Ahora vamos a explicar – qué se tiene en cuenta bajo la palabra la “brujería”

Ahora vamos a explicar – qué se tiene en cuenta bajo la palabra la “brujería”

Ya hemos comprendido que en el Mundo de Dios no hay el Diablo en el papel del Tentador. El Tentador presente, el Satanás, el Diablo – serán las formas mentales de la Nooesfera de la Tierra como el producto hecho por la Humanidad durante la Evolución, algo parecido la “razón” colectiva. ¿Por qué está entre comillas? Solamente porque el neocórtex goza del razón, y la Nooesfera es el caso excepcional, el producto del encéfalo de mamífero. En esfera de competencia se encuentran las emociones y los estereotipos, es decir, no la razón, sino más bien los antojos y los caprichos. El producto del trabajo del neocórtex es la forma mental personal del ser humano, que nunca se amontona en las bandadas. “¡Los carneros se amontonan en las carneradas, y los leones actúan uno a uno!” La posición de la forma mental personal es el Mundo de Dios, el Mundo de la forma de la vida – la forma perfecta, radial. ¡Está gobernando por sus Polos – la Persona y Dios, siendo completamente independiente de la Nooesfera!

¿Quién gobierna la Nooesfera? Nadie. Es el hecho asombroso – ¡a la Humanidad la gobierna la criatura amorfa, amiboidea, no gobernable adie! En general, todo está gobernando por la Evolución. Ella no permitía a Dios mismo intervenir en los asuntos terrestres, mientras madure allí algo razonable que da la señal de la preparación para la comunicación en el régimen del diálogo. Y hasta este tiempo – ¡ni abrí el pico! Está sentado y espera pacientemente, como un pájaro durante la puesta. En realidad, incluso el pájaro tiene la máxima paciencia para esperar que sus pajarillos comiencen a abrir la cáscara de dentro. Y hasta este tiempo ella los calienta por su calor y está preparada para defenderlos incluso a costa de su vida. ¿Sabe, quién no la permite hacer para la curiosidad en la cáscara la abertura para mirar – cómo va? La misma Evolución.

Y también nuestro Dios. Hasta que oiga de la Tierra algo inteligible y preciso, Él no tenía el derecho de intervenir en el desarrollo natural del embrión, de todas maneras guardando el proceso secreto de la maduración de la civilización. La única intervención permitida es la limpieza regular de la Nooesfera de las formas mentales negativas (los productos del metabolismo), sin que el embrión de la Humanidad se ahogaría en sus inmundicias.

En general, las formas mentales de la Nooesfera no tienen ningunas inclinaciones sádicas, con relación a la persona y a Dios son las creaciones buenas y cariñosas. Además, ellas con su completa propensión obedecen las órdenes de la gente que ha sabido hacer que despierte su Conciencia, ha sabido poner en marcha el neocórtex y criar en el Mundo de Dios su propia forma mental. Ella, a su vez, tiene derecho de dirigir a toda la Nooesfera. El algoritmo del acceso a la dirección de las formas mentales de la Nooesfera es precisamente tal: ¡cualesquiera tentativas del acceso no sancionado directamente de la Tierra se interrumpen duramente por las formas mentales! ¡Pero si la persona vive sobre la Tierra, y sus órdenes van del Mundo de Dios, a la Nooesfera se le queda sólo obedecer con resignación, habiendo cumplido la orden al pie de la letra!

Y ya existen tales “jefes de los regimientos” sobre la Tierra, la verdad, no son los hombres famosos, no tienen los títulos sonoros. Y en esto no hay nada salvaje. Bruce Lee, el combatiente insuperable, decía que el cinturón es necesario para apoyar los pantalones. Y él, a propósito, no tenía ni un cinturón, sino en las luchas vencía a los rivales más eminentes.

Los hombres en su gran mayoría – de ningún modo son los leones, quieren tener los cinturones y los niveles, pero son privados por completo de las cualidades combatientes. De aquí hay la costumbre del gregarismo y la fe ciega en las “autoridades”. Por eso ponen cada vez su frente. A Valentina, junto con otros descubridores-naturalistas, les ofrecemos aprender a ser los combatientes, como dijo Og Mandino: “un león entre los hombres y águila en el mercado”. Para ellos está creada la dirección hermosa como el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud.

En la 5a parte la persona comienza a formar en el Mundo Tenue su forma mental personal (algo semejante a la formalización del registro y de la colocación en el Mundo de Dios). Comienza a acomodar el Mundo de las Causas, en que (quedándose vivir sobre la Tierra) bajo el cuidado de los empleados del Mundo de Dios aprenda a formar su salud y los acontecimientos de la vida. La persona no importuna a Dios con los gritos incesantes “Ayúdame, Dios mío!”, sino aprenda a hacer todo por sí mismo, bajo el cuidado de los mayores. Pasa todas aquellas etapas del crecimiento, las cuales ha andado sobre la Tierra bajo la dirección de sus padres. Hemos comenzado a asimilar esta tecnología hace justamente 3 años. Ahora nuestras formas mentales personales dirigen todas las formas mentales de la Nooesfera (el diablo) sin la menor resistencia de su parte. Ellas meten en cintura sólo a aquéllos quién está conforme con la suerte del esclavo. A aquél quién está preparado para dirigirlas, le obedecen silenciosamente. Solamente las formas mentales de la Nooesfera no pensarán por usted. Se puede presentarlas más precisamente en la imagen de dos “artífices” de la película de dibujos animados “Vovka en las lejanas tierras”. Ellos son “dos del cofrecito – con las caras iguales”. Las formas mentales de la Nooesfera también están preparadas para hacer para usted todo, pero sin los conocimientos y las prácticas correspondientes de su parte todo lo hecho, como si para usted, ellas engullirán en el acto. Sólo tiene que estar con la boca abierta, engullirán y al "jefe" mismo.

