La revista del libro

La revista del libro

¡No me batan por la mano – mejor miren lo que ella indica!

¡Estimados lectores, les invitamos a conocer el Mundo, en que vivimos con ustedes, no inventado, ilusorio, sino real! De antemano pedimos perdón por llevar la información hasta ustedes con este aspecto y de nosotros, hombres simples. ¡Toda la Humanidad ansía y está preparada para oír algo semejante de la boca del Papa Romano, los presidentes de los estados, los ministros de la sanidad pública, de los centros de prensa de las academias de ciencias, pero no de las personas corrientes, de la gente semejante a sí misma – la gente simple y viva! ¡Para muchos esto es el golpe más doloroso en su amor propio, y en que, sin embargo, ni en el más mínimo grado no somos culpables! ¿Qué hacer, si para la ciencia y para las autoridades ESTO no tiene interés! Pero: “Cada civilización a cierta edad tiene la posibilidad de alzarse o destruirse. Si se hace la opción a favor de la elevación, surge el impulso que permite aparecer a las doctrinas sobre las Leyes perdidas de lo Existente”.

Para tener una representación más concreta sobre las vías de la salida de los golpes del Karma, aprender a desarrollar en sí la Conciencia de Cristo (o la Conciencia extendida), ajustar la actividad de la razón para la Evolución, es decir para la Vida, analizaremos al principio toda aquella información, que es conocida por la Humanidad.

 

Las ilusiones y la realidad del Mundo Tenue

 

La gente que ha recibido la educación ateísta a menudo hace una pregunta: "¿Si Dios existe, por qué él es invisible?" Tenue para nosotros no es sólo Dios, sino también todo el Mundo Tenue (Invisible) – el Mundo donde vive la Gente semejante a nosotros, pero que tiene otras posibilidades. La causa que Ella es Tenue consiste no sólo en las posibilidades limitadas de nuestra Conciencia y de nuestros cinco órganos de los sentidos. La causa verdadera es la existencia de esta gente en un continuo espacio – tiempo completamente diferente, cuya parte principal es el vector de la dimensión de la Conciencia.

Nosotros, la gente de la Tierra, vivimos en el continuo espacio – tiempo fundado en el valor del número π = 3 que asegura el nacimiento, el proceso de formación y el desarrollo de la Conciencia. Dios de nuestro Universo y la gente del Mundo Tenue viven en el continuo espacio – tiempo fundado en la significación del número π = 4 que ya incluye a sí mismo la necesidad de la obtención de cierto nivel de la dimensión de la Conciencia.

La gente del Mundo Tenue es capaz de vernos, estar junto a nosotros, ayudándonos, pero por el desarrollo insuficiente de nuestra Conciencia no podemos verla. Nuestra percepción de Dios y del Mundo Tenue, la cooperación productiva con Ellos es posible solamente junto al aumento de las posibilidades de la Conciencia. El canal del enlace con Dios y con el Mundo Tenue lo tiene cada uno de nosotros, se llama el “Yo Superior”. Solamente por su ignorancia en el conocimiento del Mundo nadie sabe como usar este Canal, aunque los conocimientos de él y los modos de su descubrimiento fueron traídos por Jesús Cristo. En Su honor precisamente este Canal está llamado el Canal del Salvamiento, el Canal de Jesús Cristo. Más detalladamente sobre él usted conocerá en nuestros libros.

La historia de la Creación del Mundo

En los tiempos inmemoriales era la situación, cuando el Mundo revelado como tal no existía y había una Inexistencia absoluta, según nuestra definición – el Antimundo. El Mundo no existía por la simple razón que no había un Fundador que para el comienzo debía crearse a sí mismo, formar la Conciencia y la Razón.

En el Antimundo, aunque esto es la Inexistencia, había siempre un movimiento como los flujos de las energías. Por consiguiente, había siempre las antipartículas elementales como los portadores de la carga y del potencial cierto. Ellas, siendo en el movimiento continuo, chocan constantemente una con la otra. En cierto momento en este caos primitivo ha sido encontrada una partícula la cual comenzaba a atraer las partículas que han chocado con ella, uniéndolas en la concentración de energía antes hasta entonces disforme. Esta partícula que ha tomado para sí la función creadora inevitablemente tenía que evolucionar, activar los elementos de la razón desde los tiempos más remotos colocados en cada una de las partículas del Antimundo. Es decir, las premisas de la aparición de la razón, y por eso – de la vida, existían siempre. Todo lo restante – ya son los detalles y la cuestión de tiempo.

La concentración prístina de la materia antepasada se ha formado en alguna base, una “piedra angular”, un “ladrillo”, sobre el que han comenzado a formarse, separándose de la concentración, los individuos que mientras tanto no se parecían a los seres vivos, y es cierto – a los seres razonables. Pero sin embargo esto ya fue una vida con la reglamentación y en cierta medida razonable, al compararla con el caos ambiente.

Así, gradualmente siendo transformado y evolucionando, por el período que se puede nombrar como el abismo del tiempo, nuestro Fundador – Dios el Padre Savaof creaba sí mismo y los semejantes – la colectividad de los correligionarios – al principio en el Antimundo, y después en el mundo revelado, material, donde ellos se transformaban gradualmente en la gente en su variedad moderna. En la persona como es su variedad moderna. Aquellos de ustedes, estimados lectores, que evolucionarán y llegarán al Nivel de los Dioses donde se enseñan a crear los Universos, estudiarán la asignatura bajo el nombre “La Creación del Mundo” más detalladamente y a fondo, pasando los exámenes, y mientras tanto les damos a ustedes solamente la idea de la Creación que la razón humana entiende con mucho trabajo.

Gradualmente el Fundador con Sus correligionarios han aprendido a formar y a desarrollar el Universo revelado con Sus formas (aunque mientras tanto primitivas) radiales y albuminoideas de la existencia de la vida. Había una multitud de problemas. Por ejemplo, era necesario aislar la materia del Universo de la antimateria enemiga, conservando con todo eso su unión a modo del suministro complementario del mundo material por las energías del Antimundo, a cuenta de que él existe. Se ha revelado aún un problema – cómo evitar la aparición en el mundo material de la masa crítica de la antimateria, después de que pasa la anihilación – la explosión instantánea que destruye todo el Universo. Por lo demás nuestro mundo revelado representa el espejismo formado por la transformación mutua constante de la antipartícula en la partícula y al contrario. Al presente estos problemas son con éxito solucionados y son puestos al autómata.

El Universo en su aspecto moderno presenta la cadena de siete Universos distribuidos en el Rayo de la Vida cuya fuente es nuestro respetado Fundador, Dios el Padre Savaof, el único Ser Humano en todo el Universo que no sabe las reencarnaciones , entonces, no sabe la muerte misma. Toda la cadena de las transformaciones de la antipartícula elemental hasta la Persona en la imagen del Fundador – la cadena que es imposible imaginarse, El ha andado no a través de las reencarnaciones , a modo de la cadena inmensa de las muertes con las metamorfosis consecuentes, sino por vía de la transformación de Sí Mismo. ¡Usted dirá que esto es imposible! Sí, es imposible para la multitud de la gente de todos los Universos, pero resultó posible para el Fundador, para Dios el Padre Savaof. Y no estaría mal el rezar a tal Hombre de la letra mayúscula en señal de la gratitud por todo lo que Él ha creado. A decir verdad, esto hacemos leyendo la oración “Padre nuestro”. Nos dirigimos en ella precisamente al Fundador.

