La esencia de la enseñanza

La esencia de la enseñanza

“El alumno se dirijo al maestro:
– Nos cuentas las historias, pero no explicas qué significan ellas. ¿Por qué?
El maestro le respondió:
–  Y cuando sales al mercado para comprar las naranjas, ¿si pides al vendedor que él las guste en vez de ti, dejando para ti
sólo la piel?”

Por esa causa la tentativa de Jesús Cristo de iluminar a la gente, darle los puntos de referencia fieles hacia la Verdad, tenía un fin triste. La conciencia de la gente no estaba preparada para conocer la Verdad y no podía aceptar las parábolas en calidad de los puntos de referencia en la vida. Por lo visto, en esto está cubierta la causa de la incomprensión y irritación de la muchedumbre que ha crucificado Cristo. “¿Qué es la razón? La locura de todos. ¿Qué es la locura? La razón de uno” (E. L. Berne [1]).

Por desgracia, todo el trabajo de ilustración de los sabios se redujo a la alabanza del futuro luminoso, a la efusión de los ditirambos en su dirección. Ellos trataban de dar a la gente el futuro, pasando el presente, además a la gente se le gustaba mucho, la gente lo deseaba apasionadamente, quería creer en ello. “La esperanza es la maestra de falsificar la Verdad” (Baltazar Gracián y Morales [2]).

Más tarde sobre las tesis semejantes poco complicadas fue construido todo el trabajo con el electorado, el rebaño, los súbditos. La desgracia de los ilustrados consistía en las tentativas que ellos hacían de llevar a la gente los conocimientos los cuales eran comprensibles solamente a los mismos sabios. Los sabios los sentían, pero no podían transmitir, habiéndolos sonorizado por la lengua que sería clara para la gente. El problema de la incomprensión consistía en el alejamiento de los sabios de las necesidades y las esperanzas de la gente. El eremitorio forma los intereses y las miradas lejanas de las miradas de la sociedad. Habiendo abierto su Conciencia, los sabios se encontraban en niveles más altos de la Evolución y no podían, no sabían bajarse hasta el nivel de la comprensión de la persona simple. Hablaban en distintos idiomas. Para ser convencido que esto es así, lea “La Doctrina Secreta” de Elena Blavatsky. En ella está escrito prácticamente lo mismo que en nuestros libros, pero qué usted comprenderá allí – es una pregunta separada.   

En su camino evolutivo los sabios han andado fuera de la sociedad. Y no podía ser de otra manera. Si ellos hicieran decidido a ello, no saliendo de la sociedad, ella les destruiría. No se debe percibir esta circunstancia como la acentuación excedente de la salvajería de la persona. La persona copia ciegamente los programas de la supervivencia de la naturaleza viva. En ella toda la posteridad joven que sobresalió por cualesquiera parámetros o las señales de sus padres, que tiene cierta deformidad, está sujeta a la destrucción despiadada. Y si en la naturaleza es una de las condiciones de la estabilidad, la supervivencia de la especie – en el nivel del ser humano esto ya es el oscurantismo reaccionario y la parada de la Evolución. 

En realidad, las personas que han despertado su Conciencia, que desarrollan su neocórtex, ya pertenecen a otro sistema de las coordenadas, viven en otra Dimensión, en la civilización nueva. Habiendo venido de otro mundo, ellas se perciben como los extraterrestres, la gente simple no pude comprenderlas, es casi imposible. Y así resultó de este modo. La gente, habiendo recibido estos conocimientos, les ha transformado en las Escrituras Sagradas y no ha podido aplicar en la vida. “Nos gustamos echar una ojeada a través de las fronteras las cuales no pensamos violar” (S. Johnson[3]). La gente ha comprendido la obra genial, pero perfecto de otro modo, así cómo le han entrado ganas y cómo resultaba comprensible para ella. Han surgido las ceremonias, los ritos, las tradiciones. Para su nivel esto es la norma, su modo de tratar las Verdades incomprensibles.   

Nuestro Sistema abre camino a la claridad y cada uno puede aplicarlo, no marchando en el eremitorio. Para recibirlo habíamos tenido que pasar la vía de los eremitas, viviendo en el socium y sin desaparecer de la vida de la sociedad civilizada. Hasta qué punto esto es difícil, es imposible expresarlo. Pero sólo de tal guisa fue posible “expresar” la Verdad hasta ahora inexpresable por medio de las palabras. Esto es porque nosotros, la gente que hemos hecho este Camino, no íbamos individualmente. Nuestros discípulos y correligionarios que se conectan al Sistema semanal, diariamente, por un lado, es un estímulo, un irritante que no nos permite detenerse, y por otro lado – paralelamente con la ampliación de nuestra Conciencia ellos no nos dejaron desgajarse de la comprensión de la Verdad desde el punto de vista de una persona simple, incompetente. ¡Crea, para la Humanidad esto es el único modo para recibir los Conocimientos Verdaderos!  

En el Sistema por primera vez durante muchos mil años está dada la definición simple de la Verdad y la argumentación de la necesidad de su conocimiento. Las tecnologías expuestas en él trasladan suavemente las sensaciones del mundo de la persona de su pasado en el presente, y a través de él – en el futuro. La idea es muy simple: no habiendo construido el presente suyo, no tendrás el futuro bueno. La persona, siendo el poseedor de conocimientos de nuestro Sistema, aplicándolos, gobernará conscientemente su vida en todos los aspectos y las manifestaciones de la Existencia. En el Sistema no hay lugar para los ritos, ceremonias, tradiciones, dogmas. Ella admira solamente el sentido común, el trabajo y el modo de la vida de la gente que va hacia la Verdad.

La causa de la aparición del Sistema es su necesidad agudísima, su actualidad y oportunidad. Él tenía que aparecer. Así las fuerzas sanas en el organismo enfermo luchan por su supervivencia.


[1] El Dr. Eric Lennard Berne (1910 – 1970), el médico psiquiatra americano, fue el fundador y creador inicial del Análisis Transaccional.
[2] Baltazar Gracián y Morales (1600 – 1658) – el escritor y el pensador español conocido, el jesuita.
[3] El Dr. Samuel Johnson (1709 – 1784) – fue una de las figuras literarias más importantes de Inglaterra: poeta, ensayista, biógrafo, lexicógrafo, y considerado por muchos como el mayor crítico literario en idioma inglés.

 

 
 
Atrás... Contenido Más...