¿La autoexpresión o la autorrealización?

¿La autoexpresión o la autorrealización?


Ya es hora de descifrar estas dos definiciones que se perciben por muchos como los sinónimos, aunque en la práctica ellas tienen los sentidos completamente opuestos. Para llegar a comprender este asunto con argumentación, objetiva e imparcialmente, es necesario de nuevo partir de los intereses del Yo Superior de cada uno de nosotros, de los intereses del Mundo Tenue, Dios y la Evolución). ¡Pero en este caso hace falta poner la cuestión sobre el tapete!

En el momento presente la “Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” y el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud en el Mundo Tenue están aceptados como el programa obligatorio. Todas las ideas y los hallazgos que están hechos por el trabajo común de dos Polos de la Vida (la Persona y Dios), se introducen activamente y sin demoras en la práctica, haciéndose la guía para acción y el programa obligatorio.

El sentido de lo que ocurre con la Humanidad (la lección) consiste en lo que la gente sobre la Tierra debe comenzar a ver claro, analizar lo que ocurre, habiendo trazado las vías de la salida de la crisis. Solamente entonces el Mundo Tenue y Dios tienen derecho de tomar las medidas y venir en ayuda a la Humanidad. Y no hay ninguna diferencia en qué cantidad de la gente ha realizado este trabajo, aunque sean dos personas, de hecho incluso “una persona junto con Dios forman la mayoría” (Frank N. D. Buchman).

La cuestión de la autoría de estos “resultados de trabajo” ya no está en el orden del día, por eso, a quién no le gusta, puede borrar de la memoria los nombres de los autores, ya que las leyes del Mundo Tenue en realidad no tienen la autoría, ¡pero es imposible echarlas ni deshacerse de ellas! “Lo escrito, escrito queda, las palabras el viento se las lleva“, a condición de que lo escrito corresponde a la realidad objetiva. A partir de este momento nadie domina esta realidad, incluso su autor, ¡porque ella ya no le pertenece a él, sino al Campo Infoenergético del Universo! A propósito, el criterio de la veracidad de la información es muy simple. Si ella se merece honores que sea escrita en las tablas del Campo Infoenergético Universal – ¡es la información verdadera y objetiva!

Sí, usted dirá, que ellos allí, Arriba, pierdan el juicio (!), ¿y acaso esto nos concierne a nosotros? ¡Si, queridos, porque el Yo Superior es la parte integrante del Mundo Tenue, la que honra sagradamente y observa estrictamente todos los programas obligatorios (las Leyes de aquel Mundo en que vive)! Por eso todas ellas están llevadas hasta el Yo Superior de cada habitante de la Tierra y ya deben hacerse para la gente como la guía para acción. ¡A propósito, ellas son las mismas reglas nuevas según las cuales va el “juego” sobre la Tierra o, si usted quiera, el Precepto Novísimo de la Humanidad! Cada uno puede enterarse de la presencia y la veracidad de estas reglas solamente por medio de su Intuición.

Bajo la acción se sobreentiende el estudio de la organización y las bases del Universo, que están dadas en nuestros libros, con la asimilación paralela de las partes prácticas como el Sistema de la Armonización de la Persona, el conocimiento y la comprensión de la necesidad de la transformación evolutiva de sí mismo, que la persona pueda aprender a construir su vida ulterior y su bienestar, en concordancia con las exigencias de la Evolución. Que usted tiene que recibir los conocimientos sobre todo esto no de aquellas manos y no de aquella compañía, a las cuales usted está atado y se ha acostumbrado, ¡Arriba esto no conmueve a nadie y en primer lugar su Yo Superior! ¡Lo más importante es que todo lo necesario para que usted cumpla el programa obligatorio sobre la Tierra ya hay!

