¡El Espíritu es el corazón del Alma o el objetivo de la Evolución!

¡El Espíritu es el corazón del Alma o el objetivo de la Evolución!

En la terminación del tercer libro para no violar las leyes del género y no engañar las esperas de los lectores, hasta el límite habiendo torcido la intriga de la Doctrina Secreta, son obligados a poner el triunfo principal – el Misterio de la Existencia como la inevitabilidad objetiva de la Evolución. Haremos los resumen.

El fundamento de la existencia de la materia – la forma básica de la manifestación y la realización del Universo – es el DAO, el Camino eterno del perfeccionamiento y el desarrollo, es decir, la Evolución. Allí, donde Ella se para, hay una destrucción completa de la materia (de la sustancia y el campo – dos formas de su existencia). La naturaleza es eterna porque evoluciona constantemente, cambiándose, perfeccionándose, por medio de la eliminación de las formas de la existencia no reclamadas y por medio de la aparición de las nuevas. El sentido (la Ley) de la Evolución consiste en la selección y la separación (por defectuoso) de lo que no es reclamado. Por medio de la Evolución el Universo “se limpia las plumitas”, escrupulosamente guardando la integridad de sus propios recursos. No gastará la energía para los procesos no reclamados, ya que Su recurso no es ni mucho menos infinito.

Según la idea, la persona – la Cúspide de la Creación de la Naturaleza – también se somete a la Ley de la Evolución, y si en los tiempos pasados, en la aurora de una nueva vida en la Tierra, iba el proceso del perfeccionamiento de su cuerpo físico, a lo largo de los últimos mil años va el proceso del perfeccionamiento de la Conciencia. La Cúspide de la Evolución debe hacerse el que del pancista y el consumidor de los recursos naturales se transformará a sí mismo en la persona que es capaz de crear el espacio vital para dirigirlo con diligencia. ¡Fuera de la Evolución todos los modos, con cuya ayuda la persona trata de controlar la salud y dirigir la esperanza de vida, le son inaccesibles, puesto que la vida fuera del desarrollo no puede existir! La persona busca obstinadamente la vida allí, donde ella no existía y no existe. La ausencia en su Conciencia de la Opción a favor del desarrollo evolutivo, la inactividad completa en este plan provocan la lucha agresiva entre el modo de la existencia del Universo (Dios) y la persona. En el proceso vital la Persona y Dios se hacen no los socios, sino las partes que luchan. En la Biblia el estado semejante está descrito por la leyenda, cuando el Diablo se sublevó contra Dios y llevó tras de sí Su cúspide, habiéndola tentado por las palabras melosas del dominio sobre las fuerzas de la naturaleza. ¿Acaso por esa razón la gente busca el sentido de la vida no en la aspiración a la unión con Dios, sino en el desarrollo de sus posibilidades técnicas, aspirando demostrarse a sí misma y al Universo su propia potencia? ¿Si no por eso tan rápida y irreflexivamente se destruyen el ambiente de la habitación y la vida misma en la Tierra?

En la persona que se encuentra en las contradicciones con Dios y la Evolución, se desarrollan las singularidades mentales correspondientes: los defectos (los vicios) del Alma se convierten en las cualidades negativas, los estereotipos correspondientes y el modo del pensamiento como las ilusiones a propósito de su conformidad a las tareas de la vida. Estas cualidades y la percepción subjetiva de la realidad (de la vida) desarrollada en su base, le cierran el camino a la reunificación con Dios, al conocimiento de la vida y su lugar en ella. Así la persona cae del tiempo, habiéndose convertido en un pancista y un disipador, hablando más exactamente – en un biorobot que usa el 2 – 5 % de sus posibilidades de la interacción con la Vida. ¿Qué debe ser razón de la Humanidad que considera que el volumen del 2 – 5 % de sus posibilidades reales puede ser opuesto al 95 – 98 % de las posibilidades de Dios?

Las personas se distinguen no sólo por la falta de la mente, sino también por su astucia sorprendente. Y ellas quieren ni mucho ni menos – dar papilla a Dios, constantemente inculcándole por medio del fanatismo religioso, la búsqueda de las vías del perfeccionamiento (a través de las prácticas distintas espirituales y esotéricas) el pensamiento de su fidelidad. Solamente sus esfuerzos son vanos, pues que Dios no es un simplón y no es sediento de lisonjas humanas. Él ha protegido firmemente Su obra predilecta (el Universo y el proceso de la Vida) de las artimañas pérfidas e intrigas secretas de la Humanidad a modo del subjetivismo. El camino a Dios, al uso de los recursos de la Vida está solamente a través de la ampliación de la banda de su interacción de usted con la Vida, desde el 2 – 5 % hacia el 95 – 98 %, que a su vez, como usted comprende, está solamente a través del cambio del contenido interior, la revelación y la eliminación de los vicios del Alma, por medio del cambio de la percepción subjetiva de la vida a la objetiva. Muchos no comprenden precisamente este trabajo, no quieren notar y de todas maneras tratan de picardear para evitarlo en “su perfeccionamiento espiritual”.

El perfeccionamiento espiritual se considera verdadero, evolutivo, si como resultado de él se restablece la interacción y la cooperación con Dios y la persona estudia junto con el Fundador no sólo usar el espacio vital del Universo, sino también transformarlo activamente, perfeccionando el proceso mismo de la Vida. El derecho a tal modo de la realización de las posibilidades puede ser dado solamente por el Espíritu de la persona, en que se concentran sus logros en el uso de las fuerzas creadoras de la naturaleza en concordancia con los objetivos y las tareas de Dios. Y si te quedas un consumidor de los recursos vitales de la naturaleza, el acceso de tu Conciencia a los programas del Espíritu será cerrado. La persona es el consumidor solamente en caso de que a todas las posibilidades dadas por la naturaleza las dirige a la satisfacción de los intereses personales (egoístas), aunque con eso se convence a sí misma y a los circunstantes que su actividad lleva el bien no sólo a ella, sino también a todo lo Existente.

Notábamos varias veces que la unidad vital del Universo es el sistema donde funcionan las leyes, por medio de las cuales sus partículas se preocupan por la integridad del sistema mismo. Esto es posible, si la partícula, conservando sus cualidades individuales, las perfecciona en concordancia con los intereses de todo el sistema, determinando así su lugar y función en este sistema.

La persona es también una partícula de algún sistema, y por eso su perfeccionamiento espiritual puede ser realizado solamente después del cambio de la orientación de la Conciencia de los intereses del Ego a los intereses de todo el Sistema. Sabiendo el egoísmo y la imperfección de la gente, la persona tiene que revelar entre ella los que consentirán edificar el Sistema en que el desarrollo de las cualidades individuales concuerda con los intereses de todos sus miembros. Solamente tal perfeccionamiento espiritual puede ser reconocido verdadero, y los modos de su realización se fijan en su Espíritu de usted, componiendo la base de sus cualidades mentales y el contenido. Estas cualidades (los programas) dirigen toda la actividad de la persona, su Conciencia, el pensamiento, y su potencial vital es dispuesto junto al nacimiento y dirige la esperanza de vida. De aquí está claro – si quieres aumentar la esperanza de vida, llena el Espíritu por tus propios programas creadores de perfeccionamiento.

Así, la Evolución de la persona es posible solamente en el sistema de sus correligionarios y continuadores. Recordemos que la Evolución nos permite hacer la corrección de los programas del Alma, habiendo eliminado además los modos de la interacción con la Vida, los que corresponden a la realidad. Todo este trabajo es posible solamente entre la gente, en el sistema. Al comienzo de las transformaciones evolutivas, cuando la persona entraba en el sistema de la gente imperfecta, era corregida por ella. Entre los modos imperfectos de la interpretación de la vida tenía que revelar los que favorecen los intereses de la realidad y fijarlos como los programas de la vida. Después de que se le está poniendo una nueva tarea – mancomunar sobre sí misma a los correligionarios, junto con que y con su apoyo directo, la persona creará un espacio más perfecto de la vida, uniendo a la gente por su idea y el modo de la realización. El espacio de la vida y el Sistema que le ha creado serán vitales solamente durante el proceso de la evolución, cambiándose en concordancia con la realidad. El cambio de la vida exige de todos los participantes del Sistema la comprensión y la interpretación de la necesidad de la realización de la corrección individual. Todos ellos deben al mismo tiempo tomar el camino del perfeccionamiento. Con eso deben unánimemente reconocer la prioridad por el que primero ha comprendido el sentido de la necesidad de la realización de la corrección, habiendo determinado los modos de su realización.

Para conservar la integridad y la vitalidad de todo el Sistema y su vitalidad todos sus participantes deben humildemente aprender del que ha tomado primero el camino de la Evolución, duplicándolo en sus acciones. Precisamente él es su fundador, porque ha puesto en la base sus propios programas. En el Sistema de los correligionarios cada persona recibe la posibilidad de corregir los programas personales, guiándose por los intereses de todo el Sistema. Además en ella se desarrollan las cualidades del Alma que permiten defender sus propios intereses, no menoscabando los intereses de su ambiente. El perfeccionamiento se realiza en los intereses de todo el Sistema que abre la perspectiva del acceso a la corrección de los programas del Espíritu. La formación del Sistema de los correligionarios es una condición indispensable de la Evolución, en caso contrario la persona pataleará en un lugar, constantemente haciéndose los mismos chichones en la frente, pues faltará la idea de la Evolución misma (ya cambiada). Se perfecciona no sólo la persona, sino también la idea misma, sus datos iniciales y el mecanismo de la realización. En el Sistema de los correligionarios cada uno es un corrector de los demás y es corregido igualmente por todo el Sistema de los correligionarios.

