El sentido de la vida y la Evolución de la persona

Capítulo séptimo

El sentido de la vida y la Evolución de la persona


A menudo a la forma mental se la confunden con el Yo Superior. Notemos su distinción esencial. La forma mental es el resultado de su comprensión de usted de los procesos vitales. Ella se forma y se crea solamente por su pensamiento de usted. Su función es realizar, formar algún acontecimiento alrededor de usted, a través de que su pensamiento podría materializarse, haciendo una realidad. Usted está ligado con la forma mental solamente en la vida presente. El Yo Superior serán los programas del desarrollo evolutivo del Alma del momento desde su nacimiento hasta su estado presente. El Yo Superior está complejamente ligado con usted mismo y con su realización vital. Con el Yo Superior usted está ligado siempre: y en la vida presente, y en la pasada, y en la futura. Siempre y en todos los tiempos refleja su Ente. Cuanto más perfecto usted se hace tanto perfecto se hace su Yo Superior, y a través de él usted puede dirigir la holograma de su vida propia, poniendo en ella la perspectiva al futuro.

1. La vida es el turno de los cambios y las transformaciones constantes del Alma. El Alma nace en el Mundo de Dios, en aquel Mundo donde hay solamente una forma radial de la vida (vea el esquema 1).

Desde los tiempos más remotos ella tiene solamente el potencial vital como el juego de los programas que le dan la tendencia a la confirmación en la vida, a la organización y la regulación de su flujo.

La confirmación del Alma en la vida (la adaptación) significa la habilidad para salir exitosamente de los estados negativos de la vida, transformando cualquier situación, parecía que sin salida, en la positiva, ventajosa para sí. La humildad del Alma ante las partes negativas de la vida, la pasividad, la partida de la solución de los problemas se fijan en el programa informático (software) como el pasivo y componen en conjunto su deber kármico.

Para realizar sus programas vitales el Alma adquiere un cuerpo físico. El turno de la Evolución de los cuerpos físicos del Alma comienza desde los átomos, las moléculas, las sustancias, los artículos, los cuerpos de la vida orgánica y, al fin, ella adquiere lo a que aspiraba por todas las fibras – el cuerpo de un Ser Humano.

Adquiriendo los cuerpos distintos, el Alma asimila la Vida en todos los Niveles, en todas sus manifestaciones y ambientes. El Alma no puede saltar ni uno de los escalones. Además, en cada tal objeto de estudio ella debe recibir la calificación no menos que “bien”; todas las calificaciones se fijan en el fichero separado del Alma de cada uno de nosotros. Tomando la decisión del destino de la persona, y además, sí esto de una manera u otra toca a los destinos de la Humanidad y el Universo, el Mundo Tenue y Dios sopesan y analizan parcialmente toda la hoja de servicios del Alma de la persona.

El conjunto de todas las etapas y los niveles compone el flujo vital del Alma. Y su vida pasa obligatoriamente entre el cambio constante de las caídas y las elevaciones (las contraposiciones), porque solamente así es posible adquirir la experiencia de vida, no cayendo del pasillo estrecho de “la mediana de oro”. En cada Nivel y la etapa de su vida la experiencia es particular. Se fija en el software del Alma y no desaparece a ninguna parte. Habiéndose acercado a la etapa decisiva de la existencia – a la adquisición del cuerpo de la persona, el Alma trae en el bloque de programa de este cuerpo todo su “dote” – el estado como la experiencia de vida con todos sus momentos positivos y negativos.

Cada Alma tiene la experiencia individual, de aquí son la originalidad y la singularidad de la gente. Con otras palabras, en cada período de su vida el Alma elabora el ritmo cierto y el estilo de vida, su tonalidad. Es natural, las elevaciones a modo de la experiencia positiva, dan una ajusta mayor, optimista; las caídas – la experiencia negativa – dan al Alma una ajusta menor, pesimista. La experiencia del Alma consiste en su habilidad de encontrar la salida de cualquier situación negativa para establecerse de nuevo en la vida, habiendo recibido la ajusta mayor, vivificante. Esto es una realización creadora de los programas del Alma o, por decirlo más exactamente, del Alma misma.

Si el Alma no ha encontrado la salida de los períodos negativos de la vida, en su software se observa la ajusta menor, decadente, que se entrega en las encarnaciones siguientes. Ella siempre tiene su experiencia evolutiva junto consigo. Habiéndolo mostrado atrás, hacia atrás, al comienzo de su surgimiento, recibiremos el flujo vital del Alma o su holograma.

2. El aspecto biológico de la vida en la persona exige la presencia del encéfalo – el instrumento que abastece la vida del Alma en el momento presente y al mismo tiempo el que sabe restablecer el enlace con los programas evolutivos del Alma, con el holograma de su experiencia de la vida.

La solución de este problema exige la Evolución del encéfalo, la cual pasa tres fases:

а) el encéfalo de reptil es el encéfalo simplísimo que abastece la percepción de los irritantes del medio exterior y que abastece la reacción de respuesta de su parte;

b) el encéfalo de mamífero que abastece el surgimiento de los instintos, los reflejos, las emociones a las irritaciones externas. Aparecen los momentos de la curiosidad en el conocimiento del mundo circundante y sí mismo;

c) el neocórtex es el desarrollo superior, perfecto del encéfalo que abastece el conocimiento no sólo de la vida de hoy del Alma, sino también de todo su período evolutivo. Dos fases inferiores, los niveles, las partes del encéfalo de la persona (el encéfalo de reptil y el encéfalo de mamífero) no están dotados de tal competencia.

