Examinemos más detalladamente las etapas de la formación y el desarrollo de la Conciencia

Examinemos más detalladamente las etapas de la formación y el desarrollo de la Conciencia

La Conciencia pertenece a aquel trozo de la vida del Alma, durante el cual adquiere el cuerpo físico, y fuera de él no hay la Conciencia. Por eso el sueño de la Humanidad del logro de la inmortalidad sin reunificación de la Conciencia y el Alma, por un modo fácil, indispensablemente fuera de la Tierra, se quedará el sueño. La inmortalidad es posible cuando la persona es capaz de asegurar la eternidad para el cuerpo físico, en el cual se encuentra el Alma, y para ello es necesario investigar, aprender y practicar todo que está vinculado a este tema. Es decir, si quieres vivir y ser sano – aprende y no tengas pereza.

Pretendiendo a la salud y además a la inmortalidad, es necesario ingeniarse a hacer su Alma estar en aquel cuerpo que usted tiene. Para ello son necesarios los conocimientos profundos de las propiedades del Alma propia. También es necesario recordar que la posibilidad de mantener el cuerpo en el estado sano es accesible solamente para la Conciencia libre de los estereotipos, junto al trabajo libre del pensamiento, para la Conciencia que es capaz de mantener contacto con la realidad. El hombre que no piensa y no sabe pensar, nunca puede dirigir hasta su vida propia, sin mencionar el Mundo. ¿Qué se puede confiarle y darle a tal?

Como ha mostrado la práctica, para la persona es fácil conocer las bases de filosofía oriental, aprender y llevar a la práctica Chi Kung, el Yoga y muchas otras prácticas salubres. Lo más difícil resultó liberarse de los estereotipos y poner en marcha el mecanismo del proceso del pensamiento, habiendo pasado del pensamiento discreto, subjetivo hacia el continuo, objetivo, lógico. Entrando en la batalla con los estereotipos, la gente se porta de maneras diferentes. Uno es hipercrítico consigo mismo, los otros se ponen a sí mismos al altar de la abnegación, tratando de llevar las ideas hasta los demás, los terceros se meten en su concha, los cuartos se idealizan a sí mismos, no deseando confesarse a sí mismos que tienen los estereotipos. La gente busca tales vías para que sean conservadas las tradiciones del autoengaño. Prefiere quedarse en el mundo de las ilusiones y los ensueños, habiéndose transformado en el biorobot – la persona que vive según los programas de socium una vez llevados, la desviación de los cuales para él es lo mismo que la muerte.

En cualquier caso, revelar el estereotipo y comprenderlo, y, habiéndolo comprendido, reeducarse a sí mismo, – resultó un asunto difícil. ¿Por qué? El culpable es el socium, también sus programas del desarrollo del Individuo. La persona es capaz de reconocerse a sí misma como tal, solamente encontrándose en el ambiente de sus semejantes, en la sociedad de otras personas. Del momento del nacimiento ella toda su conducta y pensamiento compara con los demás. Precisamente en la comparación, mirando a los otros, ella se forma a sí misma como un “individuo-pancista”, el que no se distingue del ambiente de sus semejantes. Está prohibido distinguirse, pues solamente comparándose a sí misma con los otros, la persona escoge la variante media de la conducta. Esta variante media o la más óptima se enraíza en su Conciencia a tal punto que la desviación de esta variante es lo mismo que la muerte, porque no hay alternativa, y si ella existe, por la Conciencia no está investigada y no está tomada como armamento. Y en el nivel subconsciente la persona teme perder el contacto con el socium. Su Conciencia no se imagina el modo de la supervivencia fuera del socium (no hay prácticas), y por eso constantemente tiene necesidad de los lazarillos como las autoridades y la opinión pública.

Y con todo no hace falta percibir todas las declaraciones sobre el socium como las tentativas de acusarlo, habiéndolo presentado tal enemigo de la Evolución. Esto no puede ser solamente porque el socium – es un fruto de la Evolución. Sin embargo, habiendo integrado la perspectiva del desarrollo de la Conciencia de la sociedad, en el acto se hace su etapa pasada que es incapaz de hacer en su desarrollo evolutivo ni un paso, si su vector eficaz de la Conciencia colectiva (las Conciencias de las personas que componen el socium) está dirigido a la dirección contraria a la Evolución.

Por eso cada uno de nosotros de todo punto es responsable ante Ella, sin la menor posibilidad de ponerla a cualquiera. La tarea de la persona dada a luz en el socium, es el hacerse el Individuo independiente del socium para irse, no saliendo de él, a la Evolución, habiendo llevado en Ella a otra gente, habiendo asegurado por lo mismo el desarrollo del mismo socium. Cuanto más serán las personas que evolucionan tanto más progresivo será el socium, puesto que en este caso el vector general de la Conciencia desarrollada colectiva preponderará el vector de la Conciencia durmiente.

Todas las tentativas de los pupilos de nuestra civilización de hacerlo un poco de otro modo, habiendo menospreciado “el curso de las ciencias” del socium, están condenadas al fracaso. Pero ya que el curso del estudio sobreentiende que este trozo de la vida no es larguísimo. Sin embargo, la persona, habiéndose encontrado abrigo en el socium, alarga el tiempo del estudiantado a toda la vida. Es que también es culpable la misma caída del tiempo.

Es que el biorobot que ha caído del tiempo, es capaz de identificarse y reconocerse a sí mismo en la realidad solamente por medio de las apreciaciones, las miradas y las opiniones de otras personas, y solamente en existencia del montón entero de las emociones positivas. ¡Aquí dónde se oculta la naturaleza del amor en todas sus manifestaciones y el pensamiento positivo, también la necesidad de los espectáculos al mismo nivel con la necesidad del pan – “¡Pan y Circo!”1 Si no lo hay, la persona no puede encontrarse sin cumplidos en la realidad. Por esta causa no es capaz de ocuparse a sí misma con algún trabajo. Le son necesarias constantemente las compañías, las diversiones, las distracciones con la reglamentación dura en todo y para todos los casos. Para ella tener la opinión diferente de los otros (del socium) – es lo mismo que la muerte. Precisamente por eso el que ha caído del tiempo no puede imaginarse a sí mismo de la parte 2, como su doble propio, y la ausencia del don de la clarividencia no tiene nada que ver con este caso.

Esta circunstancia hace mucho era notada por los pedagogos. Todos los niños talentosos saben encontrar fácilmente la ocupación, siendo abandonados a su propia suerte.

¿Qué presenta el hombre-biorobot varias veces mencionado en nuestros libros? Ni mucho menos esto es un fustigante epíteto o una metáfora. La realidad objetiva es tal que el 99 % de nuestros contemporáneos no es otra cosa sino los biorobots. Su característica básica es una posibilidad de funcionar, usando solamente preparados programas estáticos que fueron puestos en la cabeza por cualesquiera, pero sólo no por sí mismo (todos los pensamientos y los programas ajenos es una estática, los propios – es una dinámica que permite abordar la interpretación de los acontecimientos de un modo flexible). Ya que en la persona del momento de la concepción y hasta la muerte está dispuesto el paquete completo de los programas de funcionamiento, que fue hecho en la Noosfera por el socium, a la persona no le surge ni la duda menor de su corrección y veracidad. Y mientras tanto todos estos programas no tienen nada de general con las Leyes básicas de la naturaleza y el Universo; además, están en la contradicción indignante con ellos. Es que todos los programas mencionados de la Noosfera, como las leyes públicas y secretas del socium, son creados por las personas que han caído de la vida real, y en el socium las Leyes objetivas de la naturaleza y del Universo no están identificando, entonces no trabajan. Como si en el socium no existen en general. La tragedia de la Humanidad es la seguridad completa que en realidad todo sale con una exactitud de lo contrario, en primer lugar – la proporción de porcentaje de los biorobots y los Creadores. Precisamente así se puede explicar todas las absurdidades y los disparates de nuestra existencia amortizados fácilmente en la categoría de la imperfección de este mundo.

