Las ideas de la persona deben ser llenadas con la vitalidad

Las ideas de la persona deben ser llenadas con la vitalidad


Al comienzo vamos a comprender qué tal es una vitalidad y en qué ella se demuestra. La vitalidad es la capacidad del cuerpo, la sustancia, el campo o el proceso para la existencia como la manifestación real. La condición básica de la existencia, o de la vitalidad, es la Dualidad como los Polos – los Contrastes. Entre ellos hay una componente dinámica, la que constantemente incita los Polos a la transición reciproca de uno a otro (a la interacción). El proceso será dinámico y activo, si está llenado con la energía mental del Creador (de la Persona o Dios), solamente porque el motor de todos los cambios y las transformaciones es Su pensamiento. La energía mental de la Persona y Dios tiene una naturaleza, solamente el grado de su manifestación (actividad) depende del grado del desarrollo de la Conciencia. Dios que tiene la Conciencia ilimitada, es capaz de influir por Su pensamiento en todos los elementos del Universo. La Conciencia de la persona y sus posibilidades están limitadas por la necesidad de la satisfacción de sus necesidades y deseos. Por eso ella es capaz de influir por su pensamiento solamente en los procesos capaces de satisfacer las necesidades personales (¡y solamente las suyas!).

¡El mundo en que la persona se siente realmente, crea sus necesidades de ella! Es la zona confortable como el ambiente de la habitación, en el cual se siente a sí misma confortablemente (si todas sus necesidades están satisfechas). Todo otro que está creado y se crea con la ayuda de otros motivos incentivos y por otra gente, crea el ambiente de la habitación, en que ella no puede sentirse a sí misma realmente. ¡Este ambiente es hostil para la persona! En este caso ella siente el estrés, y todos sus acciones consecuentes serán dirigidas para vencer la situación y hacer el ambiente de la habitación como la zona confortable, utilizando la percepción subjetiva del Mundo.

Todos los pensamientos, la Conciencia y la energía mental de la persona están dirigidos hacia sí misma, hacia su Ego, la satisfacción de las necesidades del Ego como la Conciencia original. En realidad, el Ego limita la Conciencia. La energía mental de la persona egocéntrica tiene la tendencia destacada, negativa. Sus pensamientos están llenados por la envidia, el orgullo, la crueldad, los celos, etc. Ello está determinado por la causa que la persona no vive como un eremita, su vida pasa en el socium, en la comunidad de la gente. Siendo aislada, apoyándose en una naturaleza sola, la persona no puede satisfacer sus necesidades. Ella lo hace con ayuda de otra gente.

El principio egocéntrico incita la Conciencia, dirigiendo todas sus acciones para satisfacer sus necesidades a cuenta de la explotación de la persona por la persona. Para el Ego es completamente indiferente el estado y la posición de otra gente, lo principal es que le sea confortable a él. Si tener en cuenta que no sólo la persona separada tiene Ego, sino también la familia, el linaje, el estado, la nación, por esta causa entre la gente hay unas riñas y las refriegas, y entre los estados – las guerras.

Esto no sería tan terrible, si no llevase a la degradación del Individuo. Es que la persona es el biocomplejo destinado para la realización de los programas del Alma, cuya base compone la energía mental de Dios y la de ella misma. En realidad, el Alma es un espejo del Sistema Dios – la Persona. El principio egocéntrico junto con la energía negativa mental, penetrando en el Alma, desequilibra este Sistema a un lado del aumento de peso del Polo “la Persona”, que lleva al desarrollo del orgullo en ella, la mismidad y muchos vicios. La persona se siente a sí misma como dueño de la situación y señor del proceso vital. En todos los asuntos calcula sus fuerzas y confía solamente en sí misma. Y puesto que su bienestar depende enteramente del grado de la interacción con otra gente, hace más rígida su explotación.

La cadena Dios – la Persona se rompe, ya que el Alma se orienta más hacia el Polo de la persona, hacia la solución de sus problemas. Ella está obligada alimentarse con la energía negativa mental, perniciosa para ella, la que tiene otro ritmo de la influencia en el mundo circundante, la gente, la naturaleza.

