El dinero y la Evolución. La salud y la riqueza – son dos partes de la vida de la persona

EL SISTEMA DE LA ARMONIZACIÓN CON EL MUNDO EXTERIOR

El dinero y la Evolución. La salud y la riqueza – son dos partes de la vida de la persona


La salud es una riqueza del mundo interior, del cuerpo de la persona.

La riqueza es un índice – hasta qué punto exitoso y feliz la persona se inserta en el mundo exterior y se le adapta a él.

La persona se siente segura y realizada cuando tiene ambas componentes de la Existencia.

Ni para quién no es el secreto que el dinero en nuestra vida juega el papel importante, solamente no cada uno lo tiene. El que no lo tiene, trata de justificar su ausencia por la orientación consciente: “el dinero en la vida no es lo más importante”, “la felicidad no está en el dinero”, pero, con todo eso, ¡del dinero todavía nadie había renunciado! El dinero es necesario a todos, sin él usted no solucionará ni un problema vital. Hay muchas nociones diferentes sobre los modos de su adquisición:


“¡Buenos días, Alejandro!

A pesar de todo quiero hacerle la pregunta. En el séptimo capítulo del primer libro “Sobre los contactos con el Mundo Tenue” usted escribe: “...El potencial de mi Conciencia en los últimos siete años se ha aumentado de dos – cinco porcentajes hasta dieciocho y cinco...” Y más: “Entrenándose en esta dirección, usted aprenderá instantáneamente a conectarse por mi Conciencia a cualquier átomo, instantáneamente uniéndolos en las moléculas, y las moléculas – en la sustancia. O al contrario – dispersar todo lo creado por usted en el medio exterior. ¡En realidad usted aprenderá a materializar y dematerializar cualquier cuerpo! Una tal práctica se hará ejecutable fácilmente...” ¡¡¡Son sus palabras!!!

En concordancia con su declaración usted hace mucho debería pasar por completo a la alimentación energética y la materialización de lo deseable o, en todo caso, ponerse de lleno a hacerlo. ¿Entonces para qué le es necesario el dinero? Hace falta sacar conclusión: o usted exagera muy fuerte su grado de la conexión, o cuenta demasiado hermosamente los cuentos.

“¡Le deseo buena suerte!”

El materializar el dinero, para muchos no es el problema, ¿solamente si es necesario hacerlo? ¿Y qué hacer con las Leyes omnipresentes del Mundo, las cuales no han sido anuladas adie? Hemos dedicado nuestro trabajo al conocimiento y la observación de las leyes objetivas de la vida a las cuales obedece tanto el individuo separado como toda la sociedad de la gente (el Sistema), he aquí cómo crear los milagros, viviendo en el mundo de los sueños – no lo sabemos, y esto no es interesante. Una vez más decimos con la persona sobre lo mismo, pero en las lenguas diferentes. La persona no piensa, con ella es imposible encontrar la compresión mutua. Su Conciencia está sumido en el Ego, ¿cómo aquí es posible explicar algo? La gente que sueña con los milagros semejantes, se encuentra en la ignorancia completa acerca de la vida en el Sistema. La persona aislada de la sociedad, la que obedece las leyes egoístas, tiene derecho de “concebirlas” en sí misma. Pero la vida pasa no aisladamente de los otros, sino en alguna colectividad de los semejantes a sí, es decir, en el Sistema. Para su conservación hay unas reglas y leyes, las cuales deben ser observados por cada participante.

Estas reglas tocan a todas las partes de la residencia comunal de la gente: las económicas, sociales, de producción, públicas. Si usted comienza a defender sus deseos egoístas, en seguida perturbará las normas de convivencia de sociedad. ¿Si no por esta causa en las familias y las colectividades de producción tienen lugar las discordias constantes? Si usted comienza a defender los intereses egoístas en el plano de la comodidad social perturbará el mecanismo único del mecanismo social del estado. Arroje “el dinero ilegal” en las relaciones recíprocas económicas de la sociedad perturbará el mecanismo bien arreglado de su trabajo. Usted está bien, ¿y cómo está todo el Sistema?

¿Dónde entonces están las Leyes de la Moral, por las cuales día y noche velan los aficionados del juego de la espiritualidad? Resulta: no les importa nada con relación al Sistema y a su bienestar, así como con otra gente, lo principal es que esté bien para mí; me muestren a mí el milagro y creen el bien, incluso en detrimento de los demás. ¡Aquí es toda la espiritualidad! Y de hecho aquéllos que quieren vernos como los “extraterrestres” – en realidad “crucificados” – se consideran seguramente como la gente espiritual y de alta moralidad. ¿Acaso todo es así en realidad?