Pero siete Universos han aparecido no de una vez. Todo, claro, comenzaba con el primer Universo minúsculo, con el único Sistema Solar, con el primer astro encendido, hecho a mano. Las repercusiones de la descripción de este proceso se encuentran en la Biblia, donde Dios ha creado el Mundo durante siete días. Solamente los autores de la Biblia no han considerado necesario descifrar qué se sobreentiende al mencionar la palabra el “Mundo”. Bajo el Mundo se puede comprender la Tierra, el Universo, y se puede sobreentender todo el Universo poblado que por ahora consta de siete Universos. Luego no fue precisada la duración del “día” mismo, y ella, como resultó, tiene el sentido muy diferente. En nuestra comprensión el día es el trozo del tiempo del amanecer hasta la puesta que es igual por término medio a 12 horas. En la comprensión de los Dioses el día es la duración de la vida del Universo desde su nacimiento hasta enrollamiento . Pero si hay un día, ¿debe haber una noche? Así es esto. La noche para uno turno o la septena de los Universos con sus Dioses – es el tiempo del descanso y la interpretación de su experiencia, la enumeración de los totales del trabajo hecho. Para otro turno de la septena de los Dioses – es el tiempo del comienzo del trabajo, el tiempo para desplegar el trabajo en sus Universos.

Así, si contar el tiempo de la creación del primer Universo hasta nuestro séptimo, entonces según la medida de los Dioses resultan realmente siete días (los turnos, los ciclos), es decir la Biblia en cierta medida tiene razón.

Así, ¿qué él representa, este Mundo? Nuestro Universo es el organismo enorme vivo, poblado densamente de la gente. En el Universo hay cerca de un millón de las Galaxias, en cada una de ellas hay cerca de mil millones de los sistemas solares. Solamente en la Galaxia, que se llama Vía Láctea, hay cerca de 200 mil millones de los sistemas solares. En total en el Universo vive la población, que se puede denominar por la unidad con diez mil millones de ceros. Por la forma el Universo es parecido a la forma de la bola, por la estructura es presentado como la pirámide, volcada por la base hacia arriba (vea el esquema № 2). El mundo de Dios es su dispositivo administrativo o, según nuestras nociones, el Paraíso, en el esquema – la base de la pirámide. El mundo de Dios es el Mundo de las posibilidades ilimitadas, donde hay solamente una forma de la vida – “no albuminosa, radial, inmortal, invisible para nosotros. Este Mundo compone una décima parte de un porcentaje de la población del Universo.

Toda la gente del Universo, como Dios mismo, son las mismas personas semejantes a nosotros – vivas, en carne y hueso, que viven sobre la misma tierra. Se encuentran en siete Niveles energéticos del Universo, invisibles para nosotros, pero uno por uno se presentan en cuerpos espesos. Nosotros, los habitantes de la Tierra, al contrario somos presentados ante ellas a la revista general y somos el objeto de la atención fija, la esfera del anexo y la realización de sus esfuerzos y trabajos.

Para aquéllos de ustedes que no tenían la felicidad de contemplar a Dios de nuestro Universo Jehová, le ofrecemos Su retrato.

¡La Tierra es la cuna del Universo y el jardín de infancia de Dios, el único planeta habitado en el Universo que se encuentra en nuestro mundo material, en la Tercera Dimensión! Sobre el esquema ella está situada en el tope de la pirámide. Más abajo de nuestro espacio en principio no puede ser la vida consciente – ni en la forma albuminosa ni en la forma radial. Esto es la Inexistencia absoluta, aunque allí pueden sobrevivir los virus y las bacterias. Por un lado, la vida sobre la Tierra está constantemente en el estado fronterizo, es decir en el estado de la destrucción permanente. Pero por otro lado, solamente en nuestro mundo material puede nacer la vida nueva – los niños, los gatitos, los cachorros, las ranitas y otros bichos.

Todo el Universo es el Mundo de la gente adulta, de los animales y los pájaros – procedentes de la Tierra y de aquellos planetas que cumplían sus funciones en otros tiempos. Ellos viven no simplemente en otras Dimensiones, aquel Mundo difiere solamente por el grado de la apertura (de la videncia), por la dimensión de su Conciencia.

Pero para que en nuestro mundo perecedero, que se arruina, pueda nacer la vida, todo el Universo enorme y Dios mismo están obligados a dirigir hacia la Tierra para su mantenimiento toda la energía libre. ¡He aquí porqué nuestra Tierra es un único planeta en el Universo! Para segunda, semejante a éste, el recurso del Universo no será suficiente, y esto significa que la idea de la persona sobre el encuentro en el mundo material con los representantes de la razón extraterrestre se quedará para siempre solamente como el sueño...

Nuestro mundo se distingue de siete Niveles del Mundo Tenue solamente por la dimensión de la Conciencia de la gente que vive sobre la Tierra. Su diapasón de 2 – 5 por ciento de la apertura de Conciencia y de la comprensión permite percibir y ver lo que rodea en el espectro extraordinariamente estrecho de nuestro mundo material cual es visible para nosotros. No teniendo la posibilidad de ver y estimar el inmenso Mundo Verdadero, la persona no puede (y no desea) usar todas Sus ventajas, los bienes y las posibilidades de la ayuda y la defensa de Su parte.

¡Aunque es necesario defendernos de nosotros mismos, ya que la amenaza de afuera para nosotros no existe! Pero para recibir el impulso para la Evolución las personas del Mundo Tenue (los habitantes del Universo) están obligadas a venir para el renacimiento siguiente sólo a nosotros, a la Tierra. ¡Con ustedes somos unos de ellas, pues los mismos extraterrestres!

Ya que el mundo de Dios está poblado por la Gente que posee las posibilidades ilimitadas (incluso la materialización con la ayuda del pensamiento), para Ella no sería nada difícil hacer el trabajo a materializar tales como nosotros, sin nacimiento sobre la Tierra, en el estado hecho. Pero esto no sería la gente – los compañeros, discípulos, sucesores, sino serían los biorobots – sin padre ni madre, privados de lo principal que hay en la persona – el Alma. Cada uno sería obediente, bueno y feliz como con síndrome de Down , de que ya Dios tenga que escapar.

El Alma es el producto informático, el portador de los programas del desarrollo y la Evolución de la persona, su sanctasanctórum. Nace en el Mundo de Dios. Y el Alma no se somete a la inscripción de nuevo y al tiraje, pero personalmente debe recibir la experiencia de la dirección del sujeto (en que ella se establece) y del mundo ambiente, por sí misma y por la vía del hecho, siendo aprendido todo según la regla “de lo simple a lo complicado”.

Por ejemplo , podemos comparar dos especialistas en cualquier dominio . Uno de ellos ha ganado su diploma por el trabajo, con el sudor de su frente, asimilando la profesión desde el abecé, y el otro especialista lo ha comprado. La diferencia entre ellos, como usted comprende, es muy esencial.