Todos los elementos del Universo tienen el ritmo sincronizado con el ritmo de la energía mental de Dios, entonces, cooperando con el ritmo de la energía mental de la persona, el cual se encuentra en la contrafase, entran, hablando con benevolencia, en la contradicción con la persona. En el Universo todo se encuentra en la interacción, y, conforme a Newton, a toda acción corresponde una reacción igual. En el total, por un lado, el mundo circundante, influyendo en la persona, aspira a equilibrar el Sistema Dios – la Persona (la Ley del Karma). Por otro lado – la energía negativa mental, que influye en el mundo circundante y la naturaleza, se acumula en ellos, provocando una destrucción más grande del sistema del enlace con Dios, y esto lleva a su transformación degradable y destrucción.

En el total la naturaleza se hace hostil para la persona que se encuentra en el estado de la oposición con la vida misma. En la contradicción con ella se encuentran su Conciencia y Alma. Se pone en marcha el “efecto dominó”. El Alma pierde su vitalidad, la energía mental también pierde la vitalidad, los pensamientos se hacen inanimados. La persona deja de apreciar la vida, sus pensamientos están dirigidos por completo solamente hacia la satisfacción de las necesidades del Ego.

Si tener en cuenta que el Alma no sólo construye el cuerpo físico, sino también determina el grado de su interacción con el mundo exterior, habiendo perdido el potencial vital y habiéndose llenado con la energía negativa mental, ella comienza a destruir el cuerpo, agravando la cualidad de su vida. La pérdida por el Alma de la vitalidad lleva a la infracción de todos los procesos vitales en el organismo y su intercomunicación con el medio exterior. Se atrofian los analizadores de los órganos de los sentidos y en primer lugar de la piel, los que abastecen el cambio Infoenergético con el medio exterior. Sufren el sistema nervioso y el encéfalo, se perturba la circulación de la sangre, la percepción de las sustancias nutritivas de la comida, el funcionamiento de la respiración y la reproducción de la energía. Todo esto lleva a la enfermedad de los órganos internos, a la obliteración de los meridianos, la obliteración de la circulación de la energía. La persona se desconecta de la energía vital, habiéndose quedado sin fuente de la alimentación.

Esperamos que usted comprende que en este caso ningunas ocupaciones organizadas según los sistemas del saneamiento y las prácticas espirituales no pueden dar el efecto resistente de salubridad y el mejoramiento de la cualidad de la vida. Y no les darán, hasta que la persona encuentre la vía para eliminar la causa de sus desgracias ligadas al estado del Alma, hasta que cambie su orientación y le vuelva a Ella la vitalidad.

Es otra cosa cuando su pensamiento y la energía mental están llenados con la energía positiva creadora. En este caso el Alma en el Sistema Dios – la Persona está orientada hacia Dios y el Mundo en el que nació, absorbe la energía creadora de Dios y la persona, aumentando su potencial y vitalidad. La Conciencia recibe la orientación hacia la interacción con otros Sistemas, incluso hacia la compresión mutua con la gente. Esta compresión reciproca se edifica sobre la base de la cooperación con ella, y esto aumenta el potencial creador de la energía mental del Sistema, refuerza las creadoras fuerzas de realización. Todo esto en el complejo lleva a la realización de las intenciones de la persona.

Esto es una variante ideal de la interacción de la gente. En la vida las Almas con la orientación positiva tienen que chocarse más a menudo con las Almas que tienen la orientación negativa. En esta colisión más a menudo vence el mal. Para que venza el bien, es necesario el soporte seguro como los conocimientos, la interpretación de la situación y su percepción correcta. Muchos tienen que aprender seriamente en esta dirección, esto les ayudará conservar y aumentar la vitalidad de su Alma.