Las formas mentales de la Nooesfera es el Dragón Gorínych del cuento sobre Nikita el curtidor. Él comía todos, solamente Nikita ha sabido embaucarlo (ha acordado con él que dividirán la tierra por la mitad). A quién enganchar en el arado, no fueron las dudas: claro que al Dragón, él tenía las fuerzas “un poco más”. Como resultó, también tenía bastante tontería. Cuando ellos han labrado toda la tierra del mar hasta el mar, él aceptó la propuesta de Nikita para labrar el mar. Allí desapareció.

Y nosotros, como al héroe del cuento, hemos conseguido frenar y aparejar a Gorínych, habiendo dirigido su tontería al curso creador para nosotros. Las formas mentales de la Nooesfera continúan dirigiendo la Humanidad, pero ya en aquellas dirección, adonde las dirigirá, con la ayuda de nuestras formas mentales, el Mundo de Dios. Antes de la aparición fuera de los límites de la Nooesfera de nuestras formas mentales Dios no tenía el deseo, ni las posibilidades de dirigir la situación sobre la Tierra, porque la Evolución Le prohíbe a Él intervenir en los asuntos ajenos sin las “peticiones de las masas trabajadoras”. Cuando tales “trabajadores” aparecieron, creyeron en el Mundo Tenue (fuera del alcance de la Nooesferas) la “petición” como las formas mentales, y solamente desde entonces Dios tiene las manos libres para controlar la situación sobre la Tierra.

Lo que en la literatura de la magia, teosofía, ocultismo y esotérica con este motivo está escrito sin ton ni son, se puede nombrar el fruto de una imaginación enfermiza. En muchos casos las miradas de la persona a las cosas (la representación general sobre las cuales hace mucho está perdida) difieren de la Verdad como el día y la noche.

Tomemos, por ejemplo, la meditación. Qué a propósito de ello está inventado – no encaja en la cabeza. Ciertos especialistas recomiendan, siendo en el estado del trance, entrar en contacto con la muerte y consultarse según los problemas actuales de la vida. Sin embargo, qué es la meditación verdadera, no sabe nadie. Con este motivo hay una parábola hermosa del budismo Zen, que se llama la “Vigilancia”, pero la hemos cambiado de nombre y hemos nombrado “Meditación Verdadera”.

Meditación Verdadera (la parábola del budismo Zen)

A un Maestro muy viejo vino el príncipe y le dijo:

Mi padre me ha mandado a usted. Es viejo y no vivirá mucho tiempo. He mandado con la petición urgente – capacitarme mientras que él está vivo. Quería verme con sus recomendaciones. Utilizo perfectamente muchos artes de combate, fui en la guerra, fui condecorado. He acabado mis estudios en la universidad con mención de excelencia.

Cuando he vuelto al padre y le he dicho “estoy preparado”, me ha respondido:

No, todavía no estás preparado, porque está perdida una cosa básica. Debes ir al Maestro para aprender a la meditación. Esto te dará la posibilidad de unir toda tu preparación anterior. Mientras que progreses en ello, no puedo confiarte el estado”. Y ha nombrado su nombre de usted. Habiendo callado un rato, el príncipe añadió: “Estoy preparado para cumplir todas sus instrucciones, ¡pero tenga prisa!”

El Maestro dijo:

Mi primera exigencia es que no me ligue por el tiempo. Todo depende de usted. Trataré lo mejor posible, de hecho tampoco tengo mucho tiempo. Ya soy viejo y no iba a tomar a los alumnos, pero usted está mandado por el emperador, él es mi amigo viejo, consigo hacíamos nuestros estudios de la meditación a un Maestro. No puedo negarle. Su enseñanza comenzará exactamente ahora”.

El príncipe preguntó:

¿Qué me es necesario hacer?

El Maestro viejo dijo: “Usted hará las cosas más habituales: limpiar, preparar, llevar el agua, partir leña. Pero recuerde, puedo en cualquier momento golpearle, atacando por la espalda, así que se quede vigilante”.

El príncipe no esperaba tal viraje, se encogió de hombros y dijo:

¿Pues, qué tal es esta enseñanza? Pero si el padre me ha mandado a usted, significa, todo es justo”.

Y lo batía continuamente. El anciano en efecto era una gran persona experimentada. Se acercaba silenciosamente, sus pasos no fueron audibles. Salía inesperadamente de ningún lugar y batía dolorosamente. Después de 15 días todo el cuerpo del príncipe hizo enfermo de la paliza, pero él fue feliz, porque aprendió a oír los pasos del Maestro.