Así, el sentido de la Evolución consiste en lo que la persona que vive por los instintos para la satisfacción de sus deseos impetuosos e infinitos, pueda conscientemente formarse a sí misma, usando el derecho de la Opción, para ser digna de recibir las llaves de la comprensión del sentido de la vida, así como de la creación del proceso vital y su control. Esto significa que la persona que pretende a la vida debe recibir el derecho al uso y la dirección de las fuerzas creadoras de la naturaleza para aprender a crear el espacio vital para sí, así como para los demás. Sólo entonces se abrirá la posibilidad de la vida eterna. Todas otras vías a la resurrección, la inmortalidad, la salud, la longevidad – es una charlatanería vacía, que no obliga a nadie ni a nada. La persona vivirá exactamente tanto como bastará la vitalidad en su Espíritu, la que se gasta para la actividad kármica de ella misma y de todo su linaje. Y la vitalidad del Espíritu de desde una reencarnación hacia otra reencarnación se disminuye inmutablemente.

En la base de la transformación evolutiva de la persona, tanto como de todo el Universo, está el principio, conforme al que el perfeccionamiento se realiza de lo simple a lo difícil, de lo negativo a lo positivo, de la destrucción a la creación. Así, la Evolución engendra la Dualidad. Siempre hay un punto de partida, del cual comienza el proceso de la transformación y al cual le corresponde el máximo del potencial de su energía interior. No olvídese que ella está presentada por dos tipos – el potencial y el cinético, es decir, la tranquilidad y el movimiento desde su fecha inicial están dispuestas en cada cuerpo. Cualquier cuerpo que está en estado de reposo aspira al movimiento (a los cambios), y el que está en movimiento – a la tranquilidad y la estabilidad. El fenómeno semejante es inherente a cualquier proceso, acontecimiento, cuerpo, Conciencia, mentalidad, enfermedad y salud. En el Oriente la interacción de la tranquilidad y el movimiento se representa por el símbolo "Tai Chi" (la transición mutua de las energías Yin – Yan).

La energía potencial – es la energía de la tranquilidad o del estado estable del cuerpo físico. En el Oriente es marcada como “Yin”. Así, en el punto de partida del proceso evolutivo el objeto tiene el máximo de la energía potencial. Si este estado no se cambia, el potencial (la cantidad de la energía) se aumentará constantemente, crecerá la entropía (el límite de la acumulación posible de la energía interior, la masa de la sustancia), que llevará a la destrucción o la regeneración del objeto. Cuando en la estrella hasta el límite determinado se aumenta la entropía, ella se convierte en un enano blanco que, junto al aumento ulterior de la entropía, se inflama como una estrella supernova. La persona no puede convertirse en la supernova, sin embargo, junto a la acumulación en el cuerpo de la energía de tranquilidad (la energía potencial “Yin”), en ella ocurren los mismos cambios, así como en la estrella que paró su Evolución. Ocurre el aumento de la masa de los tejidos, los órganos y el cuerpo a expensas del cambio de la estructura, en ellos va el “depósito” de las sustancias (las grasas, las sales). Se perturban los procesos metabólicos, surgen inflamaciones, con cuya ayuda el organismo trata de quemar el exceso de la energía potencial, puede surgir la ruptura de los tejidos. Al fin de cuentas la persona muere, hablando más exactamente – muere su cuerpo físico.

No olvídese que la materia está presentada en el Universo por dos formas: la sustancia y el campo. Después de la muerte física de la persona se conserva su cuerpo de campo (el radial). La parte que dependía de la existencia del cuerpo físico se arruína, y la parte que ha acumulado el potencial suficiente para la vida, se queda.

La parte que se ha quedado – es un holograma del cuerpo físico, su prototipo. Guarda en sí todas las cualidades de la persona, toda su experiencia vital y espiritual. La esperanza de vida en la eternidad de esta parte depende por completo de la cualidad de los conocimientos sobre la vida recibidos durante la estancia en el cuerpo físico. Según la tradición la base del cuerpo radial la llaman el "Alma". Guarda en sí la experiencia positiva de la vida en el mundo físico, así como la negativa. El corazón del Alma es el Espíritu, acumula en sí solamente la experiencia que correspondiente a la Evolución y seguramente adquirida por falta de la corrección kármica con el resultado final del mejoramiento de las cualidades anteriores. Si el Espíritu, cambiándose, no ve la perspectiva del mejoramiento de sus cualidades, las cualidades del Alma, y al fin de cuentas – de la persona misma, él, arruinándose, se va a la Inexistencia (se neutraliza). Junto con él se arruína el Alma que pierde la posibilidad de la nueva encarnación en el cuerpo de la persona. Es muy importante comprenderlo, pues que solamente a través de los programas del Espíritu humano el Mundo puede perfeccionarse a sí mismo, mejorando las condiciones de la existencia de la materia y el proceso de la Vida. La Evolución de la Vida se realiza solamente por medio de la Evolución del Espíritu. Precisamente por eso el Mundo (Dios) está interesado por los que ha tomado el camino de la Evolución de su Espíritu propio, y no simplemente se entretiene por el “perfeccionamiento espiritual”, no imaginándose lo que esto es en realidad.

Aquí nos tenemos que desengañar a muchos que esperan que se puede fácilmente conseguir el perfeccionamiento del Espíritu por una simple fe en Dios y la observación de los ritos religiosos, por el ritualismo, por medio de la neutralización forzada de las cualidades negativas del Alma o por la acumulación del potencial energético en el cuerpo radial. ¡No tendrá lugar esto! El Espíritu acumula en sí solamente la experiencia del desarrollo espiritual que responde a los programas del perfeccionamiento del Mundo. El Mundo, entonces – todas las formas de su existencia, todos los procesos en Él, se desarrollan a un lado del mejoramiento de las cualidades. Por eso, si la persona no se preocupa por el mejoramiento de las cualidades espirituales, por la eliminación (por completo) en su Alma de todos los programas negativos y actitud negativa ante la vida, su Espíritu no recibirá en esta vida las perspectivas para la existencia (condenando a la persona a la vegetación), y en la siguiente ella recibirá el potencial vital aún más menor.

Hasta teniendo el cuerpo radial potente, que por la persona fue reforzado durante la vida, su Espíritu no abastecerá la vida eterna. En una nueva encarnación él recibirá el potencial vital bajo y, es probable, será puesto en tales condiciones cuándo el potencial de su cuerpo radial arderá rápidamente. La Naturaleza se orienta solamente al grado del desarrollo del Espíritu, y no del cuerpo energético o radial.

Anticipando la pregunta del proceso del desarrollo de la materia muerta y los animales privados (a diferencia de la persona) del núcleo espiritual – el Espíritu, notaremos: toda la materia en el Mundo existe, se desarrolla, se cambia y funciona solamente gracias a los programas determinados fijados en el Campo Infoenergético. Los científicos les llamaron a estos programas – los campos de torsión. El nacimiento y el desarrollo del cristal se realiza en concordancia con el programa que hay en el campo de torsión. Si la piedra está sujeta a las influencias destructivas del viento y el agua – también son programas que se conservan en el campo. La vida de los animales también son programas. El Alma y el Espíritu de la persona – es un conjunto de los programas hechos por ella durante la vida y que están en los egregores de la Humanidad, en el mismo campo de torsión. Y, si la naturaleza viva y el reino mineral viven y existen en consecuencia con los programas una vez creados y puestos en marcha, los que se cambian solamente en caso del cambio global de los procesos vitales, – al contrario, la persona es capaz de cambiar conscientemente el programa de su vida. Esta capacidad la sube sobre otras formas de la existencia del Universo.

El paquete de los programas del Alma de la persona-biorobot se forma y funciona espontáneamente en adecuación con los programas una vez creados por alguien. En este caso su vida no se diferencia en nada del modo de la existencia de otras formas de la Existencia. El conjunto de los programas semejantes hay en aquella esfera de los campos de torsión (del Campo Infoenergético) que por nosotros fue llamada "Noosfera". El corazón del Alma – el Espíritu, es también el conjunto de los programas, pero ya formados por la persona misma – por el Creador; y de un modo seguro conscientemente, en consecuencia con las necesidades de la vida real. Los programas del Espíritu están también en los campos de torsión (el Campo Infoenergético o los egregores), que tienen el accesorio (frecuencia) individual y se encuentran en unas capas más tenues del Mundo, los que pasan de los límites de la Noosfera. La individualidad del Espíritu consiste en lo que el acceso a sus programas tiene solamente su fundador.

Nadie otro puede entrometerse en estos programas. El potencial vital de tal persona está determinado enteramente por potencial energético de su Espíritu.

Si durante la vida la persona no había puesto en marcha la Conciencia y no comprende la vida, no se reconoce a sí misma y su actitud ante ella, el acceso al Espíritu para ella está cerrado. El Espíritu no adquiere el potencial vital necesario, no evoluciona. La viabilidad de la persona cae. Es que el acceso a los programas del Espíritu se abre durante la ampliación de la Conciencia, al poner en marcha el neocórtex y la asimilación por las prácticas de la dirección de la energía mental. Pues por su naturaleza el Espíritu coopera con los cuerpos celestes de la persona, entonces, con los niveles celestes de su Yo Superior. El Espíritu se activa y llena el Yo Superior con el contenido real práctico como el potencial vital, obligatoriamente en la actividad consonante a las esperanzas de la Evolución y entonces, cuando la persona se aleja de la percepción subjetiva de la vida, comenzando a percibir conscientemente la realidad viva.

Esperamos que, habiendo leído estas líneas, hará a sí mismo la pregunta: “¿Dónde está la salida? ¿Cómo reforzar el Espíritu, cómo puedo perfeccionarle y dónde hay el camino verdadero a la perfección?” La respuesta es simple – precisamente sobre esto narran todos nuestros libros de “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis”. En ellos hemos expuesto los principios básicos del perfeccionamiento del Espíritu, pero no del Alma o del cuerpo energético. La mayoría de la gente no lo comprende y no lo acepta. Confunden la noción “el perfeccionamiento del Espíritu” con el perfeccionamiento del cuerpo radial y el Alma (su mantenimiento en limpieza).

