¿El dinero es el Bien objetivo o el Mal subjetivo?

¿El dinero es el Bien objetivo o el Mal subjetivo?


¿El Bien o el Mal? ¡Todo es tan relativo en este mundo! La lucha de los contrastes está señalada especialmente en todo que toca al dinero. En los años del Poder Soviético se nos han acostumbrado a contentarse con el mínimo del dinero, que entraba además en la contradicción inadmisible con el trabajo metido. En el resultado en la Conciencia de la gente ha sida fijada la convicción resistente: “El dinero es el mal, lo principal es vivir honestamente”. Con el desarrollo de las relaciones de mercado (y en ellas el dinero es una mercancía básica, sin la que es imposible el desarrollo económico de la sociedad) ha tenido lugar una necesidad de la reproducción del dinero, y junto con ello – la necesidad del cambio radical de la relación a él.

Por desgracia, la masa básica de nuestra gente, incluso los trabajadores bancarios, empleados financieros, economistas, contables directamente ligados al dinero, no tienen ni la menor idea de las leyes objetivas de la existencia y la reproducción del dinero. ¿Cuántos esfuerzos debían ser aplicados uestros ideólogos para pergeñar las funciones del dinero en adecuación de la ideología soviética y la economía planificada? Pero es inútil discutir con la vida. Su objetividad gana siempre el deseo subjetivo del grupo de gente que ha tenido la intención de llevar la sociedad en el mundo de la pereza espiritual y la atrofia del pensamiento. La vida ha hecho la sociedad volver la mirada a la necesidad del desarrollo de las relaciones de mercado, a la necesidad del cambio de la relación de la Conciencia al equivalente material de la economía como el dinero. La ausencia del dinero – es el índice básico de la discordancia con la vida.

La gente con la inclinación egoísta, que no desea cambiarse en concordancia con las condiciones nuevas de la vida y que exige, incluso en el nivel subconsciente, que la vida se adapte a sus miradas y convicciones, esta gente continúa declarando que el dinero es el Mal. Le acompañan diligentemente aquéllos, en los cuales “penetró” el contacto con la Nooesfera. Ellos convencen inspiradamente a los conciudadanos confiados que el dinero a Dios no le es necesario, y cuando sobre la Tierra triunfará el Reino de los cielos (comenzará la Época de la Cuarta Dimensión), el dinero, como el Mal, será retirado del uso. A quién sirven los profetas semejantes que aspiran a tranquilizar a la gente e inclinar a la inacción – se puede no conjeturarlo.

¡Fíjase bien en lo que hace, gente! La vida es una dinámica que existe como la realidad objetiva. El dinero es también la realidad objetiva y no obedece los deseos subjetivos de aquéllos, quién no sabe y no desea armonizarse con los procesos que existen objetivamente. No es casual que cualquiera acontecimiento del carácter espacial, por poco que sea considerable, está declarando por estos oráculos como el Fin del Mundo, sobreentendiendo el tránsito (es natural que ya de los escogidos por Dios) en la Cuarta Dimensión ansiosa. Solamente hasta Ella hace falta andar por el camino muy largo. ¡Para pasar este Camino, son necesarios el tiempo, las fuerzas y el dinero!

¿Pues qué es el dinero? ¿Es el Bien o el Mal? ¡Y el uno, y el otro! Además, todo depende de la orientación de la Conciencia de la persona y de su Opción. “El dinero es el Mal”, – dirá una persona con la percepción subjetiva de la vida. ¿Recuérdese? Tal gente está orientada egoístamente desde los tiempos más remotos, incluso a pesar de su voluntad. De grado o por fuerza, pero todos sus pensamientos y acciones están dirigidos para rehacer, y, en realidad, someter a sus intereses todo el mundo, incluso la vida misma. Los intereses de la gente circundante, especialmente de los parientes, todos los procesos de la vida, y si esta gente cree en Dios – Su atención, deben ser dirigidos hacia la creación del bien de todo género para la persona egoísta. Incluso si tal persona tiene la suerte de recibir el dinero, ella podrá guardarlo consigo por los esfuerzos increíbles, pues no sabe y no desea saber las leyes de su existencia. Los modos de ganarse el dinero en este caso son siguientes: con la ayuda del engaño, el racket, la violencia, las estafas. Por el trabajo honesto o el trabajo en la empresa del estado no adquirirás el dinero. ¿Por qué? Se puede encontrar todas las respuestas en el modo del pensamiento. La persona con la percepción subjetiva de la vida, junto a la solución de sus problemas coopera con la Nooesfera, que transforma todo lo bueno en el mal, y por eso el dinero en este dominio se hace “de madera”, también transformándose en el mal, entonces, el dinero es ganado por el trabajo pesado o el modo deshonesto y en cantidad determinada por la Nooesfera.