Así es con el Alma: no vale un bledo para ella, si no ha andado la vía del desarrollo evolutivo de la partícula elemental a la persona, y no ha pasado en cada Nivel el examen correspondiente. Por qué la persona no desea comprender las cosas tan simples – es una gran adivinanza. Se considera sin ninguna duda que el Alma está enviada a nosotros de Arriba que nos hayamos aprovechado de ella una vez; y qué con nosotros y con nuestra Alma será después – es el problema de Dios. Es decir, el enfoque es completamente de consumo y utilitario, como al papel de tocador y a los pampers .

Desde los tiempos más remotos el Alma nace en el corpúsculo, la partícula elemental que está compuesta, como todo el Universo, de la energía de Dios. El sentido de su nacimiento y su Evolución consiste en la necesidad de hacer la vía del corpúsculo al ser humano (vea el esquema № 1), recorriendo millones de las encarnaciones y reencarnaciones. Como usted ha comprendido, esta vía comienza en la cima misma, en el Mundo de Dios. Gradualmente bajando hacia abajo, el Alma se fija sucesivamente, acomodándose en todos los siete Niveles del Mundo Tenue, adquiriendo las prácticas de vida en ellos. Así, ella se ahonda gradualmente en el mundo material y adquiere las prácticas para gobernar los cuerpos materiales que cada vez son más densos.

Después del corpúsculo, completamente invisible para nuestro ojo y los aparatos terrestres, sucede la encarnación del Alma en el fotón, el electrón, luego sigue el átomo. Y esto ya es el sistema. Gradualmente el Alma aprende a gobernar la molécula, el cristal, la piedra, luego – la célula vegetal, después de esto siguen las hierbas, las plantas, los árboles. Luego sigue la asimilación gradual de las prácticas de la dirección de los organismos vivos: el Alma aprende a gobernar los virus, los microbios, las bacterias, asimila la dirección de los insectos, los pájaros, los reptiles, los peces y al fin – los mamíferos.

Los insectos, los peces y la parte de los pájaros pequeños se gobiernan por la razón colectiva, por los egregores, ya que su encéfalo está en estado embrionario. En los reptiles, los pájaros y los mamíferos el Alma asimila ya la dirección del encéfalo individual.

Habiendo tomado conocimiento de esto, la razón comienza a protestar. Ahora son filmadas muchas películas sobre la naturaleza viva. A la persona que las ha visto le aparece el resabio amargo en el alma porque, a pesar de todas las bellezas y el encanto, la vida en la naturaleza es la caza continua que se acompaña de asesinatos y de comerse el uno al otro. ¿De veras es la Evolución?

El Alma evoluciona durante la competición y la lucha por la supervivencia, pero no de la abundancia del corazón oliendo las flores. Las escenas crueles de la caza que estropean las imágenes muy agradables en realidad llevan muchas funciones. La vida del organismo en el mundo físico exige la alimentación y la utilización. Si todos los bichos se alimentaran de la hierba, la vegetación sobre la Tierra hace mucho habría sido destruida, y el planeta se habría convertido en el basurero continuo y completo de cadáveres hediondos. Para evitarlo la Evolución del Alma se acompaña de la utilización.

Y al fin, viviendo algunas encarnaciones en los animales domésticos cerca de la persona, el Alma adquiere experiencia de la vida en la persona, estudia, como se llama, observándola, escribe en la subconsciencia su manera de vivir, no perdiendo y no echando nada. Por eso la vida del gato que está en la pereza y la ociosidad – en realidad es muy responsable.

Toda esta vía infinita, espinosa, que a veces dura algunos millones de años, el Alma pasa bajo el control de la Conciencia de Dios, pasando de mano a mano de la Gente, Sus colaboradores. Se crían a ella con el amor ilimitado y la preocupación. Con su llegada a la persona su Evolución se acaba. Pero ante esto se la limpian de todos los programas feroces del mundo animal.

El Alma pasa bajo la dirección de la Conciencia de la persona, que mientras está abierta solamente a dos – cinco por ciento, pero de este momento ya comienza la Evolución de la Conciencia y la Persona. El problema de la persona en esta etapa de la Evolución – es el hacer que despierte la Conciencia, extendiéndola y uniéndola con el Alma y conscientemente venir junto con ellos a la Conciencia de Dios. Luego comienza la vía del regreso del Alma a su casa, la repatriación en el Mundo de Dios, pero ya junto con la Conciencia y la persona misma en el cuerpo físico que en la etapa cierta se transforme en el cuerpo radial (o energético).

Es decir, en la primera etapa el Alma aprende a gobernar todos los objetos del mundo material (desde el corpúsculo hasta la persona) de dentro, componiéndola con ellos un todo único. En la segunda etapa la persona aprenda a gobernar conscientemente los objetos de afuera – tanto del mundo material como del Mundo Tenue, en realidad aprenda a gobernar el Universo.

Volviendo a la pregunta del papel exclusivo de la Tierra, es necesario añadir que solamente sobre la Tierra el Alma junto con el organismo de la madre puede construir el cuerpo vivo de la cucaracha, del cachorro, del gatito, del cerdito y al fin – de la persona. Después del nacimiento del niño su Alma, junto con los padres, primeramente forma la Conciencia, luego su concepción del mundo. Después, comenzando de 12 años, los padres deben ayudar al adolescente por los esfuerzos comunes a unir el Alma con la Conciencia. Y esto, como usted comprende, debe hacerse con habilidad y gradualmente.

¿Sobre qué conocimiento de las tecnologías semejantes es posible hablar, si la ciencia y mucha gente a la mención de su existencia ponen los ojos como dos platos?

Si sobre la vía larga de la Evolución de las Almas su “eliminación” fue de cero, en la etapa de la Evolución de la Conciencia y de la persona esta eliminación es igual a 99,9 por ciento; es decir, tomar la vía de la Evolución realmente puede un porcentaje muy pequeño de los habitantes de la Tierra. ¡Y esto (según la noción del Mundo de Dios) es una norma, una situación de plantilla, el máximo a qué Ellos calculan! Y para la mayoría de la gente esto no es la predestinación fatal, cuando se dice sobre la persona que está escrito, es su destino. Cada uno de nosotros viene a la Tierra con una sola misión – tomar la Vía de la Evolución. Es el trabajo para formarse y en primer lugar – hacer una Opción que en la fase inicial es la dificultad máxima.

Habiendo terminado la lectura hasta este lugar, la gente habitualmente nos pregunta por el sentido de la vida de la persona, para qué a Dios le es necesario dar largas a nosotros: ya que Él mismo es inmortal, Él tiene todo para vivir bien acomodado. ¿Y por qué el Mundo Tenue y Dios, habiendo llevado la persona a la Tierra, han olvidado proveerle de las cartas, esquemas e instrucciones para el regresar a casa?