Su conciencia aumentó. Él cortaba leña, pero sus pensamientos fueron concentrados en el anciano: “¿De dónde aparecerá, y cómo puedo defenderse?” El anciano trataba de golpearlo, y el príncipe agarraba sólo su palo de bambú. En tales condiciones su comprensión tenía que aumentar. Al cabo de tres meses el anciano ya no podía asestar ni un golpe durante todo el día. El príncipe fue muy feliz. Pensaba: “Llegó un gran día!” Era alegrado a su cuerpo, a lo, como él se fortalece bajo los golpes. Ahora él comprendía que halló cierta fuerza que nunca tenía antes. A veces, sintiendo que el anciano se acerca cautelosamente, gritaba de la habitación: “No trate. ¡Soy vigilante!”

Pero la educación de la vigilancia no se acabó. Una vez el anciano lo llamó a sí y le dijo:

Ahora comienza el segundo escalón. Antes te pegaba con el palo de bambú. ¡A partir del día de mañana te pegaré con la espada verdadera!”

Él sacó la espada y dijo:

Aquí es mi espada, mírala. ¡Síguela! Ahora ella te seguirá constantemente”.

Esto ya no fue un juego de niños, sino la cuestión de vida o muerte. La comprensión del príncipe delante del peligro verdadero aumentó, como el poste de luz. Así, el anciano comenzó a tratar de pegarlo, pero no podía hacerlo durante tres meses. A veces, estando sentado en la meditación, con los ojos cerrados, él sentía que el maestro acercaba por la espalda para pegar, y cuando aquél levantaba el bastón para pegar, él saltaba a un lado, salvándose a sí mismo.

Y llegó el día cuándo el Maestro lo llamó de nuevo y le dijo:

Soy feliz. La segunda parte de la enseñanza está acabada”. El príncipe respondió: “Soy feliz también y le estoy agradecido sin fin. No sospechaba que en mí hay tales capacidades. Ni el viento menor puede pasar corriendo delante de mi que no lo note. Ni un pensamiento pasará rápidamente en mi conciencia sin controlar, y soy feliz que todavía hay a qué estudiar. Al principio yo dudaba y he venido aquí solamente porque yo era mandado por mi padre. Pero ahora yo mismo quiero estudiar y no pienso en el padre, ni en el reino, ni en algo más. Todo en que pienso es llevar mi conciencia a su cima altísima, y todo esto por esta alegría, que conocí y sobre que no sospechaba y con que no podía soñar. Así que vamos a comenzar la tercera etapa“.

El maestro dijo:

La tercera etapa es tal: te pegaré con la espada verdadera por la noche cuando duermes“.

El príncipe respondió: “Bien”.

El maestro trataba de atacar al príncipe, pero en aquel momento cuando él entraba en su habitación, el príncipe se despertaba. Comenzó a verse a sí mismo durmiente del lado. Durmiendo, observaba como le domina el sueño y se apodera de su cuerpo. Volviéndose, veía del lado cómo su cuerpo se vuelve de un lado en otra. Tres meses el Maestro trataba de pegar, pero no pudo. La comprensión del alumno se hizo absoluta.

Una vez el Maestro llamó al príncipe, lo abrazó y le entregó la espada, habiendo dicho:

Aquí es mi recomendación para ti. Tu padre comprenderá, porque sabe que ésta es la espada de nuestro Maestro. Ahora puedes poseerla porque has llegado al estado superior de la comprensión y la necesidad de la espada se quedó muy atrás”.


Resulta que la Meditación verdadera no será parecida en absoluto a la nirvana bienaventurada en la pose majestuosa del “loto” que es hermoso en apariencia, pero, en realidad, es la desconectación de la persona del flujo vital. Pero ella se ha desconectó de este flujo a tal punto que ya no hay nada peor, es necesario urgentemente conectarse de nuevo. El objetivo de la meditación es la desconexión forzada de la mezcladora de pensamientos, cuya fuente es la Nooesfera. Después de la conexión al Canal de Dios en la cabeza se establece gradualmente el “régimen del radiosilencio” junto al cual se pierde el sentido de tal meditación.

El Maestro viejo no instruía al príncipe a poseer ciertas supracapacidades sobrehumanas, las salidas en el astral, no instruía al inflamiento de las energías y otra cosa baladí esotérica, que sin comprensión no tiene nada común con la vida real. Le hizo a su alumno, por medio de los entrenamientos duros, activar las posibilidades naturales (como las sensaciones), hasta el nivel de la puesta en marcha del sexto sentimiento intuitivo y la sensación de los flujos de las partículas elementales – a modo del vientecillo imperceptible del movimiento rápido del cuerpo del Maestro. El príncipe ha aprendido a leer los pensamientos del Maestro, incluso en el estado de dormición. Además, su enlace con el Yo Superior ha cogido fuerza de tal manera que el Ente Verdadero en el estado de dormición comenzó a cumplir la función de la señalización de guardia, dando al monitor interno de la persona el cuadro de lo que ocurre alrededor. A tal persona no es terrible confiar el destino del estado entero. Es imposible arrastrarla en la guerra sangrienta, la que causa la aflicción y los sufrimientos al pueblo. Es imposible atraerla en las intrigas de palacio y zacapelas, habiéndola hecho el símbolo dirigido del poder, porque ella lee en la gente, como en el libro abierto.