Nos preguntan a menudo: “¿Por qué yo, tal bueno y honesto, no tengo el dinero, he aquí aquél, canalla y ratero, lo tiene mucho? ¿A dónde mira Dios y por qué tolera tales hombres?” Sí, ¿a dónde mira Dios? Ya hemos discutido esta cuestión cuándo examinaban las nociones del Bien y el Mal. Y acabamos de responder a la pregunta – ¿por qué “una persona buena” no tiene el dinero? Ella tiene que cambiar la orientación de la Conciencia, conocer el mal como el factor objetivo, entonces – inevitable; tiene que evolucionar – para que solamente entonces reciba el bien a modo del dinero. Y está bien que "la gente buena” no tiene el dinero, significa, su Alma no está perdida y acabada en absoluto. La vida y su Yo Superior, incluso Dios, todavía esperan persuadirla y dirigirla hacia la Evolución. Hacerla irse allá junto al dinero – es el asunto inconcebible. En el pueblo con este motivo hay una opinión que al perro muerto no le dan pernadas.

Los otros, ricos, que han recibido los bienes de la Nooesfera, no tiene tal posibilidad feliz, su suerte es ser el instrumento del Karma. Ellos son nuestros maestros. Muestran – cómo no se puede ganar el dinero. Significa, es necesario buscar otra vía de su adquisición. ¿Dónde buscar? ¿De qué modo aún es posible ganar el dinero? Este modo y la vía son indicados por Dios. Para conocerlo, es necesario tener la orientación de la Conciencia hacia las leyes objetivas y, habiéndolas conocido, aplicar en su actividad.

¿Qué son las leyes objetivas del dinero? La mayoría de la gente percibe el dinero como el equivalente del pago por el trabajo, por el cual es posible comprar la mercancía necesaria para la vida, pensando erróneamente que la riqueza es cuando tienes mucho dinero, por el cual es posible comprar muchas cosas. Todo esto son el engaño y las ilusiones. Así es la realidad objetiva que el dinero es una mercancía. Para confirmarlo hace falta recordar que en la vida real esto es así. A menudo ocurre que, adquiriendo una u otra mercancía, en cambio del dinero ajustan las cuentas por la mercancía necesaria para el comerciante al por mayor. Esta operación se llama “barter”, trueque.

El dinero han surgido y existe como el producto de la circulación de mercancías. Cualquier mercancía está hecha por el productor. Significa, el dinero como una variedad de mercancía también debe ser hecho y es hecho por el productor. Todos saben que el dinero es hecho por la Casa de Moneda y la empresa “Goznak” 1, y todo el proceso está controlando por el estado. Pero esto es la estática de la circulación monetaria, porque el dinero en el volumen de 95 – 98 % es la idea, la energía, y no el equivalente de papel.

El dinero como la realidad objetiva existe en la dinámica, que es inherente solamente a las relaciones económicas de mercado. En sus límites todos los miembros de la sociedad son y los vendedores, y los productores, y los consumidores. Estas relaciones permiten a cada uno quién conoció las leyes del dinero, hacerlo. El proceso de la producción del dinero por cada miembro de la sociedad se nombran la “autorreproducción”. La autorreproducción del dinero, en vez de la ideología de la redistribución centralizada, abastece su dinámica y da la posibilidad de tener según las necesidades.

¿Qué son perspectivas de la autorreproducción del dinero? Este proceso es objetivo, significa, es posible automatizarlo, es decir – hacerlo constante, permanente, habiendo reducido nuestra participación en él hasta el mínimo. Esto significa la presencia del tiempo libre, el dinero disponible que puede ser gastado para sus caprichos. Con eso la persona adquiere la independencia financiera de todo el mundo, incluso del estado.

Todos nosotros esperamos, cuándo el estado se volverá al pueblo y comenzará a solucionar sus problemas. La realización de las esperanzas semejantes es probable solamente junto a la habilidad de la persona de poner en marcha, por sí mismo, el proceso de la reproducción del dinero. ¿Para qué el estado debe pensar en el pueblo, si él ya de una manera, por decirlo así, por iniciativa propia y sin previa autorización, se encuentra a priori en el poder del estado? Es otro asunto cuando el pueblo es libre, independiente. En este caso, que el estado pueda conservar su influencia en el electorado, le es necesario tenerlo en consideración, presentar sus intereses y solucionar los problemas del pueblo.

Así, las personas con la psicología de esclavo que desean “pasearse de balde” en la espalda del estado, no le son necesarias. Pueden esperar de él la prosperidad hasta el final de los tiempos. El estado como la realidad objetiva coopera solamente con la gente activa que tiene la Conciencia ajustada objetivamente, con aquéllos quién sabe, cómo abastecerse a sí mismo en el plano financiero. La gente libre y rica, y no simplemente buena, (que está en la esclavitud voluntaria, vitalicia), compone la base de cualquier estado y sus relaciones de mercado.

Hay tres modos de la participación del dinero en la circulación de mercancías. El primer modo hasta ahora ha conservado su prioridad en el espacio postsoviético. Es el business clásico o el comercio: has comprado – has vendido. En este business tratan de hacer a dos manos los acaparadores, los intermediarios de todo género. Su presencia fue ventajosa junto a la economía estática, planificada. En la economía de mercado ellos son la barrera en la circulación de mercancías y el freno que obstaculiza el desarrollo económico del país. La parte leonina del beneficio de la circulación de mercancías se asienta en sus bolsillos, de que sufren y el productor, y el consumidor.

