El trabajo del desarrollo del Cuerpo Radial

El trabajo del desarrollo del Cuerpo Radial

El desarrollo y el reforzamiento del Cuerpo Radial exigen el tiempo de larga duración porque esto no es el hecho, sino es el proceso. Habiendo ampliado la Conciencia hasta el sesenta – sesenta y cinco por ciento, usted sólo se acerca a la sensación de su Cuerpo Radial. En esta etapa del desarrollo le es accesible su nivel el más bajo que corresponde a la cuarta capa del cuerpo energético general y, conformemente, al cuarto Nivel del Universo.

Para abarcar por la Conciencia todo el Cuerpo Radial por completo y llegar al séptimo Nivel del Universo, es necesario continuar a trabajar sobre la ampliación de la Conciencia. ¿En qué consiste este trabajo? Habiendo llegado a la séptima parte, usted debe desarrollar bastante bien sus sensaciones internas mentales – ya debe saber, concentrándose en cualquiera órgano y observándolo mediante la mirada interna, sentir el estado de todas las estructuras, y en caso de necesidad – saber restablecerlas. Para esto usted tiene que bien saber la estructura anatómica del órgano y su función fisiológica.

Pero también usted ya debe bastante bien desarrollar en sí la unión de los cuerpos físico y energético. Si usted siente el blanco en su preparación, es menester de un modo más serio abordar la asimilación de tres primeras partes de nuestro Sistema. Precisamente el trabajo directo rutinario, mental, con los órganos internos, con los procesos energéticos desarrolla el sexto sentido mental, gracias a que se desarrollan todas las sensaciones internas. Decimos sobre la importancia de las sensaciones internas, pues que ellas son inherentes a toda la gente, ellas están ligados al sexto sentido mental.

El desarrollo de las sensaciones internas es extremadamente importante para el trabajo ulterior con el cuerpo energético. Muchos aspiran a desarrollar en sí el conocimiento vidente , el oído “clarividente”, las capacidades extrasensoriales. Estas capacidades están vinculadas a la activación de la retrocomunicación que va del cerebro a los órganos de los sentidos. Habiendo llegado a la séptima parte, alguien de ustedes ya había abierto estas capacidades, y alguien no. No vale la pena concentrarse en ellas – ¡esto no es el criterio y no es el índice! Para la habilidad de dirigir unos u otros procesos es más importante desarrollar las sensaciones internas; y la retrocomunicación del cerebro y los órganos de los sentidos se desarrollará por sí misma junto al esfuerzo imperceptible de su parte.

En existencia del desarrollo activo de las sensaciones internas usted debe saber:

1. Sentir con precisión el estado físico y mental de otra persona. Habiendo sido conectado a la persona por su Conciencia, habiendo ajustado a ella sus sensaciones internas, usted debe sentir el estado de sus órganos internos y los taponamientos posibles en los flujos energéticos. También usted debe determinar el estado de ánimo (mental) de otra persona, sentir los estereotipos que le inducen a este estado y ayudarle encontrar la solución justa de sus problemas.

Si usted no ha llegado al nivel de tal desarrollo de las sensaciones internas, significa, el sexto sentido mental está mal desarrollado. El entrenamiento pequeño mental le ayudará eliminar este defecto.

2. Desarrollando más adelante las sensaciones internas, usted debe sentir las células del organismo, sus organelas (las formaciones estructurales de las células).

Si nos acordamos que uno de los componentes de la Idea del Universo es la inmortalidad obligatoria, será necesario explicar el mecanismo de su obtención. A decir verdad, el mecanismo es conocido desde hace mucho tiempo – esto es la molécula del ADN. Las personas ociosas afirman que ya saben dónde está el sitio del fondo de patrón de los genes – las cuevas de Shambhala, donde están en la anabiosis nuestros potenciales donadores genéticos, por entero positivos. Se quedó solamente aclarar, ¿cómo hay que multiplicar esta molécula de patrón del ADN y mediante la cual tecnología sustituir la molécula estropeada por la buena en los billones de las células. La gente confía en la ciencia del futuro, sin embargo, según parece que ella ya es en el gran callejón sin salida y no se ve ninguna salida de él.