No les dirigimos a ellos de ningún modo nuestro trabajo; su espiritualidad, moral y espiritualidad no es nuestro asunto. Nos emociona la gente pensadora, realmente moral, quién quiere mejorar la cualidad de su vida, comprendiendo que se puede conseguirlo solamente si ayudarás a mejorar la vida de otras personas, conjuntamente, habiéndose unido en el Sistema. Para nosotros lo principal es que aquél quién tomó el camino de la Evolución, elimine en su Conciencia cada esperanza en el milagro bajado de arriba, recibido de alguien de afuera. Es importante que usted comprenda que el milagro se encuentra dentro de usted, y él se dará a conocer cuando junto al logro de su deseo usted desarrollará el proceso, pondrá en marcha su Triplicidad. Abastecer el proceso viable donde es más importante que sorprender la imaginación del público desdichado por los milagros distintos de la materialización del dinero, oro y brillantes.

Para comprender, de dónde aparecen los obradores de maravillas recién aparecidos y sus discípulos, le aconsejamos leer el libro de A. Sidersky “Yoga de ocho círculos” (Kiev: Nika-centro, 1996 – 2005). Sobre la Tierra hay una multitud de los conocimientos que llevan la persona a la Verdad, solamente la Conciencia metida por los estereotipos en cintura no les nota, les evita intensivamente, en el mejor de los casos habiendo tomado solamente lo que le es agradable a ella.

Aquí hace falta notar que todo lo nuevo nace en lo viejo, pero en ningún caso por medio de la destrucción de su cuna. Lo nuevo se separa por gemación y crece, haciendo a ras del Sistema o sobre él que lo ha engendrado. Precisamente por eso la gente de la civilización nueva no tiene el derecho de destruir el viejo sistema financiero, arrojando una cierta cantidad del materializado dinero “ilegal”. Debe aprender a ganarlo, porque el dinero es, en primer lugar, el criterio principal del fundamento y la seguridad de la persona como el Individuo. “Solamente el dinero deja a la persona sentirse libre y fuerte, solamente el dinero puede a veces guardar a la persona de una arbitrariedad del monstruo todopoderoso – el estado” (M. Gorki 1 ).

Precisamente esto entraña el sentido del perfeccionamiento espiritual que la persona debe pasar de la raya de la Conciencia limitada por su Ego y su recogimiento en la Dualidad, que está seguramente dirigida hacia la satisfacción del mismo Ego. Si esto no ocurre, cualquier aspiración al perfeccionamiento espiritual tiene la forma tergiversada, la que se manifiesta en el autoengaño y la hipocresía. La persona no es capaz de haber confesado las inclinaciones egoístas incluso a sí misma.

La destinación del dinero consiste en ayudar a responder estas preguntas a todas las Personas interesadas: al Ser humano, Dios y la Evolución. “La Humanidad no ha inventado un sistema de las relaciones más natural que el dinero”. (V. Aksiónov 2). Por ejemplo, crecían en los tiempos inmemoriales en las familias de los soberanos orientales, los amigos-vecinos, dos niños – un muchacho y una muchacha. Es natural que los padres les han desposado y les han casado. Al cabo un tiempo ellos han heredado las riquezas incalculables de sus padres. Han vivido la vida, amándose abnegadamente uno a otro, preocupándose por la prosperidad de los súbditos. Cuando la esposa ha muerto, el esposo inconsolable construyó sobre su túmulo el mausoleo hermoso – Taj Mahal. Como si los habitantes del país bendito deberían prosperar hasta ahora. Sin embargo poco tiempo después el país era atacado por las tropas innumerables de los enemigos, que para muchos siglos lo han transformado en un desierto. De la misma corta duración resultó la idea bolchevique del igualitarismo, como la igualdad y la justicia sociales. Y el hecho ni por pienso no es que hasta qué punto fue justo el mecanismo social o en cuánto buena y feliz se hizo la gente. Todo esto para el Universo ha resultado un sonido vacío, de corta duración, porque no brindaba a la persona la oportunidad de abrirse ante Él. “El dinero descubre rápidamente su debilidad, si los deseos de la persona están en el campo de los sentimientos” (T. Dreiser 3).

El hecho es que la gente precisamente en la riqueza ve la vía hacia la felicidad y la prosperidad. Así se ha formado en su representación que se puede adquirirla solamente por herencia, no sabía otro modo. A su parecer, solamente él que ha recibido la riqueza, se hacía seguramente feliz. De otro modo reaccionaba la Conciencia de aquélla parte de la populación que era obligada vender su trabajo por el dinero. Encontrándose aproximadamente en las condiciones materiales iguales (de mendigo), la gente está preparada no sólo para amar al prójimo, sino también dar la vida por él. Pero sólo tiene que aparecer a la división un poco esencial según la componente material, junto a la Conciencia cerrada, como en toda su belleza se demuestran la envidia y el orgullo, la persona está preparada para pisotear este prójimo. “A la lente mediocre el dinero la lleva a veces al empobrecimiento espiritual, pero en las manos de la persona fuerte es, enfrente, una palanca potente del éxito” (G. de Maupassant 4).