Todo es al máximo simple con Dios. La persona (y Dios no es lo Absoluto solamente, sino también la Persona viva en la carne) que ha tomado en la vía de la Evolución y ha recibido la inmortalidad en el cuerpo físico, se hace el eslabón en la cadena infinita, haciéndose en realidad su rehén. El ya no puede salir de la Evolución, habiendo declarado que está cansado y que esto Lo ha importunado o dejó de gustarle. En este caso se rompe la cadena evolutiva. No basta que la persona desaparezca de esta cadena, y aún ella se hace también como el alma en pena, quedando sin trabajo (aunque ella sea Dios mismo).

Todo es porque la Vida en el Universo existe entre dos polos – entre la forma energética (radial) de la existencia (en el Mundo Tenue, invisible para nosotros) y la forma material (física) de la vida presentada sobre la Tierra. Si el Mundo Tenue renunciara al llevar en perjuicio propio el mundo material físico, creyéndose que es independiente, se convertiría al mismo tiempo en el pantano, habiendo parado la Evolución. Análogamente, si la gente sobre la Tierra se diera mucha importancia que no hay ningún Mundo Tenue con Su Dios, porque la persona es por sí misma autosuficiente, en el pantano se convertiría toda la Tierra junto con la Humanidad (¡el guión terrible que en el momento presente la persona ha realizado con el éxito!).

Es decir, el Mundo Tenue y Dios están unidos con nuestro mundo material por un enlace indisoluble, ya que estos dos Polos pueden existir solamente en la interacción. Además, ambos existen en la intercomunicación estrechísima, continua, intercambiando las energías, la información y trabajan según el principio del condensador: en el régimen continuo “la carga – la descarga”.

En cuanto a Dios, todo en este Mundo es relativo. Dios sin nosotros, la gente que Lo nombran “Dios” y tiene necesidad de Su ayuda, defensa y papel del Líder, ya no sería Dios. Quién sabe cuántas personas hay sobre la Tierra que están en los manicomios (y que allá hasta ahora no han caído) que se nombran a sí mismas “la encarnación viva de Cristo”, “los representantes de Dios sobre la Tierra”, Napoleones etc. Sin embargo los circunstantes no les consideran como tales, por eso les toman por dementes.

Quién eres tú mismo y en cuánto en este mundo eres grande y significativo – a ti de un modo seguro debe decírtelo la gente. Al mismo tiempo el hombre puede ser realizado solamente en el ambiente de sus semejantes a sí mismo, junto con los correligionarios. Dios se hace Dios gracias a la gente, Él también se realiza solamente en el ambiente de las personas semejantes a sí mismo (lo semejante atrae a lo semejante).

Precisamente para tal realización mutua y recíproca es necesaria la Evolución. De ello se deduce también que a la Humanidad (como, además, y a cada una persona) sobre nuestra madurez y originalidad se deben comunicar también desde Arriba. Y mientras tanto la persona con su manía de la grandeza se parece al sujeto en el tricornio quien afirma que es Napoleón.

A medida que la persona avanza hacia arriba por la vertical evolutiva, gradualmente se le abre la Conciencia, pero no como el hecho, sino como el proceso. La persona se queda además a vivir sobre la Tierra, no pensando sobre ninguna muerte, pero, enfrente, volviendo el proceso del envejecimiento del organismo hacia atrás, aspirando a la edad de 25 – 30 años. Hasta hace poco tiempo esto lo conseguían las unidades de la gente sobre la Tierra, algunos hombres durante un siglo, unos de los yoguis. Durante los últimos siglos ellos venían al Mundo de Dios en el cuerpo físico, recibiendo la inmortalidad sobre la Tierra. Encontraban la cualidad nueva a costa de la partida de la familia y el socium (mundo social) en los bosques y las cuevas.

Esta variante para la gente del Occidente resultó completamente inaceptable. Pero en el momento presente, con la llegada del Apocalipsis a la Tierra y después de recibir el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud, tenemos la posibilidad de la obtención de la inmortalidad en el socium, sin partida en la ermita.

El Apocalipsis – de ningún modo es el Fin del Mundo, sino es una transición de la Época de los Peces a la Época del Acuario. El se dará a conocer por lo que de la persona será retirada del recurso la muerte como el billete de banco que acababa su vida. En todo el Universo inmenso la muerte existe solamente sobre la Tierra, ya que el Universo y Dios son inmortales. La obtención de la inmortalidad en el cuerpo físico es el criterio principal de la Evolución de la persona.

Hablando de la inmortalidad, no piense que este don será dado gratis, sin trabajos. Nada es gratis en nuestra vida – en ninguna parte y nunca, por todo es necesario pagar. Usted debe pagar la inmortalidad con el trabajo sobre su perfeccionamiento, moviendo por la vía del conocimiento que está dada a nosotros por Jesús Cristo. La esperanza de mucha gente que el Siglo de Oro – el siglo de la inmortalidad – automáticamente conducirá toda la gente al estado perfecto, sin esfuerzo de su parte – es errónea y desastrosa. No sin razón en la Biblia en la descripción de los días del Apocalipsis se dice que habrá una división en los hombres píos y los pecadores. Aquellos quienes aseguran en alta voz, habiéndose inscrito en los hombres píos sobre aquella base que ellos dicen: “Creo, Dios mío, creo”, no deben considerar que son tales. El hombre pío será aquél quién ha extendido su Conciencia no menos que en sesenta por ciento, quién ha obtenido el éxito en el perfeccionamiento del cuerpo y de la mente, quién va por el camino del desarrollo evolutivo, ha aprendido a vivir en la armonía con el mundo y la gente.

El problema del Apocalipsis es vacunar a la persona contra la muerte. Nuestro objetivo es venir al Mundo de Dios no como la ascensión del Alma gracias a lo que ha sabido conservarla en la limpieza y la pureza (allí, a propósito, en aquel aspecto en que ella se ha iba a la Evolución, ¡nadie la espera a ella y no la admitirá!). ¡El Alma como la bolita aérea sobre el hilito no es absolutamente necesaria allí! La esperan junto con la persona, con su Conciencia, con la cabeza, las manos y los pies, como el trabajador y el ayudante de Dios, pero no en calidad del excursionista. Al mismo tiempo la posibilidad para la transición masiva de la gente al Mundo de Dios ha aparecido solamente con la llegada a nuestra vida de tal fenómeno como es el Apocalipsis.

Y ahora – la cuestión sobre lo que representa, a decir verdad, la persona en nuestro mundo físico. Ella está presentada en su cuerpo físico de dos – cinco por ciento de su propio “el Yo”. Noventa cinco – noventa ocho por ciento restantes pertenecen a las siete capas de su cuerpo energético, cada uno de los cuales está unido con su Ente Verdadero. Los siete Entes Verdaderos están situados en los siete Niveles del Mundo Tenue – cada uno en su propio. Ya que les pertenece en conjunto noventa cinco – noventa ocho por ciento de nuestro “el Yo”, precisamente ellos gobiernan la persona, y no viceversa.

Los Entes Verdaderos de la persona son su Jesús–Salvador, porque unen directamente cada persona con Dios. Esto significa que Dios pertenece a cada uno de nosotros, ¡pero no a las religiones distintas y no al Papa! A la pregunta sobre ellos Dios contesta habitualmente por la pregunta: “¿Y ellos quiénes son?”