Solamente lo que usted ha leído todo esto dice que ya se le han conducido a la necesidad de arremangar las mangas y comenzar a trabajar. ¿Usted no está de acuerdo con esto? Usted puede contar sobre ello a la mamá, el papá, la abuela, la suegra querida, a nosotros, pero no a su Yo Superior. Él no comprende las emociones, y sabe lo categórico “sí” o “no”. Si la persona comienza a engarabitar los dedos, objetar, no consentir, mitinear, el Yo Superior lo aprecia como la Opción a favor de la muerte y la renuncia a la Evolución. Tal persona pierde el enlace con su Ente Superior, el que a 95 – 98 % pertenece al Mundo Tenue, y de hecho en su poder indivisible se encuentran 2 – 5 % miserables del Ente humano. Y teniendo estos 2 – 5 %, el Yo Superior vive según las leyes del mundo físico, y a 95 – 98 % – según las Leyes del Mundo Tenue. Como usted puede ver, la disonancia de la Unidad con el Yo Superior – no es en el interés propio de la persona. Es natural que después de ello seguirán los convencimientos rápidos y severos.

Del punto de vista del encéfalo de mamífero todas sus razones y argumentos de usted contra lo dicho más arriba (que a menudo nosotros tenemos que escuchar) son juiciosos, razonables, ¡es imposible reparar en ellos! Pero del punto de vista del neocórtex, detrás de cada tal argumento sobresalen los cuernos y las orejas del socium los cuales exigen de la persona los sacrificios diarios. El tentador por eso se llama así que puede envolver su tentación en una tal envoltura irreprochable que la persona, siendo dirigida por las emociones, no sea capaz de ver la mala pasada.

El objetivo del socium, la esotérica, la magia, la ciencia, la religión y el estado es el inducir la persona a la autoexpresión en realidad desde los pañales. No es asombroso que todos los institutos enumerados, las corrientes, las direcciones y las variedades de la actividad no saben otra cosa sino la autoexpresión con el narcisismo, no saben y no desean saber. Y los enlaces de causa a efecto no están tomados en consideración. Poniendo en marcha uno u otro proceso, la persona o la colectividad enorme no piensan en sus consecuencias, ¡y no responden ni ante nada ni ante nadie! Pero para conocer qué será con ellos después de todo esto que ellos han creado – corren a la adivinadora. Y aún, como niños, han inventado Dios bueno, cariñoso y adoran a Él, llamando en auxilio. ¿De quién salvar? ¡De las fuerzas oscuras! Pero permítame, las fuerzas oscuras no han hecho ni un tiro sobre la Tierra, no han metido en las manos de la persona ni una espada o revólver, no han traído a la Tierra ni una bomba atómica o producción mortal. Esto todo fue inventado y fue producido por la persona, por sus manos, nadie le incitaba a ello.

Diciendo sobre la conexión al Sistema y la adquisición de la independencia completa, no se tiene en cuenta que usted debe abandonar su familia, su trabajo querido para la perspectiva ilusoria. ¡En ningún caso! Mientras tanto usted percibe todo como el hecho: o “¡abandonemos todo!”, o “tomemos ese tronco, todos juntos!”, y ningunos semitonos. Y los semitonos son tales: “Es posible que no vale la pena abandonar todo y en seguida, puede ser, se debe pensar al principio?” o “¡Qué grande es el tronco, no quisiera deslomarse, agarrándose de él sin preparación!” La preparación ya es un proceso. Junto al levantamiento de los pesos la preparación consiste en poner el cinturón ancho, de otro modo no hay ninguna garantía – se puede rasgarse. El papel del cinturón en el Sistema es cumplido por la puesta en marcha del neocórtex gracias a la comprensión, la interpretación y la fijación de sí mismo en el presente.

Nosotros varias veces hacíamos resaltar la importancia del problema y una vez más hacemos resaltar: usted debe imaginar precisamente – qué haga, para qué esto le es necesario para usted y cómo va a encarnar lo propuesto. Cada su paso, cada su acción deben ser comprendidos y ser llenados con el sentido, ser sometidos a su voluntad y Opción de usted. En el nivel del encéfalo de mamífero el hecho es una acción inmediata sin reflexionar, perdiendo la cabeza. La diferencia del proceso del hecho consiste en lo que el proceso está dirigido por el neocórtex y consiste, ante todo, en la interpretación crítica. El encéfalo de mamífero también está dispuesto a pensar, ¡sin embargo, el mal consiste en lo que no hay con qué pensar! Es porque todas las acciones de los caballeros sin miedo ni reproche son sin reflexionar, perdiendo la cabeza, en 95 – 98 casos de 100 resultan sin ton ni son, fuera de propósito. Aunque son excepcionalmente buenas y misericordiosas.