Vamos a notar una vez más la distinción esencial entre estas nociones. El Espíritu acumula en sí la experiencia positiva (y solamente práctica) de los conocimientos recibidos por la persona durante la vida. Positiva se considera la experiencia que contribuye al mejoramiento de las cualidades espirituales que corresponde a las exigencias de la Evolución – y ella se cambia de lo peor hacia lo mejor, a un estado más perspectivo, creativo del proceso vital.

El perfeccionamiento del cuerpo radial (energético) no tiene ninguna relación al Espíritu. Está vinculado, como regla, al aumento del potencial vital energético hecho por las células del cuerpo físico, por medio de la nueva distribución de esta energía en el mismo cuerpo radial. Basta la práctica semejante para reforzar el cuerpo físico (habiendo mejorado las características tácticas y técnicas del biorobot) y no más.

Para comprender la diferencia en el perfeccionamiento del Espíritu y el Alma, es necesario saber que en ellos no hay nada común y que difieren uno de otro. Lo común para ellos es lo que el Espíritu y el Alma están vinculados a la actividad pensadora y mental de la persona, su Conciencia y el modo de la comprensión del Mundo. La apreciación cualitativa de su desarrollo es precisamente el estado mental de la persona, el contenido de sus cualidades distintivas psicológicas. Las cualidades psicológicas – no es otra cosa sino un conjunto de los programas psicológicos que componen el contenido del Yo interior. Por medio de estos programas la persona coopera con el mundo exterior, lo conoce y le influye a él durante la actividad cotidiana (se sobreentiende la influencia sobre la naturaleza, así como sobre la gente). Exactamente el carácter de la interacción mental con la naturaleza, la gente y el Universo encuentra el reflejo en el contenido del Alma y el Espíritu.

La distinción entre el Alma y el Espíritu consiste en lo que el Alma coopera con la Conciencia que se forma por medio de los órganos de los sentidos, entonces su contenido depende por completo de las emociones de la persona y su percepción subjetiva de la realidad. El Alma acumula la experiencia que no pasa de los límites de la comprensión de tres Niveles más bajos del Mundo, porque los órganos de la persona son capaces de percibir el Mundo solamente en esta banda. Precisaremos una vez más: el Alma de la persona coopera con tres Niveles del Mundo y responde por aquella parte del desarrollo de la Conciencia que está directamente vinculada a la vida en el mundo material.

Si la Conciencia es capaz de abarcar solamente la parte pequeña del Mundo, a la cual conocemos por medio de los órganos de los sentidos, el Alma que se cambia paralelamente con el conocimiento, se perfecciona (si se perfecciona) en la banda de la percepción del Mundo por los órganos de los sentidos. El Espíritu y el Alma en este caso no cooperan.

Usted puede hacer la pregunta: ”¿Por qué entonces todas las prácticas orientales afirman que, ocupándose de ellas, la persona pone en marcha el proceso del perfeccionamiento? Esto está declarado por muchos que se ocupan de tales prácticas”. Para responder a esta pregunta-observación, realicemos un análisis del camino del perfeccionamiento del Espíritu y el cuerpo radial. El Espíritu acumula la experiencia positiva, mejorada (perfeccionada) de la vida. Sin embargo, para mejorar algo, es necesario saber – de qué sales y qué debe ser recibido; entonces el proceso de tu perfeccionamiento propio va conscientemente. Cualquier proceso consciente activa y desarrolla su pensamiento y Conciencia. El proceso del perfeccionamiento del cuerpo radial también exige las acciones conscientes. La persona debe constantemente reconocer – qué técnicas de la transformación del cuerpo radial ella debe usar para recibir el resultado deseable. La comprensión de las acciones activa también el pensamiento y la Conciencia. Con esto la comunidad de los dos procesos se acaba. Para el mejoramiento de las cualidades del Espíritu es necesario desarrollar el conocimiento de la vida en el socium, en el diálogo con las personas y el Campo, en la interacción con ellos cambiando su programa informático (el software). Para el mejoramiento del estado del cuerpo radial no es necesario el trabajo semejante. Se puede quedarse tal como es y amarse a si mismo, contentando el amor propio por el perfeccionamiento ilusorio.

Entramos en todos los detalles sobre las propiedades del Mundo solamente porque si usted lo comprende, puede dirigir el estado de su cuerpo físico, abasteciendo su transición de la enfermedad hacia la salud. Sin duda, el cuerpo tiene la estructura compleja. Está presentado como el conjunto de los órganos distintos (el sistema de los órganos) que tienen su función individual y, al mismo tiempo, la función que asegura la existencia del órgano en el sistema de otros órganos. Cómo los órganos cooperan uno con otro – de ello depende su salud. Sobre esto hablaremos después.

Volvemos a la Dualidad que está engendrando por la Evolución. El punto de partida de la Evolución tiene el máximo de la energía potencial “Yin”. Hemos llegado a comprender este punto, más o menos. He aquí el punto final de la Evolución presenta mayor interés, ya que la Evolución no lo sabe.

En el Mundo hay solamente un punto de referencia a la Evolución, pero sus coordenadas concretas faltan. La Evolución sabe que en el punto final debe recibir un nuevo estado del Mundo (de Sus procesos, el estado de los cuerpos, las formas de la existencia de la vida), el estado que difiere del anterior por los parámetros más óptimos y avanzados, junto a los cuales todo el Sistema bajo el nombre el "Mundo", sin duda, conservará su integridad, unidad y viabilidad. Estos tres parámetros son básicos en la apreciación de la calidad de la transformación evolutiva de los procesos vitales, así como de todo el Mundo en total. Todo esto da a las Personas del Mundo Tenue, las que encarnan la Idea de la Vida del Universo, la libertad completa de la obra y el sentido de la vida. Recordaremos que cualquier Sistema puede conservar la integridad, si en él son observadas las Leyes de la Conservación (del Equilibrio); se puede conservar la Unidad solamente en caso de que en el Sistema no es menoscabado el derecho de la Opción y falta la necesidad de su corrección, y la viabilidad está determinada por la presencia del software de pleno valor del Sistema. La transición del Universo a un nuevo estado se estima al mismo tiempo por todos Sus parámetros (procesos). Si el vector eficaz de la Evolución da el perfeccionamiento máximo de los parámetros del Universo, la Evolución se considera como realizada (verdadera).

Un nuevo estado es tomado como base. Más va el proceso de la recordación de este estado. Bajo el estandard general, más óptimo, se suben estirando los procesos del perfeccionamiento, los que se atrasan. A medida que su gran parte vence una nueva altura, la Evolución del Universo acumula el potencial de su nuevo estado. El proceso de la acumulación de los estados cambiados, el aumento de su potencial corresponde a la energía de Yan. Así, el punto final de la Evolución del Mundo se caracteriza por la energía de Yan. Asistirá en el punto final hasta que todos los procesos, las cualidades y los estados del Mundo pasen en este nuevo estado y comiencen a acumular en sí la estabilidad en el estado de reposo por medio de la neutralización de los contrastes. Durante la acumulación del nuevo estado de proceso el Yan pasa suavemente al Yin. Todo se repite de nuevo.

Ya que la Evolución no sabe el objetivo categórico, sin alternación, los Hombres del Mundo Tenue, incluso Dios de nuestro Universo Iegova, no tienen ningunos planes y las obligaciones sociales que agarrotan. Esto significa que Ellos no tienen ningunas garantías y las obligaciones ante la Humanidad. Precisamente sobre ello advierte Aurelius Agustín1: “…no digáis las categóricas declaraciones”. Nosotros también advertimos constantemente sobre la inadmisibilidad del carácter perentorio semejante en los juicios, así como en la “atadura” al objetivo concreto, el que deja a la persona a solas con el camino único, sin alternación, entonces – involutivo. Ay, pero a menudo tal objetivo es la verdad...

¿Qué ocurre con los procesos que por varias razones no podían aceptar un nuevo estado evolutivo? Todos ellos, como no correspondientes a las exigencias de la Evolución, simplemente son retirados del ciclo de la vida del Mundo. La posibilidad de sobrevivir en las nuevas condiciones, ya que todavía no está acumulado el potencial vital (de programa) para la existencia, es igual al cero, y por eso tales procesos desaparecen por inútil. Es de constatar con la tristeza que la Humanidad (siendo, por su naturaleza, la parte del proceso universal de la Creación de la Vida) por medio de su carácter perentorio se ha puesto a sí misma al borde de tal desaparición.

La transición del objeto del Universo o su proceso a un nuevo estado se caracteriza por los cambios distintos (por el movimiento). La característica de cualquier movimiento es la energía cinética (la energía de movimiento). Es decir, comenzando el camino a la Evolución, el objeto cambia su estado interior – la energía potencial de su estabilidad pasa a la energía cinética de los cambios (el Yin pasa al Yan – la energía del nuevo estado). Yan es una conservadora de la idea del nuevo estado (el punto final) de la Evolución. Es natural que ni un cuerpo de la naturaleza simplemente así, sin causas, no se pondrá en movimiento, ya que debe ser una fuerza (causa) exterior que saca el cuerpo del estado de la tranquilidad. Para el desarrollo evolutivo de la persona tal fuerza es la vida misma, con la multitud de los modos de la influencia en la persona.

Y si la persona por medio de la Conciencia nota estas influencias, comprende cada situación, desmontando sus componentes, encuentra en ella el lugar, correlaciona los componentes de los acontecimientos con su propia preparación interior para aceptarlos, cooperar con ellos, con eso habiéndose cambiado a sí misma (junto a la disconformidad de su estado interior a los parámetros del acontecimiento), pone en funcionamiento el proceso de la Evolución propia, en cuyo curso conoce la vida, adquiriendo la experiencia positiva de vida, por que perfecciona los programas de su Alma. Y si también le consigue salir de la dependencia del Karma (habiendo desconectado sus funciones que corrigen) por medio del perfeccionamiento en los intereses de la Vida y el Mundo en total, la persona perfecciona los programas del Espíritu.