Lo mismo también tiene relación con la esfera de la espiritualidad. Cuando la gente adora cierta doctrina o religión, en la cual, junto a la Conciencia cerrada, se presta mucha atención a la espiritualidad y la moral, de todas maneras rebajando el papel del dinero, entre el rebaño reina la compresión mutua completa, especialmente si todos se encuentran en un nivel material. Ellos con la voluntad comparten uno con otro el último pedazo de pan. Pero sólo tiene que “velarse” en el interés no sancionado a modo de la adquisición del beneficio adicional monetario, todo el rebaño arma una cantera contra tal valiente, aspirando a confiscar todo – “¿como él se atrevió a destacarse del estado general” Si no de aquí ha aparecido le diezmo en muchas corrientes religiosas? Lo importante es nivelar a todos, habiendo quitado lo exceso. Entonces es en verdad: “El dinero es un concentrado de la Utopía” (K. Vonnegut 5).

El dinero es el índice material básico de la vitalidad de la persona y sus relaciones en el Sistema de la gente. Mientras que todos sean iguales – todos son buenos y con el éxito avanzan por la escalera del “desarrollo” espiritual. Pero sólo tiene que hacerse más rico que el otro, como en el acto se demuestra el vicio espiritual, no revelado y hasta ahora incontrolable, como la envidia y la aspiración a atormentar al rico, habiendo quitado su beneficio. El dinero es el índice verdadero de lo qué presenta la persona en realidad. La escuela de su adquisición debe ser pasada por cada uno para revelar y extirpar por completo en sí todos los vicios de la Conciencia, habiendo construido la relación correcta a ellos, y sobre esta base basar las relaciones recíprocas correctas con la gente. Para ello la persona tendrá que poner en marcha su “aparato de pensamiento” y hacer que despierte la Conciencia. Pues “El dinero es lo mismo que el sol. Donde brilla, allí hay luz como de día, y donde no está presente – allí hay la oscuridad completa” (S. Bellow 6).

La diferencia principal de todas las doctrinas y las religiones del mundo inventados hasta la aparición de la “Doctrina Secreta” y el Sistema de la Armonización, consiste en lo que en ellas, por reticencia, default, cada uno "tiene amistad" contra el dinero. Precisamente este equivalente, inaccesible para muchos, el equivalente de su valor, está echado conscientemente como si diabólico, les impuesto a ellos por las fuerzas oscuras. Sin él en el electorado miserable (en el sentido espiritual y material) hay un idilio completo y compresión mutua. En realidad de la vida está echada la básica componente dinámica de la Triplicidad, su Verdad. La persona cae del presente, habiendo perdido el elemento competidor – la competitividad, sin que es imposible establecerse en la vida y manifestar su relación al Don de la Vida. La gente, por razón de la Conciencia cerrada y la pereza, expresa la aprobación unánime de tal modo de enfocar que en gran medida corresponde a la política del estado y los intereses del socium. “El dinero no puede ser un medio de la adquisición de libertad allí, donde para la pobreza no le está garantizada la independencia” (H. Böll 7).

Es posible ganar el dinero por los modos diferentes: el criminal, habiéndolo quitado de su prójimo o del pueblo entero; por la venta de su trabajo propio, trabajando para el dueño; creando su negocio (business) propio, quemándose a sí mismo en la lucha contra los competidores y el criminal (que aspira a quitar su patrimonio de usted), en las horas de ocio ocupándose del aumento de la espiritualidad. Antes de la aparición del Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud estas dos hipóstasis de la vida humana prácticamente no fueron unos conceptos unibles: el dinero – separadamente, la espiritualidad – separadamente. La persona dividió artificialmente la vida en los componentes aislados y en lugar de unirlos, está preocupada por la búsqueda de las verdades míticas.

Lleguemos a comprender el asunto: con todo, ¿qué la gente quiere recibir de los encantadores, los salvadores, los posesores de las verdades, y de nuestro Sistema también? Al fin de cuentas todo se reduce al deseo trivial de poseer (no en la última instancia por medio de la materialización del dinero y las joyas) los bienes materiales y el confort, los que mejoran la cualidad de la vida y los cuales pueden simplemente ser comprados por el dinero. “El dinero es muy provechoso; más de una vez ayudaba cantar la victoria, en él se ven justamente la clave mágica que descierra las puertas que cierran el paso a los honores laicos, la alegría y la felicidad” (Ch. Dickens 8). Así, el dinero en gran medida es dotado de todas las propiedades milagrosas, a las cuales gente trata de encontrar en diferentes escuelas y sistemas espirituales mágicos. Y las personas se ocupan de la espiritualidad en el fondo con un objetivo sólo – aumentar el aflujo del dinero. Y esta idea puede no manifestarse evidentemente, ella está profundamente en la subconsciencia, incitándola la persona a las acciones ciertas. En vista de ello, antes de engalanarse en la toga del moralista desinteresado, hace falta muy fijamente observar su propia esencia. Allí usted descubrirá, sin duda alguna, el doble fondo.