El curso semejante del “combatiente joven” no estaría de más para cada uno, ¿pero de dónde se puede encontrar tal Maestro? Para qué buscar, el Maestro es la vida, y tres etapas del aumento de la vigilancia es nuestro Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud. Su asunto es el conectarse y el aprender a estar alerta, resistir el golpe. Le aseguramos que tendrá un “vapuleo” no menor que tenía el príncipe, y como recompensa de sus trabajos recibirá no el reino y no las montañas del oro, sino la inmortalidad real en el cuerpo físico. ¡Sólo que no murmure, si usted pierde el golpe, se pegan no por diversión!

En cuanto a la parábola misma, claro, esto es el cuento. En él está indicada la Vía, pero no hace falta percibirlo al pie de la letra. Sin duda, es ilusorio abrir la Conciencia por los métodos semejantes. La desgracia de la persona moderna consiste en lo que todos los conocimientos secretos recibidos a través de la oscuridad de los siglos, se perciben no parabólica, alegóricamente, sino al pie de la letra. Sólo tiene que animar a la persona activa por esta parábola, como ella, habiéndola percibido al pie de la letra, desarrollará la actividad intensa y dentro de un año nosotros sobre los postes y en las revistas prestigiosas tendremos la posibilidad de contemplar la publicidad con dragones y los jeroglíficos, donde el sensei después de la estancia de diez años en el monasterio japonés le invita en la escuela de la vigilancia con el raro nombre japonés. Y de hecho todos los que lo deseen no le dejan en paz, aunque el coste del curso de la enseñanza sea muy y muy alto. El secreto es muy simple: ¡que se acardenalen, ¡ojalá no obliguen a pensar y no hacían cambiarse!

Y aún la persona duerme y ve, cómo se hará el posesor de las supraposibilidades y las supracapacidades (la espada del Maestro de la parábola), ¡entonces me las pagará! Sin embargo, como veíamos, la espada al alumno le fue dada entonces, cuando para él la espada perdió el sentido del arma, habiéndose convertido en el símbolo. Se puede ser asegurado que con objeto de la agresión esta espada nunca será aplicada. Y nuestro Sistema da a los que lo han asimilado, las prácticas del empleo doble. Sería extraño si a la persona le fuese dado el escudo sin espada, entonces ésta no es la defensa, sino una culo de la tina. Pero así como en la parábola, la espada en el Sistema, a modo del pensamiento continuo lógico, está dando al alumno solamente entonces, cuando el deseo de agitarla (resplandecer ante los otros de sus supracapacidades) desaparece para siempre.

El esquema de la creación de las Verdades indubitables y los infolios canonizados está expuesto aún en una parábola.


El cuento sobre la Luna (la parábola de Arinica Povolótskaya)

La noche. En la calle hay dos hombres.

¿A qué sonríe usted? – uno pregunta al otro.

He aquí, admiro de la Luna.

¿De qué admira usted?

De la Luna, – el hombre señala con el dedo a la Luna, pero su interlocutor no sube hasta la cabeza.

¿Qué Luna? – pregunta.

He aquí ella está, – se asombra el hombre, – directamente ante usted, tal amarilla.

¿Amarilla! ¡Oh Dios mío! ¡Es necesario contarlo a alguien!

Dentro de una media hora alrededor del hombre se reúne la muchedumbre.

Maestro, cuéntanos de la Luna, – pide tímidamente el delegado de la muchedumbre.

¡Qué diablo! ¿De qué debo contar aquí? – se sulfura el hombre. – Suban sus cabezas y verán todo por sí mismos.

Alguien, no rompiendo del hombre los ojos fieles, escribe apresuradamente en su bloc de notas: “Sólo tiene que subir la cabeza, que para la mirada se descubre la Luna, el círculo amarillo en el fondo del cielo negro... “

¿Qué escribes? – con atención pregunta el hombre.

Alguien debe conservar la doctrina para los descendientes, y si no mí, quién?

¿Qué, al diablo, doctrina! ¡¡¡Sube simplemente la cabeza!!!

Subir la cabeza no es difícil, sino es muy simple...”, – de nuevo comienza a dejar correr la pluma el evangelista recién aparecido, pero la persona lo bate de abajo por el puño en la barbilla y ante los ojos que escribe aparece y desaparece la mancha amarilla.

¿Qué fue esto, Maestro!

La Luna.

Dios mío, he visto la Luna. ¡He visto la Luna! ¡¡¡La Luna!!!

Él ha visto la Luna, – se inquieta la muchedumbre y comienza a jugar al corro alrededor del profeta lunar, el cual frota su barbilla. El hombre mientras tanto deja de la mano a todo esto y se marcha fuera, admirando del plenilunio... A través de dos mil años alguien lee “Evangelio de la Luna” y suspira pesadamente.

¿Y qué utilidad hay en esto? – piensa. – En aquel entonces el Maestro era al lado y podía darte siempre por los dientes en el momento necesario. Algunos, la verdad, afirman que basta uno libro y que ellos por sus ojos propios ven la Luna cada noche, ¿pero a quién se puede creer en el tiempo presente? Y, hablando en general, esto puede ser el cuento de nunca acabar, aquí, le diré a usted francamente...