Un por ciento de los Hombres-Creadores se distingue de los biorobots solamente por lo que en cierto momento de su vida con el horror se han reconocido a sí mismos como biorobots y han puesto en marcha el proceso de la interpretación crítica – y del hecho de su estado presente, y de la búsqueda de las vías para salir de él. Esto fue un punto de partida para crear los programas individuales y para el proceso de formación de sí mismo como el Individuo-Creador. El Creador se distingue del biorobot por la capacidad de modificar su programa informático (software), adaptándolo a las necesidades imperiosas. Para evidencia imaginemos que el biorobot usa los discos DVD-R desechables, y el Creador – los DVD-RW multiusos. El Creador tiene la transmisión para sistematizar y volver a escribir los programas (el neocórtex), la cual está puesta en marcha, y el biorobot – no, toda la diferencia consiste en ello.

El Creador busca las causas de las desgracias y los infortunios en sí mismo, y aquí encuentra las vías para solucionar los problemas, cambiando durante este proceso en provecho propio no sólo las circunstancias exteriores sino también la relación del Mundo. El biorobot busca las causas de sus problemas y la imperfección exclusivamente en el exterior, acusando de esto a todo el mundo. En el mismo lugar él busca la solución de sus desgracias e infortunios, cogiendo al toro por los cuernos. Con todo eso el biorobot es mentiroso hasta la médula. A pesar de que este contingente quiera distribuir las palabras y las promesas “de hierro” (a su vez – a Dios), se puede creerle a él, compadecer y confiarse en general, – se puede hacerlo exactamente al dos – cinco por ciento, aunque las palabras empleadas más a menudo en el ambiente de los biorobots (que se respetan a sí mismos) son: Dios, el amor, la espiritualidad, la moral...

Y el hecho no es en lo que la persona de esta categoría es un tipo muy mal e infame, sino en lo que, siendo caído del tiempo, no está al corriente que el mundo real (en el cual tuvo la mala suerte venir) se gobierna por las Leyes objetivas que no se someten a sus representaciones subjetivas, las orientaciones, los deseos y las promesas. De ahí se deduce que él no puede observarlos según la definición. Aquí vagan estas “almas en pena”, los pobres diablos, asustados por la vida y preocupados por la búsqueda de la verdad y las veras imperceptibles.

Usted sabe que todo en este mundo está subordinado a la Dualidad. La persona por la escasez de su Espíritu es capaz de percibir por la Conciencia solamente los puntos estables, invariables, extremos de cualquier proceso. El proceso mismo (la transición suave, continua, de un estado a otro) es accesible solamente para el estado especial de la Conciencia que se llama Desarrollada, que se genera por el departamento superior del cerebro – el neocórtex. Para la percepción del estado estable de los puntos extremos de la Dualidad los servicios del neocórtex no son necesarios, por eso el hombre que no manifiesta las aspiraciones al desarrollo evolutivo, usa los servicios de los departamentos inferiores del cerebro, los cuales no quieren los cambios inherentes al proceso, y por eso aspiran a crear en cualquier situación la estabilidad, fijarla y reconocerla. En resumen en la Conciencia se crea el programa informático (software) de la percepción de la realidad en que el hombre se siente confortable y cómodamente. Esto es un biorobot – el hombre que está programando por los acontecimientos y está gobernando por ellos, pero con eso le gusta perorar sobre los derechos humanos. Es natural que la salida del estado habitual de la estabilidad lo asusta. Él no es capaz de percibir los acontecimientos un poco de otro modo por la escasez de su Conciencia. La Persona-Creador que percibe los acontecimientos de la vida por el neocórtex, en la dinámica de su desarrollo, le parece a él casi un planetícola.

El biorobot y la Persona-Creador – son dos Polos opuestos de la percepción consciente de la vida. Cada persona puede juntarse fácilmente a uno u otro Polo. Todo depende de la actividad de su Opción y la comprensión del control de la conducta en cada situación. La verdad es que la Persona-Creador por sus acciones impensadas se desliza fácilmente hacia abajo hasta el estado del biorobot, y el biorobot se puede levantarse hasta el nivel de la Persona-Creador solamente a través del trabajo titánico, pues despertarse es mucho más difícil que dormirse. Usted debe sobreentenderlo. A causa de lo dicho, para el 99 % de nuestros contemporáneos son necesarios no los programas adicionales con las tecnologías, hasta tales perfectos como el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud, sino la materia en qué pensar e interpretar críticamente la realidad. Como afirman las personas que han leído nuestros libros – para ello, lo mejor de todo conviene la Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis.

En este efugio vital hay un sentido secreto. A la naturaleza le es necesario el proceso de la autocomprensión. Este proceso no puede estar estancado, él debe encontrarse en la dinámica. Y puesto que el ser humano es un representante del modo superior de la comprensión de la naturaleza en la Tierra, él se somete constantemente a la estimulación a la participación en este proceso. Cualquier movimiento es una interacción entre los puntos extremos de la Dualidad.

Todo esto también toca al proceso de la Conciencia. El movimiento es un resultado de la interacción o la transición reciproca de sus puntos extremos. Para que vaya el proceso del desarrollo de la Conciencia, se realiza la interacción entre sus puntos extremos, uno de los cuales está presentado por los biorobots, el segundo – por los Creadores. Esta interacción se complica por la inercia de los biorobots y la parada en el desarrollo de los Creadores. La interacción se realiza en lo que los Creadores tratan de hacer que despierte la conciencia de los biorobots, y los últimos o se despiertan y entran en el proceso del desarrollo evolutivo, o refrenan a los Creadores, contribuyendo a su degradación. Precisamente la posibilidad del deslizamiento de los Creadores a un nivel más bajo del desarrollo los hace tratar conscientemente a sí mismos y a su interpretación de la realidad, a su conocimiento de ella.




El tesoro (la parábola de sufi)

“Algunos hombres han llegado al maestro y han empezado, interrumpiendo uno a otro, a hacer las preguntas. Al fin, al Maestro le consiguió establecer el orden y ellos podían hacer sus preguntas por turno.

El primer hombre dijo:

– Buscaba hace mucho, pero nada ha encontrado.

El segundo dijo:

– He encontrado el placer en el proceso de la búsqueda: ¿si esto es su sentido?

El tercer hombre dijo:

– A veces me parece que he encontrado y a veces que no, y que debo continuar buscando.

El cuarto dijo:

– A veces dudo de mí mismo, a veces del maestro, y a veces de la Verdad misma.

El Maestro respondió:

– Hay una gran cantidad de las preguntas semejantes y para todo hay una respuesta. Escuchad:

Es conocido que una vez la multitud de la gente ha decidido excavar el tesoro. Han tomado todos los instrumentos necesarios, han salido al lugar donde era enterrado y han comenzado las excavaciones.

Algunos se han cansado rápidamente y han pensado que no merece la pena aplicar tantos esfuerzos para obtener el tesoro. Algunos encontraban los trozos de la teja y de vez en cuando pensaban que esto es el tesoro. Otros gozaban del trabajo, pensando que en esto consiste la alegría de la búsqueda y la adquisición. Algunos, mirando a la abundancia de las piedras y la suciedad alrededor, perdían la fe, pues eran pobres de espíritu.

Eran muchas otras personas, hombres y mujeres, que sentían las cosas diferentes, metiendo en el trabajo las fuerzas y el tiempo. Y cuando el tiempo pasaba, y las fuerzas se agotaban, se hacían las víctimas de errores y invenciones.

Los que eran insistentes, han encontrado, al fin, el baúl escondido; y los que se ocupaba de los debates y la charlatanería – no. Los que no había encontrado el tesoro, dedicaron el resto de sus días a la búsqueda de las explicaciones y las justificaciones de ello, pero los iniciados ya han vuelto a esconder el potosí.

Y aquí aquéllos quienes se han embrollado y se han frustrado, están rodando por el mundo de un sabio hacia otro, informando – qué era en el baúl, dónde está ahora y cómo pueden apoderárselo.

Y los sabios, todos a una, les decían que no se les hace accesible nada de esto, hasta que sean parecidos a los que han medrado en las búsquedas. Pero las personas buscaban el éxito, en vez de la dirección, puesto que eran seguras que desde el principio poseían todas las cualidades: la mente, el cuerpo y el espíritu, suficientes para que sus búsquedas se acaben afortunadamente”.