Como se ha dicho, el Mundo Tenue y el mundo físico son los dos Polos de la Vida. Los personajes principales en este espectáculo – Dios y la Persona (el Ser Humano) solamente. En el esquema № 1 [1]

precisamente ellos presentan dos fases activas de la Vida. Les une, como los portadores de la manifestación superior de la Vida, un índice común – la posesión de la energía mental.

El Ente Triúnico, la Trinidad, en el Nivel de Dios tiene tal aspecto:

Dios el Padre es el Antimundo, porque la Vida ha surgido realmente en el Antimundo, de la Inexistencia absoluta. No es la excepción y nuestro Universo: Dios el Hijo es nuestro Mundo revelado, el Universo. El Espíritu Santo es la energía mental de Dios, la energía de Su pensamiento, con cuya ayuda este Mundo revelado se ha materializado y existe solamente gracias a la transformación de una antipartícula en una partícula – la transformación mutua y continua, controlada por el pensamiento de Dios.

Además, la persona desde el nacimiento recibe también el límite cierto de la energía de Dios, que habiéndola agotado muere. Desde el momento del nacimiento del Universo ni una persona ha muerto, no se ha perdido de muerte casual. Todos, el cien por cien de la gente muere tan pronto como se agota la energía de Dios, dada por El desde el nacimiento.

El Ente Triúnico en el Nivel de la persona se descifra de esta manera:

Dios el Padre es el esquema único como la vertical, donde la persona y Dios están unidos por la cadenita de los Entes Verdaderos. Dios el Hijo es la persona en el cuerpo físico. El Espíritu Santo – es la energía mental de la persona, que por su potencia y eficiencia no es menos poderosa, que la energía mental de Dios.

Por la estructura y la funcionalidad el esquema dado recuerda al esquema del computador, Dios en ella cumple la función del procesador. La Vertical que consta de los siete Entes Verdaderos – son siete pagos del bloque del sistema del computador. A la persona le queda la función del monitor y del teclado. Nuestro cerebro es el órgano, con cuya ayuda la persona piensa que ella sobre algo piensa. ¡Y ahora piense bien qué peligro para el Universo y todo el Mundo presenta tal Homo sapiens – la persona que posee la fuerza poderosa, pero teniendo el órgano en vez de la cabeza, con cuya ayuda ella piensa que piensa!

Como usted puede ver solamente los Entes Verdaderos (el Yo Superior) de cada uno de nosotros tienen el derecho a la intermediación entre Dios y la persona. Las intenciones de todas las otras estructuras, las personas y los entes que ansían realizar tales funciones y tal intermediación son innaturales, falsas – en realidad ellos son los impostores. Que esto estaría persuasivamente, pruebe, por ejemplo, insertar en el ordenador o el televisor algunos pagos adicionales (para seguridad). Adivinamos que usted dirá, respondiendo a esta proposición. ¡Usted será justo, solamente los fundadores de los dispositivos son capaces de hacer tal intervención, pero no los usuarios, y nosotros sobre la Tierra, todos sin excepción, somos los usuarios!

La historia con la desconexión de la persona del Mundo Tenue ha comenzado cerca de cinco mil años atrás, cuando ella se había profundizado en el mundo material a tal grado que ha sido desconectada de su procesador. La rotura ha tenido lugar en el Nivel entre el segundo y el tercer Entes Verdaderos. Esto ha ocurrido no como una caída o partida en la tentación, sino como un proceso natural evolutivo, y no se echan la culpa a nosotros.

El esquema de la desconexión es muy simple. El cerebro consta de dos hemisferios, que se especializan cada uno en la función que es inherente a él sólo. El hemisferio derecho con la ayuda de la subconsciencia, o la intuición, constantemente liga la persona (por medio de su Ente Verdadera) al Campo Infoenergético del Universo y Dios mismo. Pero este hemisferio recibe la información no como textos formados, las fórmulas o los esquemas (como la persona ansía), sino como los sentimientos, las imágenes, las asociaciones no formalizados.

En tal variante cifrada (electrónica) la persona no puede leer esta información, es necesario descifrarla en el aspecto habitual para nosotros, en el código binario que consiste solamente de dos funciones – “1” y “0”, es decir, a la persona para la solución de cualquier problema es bastante tener el “Sí” o el “No”.

La función del decodificador está asignada a nuestro hemisferio izquierdo. Él descifra la información recibida y en el acto la entrega para la realización al hemisferio derecho. Este proceso pasa continuamente, y no como el chorro de agua de los unos y los ceros, sino como la avalancha de la información de la cual se ahogarían todas las potencias de ordenador de la Tierra – todas en conjunto.

El proceso es ininterrumpido también porque es bastante común que aparezcan en el cuadro general algún uno o cero de más, como todo el cuadro adquiere completamente otro aspecto, poco parecido, el proceso puede acabar con un resultado imprevisible. Es necesario contar todo de nuevo, además, este proceso ocurre continuamente día y noche a modo de dos flujos contrarios de avalancha.

¿Cómo aquí es posible categóricamente declarar que “Yo sé todo” o “Solamente en este libro está la Verdad”? Mientras que la persona ha pronunciado esta frase – ¡cuantos unos y ceros en la cabeza y en el Campo Infoenergético del Universo ella ha tenido tiempo para borrar o añadir? ¡Por una palabra cambiamos el cuadro del Campo hasta no ser reconocido – “Nosotros no sabemos cómo palabra nuestra volverá atrás” [2]!

Si tener en cuenta que solamente sobre la Tierra somos 6 mil millones, ni hablar del asunto sobre la estabilidad del Campo.

¡Por eso no debemos hacer nunca jamás las confirmaciones categóricas sobre la razón, sobre la Verdad y su plenitud absoluta! ¡Tales confirmaciones son correctas sólo en el momento de la resonancia, en el segundo siguiente son el engaño y la mentira más descarada! Por lo mismo de golpe caemos del Campo, y en realidad – ¡del proceso de la Vida! Las esperanzas de la persona es que hay 180 Leyes del Cosmos o los Mandamientos todavía desconocidos por nosotros, cuya observación nos garantiza la prosperidad – son el mito. En el Universo está la única Ley – la Ley de la Unión con el Universo que se mueve y evoluciona eternamente. ¡La estabilidad deseada en el Universo no existe, para él esto es una pérdida!

Tal es la variante ideal del trabajo del cerebro con dos hemisferios incluidos que trabajan según el principio del computador numérico construido en base de la aplicación de supernanotecnologías. ¿Qué ocurrió después de que la persona se ha desconectado de su “procesador” y “receptor”, habiendo quedado con un decodificador solo? Ya que nuestra civilización sobre la Tierra y en el Universo es conclusiva, final, el último curso, el Mundo de Dios no podía permitir su degradación que llevaría a la partida del ser humano a las cuevas.

En esta situación fue decidido sustituir su ordenador numérico, que se coloca en la cabeza, por otro, antediluviano analógico, de lámpara, que ha ocupado el completo volumen de la Noosfera de la Tierra, y en realidad – el volumen de todo el Sistema Solar.