3. En el organismo todo está intercomunicado: el trabajo de los órganos internos está ligado y está coordinando por el cambio de las sustancias, el sistema hormónico y el sistema nervioso central; la intercomunicación del organismo con el medio exterior se abastece por el sistema nervioso periférico (el somático o vegetativo); el trabajo de los órganos internos está ligado a los músculos del cuerpo. Si los órganos están sobrecargados y están llenados con la energía negativa, los músculos correspondientes se hacen flácidos, pierden el tono, disminuyen. Las células del organismo generan constantemente la energética del cuerpo. Los ritmos y la frecuencia de estas generaciones se encuentran en el cuerpo energético en capas. Las frecuencias rudas se encuentran más cerca al cuerpo físico – es la capa emocional. En ella está reflejado el estado de todos los órganos que acumulan en sí las frecuencias de estas emociones.

Nuestro conocimiento, la comprensión del Mundo, todos los pensamientos ligados con las emociones, se encuentran en la segunda capa desde el cuerpo – en la mental. Son aquellos conocimientos, aquella comprensión del Mundo, nuestra experiencia, que son necesarios para adaptarse a la vida en el mundo físico, material. Estos procesos están dirigidos por el encéfalo de mamífero.

El conocimiento del mundo en este nivel va a través de los órganos de los sentidos (los ojos, las orejas, la nariz, la boca, la piel). Todos los conocimientos del mundo circundante recibidos a través de los órganos de los sentidos, son los conocimientos subjetivos, personales, estáticos. Sobre todo juzgamos en concordancia con las sensaciones, los sentimientos y las emociones engendrados por los órganos de los sentidos. El encéfalo es un dispositivo que reúne las sensaciones y, comprendiéndolas, construye el cuadro del mundo en concordancia con nuestras sensaciones individuales. El encéfalo, no habiendo puesto en el trabajo el neocórtex, no cumple su función del instrumento pensante. Él se encuentra en la dependencia completa de los órganos de los sentidos, entonces, es un rehén de nuestras emociones, sentimientos y deseos.

Puesto que el encéfalo dirige todos los procesos de la actividad vital del organismo (junto a su dependencia completa de las emociones), el trabajo del organismo depende de nuestras emociones. En el resultado las emociones negativas desordenan el trabajo de todo el organismo. Adquirimos las enfermedades que se fijan en la capa emocional del cuerpo energético, y los pensamientos ligados a las emociones y las enfermedades dadas, se fijan ya en la segunda capa, mental, del cuerpo energético.

Todo esto compone la experiencia del Alma en la vida corriente. Esta experiencia se recuerda y se corrige en concordancia con los problemas evolutivos del Alma, es decir, todas las acciones, los pensamientos, los deseos y los actos de la persona están bajo el control y la corrección del Karma. En su tarea entra la sincronización de las acciones enumeradas, los pensamientos y los actos con los problemas de la realización creadora del Alma, para excluir la persona de la clase de animales y llevarla en la clase del Ser humano – el eslabón superior de la Evolución de la Naturaleza.

Todas las variantes y las disonancias entre los objetivos del Alma y los pensamientos, los actos de la persona se fijan en la capa tercera, kármica, del cuerpo energético. La gente que hace las tentativas para salir de la clase de animales comienza a comprender la vida, aspirando al conocimiento de su sentido, pero además debe saber sincronizar la actividad del encéfalo con los programas del Alma. Esto se hace con la ayuda de la capa inferior del neocórtex – la capa intermedia entre el encéfalo de mamífero y el neocórtex. Encontrándose en este nivel, la persona siente constantemente como si la doble personalidad, luchando con sí misma. Por un lado, la invitan los programas del Alma, con otro – ella se encuentra todavía en el poder de los programas de la Conciencia estereotipada. Su encéfalo no cumple la función del órgano pensante. Ella como antes se encuentra en el poder de los sentimientos. La persona puede sentir e incluso saber sus pecados (las deudas kármicas), pero no puede corregirlos, puesto que no tiene el enlace con su Alma, su holograma vital. Sin cumplidos no tiene el acceso a ella.

La evolución del Alma desde Dios hasta la persona es el Yo Superior de la persona concreta. El Yo Superior tiene cierta ajusta, cierta frecuencia, que son dadas por los momentos de la realización creadora de los programas del Alma. El punto de referencia del Yo Superior y el Alma es el proceso de la separación del Alma de Dios, el punto de la llegada es una persona en la vida presente. Así, cada persona a través de su Yo Superior está ligada con Dios. Y en esta unión no hay lugar a nadie: ni a los santos, ni a los popes, ni a los niños, ni a las esposas con los maridos. Cada uno tiene derecho a restablecer el enlace con Dios sin intermediarios. Este enlace se restablece a través del Yo Superior.

La energía de Dios alimenta constantemente al Yo Superior y a la persona misma, pero en cuánto ella se aprovechará de esta energía, depende solamente de su comprensión de la vida, es decir, de si misma y el Yo Superior, del deseo y las habilidades de unirse con el Yo Superior.