Como usted puede ver, una vez más todo se tropeza con la cualidad de las relaciones recíprocas en el Sistema la Persona – la Persona, ya que aquí está escondido el tesoro de cada uno de ustedes. Solamente el biorobot a los trabajos de los autores un poco notables y todas las doctrinas con las Escrituras Sagradas, los transforma en las tentaciones por medio del enarbolamiento al pedestal las autoridades incondicionales e indubitables (en el dogma y la estática), y el Creador – en los Maestros y los custodios de su Dirección. Es porque para el Creador es característica la aspiración al estudio y la cooperación de poder a poder, y todos los biorobots son abarcados por la sed maniática a la competencia, la rivalidad y el aplastamiento de la heterodoxia. Los biorobots se unen con la ligereza, cuando es necesario tener amistad contra los demás. En caso de la asociación alrededor de tal “idea” sus autores más a menudo se hacen las víctimas. Solamente las personas que se han identificado a sí mismas, a los ojos del Universo por medio de la unión del Alma, la Conciencia y el cuerpo físico, – solamente tales Creadores son capaces de unirse alrededor de la idea creadora de la Vida del Mundo. Precisamente por tal vía la persona recibe el acceso al Campo Infoenergético del Universo, sin cuya benevolencia individual es imposible recibir y el acceso a la participación en los asuntos del Mundo Tenue, y hasta la interpretación de la Idea de la Vida del Mundo.

Por eso los Creadores, tropezando con la variedad de las personas y los acontecimientos, no tienen miedo, porque ven en todo esto la manifestación de la Vida, en toda su variedad. Trabajan con la Idea de la Vida.

Los hombres-biorobots que están privados de la benevolencia del Campo y que no tienen el acceso a Él, ven en todo a su alrededor la novedad que les asusta, siendo llenados con los miedos. Solamente por esta razón trabajan con la información, constantemente clasificándola a la información útil y la que va de las fuerzas oscuras. La razón es la misma – la Persona-Creador no simplemente pone en marcha el proceso de la Vida, sino está en él. El sentido del proceso para él consiste en el trabajo con el Campo. La persona no sólo usa los servicios del Campo, recibiendo la información y los soplos, sino lo completa a Él constantemente con nuevas ideas y los perfeccionamientos producidos y recibidos como resultado de la realización práctica de los conocimientos adquiridos. Como usted comprende, este proceso es en extremo interesante, infinito – y para el Campo, y para la Persona. Y esto es la Unidad de los Contrastes como la componente dinámica de la Triplicidad, la Unidad que está creando por la persona por su actividad. Para no caer de este proceso que encanta y es fascinante, la persona aspira a la Vida eterna, para ella la Vida tiene sentido.

El biorobot vive en el régimen de alarma, de estrés; para él la Dualidad es la Lucha continua de los Contrastes, cuando todo alrededor es o la bondad, o el mal. La Vida para él es un juego de los acontecimientos discretos, no vinculados entre sí, que no tienen lógica (idea). En cada uno de ellos, él trata de encontrar su propio lugar, guiándose por el criterio subjetivo “estoy bien – estoy mal” (la colisión de contrastes).

De cualquier información que está recibida a ratos del Campo, el biorobot aspira a recibir un negocio, un asunto, contentando a su Ego propio. En el Campo Informativo él está registrado como el usuario que toma los programas preparados, hechos por alguien, que es un material usado del Campo. Ellos, siendo echados del proceso de la Vida, exigen la reinterpretación creadora y el perfeccionamiento definitivo en concordancia con las exigencias del presente. Es porque el biorobot que trabaja con la información, para el Campo es la persona sin domicilio fijo que hurga en el basurero.

Los programas del desarrollo del Alma incitan al hombre a la formación de la comprensión individual, pero en su percepción él teme a destacarse de los estandartes del socium, con su jerarquía del respeto y la admiración, y por eso está obligado a edificar su autoapreciación misteriosamente y a escondidas de él. En esta autoapreciación él se considera a sí mismo, en comparación con otras personas que en todo se someten al socium, como más adelantado en el camino del perfeccionamiento individual. De aquí se desarrollan el orgullo, presunción, amor propio, narcisismo y otras cualidades. El hombre no puede imaginarse a sí mismo fuera del socium. Perder las cualidades psicológicas formadas por el socium – significa perderse a sí mismo. Hay una necesidad de formarse de nuevo, y él no sabe cómo hacerlo, por eso la mayoría de la gente prefiere para siempre quedarse los esclavos para el socium como la comunidad de los biorobots, no deseando saber nada sobre el perfeccionamiento del Alma fuera de sus límites. El socium, en su esencia, no es otra cosa sino una confabulación de los biorobots contra la Evolución del Mundo, y es probable que usted ya lo nota – esto está preñado de consecuencias...

Cuando surge la pregunta sobre la necesidad de la lucha contra los estereotipos, los hombres no pueden aceptar, bajo ningún concepto, la necesidad del cambio radical del pensamiento subjetivo, especialmente cuando se trata de su status social o la autoapreciación social. La vida les enseña, mostrando a la necesidad urgente de tales cambios, y ellos usan de astucias, escapan, se salvan, engañándose a sí mismos, pero hacen todo para que la orientación social sea conservada inviolable. Emplean todas las nociones de la conciencia, honor, patriotismo, orgullo, amor, bondad, abnegación y muchas otras que componen el contenido y el valor en el socium. Su argumento es solamente uno: “Cambiarme a mí mismo – significa que seré sin principios, hacerse blandengue, Juan Lanas, permitiendo que los otros que son menos dignos, me humillen, ofendan, expolien, etc.” Están dispuestos a emplear todo el día las prácticas saludables y pensadoras de todo género (hinchar la energía, aprender “La Flor de la vida”, usar la respiración “Mer-Ka-Ba”, practicar el autotréning y además muchas otras cosas), quiera Dios que no tenga que cambiarse a sí mismo interiormente. En realidad en ellos habla el miedo de la vida. Que esto es realmente así, cada vez más convence el proceso del levantamiento de los mantos bajo el nombre “Apocalipsis”. En su curso de la persona está “desgranando” la capa finísima de la doradura, desnudando su esencia verdadera como el relleno de biorobot.

En concordancia con las convicciones la gente se ha encontrado a sí misma, su nicho en el socium (un pequeño callejón confortable sin salida) y, como le parece, una seguridad relativa y bienestar, con los cuales es terrible despedirse. Teme a hacer el paso en lo desconocido. ¿Y bien, si en vez del bienestar mítico tendrá un fracaso en todo, incluso de la autoapreciación propia y se perderá a sí misma?

Esto es completamente posible, hasta sin cambio del pensamiento. La persona se pierde a sí misma ya en caso de que entre su percepción mental de la vida y la vida hay una brecha, como la disonancia completa. Pero ella no lo sabe o no está inclinado a notarlo. Para ella lo más importante es no ensartar tonterías, no equivocarse, y lo que la vida no es cariñosa con ella, significa – así es su destino, lo principal es que el socium sea cariñoso con la persona. Aquí la persona le complace al socium, haciendo todo lo posible, incluso sacrificando su libertad e independencia. ¡Así es seguro!

¿Dónde está el criterio del grado razonable, justificado de la dependencia social? Imagínese a sí mismo en la isla inhabitada. Usted está a solas con la naturaleza, con la vida. ¿De qué depende su supervivencia en este caso? Habiendo pensado un poco, usted dirá: “Ella depende de la habilidad de construir una choza para vivir y mantenerse cubierto de la intemperie, hacer un arco bueno y flechas que sea posible cazar, hacer una azada para cavar los tubérculos, trepar por los árboles para recoger los frutos y, claro, depende del estado especial psicológico – el deseo de vivir y luchar por la vida, del amor a ella”. ¿Si allí serán necesarias aún unas cualidades de su Individuo de usted, las habilidades, los conocimientos y las prácticas, a cuya adquisición usted ha dedicado su vida? ¡No!