Y aún todas las acciones en el nivel del encéfalo de mamífero es una autoexpresión, y las acciones en el nivel del neocórtex es una autorrealización. Ellas se diferencian muy simplemente. La autoexpresión está fundada enteramente en las emociones, en la aspiración a ser bueno, hacer todo rápidamente. Pero habitualmente no se puede esperar nada bueno de ello, cuando se acaba. Si la autoexpresión es una emoción, aquí no hay comprensión (cuando todo se hace “con conocimiento del asunto”), entonces, no hay responsabilidad de “sus propias obras buenas” ante el Yo Superior, la Evolución y Dios. ¡Hace mucho es sabido que precisamente de las obras buenas está empedrado el infierno!

Así mismo hay en la vida. Todos aprenden a ser buenos, hacen las obras buenas, misericordiosas, no meditando, dan la vida por los amigos, pero no saben, cómo salvarse a sí mismo. La gente toma la masa de las obligaciones por todo el mundo, no habiendo asumido ninguna responsabilidad. ¿Cómo la persona insolvente puede tomar la responsabilidad de la solvencia de otro? ¿No puede usted explicarlo?

Del mismo modo, la autoexpresión es aquel caramelo en la envoltura adornada, por medio de la cual la persona está cayendo con abnegación. El Tentador no tiene ningunos otros aparejos y métodos más astutos y refinados. Él, como Papá Noël, viene a nosotros con el saco de los regalos, por eso sospecharlo, tal bueno, en la astucia – ¡no se atreverá a decir! Luego comienza la autoexpresión licenciosa (la autodescarga de la persona). A ella no se le queda las fuerzas, ni el tiempo, ni el deseo para reconocer todo esto, porque así hacen todos, a terminar antes, competiendo como niños. Todo que ocurre después – como la incapacidad de analizar lo que ocurre, hacer que despierte la Conciencia, poner en marcha el neocórtex (para conectarse al Yo Superior y Dios) – ¡ya son las consecuencias!

Como resultado este “movimiento público” se ha convertido en el mal universal y el oscurantismo, y es posible pararlo solamente en el nivel de alguna persona separada. ¡Si ella no lo quiere, mil Salvadores serán impotentes para ayudarle a ella y a toda la Humanidad!

En esta confirmación no hay ni menor exageración y tergiversación de los hechos. La persona, habiendo venido a la Tierra, no habiendo tenido tiempo para realizarse a sí misma, para ser llenada, en seguida se orienta hacia la eficacia a modo de la autoexpresión. La eficacia es el reflujo inevitable de la energía, las fuerzas, los medios, es decir, de su contenido insustituible (mientras tanto insustituible). Esto es por lo demás que a ella junto al nacimiento se le han echado un poco, así, para comenzar, en fondito – el 2-5 % del volumen completo. Esto fue hecho conscientemente. ¿Para qué hacer gastos en aquél quién no sabe reservar y aumentar? A la persona se la llevan a la Tierra para cumplir un test solo. Su sentido está perfectamente expuesto en la parábola


El secreto de la felicidad (Paulo Coelho, “El Alquimista”)

Cierto mercader envió a su hijo a aprender el secreto de la felicidad junto al más sabio de todos los hombres. El muchacho anduvo durante cuarenta días por el desierto, hasta llegar a un hermoso castillo, en lo alto de una montaña. Allí vivía el Sabio que el muchacho buscaba.

Sin embargo, en vez de encontrar a un hombre santo, nuestro héroe entró en una sala y vio una actividad inmensa; mercaderes que entraban y salían, personas que conversaban por los rincones, una pequeña orquesta tocaba suaves melodías y había una mesa cubierta con los platos más deliciosos de aquella región del mundo. El Sabio conversaba con todos, y el muchacho tuvo que esperar dos horas hasta llegar a ser a su vez atendido. El Sabio escuchó con atención el motivo de la visita del muchacho, pero le dijo que en aquel momento no tenía tiempo de explicarle el Secreto de la Felicidad. Sugirió que el muchacho se diese un paseo por su palacio y volviera al cabo de dos horas.