El secreto del patrón de las moléculas del ADN consiste en que cada uno de nosotros las lleva del nacimiento hasta la muerte como las células del tallo, que lideran. Las células del tallo – son las células pasivas que lideran (dirigentes). Se despiertan solamente bajo la influencia del cerebro, cuando sus compañeros activos (las células que lideran, dirigentes) han sufrido una rotura y por más tiempo no pueden dirigir el trabajo de las células de trabajo restantes del órgano o del tejido. En el organismo hay las células del tallo de algunos niveles. Su jerarquía se construye en base del principio del septenario en el cual se basa el Universo. Hay células que cooperan con el nivel de las energías rudas materiales. Ellas dirigen el estado del órgano físico. Hay células del tallo que están en un nivel más fino. En su subordinación se encuentra el macizo enorme de las células de un nivel más bajo. Los niveles de las células del tallo son tantos cuantos son los Niveles en el Universo. Por sus propiedades las células del tallo cooperan con la energía mental de la Naturaleza y por eso dependen por completo de la cualidad y la actividad del pensamiento de la persona.

Y no hay ninguna necesidad de ocuparse de la regeneración del dispositivo genético de todas las células del organismo, como la ciencia supone hacer – ella no sabe sobre la existencia de la Ley de la Jerarquía. Será bastante encontrar la comprensión recíproca con el par de las decenas de las células que lideran del rango superior para ayudarles restablecer la molécula del ADN. Más, habiéndose arreglado, ellas darán la orden a las células de los niveles inferiores ya en el transcurso de la subordinación recta. En ello nuestros plenos poderes en el campo de la genética se acaban felizmente.

Así, el problema con la presencia del patrón del ADN no existe, sino hay un problema del acceso de la persona del control de sus células madre (o las células indiferenciadas); la sanción para este acceso está dando por el Campo Infoenergético del Universo. Para recibirla es poco ocuparse de la espiritualidad y el perfeccionamiento, es necesario aprender a comprender a Dios (los programas de la Tierra y del Universo) en el nivel de las sensaciones. Pero para llegarlo es necesario aprender a comprender los programas de otra persona, y también en el nivel de las sensaciones. Es decir, todo tropeza con la necesidad de la ejecución de la misión de Cristo, la cual Él delegaba a sus alumnos, y en realidad, a toda la gente por una frase: “¡Id a la gente!” Por sí misma la tecnología del trabajo con las células que lideran y las del tallo no es ningún secreto y está dada en todas las partes del Sistema – el secreto presenta la Vía, la cual la persona debe pasar en el Sistema de los partidarios, bajo la observación fija del Campo. El Campo, como usted sabe, acepta solamente los asuntos y los actos, en vez de las emociones y nociones subjetivas, algo como “la persona buena”. Para el Campo no hay vía individual y la Evolución independiente, aunque tú seas Dios mismo.

Las células madre de un embrión de la persona

Para gobernar la célula es necesario no sólo sentirse a sí mismo como una célula del Universo, sino también ser ella, siendo unido con todos Sus Niveles.

La célula que lidera tiene el enlace directo con nuestro pensamiento, con los procesos energéticos y hormónicos. Precisamente ella da al organismo la señal a la puesta en marcha de los procesos saludables, protectores y muchos otros. Cuando trabajamos con el organismo en el plano mental, trabajamos con las células que lideran. Su objetivo es el dar el régimen del trabajo a todas las células de trabajo.

La destrucción del órgano comienza cuando esta función de la célula que lidera se perturba. La complicación y la agudización de este proceso es el engendramiento del tumor en el órgano (y aún peor – del cáncer), cuando las células de trabajo dejan de escuchar las células que lideran y crean su dirección coalicionista (en realidad se encuentran en oposición a ellas).

Pero, no poseyendo (por su naturaleza) las funciones y las prácticas del enlace con los procesos naturales del organismo, no teniendo el acceso a las líneas del enlace con el cuerpo energético y el pensamiento, la coalición patológica trata de dirigir los procesos al principio del órgano propio, y luego – por medio de las metástasis (de la toma del territorio) – dirigir los procesos de otros órganos y todo el organismo en entero. ¿Y acaso es posible impedir este proceso, ayudar a la persona por medio de la irradiación, la quimioterapia, el escalpelo o el don del curanderismo ?

Todo que usted hará, a partir de las primeras partes, será dirigido hacia la reconstitución de las células que lideran. La vía a la salud verdadera está solamente a través de la habilidad de dirigirlas. Por medio del entrenamiento usted debe desarrollar el sentido interno a tal punto que pueda sentir los orgánulos [1] de las células y con la ayuda del pensamiento dirija su estado. La tecnología es tal: usted concentra la atención en la célula, entra por la Conciencia dentro de ella y, mentalmente trasladando la atención de una unidad estructural de la célula a la siguiente, intenta sentir su estado.