Usted puede objetar que la situación es especulativa, imaginada, y las islas inhabitadas en la Tierra no se quedaron. En general es justo, pero hay en el futuro cercano de la Humanidad una perspectiva obsesiva como la transición a la Cuarta Dimensión ansiosa. Y esto será Terra incognita, con la isla inhabitada en un frasco.

Y allí todo será no así como nos hemos acostumbrado, y nadie tendrá el tiempo para la transformación de los caracteres, para la rectificación con el resultado completamente imprevisible. El hombre, a modo de un oscuro caballo o un gato en el saco, allí será peligroso y como un huésped en extremo indeseable.

Además, será necesaria aún una cualidad – la habilidad de no sentirse a sí mismo solitario, abandonado y dejado. El miedo a la soledad a muchas personas les hace esclavos del socium. Aprenda a no temer a la soledad. Halle para sí las ocupaciones para no sentirse solitario. Solamente un Individuo sabio y fuerte, que busca los entretenimientos en la vida, en vez de en el socium, es capaz de hacerlo. ¿Si algunos otros rasgos de carácter le serán necesarios a usted en la isla inhabitada? ¡No! Todos otros rasgos de carácter y las propiedades del Alma, que sean angélicos, son atributos del socium. Son formados y educados por el socium para que usted pueda vivir en él, siendo provechoso a él. Las cualidades ideales de carácter no le protegerán de la vida, si usted no sabe cómo sobrevivir, cómo luchar por la vida, cómo dirigir los acontecimientos para recibir de ella todo lo bueno de qué usted está digno. La vida es igual tanto para aquél quién vive en la isla inhabitada, tanto para aquél quién vive en el socium. Más exactamente, las leyes objetivas de la vida son idénticas en todas partes.

Por eso es necesario aprender a vivir, luchar por la vida y la supervivencia en concordancia con sus leyes objetivas, y no con las que son establecidas por el socium. El socium debe convertirse del ambiente de la habitación en el instrumento de la edificación de su vida de usted. Usted debe convertirse, del esclavo para el socium, en el señor y el Creador, usándolo para lograr su bienestar.

Para ello es necesario formar en sí ciertas cualidades – las cualidades del Individuo libre e independiente, también desarrollar la sabiduría que se apoya en el conocimiento de los procesos objetivos de la vida, y no en el anterior juicio subjetivo sobre ella.

Aquél puede hacerse tal, para quién la opinión sobre él, así como la relación de otras personas, será indiferente; quién refrenará su amor propio y orgullo, desarrollará en sí la humildad, la comprensión que las personas del socium son sus maestros de usted, los que le llegan a usted en su provecho, y no para recibirlo de usted. Usted tiene que aprender a proteger los bienes dados por la vida, en vez de distribuirlos a la izquierda y a la derecha, encontrándose bajo la influencia de las ideas del amor universal y la abnegación, inculcadas por el socium (por medio de las ideas semejantes el socium pone la carga de la preocupación de los súbditos a ellos mismos, en ello consiste su astucia). Si en su vida de usted no hay tales maestros, los halle. Además que en el tiempo presente gracias al business de red es fácil hacerlo. Se lo espantan solamente los que temen a cambiarse a sí mismos, despedirse con el amor propio, el orgullo, el narcisismo, quienes se espantan de la vida, quienes no tienen voluntad. Las personas con la voluntad débil pueden cambiar todo en su vida, si, reconociendo sus cualidades cordiales, comienzan a superarlas, constantemente activándose a sí mismas para la acción. Solamente en la superación de la inercia se desarrolla la voluntad y otro modo no existe. Como ha mostrado la práctica, logran el éxito en el business de red aquéllos que han desarrollado en sí la voluntad, la humildad, se ha librado del amor propio, la ufanía, la arrogancia y otras cualidades formadas por el socium.

Solamente habiéndose aislado de la influencia del socium, quedándose además en él, usando su potencial para el estudio, la autoeducación, la formación de las prácticas de la supervivencia y, lo más importante, habiendo eliminado en sí todas las cualidades que componen su autoapreciación (el orgullo, el amor propio, la noción sobre la moral, etc.), usted puede hacerse un Creador de su vida propia. Solamente fuera de los dogmas del socium la persona es capaz de hacerse el Creador, el Individuo libre e independiente, recibir la riqueza que no desaparece – como la independencia financiera, apoyándose en la cual, se podrá hallar la inmortalidad. El proceso de tal salida es doloroso, difícil y sin compromiso. Quién lo vencerá, puede conocer el destino verdadero del Sistema de la Armonización de la Persona.

No tema a confesarse a sí mismo que usted no corresponde a los parámetros de la vida y la supervivencia. Tema a no reconocerlo, espantándose las disconformidades con los parámetros del socium. Reconozca en sí la presencia del miedo de la humillación y el amor propio herido. ¡Cuanto más golpes su amor propio recibe de la gente, tanto más será provechoso para usted!

La Conciencia del ser humano ha pasado la Evolución junto con su cuerpo. En los tiempos antiguos, cuando era poca gente, era pocos modos de la defensa de las condiciones desfavorables de la vida. La gente podía sobrevivir solamente en la comunidad de sus semejantes, en la comunidad. La persona, naturalmente, se reconocía a sí misma solamente en los límites de la comunidad. Producía las reglas de la vida y la conducta para sus miembros. En nombre de la supervivencia todos debían someterse a estas reglas, su infracción era castigada cruelmente.

En resumen, en el hombre se ha formado la Conciencia pública que se hizo básica, prevaleciente. Se podía sobrevivir solamente conjuntamente, por eso la comprensión por el individuo de su individualidad no jugaba un papel importante, y la Conciencia del Individuo le era innecesaria.

Es natural que la Conciencia pública colectiva de la Humanidad participaba en la formación de los procesos del Mundo (tenía que participar) y, porque no respondía a las demanda superiores de la Existencia, creó su propia superestructura – la Noosfera. Esta superestructura refleja todos los rasgos de la Conciencia colectiva, pero no de la individual. Exactamente ella se hizo para el Mundo aquel filtro, a través del cual se pasa la Conciencia de cada uno quién desea emprender el camino de la Evolución.

Para edificar el futuro luminoso para sí y los nietos es necesario cambiar los programas de la Noosfera. Pero hacerlo uno por uno, individualmente – es superior a sus fuerzas. Un hombre – un portador de las nuevas ideas – se hará obligatoriamente el paria. Él puede hacerse un anacoreta y actuará a espaldas de la sociedad, poniendo en práctica sus ideas. Para mejorar la vida de la gente del estado aislado, es necesario que todos los miembros de la sociedad se hagan portadores de las nuevas ideas. Entonces al gobierno no le quedará otra recurso que poner en práctica las ideas universales del bienestar. ¡Mientras que la gente con sus problemas exista por sí misma, y su gobierno – consigo mismo, hasta entonces en el país no habrá orden, ¡el sueño con la felicidad y la justicia universal se quedará el sueño!

Aquí hace falta acordarse de una gran hazaña de Lenin. Solamente él, por toda la historia de la Humanidad al plazo corto y en el grado pequeño, ha conseguido cambiar la orientación de la Conciencia colectiva. Es el único precedente a su manera, y aunque no fue llevado a termino lógico, pero ofreció la conmoción grandísima. ¿Cómo él actuaba? Cambiando bajo cuerda la Conciencia de cada individuo. Luego ha reunido el círculo de los correligionarios y cuando tales han llegado a ser una mayoría, en la voz completa ha declarado las nuevas ideas. Es una de las vías posibles para liberar la Conciencia del socium, la posibilidad de la subordinación a ciertas ideas. Pero en cualquier caso, se puede ser libre solamente por medio del cambio de la Conciencia individual.

Para muchos no es un problema cambiarla. El problema es – ¿qué hacer después, cómo vivir? Ya que en caso del aislamiento de la sociedad (que espera seguramente cada uno quién saldrá de la dependencia del socium), es necesario en cierta medida arreglar su vida económica, jurídica y socialmente, ya que la vida continúa en el socium, aunque independientemente de él. Aquí son necesarios los conocimientos, la experiencia, y, lo más importante, es de todo punto necesario responder por todas sus acciones ante sí mismo, habiendo asumido la responsabilidad por su vida propia.