Se queda aclarar, ¿cómo la Evolución conserva el punto de referencia al punto final de las transformaciones de la Vida y qué él presenta? Explicaremos la respuesta a esta pregunta conforme a la persona. Hay una multitud de las variantes del cambio de su estado anterior, pero sólo una es correcta, libre de la corrección kármica, óptima y solamente ella tiene el sentido. Si las acciones de la persona en uno u otro acontecimiento llevan a las consecuencias negativas, significa ella no encontró aquel único camino y el sentido que llevan a la Evolución. La cadenita ulterior de los acontecimientos indicará a su Opción errónea y las acciones equivocadas. Habiendo corregido la comprensión de la consecuencia de los acontecimientos, habiéndola conducido de conformidad con las exigencias vitales, habiendo encontrado la confirmación de la justeza a sus acciones en la vida (en la práctica), la persona encuentra esta única acción, privada de la corrección kármica, cuya recordación, los estados de la Conciencia y el control sobre el estado correspondiente de los órganos de los sentidos le permiten acumular la experiencia verdadera de vida correspondiente a la realidad objetiva. El control del estado estable de los órganos de los sentidos es un factor decisivo, puesto que las emociones es su producto, y por falta de la comprensión y la habilidad de dirigirlas ya tienen necesidad de la corrección constante del Karma. Habiendo cumplido estas condiciones, la persona acumula el potencial de la experiencia evolutiva, el que, siendo libre de la corrección, queda en la memoria en su Espíritu – en el corazón del Alma.

Habiendo generalizado todo lo dicho, sacamos conclusión. La Evolución conserva el punto de referencia al punto final de las transformaciones a expensas de la presencia de alguna idea (el objetivo o el resultado) sobre las transformaciones, la necesidad de la comprensión de la idea, así como de la cumplimiento sensato de los pasos por su realización. Para la Evolución el objetivo final como tal no es importante. No la fija en su memoria. La Evolución sabe que debe recibir el resultado de las transformaciones reclamadas por todo el Sistema del Mundo, y este resultado no exige la corrección hasta que surja la necesidad de sus nuevas transformaciones. Todo el sentido de la Evolución consiste en la ejecución de los pasos concretos que son emprendidos para realizar la idea misma, para la cual se realizan todas las transformaciones. Precisamente en la cadenita de los pasos cumplidos está centrada la Evolución, puesto que de la ejecución cualitativa de cada uno de ellos depende Su salida. Así, la Evolución está atada solamente al punto de partida, y el segundo cabo de su vector resulta no fijado, libre. A expensas de ello se realiza la variabilidad infinita de las transformaciones evolutivas de la Vida.

Y aún: que el Espíritu pueda acumular en sí los conocimientos (comprendidos por la persona) sobre las realidades recibidas durante su actividad, el Alma tiene que entrar en la interacción con Él y reunirse, haciendo con él el todo único. Esto es posible solamente cuando la Conciencia sale de la dependencia del Karma. Entonces el Alma, rellenando todos los niveles del Espíritu (los niveles celestes del Yo Superior), paso a paso, el nivel en el nivel, llena con la Conciencia, la comprensión y la interpretación (contenido) a toda la capacidad del Espíritu.

No es casual que hemos contado del proceso evolutivo del Mundo en términos generales, pues su esquema general es característico para todo lo Existente en absoluto, como si eso fuera una piedra en la carretera, una roca que se eleva a solas en el océano, un flujo del aire o el agua, la vida de la persona, su salud, mentalidad, Alma y Espíritu. En la naturaleza no hay nada que no evolucione por el esquema indicado anteriormente. Se desarrolla así la espiritualidad de la persona. Si, habiendo examinado detenidamente este esquema, usted la comprende, lleva a la práctica, – podrá alcanzar la claridad verdadera y el desarrollo espiritual, no sólo habiendo recobrado su salud propia, sino también habiéndola restablecido, habiendo rejuvenecido el organismo. Es necesario tomar ejemplo de la naturaleza, él consiste en el sentido de sus transformaciones evolutivas.

Aspirando a conseguir lo deseable, la persona pone en marcha la Evolución de la idea y la existencia propia. Por esto cambia su vida, el estado y la posición en ella. Para obtener el éxito como resultado, lo único deseable, en la realización de la idea, es necesario dar en la Conciencia el vector del deseo orientado hacia la idea, el objetivo. Más es necesario olvidarse de este objetivo, no atándole la Conciencia para orientar la comprensión o el estado de la Conciencia hacia la premeditación de los pasos consecutivos, que usted hará junto al logro de lo deseable. Sobre esto habla la parábola:


De la verdadera y perfecta alegría (la parábola Cristiana)

“El mismo fray Leonardo refirió allí mismo que cierto día el bienaventurado Francisco, en Santa María, llamó a fray León y le dijo:

– Hermano León, escribe.

El cual respondió:

– Heme aquí preparado.

– Escribe, – dijo, – cuál es la verdadera alegría. Viene un mensajero y dice que todos los maestros de París han ingresado en la Orden. Escribe: No es la verdadera alegría. Y que también, todos los prelados ultramontanos, arzobispos y obispos; y que también, el rey de Francia y el rey de Inglaterra. Escribe: No es la verdadera alegría. También, que mis frailes se fueron a los infieles y los convirtieron a todos a la fe; también, que tengo tanta gracia de Dios que sano a los enfermos y hago muchos milagros: Te digo que en todas estas cosas no está la verdadera alegría.

Pero ¿cuál es la verdadera alegría?

Vuelvo de Perusa y en una noche profunda llegó acá, y es el tiempo de un invierno de lodos y tan frío, que se forman canelones del agua fría congelada en las extremidades de la túnica, y hieren continuamente las piernas, y mana sangre de tales heridas. Y todo envuelto en lodo y frío y hielo, llego a la puerta, y, después de haber golpeado y llamado por largo tiempo, viene el hermano y pregunta: ¿Quién es? Yo respondo: El hermano Francisco.

Y él dice: Vete; no es hora decente de andar de camino; no entrarás.

E insistiendo yo de nuevo, me responde: Vete, tú eres un simple y un ignorante; ya no vienes con nosotros; nosotros somos tantos y tales, que no te necesitamos.

Y yo de nuevo estoy de pie en la puerta y digo: Por amor de Dios recogedme esta noche.

Y él responde: No lo haré.

Vete al lugar de los Crucíferos y pide allí.

Te digo que si hubiere tenido paciencia y no me hubiere alterado, que en esto está la verdadera alegría y la verdadera virtud y la salvación del alma”.


Toda la desgracia consiste en lo que, en efecto, las personas son los biorobots dirigidos por los programas ajenos, están obligadas a guiarse en sus acciones por la única propiedad – las emociones. La más fuerte de ellas es notada exactamente en la parábola: es una alegría perfecta que puede ser dada por la apreciación emocional positiva por parte de la familia, el socium, la religión (los programas ajenos – la apreciación ajena). Por esa causa la persona busca la idea perfecta, el objetivo que es capaz de traerle la alegría perfecta; y qué utilidad real de esto recibirán ella misma, la Evolución y Dios, en su Conciencia figura ni mucho menos en el primer lugar, si se fija en general. Ya que el biorobot no tiene la interpretación crítica de las vías para lograr su objetivo, él no puede contar y conmensurar los pasos a su logro. Sin cumplidos no ve el proceso mismo como pasos cotidianos en dirección hacia el objetivo, y por eso excluye del campo visual. Para él son desagradables y penosos, también por aquella razón que le obligan a realizar el trabajo más difícil – analizar cada su paso, verificando con la realidad, y hacer la opción consciente. Todo esto le obliga al biorobot que se haga un descubridor, inevitablemente haciendo las faltas, que despierte su Conciencia, cada vez persuadiéndose de su imperfección, que para él es aborrecible y es insoportable. En esto no hay la alegría perfecta ni la alegría como tal. Pero tal desacuerdo con la realidad significa la caída de la vida.

Sin embargo, si la persona tiene solamente un camino al Paraíso, correcto, sin alternativa y sin faltas (como le parece), la llevará seguramente a la Involución, ya que no le da ni el menor motivo para despertarse. ¡La realidad objetiva es tal!

El camino a la Evolución está por completo privado de “la perfecta alegría”, alegre, porque consiste de los pasos cotidianos del descubridor, los que le hacen pensar, analizar, escoger, y no siempre correctamente, entonces – retirarse forzosamente a las posiciones anteriores en busca de otras vías al objetivo preferido. Todo esto son privaciones inevitables. Las emociones aquí, claro está, existen, pero en general esto es una sensación de la alegría de la plenitud y el sentido de la vida; la sensación recibida como resultado de la ejecución exitosa de las acciones durante la superación de su propia imperfección. Para las personas – los Creadores esto en realidad es la perfecta alegría y el amor humilde, y para los biorobots – una cadena perpetua, de que ellos están dando vueltas, en busca de las doctrinas certificadas y los maestros que les dan la garantía de los errores.

No hace falta apreciar lo dicho como sentencia acusatoria, esto no es su culpa, sino la desgracia de la persona que ha crecido gracias a las diligencias infatigables de “sus propias” programas (en realidad – ajenos). No es necesario demostrar el hecho que la tarea de todos los programas semejantes – la realización de la función del caballo de Troya, cuyo sentido consiste en el aplastamiento de la voluntad de aquél que está bajo tutela, para su sometimiento. Si se acordamos que el sentido (la Ley) de la Evolución consiste en la selección y la separación por defectuoso (por medio del análisis y la interpretación) las formas no reclamadas, es necesario buscar la clave del aplastamiento en la desviación de la persona de la componente práctica de la Ley de la Evolución – como selección y separación de su equipaje intelectual. Sin esto la Evolución, hasta en existencia del análisis y la interpretación, se convierte en una charlatanería ociosa, pero ni mucho menos inofensiva.