A menudo la persona está en la seguridad que comprende al mundo, y nadie de los circundantes no tiene la posibilidad de destronar a estos errores, ya que simplemente no fue el caso de dudar en la comprensión correcta”.


Precisamente así nacen los errores de la Humanidad, a los cuales en la actualidad ya es imposible con la ayuda de la vida confirmar, ni desmentir. Por eso se debería atribuir todas las así llamadas Escrituras Sagradas a los mitos y las leyendas que cada persona, habiéndolas leído, pueda a su manera interpretar los acontecimientos pasados hace mucho, llevando para sí la lección moral. Este proceso será el sacramento secreto, en el qué nadie tiene derecho invadir, incluso Dios mismo.

La Humanidad no puede encontrar la paridad entre lo objetivo y lo subjetivo para trazar entre ellos la faceta precisa. Y mientras tanto aquí también todo se explica con los dedos. La persona percibe la Existencia como el mundo objetivo, reflejándolo en el espejo de su Conciencia. Es natural que sobre cada hecho separado ella debe tener – y tiene – su opinión y visión propias de la situación concreta. De otro modo sería un robot, en vez del ser humano. Pero esta visión obligatoriamente será deformada, encorvada por la multitud de las opiniones subjetivas de las personas, que han dado a luz a la persona, han educado, que la enseñaban, vivía con la persona, trabajaban, tenían amistad, se comunicaban, son sus niños, nietos, etc. Cada uno de nosotros es el producto de la educación, del socium, y cualquier opinión personal y “completamente objetiva” no será absolutamente nuestra y objetiva. Y es probable que usted no objetará, que el espejo de nuestra visión subjetiva del mundo objetivo no será recto por completo, y si hablar claro, es muy curvo. Si tener en cuenta, qué cantidad de las miradas, opiniones, posiciones y orientaciones tiene cada uno de nosotros tocante a muchas cuestiones, usted puede imaginar – en qué reino de los “espejos deformantes” cada uno vive. Cada espejo deformante es un estereotipo.

Aquí a usted es aún una causa, por la cual es imposible pronunciar los juicios categóricos y crear los ídolos como los libros, las doctrinas, los Gurú, los maestros, los pastores y otros. ¿Para qué hacer todos los nuevos espejos deformantes, si ya sin estos hay bastante? ¡Permítalo Dios que lleguemos a comprender con los viejos!

¡Al mismo tiempo a cada uno con qué la vida le une, usted debe percibir como el Maestro, a través del cual el Mundo Tenue y Dios pueden prestarle la ayuda en la alineación de sus espejos deformantes! El gurú puede mostrar la dirección del movimiento, y la gente de su ambiente, como nadie más, puede echarle un rapapolvo y “hacerle una amonestación", habiéndole devuelto de las alturas quiméricas en el presente real, indicar a la presencia del espejo deformante concreto, que le altera a usted la visión de la Vía Verdadera. ¡Y nadie más no le prestará a usted tal servicio!

No hay ninguna contradicción en esto. La persona crea los ídolos, sintiéndose a sí misma que se ha realizado (y bien, puede ser, el Maestro le ayudará a eliminar las faltas separadas y trazará las últimas líneas). Pero cómo entonces ella se ha puesto a sí misma encima de la vida, por su propia mano habiendo suspendido sobre la cabeza la espada de Damocles del Universo. De hecho esto será lo que se llama el orgullo, cuando la persona está contagiada con el virus de la autosuficiencia y la independencia del organismo único e indivisible del Universo (la ideología de la célula de cáncer). ¡Qué tal para ella son las preocupaciones y las diligencias de Dios, ella cree en Él – y basta! Sí reflexionar sensatamente, todos nosotros estamos bajo la voluntad de Dios y a pesar de todo después de la muerte vendremos a Él. Sin embargo, no todo es tan simple.

A la persona, puede ser, le es igual, solamente tales perspectivas poco calientan a Dios. Le son necesarios no simplemente los súbditos fieles, sino los alumnos y los trabajadores de la gente viva, los cuales son capaces de evolucionar, al mismo tiempo cumpliendo aquí el concreto trabajo muy importante y urgente. Y se puede hacerlo solamente por las manos, pies y cabezas de la gente sobre la Tierra. ¡La persona después de la muerte no tiene tal posibilidad, que ella sea tres veces santa, y Dios, a quién es fácil hacer todo por sí, no tiene derecho a ello! Este trabajo puede ser hecho solamente por las personas de lo más profundo del pueblo, que no han caído del flujo de la vida.

A su pregunta: “¿Por qué Dios no puede encargar de hacer este trabajo a la iglesia con su potencial enorme?“ – se puede solamente quedarse hecho una pieza. La religión ha caído del flujo de la vida justamente 2.000 años atrás, habiendo quedado mucho tiempo en la comida conmemorativa, pero para que ella entre en el flujo de nuevo atrás, es necesario reconocer el hecho de tal salida. Solamente para este paso nuestros patriarcas no tendrán valor, con todo el hombre es débil, y la comida es excelente. Esto significa que el rebaño fue llevado del flujo de la vida. ¿Qué se puede encargar a tal, si, como se dice, no se puede confiarle robar, ni confiarle guardar? Se tiene en cuenta el asunto concreto que difiere por la novedad más allá de los límites. Sólo sabe que refunfuñar sobre el Satanás y sobre el salvamiento del Alma, con agudeza de espíritu pasando las cuentas del rosario, y si le pregunta – ¿qué es esto y con qué lo comen, no puede responder. ¿Qué es posible encargarle, si ella no responde por sí misma?