El nombre “analógico” ya habla por sí mismo. Para dar a la persona el soplo en una u otra situación, la respuesta como “Sí” o “No”, el computador está obligado a revisar la masa de las situaciones análogas que tenía lugar con otra gente, en otro tiempo y otros siglos. Ya que es imposible coger la situación por completo idéntica, a la persona se le meten cualquier soplo oportuno, ¡ojalá dejara en paz! En este caso el soplo con seguridad será incorrecto, con la probabilidad del error en el 99,9 por ciento. La respuesta en vez de concreto “Sí” o “No” será como en este dicho: “Esto es, claro, si que, con todo eso, pero sin embargo…”

Esto es porque el “Procesador” es la dinámica, el proceso, la vida, y el “Análogo” – es el precedente, el hecho, la imitación, la duplicación de la práctica viciosa, la estática, entonces – la muerte. La persona, de ningún modo poniéndola en duda, ha decidido renunciar de los servicios caros de ordenador “de parte de Dios”, ha venido a la necesidad de hacer “el corto circuito” en la vertical evolutiva a la Tierra, dice, nos contentaremos con el “abacus [3]. Y las pausas y las vacuidades llenaremos con las anécdotas, detectives, seriales, novelas femeninas.

Las formas mentales de la Noosfera representan una superestructura, por la cual Dios fue sustituido por la persona. Esto es el tentador conocido de todo el mundo – el Diablo. Empero en él no hay nada demoníaco, aportado de afuera: la Noosfera consta enteramente de las ideas, los pensamientos, las reflexiones, las esperanzas y las emociones que la Humanidad ha hecho durante el período de su Evolución, y especialmente – durante los últimos 5.000 años. Es en realidad uno de los Niveles del Universo que cumple una función muy importante, asignada solamente a él.

En cuanto a las así llamadas fuerzas oscuras que estorban a nuestra prosperidad sobre la Tierra se puede dividirlas en tres grupos. La principal de ellas es la oscuridad de nuestra ignorancia. Luego van las formas mentales de la Noosfera de la Tierra porque ellas son el Diablo. Y el tercer escalón de las fuerzas oscuras son las Almas en pena.

Ya que en el Universo todo tiene el destino funcional y el sentido profundo, las fuerzas oscuras de ningún modo no son el rudimento, no son el vestigio del pasado, el obstáculo para la prosperidad de la persona sobre la Tierra. Para ellas en la Evolución de la Humanidad está dado un papel muy importante – son las inoculaciones para nosotros del vedetismo. “El lucio hay en el mar para que el carasio esté en guardia [4].

Sobre la Evolución de la Humanidad se formaban unas representaciones también muy nebulosas. La mayoría de la gente comprende la Evolución así: “Veréis aquí, a pesar de todo nos hacemos por alguien”. Para que nosotros seamos no alguien, sino los ayudantes de Dios, existen todas las fuerzas oscuras, todas en conjunto. Su destino consiste solamente en uno: obligar a una persona a evolucionar. Es que nadie de la gente que vive sobre la Tierra no gastará su tiempo y salud preciosos para encaramarse por la vertical de la evolución – “una persona inteligente no va a subir a la montaña, una persona inteligente va a dar una vuelta alrededor de la montaña” [5]. ¡Es decir nadie de la gente que está en sus cabales y la memoria firme no es capaz evolucionar (trabajar para formarse con el sudor de su frente) voluntariamente!

¡Y tales personas no son necesarias a Dios! Del amor a Dios, al prójimo y a toda la Humanidad tampoco harás la Evolución. Obligar a la persona a evolucionar es posible de una manera solamente – crearle sobre la Tierra las condiciones insoportables para la existencia. Si tener en cuenta que nuestra civilización en el Universo es conclusivo (la más desarrollada y flexible), hacer entrar a una persona en la vertical de evolución incluso los tres – cuatro hombres no tendrían éxito, ¡ella se salvará de una desgracia obligatoriamente! Podrán hacerlo solamente noventa y nueve personas, bajo la dirección del Karma y junto al apoyo de las fuerzas oscuras – “los maestros mejores son los maestros crueles”.

Hay que explicar ¿qué representa la vertical evolutiva? La nombran: la vía a Dios, la vía al templo, el camino infinito el Dao, la vía del desarrollo evolutivo, la búsqueda de Dios en el Alma, etcétera. Esta vertical es también el tubo por la cual el Alma de la persona viene a nuestro mundo. Por el mismo tubo el Alma vuelve al Mundo Tenue después de la encarnación consecutiva desgraciada sobre la Tierra. Es el mismo tubo con luz al final del túnel que ven las personas que habían estado en muerte clínica. 

La vertical de la evolución es una cosa completamente real, tal como un abeto en el bosque. Ni un setero razonable o vendedor de bayas no trepará al abeto – en el bosque ha venido para coger los dones de la naturaleza. Hacerlo trepar allá pueden los lobos, el oso o el jabalí. Solamente entonces él lo trepará, habiendo olvidado sobre este mundo y el otro. La idea de la Evolución consiste en eso: obligar a la persona por algún tiempo a olvidar sobre “los dones y los valores” del mundo material. Habiendo comenzado su Evolución la persona después se acuerda de ellos con una sonrisa.

Que el pensamiento es material ahora se dicen y escriben mucho pero qué es esto en realidad, nadie puede decirlo distintamente. Y mientras tanto el pensamiento no es nada más que la energía mental, o espiritual. La gente quiere comprende la espiritualidad como la creencia en Dios, la visita a la iglesia, las velas a los iconos y la lectura de las oraciones. La formación, el intelecto y la lectura de los buenos libros es también la espiritualidad . La espiritualidad – también las buenas obras, la visita al teatro, a la galería de pinturas, las conversaciones que suben espiritualmente y el pensamiento positivo. Sí, esto es la espiritualidad, si el potencial del pensamiento producido durante esto y el potencial gastado del límite de la energía de Dios dado junto al nacimiento – si estos potenciales están ligados por medio del trabajo.

Pero ya que antes de la aparición del Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud la tecnología de la realización de la energía mental fue desconocida, en el pueblo tal espiritualidad la llamaban más fácil y precisamente: “Las riquezas del bobo son sus meditaciones”. Y el pueblo, como siempre, tiene razón. ¿Por qué el bobo? Pero porque la energía mental de la persona – energía desatada, no realizada – representa el veneno mortal para sí misma, así como para todo vivo alrededor, incluso para el Mundo Tenue, la población del Universo.

Eh aquí porqué una de las funciones de las formas mentales de la Noosfera – la pantalla protectora, con cuya ayuda el Universo se protege de los pensamientos de su jardín peligroso de la infancia. Solamente por lo tanto nadie de los habitantes de la Tierra en su estado no armonizado que presenta la amenaza al Universo por su energía mental desenfrenada, – nadie pasará de la raya de la Noosfera de la Tierra, bajo ningún pretexto no le será permitido salir, ni como las así llamadas salidas en astral, ni como los vuelos a otros mundos en las naves espaciales.      