Si usted llega a comprender, juzgando sensatamente la situación, usted estará muy asombrado por aquella circunstancia que la ciencia, la religión y la esotérica con mucha aplicación “no ven y no notan” el dinero como la quintaesencia de las energías tenues, fijas, del Mundo de Dios sobre la Tierra. La ciencia se dignó descubrir la plusvalía, la religión le nombró como “la invención del Diablo”, y del léxico de la esotérica el dinero cayó en general, aunque ella insistentemente enseña al electorado a “trabajar con las energías”. ¿Para quién esto es ventajoso? Es completamente claro que a cualquier, excepto a Dios, la Evolución y el Universo; esto es ventajoso solamente al socium con la Nooesfera y la persona con la Conciencia cerrada como al intérprete de su Voluntad e intereses (es natural, en detrimento de sí mismo).

El secreto del dinero consiste en lo que precisamente él es la quintaesencia de la magia. El dinero mismo es la materialización de la energía de Dios, la Vida y la energía mental de la persona, aquí de donde en ellos hay la fuerza directamente sobrehumana y el poder. “El dinero es una compensación de la energía gastada honestamente, y no es un privilegio obtenido por vía deshonesta” (T. Dreiser). Todo el Mundo consiste de las energías. La persona para afirmarse a sí misma en Él, utiliza estas energías, explota en la medida de sus fuerzas y fantasía, malgastando con eso los recursos del Universo. Que la vida exista, estos recursos deben ser restablecidos o ser compensados por aquéllos quién los usa. Significa, en nuestro mundo de las energías rudas debe existir cierto equivalente material que calcula rigurosamente la devolución y el consumo por cada individuo. Tal equivalente, como usted ya ha adivinado, es el dinero. Por eso la espiritualidad y la moral son comprobadas solamente de un modo – por la habilidad de manejar el dinero (no confunda con la habilidad de malgastarlo solamente o distribuirlo con la ligereza).

De esto se deduce inevitablemente que el dinero puede intervenir y en calidad del Mal, y en calidad del Bien. El dinero como la quintaesencia de las energías del Mundo de Dios, la Vida y la energía mental del hombre, de la gente que tiene el alto potencial espiritual, enriquece e incita a la Evolución, alzando a la cara de los circundantes. En este caso se demuestra el efecto de la sinergia9, cuando las energías de los programas positivos del Alma entran en la resonancia con la energía del dinero. Y esto provoca el efecto creador de la componente material de la Existencia de la persona, dejando su Conciencia libre e independiente del dinero mismo. Entonces: “El dinero es un almacén de la nobilísima fuerza en la persona, un almacén del trabajo humano” (B. Prus 10).

Si continuamos comparar la persona con el ordenador, el dinero en este caso cumple la función de la alimentación. No habiendo embragado el ordenador en la red, es imposible juzgar de lo, qué programas hay en él, y si hay ellos en general. Y del mismo modo es con la persona. Mientras el hombre esté conectado al canal de la abundancia material como el dinero, no se puede comprender, qué programa informático (software) hay en su Alma, qué programas son dominantes. En este caso de la persona puede asomar tal cosa, cuya existencia no sospechaban los circundantes, ni la persona misma.

El dinero es el Bien, cuando la persona coopera con las fuerzas creadoras, consumiéndolo en las condiciones mutuamente ventajosas con otra gente. Su Vía es el trabajo de la devolución y la transformación de la energía alguna vez percibida en los conocimientos, la curación y la confirmación en la vida. El dinero es un índice de la interacción con el Universo. Precisamente con su ayuda la persona aspira a abastecer la confirmación armoniosa y el desarrollo de la vida, tanto para sí misma como para los discípulos, creando el espacio, en el que todos viven confortablemente.

En aquel caso cuándo con el dinero tropeza la persona que tiene los vicios espirituales, revelados o no revelados, el dinero solamente redobla y demuestra estas cualidades negativas. El dinero la lleva en el mundo de las ilusiones materiales y egoístas, haciéndola, al pie de la letra, “pisotear los cadáveres” para adquirirlo. La Conciencia se encuentra por completo en el poder del dinero, quemando sin el resto todo su disponible potencial espiritual y vital. Está bien, si solamente el suyo. Metiendo el dinero enorme en la creación de las montañas del arma y achicando de la Tierra las últimas substancias, el hombre quema irreflexivamente la casa en que todos nosotros vivimos. Todo esto se hace por las manos del hombre que tiene aún más bajo potencial espiritual y vital. A su vez, el hombre obsesionado por el dinero que desaparece constantemente, está preparado para realizar aún más irreflexivamente cualquier trabajo destructivo. Esto confirma sólo el potencial espiritual y vital de la Humanidad como extraordinariamente bajo. En este caso el dinero en efecto es el mal declarado y la invención del Diablo.