Como usted puede ver, al Mundo le son necesarios los Creadores de la Vida; y se puede hacerse tal Creador, solamente habiendo desarrollado la Conciencia individual sin la cual es imposible salir de la dependencia del socium, habiendo abastecido el bienestar financiero y la seguridad jurídica. Salir de la dependencia – no significa hacerse un anacoreta. Se sobreentiende que la persona continúa viviendo en el socium, usando su potencial enorme en sus intereses propios, controlando al socium, y no al contrario.

Los sueños de la gente de edificar el futuro luminoso sin trabajo personal con respecto al cambio de la Conciencia – son simplemente los espejismos. Dios no hace cualquiera abracadabra sortílega y no obsequia con la felicidad, dándola como en la palma de la mano, en el platillo con una orlita de oro3. El hombre crea todo por sus propias manos y su cabeza propia. Para crear el bienestar para sí y su familia es necesario aprender a ser un Creador, respondiendo por lo hecho ante sí mismo, y lo más importante, cambiar su Conciencia, habiéndola liberado de los programas del socium y las emociones – el fundamento y los cepos de la Conciencia colectiva.

Precisamente a ello muchos le temen furiosamente y quieren evitarlo por cualquier medio. Están dispuestos a poner la vida en el altar de la abnegación del socium, ser para siempre sus esclavos de él, ojalá contente sus pereza y inactividad. ¿Qué para ellos significa el martirio de Dios y del Universo? Quieren ser sanos, ricos, felices y vivir durante tiempo infinitamente largo, pero sólo según sus condiciones – fáciles, agradables para ellos. Las condiciones objetivas creadas por Dios no les convienen. Tal Dios no es necesario para ellos, por eso con la ligereza Lo hacen descender a un rango del diablo astuto. Han inventado su propio ídolo que debe servirlos a ellos, dando el bien, en concordancia con sus deseos de ellos. Dios es un criado, esto es tan agradable y cómodo. No hace falta cambiarse a sí mismo, no es obligatorio pensar, tampoco asumir la responsabilidad y trabajar. La política parásita enteramente, ¡pero dame la felicidad y el bienestar, soy digno de ello!

¿Si tal punto de vista está expresando por la mayoría de los miembros de la sociedad, sobre qué felicidad y bienestar en ella es posible hablar? La Noosfera siempre estará lista para realizar todas estas ideas. ¿Pero cómo? Las personas, lo quieren o no, crean el bien uno para otro por las propias manos y del mismo modo lo quitan por su propia mano.

He aquí la Noosfera tomará de unos, y dará a los otros, a cada uno según sus pretensiones y necesidades. ¿Quieres vivir por el trabajo honesto? Ve, trabaja, crea el bien para el otro: para la empresa, el amo, las diferentes sociedades anónimas, etc., pero sólo no para sí. Si por ti mismo no has manifestado deseo, entonces no mires en el bolsillo ajeno y no hagas cuenta del dinero ajeno. El dinero no es necesario para los trabajadores, les es importante el trabajo mismo. Y si a tal gran trabajador le toca algo de suerte la herencia o cualquiera salario decente, todo el dinerito se dispersará rápidamente, pues su Conciencia de él es capaz de percibir el dinero concreto, es decir – discreto. Es discreto porque existe sólo para aparecer y desaparecer. Puede existir y reproducirse solamente el dinero que existe en el proceso continuo de la autorreproducción. Solamente tal dinero le es inaccesible a la Conciencia discreta. El que sueña con un negocio propio, también recibirá lo que desea. Los aficionados del bienestar discreto tienen que leer los trabajos de Marx y Engels para conocer el abecé de la creación del capital inicial y el desarrollo de la producción. Los capitalistas, a su tiempo asustados por la revolución socialista en Rusia, han estudiado bastante bien los trabajos de estos grandes pensadores, habiendo creado en su base el Imperialismo, y después de él – el Socialismo desarrollado – el sueño de nuestros secretarios generales. Por eso a los aficionados de la creación del negocio propio no vale la pena descubrir América, de otro modo usted pasará toda aquella vía, la cual han pasado los países del “capitalismo que está corrompiendo” según el programa completo, toda la vida no le bastará con hacerlo. Y asunto propio está vinculado al dinero discreto y el éxito momentáneo. ¿Por qué? Todas las respuestas hay en los trabajos de Karl Marx y Engels. ¡Aprenda y piense!

Sin embargo, nos hemos apartado un poco del tema. Volvamos de nuevo a la Conciencia colectiva. Esta variedad pertenece al período del desarrollo de la persona misma, a la sociedad primitiva. Y puesto que este tipo del mecanismo social era el más largo, y la mayor parte de la gente del globo terrestre, aunque esto suene extrañamente, todavía continúa viviendo en él, la Noosfera posee el potencial bastante grande y potente de los programas de la Conciencia de la muchedumbre, los cuales gobiernan el 99 % de la población de la Tierra. Solamente un por ciento consigue salir de esta dependencia. Tal desequilibrio no será asombroso, si comprendemos que la Noosfera se creaba por los pensamientos de los hombres primitivos que tenían la Conciencia no desarrollada, que vivían por los instintos y los reflejos de los animales.

Claro que la civilización se desarrollaba, cambiaba la Conciencia, el pensamiento. Todo esto encontraba el reflejo así en los programas de la Noosfera como en la estructura fisiológica del cerebro. Dos sus partes se han estructurado definitivamente y han empezado a trabajar, utilizando toda la potencia. La tercera – el neocórtex que responde directamente por el pensamiento, es capaz de desarrollarse solamente en existencia de todos los componentes del mismo proceso pensador: el estudio, la recordación, el análisis, la comparación, la generalización, la conclusión y además, todo esto – en una banda estrecha.

Por ejemplo, usted aprende a un tema, de la física. Si usted se ha incorporado a este proceso sin interpretación, usando la empolladura habitual, el neocórtex no se pone en marcha. Para la empolladura basta el trabajo de dos partes inferiores del cerebro. Por eso ella no da los conocimientos, no da la habilidad de aprovecharse de los adquiridos antes. Todo es porque solamente el neocórtex puede unirlos conjuntamente, hacer su análisis, habiendo recibido el resultado concreto, tangible, materializado, pero no el sentimiento de la satisfacción profunda del nivel de información y la coparticipación a los conocimientos.

El cerebro usa económicamente los recursos y simplemente así, para pasar el tiempo, no pondrá el neocórtex en el trabajo. Para ponerle en marcha es necesario el trabajo del pensamiento y la interpretación, llamados por la aguda necesidad práctica, pero no por las emociones y la calma perezosa.

Si durante el estudio de algún tema del física usted medita todos los momentos no claros para usted, observando los procesos análogos en la vida, los compara, analiza, encuentra algo general o diferente, por lo mismo pone en marcha el proceso pensador, que puede ser realizado solamente por el neocórtex. Solamente él es capaz de conectarse al Campo Universal, crear en Él la demanda, habiendo puesto en marcha el mecanismo de su realización. Tan pronto como el Mundo forme la respuesta al problema que le interesa a usted, la recibirá como el destello. Es porque entre el comienzo del estudio de algún tema, su comprensión y la posibilidad de aplicarlo junto a la solución de los problemas del mismo tipo pasa algún tiempo (diferente para todos). A uno para comprender le será necesaria una semana, al otro – un mes, y el tercero, que en absoluto no encontró tiempo para pensar, no tendrá ocasión de comprender el tema aprendido.

Hemos examinado el trabajo del proceso pensador en el ejemplo de la física. El neocórtex, conectándose al Campo Universal, da la respuesta solamente a la demanda existente, a modo de la pregunta inteligible, puesta claramente, sensata. Si ella no existe, la respuesta no será. Para dirigir su propia vida es necesario dar en el Campo Universal las demandas según todos los aspectos de la Existencia.

