganado la depresión y por eso se arruina a sí misma aún más. 

Sin duda, el “animal” en el aspecto de la persona no es necesario para la Naturaleza, le presenta una amenaza y refrena la Evolución. Por eso la persona que tiene la comprensión del Mundo más baja de 33,4 % (es decir, que está dependiendo de las formas mentales a 66,6 %) durante los años del Apocalipsis (25 años) será quitado de la Tierra por la Naturaleza. Si volver el número 66,6, recibiremos 99,9. Esto significa que sobrevivirá solamente aquella gente que extenderá su Conciencia, y resultará que tales son 0,1 %.

A propósito sea dicho, “costura” como el progreso científico-técnico no entra en el examen preliminar de la Evolución y se considera más bien no una dignidad, sino una señal de la puesta en marcha por la persona del mecanismo de la autodestrucción. ¡Es la alusión a lo que es necesario no quitar los ojos de nosotros cómo de los niños que empezaron a jugar con fuego! Y que ahora tiene lugar... 


[1] la cita del poema del escritor ruso Máximo Gorky (1868 – 1936).
[2] el personaje de la novela “El ternero de oro” de I. Ilf y E. Petróv  –  Funt – toda su vida trabajaba como el director ficticio en las firmas fraudulentas. 
[3] el proverbio ruso, el análogo español es “cuando traes el faldón levantado nunca cargues sobre inculpado”. 
[4] Apocalipsis, 13 : 18.

 
 
Atrás... Contenido Más...

© Copyright Alejandro y Tamara Blanco 2007