El dinero es el Mal, si la persona coopera con las fuerzas destructivas y es el consumidor que tiene la Conciencia egocéntrica. De hecho no produce nada, sino consume. Y cuanto más tenga dinero tanto más estará en contradicciones con el Universo.

Si usted no tiene dinero, y la cabeza está cargada con las doctrinas y las ideas delirantes las cuales no son capaces de dar a luz el dinero, su espiritualidad y moral – en el plano del valor para Dios, la Evolución y el Universo – es un cero a la izquierda. Sólo tiene que confiar a tal persona el asunto o darle el dinero a crédito, como el asunto será despilfarrado, y el débito resultará irrevocable. Cualquier sentimiento, cualquier razón, cualquier convicción se determina por la palabra poderosa, que gobierna el mundo: por la palabra “dinero” (George Sand 11). Y esto es todo, sin ninguna consideración a la seguridad de la persona en su espiritualidad, honestidad y honradez, a sus aseveraciones del amor a usted y el respeto absoluto. En este caso el dinero es el probar el flaco. Da a la persona el dinero (mucho o poco) y mira – qué cualidades en ella se despertarán. Como regla, hay una ofensa que aquél quién está cerca del poder, tiene una mayor admisión al dinero, o el vecino tiene más dinero, porque lo adquiere de modo deshonesto, etc. Surge una envidia, ¿por qué el dinero pasa en propiedad a alguien, y no a mí (o no soy el primero), porqué soy peor que los otros? ¿Dónde está la justicia? A la persona le parece que si se coloca cerca del poder y recibe la admisión al dinero, se preocupará por los prójimos. ¡Nada semejante! El dinero es una tentación para las Almas imperfectas, y para ellas nunca hay demasiado dinero. Solamente las Almas maduras pueden disponer del dinero, y al mismo tiempo con dignidad, no restringiendo además los intereses de nadie. Solamente a ellas se puede confiarles mucho dinero. ¿Cómo se puede encontrar tal gente? Solamente en el asunto, habiéndola comprobado preliminarmente por el dinero.

El problema solamente es en uno: el socium y el Universo no le permitirán ganar mucho dinero de manera "honesta", quemándose a sí mismo. Para el socium su independencia es peligrosa, y el Universo de su autoquema no tendrá ningún provecho. Por eso Él está obligado poner a prueba la persona que ha venido a la Tierra – parcialmente y en algunas etapas. En la primera etapa hay la prueba por la falta del dinero. Es comprobada la reacción de la persona, si ella se resigna, resignadamente habiéndose dado a discreción de las circunstancias, o demuestra el valor y hace los esfuerzos para salir de la crisis. Luego el dinero está dando, pero no grande. La persona debe gastarlos, habiendo aplicado los esfuerzos para adquirir los conocimientos y las prácticas que contribuyen a la puesta en marcha del mecanismo del autorreproducción del dinero. Para ello es necesario asimilar las prácticas de la ayuda mutua, trabajando en la colectividad de los correligionarios que están preparados para apoyarle. Precisamente en la adquisición de estas prácticas está interesado el Universo.

Hasta ahora se podía solamente robar el dinero decente, recibirlo en la herencia o ganarlo. Con la aparición de nuestros libros, donde está dada la argumentación distinta teorética de la Vida, con la explicación del papel y la función del dinero, apareció, al fin y al cabo, la posibilidad para poner en marcha el mecanismo legal de la autorreproducción del dinero. Habiéndolo asimilado, no hay necesidad ninguna de poseer la magia, acabar con un vecino para tomar su propiedad. Pero sin su ayuda a pesar de todo usted no pasará, ya que el mecanismo de la autorreproducción sobreentiende la organización de la colectividad de los correligionarios fundado en la idea de la ayuda mutua, en vez de sobre ciertos esquemas sutiles financieros y el marketing-planos. Para lograr éxito en este negocio son necesarios la limpieza espiritual y el grado suficiente de la moral, sin los cuales la gente no irá tras de usted. Y si usted busca los correligionarios entre los que no fueron probados por el dinero, la mayoría en la primera ocasión oportuna le traicionará y venderá, como ha vendido a Cristo la gente de alta espiritualidad no más que palabras, la que no era probada por el dinero; y fueron no los hombres simples, sino los apóstoles. Además, durante el paso del Nivel Kármico esta etapa para la mayoría es el programa obligatorio, sin embargo, esto no hace el honor a los que traicionan.