La pregunta siguiente – ¿cómo los Entes Verdaderos gobiernan la persona y para qué esto se hace? La dirección se realiza con la ayuda del Karma. El Karma es el indicador del desacuerdo de los Entes Verdaderos de la persona con su conducta. La persona con relación a ellos es injusta solamente en uno: ella no desea alimentarlos por su energía mental, incluirse en el trabajo con ellos según el principio del condensador: la carga – la descarga.

Si las formas mentales de la Noosfera son completamente omnívoras y se alimentan de la energía mental desatada de toda la gente de la Tierra, los Entes Verdaderos se alimentan solamente de la energía mental de su “Yo”. Sin ella los Entes Verdaderos se atrofian y perecen; en verdad ellos son las raíces que alimentan a la persona, son su Salvador. Si la persona, a su vez, no alimenta a las raíces, no se preocupa por ellas, los Entes Verdaderos comienzan a hacerla entrar en razón con la ayuda del Karma, hacerla doblar la rodilla. ¿Por qué doblar la rodilla? De las rodillas a la persona es posible levantarla, de la caja de muerto – nunca.

El Karma se inscribe en la tercera capa, del Karma o etérea, del cuerpo energético, también en el tercer Ente Verdadero. Y ella se inscribe no como algún expediente con la lista de las buenas y malas obras, con acotaciones correspondientes de servicio.

Resulta que el Karma no tiene en cuenta en absoluto todas nuestras obras buenas y malas. Ella se escribe como quiebra, admitimos, 60/40 – la correlación de las formas mentales positivas y negativas. En el numerador se insertan las formas mentales positivas, en el denominador – las negativas. En la categoría de las formas mentales positivas el Alma anota los pensamientos de la persona sobre el sentido de la vida, de su misión sobre la Tierra, sobre la eternidad del Universo, sobre Dios, las invocaciones a Él, las oraciones. Es decir, todo que ayudará a la persona en la encarnación siguiente a venir a la comprensión de la necesidad de la Evolución. En el denominador figuran solamente las formas mentales negativas. Aquí entran, por extraño que parezca: la formación, la erudición, el intelecto, la moral, la deontología, todas las obras buenas y malas, incluso el amor. ¡A menudo el Alma no lleva consigo de la Tierra incluso el nombre del propietario antiguo y la memoria sobre su pertenencia sexual!

En este caso se impone la pregunta: ¿para qué, habiendo venido a la Tierra, así trabajamos, estudiamos, parimos y educamos a los niños, aspiramos a algo, y dónde después de la muerte se marcha todo este potencial hecho? – ¡En la arena! Muriendo, la persona junto con su cuerpo físico lleva en la tumba tres envolturas internas del cuerpo energético: emocional, mental y de Karma. Pero en caso de la obtención de la inmortalidad sobre la Tierra, toda su experiencia será reclamada, incluso la negativa.

Si la persona no ha sabido por tres – cuatro encarnaciones sobre la Tierra realizarse a sí misma, habiendo unido el Alma con la Conciencia, no ha podido venir a la Conciencia de Dios, su Alma, cayéndose “entra en barrena”, se marcha después de la muerte junto con ella en el cementerio, cayendo en la categoría de las almas en pena, desasosegadas. Por el plazo aproximadamente de cien años ella se descompone y se dematerializa, volviendo en el estado prístino, en el corpúsculo.

Así, todo lo dicho no rechaza la idea de la religión sobre la eternidad del Alma. Ella se queda eterna, pero con el derecho de la opción: vivir eternamente en la persona o quedarse el vagabundo eterno en el corpúsculo, ¡y el derecho a esta Opción pertenece a cada uno de nosotros!

En concordancia con la correlación del Karma (60/40), para la persona en su vida siguiente se escogen el linaje, la familia, los padres convenientes. ¿Contra quién en este caso te puedes quejar que has recibido el linaje decaído, los padres iletrados, pobres? ¡Pero esto no es la sentencia a la persona, sino su capital de arranque! Y no es posible “cancelar” el Karma por la paciencia ni por los sufrimientos ni por las obras buenas ni por las enfermedades. ¡Se puede solamente escapar de ella por la vertical de la evolución! La persona, levantándose por ella, en calidad del cuerpo de trabajo utiliza la energía mental. Con la ayuda de la tecnología cierta la persona al mismo tiempo alimenta a los Entes Verdaderos de la energía y cambia su índice del Karma, naturalmente, para su provecho. Y así sucesivamente cargando los Entes Verdaderos con la energía, es posible durante un año salir de la dependencia y de su Karma y de las formas mentales de la Noosfera.

A pesar de todo, habiéndolo leído, mucha gente no ve la diferencia entre la persona que ha venido del Mundo Tenue después de la muerte del cuerpo físico y aquélla que ha venido de allá, habiendo ganado la inmortalidad física sobre la Tierra. En efecto, del mismo modo los dos se encuentran allí en los cuerpos energéticos. La gente sin pensarlo mucho, decidió que los puntos de ventaja serán dados a aquél quién ha hecho más “obras buenas”.

La distinción entre ellas está solamente en lo que la persona que ha dejado el cuerpo físico en la Tierra cae en aquel Nivel (no más arriba del segundo) que ella ha merecido. Quiere levantarse más arriba – ve de nuevo a la Tierra, nace, se pone en razón y trata de “brincar” más arriba o sacar la inmortalidad física. Aquí entonces ante ti serán abiertas todas las puertas (los niveles). Habiendo venido inmortal al Mundo Tenue puedes crecer aunque hasta el Nivel de Dios, solamente no tengas pereza de estudiar y trabajar.

La relación entre nuestras obras “buenas” y “malas” el Mundo Tenue y Dios han mostrado completa y precisamente en el Nuevo Testamento. La gente con la propensión estudia los textos de la Biblia, busca en ellos ciertas claves. Con este motivo son escritas pilas de libros, artículos y monografías. ¡Y mientras tanto la Verdad está, como siempre, a la vista de todos! Junto con Cristo estaban crucificados dos delincuentes, dos asesinos. Uno de ellos blasfemaba sobre la cruz, el segundo, enfrente, durante los tormentos premortales ha comenzado a ver claro y fue llevado por Jesús Cristo al Mundo de Dios. ¡Mire, fue tomado no el hombre pío o el clérigo, sino el delincuente! De tal manera el Mundo Tenue ha mostrado que nuestras representaciones sobre el “bien” y el “mal” no tienen para Él ningún valor.

La persona que ha tomado el camino de la Evolución, evoluciona no ciegamente, las cartas y los esquemas le abren a ella sus Entes Verdaderos (Jesús) o el Yo Superior. Decir más exactamente, el Yo Superior es la experiencia de la autorrealización de nuestra Alma, escrita durante su Evolución por la medida de la bajada por siete Niveles del Mundo Tenue a nuestro mundo material, como si los hologramas a modo de los mensajes, las mapas o los esquemas los cuales el Alma ha dejado a sí misma para el regreso atrás, pero ya con la carga en calidad de la persona con su Conciencia – en el cuerpo físico.

