¿Qué es la naturaleza de la noción “Amor” o cómo influye en la generación menor la inhabilidad de los padres de transmitir los conocimientos verdaderos sobre la vida?

¿Qué es la naturaleza de la noción “Amor” o cómo influye en la generación menor la inhabilidad de los padres de transmitir los conocimientos verdaderos sobre la vida?


En el léxico de la persona moderna las palabras “Dios” y “amor” son usadas más a menudo, que no significa que son comprendidas. Y más a menudo estas palabras en los textos están vecinas que dice de su enlace indisoluble. En realidad todos los géneros del arte, la literatura, el teatro, el cine y la televisión se valen de estas dos palabras, habiéndose ingeniado para ni al paso no acercar la persona al descubrimiento de su sentido secreto.

Intentemos ahora comprender este rompecabezas. Mire a sus niños o acuérdese de sí mismo en la infancia. Como para el niño es importante que el papá con la mamá lo animen, alaben y amen, le digan cómo es bueno, lo estimulen con las golosinas, los juguetes. Sin duda, según nuestro parecer, de la gente adulta, son las emociones y las alegrías pequeñas del hombrecillo, pero para él esto no es lo principal. Para su Conciencia el elogio y el amor de los próximos es el acuse de la corrección de la dirección de su desarrollo y autodeterminación en la vida. Además, para la Conciencia del chiquitín el criterio del desarrollo correcto, entonces – seguro, es la observación de la continuidad como la copia exacta al máximo grado de los programas de los padres. Por eso sus elogios para la Conciencia del niño es la señal que estos programas son copiados por él correctamente, con la orden consecuente de su traslado en la memoria larga. Y luego – la de la realización en la conducta, de la encarnación en la vida.

Si los padres no han cumplido estas condiciones simples, el niño hacia cinco años escribirá los programas de la abuela, el abuelo, el gato con el perro, pero sólo no del papá con la mamá. Además, es un esquema, en la vida siempre hay una masa de las variantes, los matices y los semitonos. Más, el niño debe evolucionar, habiendo comenzado a escribir los programas de Niveles superiores de la Jerarquía. Son los programas del socium. Aquí en calidad del estímulo y el certificado de la copia correcta sirven los elogios de los educadores en el jardín de infancia, los aplausos y la admiración del público por la intervención del niño en el concierto, las calificaciones en la escuela, cuando se le citan como ejemplo a los coetáneos, etc.

Más según el mismo esquema van la escuela de peritaje o de artes y oficios, el instituto, el servicio en los ejércitos y, al fin, el hacerse con su propia familia. Aquí ya resulta que para hallar la felicidad y el bienestar es insuficiente dar palmadas en el hombro en el nivel del socium, son necesarios los programas y el criterio de su asimilación correcta para el tránsito al Nivel siguiente de la Jerarquía. El problema consiste solamente en lo que hace falta asimilar este Nivel, tanto como dos anteriores, del cero, cuando el hombre crecido ya se había realizado a sí mismo en el socium, haciendo pecuniariamente independiente. Cuando no hay ningunos motivos, causas y premisas vistos para la reorganización siguiente. Aquí entonces el Nivel no reclamado comienza a crearle estas premisas en todas las direcciones. La persona ha crecido como el niño ejemplar, fue el alumno sobresaliente en la escuela, en el instituto, en el ejército fue soldado modelo, significa, según la idea, ha hecho todo lo posible para recibir de la vida el éxito y el bienestar, pero recibe de ella los puñetazos y los chichones. ¿En qué él ha tenido tiempo para caer en falta?

Su culpa consiste en la parada de la Evolución. Ya es hora de pasar a la asimilación de los Niveles del Mundo Tenue, en el cual se encuentran las partículas de su Yo Superior, comenzando a comprender Su ciencia de Ellos, porque el límite de instrucción y de enseñanza del mundo físico con esto está agotado. Es hora de ganar Sus elogios y amor. ¿Pero qué hace falta hacer, si la persona hace 5.000 años ha perdido el enlace con su Yo Superior, con el Mundo Tenue y con Dios en general? Ya que por la costumbre no podemos pasar sin los estímulos y las declaraciones amorosas, fue creada la religión, donde, haciendo las declaraciones amorosas a Dios, la persona espera la reciprocidad por reticencia, default. En el nivel del socium se implanta intensivamente la idea de la prosperidad, en base del amor general, sin embargo, en vez del idilio esperado, la gente, con todas las fuerzas amando y colmando de elogios uno a otro, puso en marcha el mecanismo de la autodestrucción general. Usando la demostración a la inversa, vemos que esto significa que la Humanidad no ha ganado el estímulo y el amor de la Jerarquía del Mundo Tenue encabezado por Dios. Significa, hemos caído en falta en que hemos escrito los programas del Oponente de Dios, pero no los de Él mismo. Ya que Su oponente es el Diablo, el amor que está cultivando por la religión y el socium, lleva la persona en la dirección contraria de la declarada, ¡es decir – de Dios!



Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007