Para todos es sabido que lo mejor es el enemigo de lo bueno. Lo bueno es lo que es bien conocido, habitual, pero ya caduco, y lo mejor es más perfecto, pero mientras tanto es algo nuevo, desacostumbrado y lo que asusta. Y aunque las dos cualidades tomadas abstractamente, sin duda, son positivas, en la vida son los enemigos-antagonistas, y, en realidad, son la Involución y la Evolución. Ya que la Evolución va al paso con el presente y solamente adelante, quedar en un sitio habitual – significa caer del tiempo. Todo esto se refiere en gran medida a las personas obsesas del “aumento de la espiritualidad”.

Habiendo tomado como base “los conocimientos antiguos esotéricos que tienen el valor inmortal y las doctrinas, los ritos de las tradiciones Védica y de Tantra”, observando celosamente los ayunos y los preceptos, habiendo añadido allá la Doctrina Secreta y habiéndose conectado al Sistema de la Armonización, tratan de formar el subjetivo “cuadro general de lo que ocurre” para con la garantía entrometerse en la Evolución. Si tener en cuenta que todos estos conocimientos y doctrinas están destinados a solucionar las tareas y los problemas diferentes que están planteados ante las épocas y las civilizaciones completamente poco parecidas, es terrible imaginar – ¡qué pasa en sus cabezas!... Así caen del presente, incapaces de identificarse a sí mismos en él. La Conciencia representa el caos de los vectores contrarios de tiempo y dirección. En realidad, esto es la lista de los estereotipos de la Conciencia y los ruidos en la frecuencia de la comunicación con el Campo, que hacen la Conciencia abierta para la basura y cerrada para la Evolución.

A pesar de que es costumbre considerar tales hombres como portadores de los conocimientos enciclopédicos, precisamente ellos son los biorobots que usan los programas ajenos para ellos y para su tiempo. Para la persona todos los conocimientos (los programas) no puestos en orden, no arreglados y no comprendidos, entonces – no realizados por ella, siempre eran, son y serán extraños, ajenos y nocivos – “de las fuerzas oscuras”. Precisamente ellos llenan el Alma con los miedos, hacen a la persona una marioneta sin voluntad en las manos ajenas, transformando la vida en la impredecibilidad completa. La paradoja es lo que tales personas están en la seguridad completa que son autosuficientes, se han realizado y controlan enteramente su vida. Pero si acordarse de la sentencia: “La astucia del Diablo consiste en lo que Él ha convencido a la gente de que no existe”, no hay aquí ninguna paradoja, en ello consiste todo el subjetivismo de tal categoría de la gente.

Para el presente los programas extraños son todos los que no contribuyen a la solución de las tareas prácticas que están planteadas ante la persona ahora mismo, no son adaptados a sus necesidades y las exigencias de la Evolución – poner en marcha el neocórtex y aprender a trabajar con su propia energía mental. Es la única tecnología, clave, sin cuya asimilación en la actualidad es prácticamente imposible recibir el acceso a cualesquiera programas, procesos y tecnologías. Parece que todo es tan simple, pero sólo no más que palabras, ¡y en realidad es el trabajo más difícil y urgente para la persona!

En nuestros libros, hablando sobre la posibilidad de recibir la inmortalidad, sobreentendemos que el hombre, habiendo recibido el cuerpo físico, no se separa de él. Incluso si decidirá abandonar la Tierra y vivir en otro lugar del Universo – la transición se realizará en el cuerpo físico por medio de su transformación (cambios) en concordancia con aquellas nuevas condiciones en que él vivirá. Sin embargo, dondequiera que viviese, la vida se le está concediendo para el estudio – hace falta recordarlo constantemente. Viviendo en la Tierra, usted seguramente aprenda (a la Evolución o la Involución). Si usted vive en otro mundo, cualquiera que sea el modo de pasar allá, también tendrá que estudiar en él. Pero con todo el objetivo básico de la persona es la vida en la Tierra. Aquí están reunidas todas las formas posibles de su manifestación. O usted se va al otro mundo a través de la muerte, o por la comprensión, o por medio de la ascensión (la transformación del cuerpo), – allí tendrá que aprender de nuevo, y caerá al mundo correspondiente a los programas de su Espíritu de usted.

Si el potencial de estos programas es pequeño o falta en absoluto, usted no logrará caer en el Nivel alto donde es importante tener aunque la comprensión pequeña de la realidad. Caerá seguramente en el Nivel bajo, donde tiene que aprender a luchar con sus propias emociones, controlarlas y dirigirse a sí mismo. El Paraíso no es para usted. Teniendo el nivel semejante de los programas del alma, las personas se contentan habitualmente con la coparticipación a la religión, y tales biorobots empedernidos en la Tierra están reunidos cerca del noventa por ciento. Son distinguidos por la caída completa de la realidad.

Es que los programas ajenos (“troyanos”) no permiten identificarse a sí mismo en el tiempo real, reaccionando adecuadamente en lo que ocurre a su alrededor. Ya que las personas dirigidas por ellos viven en el mundo de las consecuencias, no son capaces de vincular las consecuencias como cataclismos sociales y naturales, las enfermedades y otras desgracias que persiguen la Humanidad, a las causas que consisten en su Opción equivocada. En este caso las causas de lo que ocurre se descubren en las artimañas y las intrigas de cualquiera, solamente no en sí mismo. Si tomar en consideración que en esta categoría entran los gobiernos de todos los estados del mundo junto con los primeros ministros, los presidentes, la élite intelectual y la bohemia artística (con sus dignidades y méritos incontestables), la iluminación no amenaza a la Humanidad de ningún modo.

Ya que nuestros libros operan exclusivamente con las categorías del presente, a pesar de la simplicidad de la exposición y la accesibilidad de la lengua, presentan la dificultad bastante grande para la lectura y la interpretación. Pero esto dice solamente sobre el grado de la caída de la realidad de los lectores, y no más. Todas las exhortaciones y las prevenciones dadas en nuestros libros y en otras fuentes, no son percibidas sin cumplidos, no son capaces de componer el cuadro general y ver en lo que ocurre la amenaza directa para sí. Los programas troyanos les permiten ver y contar cierta ciclicidad inofensiva de los fenómenos negativos, en el fondo del vuelo de la ciencia y el pensamiento humano, que da la sensación de la plenitud de la vida y la perfecta alegría.

En un Nivel más favorable para la vida, donde hay posibilidades de la autorrealización creadora, es necesaria la percepción consciente de la realidad. Si durante la vida usted ha hecho y ha acumulado tales programas, no vivirá mal sobre él. La vida le dará a usted la posibilidad de perfeccionar su software (el programa informático), que le será útil junto a la nueva reencarnación. Con este tipo de los programas trabajan los biorobots – los intelectuales, su elemento son las prácticas orientales (el Yoga, el Chi Kung, la Mer-Ka-Ba) y la aspiración al aumento de la espiritualidad. Este contingente poco numeroso compone aproximadamente el diez por ciento de los habitantes de la Tierra. Mantienen contacto con la realidad, pero todavía no viven en ella, por eso no pueden independientemente formar la situación y los acontecimientos de su vida. Están obligados a modificar los programas del Alma por la corrección del Karma y el convencimiento de los circunstantes.

Para hacer uso del derecho de la Opción de la vida en uno u otro lugar del Mundo, dirigir su ente y el proceso mismo de la vida, es necesario aprender a llenar el Espíritu con los programas correspondientes a la realidad, para constantemente y conscientemente seleccionarlos, dejando los de apoyo vital, que están reclamados ahora, y liquidando los caducos. En realidad, esto no es otra cosa sino la creación y la inscripción de los programas de configuración individual, inconfundible y particularmente personal, lo que hace a la persona el Creador, el Individuo distinguido. Con los programas del Espíritu trabaja el contingente pequeño de la gente, son los Creadores, cuya Conciencia se acercó muy cerca a la interpretación y la aceptación la Idea de la Vida del Mundo – en calidad del sentido de la vida.

Viven en el Aquí y en el Ahora reales, en el mundo de las Causas. Gracias a la habilidad de contar las consecuencias de sus acciones y actos a algunos pasos, estas personas son privadas del lujo de hacer una opción precipitada, inconsiderada, que las libera de la corrección del Karma. Y aquí tampoco todo pasa sin obstáculos. Para los creadores es extraordinariamente difícil comprender la lógica desenfrenada y el sentido de la vida de los circunstantes. Además, la incomprensión tiene el carácter mutuo que encubre en sí la amenaza bastante grande para los Creadores mismos. Por esta causa en todos los tiempos ellos trataban de vivir silenciosamente, no separándose de los demás: El que habla no sabe. El que sabe no habla” (Lao-Tse).

En una palabra (la parábola de Zen)

“Viajando, el gobernador ha pasado al Maestro para presentarle sus respetos.

– Me esperan los asuntos estatales, no tengo tiempo por las conversaciones largas, – le dijo. – ¿Si puedes exponer la esencia de la religión en pocas palabras para mí, una persona muy ocupada?

– Su serenidad, puedo expresárselo en una palabra.

– ¡Es increíble! ¡Di más pronto esta palabra insólita!

– El Silencio.

– ¿Y cómo alcanzar el Silencio?

– Por la Meditación.

– ¿Puedo conocer qué tal es la Meditación?

– El Silencio”.


Existe a este propósito una sentencia: “El conocimiento de ciertos principios compensa fácilmente la ignorancia de muchos hechos». (C. A. Helvétius2). El autor, no sabiéndolo, ha caracterizado el principio a modo de la Ley de la Unión, según que viven las personas-Creadores. Para ellas se hacen innecesarios los hechos demasiado verbosos, entonces, emocionales y subjetivos, los preceptos, las leyes – escritas y no escritas, actuales en el socium. Precisamente el conocimiento y la observación del principio básico que da a la persona la visión del cuadro general y que explica absolutamente todo, lo libra de la necesidad de los detalles de cualesquiera acontecimientos y procesos; esto inevitablemente lleva tras de sí la caída de la realidad. En este caso pasa la necesidad de demostrar y explicar algo a alguien, aspirando, por medio de su juicio subjetivo, a exponer la esencia de los procesos objetivos.