Después de todo lo dicho se puede comprender y justipreciar la ponderabilidad y el sentido de todas las exhortaciones de “leer el Evangelio, creer en Dios y guardar el Alma de las artimañas del Satanás”, aunque ellos van de la boca del Papa Romano o del presidente de la Academia de las ciencias. ¡Esta gente ha caído del flujo de la vida, y ya no puede tener su opinión propia!

La ausencia de la opinión propia, y en realidad – de su cara – es una señal principal de la persona que se encuentra bajo el control del encéfalo de mamífero y que ha caído del tiempo. Aquí le es aún más un modo – como se puede llevar la persona de Dios. Como ya usted sabe, Dios es la Entidad Triúnica y la personificación misma de la Triplicidad de la Existencia, porque en Él las componentes de la Triplicidad de todos los procesos de la Existencia están en la armonía. Se puede aducir la enorme cantidad de las variantes y los análogos de la Triplicidad, pero mientras tanto nos basta uno – el tiempo.

Los perdidos en el tiempo, o “Lo que el viento se llevó”99

Es probable que ya le surgió a usted una sospecha que hemos comenzado a divagar un poco, entablar las conversaciones extrañas. ¿Cómo es posible caer de la vida, caer del tiempo, contagiarse con el virus de la degradación? Es una cosa maravillosa e incomprensible.


El sueño (la parábola moderna)

Un piloto volaba sobre California. Y él dijo a su amigo:

Mira hacia abajo a este lago hermoso. Nací cerca de él, allí está mi aldea.

Él indicó al pueblecito pequeño que, como en la percha de gallinero, se había situado en las colinas cerca del lago, y notó:

Yo nací allí. Siendo un niño, estaba sentado a menudo cerca del lago y pescaba. La pesca fue mi pasatiempo querido. Pero cuando fui el niño pescador, en el cielo siempre volaban aviones. Pasaban volando sobre mi cabeza, y yo soñaba con aquel día cuándo podré hacerme el piloto y conducir un avión.

Éste fue mi único sueño. Ahora ha sido cumplido. Y ahora estoy mirando cada vez hacia abajo a este lago y sueño con aquel tiempo cuándo me iré a la pensión y me iré a pescar de nuevo. De hecho mi lago es tan hermoso...”


El hombre, creciendo, vivía por el futuro, habiendo realizado el sueño – ¡vive por el pasado, casi no siendo en el presente!

El mismo Dios vive en el presente, aquí y ahora, en la componente dinámica de la Existencia, edifica su futuro y Universo de Él. La conciencia de 99 % de la gente sobre la Tierra de esta componente está llevada en otros mundos, en otras Dimensiones y sistemas de coordenadas. No vale la pena asombrarse de ello, porque el mundo material físico, tanto como la persona misma, es un holograma, el espejismo, cuyo sitio sobre el globo por sí mismo poco que determina y significa.

Ahora gustan repetir que el pensamiento es material. Todo es justo, lo más valioso en la persona son el pensamiento y la energía mental generada pro la persona. Se han llevado el pensamiento junto con su Conciencia de la vida real, significa, la persona aquí ocupa solamente el lugar, ¡pero para la vida, Dios, la Evolución ya está perdida!

Si acordarse que el presente es el proceso de la realización del futuro variable, dígame, por favor, ¿cómo puede la Humanidad edificar el futuro digno, estando ausente a 99 % de su número en el presente? Aunque la gente esté ausente no todos 100 % del tiempo de su vida, ¿pero con todo está ausente? ¿De qué conformidad de ideas y subordinación a la dirección única de Dios se puede decir, cuando 99,9 % de la populación está ausente sin permiso, habiendo sido abstraído por completo?

Aquí es la causa de la paradoja hasta ahora no explicada. La mayoría aplastante de la Humanidad no son enemigos a sí y a sus niños, la gente trabaja hasta echar el bofe, trata de vivir según los preceptos del Cristo, ¡y qué futuro está edificado por ella – ¡ojalá no lo vieran los ojos! ¡Y de hecho todavía no es tarde! Todo eso sucedió porque la gente se ha llevado una por una la energía dada para la creación de la vida – del presente adonde sea, allá donde se encuentra su cuerpo físico.

¿Y en qué lugar usted quiere que Dios nos reúna para llevarnos en el futuro luminoso, en la Cuarta Dimensión, si nos hemos desbandado del presente como las cucarachas, y Él no tiene derecho a abandonarlo para reunirnos? ¡Todo es justo, irá con aquéllos, quienes se han quedado con Él en la “hacienda”, y no corretea dondequiera! ¿Quién es ella, la gente que ha compuesto 1 %? ¡La gente con nervio! La mayoría de ella vinieron teniéndolo, y la parte – lo hizo ya sobre la Tierra.