Quiere usted tener la salud – piense como restablecerla, adquirirla de nuevo; esto es su demanda de usted. Que el Campo pueda formar la respuesta, debe tener los datos iniciales de aquellos conocimientos del problema que le son conocidos. Si usted ocupaba de las prácticas salubres de todo género, el Campo, habiéndolos generalizado, le dará a usted el consejo necesario – precisamente para usted y solamente para usted. El neocórtex pertenece a usted, él se comunica solamente con usted. Por eso la experiencia de la reconstitución de la salud que usaba, es particularmente individual. Otra persona, habiendo aplicado la misma práctica, puede recibir el resultado negativo. Debe comenzar a premeditar por sí misma el proceso de saneamiento propio, entonces recibirá todas las recomendaciones necesarias concretamente para sí. Es porque no hace falta limitarse solamente por una metodología del saneamiento que una vez le ha ayudado a usted, no vale la pena darle preferencia. En otro momento del tiempo puede serle necesaria completamente otra metodología. Para no perder el tiempo para las búsquedas, más vale de antemano tener los conocimientos sobre muchas prácticas, y el neocórtex, en caso de necesidad, por sí mismo dará la respuesta.

Como usted puede ver, la activación del mismo proceso pensador es el asunto no fácil, exigente los conocimientos y las prácticas para usarlo. La tarea es clara – poner en el trabajo el neocórtex en todos los aspectos de nuestra vida propia. Quiere usted tener el círculo bueno y seguro de la comunicación – conozca la gente, su psicología, ponga en marcha el proceso pensador de los temas dados. Quiere salir de la miseria – aprenda a la función del dinero, la posibilidad de su crecimiento (reproducción) automático, las posibilidades de la optimización del trabajo.

Aquí es necesario notar que la directa puesta en marcha del individual pensamiento continuo lógico por la persona misma sin ayuda extraña – es imposible, pues que la Noosfera retiene sólidamente cada uno de nosotros en las redes de sus espejismos de ella. La percepción objetiva de la vida puede ser dada solamente por el Campo Infoenergético que coopera con el neocórtex, y todavía es necesario merecer la conexión a Él. La salida privada al Campo Infoenergético puede tener lugar durante el estudio determinado de un tema especializado. Pero en caso de la aspiración al conocimiento de los procesos vitales en todos sus aspectos, la salida en el Campo es posible solamente por medio del Mundo Tenue. Por eso, si usted quiere entender y llegar a comprender, adquirir la experiencia de la vida en el mundo objetivo, habiendo puesto en marcha el proceso del pensamiento por medio del neocórtex, – no confíe en sus propias fuerzas, pida ayuda más a menudo a Dios durante el conocimiento. Solamente esta invocación debe ser sincera, debe serle inherente la aspiración a comprender y conocer la vida. La mentira no es necesaria para Dios ni para usted.


Apela a la misericordia de Dios (la parábola india)

“Uno de los reyes grandísimos en la historia de la humanidad era Akbar4. Por la buena voluntad y la justicia a la gente le llamaban “Custodio de la humanidad”. En su gobernación ha extendido considerablemente y ha reforzado la India como un estado. A menudo el rey Akbar recorría su capital, según costumbre de aquel tiempo, en la carroza rica con ocho caballos del atelaje. Los heraldos y los guardaespaldas trompeteaban de su acercamiento por todos los barrios de la ciudad. En contra de toda esta pompa y la solemnidad el rey ha publicado el decreto riguroso: pararse cada vez cuando alguien de sus súbditos quiere dirigirse a él personalmente con la queja o la petición.

Una vez el cochero paró los caballos, porque un mendigo-mutilado le tendió a él las manos pidiendo limosna. Él elogiaba fuertemente al rey y exclamaba: “¡Solamente el rey puede darme la felicidad!” Akbar prestó atención a lo que cerca estaba aún un mendigo y como si objetando al primero, gritaba fuertemente: “¡Solamente Dios puede colmar de beneficios a la persona, solamente Dios puede dar a la persona la felicidad!” Akbar ha meditado sobre sus palabras. Habiendo vuelto al palacio, él ordenó cocer una hogaza de pan, metiendo en ella un pequeño lingote de oro. Al día siguiente él ha ido especialmente por este camino. La escena repitió, y Akbar dio el pan a aquel mendigo-mutilado que apelaba a la misericordia del rey. Al segundo mendigo nada le dio, porque aquél no se dirigía con la petición a él, y apelaba solamente a Dios.

Al cabo de un tiempo él pasaba de nuevo por esta calle. El cochero paró de nuevo los caballos, porque el mendigo-mutilado tendía las manos, pidiendo ayuda. El rey salió de la carroza y le preguntó:

¿– Por qué me pides ayuda de nuevo? ¿Acaso no te he dado la hogaza del pan, en la cual era el lingote de oro? El Mendigo-mutilado era asombrado:

– No sé, ¿sobre qué oro hablas? El pan que me habías dado, me apareció demasiado pesado, y decidí que es cocido malamente. Por eso lo dio a mi vecino-mendigo por 10 monedas.

El rey miró alrededor. El segundo mendigo no era al lado. Entonces él ordenó enterarse de él.

Cuando le informaron que el mendigo ha dado el pan su mujer y aquella descubrió el oro, compró la casa y mejoró todos los asuntos, Akbar aconsejó a otro mendigo que desde hoy apele no al rey, sino a Dios, y confiar sólo en Su favor”.


Del modo del pensamiento depende toda la vida. Su elección está determinando por el hombre mismo. Uno optará la Conciencia de la muchedumbre y aspirará a ser como todos. Él sacará la realización creadora de los programas de la Noosfera, teniendo los éxitos variables en el logro del objetivo, dependiendo de los programas a los cuales se conectó por los pensamientos emocionales. El otro optará el pensamiento continuo lógico, desarrollará constantemente y reforzará la fuerza del pensamiento, creará conscientemente su vida, no sabiendo las derrotas, puesto que coopera con las fuerzas creadoras del Universo.

Debido a que la Noosfera no tiene las fuerzas creadoras y las inclinaciones, no puede organizar los estables procesos vitales. Para ella le es significativa la alternación precisa de las rayas claras con las oscuras, junto a la ausencia completa de los semitonos – o solamente el bien, o exclusivamente el mal (qué potencial había sido acumulado, aquél es derramado). Pero la vida se encuentra entre ellos, en medio. Por eso la persona siente constantemente o la elevación en el asunto, o la caída. Al fin y al cabo, de tal lucha se cansa, en ella se desarrollan la apatía y la pereza, especialmente con los años, cuando se hace expuesto a una influencia más grande de las enfermedades. Es natural que le será penosa y problemáticamente de nuevo incorporarse a la vida, pero con todo eso esto es posible, si lo deseas.

Es necesario comenzar del reconocimiento de su propia imperfección, de la presencia de la pereza y la indiferencia a la vida. Luego algún tiempo se debe obligarse a sí mismo a ser activo – por lo menos por la mañana hacer la gimnasia, entrenar el trabajo del cerebro, por ejemplo, por la interpretación del curso escolar de la matemática, la física, la filosofía o de los libros de “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” y lo principal – luchar con propios miedos y emociones. Es importante ocuparse del Chi Kung y el Yoga, le ayudarán a usted limpiar los canales energéticos de las estancaciones de la energía (que, transformándose de la creadora en la destructiva, contribuye al desarrollo de la apatía), equilibrar la energía mental, liberar los pensamientos de las emociones, habiendo abierto el acceso al Campo Universal. Después sigue el entrenamiento de la percepción y la interpretación de los procesos objetivos de la vida. Es decir, se puede volver a la vida, solamente habiendo puesto en marcha el proceso del pensamiento y el reforzamiento del cuerpo físico. Que el Alma quiera estar en su cuerpo presente este cuerpo debe ser sano.

Sin embargo, en el camino de la transformación como el obstáculo hay los estereotipos y las emociones, también la dependencia patológica de la Noosfera y de la Conciencia de muchedumbre. Mientras desarrollemos el pensamiento individual y con su ayuda seamos desconectados de la Conciencia colectiva, podemos esperar nuestra Evolución hasta la consumación de los siglos. La conciencia de la muchedumbre hace temer todo, especialmente lo nuevo, desconocido, temer el riesgo, ata al pasado o al futuro, constriñendo caer del tiempo. La persona pierde los puntos de referencia espaciales y temporales. No sabe dónde está, quién es, qué desea y si le es necesario algo en general.