Es que la persona realmente por su Conciencia vuelve al Mundo de Dios por los mismos siete Niveles, por los cuales su Alma ha venido a la Tierra, la huella en la huella. Y no tiene importancia que atrás ella vuelva al cuerpo físico y con la Conciencia – ¡las reglas y las leyes de la existencia son iguales allí para todos! Pero en la fase inicial de la Evolución de la persona, en la fase de la Opción, la significación decisiva tiene la sensibilidad de su Alma, el fenómeno, a modo de aquel que poseen las palomas y los gatos. No es secreto que ellos encuentran la casa o incluso el dueño que ha cambiado el lugar de la residencia y es desconocido donde se encuentra. En eso les ayuda su potencial espiritual realizado a través del enlace con el Canal Infoenergético del Universo, o el Campo.

Y la persona tiene la misma brújula. Pero el potencial infoenergético acumulado por el Alma durante su Evolución durante los millones de encarnaciones y reencarnaciones es suficiente solamente para 3–4 encarnaciones del ser humano sobre la Tierra. En contra de las representaciones de la gente que cuenta que cuanto más encarnaciones la persona pasa tanto más puntos gana para sí. En realidad todo ocurre al contrario: cuanto más se gasta el potencial del Alma tanto más fuerte se desimanta su brújula.

Si continuar la analogía con el computador, solamente la presencia del potencial suficiente programático ( el programa informático , software) y energético le permite calcular y testar a sí mismo, indicando sobre el display todos los errores y las intermitencias. Para el usuario del computador eso es una norma. Pero, repetimos, para esto en el computador debe ser un paquete completo de software, y él debe ser conectado a la red eléctrica que le da la tensión de pleno valor, la alimentación.

¡La persona que había gastado el recurso programático y energético de su Alma por los espejismos del mundo material (los videojuegos), ya no tiene el paquete completo de software, ha descargado los acumuladores de la alimentación autónoma (del Alma) y ha sido desconectado además de la red (el Canal de Dios)! Es natural que en este estado ella no puede testarse a sí misma, no es capaz de reconocer la presencia de las intermitencias y los defectos.                                                                                                                                                                 

Es decir, esto no es un pecado de la persona, sino su desgracia. Como usted comprende, no le ayudarán ningunos ritos ni conjuros. Redimirla de ese estado puede el maestro alfabetizado, sensato, que puede no saber la Biblia, pero está obligado a fondo a entender los esquemas de principio y los problemas de la persona (del computador) concreta. El último especialista semejante sobre la Tierra fue Jesús Cristo.

En la actualidad, con la llegada sobre la Tierra del Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud, la Humanidad tiene por delante, apoyándose en él, criar a los especialistas de la calificación semejante en su colectividad. No existe ningún obstáculo para esto, excepto la falta de deseo de la persona. Nosotros tenemos la tecnología completa y los programas de estudios.

Y ahora es necesario contestar a la pregunta que para la mayoría de los lectores ya está madurada: ¿cómo quiénes nos consideramos, por quiénes nos hacemos pasar, si no llevamos aquellos mismos tricornios napoleónicos? ¡Dios perdonaba, nosotros y nuestros discípulos hemos evitado esta suerte triste! Hemos renunciado categóricamente a la perspectiva de cumplir la misión, llegando a ser Maestros de la Humanidad o Gurús. Cómo usted nos nombrará – ¡es su problema! Podemos decir que nosotros, las personas que hemos participado en la creación del Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud, somos guías. Los guías que son capaces de recibir y transformar la información, llevarla hasta la terminación lógica – como la realización práctica por las esfuerzas de cada persona sobre la Tierra, independientemente y por sí misma, con la mínima ayuda metódica e informativa de nuestra parte. Aún somos los guías – para los viajeros que se trasladan en el espacio y el tiempo del punto “ А ” al punto “B”; es decir, a diferencia de muchos otros sabemos los puntos inicial y final de la ruta, vamos por ella, teniendo en las manos los mapas y los esquemas. Naturalmente, nosotros invitamos a todos aquéllos que lo deseen: ir en compañía es más alegre. Aquí es necesario precisar que el guía no está obligado a atraer y a entretener, van solamente aquéllos a quienes realmente es necesario hacerlo sin demora. El guía no tira de sus compañeros de viaje por la corbata, no tiene que empujarlos por la espalda, su función es conducir a la gente, no perdiendo el camino.

Pero para los Entes Verdaderos de las personas que nos han venido, somos los salvadores, porque nosotros solamente podemos presentar la persona a sus Entes Verdaderos, habiendo enseñado a ella las prácticas de la cooperación fructífera y mutuamente ventajosa, ¡puesto que nadie en la Tierra, excepto nosotros, puede hacerlo!

En cuanto a las garantías que la gente exige del guía, aquí todo es simple también: el guía no debe vivir en el pasado, él debe vivir en el presente y ser apuntado solamente en el futuro, ir allá. “Es imposible admirar el cielo de ayer”. De otro modo él puede parar el movimiento en general, habiendo acunado a los compañeros de viaje por los recuerdos de las campañas y las aventuras pasadas.

Siempre es posible descubrir quién es el culpable de la parada. Por ejemplo, los problemas malditos rusos: “¿Quién es culpable?” y “¿Qué hacer?” O nuestra excusa estandartizada: “En Rusia hay dos desgracias: los caminos y los tontos”, ¡y resulta que nosotros no sabemos nada! Pero son culpables, claro, los viajeros, es decir – nosotros mismos. Ya es hora de acabar el descanso para fumar, hace falta levantarse y seguir moviéndose, puesto que solamente “¡El Movimiento es la Vida!”. ¡Todo lo restante es la Muerte!

¡Más detalladamente sobre todo esto usted conocerá, habiendo leído nuestros libros.

¡Feliz Viaje!

 

El Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud le ayudará a desarrollar en sí la habilidad de gobernar los acontecimientos distintos de la vida, la salud, el éxito, el bienestar etc. Sin embargo si usted espera que todo esto tenga lugar como en el cuento, por la señal de la varita mágica, o “por arte de birlibirloque” – usted se equivoca. En esta vida la persona adquiere todo el bien solamente a través del trabajo. Si usted quiere tener todo, pero con eso no quiere trabajar, la información siguiente no es para usted. El Sistema de la Armonización, tanto como el Mundo Tenue junto con Dios, no ama a los perezosos. Ellos no tienen necesidad de los perezosos.

Si usted es la persona que piensa, que busca, no tiene miedo al trabajo, ¡nuestro Sistema le saluda a usted! También es necesario advertirle. Si su Conciencia está llena de las ilusiones, usted ansía la panacea, el milagro, debemos desengañarle: la panacea en tal aspecto no hubo, no hay y no habrá. Porque la panacea se encuentra dentro de cada uno de nosotros. La vía a ella es a través de su trabajo y de su sentido común. El Sistema de la Armonización de la Persona le indica esta vía, y él es el faro no sólo en el momento actual, sino es su faro para toda la vida, no importa cual larga ella será. ¡Si usted está preparado para tomar este camino espinoso, alegre y feliz, bienvenido en el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud!

  


[1] en el capítulo 6°.
[2] la cita de los versos del notable poeta ruso Fiodor Tiútchev (1803 – 1873).
[3] un “aparato” simplísimo para los cálculos aritméticos.
[4] el proverbio ruso.
[5] la cita de la canción rusa.
 
 
Atrás... Contenido Más...