No tratamos de dirigir a nadie, a nadie formamos en columna, sino sentimos intuitivamente y, es posible decir, sabemos, a quién la Conciencia le lleva del presente. Es muy simple distinguirlos, ellos abordan el asunto, siendo asegurados que casi todo ya saben. Consienten conocer nuestros libros y el Sistema solamente para examinarnos y para llevarse a sí mismos hasta la perfección absoluta. Aquí este acceso se llama la ignorancia sabia e ilustrada – la ignorancia de las personas que han caído del flujo de la vida.

Por ejemplo, no nos contamos a sí mismos los maestros, sino sabemos el cuadro general, sin el cual es imposible ir en el futuro luminoso, y en general sea peligroso empezar a moverse. El conocimiento de este cuadro da a la persona la posibilidad de hacer la “medición de referencia” a la localidad, encontrarse en el sistema de las coordenadas del presente. Y solamente entonces se puede dar la dirección del movimiento consecutivo y todos los objetivos intermedios y los puntos de referencia.

Es asombroso, con qué ligereza la gente, que no tiene tal “medición de referencia”, siendo caído del tiempo, osa a la Opción y al logro del objetivo. No teniendo la representación – quién tú eres y dónde te encuentras, es imposible llegar a la perfección y el objetivo mismo. ¡Un marro está garantizado!

El secreto de la meditación del Maestro viejo y el sentido de la eficiencia asombrosa de tres etapas de la vigilancia consiste en lo que el alumno está colocado en tales condiciones severas que no le dejan de caer del presente ni por un instante. ¡Ya que él tiene el presente bajo el control inconsolable, se puede predecir su futuro con precisión absoluta y este futuro no puede dar malas sorpresas! A propósito, el problema del curso inicial del novato, cuando el hombre viene al maestro con el objetivo de aprender a hacer los violines o hacerse el maestro de los artes de combate, y le hacen fregar el suelo y preparar la comida, en ello consiste que a través del trabajo sucio agotador hacer tomar cariño a lo presente, aquí y ahora. ¡De otra manera el alumno, viviendo en las nubes, no adquirirá lo principal!

Al éxito en el Sistema y en la vida lo puede llegar solamente aquél quién no trata de ponerse a sí mismo por encima de la vida, y tomar una pose del alumno con relación a ella; quién mira a todo lo que ocurre de abajo hacia arriba. Y hay los otros que a menudo, no acabando la lectura de “La Doctrina” hasta la mitad, corren para conectarse al Sistema.

Las personas que nos prometen bajo juramento que en cuanto que unas veces lean nuestros libros y todo comprendan (tan pronto como sea posible – y en seguida), aquí mismo se conectarán al Sistema – ellas en 99 casos de 100 no nos escriben más. Es una santa simplicidad, que es peor que el robo – a decir verdad; ¡solamente podemos quedarse hecho una pieza! Su conciencia les lleva allí, en el pasado o el futuro, donde ellas viven, porque solamente allí es confortable para ellas. Pero la pregunta “¿cómo hacer con la vida presente, real?” se queda insoluble, así como se quedan sin respuesta todas las quejas a ella.

Así, hagamos el resumen, de nuevo habiendo vuelto al destino de Valentina. Por lo visto, ella tiene “un nervio”, porque es prácticamente imposible obligar a la persona “normal” simplemente así, perdiendo la cabeza, meterse en lo más allá de los límites y no conocido. Como se ha dicho, buscar en su desgracia los extremos y los culpables es un asunto absurdo, son culpables todos y nadie concretamente. Valentina ha recibido la lección, y será muy bien, si la lección le presta utilidad a ella. La lección principal para ella y todos ustedes consiste en lo que el conocimiento con las fuentes originarias como “Bhagavad-gita” y “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” debe tener obligatoriamente la refracción y encarnación práctica. Lo que la persona no sabe estas condiciones y no tiene las prácticas, a manera de nuestro Sistema, esto no agita a nadie. Los conocimientos hay en el Internet Universal, donde ni nada, ni de quién está escondido, todo está a cara descubierta, todo es accesible. Te conecta, aprende a trabajar, analizar y tomar lo necesario para sí. Si no puedes encontrar la práctica, es muy fácil – la crea. ¿Ah, esto es difícil e insólito? ¿Y ser kamikadze y meterse en la subestación de transformación de la tensión en 150 kilovoltios para quemarse, cómo la vela, no es difícil y no es terrible en absoluto?

Bajo la misión todos sin excepción comprenden la acción de hacer el bien a la gente y el servicio a Dios con el sacrificio de sí mismo indispensable en el fin. Aquí entonces la persona presupone no simplemente ganar por los puntos, sino vencer rotundamente, que en seguida y con la garantía caer en el Paraíso. ¡Qué andar en fruslerías, vamos a divertirnos! Y con todo los laureles de Cristo no dejan dormir tranquilamente. Pero la persona tiene solamente una Misión – del Creador, pero no de la víctima. A la persona rusa dar la vida por el asunto bueno – es coser y cantar, y para engancharse y tirar la carreta – ¡aquí líbreme de ésto!

