La acción de la Ley de la Lucha de los Contrarios en la práctica

La acción de la Ley de la Lucha de los Contrarios en la práctica

Si mirar con atención al esquema № 1, es posible notar que el dibujo está situado en el fondo de la cruz gris. Esto no es casual. Pues que sobre esta cruz estaba crucificada nuestra Conciencia. Se puede nombrar la cruz como el sistema de las coordenadas de nuestro pensamiento. El eje vertical es la vía al Yo Superior, la fuente de la conservación y la acumulación de la energía mental. El eje horizontal – la energía mental gastada en vano – es el camino en a ninguna parte. A propósito, la cruz simboliza la crucifixión de Dios que la persona ha hecho y como consecuencia – ¡su desconexión del Canal de Dios, la renuncia de Dios cooperar con ella, sino de ningún modo el camino a Dios!     

Hay que recordar que en este esquema solamente dos representantes del Universo son como las fases activas – la Persona y Dios. Ellos son activos porque tienen la energía activa mental la cual son capaces de dirigir, habiéndola hecho a ella su comienzo creador.

Volviendo a la Triplicidad de la Existencia, hay que notar que la Persona y Dios son dos puntos extremos, entre los cuales se realiza la Vida. Si parar la Evolución del Proceso de la Vida, estos puntos extremos en seguida ingresarán en la contradicción que creará la lucha de los contrarios. En la religión a esta lucha se la nombran la tentación del Diablo, la caída del ángel. Realmente, la persona por su naturaleza tiene todo que es inherente a Dios. Pero, habiendo parado en sí la Evolución y habiendo cerrado la Fuente de la Vida, ella pierde todas las capacidades y se convierte en el ángel caído. No vale la pena buscar nada fuera de sí: ni el bien superior, ni lo negativo de todo género. Tenemos todo esto en sí desde los tiempos más remotos: en nosotros se avienen simultáneamente y Dios, y el Diablo.

La energía mental elaborada por la persona incorporada en la lucha de los contrarios está gastando por ella en vano, para la creación de la forma mental. La forma mental es la superestructura dentro de los límites de la Noosfera de la Tierra creada de los pensamientos, meditaciones, esperanzas, emociones de una persona y toda la Humanidad en entero. Es una esfera de la habitación de uno de los muertos puntos extremos de la Vida.

El cerebro de la persona está arreglado así que percibe la energía vital de afuera y sobre su base genera la energía mental. Sin este cambio el cerebro es nada. Habiendo perdido el enlace con el padre natural – Dios, se conecta al padre sucedáneo – la razón colectiva, a las formas mentales de la Noosfera (al Diablo). Después de que el cerebro se guía en su actividad solamente por la energía mental ahorrada en las formas mentales. Qué de esto resulta – ya usted sabe. A tal estado de la persona le corresponde el eje horizontal, cuyos límites se propagan en dos Niveles inferiores del Universo, muy cerca incorporándose al  tercer (del Karma).   

El objetivo del Apocalipsis es el despertar, agitar la Conciencia de la gente, habiéndola llevando del estado de la calma, para eliminar de la vida subsiguiente “el padre sucedáneo”, suprimiendo este Nivel del Universo. ¡Y la persona misma debe hacerlo! Ella, dándose cuenta de su imperfección, se incorpora en el proceso evolutivo, liquida su disonancia, la disconformidad con el Yo Superior (desconectando el Karma). Y tal gradualmente, paso a paso, desconecta su Conciencia de las formas mentales (con la ayuda de la lucha contra los estereotipos) y la conecta a los programas de Dios, al Yo Superior.

En la Biblia hay una parábola que fue reproducida en los capítulos anteriores del libro. En ella el padre, para comprobar la madurez de sus hijos, se arriesgó a darles a los hijos tres talentos del oro. ¡Y de hecho esto es cerca de una tonelada del metal amarillo! El potencial de la energía vital, el que Dios ha dado a nosotros, en realidad es el talento dado por el Padre Celeste a la persona a crédito. La persona muere, habiendo agotado el límite de la energía que le ha sido asignada por Dios. La pérdida de la energía vital ocurre a cuenta del gasto vacío de la energía mental. De esta suerte nadie está liberado – ni el genio, ni el malvado, ni el hombre pío que se ocupa de su salud, de las prácticas de salubridad, del inflamiento de las energías... 

La duración de la vida depende solamente de cómo la persona utiliza la energía mental elaborada por su cerebro. Su gasto acelerado y vacío provoca el gasto reforzado de la energía vital. Precisamente por lo mismo la gente del trabajo intelectual vive menos que aquéllos que se ocupan del trabajo físico. Las personas que gastan la energía mental en vano son como aquellos dos hijos que no han sabido disponer de los talentos dados por su padre. Ellas entierran los talentos de la energía vital en los estereotipos, las formas mentales. 

Porfíry Ivanov (1893 – 1983)  

Por ejemplo, vivía en Rusia muy conocido Porfíry Ivanov, el fundador del elaborado por él sistema de la templadura y modo sano de vida. Casi toda la vida se bañaba en invierno en un agujero en el hielo. No reconocía la ropa ni el calzado. En los años cincuenta realizó el experimento, habiendo pasado en unos calzoncillos en el frío de 30° el trayecto entre dos estaciones, estando sobre la plazoleta delantera de la locomotora. Ha aprendido a hacer la levitación. Hay una leyenda que los cosmonautas americanos lo veían en la Luna, en los calzoncillos familiares y con la barba. Sin embargo, poseyendo tal salud extraordinaria, se murió del resfriado habiendo agotado su límite de la energía vital.

El secreto de la longevidad puede ser solamente uno: como el tercer hijo de la parábola la persona debe aumentar el recibido talento de energía vital. Se queda aprender a esta tecnología.  

El Sistema de la Armonización es el primer escalón en esta ciencia. La base de esta ciencia, la más principal para la persona, es la habilidad de guardar la energía mental, no gastándola en vano. Es posible hacerlo al poner en marcha la Evolución: quitando de sí mismo el bloqueo (como el autoaislamiento de la Dualidad), por medio de su inserción activa en el proceso de la Triplicidad del proceso vital. Entonces, entre las fases activas, los puntos, los Polos (Dios y la Persona) debe ir el activo proceso vital, el cambio de las energías, incluso mentales. Se puede presentarlo como la activación en sí del Péndulo de la Vida o como la puesta en marcha de la Ley de la Unidad de los Contrarios.      

Evolucionando, la persona se hace su Descendimiento de la Cruz en la cual fue crucificada por su propia culpa. ¡Nadie tiene el derecho hacerlo, incluso Dios!

 

 
Atrás... Contenido Más...