Mientras tanto, quiero pedirte un favor – concluyó el Sabio, entregando al muchacho una cucharita en la que dejó caer dos gotas de aceite, mientras vas caminando, lleva esta cucharita sin dejar que se derrame el aceite.

El muchacho comenzó a subir y bajar las escalinatas del palacio, manteniendo siempre fijos los ojos en la cucharita. Al cabo de dos horas, volvió a la presencia del Sabio.

Entonces, preguntó el Sabio, ¿viste las tapicerías de Persia que hay en mi comedor? ¿Viste el jardín que el Maestro de los Jardineros tardó diez años en plantar? ¿Reparaste en los bellos pergaminos de mi biblioteca?

El muchacho, avergonzado, confesó que no había visto nada. Su única preocupación era no derramar las gotas de aceite que el Sabio le había confiado.

Vuelve, pues, y conoce las maravillas de mi mundo, – dijo el Sabio. No puedes confiar en un hombre si no conoces su casa.

Ya más tranquilo, el muchacho cogió la cucharita y volvió a pasear por el palacio, fijándose esta vez en todas las obras de arte que pendían del techo y de las paredes. Vio los jardines, las montañas en derredor, la delicadeza de las flores, la exquisitez con que cada obra de arte estaba colocada en su sitio. Al regresar al lado del Sabio, relató con pormenores todo lo que había visto.

Pero, ¿dónde están las dos gotas de aceite que te confié? – preguntó el Sabio. Mirando hacia la cucharita, el muchacho se dio cuenta de que las había derramado.

Pues éste es el único consejo que tengo para darte – dijo el más Sabio de los Sabios. El Secreto de la Felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo y no olvidarse nunca de las dos gotas de aceite de la cucharita”.


En la realidad al joven fue dado el test de prueba con el programa-mínimo: ver todo, formar sobre lo visto la opinión propia, habiendo conservado el don como dos gotas del olio. En la actualidad a la persona tiene por delante asimilar el programa-máximo. ¿En qué es su sentido? Habiendo salido con dos gotas estandartizadas (el 2 – 5 % de la Conciencia y la energía vital), se debe tratar de traer a la meta ya 65 – 90 gotas-porcentajes.

Como resultó, es extraordinariamente difícil realizar este programa en la práctica. ¿Por qué? Porque a la persona no se la enseñan a la autorrealización por medio de la inversión de los trabajos, los esfuerzos y el dinero – ¡ante todo en sí misma! Y esto, como usted puede ver, es el flujo opuesto a la autoexpresión. Sálvanos Dios, no le enseñamos a ser los egoístas. Pero de hecho si alguna persona, cada una, se hará el Individuo independiente, ayudará a sus parientes hacerlo, no será necesario responder de ellos y dar la vida. De sí cada uno responderá por sí mismo. Significa, usted tendrá el tiempo de ocuparse de sí. ¡Aquí esto será la autorrealización!

¿De qué comenzarla? De la lectura atenta y la interpretación de la “Doctrina Secreta”, los libros de George Samuel Clason, Robert Kiyosaki, Og Mandino y “Programa de la reunificación de la persona con el mundo exterior”, ¡pero en ningún caso de la firma de la solicitud del despido del trabajo para irse en el eremitorio!

Y con el trabajo todo es simple. Tan pronto como la persona comience a recibir establemente en el asunto secundario las sumas que superan considerablemente su sueldo en el trabajo, todo el amor ardiente a la profesión, a la cual ha dedicado enteramente su vida, se mete a algún lugar, es decir – la vida por sí misma todo pondrá en sus lugares y no será necesario inventar nada.

Pero aquí también es útil todo que es a tiempo. Tan pronto como el Yo Superior vea que la persona, estando conforme con todo no más que palabras, en realidad remolonea y da largas, las medidas extremas son inevitables. Y si la “gasolina” (el límite de la energía vital) de tal persona llega a su fin, tendrá que cumplir su tarea paralelamente con el pago con su propio trabajo de la tarea adicional. Esto será el golpe por la salud o por el destino (por su lugar más vulnerable – los niños y los nietos). ¡Cuanto más largamente se escaquea tanto más “tareas” y límite de la energía en el trozo asignado para ella deben ser pagados con el propio trabajo desaparecer, no habiendo pagado con el propio trabajo ni una de ellas!