4. En cuanto a la reconstitución del enlace con el Yo Superior y su control, esto es accesible solamente al neocórtex, al departamento superior del encéfalo. Para poner en marcha el neocórtex la persona debe salir de la clase de los animales (los biorrobots) y pasar en la primera clase del Mundo de la Persona en Realidad Razonable. A la persona, a pesar de su deseo, le es imposible hacerlo. Tales posibilidades están fuera de la competencia del encéfalo de mamífero que se refleja en la construcción de matriz del proceso del pensamiento y la comprensión de la realidad (vea el tema “Matriz”).

Para tomar el camino de la Evolución son necesarios los guías tanto de los representantes del Mundo Tenue como del número de las personas habituales que van con éxito por el camino del desarrollo evolutivo. Solamente con la ayuda de los guías del Mundo Tenue es posible cambiar su propia Matriz. Habitualmente a los ayudantes del Mundo Tenue la gente les nombra “Ángeles Custodios”. De la persona es necesario solamente uno – lo más rápidamente posible liberar su Conciencia de los estereotipos y las ataduras a los instintos internos, al Ego, que contribuirá a la percepción de los procesos objetivos de la Vida, su comprensión y coordinación de las acciones propias con la Vida, y no con los caprichos individuales. Tal relación a la realidad creará la necesidad de la previsión de las situaciones, entonces, todo el Universo le prestará ayuda a usted.

A usted le será dada la posibilidad de recibir del Campo Infoenergético la información necesaria para la vida, y para que usted no se pierda en Él, será dado alguien de los representantes del Mundo Tenue, que le llevará a usted en el Mundo de la Evolución, también le ayudará establecer la interacción sólida con el Polo opuesto de la Vida, con Dios. De este momento, y de ningún modo antes de tiempo, usted hace independiente en su desarrollo evolutivo. Pero hasta entonces su “avión jefe” es el hombre, que antes de usted ha venido en la Evolución y ha llegado en este campo a los resultados positivos. El Mundo Tenue por sí escoge a estes hombres sobre la Tierra para usted, si usted los aceptará o no – ¡es su problema!

El control semejante es necesario, puesto que usted puede en cualquier momento arrollar de la vía evolutiva, de nuevo tomando la vía de la satisfacción de los instintos, habiendo regresado al mundo subjetivo de las ilusiones. ¡La Opción es la Opción! Al Mundo Tenue le son necesarios aquéllos quienes han aprendido a hacer en cualquier situación vital la Opción a favor de la Evolución – las personas resistentes, aseguradas y constantemente orientadas hacia un objetivo. Es porque cada uno de nosotros debe desarrollar en sí el Individuo. Solamente al Individuo se puede confiarle la entrega de la carrera de relevos del desarrollo evolutivo:

а) el primer paso a la transición bajo la dirección del neocórtex es la comprensión del problema. Es necesario comprender y reconocer su escasez y “clausura” por el encéfalo de mamífero. Reconocer y desear escaparse de “la cárcel espiritual”;

b) el segundo paso en esta dirección será la comprensión que el guardián de las ilusiones de la persona, el limitador de sus posibilidades es la Conciencia que se forma por el encéfalo dependiente de los órganos de los sentidos. Tendrá que confesar a sí que la Conciencia preparada rellenando por las costumbres, las ataduras, las orientaciones, los dogmas (estereotipos) – es el instrumento que retiene a la persona y su Alma en la jaula, en la cárcel, que se llama “Clase de animales”. El gato letrado del poema de Alejandro Pushkin “Ruslán y Liudmila” presenta una estampa deplorable de la persona que no ha sabido salir de la clase de animales (los biorrobots). La comparación de la persona con el gato letrado no es, ni mucho menos, casual. Pushkin en la imagen del roble verde cerca de la Ensenada ha dibujado intuitivamente, en la forma poética, la vertical evolutiva. Bajo la Ensenada hace falta comprender todo el Universo. La cadena de oro no es otra cosa sino la Evolución, la que ciñe al roble por la espiral, la curva ascendiente. Pero el gato en lugar de levantarse por la vertical evolutiva, anda a la derecha y a la izquierda, es decir, en el plano horizontal del mundo material tridimensional, no pensando en la salida de él. En vez de ello se queda enteramente y por completo en el poder de las emociones: ora canta, ora dice los cuentos. En una palabra, el gatito se ha apasionado por la vanilocuencia;

c) habiendo reconocido todo esto, la persona debe fugarse al estar en libertad, comprender que toda la vida ulterior dependerá de su estudio. El estudio es la adquisición de la experiencia y la práctica de ser libre, hacerse el Creador de la vida. Habiendo aceptado todo esto, la persona debe pedir la ayuda, dirigiéndose hacia su Yo Superior, y a través de él – a Dios;

d) el auxilio de Dios ayuda a escaparse de los estados que limitan las posibilidades de la persona. Ella recibe el acceso a su Yo Superior, es decir, a la experiencia evolutiva del Alma. Esto ayuda a aprender a liberar la dependencia del encéfalo de las emociones, de la Conciencia estereotipada. Cuanto más libre es el encéfalo tanto más se desarrolla la comprensión por la persona de su Alma. Se desarrolla la atención interna, con cuya ayuda el encéfalo está ligado con la persona y su Yo Superior. La persona recibe la posibilidad de comprender y corregir los ritmos de la Evolución del Alma en concordancia con su holograma. Como usted comprende, es posible hacerlo solamente en el presente, aquí y ahora;

e) habiendo corregido la Vía del Alma en toda su extensión desde Dios hasta la Persona, cada uno de nosotros comienza la formación del período evolutivo siguiente del Alma en concordancia con los objetivos de Dios, el Universo y el Mundo, habiendo dirigido su Evolución en la dirección opuesta. Esto es el control de su vida, de su Evolución.

