La diferencia de la evolución según Darwin de la Evolución verdadera

La diferencia de la evolución según Darwin de la Evolución verdadera


Darwin, junto a todas las faltas de su teoría del origen de las especies, ha conseguido puntear la dirección general de la Evolución de las especies, alternativamente con la Evolución del Alma. Pero que estas dos direcciones no parientes sean divididas, le faltó la impertinencia científica, y puede ser, la valentía.

La ciencia en general y Darwin en particular, eran llevados en los dédalos de las deducciones falsas por aquella circunstancia que el desarrollo del feto en el vientre de la madre durante unos nueve meses pasa la Evolución del reptil hasta el ser humano. Las personas sabias, sin pensarlo dos veces, han concluido que así el feto en el desarrollo repite la vía evolutiva que era hecho por la persona sobre la Tierra, habiendo salido de la espuma del mar. Sí, todo lo genial es simple, pero a veces la simplicidad realmente es peor que el robo 1.

Las personas que se nombran orgullosamente a sí mismas los científicos, pero que tienen la comprensión para la persona normal en volumen de 2 – 5 porcentajes estandartizados, no son capaces de abarcar el cuadro general de la Evolución, y además penetrar en las ideas del Fundador. Y ante Él está planteada la tarea de continuar el género humano en la Tierra por medio de la reproducción. Lo más importante es el guardar el proceso tecnológico, habiéndolo puesto al autómata. Como ya usted ha convencido, tres partes del encéfalo de la persona es una cosa completamente necesaria, se quedó criarles paralelamente con el desarrollo del embrión.

Pero si el embrión recibe la posibilidad en seguida poner en marcha los programas del desarrollo de la persona, la naturaleza (el autómata) en concordancia con ellos formará un neocórtex. A luz aparecerá un down de poca vitalidad, sin los reflejos y las emociones. Que ello no tenga lugar, el programa del desarrollo del embrión está construido de tal guisa, que el feto, para desarrollar el encéfalo reptil y el encéfalo de mamífero, pueda acabar, uno tras otro, los programas del reptil, del mamífero y solamente después se transforma en la persona. Se transforma el aspecto externo del feto, y el encéfalo recibe la posibilidad del desarrollo por fases. ¡La genialidad de la decisión del problema consiste en esto!

Sin embargo, aquí tampoco todo es tan simple. La persona en toda la extensión de la palabra es un producto del trabajo colectivo. La conciben sus padres, más el feto unos cuatro meses en base de los programas de los padres forma la fisiología correspondiente a los parámetros del niño futuro. A la edad de cuatro meses el feto recibe el Alma y el juego completo de los programas del desarrollo. ¡El niño se realizó!

Y si sus padres en este momento no se preocupan de entregarle los programas necesarios de la vida presente y el desarrollo, el niño escribirá los programas del linaje del momento de su surgimiento y hasta sus representantes modernos. Qué programas recibirán la activación y la realización en la vida, es difícil decir, pero con seguridad no los del papá con la mamá. A menudo los padres exclaman: “¡Este niño no se parece a nosotros por su carácter en absoluto!” ¿Qué es asombroso en ello? El niño durante el desarrollo intrauterino ha escrito los programas de cierto antepasado y los realiza, habiendo tomado su Karma. En realidad el niño, habiendo heredado unos programas de alguien, pero no de sus padres, no es su niño de ellos. No hay nada asombroso en esto, la naturaleza no tolera la vacuidad.

Los padres todavía pueden corregir todo, habiendo reconectado el niño a su Yo Superior, pero para esto ellos mismos tienen que como el mínimo creer en su existencia, como el máximo – saber, cómo se puede hacerlo. Solamente dando su ejemplo propio, los padres pueden ayudar al niño a tomar la vía de la Evolución y ayudarle a formar, desde la infancia, la relación verdadera a la vida como a la realidad objetiva, en vez de como al Campo de los Milagros, donde se puede dar curso libre a su Ego a modo del subjetivismo.

¿Qué vemos en la realidad? Los padres por sí mismos queman su vida, y sus niños perfeccionan este proceso – queman la vida según la ciencia, dándole la progresión geométrica. En el total todos nosotros tenemos lo que tenemos, y luego nos lamentamos de la suerte y la vida, las culpamos en todo, aunque en realidad nosotros mismos somos culpables, con nuestra ignorancia y falta de deseo del perfeccionamiento evolutivo. A nosotros se dicen a veces: “¿Para qué tener la vida eterna? ¡Esto es imposible, y no quiero vivir eternamente!” El argumento a favor de su inactividad y analfabetismo es muy dudoso. La persona cree sagradamente que en este caso la vida la dejará en paz. ¡De ningún modo! La vida no pregunta sobre los deseos de la gente y no coordina con ella sus acciones propias, por eso planteará a cada renegado sus reivindicaciones y cuentas para pagarlas.

En la actualidad comenzó el período activo de la Evolución de la Conciencia. La vida pone la necesidad del nacimiento de niños más perfectos, los que poseen las cualidades divinas. Por eso es muy importante que los padres no los den a cargo de los programas del socium. Por consiguiente, se plantean unas reivindicaciones más exageradas a los padres mismos, aunque ellos no quieran vivir eternamente. No quiere vivir, pero está obligado a perfeccionarse a sí mismo para educar correctamente a su niño. En caso contrario la vida trata de hacerle cumplir las obligaciones necesarias para ella, quitando la salud, el dinero, y si esto no ayuda, puede quitar el niño o no darle los niños en general.

La Evolución de la vida sobre la Tierra pasaba las etapas siguientes: la Evolución de la vida biológica, la Evolución del cuerpo, la Evolución del encéfalo; en la actualidad comenzó el período de la Evolución de la Conciencia. Darwin en su teoría se ha apropiado la etapa de la Evolución de la vida biológica, la cual fue inevitable a consecuencia de la Evolución de todo el ecosistema. De hecho la vida sobre la Tierra nacía en el lugar vacío. El principio de la Evolución es simple y es implacable: de lo más simple hacia lo más complicado. En concordancia con él las especies simplísimas preparan las condiciones y el ambiente de la habitación para las superiores. Pero con el surgimiento de la persona en su aspecto presente la Evolución de la vida biológica se ha acabado felizmente. Y todos los cambios en la naturaleza ocurren ya a cuenta de la intervención de la persona en ella.

Los períodos del desarrollo evolutivo de la vida influyen también en las etapas de la vida de la persona. La infancia es la Evolución del cuerpo. La adolescencia – es la Evolución de las funciones del encéfalo y el pensamiento. Al período de la juventud está ligado el proceso de formación de la Conciencia. El hacerse mayor es el período de la Conciencia Desarrollada cuándo el neocórtex debe incorporarse al trabajo. En este período la persona transmite sus conocimientos y experiencia del perfeccionamiento evolutivo a la generación menor. La Edad Mayor es el período de la realización de los conocimientos de la Evolución en la práctica, el control de la formación del proceso vital.

¿Qué tenemos en realidad? Si primeros tres períodos de edad aunque se realizan un poco (en la mayoría de las veces automática, no conscientemente), los últimos dos – no se realizan, puesto que para su realización más importante es el desarrollo de la función del trabajo y la orientación correcta de la Conciencia ya de la persona misma. En realidad las generaciones mayores no sólo no ponen en marcha la Conciencia para ayudar a ponerla en marcha a las menores, sino se remolonean de todas maneras y les obstaculizan, con eso intentando de acumular los dividendos. ¡Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad ante la vida por la realización de su Evolución y la Evolución de las generaciones menores!

 

1 el proverbio ruso.

Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007