Las ovejas (la parábola oriental)

“Vivía una vez un rey, y tenía todo en abundancia, así como todos los reyes tienen. Pero de repente comenzaron a lloverle las desgracias. Comenzó la sequía horrenda, el rey vecino se aprovechó de ello, atacó la capital y la sitió. Empezó la epidemia, en que se perdió toda su familia y la mitad de los habitantes de la capital del rey infeliz. Cuando el ejército se ha debilitado, el enemigo tomó por asalto la ciudad y destruyó a los vivos. El rey ha conseguido escaparse. Él se marchó a su amigo – un reino-aliado con el cual ha crecido, pero de camino era capturado por la banda de los bandoleros y le vendió en la esclavitud. Durante tres años largos y dolorosos trabajaba en las plantaciones lejanas y, al fin, se escapó. Cuando él alcanzó la capital de su amigo, no le dejaron entrar en el palacio, puesto que la guardia, habiendo visto sus andrajos, no le creyó que es el rey. Entonces él tenía que trabajar en la ciudad, y el año entero trabajaba para comprar una ropa decente.

Solamente después él apareció ante su amigo. Aquél con la compasión y la comprensión trató el relato del huésped y, habiendo pensado, le dijo:

Te ayudaré. Le dad el rebaño de las ovejas en 100 cabezas, que paste, ordenó.

Destrozado por tal relación “amistosa”, el rey-desdichado, no creyendo todavía que la amistad vieja está olvidada, comenzó a pastar las ovejas, pues que no tenía otra salida. Cuando pastaba las ovejas, maldiciendo su destino, su rebaño era atacado por los lobos que destruyeron todas las ovejas. Habiendo venido con la cabeza deprimida en el palacio, él contó sobre lo que ha ocurrido. El amigo ordenó:

¡Y bien, le dad 50 ovejas!

Pero este rebaño también se perdió, habiendo saltado al abismo detrás del alborotador.

¡Le dad 25 ovejas! fue la sentencia siguiente.

Esta vez nada ocurrió, todas las ovejas pastaban en paz y reproducían, y al cabo de cierto tiempo él tenía un rebaño de 1.000 ovejas. El rey vino en el palacio y dijo:

¡Aquí, tengo 1.000 ovejas y dentro de un año serán dos veces más!

Entonces su amigo, alegrado por esta novedad, habiéndolo abrazado, ordenó en alta voz:

¡Le tomen de él las ovejas!

En vez de las ovejas le dio a él el estado vecino. Pero nuestro rey, ya hace mucho habiéndose desengañado de las relaciones amistosas, le preguntó:

– ¿Por qué en seguida no me has dado el reino desde el principio!

No dejaría piedra sobre piedra de este reino, contestó su amigo sabio. he esperado simplemente, hasta que se termine tu raya negra de la vida y comience la etapa siguiente. Ahora ella comenzó. Las ovejas fueron sólo índice de tu destino”.


Por eso es necesario comenzar cualquier asunto del cero, con el riesgo mínimolas pérdidas, pasando el Nivel Kármico, serán inevitables. Es porque nosotros, trabajando con este contingente valiente de los hombres píos teoréticos, estamos alerta y siempre de guardia (¡navegábamos, sabemos!). Y recibir de ellos la lección demostrativa – es posible encontrándose en cualquier Nivel, sólo debe hacer un deseo (Jesús Cristo es el ejemplo evidente de esto). La crucifixión de Cristo en realidad fue la acción planificada, un espectáculo bien puesto en escena, pero ni mucho menos un descuido enojoso de Dios. Solamente la persona que ha abierto su Conciencia, es capaz de comprender y estimar todo esto como la lección. Tal vez, precisamente lo que en los últimos 2.000 años la Humanidad nada ha comprendido, es el certificado del letargo general. Una gran Lección que a todos nosotros se nos han demostrado, está desestimado por completo, y los hechos insignificantes – como la debilidad momentánea humana de Cristo que se ha sentido lástima de los huérfanos y pobres, son apreciados como la llegada del Salvador. Es evidente la percepción completamente infantil elevada en el rango del error humano. En este caso se queda una gran adivinanza, ¿de dónde pueden aparecer los profetas, los moralistas y los salvadores de alta espiritualidad que ahora vienen a espuertas como agua?

Nuestros “Doctrina” y Sistema han desconcertado extremadamente a la gente precisamente por lo que en cualquier momento se puede reducir la búsqueda de las verdades – a modo de la circulación infinita por el círculo, reducir sin el daño menor para las verdades mismas. Para hacerlo es suficiente, habiendo unido lo espiritual con lo material, ir al ataque del Nivel Kármico, que nosotros hemos hecho, habiendo creado el Sistema de la Armonización trabajando en el business de red (¡le aseguramos que aquí usted también desenterrará un pozo de ciencia!).