Los impacientes especialmente, habiéndolo leído, exclamarán: “Permítame, ¿y dónde hay el respeto del derecho de la Opción, la libertad del acto de voluntad?” Con los derechos y las libertades todo es normal, nadie les suprimieron y violaron. Nadie le estorba hacer su Opción de usted, pero esto no significa que cualesquiera sus acciones le tocan solamente a usted. En realidad su libertad, voluntad e independencia son imaginarias, efímeras, porque cualquier acción provoca la resonancia de la cadena de las relaciones de causa a efecto, que o bate por su Yo Superior, o contribuye a una unión aún más estrecha con él. ¡Ya que hemos aclarado que la persona dirigible por el encéfalo de mamífero es capaz de tomar decisiones correctas en dos – cinco casos de 100, su Yo Superior recibe severamente una jabonadura! Es un asunto – la Opción en la Evolución, y otro – en la Nooesfera.

Trabajando con una gran cantidad de la gente, tenemos la posibilidad de contemplar el cuadro de las relaciones recíprocas de la persona con el Yo Superior en la práctica. A menudo, la llevan a las doce menos cinco; naturalmente, no se quedó tiempo para mitinear y discutir por la costumbre. Y está rabiando por expresarse a sí mismo. La persona, claro, trata de objetar y arreglar los debates (recordando que a pesar de todo es un Individuo, aunque de 2 – 5 por ciento). El Yo Superior en respuesta a esto le crea inmediatamente las premisas que contribuyen a la reducción rápida del punto bajo el nombre “debates”. Para hacerlo pasar de las palabras al asunto es creado un montón de problemas.

La parte de la gente, habiendo caído en la cuenta, se conecta inmediatamente al Sistema por el miedo, pero no por razón de la necesidad reconocida y al cabo de algunas semanas exigen de nosotros el informe, ¿por qué no tiene resultado y por qué de ninguna forma no se demuestra el canal intuitivo con su Yo Superior?

Es que si los debates fueron especialmente largos, el Yo Superior le arregla el desacierto en todas las direcciones, incluso con el dinero. La persona por su ingenuidad piensa que puede engañar a otra gente, a sí misma, entonces, su propio Yo Superior, habiéndole creído flojamente, y en realidad – de ningún modo. ¡Es posible engañar a cualquier, pero sólo no su Ente Superior! Por la incredulidad y la inacción semejantes él castiga a la persona según el programa completo. Es natural que ella “corre” a nosotros con los gritos: “¿Cómo así, estoy conectado, por qué?” ¿Y qué debemos decir para justificarnos a nosotros mismos?

El Yo Superior ha percibido nuestras palabras dirigidas a la persona como la orden, porque para él es un programa realmente obligatorio – la orden de Dios. La persona, habiéndose burlado de este motivo y habiendo echado en nuestra dirección unos epítetos poco halagadores, hace entrar su Yo Superior en el estrés terrible. En respuesta a ella se pone en marcha el volante de las sanciones. Si ha sido hecho entrar en razón y ha comenzado perfeccionarse a sí misma activamente según el Sistema, se le pone en marcha el canal de la retrocomunicación, pero el volante de las sanciones se para no en seguida, entonces, el éxito al principio se hará a la birlonga.

Es porque no hagamos zalamerías con los novatos y a menudo planteamos tajantemente una cuestión. ¡Dios nos guarde que la persona sea caída en tentación! El precio de tal tentación es su destino de ella.

Y si el hombre que se ha conectado al Sistema no tiene ningunas variantes con su Yo Superior, con la “Doctrina Secreta”, los soplos como el contacto y la adivinación, el acierto en todos sus asuntos – esto es una cuestión de tiempo. Las tecnologías en este caso es una ayuda sólo. A la persona se queda asimilar aquellas tecnologías de la lista enorme del Sistema, las cuales le sopla su intuición.



Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007