El productor no puede vender rápidamente la mercancía que, habiendo recibido el beneficio, pueda dirigirla hacia el desarrollo de la producción. El consumidor no puede adquirir a tiempo la mercancía necesaria para él, y si la adquiere – paga en demasía. Los intermediarios controlan la distribución económica de la mercancía. La generación mayor recuerda aquellos tiempos cuando en nuestro país era posible comprar la mercancía solamente “por enchufe” o “a escondidas”, habiendo repagado por ella una suma considerable. Y en la actualidad en el espacio postsoviético en el business los acaparadores llevan la voz cantante. Hay pocos productores de las mercancías, su masa básica está trayendo del extranjero. ¡Y esto, como usted comprende, ya es la amenaza de la pérdida por el estado de la independencia económica!

Los acaparadores gobiernan la economía y la política. Ellos causan daño enorme económico al estado, por eso los países que viven según las reglas de la economía de mercado, han comenzado a buscar el modo para eliminar los intermediarios en la circulación de mercancías. En el resultado ha aparecido el business de red. Él es mucho más progresivo que clásico. ¿De qué? Es que en esta variedad del business hay también unos intermediarios – la red de los distribuidores, pero su recompensa financiera se controla o por el productor mismo, o por la compañía que ha tomado las obligaciones de la realización de la mercancía del productor. En la actualidad en muchas compañías de red el productor trata de realizar su propia mercancía que es ventajoso y para el productor, y para el consumidor.

Muchas firmas con el nombre mundial realizan la mercancía con la ayuda del business de red. La velocidad de la circulación de mercancías en este caso aumenta considerablemente, crece el beneficio del productor que le permite dirigir los esfuerzos hacia el mejoramiento de la cualidad de la mercancía. Según el modo clásico en la mayoría de los países está realizando solamente la producción de calidad inferior.

Aunque sea bueno el business de red, él tiene una falta esencial – la falta de solidez de la estructura de los distribuidores, la cual tiene la tendencia hacia “dispersarse” que reduce la circulación de mercancías. La causa de tal tendencia está en la ausencia del apoyo de los líderes – personas precoces, de parte de sus linajes y la Evolución.

De nuevo los científicos y los economistas tenían que profundizar los conocimientos de las leyes del giro monetario. Ellos llegaron a la conclusión que el sistema el Productor – el Consumidor será estable y seguro, si todos los consumidores están unidos a la Sociedad de los Consumidores, y los productores – a la Sociedad de los Productores; y las dos Sociedades están unidas a la Infraestructura única. En este caso el consumidor siempre tiene la mercancía cualitativa adquirida al precio de coste, sólo habiendo pagado los gastos de viaje, y el productor siempre tiene el consumidor, que está preparado para adquirir su mercancía.

El efecto económico de tal innovación ha estado por encima de todas las esperanzas. En la actualidad al modo más nuevo de la circulación de mercancías pasan muchos países del Occidente que favorece en el crecimiento del bienestar de la populación de estos países y su prosperidad económica. He aquí porque las esperanzas de nuestros ideólogos que el capitalismo, el que “está corrompiendo” 2, fracasará, se quedarán como las esperanzas y los sueños vacíos. ¡Mientras que el comunismo progresivo ha caído en el olvido!

Las relaciones de mercado es el modo más seguro y único del crecimiento económico del país. Ellas ayudan a buscar unos modos más perfectos de la distribución de la mercancía y la reproducción del dinero.

¿Qué es necesario para conocer las leyes de la reproducción del dinero? Todo lo mismo, sobre qué decimos constantemente. Es necesario hacerse el Individuo, conocer las leyes objetivas para usarlas en la práctica, en la actividad diaria, no teniendo miedo a los cambios. El hecho que para muchos de nuestros contemporáneos tal vía para solucionar el problema sea la vía única, este hecho está confirmado por los libros “La persona más rica en Babilonia” de George Samuel Clason, “Padre rico, padre pobre” de Roberto Kiyosaki y “El vendedor más grande del mundo” de Og Mandino.

En respuesta a las objeciones de los defensores de la espiritualidad refinada que, dice, no vale la pena confundir dos conceptos – lo pecaminoso con lo justo, lo pío, – responderemos, no entrando en detalles de los laberintos teoréticos: la espiritualidad no confirmada por la armonía con el mundo exterior, cuando no tienes nada que ponerte y tus niños están hambrientos, representa una estampa muy deplorable, y a veces repulsiva. Lo más probable esto ya es un fanatismo a medias con la pereza cordial, ¡y todas las conversaciones sobre la espiritualidad son el camuflaje y la autojustificación!


1 en el español “Valuta estatal”.

2 tal era el término en la doctrina del partido comunista.

 

Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007