Surge una propensión insuperable a la contemplación callada y humilde de lo que ocurre – esto es una observación consciente y el conocimiento sabio, sin animadversión, de la realidad. Solamente entonces comienzas a comprender que la tristeza principal para tales posesores de muchos conocimientos es una verbosidad incontenible del mundo circundante.

Los hombres-biorobots son caracterizados por la ausencia completa de las cualidades enumeradas más arriba. Toda su vida consiste en lo que, habiendo evitado el principio básico de la vida (la verdad), no sabiendo el cuadro general, con todo eso, intenta componer este cuadro y explicar todo lo que ocurre por medio de los hechos contradictorios y diversos. Si tomar en consideración que la vida de cada persona es un reflejo de espejo de sus puntos de vista subjetivos y las representaciones que atraen solamente los acontecimientos vitales correspondientes, se hace claro que, habiendo menospreciado el principio básico vital, es imposible conocer la realidad objetiva y reunirse con Dios (la Vida). Y esto significa que no es necesario asombrarse de la corrección dura kármica – la consecuencia de sus acciones tercas de usted.

El silencio y la meditación son modos impecables para eliminar la actitud subjetiva ante la realidad. El silencio significa que usted no tiene por completo el juicio subjetivo, y la meditación da el control constante de la manifestación posible del juicio subjetivo, cortándolo por medio de la interpretación de la realidad objetiva.

Hacia tal trabajo en tiempos pasados orientaban las bases del DAO, pero eran perdidas o escondidas de la Conciencia humana atrasada. Esto había ocurrido por casualidad. Todos los esfuerzos de Dios, el Mundo y la Evolución en la etapa antecedente del desarrollo de nuestro Universo menor eran dirigidos al ahondamiento de la persona de la Tierra en el mundo material, hablando más exactamente, en el conocimiento de sí misma y las posibilidades potenciales que, en realidad, es una acumulación del potencial de la energía “Yin” de todo el Mundo. Y en esto no hay exageración. Recordaremos que la Tierra absorbe la parte del león de la energía del Universo. La bioesfera de la Tierra es en realidad Su capacidad de tope o un condensador. Lo que durante la realización del proyecto fue causado daño a la naturaleza y la Tierra – es una situación de plantilla. ¿Dónde usted veía que los niños han crecido, y los juguetes han salido ilesos?

El efecto creador de la entropía en el ejemplo con los niños, cuando aquéllos habiendo acumulado la mente y la fuerza, aceptan los problemas de los adultos, es claro. La situación cuando el “niño” adulto aún no abandona los juguetes, los pañales pampers y la bacinilla, para su familia se convierte en fracaso (el apocalipsis de la escala familiar). Tal efecto destructivo está en la energía Yin, acumulada por los esfuerzos de toda la familia, pero no realizado, – la energía que, en realidad, es creativa.

Poco más o menos semejante pasa ahora con la Humanidad ociosa. Hasta ahora nos enseñaban al abecé, incluso al trabajo con las energías en general, por medio del Yoga, el Chi Kung, la Mer-Ka-Ba, no permitiendo mientras tanto a la dirección de las energías Yin – Yan del Universo. Ahora, cuando la masa de la energía potencial del Yin, la que está hinchada en nosotros, en busca de la salida ya se hace crítica, a la persona no le queda otro recurso que cambiar el vector de la tendencia de las energías del Mundo del Yin al Yan, habiéndose preparado para el desarrollo del Espíritu, y esto ya es el Camino del Dao (el proceso seguramente individual). Por la idea del Fundador nuestro condensador terrestre debe empujar el Péndulo de la Vida del punto muerto (el Yin) en la dirección del punto del Yan. Lo que junto a la ejecución de este trabajo morirá la Tercera Medida – la Evolución del Universo vale la pena, aquí la cantidad de los esfuerzos metidos pasa en la cualidad. Además que la Tercera Medida ya ha cumplido su función del ambiente de la habitación del jardín de infancia del Universo. La tarea de las personas en la Tierra – a tiempo incorporarse a este proceso, habiendo abandonado amable al corazón las "bacinillas”, los “pañales pampers” y las ilusiones para no morir junto con la Tercera Medida. Cómo hacerlo – nosotros, en la teoría y en la práctica, hemos reflejado concretamente en la Doctrina y el Sistema.

Fijar la reorientación del vector de la energía mental de la Humanidad del Yin al Yan (del Ego al Mundo) son capaces dos – tres personas (obligatoriamente en el mundo material, en la Tierra), que han sabido hacer que despierte la Conciencia y que la han desarrollado hasta la interpretación y la comprensión de la Idea de la Vida del Mundo. Como notábamos más de una vez, la Evolución por lo menos de una o dos personas que entran en el Sistema, obliga a todos sus participantes a liquidar esta disonancia por medio de la duplicación, respecto a la percepción, la interpretación y la realización práctica de la idea evolutiva en las mentes de los seres humanos. Exactamente así, por la energía mental de sus guías y sus continuadores se alimenta, aumentándose, la fuerza motríz de la Evolución. Y solamente por tal vía el Sistema puede reunirse con su partícula que evoluciona y, en realidad, con la vida misma.

Ya que la espiritualidad representa el proceso en los límites del Mundo, es necesario marcar sus puntos extremos de la Dualidad, los cuales también es un criterio de la corrección de la observación de la Opción. Tales son la Noosfera (el socium, la Conciencia de la gente) y los Niveles superiores del Campo Infoenergético Universal (la Conciencia de Dios). Ya que estos puntos de la Dualidad abarcan todos los Niveles del Universo – son el criterio y el sentido de la verdad. A partir de aquí, está claro que la espiritualidad verdadera no tiene nada de general con la religión ni con la esotérica, donde sólo basta pronunciar las palabras correctas. Ya que para ser solamente oído por el Campo, es necesario hacerse el Individuo a los ojos de las personas de la Tierra, y la actividad debe pasar fuera de los límites de la vertical imperiosa del socium, y para esto tiene que salir de la dependencia de la Noosfera. Solamente tal trabajo es contado por el Campo como “examen preliminar”, en calidad de los programas del Espíritu de la persona que evoluciona. Solamente esta Opción se considerará correcta y libre de la corrección kármica. Cómo hacerlo – está explicado detalladamente, paso a paso, en nuestros libros. Precisamente paso a paso, no echando ni uno de ellos, no escogiendo los que le gustan a usted.

En la actualidad el carácter específico del trabajo con los programas del Espíritu pasa a través de nuestros libros “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” y “El Sistema de la Armonización de la Persona y la salud”. Como usted ha comprendido, el acceso a la dirección de los programas del Espíritu está limitado. Al trabajo con él serán admitidas solamente las personas que no simplemente reconocieron tal necesidad, sino en el asunto, en la práctica demostraron su estado de preparación a la transformación evolutiva de los programas del Espíritu. Será poca gente, aunque la posibilidad está dando a cada uno. Por esa causa “El Sistema de la Armonización de la Persona” constantemente se cambia y se desarrolla. Sus primeras siete partes son destinadas a los principiantes. Su tarea es enseñar a la persona a percibir la realidad, cooperar con ella, habiendo cambiado su percepción subjetiva a la objetiva que contribuye al desarrollo de tales cualidades necesarias como la discreción, la humildad, la compasión y la delicadeza.

La discreción ayuda a frenar las emociones, especialmente negativas o agresivas que contribuye a la normalización de las relaciones recíprocas con la gente circundante, y esto a su vez – al mejoramiento de la componente mental de todo el espacio vital circundante.

La cualidad no menos importante en la interacción con la realidad es la humildad. Contribuye a la eliminación de la soberbia en el carácter de la persona. La persona comienza a comprender que la realidad tiene mayores prioridades en la interacción con ella que sus miradas y convicciones subjetivas. Esto exige la necesidad de rehacer la Conciencia y la actitud ante la realidad rigurosamente en concordancia con el presente.

Un fin del vector de la orientación mental de la persona se ata firmemente al presente, al Aquí y al Ahora. El vector mismo está orientado hacia la pronosticación del futuro, y su fin está atado a los conocimientos de la perspectiva del desarrollo de cualquier acontecimiento o proceso, que son recibidos del Campo Infoenergéticos. Cuando todo esto se realiza (que pasará no antes que la persona ponga las prioridades correctas en su percepción y comprensión de la realidad), se establece su interacción directa con el Campo, la que asegurará todos los conocimientos necesarios para la vida. Con eso la persona dirigirá su propio proceso del conocimiento a expensas del desarrollo del pensamiento. Ello se hace simplemente: ante el Campo está planteando la demanda de la necesidad de la formación del futuro de alguna situación. El Campo trata los datos de la demanda y da, a través de la intuición, los conocimientos, que se encuentran en Él por el problema dado. La persona comprende el grado de la posibilidad de la aplicación de los conocimientos recibidos en la práctica, en la actividad presente, en la realidad momentánea, para recibir el resultado final. El análisis pensador pasa en el Campo Informativo, que, habiendo tratado los pensamientos, le da a la persona las variantes posibles de la solución del problema. Las soluciones recibidas ya corresponderán a las exigencias del tiempo corriente y aquella realidad, que la rodea a la persona. Se queda que haga una Opción a favor de una u otra solución, seguramente habiendo comprendido sus acciones una vez más.