El business de red puede servir de ejemplo de la influencia en el Sistema de las fuerzas destructivas. Aquí viene la gente con las posibilidades y las probabilidades iguales. En el caso si la orientación positiva de la energía mental fuese general, todos los participantes del business podrían realizar sus posibilidades bastante simplemente. Sin embargo, la presencia de la orientación negativa de la energía general mental del sistema en la mayoría de la gente lleva a la explotación de unos seres humanos por otros. En el total pocos realizan sus posibilidades. Las buenas empresas de la mayor parte de la gente resultan aplastadas por el factor humano como la incredulidad.

Precisamente por eso en el business de red es muy importante admitir en su equipo la gente cuyos pensamientos están dirigidos hacia la creación y la cooperación. El equipo de red es su empresa pequeña de usted, que le llevará al éxito, si está llenada con la vitalidad. O será destruida bastante rápidamente, si en este equipo cae la gente que tiene la orientación egocéntrica. Usted tendrá que chocarse constantemente con la envidia, la cólera y otras cosas negativas.

Por lo visto, por esa causa en el mercado el método más perenne resultó el método clásico de la difusión de las mercancías y los servicios (la mercancía desde el productor hasta el consumidor está en venta a través de la red de los mayoristas-intermediarios que son las personas jurídicas y están guardados por las leyes estatales). Sus servicios son caros y están incluidos en el valor de la mercancía. En realidad el consumidor, comprando la mercancía o el servicio, paga el trabajo de los funcionarios-intermediarios y todos los gastos accesorios. Pero lo hace con el alma tranquila y la conciencia tranquila. En primer lugar, todo es oficial y está permitido por la ley (la Nooesfera). En segundo lugar, a los intermediarios que se enriquecen con tal consumidor, él no les ve y no les envidia, sino tiene que hacer con los vendedores, la gente aún más sin derechos y dependientes que él mismo, a la cual se puede solamente compadecerse. Es porque el modo clásico, ruinoso para el consumidor y ventajoso para los demás – ¡es el más perenne y sin conflicto!

Los totales: para dirigir la cualidad de salud y vida, tener el éxito en los asuntos, es necesario evaluar con elogio la vida. Su valor para cada uno es individual y es el criterio de la vitalidad del Alma. Solamente la presencia del potencial alto de la vitalidad determina tales cualidades como la claridad de objetivo, la persistencia, el trabajo, la insistencia en el análisis y la superación de los obstáculos.

Para que sea aumentada la vitalidad del Alma, es necesario en primer lugar desarrollar en sí la voluntad por medio de las repeticiones insistentes de las prácticas que desarrollan el intelecto y refuerzan la salud. Para su desarrollo se utiliza la repetición y la recordación de los textos distintos (los versos, la prosa), los logros de las ciencias naturales, pero en primer lugar esto son “Diez Pergaminos” de Og Mandino. A muchos no les molestará la repetición de las asignaturas escolares (la matemática, la física, la química, la biología). Paralelamente con la lectura y la recordación de los textos es deseable realizar su monitoring (análisis) de ellos y su interpretación. Tal acceso le permitirá a usted desarrollar el pensamiento lógico. Las observaciones de la vida, la conducta de la gente, los pájaros, los animales le ayudarán, en combinación con lógica, a desarrollar en sí la sabiduría, sin la cual es imposible realizarse a sí mismo como el Individuo.

Para reforzar la vitalidad del Alma es necesario aplicar los esfuerzos volitivos para cada día ocuparse de las prácticas de salubridad. Y el enfoque de la cuestión del reforzamiento de la salud también debe ser complejo. Es imposible ocuparse solamente de las prácticas psicoenergéticas o solamente de los ejercicios físicos o templar el cuerpo. Es necesario utilizar ecesidad todos los métodos conocidos del saneamiento y las prácticas psicoenergéticas junto con Chi Kung, el Yoga, templadura y la carrera. Más detalladamente sobre todo ello usted conocerá del 4o libro consagrado a los problemas de la salud. Hay una técnica especial, más específica, del reforzamiento de la vitalidad del Alma que se llama “El Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud”.


Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007