Dios y el espacio

Dios y el espacio


La presencia de la Dualidad crea seguramente el espacio – el lugar donde se hace la Existencia. Él se forma simultáneamente con el tiempo, por medio del nacimiento de los Polos de la Dualidad que atrae inevitablemente su “separación” en el espacio. Así, cualquier proceso tiene sus Polos de la Dualidad, su tiempo y su espacio, sobre los cuales este proceso reina indivisiblemente.

Dios da la orientación espacial y la orientación del Universo con la ayuda del número π (Pi). Fundándose sobre un número Pi sólo, es posible calcular todo el Universo, habiendo conocido y el Universo, y Dios.

Se sabe que el número π es la constante universal que en la Tierra tiene la magnitud 3,14... Su valor es aproximadamente igual a 3, pero no acepta concretamente este valor, siempre quedándose más grande que tres. A cuenta de esta aproximación (o la diferencia) se crean los Niveles diferentes de la Conciencia y, entonces, de todo el Universo.

El número π indica la Dimensión del espacio en el que vivimos. Ya que ella está expresada por el número 3, en el espacio hay tres ejes de las coordenadas – la longitud, la anchura y la altura. Es decir, el espacio es volumétrico. El nacimiento de la vida orgánica y su existencia son posibles solamente en la Dimensión que es igual al número π – en el espacio tridimensional. Esto significa que el espacio, en que se materializa lo Existente y existe la vida orgánica, puede ser tridimensional solamente. En este espacio existe Dios, dándose a conocer como un Individuo.



Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007