En los primeros años del contacto no podíamos comprender durante mucho tiempo: ¿por qué Dios, tal grande, inteligente y todopoderoso, en respuesta a nuestra petición de predecir nuestro futuro se quedaba hecho una pieza. – “Sí, – respondía, – yo tengo el Custodio del Tiempo (así se llama el puesto), el que puede desdevanar “la cinta del tiempo” atrás, aunque al comienzo de la Creación del Mundo. ¿Pero cómo puedo predecir el futuro variable de alguien, incluso el mío? ¡Sí, sí, incluso el mío! Habiendo creado el Universo y todos vosotros, me hizo el rehén y del Universo, y de cada uno de vosotros”.

Precisamente así como el propietario del auto, dirigiendo con el volante, se hace su rehén. Todo depende de hasta qué punto no cayó del presente. Es decir, hasta qué punto él no vive con las ilusiones del estado pasado del coche (ya que antes fue nuevo y nunca le dejaba colgado), y vive de las realidades del día de hoy. Él reconoce que el coche se desgasta, significa, exige la atención y el entretenimiento cotidiano. Si el dueño del coche se “mantiene volando” en el pasado, habiendo caído del presente, el futuro lo castigará seguramente. ¿Cómo? Muy simplemente. ¡Un buen día el coche desobedecerá, se matará a sí mismo y matará al dueño! Y usted puede dar la masa de los ejemplos semejantes.

Dios de nuestro Universo (tanto como los Dioses de todos otros Universos encabezados por Dios Padre), acordando sobre esto, no cae del presente (y si Ellos se ausentan, ponen todos los procesos al autómata), de otro modo cada tal caída creará en el futuro la vacuidad imprevisible. De tal perspectiva se Les pierde el apetito y Les dan punzadas de hambre.

Partiendo de ello, se puede decir condicionalmente que Dios es nuestro rehén, esto es hipotético. Sin duda, Él sabe en términos generales cómo se acabará uno u otro proceso, porque lo cuenta y forma escrupulosamente. Pero junto a esto (ya que no tiene derecho de engañar a nadie) Él no puede nombrar la fecha exacta y la hora de la terminación del proceso, tanto como su resultado o total exactos. Los procesos en el Universo tienen la extensión de mil, millones y mil miliones de años. ¿Cómo es posible adivinar cualquier de ellos, si a cada instante en ellos interviene la multitud de los factores accesorios, incluso tal potente e imprevisible, cómo el factor humano? Ser nuestro rehén en ese sentido, como dice Dios, es muy interesante, ameno e instructivo.

En efecto, ustedes no se aburrirán con nosotros. Por ejemplo, en el primer libro escribíamos que nuestra civilización en el Universo es conclusiva y final. Así fue antes de la puesta en marcha del Apocalipsis. Pero ya el comienzo de nuestro trabajo común con Dios realizado en “La Doctrina Secreta” y el Sistema de la Armonización de la Persona, “hizo descarrilado” los planos y los plazos de todos siete Universos, incluso los planos de Dios Padre Savaof. Y por eso Ellos no se sienten agraviados osotros. ¡Dicen que por todo eso Les hemos atizado el fuego bueno! En nuestro Universo está decidido en los principios nuevos criar aún más una civilización para comprobar todo esto en la práctica. En este caso se queda la adivinanza: ¿cómo la gente sobre la Tierra, aunque tenga más de dos palmos de frente, puede predecir el futuro? Todos los profetas, las personas que salen en el astral, también la mayor parte de los contactadores – ellos están conectados a la Nooesfera, y aquélla es la maestra grande de la prestidigitación: siete verstás1 hasta los cielos y cuarenta barriles de los presos. La Nooesfera muestra aquel futuro, a que “las estrellas arrastran por los cabellos”!

Por lo visto, la gente poco se interesa – ¿acaso el futuro real corresponderá a los pronósticos, le es importante el proceso y la participación en él. Es porque la adivinación se ha convertido en la industria sólida en que se hacen los estados de muchos millones. Los astrólogos, los profetas y los oráculos entran en el personal de los gobiernos, sin permiso preliminar formando el futuro de la Humanidad. ¡Partiendo de esto, es posible hacer una inferencia que este futuro será poco envidiable!

Con otras palabras, para no tener en el futuro los disgustos, es necesario no conjeturar, sino edificarlo continuamente, paso a paso, formarlo en el presente, de qué se ocupan nuestros Dioses, sabios por la vida. La persona, la criatura ligera, prefiere mariposear, como una mariposa que revolotea alegremente de la flor a la flor, aplazando los asuntos urgentes de hoy para “más tarde”. Salta: el pasado – el futuro – el presente – el futuro – el pasado... Luego, habiendo comparecido ante el futuro real como la vacuidad y las completas consecuencias impredecibles, exclama: “¿Y bien, es posible!” – corre a las adivinadoras, los profetas, los astrólogos para conocer – ¿qué le dirán las estrellas en lo que a esto atañe? Y las estrellas como antes llevan a los que están en acuerdo, y a los que están en desacuerdo les arrastran por los cabellos. No saben nada más. Es decir, los que están en acuerdo – tienen la posibilidad de edificar el futuro, entonces, escoger el destino por sí mismos, ¡y al que está en desacuerdo con tal acceso – no le queda más que esquivar los puntapiés, esperando que quizás pasará! Aquí es todo el cuento sobre el tiempo perdido para 99 % del electorado.


1 verstá – antigua medida rusa (≈ 1,06 km).

 

Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007