Las células que lideran tienen una naturaleza energética más fina que los órganos, por eso todos los estreses y los pensamientos negativos influyen perniciosamente en su estado. La influencia ruda de parte de la energía libre también se refleja perniciosamente en su estado. El movimiento de la energía libre en el organismo tiene la orientación precisa. Si esta energía no se dirige por nuestra Conciencia, junto a su aumento excesivo ella puede salir fuera de los límites de las fronteras naturales y realizar el movimiento por otros cauces energéticos. Cada órgano y sus células tienen el potencial energético, con su ayuda se realiza su trabajo óptimo. ¡Naturalmente, si el umbral del potencial admisible aumenta a cuenta de la entrada en él (en ellos) de la energía libre, ello quema el órgano y su célula!

Para sentir mejor la célula que lidera, es necesario ponerse al corriente de su estructura anatómica y función fisiológica. Cuando usted sigue desarrollando las sensaciones internas, debe sentir los cromosomas de los núcleos de las células, la molécula del ADN, corregir su estado. La tecnología es la misma. 

Para la percepción mejor de las moléculas y los átomos de las células serán necesarios los conocimientos elementales de la química (orgánico e inorgánico), el conocimiento de las fórmulas de las sustancias distintas: los elementos químicos esenciales, las vitaminas, los hidratos de carbono, las proteínas y otros. Por su pensamiento usted puede corregir el spin (el espín) [2] de la rotación de los átomos y las partículas elementales.

Solamente no haga la orientación: “Eso es superior a mis fuerzas”. Esto es dentro de las posibilidades de cada uno, especialmente de la gente con la ampliación de la Conciencia hasta sesenta – sesenta y cinco por ciento. Para desarrollar las sensaciones internas hasta tal nivel y estado, le es necesario el tiempo y los entrenamientos constantes para la reconcentración de la atención. Se entrene y todo se le llegará a un buen resultado.

Habiendo concentrado la atención en las moléculas y los átomos de la célula, les llene por su pensamiento, por ejemplo, agradezca los átomos que ellos forman su cuerpo y abastecen su integridad. Si siente la ruptura en el movimiento holográfico del átomo y sus partículas – restablezca mentalmente su integridad con la ayuda de la energía del pensamiento y Dios.

Habiendo aprendido a dirigir los átomos de su cuerpo propio, usted puede dirigir los átomos del medio exterior, reuniéndolos en los sistemas diferentes. Claro, tal capacidad aparece no en seguida. Será necesario entrenarse de nuevo, pero como se dice “el trabajo y la tesonería llevarán a la victoria”.

Entrenándose en esta dirección, usted aprenderá a conectarse instantáneamente por la Conciencia a cualquier átomo, instantáneamente uniéndolos en las moléculas, y las moléculas – en la sustancia. O al contrario – todo lo creado por usted dispersar en el medio exterior. ¡En realidad aprenderá a materializar y dematerializar cualquier cuerpo! Tal práctica se hará fácilmente ejecutable, cuando usted aprenderá a sentir las partículas corpusculares y las quasipartículas de la materia. El holograma de cualesquiera cuerpos consiste en estas partículas elementales del Universo. Conectándose por su Conciencia a ellas, usted puede materializar cualquier sustancia, y esto ya es el primer escalón que la Persona se haga un Creador.

Recordemos que los milagros semejantes son posibles solamente junto a la Conciencia Desarrollada, pura, y junto al Cuerpo Radial desarrollado. En esta práctica la importancia considerable tiene la confianza en sí mismo, en su Conciencia. Si usted dice: “Esto es imposible porque son los cuentos” – ¡y el desarrollo de esta capacidad se hará para usted realmente imposible!

Quienes de ustedes lo alcanzará – ¡tenga la bondad de recibir las instrucciones siguientes! Para no tentar los impacientes, especialmente los de la generación joven y fogosa – no damos conscientemente ningunas alusiones a estas tecnologías.


[1] en biología celular, se denominan orgánulos las diferentes estructuras suspendidas en el citoplasma de una célula eucariota, que tienen una forma y unas funciones especializadas bien definidas y diferenciadas.
[2] el espín, en física (del inglés spingiro, girar), es una propiedad de las partículas fundamentales, la que fue introducida en 1925.
 
 
Atrás... Contenido Más...