El sueño de la razón

El sueño de la razón

F. Goya, “El sueño de la razón produce monstruos” 

Hace mucho es sabido que el sueño de la razón produce monstruos. Para confirmarlo se ponga al corriente de la declaración interesante: “Las formas de persona, es decir, las unidades de vida vivas y substanciales sobre el planeta Tierra, esclavizadas por la forma mental, yerran constantemente en las búsquedas del descubrimiento de los misterios de su origen y del origen del cósmico espacio mismo. Ellas no comprenden que la Verdad ya está metida en su estructura: en la persona está desde los tiempos más remotos la información completa sobre el Universo”. Esta definición es absolutamente objetiva y la más exacta de todas las que fueron dadas a la persona durante los últimos 5.000 años.   

¡Hace falta precisar solamente que esta característica no tiene ninguna relación con nosotros, la gente conectada al Canal de Dios! Tal definición está dada a la gente que está en el estado de la Conciencia durmiente, es decir, a aquella que no tiene ni la menor idea de la Armonización de la Persona – y no desea tenerla, a la gente con la lógica discreta. Estas personas no pueden incluso ofenderse, tomarlo por su cuenta. ¡Habiendo leído lo semejante, no se les ocurrirá una idea que esto es sobre ellas! Sobre sí mismas y la Evolución tales personas tienen la opinión completamente cierta, categórica.      

Esta definición fue imprimida en el periódico “Al borde de lo imposible”, en el artículo sobre la contactadora Maya Badalbeily. En conclusión el autor del artículo, el redactor en jefe E. Golomolzín, con aspecto serio pontificó: “Maya cuenta que uno de los objetivos de este contacto es el mostrar que nosotros no somos unos y la persona posee las posibilidades enormes”. Se queda solamente quedarse hecho una pieza. ¡Así es la apoteosis de la razón humana, se tiene en cuenta la durmiente! Y no ha seguido ninguna tentativa del ofenderse, incluso objetar – tanto de la parte de la contactadora con el periodista como de parte de los lectores del periódico, a juzgar según los números siguientes. Y de hecho a la persona se la motejaron sin rodeos “el tonto”…  

Tal selectividad estupenda, la tiene la razón durmiente de la persona que es capaz de percibir y aprender la información sólo unilateralmente. Ella está preparada para aceptar solamente lo que confirma su razón, su punto de vista, su “verdad en la última instancia”. Y, en realidad, ella en todo alrededor busca el acuse de su “grandeza” y la justificación de la ociosidad en el plano de hacer que despierte la Conciencia, en el plano de la Evolución, el perfeccionamiento y la supervivencia. ¡Qué bien, no se puede ser más perfecto! Y enseñar al científico – se puede estropearlo sólo.   

En el mismo periódico, № 22 del año 2001, fue publicado un artículo muy curioso de Ylia Savin, al cual pocos prestaron atención, y es una pena: el artículo es significativo. Se llama “El arma de ondas del investigador Yekímov”. La citaremos casi enteramente:

“Prácticamente a cada uno de la gente le enoja la vida ambiente. Su existencia se imputa a las políticas, economistas, ricos, mafia... Y del todo injustamente. Quién es el verdadero culpable de lo que ocurre en la Tierra – nadie de la gente sospecha, ya que la Humanidad es la civilización de las semi-marionetas que no saben sobre ello y no sienten la influencia de los espíritus-parásitos. Ellos envuelven nuestro planeta por los hilos muy delgados e invisibles al ojo humano, viven como los parásitos sobre el cerebro, la razón y los centros emocionales de todos los entes grandes.

La gente podría vivir eternamente y volver como los niños después de la separación del cuerpo humano viejo, habiendo conservado la memoria pasada por completo. Sin embargo, ahora todas las almas se destruyen de golpe, después de la así llamada muerte y en el vientre de la madre. No lo sabemos, porque casi todos nuestros conocimientos están falsificados por los monstruos. A la persona le es extraordinariamente difícil descubrir su presencia porque usan su cerebro mismo, razón y órganos de los sentidos. Los parásitos existen a cuenta de las emociones negativas de otros entes. Por eso la vida humana no sólo es corta, sino también triste. A menudo originamos los conflictos, hacemos las guerras, estamos enfermos…Y todo esto es su culpa. Es posible liberarse de ellos mediante las acciones simples que deben ser excepcionalmente simultáneas y durar 10–12 días, así afirma el investigador Víctor Dmítrievich Yekímov, y todas sus confirmaciones se demuestran con las experiencias físicas, químicas y biológicas. Destacaré especialmente que se puede reproducirlas en cualquier momento y en cualquier parte. En el momento actual su trabajo se encuentra en la fase final y exige algunos meses para terminarlo completamente. Durante la actividad preparatoria V. D. Yekímov ha gastado más de 120 mil dólares de los EEUU. Pero ahora trabajo está suspendido por la falta de los recursos dinerarios”.    

¡Así, ni más ni menos! Este artículo evidencia que no somos solitarios en nuestras buscas. La persona se convino muy cerca no sólo a la identificación de las formas mentales de la Noosfera, o los espíritus-parásitos, como les denominó el investigador, sino también a la idea de su destrucción. Como usted puede ver, sin conocimiento preciso del cuadro general del Universo, sin la comprensión de su lugar y papel en Él, es fácil hacer las desgracias, las cuales nos azotarán aún más dolorosamente que nos hacen entrar en razón las formas mentales de la Noosfera.

No hace falta olvidar que las formas mentales nombradas es uno de los Niveles del Universo. Por su cuenta la persona existe, y sin su persuasión e influencia pedagógica ella no puede evolucionar. Sí, no nos gusta que ellas nos azotan, ¿pero acaso para el esquivar la porción de las azotes, es obligatorio matar al maestro?

Todo es más fácil que le parece a este “mal investigador”: sólo tiene que quitar de los ojos las anteojeras, hacer que despierte la Conciencia y llevarla fuera de los límites de la Noosfera, como sus formas mentales en el acto se convierten del maestro cruel en el servidor obediente. Y la persona se convierte en un abrir y cerrar de ojos de la semi-marioneta en “un pintor libre”. Solamente es necesario aumentar su propia cualidad y entonces ya pasará la necesidad de destruir no solamente la Naturaleza terrestre, sino también los Niveles del Universo.

 
 
Atrás... Contenido Más...