La posibilidad de dirigir los acontecimientos

La posibilidad de dirigir los acontecimientos


Hemos examinado los momentos básicos necesarios para la orientación de la energía mental o el pensamiento hacia las leyes objetivas de la Vida. Es necesario que esta orientación sea constante, esto se realiza por medio de la armonización del Sistema Dios – la Persona. Con su ayuda aprendemos a dirigir los acontecimientos (y los dirigimos), atrayendo a sí los favorables y rechazando los negativos, es decir, abastecemos la transición cualitativa del Mal al Bien. A cuenta de todo esto aumentamos la cualidad de nuestra vida – y no para un día o dos, sino para siempre.

¿Con la ayuda de qué fuerza dirigimos los acontecimientos? Con la ayuda de la fuerza del pensamiento creador de la Persona. Esta fuerza contiene una presencia del objetivo. El Individuo siempre sabe – qué desea, para qué y con qué objeto, también sabe qué leyes objetivas utiliza para lograr lo deseable. También sabe que es posible lograr lo deseable solamente por el trabajo propio. Es imposible llegar al objetivo, esperando que alguien formará alrededor de usted los acontecimientos así que su objetivo sea realizado por el modo milagroso. Usted debe trabajar en ello. Sí, alrededor de nosotros alguien forma constantemente los acontecimientos, pero el bien como el resultado está recibiendo solamente por el autor, los demás en la mayoría de los casos reciben un agujero de la rosquilla, que era nombrado el Mal.

Realizamos la dirección de los acontecimientos con la ayuda de las formas mentales formadas y criadas osotros. El lugar de su residencia es el Campo Infoenergético Universal. ¿Cómo establecemos nuestra forma mental en el Campo? La creamos conscientemente, indicando la destinación especial. Es necesario decir que toda la gente sabe crear las formas mentales, pero no todas ellas caen en las capas tenues del Campo Informativo. La mayoría de ellas se asienta en las capas rudas del Campo, creando la así llamada Nooesfera. La interacción con el Nivel inferior o superior del Campo Informativo está determinada solamente por el modo del pensamiento. El pensamiento subjetivo coopera con la Nooesfera, objetivo – con el Mundo de Dios. De aquí hay la manifestación distinta de las propiedades de las formas mentales y sus funciones.

Sabemos que el pensamiento subjetivo coopera con las fuerzas del Mal, y el objetivo – con las fuerzas del Bien. Precisamente por eso todo el Mal es la manifestación de la Nooesfera, y el Bien – del Mundo Tenue. Resulta de aquí una cualidad asombrosa de la interacción con el Campo Informativo: la persona cuyo pensamiento está orientado hacia los procesos subjetivos, es decir, hacia el Ego, coopera con la Nooesfera que realiza todas sus esperanzas. Si tal persona está poseída de la idea del salvamiento de la Humanidad, la Nooesfera le materializará a ella sus pensamientos como las perspectivas distintas del salvamiento. La persona poseída de la idea de la curación de la gente con la ayuda de la bioenergía o psicoenergía también recibirá lo deseable. Solamente no olvide que la Nooesfera es la encarnación del Mal, por eso no espere que el asunto bueno sea de la manifestación de todas las supraposibilidades semejantes. Todo se concluirá con el mal general.

Con tal mal todos chocamos constantemente. Ahora se han propagado muchos curadores, maestros y salvadores que, encubriéndose con las ideas buenas, y a veces por sí mismo habiendo creído en su exclusivismo, crean el mal declarado ya por lo mismo que llevan la persona de la necesidad del conocimiento de la objetividad, las vías de la autocuración y el desarrollo evolutivo.

La persona, cuyo pensamiento está orientado hacia los procesos objetivos y está privado del Ego, coopera con el Mundo Tenue, con Dios, con Su energía mental. Como es conocido, la energía mental de Dios se realiza durante la creación y el trabajo creador, por eso la persona que coopera con ella, recibe todas las recomendaciones necesarias para su realización en estos procesos, su conocimiento. El trabajo exitoso en este campo de acción está recompensando por el bien como la felicidad y la prosperidad. Es posible crear solamente por el trabajo, por eso el Mundo Tenue y Dios esperan de la persona la labor constructiva, orientándola a esto. Para ellos el recibo del bien “como por arte de birlibirloque” es completamente inaceptable, ¡porque es el mal declarado! A la persona que se ha atascado en la pereza cordial, no es agradable escuchar eso, pero son sus problemas.

Y ahora piense por sí mismo, ¿hacia qué Dios se dirigen aquéllos quienes invocan el auxilio, pero con eso no moverán los dedos para recibir la realización deseable? Claro, este dios es la Nooesfera.

¿Para qué es necesaria la forma mental individual en el Mundo de Dios? Antes hemos examinado nuestro enlace e interacción con el Campo Informativo. Dios realiza la dirección de todos los procesos de la Existencia por medio de su Conciencia – el Campo. Que los procesos se realicen automáticamente, sin el control constante y la intervención subjetiva, Él crea las Formas mentales – los Egregores, que conservan en sí la información desde la Creación del Mundo hasta el día de hoy. Sabemos que el proceso de la vida está creando juntamente por Dios y la Persona, solamente Dios da las perspectivas generales del proceso vital, y la Persona – más concretas, específicas, construidas bajo su necesidad vital. Para la dirección de los acontecimientos concretos con su realización automática la persona, así como Dios, crea las formas mentales de la dirección.

El Campo Infoenergético es impersonal y no tiene las ataduras individuales, por eso para traer en Él la información sobre la situación concreta o sobre el proceso vitalmente necesario, la persona debe saber la perspectiva del desarrollo del acontecimiento o el proceso, habiendo ajustado su pensamiento a la perspectiva del desarrollo evolutivo. Por lo mismo está determinado, está programado el estado del proceso en el futuro, y esto será la dirección del proceso vital, de sus acontecimientos.

Todas las funciones indicadas son cumplidas por la forma mental de la persona. La forma mental es individual y comprende solamente a su fundador. Nadie puede conectarse a ella o influirla de algún modo, habiendo cambiado su orientación, excepto su dueño. La persona está ligada a su forma mental en el Mundo Tenue por medio de la orientación objetiva del pensamiento propio. Solo tiene que caer de la realidad objetiva, habiendo puesto en marcha el proceso subjetivo del pensamiento, que en el acto se baja al Nivel de la Nooesfera y se trata con ella.

La Nooesfera está privada de la vitalidad, por eso, cooperando con ella, la persona recibe lo que en el momento actual es ventajoso para la Nooesfera, pero no para el Campo Infoenergético. ¿Qué le es ventajoso a ella? No olvide que ella sirve al Mal, es decir, enseña que usted haga la Opción de la correcta orientación vital, por eso creará seguramente alrededor de usted la situación que le hará ver a claro y cambiar el punto de vista subjetivo. Si esta situación le aparece ante usted como el Mal declarado – esto es su problema. ¡Aprenda a sacar conclusiones y la Opción correcta!

¡Aquí por eso es tan importante controlar sus pensamientos!


Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007