5. Claro, para comprender algo es necesario aprenderlo. La persona debe estar constantemente en la pose de alumno, percibiendo la vida como el estudio. Todos los acontecimientos que ocurren en la vida, deben hacer a cualquier de nosotros pensar y buscar las causas del infortunio en sí. Es necesario aprender a comprender – a qué la vida quiere enseñarle a usted. Es posible que en su Conciencia de usted hay un estereotipo que debe ser reconsiderado y cambiado y, puede ser, al contrario, él desarrolla en usted las cualidades necesarias para usted, pero ellas todavía no están desarrolladas en usted. Por eso acepte la vida tal como es, sin el esfuerzo y las crisis nerviosas.

Acuérdese que hasta que usted aprenda a ver toda la Evolución del Alma, usted en la vida todavía se guía por sus deseos, pero no por el sentido común. Que lo deseable sea recibido, usted debe ser perfecto. ¿Qué esto significa? Pasando su desarrollo evolutivo desde Dios a la Persona, el Alma adquiere la experiencia de vida, y esto no siempre puede ser acertado, no en todas las etapas de su desarrollo el Alma podía portarse correctamente. Sus errores se fijan en el Nivel dado; luego, como el rasgo cierto del carácter o el estereotipo, se entrega en la vida presente de la persona.

Desarrollando la Conciencia, la persona en el conocimiento de sí misma, del Mundo y Dios comienza a moverse en la dirección opuesta – desde la Persona a Dios. Por la medida del desarrollo del neocórtex y la Conciencia ella conozca sucesivamente, paso a paso, los Niveles de la Evolución del Alma, pero ya del primero hasta el séptimo. En cada uno reaprecia la experiencia de su Alma, corrigiendo los momentos negativos, por lo mismo hace su Yo Superior y sí misma más perfectos. Esto se determina por el cambio del carácter, las costumbres y las ataduras. La fuente de las emociones está apaciguando poco a poco.

La prioridad en este movimiento debe hacerse la formación del cuadro general con los detalles consecuentes: de lo general – hacia las particularidades, pero en ningún caso de las particularidades hacia lo general. Las particularidades en la Conciencia de la persona tienen la tendencia a la exageración hipertrofiada, tapando el cuadro general, y contribuyen a su caída del presente.

En este caso en respuesta a la demanda de cumplir el deseo, la energía mandada por Dios no encuentra los obstáculos en su camino y el deseo de la persona se cumple. Si hay unos defectos en el Yo Superior, la energía mandada para la realización del deseo, en su camino tropeza con el obstáculo y se gasta para eliminarlo. En el total el deseo puede ser realizado solamente entonces, cuando la energía de Dios eliminará todos los obstáculos en su camino. Precisamente por eso no se puede renunciar al objetivo. La persona recibe lo deseable en el plazo fijado, solamente es necesario esperarlo. Si usted renuncia al objetivo, el flujo de la energía de Dios, el que va para prestarle ayuda, cesa, el defecto del Alma en el Yo Superior se conserva, quedándose como el obstáculo.

Esto será un obstáculo en cualquier negocio nuevo que usted quiere emprender. A usted le será permitido tener tales condiciones de la vida que se encuentran en concordancia con este obstáculo. Pero si usted quiere mejorar la cualidad de la vida, no tendrá éxito en hacerlo hasta que adquiera valor y comprensión de la necesidad de eliminar el obstáculo kármico, el que tiene lugar en su holograma.

Exactamente por razón de la corrección de los errores del Alma en su Evolución hay una demora en la ejecución de los deseos, y por eso no se puede acelerar los acontecimientos. Es necesario aprender a esperar y no traicionar a su objetivo. Es necesario elaborar en sí la paciencia y aceptar como lo debido todo lo que ocurre en la vida.

Moviéndose por la escalera evolutiva del Alma hacia Dios, la persona reaprecia sucesivamente toda la experiencia del Alma, corrigiendo sus errores. Esto es lo que se llama la corrección del Karma. Todos estos errores que exigen la enmienda y la corrección, se realizan obligatoriamente en la vida de la persona como ciertos acontecimientos. Por eso lo que quiera que le ocurra con usted, aprenda a determinar y ver la causa de ello, eliminarla en su Conciencia, en sí. Tenga relación con este proceso tranquilamente. Recuérdese que la causa de todos los acontecimientos se encuentra en usted, en su Yo Superior, en la experiencia de su Alma. Cada uno tiene en la vida igual tanto cuanto ha merecido de la vida, en concordancia rigurosa con su valor. Por eso resígnese ante el acontecimiento, premedite el sentido de su lección para sí, comprenda las miradas y sí mismo. Reapreciándolo, ya por una esta acción sola usted elimina el error evolutivo del Alma y recibe el acceso a las energías de Dios. ¡Y esto es el único modo para aumentar su valor verdadero!