La dependencia de la Noosfera (y la Conciencia de muchedumbre vinculada a ella) está determinada por la infracción de la Ley de la Opción. La persona que es incapaz de hacer la opción, realizarla (por razón de la ausencia del deseo de pensar), pierde inevitablemente los necesarios puntos vitales de referencia. Las emociones se les sustituyen. Y las Almas que han conservado el potencial evolutivo, que continúan luchando por la vida, buscan los cambios y los crean. Las Almas que han perdido el potencial evolutivo, caen por completo bajo la dependencia de la Conciencia colectiva y son indiferentes ante la vida.

El Alma comienza a perder el potencial evolutivo desde la infancia, cuando hace la opción incorrecta a favor de una parte más atractiva y seductora – emocional – de la vida. Luego la divergencia entre el mundo subjetivo y los procesos objetivos de la vida se aumenta, la persona comienza a perder, junto con las emociones y los estreses, el potencial importante de la energía vital. Ella no nota las lecciones de la vida, ve solamente la agresión y la injusticia con relación a sí misma.

Si el Alma todavía no ha gastado el potencial evolutivo, aspirando a reducir el lanzamiento de la energía vital, influye en el cerebro y lo lleva en el estado frenado, haciendo que la persona sea apática e indiferente a la vida. La apatía semejante no pasa sin dejar huella. Los problemas irresolutos pasan por herencia a los descendientes y son llevados por la persona en nueva vida.

Muchos, no comprendiendo hasta el fin las leyes objetivas de la vida, continúan ajustándola bajo sus sensaciones subjetivas. La ley fundamental de la vida es: todos los conocimientos se transmiten entre los hombres de uno a otro, por la cadenita. Los hombres que encuentran bajo la influencia del socium, aspiran a ser buenos, hacer el bien a todos, amar a todos, violando con eso la ley fundamental de la vida – la lucha por la supervivencia, depreciando de ese modo la vida propia. Es que cada uno en esta vida recibe de ella lo que ha merecido, y esto “lo merecido” está trayendo hacia usted por las personas. Ellas – los enviados del Universo – deben rendir a cada uno según sus méritos. ¿Has merecido lo bueno? Hacia usted llegarán las personas y le traerán lo bueno. ¿Has merecido lo malo? Las personas se le traerán a usted. La vida nos corrige en primer lugar por medio de otra gente y aquellos acontecimientos, en los cuales ella participa directamente.

El bien y el mal son dos estados del Alma en el Sistema de la Dualidad. En la vida el hombre se encuentra constantemente con la manifestación de estas fuerzas. Si su Alma en gran medida está orientada hacia el bien, el hombre recibirá más mal por parte de los circunstantes. Todo pasa en la conformidad rigurosa con las Leyes de la Conservación (en particular, con la Ley de la Recompensa). Cuanto más usted haga la “Bondad” tanto más su contrapeso debe materializarse alrededor de usted y al contrario. ¿No lo esperaba usted? Y de otro modo, si la acción fuera unilateral, esto serían no las Leyes de la Conservación sino la incomprensión continua, como las leyes de la disonancia. Entonces la Evolución – ¡ha sido visto y no visto!

¿Desde luego usted arda en deseos protestar todo lo dicho y exige satisfacción? Entonces cuente – ¿cómo es posible explicar que cuanto más rudo y brutal es un canalla tanto mayor cantidad de los hombres honestos y honrados le rodea y le sirve? Además, todos ellos más que de prisa y habiendo levantado el rabo, a quien llega el primero, realizan las ideas más idiotas y delirantes de su ídolo. La verdad es que ya después, habiendo ensartado tonterías, hablan todos a una que cumplían simplemente las órdenes.

¿Es natural, a usted esto no tiene ni la menor relación!

O una pareja de marido y mujer. Si uno de los esposos es un ángel verdadero y la misma encarnación de la virtud, otro casi con seguridad es su reverso. Que sea claro enteramente, nos acordemos de la historia de Rusia. Toda ella está sembrada de los ejemplos de la ayuda desinteresada a los vecinos próximos y lejanos. ¿Cuántas veces ella salvaba Europa de sus discordias y zacapelas? A lo largo del milenio pasado el color de la nación, los regimientos, las divisiones, los cuerpos y los ejércitos selectos rusos se marchaban irrevocablemente a Europa, como a la sima. Si contamos el total general de los rusos que han desaparecido allí, con seguridad resultará no menos que el número moderno de la población de Europa. ¿Cómo ella, harta y civilizada, ha retribuido los servicios? Se limpió los pies por su benefactora, ¿de lo contrario cómo es posible equilibrar tal sima de la virtud?

Mire a los valientes rusos mismos que abnegadamente ponen sus cabezas, que sin miedo van aunque al diablo en el infierno. ¿Qué reciben, habiendo cumplido su deber sagrado? ¡Es justo, ojalá que no lo vieran los ojos!

Al mismo tiempo, junto a la retirada del ejército ruso de Francia, en el siglo antepasado, su comandante para no irse a casa deshonrosamente, de su propio bolsillo ha pagado todas las deudas de sus subordinados a los franceses. O junto a la retirada de Alemania del Grupo del Ejército Soviético fue pagado el daño ecológico y fueron cubiertos todos los gastos para la recultivación de las tierras. ¡Lo que los dos veces ellos eran allí como huéspedes a la fuerza, liberando su país deshonrado y destrozado, es evidente, no se considera como el honor!

Llevan a las reflexiones en este contexto no simples relaciones recíprocas de Rusia con las antiguas repúblicas fraternales que se han formado después de la descomposición de la URSS. Si tomar en consideración que Rusia – un alma buena – tomó sobre sí la carga excesiva del regreso de todas las deudas de la antigua URSS a los acreedores extranjeros, durante 10-15 años las abastecía de balde con el petróleo y el gas, la esencia de todas las pretensiones se reduce a uno. Rusia con su bondad indescriptible, imperceptiblemente para sí misma, se ha convertido en la colonia de sus suburbios. La renuncia de Rusia a ser su espónsor eterno llamó las indignaciones, a su juicio – completamente justas.

El secreto de lo que ocurre es maravillosamente simple. En seguida después de la descomposición de la URSS, todas las repúblicas “fraternales” han declarado unánimemente sobre su independencia, en realidad habiendo hecha Rusia dependiente de sí mismas. La realidad se manifestó sobre sí misma solamente al cabo de 15 años, cuando Rusia declaró de facto su independencia.

En tal lucha abierta la persona debe producir en su Alma los puntos de referencia precisos para arrostrar el mal engendrado por la misma persona, y sentirlo en su propio pellejo. Solamente entonces ella sabrá, cómo se puede resistirse al mal y luchar con él. Y no hay nada malo en esta sinrazón.

Muchos aspiran a hacer solamente “las buenas obras”, pero, como usted puede ver, esto no es el mejor modo de la realización de la vida. La persona debe precisamente comprender, cómo no someterse al mal, a su tentación, cómo protegerse de la manifestación del bien más franco y desenfrenado, conservando todas las mejores calidades de su Alma. ¡Se debe conocer el Mal a cara descubierta! Solamente en la lucha del bien y el mal se templa el Alma del hombre y él conoce la vida, aprende a defenderla, luchando por su supervivencia. La acusación infundada “todos alrededor son canallas y miserables“, para la vida tampoco le conviene. ¡Solamente habiendo encontrado su propia posición en la lucha imperecedera entre el bien y el mal, habiendo escogido los puntos de referencia determinados, él aprende a vivir!

