La concepción del mundo de la Época nueva

La concepción del mundo de la Época nueva

En la junta de los siglos y los milenios la Humanidad con la pompa celebró el así llamado Millenium, el Milenio, la Era Nueva. Y aunque para este acto fueron gastados mil millones de dólares, pero caracterizar inteligiblemente qué representaba la época pasada, cómo será la nueva, y lo más importante – en qué es su distinción radical – ¡nadie podía explicarlo! 

Se puede denominar la época vieja como “un período de la Conciencia durmiente”. Se caracterizó por aquel rasgo que la persona en todos los aspectos de su Existencia confiaba en las tecnologías. Lo más precisa y concisamente la época pasada fue descrita por V. Vysótsky [1] en una frase de su canción: “¡Y a mi cabeza, como yo podía, por mis manos ayudaba!” ¡La cabeza es la Conciencia, la mano – la tecnología; la Conciencia es el proceso, y la tecnología – el hecho! Y de aquí la percepción, la concepción del mundo de la persona se reducían al hecho, a la percepción de cualquier proceso como las nociones aisladas, discretas, las diapositivas, los trozos, las piedrecitas, ¡pero no como el cuadro único! A alguna gente la Conciencia se le despertaba, fueron los resplandores esporádicos, espontáneos, pero el proceso de ningún modo dirigido y consciente (como el faro: ora se apaga, ora se extingue [2] ).  

Y esto no se imputa como la culpa a la Humanidad: ¡ella afrontaba un período de su adolescencia! Como usted sabe, una joven persona tiene que, como se dice, “dejar de soltar la rienda”, como al vino nuevo – dejar de fermentar. El objetivo de los padres es corregir esta “fermentación” suavemente y sin exceso, habiéndola hecho dirigida. La verdad es que no todos tienen éxito en ello, ¡a veces de tal fermentación que se ha convertido en división y bandazos todos sienten náuseas! Pero esto es el mal inevitable con que hace falta conformarse.  

Y del mismo modo ocurre con la Humanidad, pero todo este proceso pasaba y pasa bajo la observación incansable del Mundo Tenue y Dios, de otro modo se puede “desfondar el fondo” del barril, ¡y va a haber lío! Es decir, el juego va constantemente “al borde del foul”.

La persona que está en el estado de la Conciencia durmiente entiende cualesquiera procesos como el hecho. Si el surgimiento del Universo – esto será indispensable “la Gran explosión”, si las Escrituras Sagradas – obligatoriamente como los Preceptos, y es bastante observarles mecánica, irreflexivamente; y lo demás vendrá a su tiempo, por sí mismo... Si con eso en vez de la felicidad y prosperidades prometidas la persona recibe el torniscón – entonces, los Preceptos han caducado y son culpables “las fuerzas oscuras junto con el Diablo”, ¡procedieron a sus anchas todos los espíritus malignos! La gente encuentra la calma en la fe en Dios – como el icono y el crucifijo (rezando en realidad no a Dios, sino a la Estática), consolándose con la esperanza que hemos venido a la Tierra exclusivamente para los sufrimientos y solamente a través de los sufrimientos podemos ganar el Reino Celeste y la Beatitud Eterna.

Pero todo lo enumerado son los atributos de la época que pasa, ¡aunque con la ayuda de las tecnologías y las instrucciones (junto a su ejecución mecánica) los yoguis tenían éxito por algunas personas en milenio venir al Mundo Tenue en el cuerpo físico! Las tribus de los maya y los olmecas han tenido éxito, también cumpliendo los ritos ciertos (de esa manera les fueron dadas las tecnologías), pasar en la así llamada Cuarta Dimensión supuesta. Pero esto fueron los casos singulares del crecimiento temprano, no consciente, sin comprensión y interpretación por la persona de estos procesos antes de su comienzo y durante su paso. ¡Le avanzaba a ella sólo la fe ciega!

Ahora, cuando es tiempo que la Conciencia tiene que despertarse, nadie cree a pie juntillas, entonces, no trabajan ningunas tecnologías. Se impuso la necesidad recibir el Cuadro general, de la interpretación de lo que ocurre – aquí de donde la gente tiene el despertar de la afición a los conocimientos sagrados, esotéricos, ciencias ocultas, curanderismo, magia, aparición de las sectas satánicas y otra brujería.                                                         

En esto consiste la causa de la activación de la ciencia en la dirección dada. Para la humanidad es el tiempo de crecer y pasar al siguiente grado, pero ya no como los casos singulares, sino en el orden de masas, y lo más importante – conscientemente. Junto a la Conciencia durmiente todas las tentativas de realizarse a sí mismo solamente a cuenta del desarrollo intelectual, de las aplicaciones de las tecnologías distintas o con la ayuda del progreso científico-técnico se acaban lamentablemente, ¡pues que la persona en la Conciencia durmiente no puede reaccionar adecuadamente a los acontecimientos, correctamente estimando su enlace con los procesos!

El acontecimiento está arrancado del contexto. Sobre su base se crea el descubrimiento científico-técnico, que se introduce en la vida. Pero la Conciencia durmiente no puede ver cómo esta introducción influirá en otros procesos, en primer lugar – en los naturales. De aquí hay los desastres ecológicos, las catástrofes demográficas… Se puede decir de la situación crítica en la ecología tanto como se quiera, pero estos problemas se solucionarán muy lentamente, pues que se consideran lo fundamental los intereses egoístas, localistas y estatales.        

Partiendo de esto, nuestro Sistema es nuestra ejecución, junto con el Mundo Invisible, del encargo social: ¡precisamente y a tiempo! No podía aparecer más temprano ni más tarde. En esta oportunidad consiste el valor más grande del Sistema.


[1] Vladímir Vysótsky (1938 – 1980) – el famoso poeta, cantor y actor ruso.
[2] los autores usan la adivinanza chistosa cuyo sentido está en el pregunta “¿cuántos veces titiló el faro?”

 
 
Atrás... Contenido Más...