Las personas que han probado todas las metodologías y las tecnologías conocidas, después de la lectura de nuestros libros a veces en realidad nos meten a nosotros por las narices los trabajos de los autores diferentes, realizando las paralelas con nuestro Sistema, no habiendo examinado detenidamente su esencia. Le aseguramos que todas las analogías y las paralelas semejantes son inoportunas y son incorrectas. Todos saben la sabiduría oriental: “A pesar de lo mucho que digas “turrón, turrón”, no será más dulce en la boca”. Así, todas las tecnologías, las metodologías y los sistemas conocidos es una envoltura en la cual el turrón está envuelto, pero sin ayuda del neocórtex él es inaccesible. Si esto no fuese así, la persona ya hace mucho se haría inmortal. Ya que ello no ha tenido lugar, significa, ya es hora de cerrar este tema, ella es sin salida y sin perspectiva, porque no pertenece a la Evolución, no la tiene.

El “turrón” mismo es la interpretación crítica y la atención interna. O la reconcentración que, una vez más, es posible después de la reunificación de la persona a través de su Yo Superior con el Polo opuesto de la Vida, con Dios. Y las paralelas son imposibles porque todos nuestros antecesores se han quedado en los accesos lejanos de este “turrón” como la Verdad, y no podíamos tomar casi nada de sus resultados de trabajo. En el total todos estos autores, no habiendo tenido tiempo para poner en marcha la Evolución de la persona, la han parado de aquel modo que han formado en la Conciencia de la gente la masa de los estereotipos. Aquí son los profetas falsos bíblicos, a los cuales la gente trata de encontrarles seguramente entre los portadores de lo nuevo, desacostumbrado, hallando la asechanza allí donde ella no existe. Y mientras tanto todo esto se crea ante sus ojos de usted y a usted se le toman el pelo las autoridades reconocidas, cuyos libros han en muchas familias, a quienes usted ve constantemente en las pantallas de los televisores y en las páginas de las ediciones competentes, ¡pero 99 % de la gente conoce sobre esto post factum!

A nuestros oponentes respetables les tuvo mente para vender a la gente la envoltura del turrón. ¿Y acaso es nuestra culpa de ello? ¡Llegue a comprenderlos y su credulidad de usted! Ya que la envoltura no es otra cosa sino las tecnologías sin interpretación, todos los trabajos de nuestros antecesores y oponentes están inducidos solamente a enseñar a una persona a hacer lo que la enriquecerá y salvará. Pero, no habiéndole dado el cuadro general de lo que ocurre, no habiéndola enseñado a poner en marcha el neocórtex, darle cualesquiera tecnologías – esto es el trabajo absurdo y peligroso.

Repetimos que es posible dirigir los acontecimientos, solamente si usted está residiendo constantemente en el presente, aprende a vivir y trabajar en el Mundo de las Causas. Pero esto no es el hecho de la conexión al Sistema, sino el proceso de la reunificación con el Yo Superior a través del trabajo sobre sí. No se puede considerar que el objetivo de este trabajo es solamente la liberación de las enfermedades. Aunque en la etapa inicial hace falta luchar contra ellas.

En general, es imposible vencer las enfermedades, no habiendo desconectado el proceso del envejecimiento. Apenas pasa una, como le agobia un montón de las demás. Se puede desconectar el proceso del envejecimiento del organismo solamente de un modo – caer en el Mundo de las Causas. Para ello hace falta conectarse a su Yo Superior, poner en marcha el neocórtex, abrir el sexto sentimiento mental como el canal (el contacto) intuitivo. Solamente entonces con la ayuda del Yo Superior (y a su vez le ayudan el Mundo Tenue y Dios) usted puede parar el volante de la vejez y la destrucción (en realidad parará el tiempo) y gradualmente comenzará a hacerlo girar hacia atrás, a la rejuvenescencia, y luego a la inmortalidad. Y esto será la Evolución de la persona, de su Vía, por la medida del movimiento por la cual las enfermedades se despegan por sí mismas. Como usted puede ver, todo es muy simple y tratar de solucionar este problema en cierta otra consecuencia – significa ocuparse del autoengaño.

Partiendo de todo lo dicho, se puede concluir que trabajan no el Sistema mismo y no la conexión. Son solamente los instrumentos que influyen en la Conciencia, y ella, en efecto (ya que el pensamiento es realmente material), es capaz de influir en la gente circundante y en los acontecimientos.

En nuestro Sistema el peso específico de las tecnologías constituye 1 %, no más, todo lo restante – la interpretación – es el trabajo más grave y doloroso. El objetivo del Sistema es el poner en marcha el proceso del pensamiento. Esto está alcanzando solamente por las tentativas de la persona de comprender la realidad y por medio de la lectura constante, repetida, de nuestros libros. Mucha gente nota que el destello viene “de repente”, como el impulso o el capirotazo, después de que el mundo aparece como la realidad objetiva esperada. Todo se ocupa su lugar y más tarde de otra manera este mundo no se percibe. Se pone en marcha el Pensamiento Continuo Lógico. En la cabeza desaparece la “mezcladora de pensamientos”. Los pensamientos nacen solamente a tratar un asunto y para él.