Como resultó, lo cortés no quita lo valiente, además, en completo orden favorece los intereses de la Persona, Dios, la Evolución y el Universo. El Ser humano ha recibido la posibilidad hermosa de determinar, sin rompecabezas, su valor verdadero, habiendo chocado con la inhabilidad de informar hasta el otro la idea simplísima de la ayuda mutua real durante el aumento del nivel de vida, pero no en la miseria. Hemos encontrado el modo del relleno de nuestro Universo Virtual por el contingente digno. Dios ha conocido la opinión de la persona sobre sí misma y sobre sus puntos de vista acerca de Dios, el Universo y la Evolución propia. Gracias a ello Dios ha recibido la posibilidad de influir en la situación sobre la Tierra, corrigiéndola en concordancia con las posibilidades y los problemas de la Vida en los límites del Universo. La Evolución, habiendo recibido el impulso del Ser humano (de la “médula” del Universo), puso en marcha el proceso incesante, semejante a una avalancha, de la Evolución de todos los Niveles del Universo. Al fin, el Universo ha recibido la posibilidad de la selección correcta y rápida de las Almas no preparadas para la Evolución.

Cada uno de nosotros es el representante del socium que está vitalmente interesado que le demos nuestro dinero, no teniendo la intención de invertirlo en sí. Cuanto más dinero él recibirá tanto más estructuras sociales mantendremos. Precisamente por eso desde la infancia se nos enseñan solamente a gastar el dinero, ¡pero no se nos enseñan a invertirlo en sí! Tal conducta y tal estilo de vida llevan, en la mayoría de los casos, a la miseria. La información que usted conocerá en este capítulo, también en los libros que le recomendamos para leer, le permitirá cambiar la posición vital y comenzar a invertir el dinero en sí mismo.

La riqueza comienza desde que la persona invierte en sí 10 % de sus beneficios. Y para ser sano hay que invertir en sí 10 % de la energía de sus pensamientos, más la cantidad adecuada del tiempo y el trabajo. Para hacerse pecuniariamente acomodado, es necesario preocuparse por la componente económica de su vida. Ella también exige el constante suministro complementario energético, cuyo equivalente físico es el dinero. Es muy fácil de disipar los ingresos recibidos a sus caprichos propios (los deseos necesarios e innecesarios). Para levantar de las ruinas y colmar de la vida su componente económica, habiéndola hecho vitalmente activa, es necesario invertir 10 % de sus fondos en sí mismo, en el mantenimiento de su posición económica. Cuando este “diezmo”, atesorado y cogido fuerzas, comenzará a reproducirse a sí mismo, cuando el dinero comenzará a producir el dinero, solamente entonces usted puede gastar la parte de los ingresos para sus caprichos.

Y esto será su individual “Plano de Marshall” 12 como la ley fundamental de la supervivencia, y en realidad – la ley fundamental de la naturaleza. De hecho ella obliga al reino vegetal y el mundo animal a preocuparse por la supervivencia, dedicando la parte de las fuerzas, el tiempo y la energía para vivir hasta la primavera siguiente y preocuparse por la supervivencia de la posteridad. Pero ya que la persona es un ser del orden superior, además, es semejante a Dios (entonces, según la idea – inmortal), debe dedicar sus esfuerzos (el “diezmo”) no sólo y no tanto a la prolongación del linaje y la creación de las reservas para un invierno (imitando a los “hermanos nuestros menores”). En la actualidad la naturaleza no simplemente empuja con insistencia, ¡sino obliga a la persona a corresponder a su status y hacer los pasos conscientes en esta dirección!

La idea del “Plano de Marshall” consistía en lo siguiente. Después de la guerra en el año 1945 los EEUU dieron a Alemania el crédito – 500 dólares para cada trabajador. El gobierno no lo ha puesto en circulación, ¡aunque fue tal tentación! Ha abierto para cada adulto alemán una cuenta corriente en el banco y ha obligado a todos los trabajadores a restar anualmente de sus ingresos a sus cuentas la suma similar (y esto fue el “Plano de Marshall”). Su realización duró 5 años. En el total en cada hoja de servicio se ha acumulado $ 2.500 + el %. Luego la gente fue puesta ante la Opción: o tomar el dinero y comprar a sí un apartamento decente, un coche caro, o dejar este dinero para que trabaje, pero en este caso el depósito era prolongado para aún más 10 años.

En conclusión 90 % de la gente dejó el dinero en los depósitos; 5 % lo ha tomado; 5 % – ha muerto. En los 60 esta gente o sus herederos tenía en sus depósitos a 10.000 dólares cada uno. Esto, como usted comprende, en aquel tiempo era la suma bastante buena. Teniendo tal dinero, es posible pensar ya sobre la apertura de su negocio propio. El nivel de la vida en Alemania ascendió agudamente.

Es asombroso lo que esta experiencia, digna de todo género de alabanzas, no recibió la aplicación ancha. Como se puede observar después de la desorganización de la URSS, todas las apropiaciones y la ayuda “gratuita” en el nivel interestatal – es la vía recta hacia la corrupción de los funcionarios y el empobrecimiento del electorado. Aquí es “el amar a todos”.