La cualidad no menos importante del Alma humana forma la humildad como la capacidad de tratar a las personas circundantes como a su igual, de poder a poder. Es muy importante comprender a las personas, su estado espiritual, sus miradas, respetar su Opción, y en virtud de esto – edificar correctamente las relaciones recíprocas con ellas. Habitualmente todos los problemas en las relaciones recíprocas están vinculados a la ausencia de la percepción de las personas como a su igual. Cada uno se considera como mejor o mayor que los otros, más experto, educado o erudito, más justo, más bueno, etc.

Todo esto aporta en las relaciones recíprocas la desigualdad psicológica. Las personas que han sentido su superioridad sobre los demás, consideran que tienen derecho de exigir la obediencia completa de su prójimo, y simplemente "presionan" los circunstantes por sus propias pretensiones, privándoles de su derecho de la Opción y el acto de voluntad. Cuando la persona está llenada con la humildad, percibe a cada uno, como si eso fuera un niño o un adulto, como a su igual, cualesquiera pretensiones de las personas pierden simplemente el sentido – entre ellos se forman las relaciones recíprocas armoniosas, el buen entendimiento, la ayuda mutua, el respeto del derecho de la Opción de los demás. Solamente en este caso entre las personas se edifican las relaciones recíprocas ideales.

En el socium se formó una posición, cuando la persona puede sobrevivir, sólo recibiendo la ayuda y los bienes de otras personas. Para esto es necesario elevarse sobre ellas, habiendo entrado en la vertical imperiosa, en la jerarquía de iglesia, la bohemia artística o, al caso extremo, habiendo aprendido a aplastar moral o intelectualmente. Cuanto más subordinados, o el rebaño, o los adoradores hay bajo de ti, tanto más “bien” recibirás. Como usted puede ver, la igualdad social y los derechos humanos en el socium solamente son declarados, porque no pueden ser observados en general. Es porque aquí es saludada la unanimidad de las opiniones, junto a la asociación alrededor de la idea general, cuando la opinión propia no existe, por razón de la ausencia del mismo proceso pensador (la interpretación crítica).

En el Mundo Tenue todo es al contrario. Allí hay una jerarquía de la subordinación, pero no hay vertical imperiosa, es posible unir a la gente por el interés a sí mismo como al Individuo durante la comunicación no oficial. Así, la gente vota por la idea evolutiva de buena gana, y lo que es involutivo – allí no se habituará. Precisamente por eso el estilo semejante de las relaciones recíprocas debe ser inoculado a la persona en la Tierra. Con eso el que es débil de espíritu debe mostrar en el plazo bastante corto su comprensión de la realidad, habiendo transformado la Conciencia y la actitud ante la Vida, comprender que debe formarse a sí mismo. Tiene que reconocer que el potencial del Espíritu se aumenta solamente así.

La delicadeza ayuda a comprender los problemas de otra persona, y la compasión – prestarle ayuda con el consejo o el asunto. La discreción ayuda a la persona que no caiga en tentación de usar su bondad de usted sin necesidad. Todas las cualidades indicadas más arriba son interdependientes y trabajan en la unidad uno con otro. Su desarrollo en sí mismo es necesario, son poco visibles en el perfeccionamiento individual, pero adquieren la importancia enorme para la vida en el sistema de las personas. La presencia o la ausencia de las cualidades semejantes indica a la conformidad o no la conformidad de tal sistema a las tareas del Mundo, al grado de su harmonía.

La cualidad importante para cualquier persona es la capacidad de orientarse en la realidad vital y la habilidad de encontrar la salida favorable para usted de cualquiera situación insoluble. La colocación correcta de las prioridades en la opción entre la realidad y los deseos le ayudará a usted a adquirir la cualidad semejante. Muchos tendrán que de nuevo aprender la habilidad de vivir, del cero, habiéndose transformado a sí mismo por completo. Esta causa hace al Sistema de la Armonización, según su idea, inaccesible para los que no desean aprender de la vida, estando en la pose de alumno ante los circunstantes – sus maestros, por medio de los cuales se realiza la vida misma. Es necesario aprender a la habilidad de vivir en el Sistema de las personas, edificar con ellas las relaciones recíprocas correctas. Con eso se acaban las funciones de las primeras siete partes del Sistema.

Quien comprenderá la idea expuesta en los libros de “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” y en el “Sistema de la Armonización de la Persona”, aquél recibirá los resultados buenos en la asimilación de las primeras siete partes. A tales personas se les abrirá la posibilidad del perfeccionamiento ulterior a través del Sistema de la Armonización que consiste en el acceso a sus estructuras más tenues, a saber – a la transformación de los programas del Espíritu. Estos conocimientos son dados solamente al que los ha merecido del Universo, en caso contrario la perspectiva del desarrollo del Espíritu se cierra, y la persona de nuevo se encuentra en el mundo de las ilusiones propias. Para de nuevo tomar el camino del perfeccionamiento espiritual, serán necesarios muchos esfuerzos, antes de que convenzas a Dios y el Universo para que abran la perspectiva de tu Evolución espiritual. A propósito, el Espíritu Santo es un corazón del Alma de Dios, la que guarda en sí el paquete completo de los programas de la Idea de la Vida del Mundo. ¡Él baja solamente al que a costa de los esfuerzos enormes se ha acercado a la posibilidad de comprender y aceptar la Idea misma, habiéndola hecho su sentido de la vida!

A medida del perfeccionamiento de la persona, cada vez más corresponde a las exigencias del Mundo, le se transmiten los nuevos conocimientos, y habiéndoles comprendido, la persona mejora sus cualidades físicas y espirituales, y junto con ellas se mejora la calidad de su vida y el carácter de la interacción con ella.

Las personas con el Espíritu débil pueden no querer luchar con las dificultades que surgen en este camino. La causa principal es el potencial bajo del Espíritu, y, por consiguiente, el nivel bajo de la comprensión de la vida real. Esperan el milagro que les será llevado por alguien, mientras que sea necesario aspirar a hacerse digno de lo que tal milagro pueda llegar. En la solución de sus problemas confían en unas tecnologías especiales, perfectas, por completo habiendo excluido de su Conciencia y la vida la necesidad de la Evolución. Según su opinión, la fuente básica que satisface sus problemas, es lo Absoluto; recibirán el acceso a Él como resultado de la aplicación de algunas tecnologías únicas. Y hablando sobre lo Absoluto, tienen en cuenta la energía despersonalizada del Mundo. Le aspiran a conectarse a Él con un objetivo – recibir la fuente de la energía gratuita, de la fuerza de tracción, con cuya ayuda como si es posible resolver absolutamente todos los problemas. Ya que el yoga, el Chi Kung y otras prácticas antiguas fueron creados mucho tiempo antes del recibo del acceso de la persona a las energías Yin – Yan del Mundo, ellas daban la posibilidad de trabajar con las energías condicionalmente "puras”, dejando a un lado el componente informativo. Las personas, de ningún modo no poniendo en duda, han decidido que tal energía pura es lo Absoluto.

Sin embargo, mencionábamos más de una vez que la información separada de la energía, como además – la energía sin información, en la naturaleza no existe. Las personas en la Tierra consideran equivocadamente que el Fundador tiene los regalos muchísimos, y que las energías – mucho mejor; sin embargo, esto de ningún modo es así. La energía del Universo es un producto corporativo como “aleación” de la energía mental de todas las Personas del Mundo que tienen la tendencia evolutiva de la Conciencia. Significa, esta energía creadora, como el producto informativo, está rigurosamente limitada y puede ser reprogramada completamente a la destrucción. Que esto no ocurra, el Fundador ha previsto el mecanismo que no permite que en las capas tenues del Mundo entren las personas con la Conciencia involutiva. Para este objetivo sirve la selección involutiva cruelísima de las personas en la Tierra.

En el momento de bajar el telón reconciliaremos a los aficionados emocionables a cogernos por la palabra a nosotros. Más a menudo nos acusan de la violación de los derechos humanos, la que se ha expresado en lo que hemos llamado a las personas-biorobots (y esto es el 90 % del electorado) como “portadores de los programas destructivos falsos hasta la médula”. ¡Cómo pueden ser llamadas “destructores” las personas, cuya mayor parte son los ciudadanos que observan las leyes y que creen en Dios, que no tienen ningunos indicios de la agresión? Lo explicaremos con un ejemplo concreto. En el socium hay un contingente poco numeroso, del "mundo criminal”. Estos hombres no simplemente creen en la existencia de las leyes estatales, sino también saben que ellas existen. Solamente consideran que hay unas leyes para cualquiera, pero no para ellos. La sociedad tiene tales en el aislamiento riguroso – en las cárceles y las colonias, ya que la sociedad con sus leyes y la moral no ha encontrado el lugar en su mundito. Estas personas han hecho la selección, pero sin interpretación, en los límites de su ego, habiendo menospreciado los intereses de todo el Sistema (el socium), que para ellos es la fuente de la vida.

Y ahora imaginemos al instante la colectividad pasmosa (por su cantidad) del Universo, que se somete también a las Leyes simples, pero rigurosas y duras, que no pueden ser transgredidas por nadie. Notemos que en este caso no se trata de la fe en las Leyes, sino de la necesidad de observarlas, aceptándolas como la guía estricta para acción. A juzgar por lo que la población de la Tierra en las escalas del Universo – es un grano de arena, que además está en el aislamiento riguroso, la comunidad del Universo se refiere a nosotros con una gran atención. Ya que para hacerse el destructor, no es obligatorio declarar la guerra a alguien y ocuparse de la matanza, simplemente basta no observar las leyes y las normas de la moral de la mayoría, de ese modo liquidando todos en escala de su propio Universo Virtual que, en realidad, hay una privación del derecho a la vida.

Lo mismo ha ocurrido con la Humanidad, cuyo potencial destructivo de la mayor parte se expresa en el desacuerdo con el hecho que en el Universo hay unas Leyes, en cuya existencia debemos no simplemente creer, sino observarlas estrictamente. Se guía además por el escepticismo profundo acerca de la misma posibilidad de la existencia del Mundo poblado por las Personas, que son conducidos por los Dioses.