La energía de la apertura de la Conciencia está dispuesta en nuestros libros y Sistema. Puede aprovechársela solamente aquél, quién aspira sinceramente al conocimiento de la realidad objetiva y Dios. Es porque no creamos alrededor del Sistema ningún agiotaje y movimiento público. A quién es necesario, aquél vendrá a ella, no es necesario atraerle y hacerle propaganda, son las Almas sensibles. Todo resto 99 % de la gente es una espuma y un lastre, un fárrago; esas personas quitarán el tiempo y las fuerzas, exigiendo las pruebas de nuestra razón, ingeniándose para no ir a ninguna parte. A la persona que acomoda el Mundo de las Causas, es imposible demostrarle algo incluso por medio de la manifestación de cualesquiera milagros, porque su influencia al Mundo de las Consecuencias (nuestro mundo físico) no es directa, sino mediata. El mecanismo de tal influencia y su fuerza se encuentra en el Mundo Tenue, invisible para nosotros.

Así, la vía a la salud, al control de la vida está a través de la reunificación con el Yo Superior, a través del trabajo activo con él – el trabajo para corregir los errores del Alma en el régimen del diálogo con ella. Esto significa que todos sus aciertos y fracasos, todas las fuerzas curativas se encuentran dentro de usted. Su Yo Superior es su individualidad, y nadie tiene el acceso a ella, excepto Dios y la gente de Su Mundo la cual le ayuda solamente en un caso – si usted se le pide. ¡Sin la petición de ayuda a Dios vivo la ayuda no será prestada!

El enlace con el plano Divino se realiza en tres direcciones: de las energías espacial y terrestre y con la ayuda del pensamiento. Esto significa que para aprender a dirigir su cuerpo y vida, es necesario aprender a dirigir los flujos de las energías terrestre y espacial y sus pensamientos de usted. Esto es una persona perfecta.

La persona que no ha sabido salir de la clase de animales, quedándose en sus límites, aunque sea tres veces el Papa o el miembro honorario de todas las academias terrestres – de todas en conjunto, está dirigiendo a través de los canales siguientes:


  • las energías espacial y terrestre, sin las cuales la persona no podría existir;

  • los pensamientos engendrados por la Conciencia estereotipada;

  • los programas del plano humano general (la clase humana de animales), es decir – de la Nooesfera;

  • y en el último turno, sólo en el grado pequeño – por las energías de Dios.


En este caso el suministro complementario por las energías de Dios es débil, puesto que la persona por sus pensamientos está conectada, en su mayor parte, a la Nooesfera. Y sus programas de ella básicamente se forman por los estereotipos de la gente y las costumbres emocionales de ellos. En este caso es difícil dirigir las energías de Dios, y en realidad, es casi imposible, puesto que los estereotipos de la Conciencia da lo mismo llevarán a los programas de Nooesfera habituales y caros al corazón. Por eso la persona no tendrá el éxito resistente en lograr sus objetivos ni en cualquiera cosa, lo que quiera que haga y emprenda. Y ella no tendrá los objetivos como tales, porque todos ellos se apoyan en la satisfacción de los instintos y los caprichos.

La persona que pertenece a la clase de animales, no es otra cosa sino un biorrobot, conocido a todos según el mote “Diablo”. Realmente, el Diablo está sentado desde los tiempos más remotos en cada uno de nosotros. Y solamente de nosotros depende, si lo criaremos en sí o trataremos de destruir uestro perfeccionamiento, gastar – para que quitárselo (como la ropa vieja, estrecha) e irse a Dios.

Y ahora de nuevo tocaremos la cuestión eviterna del bien y el mal. El problema consiste solamente en lo que la gente bajo el bien piensa naturalmente en sí misma y sus valores no pasajeros como la razón y el intelecto con el progreso científico-técnico. Las faltas, sin duda, existen, pero en el fondo del vuelo general es la futesa verdadera. Precisamente tales deben ser amados y ser salvados obligatoriamente. Y seguramente todos 6 mil miliones de las Almas. Todo el mal también, naturalmente, se encuentra de afuera, fuera de los límites de la Tierra. ¿Y cómo se puede ser de otra forma?

Mientras tanto no hace falta olvidar que ya unos diez años en el Universo y sobre la Tierra el juego va según completamente otras reglas. Aquí gobierna Su Majestad la Evolución, y nadie se atreva a contradecirla, como ya decíamos más de una vez, incluso los Dioses no se atrevan. La persona que no ha deseado evolucionar, continuando jugar según sus reglas propias, hace como sus rehenes propios a todo el Universo y Dios. Sí, precisamente así, sin ninguna malicia. No se habla sin razón que la simplicidad es peor que el robo.

Por esa Opción la Humanidad izó la bandera: “¡Me pierdo, pero no me rindo!”, no habiendo dejado al Mundo Tenue y Dios ninguna Opción. A la gente sobre la Tierra le está dado el salvamiento como el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud, pero ella mientras tanto vuelve las espaldas a él, objetando que se le prometían enviar el Salvador, y han enviado el trabajo sobre sí mismo, querido. ¿Pero cómo hay que hacer, si la variante alternativa no había, no hay y no habrá! Al Mundo Tenue no le queda otro recurso que acelerar todos los procesos sobre la Tierra que el número de la populación sea reducida a ojos vistas por los ritmos catastróficos. Esto se llama el Karma de la Humanidad. Una tal corrección es el último argumento de Dios. Solamente ningunas persuasiones no llegan hasta la Humanidad, su límite ya está agotado. Cuando nos quedaremos 50 % y, al fin y al cabo, veremos que esto es serio, aquí entonces será posible hablar con nosotros y intentar llegar a un acuerdo.