Precisamente la comprensión nos distingue de los animales. Esto será la energía mental o el Espíritu de Santo, la posesión y la habilidad de dirigirlo da a la persona la posibilidad de hacerse semejante a Dios no según el nombre, sino según lo esencial. Pero ya que la persona vive en el socium, está obligada gastar la parte leonina de sus fuerzas y tiempo, y lo principal – el Espíritu Santo, el equivalente divino, – gastar todo esto para la obtención de los medios de vida (para ganarse su pan). ¿Si el dinero es el producto del equivalente divino, debe heredar sus cualidades? Todos es justo: ¡les heredó! Esta capacidad de la autorreproducción es como una ley más de la naturaleza. ¿Lo sabemos? ¡No! Una de las etapas en el camino hacia la realización práctica del status de la persona (y, puede ser, su piedra de tropiezo), hizo nuestra inhabilidad de poner punto al dinero junto con la ignorancia completa de sus cualidades naturales.

La religión recomienda imperiosamente a la persona no concentrarse en el dinero (por medio de su distribución para las obras misericordiosas), habiendo tomado el camino del ascetismo. Pero “¡el ascetismo no reside en que usted no posea, sino en que nada le posea a usted!” En el momento presente la Miseria y la Muerte reinan sobre la Humanidad. Significa, el ascetismo verdadero será no la renuncia del dinero, sino la dirección de las propiedades y las cualidades heredadas, semejantes a las divinas, hacia la lucha contra estos fenómenos monstruosos que nos privan de derecho a llamarnos Seres Humanos – los hijos de Dios. Pero para esto hace falta estudiar, saber y observar las leyes de la naturaleza. Si hasta ahora incluso no sospechábamos que hay el problema del dinero precisamente en este aspecto y refracción, significa, a las fuerzas que tienen la coloración distintiva, no les conviene que sepamos sobre ello en general. Y aún más, esto significa que la persona moderna no aprenderá a distinguir dos colores – el negro y el blanco.

Si usted no observa la ley fundamental de la naturaleza (la Ley del Diezmo), para que se debe comenzar a ver claro, usted se quedará enfermo e indigente.

A la gente acomodada para conservar y aumentar su riqueza, es necesario sentir profundamente esta ley y ponerla en ejecución, habiendo reforzado su retaguardia, y de otro modo la riqueza presente al instante puede ser no más que un ligero recuerdo. No es el secreto que el número aplastante de los hombres de negocios aspira a invertir todo el dinero disponible en el “negocio”, ponerlo en circulación, en aquella esfera donde el dinero trabaja, y por eso siempre arriesgan mucho. Sin embargo, cuando sucede cualquier intermitencia (a causa de los suministradores, los copartícipes, la coyuntura de mercado, los competidores, etc.), en seguida el negocio fracasa, junto con sus inversiones. El hacer al hombre de negocios que tenga para los días malos la reserva como la cuenta intangible en el banco – es una cosa casi que irrealizable: todos ellos tienen un natural de jugador y prefieren “jugar a lo grande” en el asunto que han empezado. El programa que les ofrecemos a ustedes, para ellos es como si salvavidas, pero muchos empresariados no lo saben.


1 Máximo Gorki fue el pseudónimo utilizado por Aleksei Maksimovich Peshkov, escritor identificado con el movimiento revolucionario ruso (1868 – 1936).

2 Vasily Aksiónov (n. 1932), escritor ruso.

3 Theodore Herman Albert Dreiser (1871 – 1945), novelista y periodista estadounidense perteneciente al Naturalismo.

4 Guy de Maupassant (1850 – 1893), escritor francés, autor principalmente de cuentos.

5 Kurt Vonnegut Jr. (1922 – 2007) fue un escritor estadounidense, cuyas obras, generalmente adscritas al género de la ciencia ficción, participan también de la sátira y la comedia negra.

6 Saul Bellow (1915 – 2005) fue un escritor norteamericano. Nació en Canada, pero vivió desde pequeño en Estados Unidos. Fue galardonado con el Premio Nobel en 1976.

7 Heinrich Teodor Böll (1917 – 1985), escritor alemán, fue galardonado con el Premio Nobel en 1972.

8 Charles John Huffan Dickens (1812 – 1870), fue un famoso novelista inglés, uno de los más conocidos de la literatura universal, y el principal de la era victoriana.

9 La sinergia es la integración de elementos que da como resultado algo más grande que la simple suma de éstos, es decir, cuando dos o más elementos se unen sinérgicamente crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los elementos.

10 Boléslaw Prus (1847 – 1912), un escritor polaco.

11 George Sand, seudónimo de Amandine-Aurore-Lucille Dupin, baronesa Dudevant (1804 – 1876), escritora francesa.

12 nombre popular del European Recovery Program (ERP), fue un plan de los EEUU para la reconstrucción de los países europeos después de la Segunda Guerra Mundial.

 

Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007