Lo que creemos en Dios y en algo más allá de los límites, hasta no tratando componer el cuadro general para comprender el sentido de la existencia y las Leyes del organismo enorme (cuya partícula somos) no es otra cosa sino la renuncia que Ellos tengan el derecho a la Vida en el Universo Virtual de cada uno de nosotros. Con eso, por si acaso, cada uno quiere ser significativo para Dios, “creyendo” en Él.

Y ahora imagínese usted mismo: el Universo está gobernando por la Ley de la Unión. Esto significa que el Universo Virtual de cada uno de nosotros y el Universo real de Dios no deben distinguirse mucho por su contenido. Por lo menos Dios en el Universo debe tenernos, reales, en carne y hueso, en vez de en la fe hipotética, así como en nuestros Universos Virtuales debe vivir Dios real, junto con las Personas del Mundo Tenue. Solamente en este caso los Universos se reunirán en el espacio único. Si resultarán los antagonistas no unibles, la selección es inevitable. Ya que la selección del Universo de Dios, como la base de la Vida, es imposible en general, se separarán las personas con sus programas cosmovisivos incorrectos – los Universos Virtuales. En nuestro caso, "incorrecto" se lee como “falso”, ¡lo qué se debía demostrar!

El cuadro general del Universo con Sus Leyes y la parte práctica, que permite armonizarse a sí mismo con el organismo del Universo, hemos dado. Ningunas objeciones que todo es así en realidad – todavía no han resonado, pero las unidades se deciden a aceptarlo como la guía estricta para acción, nadie es echado del universo Virtual,. Todos quieren edificar su Universo individual, pero sólo que Dios bajo él adapte los parámetros de Su propio Universo, ¡y no de otro modo! Y mientras tanto, el volumen de la Conciencia de la persona moderna, libre en el 95 – 98 %, está reservado precisamente para formar el cuadro general del Universo, las Leyes y los principios de Su funcionamiento. ¡Cualesquiera tentativas de llenar esta reserva con algo otro acabarán mal, y la información que ha caído allá está bloqueando, a expensas de la quema de la energía mental de la persona que produce tal concepción del mundo!

Los lectores a menudo hacen las preguntas sobre la injusticia escandalosa en la distribución de los bienes terrenales. Para merecerlos del Mundo, es necesario tener los programas del Espíritu, aunque no sean sincrónicos a los programas del Mundo, sino por lo menos que no les contradigan a ellos. Pero la mayor parte de las personas en la Tierra, las que viven en el lujo, recibe las montañas de oro por lo que ayudan a llevar las Almas inestables a la involución, por que un favor inapreciable al Mundo. Para aprender a reunirse conscientemente con los programas del Mundo y Dios, es necesario tener en cuenta que el Mundo retribuye a cada uno según la calidad de sus programas. Si el producto informático presentado por la persona al Campo tiene una tendencia destructiva, involutiva, ella será dejada dentro de los límites de la Noosfera (en las almas en pena), cumpliendo la función de la selección. Si los programas representan el interés indudable para la Evolución del Mundo, serán aceptados seguramente por el Campo Infoenergético a la realización inmediata en las escalas de todo el Mundo. 

Para aquéllos de ustedes, respetados lectores, que quieren saber sobre todo esto más detalladamente y conocer el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud en la práctica, les damos a ustedes nuestros requisitos:

Las direcciones electrónicos (e-mail):

om@om3.org, system@om3.org, system.om3@gmail.com

¡atención! Quién se interesa por el Sistema de la Armonización de la Persona le pedimos indicar en la carta el país (la región, la ciudad) de su residencia.

A más de cuatro libros de la Doctrina Secreta (The Secret Doctrine) les invitamos a ustedes a mirar la película “El Secreto” de los autores americanos http://thesecretfilm.ru/ .

Esta película en realidad es una publicidad de nuestros libros. Apareció dos años después de la publicación del primer libro de la Doctrina Secreta en inglés. Los hombres emprendedores, habiendo aprovechado su idea, han tenido prisa para hacer de ella la panacea de todas las desgracias y las desdichas. Estimado lector, le aseguramos que la película dada no puede ser en absoluto como la base para los entrenamientos prácticos; lo que quiera que se diga allí, le repetimos una vez más que es solamente un spot publicitario hermoso. ¡Tanto como el primer libro de la Doctrina, muestra los resultados del trabajo del pensamiento, pero no indica cómo es posible asimilárselo (no habiendo consultado un santoral – repicamos las campanas3)!

Le advertimos una vez más de la pasión irreflexiva por el estado “eureka” solamente porque, teniendo la Conciencia orientada hacia el recibo del milagro en la búsqueda de las vías fáciles del control de las fuerzas de la Vida y el Universo, habiendo aprovechado la película "El Secreto", como único modo posible para realizar sus deseos secretos, en ese caso usted caerá en la Involución. Preste atención que la película salió dos años después de la publicación de la versión inglesa del primer libro “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis”. ¿Qué esto significa? Es necesario saber las reglas de la interacción con el Campo Infoenergético del Universo para ver – ¿de quién son las orejas que aquí salen?

La peculiaridad del Universo es tal que, habiendo dado la teoría y la práctica de la Evolución de la Conciencia a modo de la Doctrina Secreta y el Sistema de la Armonización, los que indican a la gente el único camino hacia la Vida, el Universo en el acto crea la teoría análoga de la Involución que lleva al callejón sin salida, a la trampa siguiente para protegerse a sí mismo de las personas que tienen intenciones no muy plausibles (muchos son los invitados, pero pocos los escogidos4).

Cualquier teoría de la Evolución de la Conciencia está vinculada al desarrollo del pensamiento y la razón; da los pasos consecutivos prácticos para lograr lo deseable. Precisamente ello está dado en nuestros libros de la Doctrina y en el Sistema de la Armonización de la Persona. Habiendo echado una de las etapas sobre este Camino, usted recibirá el resultado absolutamente otro que esperaba. En la película "El Secreto" están escondidos de la gente no un paso, sino algunos tales pasos. Por eso, si usted aprovéchala como la dirección a la acción, caerá directamente a la Involución. ¿Por qué somos tan seguros? Lleguemos a comprenderlo.

En la película están indicados tres pasos obligatorios para recibir los bienes del Universo, ellos son:

– su demanda de usted al Campo sobre la necesidad de la solución del problema;

– el recibo de la respuesta del Campo con la solución acabada;

– la sensación de la posesión por el resultado final y la fusión con él por los sentimientos.

¿Cómo usted, el que ha leído los libros la Doctrina Secreta, piensa – son suficientes las etapas indicadas que la persona pueda recibir de la Vida los bienes materiales, la felicidad y la prosperidad? Esperamos que usted es bastante sabio y dirá “no". Porque si la persona recibe del Universo la vía a la panacea y la solución de todos sus problemas, el Mundo (la Razón Universal) será un rehén de la razón imperfecta del ser humano. Dios y el Universo pueden abrir sus misterios a aquél de quien están seguros y no dudan. Tal hombre puede ser solamente el que en la práctica cumple las Leyes de la Moral, fue comprobado por el dinero y el asunto común, habiendo conservado además la fidelidad al Camino escogido. Todo otro que está fuera de los límites de lo indicado – es un cebo siguiente y una trampa, con el fin de la eliminación de la Vía Evolutiva las personas que tienen las ideas sucias, quien no desea desarrollar su Conciencia, la fuerza del pensamiento y la Razón.

Desde el momento del surgimiento de nuestra demanda sobre el conocimiento de los misterios de la “estructura de la Vida”, sobre los misterios de la Vida y la Muerte, en respuesta a cada nuestro paso en esta dirección, el Mundo apasiona a las personas desdichadas por las teorías involutivas de todo género. Por ejemplo, la teoría de la programación lingüística, las lecciones del control de la razón según el método de Silva, la posibilidad de dirigir la Mer-Ka-Ba de la Tierra con la ayuda de “La Flor de la Vida” de Druvalo Melchizedek, etc. ¿Qué es un resultado de la pasión por estas teorías y las prácticas? Lo único que la gente ha podido inventar – crear en base de estas doctrinas el ídolo siguiente para la adoración, el que no tiene ninguna relación a la encarnación práctica de las ideas del ser humano.

Note que de nuevo hacemos todo para destruir sus ilusiones de usted, las cuales son como la consecuencia de la Conciencia y la razón durmientes, ellas no son capaces de resolver los jeroglíficos semejantes. Nuestra tarea es retenerle en la realidad, indicar las vías reales de la solución de los problemas, habiendo evitado las tentaciones de todo género. Llamamos una vez más: “¡¡¡No haréis para vosotros ídolos de la película "El Secreto"!!! Su destino es recordarle, cuando su Conciencia de usted se olvida, de vez en cuando, la fuerza del pensamiento y su papel dirigente y no más de ello.

La Conciencia echa al olvido lo que esta película no será usada en la práctica, cuyos resultados son poco visibles o hay que esperarlos un tiempo. El interés de la Conciencia por la teoría y la actividad se pierde en seguida, y por eso la persona, no habiendo esperado el resultado, en el acto se aficiona por una nueva teoría, habiendo traicionado de ese modo su propio deseo, su demanda. Es natural que la realización de la demanda se para y la persona tiene que empezar a partir de cero. Pero para que ello no ocurra, la Conciencia de vez en cuando tiene que recordar que por su pensamiento usted había adelantado la demanda para la realización.

Nuestro ruego insistente – indique su país de residencia.

 


1 también San Agustín o Agustín de Hipona es (junto con S. Jerónimo, S. Gregorio y S. Ambrosio) uno de los cuatro más importantes Padres de la Iglesia latina.

2 Claude Adrién Helvétius (1715 – 1771), un literato y un filósofo-materialista francés; un ideólogo de la burguesía francesa de la época de la Educación.

3 el proverbio ruso.

4 Mateo, 22 : 14.

 

Atrás... Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007