Es que todo se concibe en comparación. Si todo está dejado a merced de las olas, la persona se acostumbrará gradualmente a todo, incluso a la autodestrucción. Ya que no es necesario enseñarnos al sacrificio de sí mismo (para el bien general), lo sabemos en todo tiempo, con toda el alma. Sí, pero con eso puede resultar así que la Tierra se despoblará. La religión y el socium nos conducen a ello. De repente nos sacrificaremos a nosotros mismos para el prójimo y el bien general. La persona después de la pequeña elaboración definitiva está prácticamente preparada para ello. El ejemplo de la autodestrucción de masas de la gente en la secta de Mun en los años 80 del siglo pasado lo confirma enteramente.

Solamente tal salida (tanto en el sentido recto como en el figurado) a la persona le conviene, ¡pero el Mundo Tenue y Dios con tal variante del desarrollo de los acontecimientos no están de acuerdo categóricamente! Por eso, habiendo dado a la gente la variante del salvamiento, Ellos no podían dejar el desarrollo ulterior de los acontecimientos en el régimen que arde mortecinamente. De otro modo la Humanidad también pisoteará a esta variante, como a muchas anteriores. Según se dice, la historia sabe tales casos, lo hacemos bien. La gente que posee cierta erudición, habiendo leído “La Doctrina Secreta”, declara sobre su desacuerdo propio con la perspectiva dibujada en los libros, sobre la visión de lo que ocurre y, es natural, sobre su opinión especial. No queremos disuadir a nadie, cada uno en este mundo tiene razón a su modo de ver. Pero en realidad tendrá razón solamente aquél, cuya opinión coincidirá con la opinión de Dios – la Persona viva, pero no el ídolo. El criterio de esta razón es solamente uno – la adquisición de la inmortalidad. Nuestro Sistema da la posibilidad real de asimilar este criterio en la práctica. ¡Las posibilidades de hacerlo de otro modo son iguales al cero!

Y bien, mientras tanto desde febrero de 2003 “hemos entrado” en la Era del Acuario. Nuestras perspectivas al futuro próximo no son muy radiantes y jubilosas. Se aumentará la mortalidad, especialmente de la generación joven; aumentará el número de las catástrofes del carácter tecnógeno, se aumentará la cantidad de los cataclismos naturales, no diciendo sobre el crecimiento de la criminalidad y el terrorismo. Son los datos más recientes. Partiendo de esto, todas “las opiniones especiales” quedarán en vilo y, a decir francamente, ellas no interesan a nadie. En cuanto al bien y el mal, estas nociones, tanto como todas otras – son relativas y son subjetivas. Por eso cada uno de ustedes debe decidir para sí mismo: qué para él es bien y qué es el mal. Aquí será oportuna aún una parábola.

“Una vez la Virgen con el Niño bajó a la Tierra y visitó cierto convento monacal. Los monjes llenos de orgullo se alinearon. Cada uno salía por turno a la Madre de Dios y le mostraba a Ella su arte en Su honor: uno leía los versos de composición propia, el otro manifestaba los conocimientos profundos de la Bíblia, el tercero enumeró los nombres de todos los santos. Y así cada uno de la cofradía en la medida de sus fuerzas y talentos honraba la Virgen y el Niño Jesús.

El ultimo entre ellos fue el monjecito humilde y pobre que no podía incluso aprender de memoria los textos de la Escritura Sagrada. Sus padres fueron la gente iletrada, los artistas de circo errantes, y ellos solamente han enseñado al hijo a hacer juegos de manos por las bolitas y mostrar toda clase de los focos simples.

Cuando le llegó el turno, los monjes querían cesar la ceremonia, pues el malabarista pobre nada podía decir a la Virgen, he aquí podía completamente deshonestar el convento. Pero él con todas las fuerzas del alma sintió la necesidad imperiosa de entregar a la Virgen y el Niño cierta partícula de sí mismo.

Y aquí, turbándose bajo las miradas de reproche de la cofradía, sacó del bolsillo pocas naranjas y se puso a echarlas y cogerlas, es decir, hacer la única cosa que sabía – hacer juegos de manos.

Y solamente en este minuto en los labios de Cristo apareció una sonrisa, y él comenzó a batir palmas. Y solamente al malabarista pobre le dio la Virgen su Hijo, habiéndole confiado tenerlo en las manos”.

 

La parábola es instructiva en todos los sentidos. Toda la cofradía, excepto uno monje-chiquilicuatro, resultó incapaz de gustar al niño Cristo que personifica la Vida, la que siempre está en el presente (aquí y ahora). En realidad todos ellos se encontraron caídos del tiempo, con abnegación ocupándose de la autoexpresión. Por eso la Vida no les vio y no reaccionó de ninguna manera. Qué en este caso es el bien y qué es el mal – decida por sí mismo.