En el socium la persona está completamente desorientada. Aquí se puede recibir fácilmente así la recompensa injusta como el castigo inmerecido. Es que en el socium falta la Ley de la Unión, entonces no existe allí la misma Triplicidad de la Existencia por razón de la ausencia de su componente dinámica como la interpretación y la autodeterminación. Tal comunidad existe solamente por concepto de la interacción de los Polos contrarios de la Dualidad. En esta situación el Bien debe equilibrarse obligatoriamente por el Mal, de otro modo seguirá la desconexión de uno de los Polos de la Vida, la parada de la Evolución y la transición del Mundo a la Inexistencia. Esto significa que todos quienes aspiran al bien absoluto, reciben seguramente un castigo, y los malvados manifiestos prosperan inmerecidamente. ¡Es porque la estabilidad anhelosa a modo de la justicia social y la igualdad es un mito y un bluff!

La justicia es posible solamente bajo la égida de la Ley de la Unión, la cual en los límites de la vertical imperiosa del socium no era nunca y no puede ser en general. Como usted comprende, todas las tentativas del socium y el estado para unir el electorado libre que no sabe la Ley de la Unión, están condenadas al fracaso.

En cuanto a la ausencia de la interpretación y la autodeterminación, aquí tampoco existe la menor exageración o alteración. La comunidad humana. como el Sistema-autoorganización en su aspecto moderno, está unida por la necesidad forzada de la defensa común de las condiciones desfavorables del medio exterior y nada más. Es su fundamento genesíaco – el programa en que no hay ni una premisa para la Evolución. Reconozca que la realidad objetiva es implacable: si una apisonadora de asfaltar está creada para cumplir una función que es inherente solamente a ella, nunca se elevará hasta la ejecución de las funciones del ordenador. Al contrario, llegando al desgaste, su función cumple a la birlonga, hasta que caiga en la chatarra. Puede ser, ella será un ordenador, pero sólo después que en el horno Martín la desmonten a los átomos.

Esto es el único modo de la Evolución de absolutamente todos los mecanismos y los sistemas. Y así es en el socium. No vale la pena esperar que de repente se hará más juicioso y comenzará a hacer que despierte nuestra Conciencia, poniendo en marcha el neocórtex. ¡Esto no puede ser, porque no puede ser nunca! Es que el socium está programado solamente al trabajo con la persona dirigida por el cerebro de mamífero. En esto él es honesto y recto como una barra de hierro. Además, no conoce al neocórtex y a él le tiene más miedo que al fuego del horno Martín. Y bien, ya que la Ley de la Unión es un producto puro de la actividad del neocórtex, él para el socium da lo mismo que el trapo rojo para el toro.

La vida en el socium es un juego de azar interminable y cautivante. ¿Con que estabilidad y la justicia se puede soñar aquí? En este caso quien es valiente – aquél come 5. Todo está decidiendo por Su Majestad el Caso. En la juventud, mientras la energía bulla y tú alimentes con ella a la Noosfera, el premio cae más a menudo, pero al agotarse la energía, en seguida se pierde el interés por el jugador y se le vuelve la tortilla. De otra manera esto se llama “vivir honestamente, de su trabajo”. En vista de ello, unos cuantos se atreverán a afirmar que la persona es el amo de su destino.

Verdad es que en cualquier juego lo principal es no el premio mismo, sino la posibilidad de obtenerlo, jugando por sus reglas propias. Libertad de la autorrealización creadora para los jugadores apasionados consiste en ello. A quienes han prosperado en este campo, habitualmente se les envidian en el fondo del alma, considerándoles como mimados del destino. Y mientras tanto, los juegos según las reglas propias en la vida real sobreentienden: echar tierra a los ojos, el engaño, la falsificación, acabar con uno por medio de la magia negra y otras vilezas. Sin embargo, la zanahoria ante la nariz, como los regalos y los éxitos singulares, reconcilia a todos, excepto a la Evolución. Todo es simple: estos entretenimientos y palestras no tienen ninguna relación a Su departamento. ¿Qué puede proponernos en cambio esta señora severa?

Todo, excepto los juegos. ¡Es decir, ningunas loterías, los premios y los juegos según sus propias “reglas”! En cambio recibirás la estabilidad. ¿En qué ella consistirá? Solamente en lo que recibirás solamente lo que has ganado personalmente tanto el bien como el mal. Al recibir el bien, las incomprensiones no ocurren habitualmente, he aquí habiendo recibido de la vida la pareja de los guantazos pesados, no los amortizarás en la categoría de la injusticia ordinaria y, claro, inmerecida – la injusticia de nuestro mundo imperfecto en mucho.

Habiendo salido de la dependencia de la Noosfera, que – hay que reconocerlo – puede ser embaucada y chasqueada como una niñera semianalfabeta, caemos en las manos de los maestros verdaderos que no te permitirán hacer travesuras. El principal de ellos es nuestro "Yo" Superior.

Y en este caso también recibiremos todo solamente de las manos de las personas (que no significa de ningún modo “sacar las ascuas del fuego con manos ajenas”). Por eso, viviendo en el mundo, es necesario mirar a todas las personas como a maestros. Todos ellos son mensajeros de la vida y nada más. Llegaron a entregarle la voluntad de la vida, en vez de recibir de usted la ayuda desinteresada y el amor sacrificado. En la Biblia se dice que cuando llegará el tiempo, Dios hará la división en los hombres píos y los pecadores. A los hombres píos les pondrá a un lado, y los pecadores al otro. Solamente no se debe olvidarse que Dios hace todo por las manos de la gente, entonces la selección está hecha por las personas mismas. El buscar en la vida cierto otro sentido o algoritmo – es una ocupación notoriamente inútil.

Esto es señalado claramente durante el trabajo con la gente. Su deseo de usted de remediar el mal hace dar a la persona la información que, como le parece a usted, es capaz de cambiar la vida de tal persona hacia mejor parte. Sin embargo, a pesar de las esperanzas, ella rechaza con indignación la posibilidad de aceptar la información de usted. He aquí hay una selección natural. Su ayuda y piedad a esta persona no le son necesarias sin cumplidos. Ella no está dispuesta para recibir de la vida el bien, y entonces, al fin de cuentas, su posición se agravará aún más. La persona, dispuesta para aceptar de usted la información, siguiéndole por la vía de la transformación de la vida, es aquélla que está elegido por la vida para la Evolución. Ella será su discípulo y correligionario. Al mismo tiempo, ella le ayuda a comprender más correctamente la realidad y pulir sus miradas a la realidad objetiva. Usted, no aspirando a crear el bien, ya lo ha hecho, ya ha dado a la persona la posibilidad de sobrevivir.

Precisamente así, entre otras cosas y al paso, sin intención, se hace el bien verdadero, no roto de la vida. Otro bien, planificado y pronosticado escrupulosamente, casi sin falta le tomará para usted mal cariz, con cualquier infamia.

En cuanto a la piedad y la bondad, todo esto son las emociones de la Conciencia subjetiva y no más. El hombre armonioso en su esencia, no traerá un daño a otro y no será mandado por el Mundo para hacerle entrar en razón, no será usado como el arma kármica. Por eso para él no hay otra manifestación del bien sino hacer la selección natural de los hombres píos y los pecadores. Cada uno está convenciendo con aquellas condiciones de la vida, las cuales ha merecido. La intervención en el convencimiento semejante se acaba por lo que la vida también le castiga a usted, aspirando a hacer una observación que ella no tiene necesidad de los soplos. Además, por su amor y piedad usted puede violar todos sus planes en el asunto del convencimiento de la persona concreta.

¿Acaso no vale más ser un observador imparcial de las lecciones semejantes? Ante el Mundo usted responde solamente por la habilidad de usar su propia vida, en vez de la ajena. ¡Significa, primero dé la mente a su propia vida y cuando la conocerá – halle sus correligionarios y los lleve hacia la Verdad!



1 lat. Panem et circenses – literalmente, pan y juegos del circo, es una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas.

2 Esta noción será comprensible, cuando usted empezará a aprender el Sistema de la Armonización.

3 La locución del libro de los escritores rusos Y. Ilf y E. Petrov “El ternero de oro”.

4 Jalaluddin Muhammad Akbar, (1542 –1605), más conocido como Akbar el Grande, fue un gobernante del Imperio mogol desde 1556 hasta 1605. Está considerado como el mayor de los emperadores mogoles.

5 el proverbio ruso.

 

Atrás... Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007