La gente prefiere fingirse ciegos y sordos, pero cada uno junto a su opinión propia, esto es santo. Para el Mundo Tenue y Dios la licenciosidad y el permiso general de hacer cualesquiera cosas, que han abarcado todas las capas de la sociedad, es un festín durante la peste. Los deseos buenos (como el pensamiento positivo) de la persona que no desea hacer la Opción – no es otra cosa sino el optimismo del ahorcado.

Nuestro Sistema realmente no tiene la alternativa y ya está reconocido en el Universo. Pero para los habitantes de la Tierra nuestra información como la “Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” y el Sistema de la Armonización de la Persona es crítica.

La información en los libros y en el Sistema hace en realidad la selección natural en el nivel de la Conciencia de la persona. A menudo nos escriben a nosotros los discípulos celosos de la Bíblia, reprochándonos de la no autenticidad de la información, a la cual ellos ven en que Dios, según la Bíblia, introducirá la Humanidad en el Reino de los cielos, en la época de la inmortalidad solamente después de que producirá la selección de los hombres píos y los pecadores. En Reino de los cielos entrarán solamente los hombres píos. Más nuestros oponentes describen vivamente los cuadros de la selección exactamente como en la Bíblia. Solamente ellos no tienen en cuenta que el pase, el salvoconducto en la Cuarta Dimensión es no la opinión subjetiva de la persona sobre su piedad, sino el modo de su pensamiento, su capacidad de cambiar su Conciencia, su habilidad de prepararse para la Evolución.

Nuestro Sistema pone en marcha este proceso. No sólo enseña – cómo entrar en la época de la inmortalidad, sino también revela aquéllos quienes no desean cambiarse a sí mismos. Así, Dios por las manos de la gente misma hace la selección natural, con eso dándole a cada uno la posibilidad de ponerse en el camino de la Evolución. Todo resulta mucho más fácil que han inventado los adoradores de la Bíblia, los que deseen contemplar seguramente a Dios que baja a la Tierra y que realiza la selección natural según las simpatías personales. Destacamos una vez más: la pereza del Alma humana en la combinación con la Conciencia inactiva, durmiente y junto a la ausencia del pensamiento activo no le conviene a Dios. Le son necesarios los ayudantes en los asuntos de la construcción del Universo y la Vida, en vez de los parásitos.

Aún no Le conviene que en caso de la realización del Santo Advenimiento (de Cristo) planeado por la Bíblia, lo calificarán a Él seguramente como un alienado. ¡Ya que ahora con tal diagnóstico no se envían al Gólgota, el manicomio a él le será garantizado! ¿Por qué? Porque Él de nuevo comenzará a cumplir su misión de la expulsión de los mercaderes de los templos de Dios.

Hace falta explicar aquí que bajo el comercio se sobreentiende no tanto la venta por los servidores de la iglesia de las velas y la ejecución por la recompensa de cualquier rito hasta la boda religiosa de los homosexuales. Es probable que no todos saben que a la iglesia ortodoxa le pertenece la parte sólida en el comercio de vino y aguardiente. No se atrasan de ella todas otras confesiones y religiones. Jesús Cristo tendrá que anatematizar todos ellos y excluir de Dios, de otro modo no será el enviado de Dios. Cómo se Le pagarán por esto – no hace falta conjeturar. Además de esto Él tendrá que producir la división de la Humanidad en los hombres píos y los pecadores. A juzgar por Sus primeros pasos, Su opinión no coincidirá con la opinión del socium también en esta cuestión. Por eso solamente los pazguatos pueden creer que esta vez con Jesús Cristo todo será de otra manera. ¡Por suerte, Dios no es un pazguato!

Vivir en el Paraíso bajo el nombre “Cuarta Dimensión” es un asunto serio y responsable. ¿Puede ser, la vida no es para cada uno? La información dada en el libro y en el Sistema, constriñe a hacer la Opción. La gente que pone bajo la duda su veracidad, y además la que la rechaza, acaricia una esperanza de encontrar su vía (olvidando que en nuestro Universo hay la vía solamente a una Persona – a Dios). Esta gente como si defiende el derecho de su Opción propia, más exactamente – el derecho de dejar todo como está. Por lo mismo borra de la vida (de la Evolución) a sí misma, sus familias y aquellos sus parientes y conocidos, a los cuales, habiendo aceptado el Sistema como la dirección a la acción, llevaría tras de sí. Cada tal “objetor de conciencia” deja después de sí la entresaca gigantesca, solamente no de los árboles, sino de la gente semejante a sí, condenándola a la pérdida evolutiva.

Si mirar atrás, en la historia, a tal “rendimiento del trabajo” le envidiarán los malvados más abominables que están estigmatizados por los descendientes. Son tales cantidades, como: Alejandro III de Macedonia, Darío I el Grande, Tamerlán, Gengis Kan, Napoleón e Hitler con Stalin. Los terroristas musulmanes, comparando con aquéllos que han renunciado a la Evolución, son como los niños pequeños. Les falta mucho para igualarse con estos “objetores de conciencia”.

Toda la cuestión está puesta precisamente así, y la responsabilidad de cada uno será correspondiente. Aquí es la respuesta a la adivinanza de la Bíblia: “mientras más sabiduría, más problemas; mientras más se sabe, más se sufre” 1. Cada uno de nosotros tendrá que pagar por todo y en primer lugar – ¡por el intelecto desarrollado, pero no realizado!


1 Eclesiastés, 1 : 18.

 

Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007