El sentido y la ideología del desarrollo Evolutivo

Capítulo tercero

¿De qué la persona debe irse?

La vida tiene precisamente aquel valor
de que queremos dotarla. 

 Ingmar Bergman[65]

Vivir – esto equivale a que amar:
Todas las razones sensatas son contra ello,
Pero todos los instintos sanos son por.

Samuel Butler[66]

El sentido y la ideología del desarrollo Evolutivo

Totalicemos los conocimientos que ustedes han adquirido como resultado de la lectura de nuestros libros de “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis”.

Ustedes han conocido que el Movimiento es la base de la Vida. Es propio a todos los procesos del Universo, incluso el Alma de cada uno de nosotros. En razón de la dirección, el movimiento del Alma (el cambio del estado), se llama la Evolución o la Involución. La Evolución está vinculada a la acumulación en el Alma de los programas creadores que abastecen su vitalidad y la posibilidad de tomar conciencia. La Involución está vinculada con la acumulación en el Alma de los programas que la destruyen, con la pérdida de la autoidentificación (la posibilidad de tomar conciencia).

La Evolución y la Involución son dos estados del Alma entre los cuales se desarrolla el proceso del conocimiento, de la comprensión y la identificación propia. La capacidad del Alma de identificarse consiste en lo que ella, por medio de la actividad práctica y la posibilidad de tomar conciencia, determina la participación en el proceso vital y a través de los conocimientos adquiridos perfecciona (desarrolla) la Razón Universal.

Precisamente por eso las Almas de las personas oscilan constantemente entre la Involución y la Evolución, desviándose ora hacia una parte, ora hacia la otra. El índice de la desviación son la salud y el bienestar (la cualidad de la vida de la persona), también la presencia o la ausencia de la influencia del Karma.

El rasgo característico para la Evolución es la interacción de todos los procesos en la dependencia rigurosa proporcional, el movimiento de un estado menos perfecto hacia un más perfecto, la aspiración al punto del equilibrio (a la armonía), el brillo de las imágenes y las formas. La Evolución es un proceso dinámico que se desarrolla constantemente, es el mundo de la realidad. 

Para la Involución es característica la infracción de la interacción de los procesos, su aislamiento uno de otro, la dispersión, la parada del movimiento, la ausencia del punto del equilibrio, la vaguedad de las imágenes y de las formas. En ella el movimiento se realiza de unas formas más perfectas a menos perfectas. La Involución es un proceso amortiguado que es reemplazado con la estática. Es el mundo de las imágenes aparentes, de las ilusiones y del engaño, porque en la vaguedad de las imágenes es posible crear cualquier cosa deseable a la imaginación, la que de ningún modo se empalma con la realidad.

La persona puede encontrar su lugar en la Vida, entonces, en el Universo, solamente por medio del desarrollo evolutivo, en caso contrario es tachada de la lista de la Vida, y su Alma se va a la Inexistencia.

También ustedes han conocido que:

1. No es posible entrar en la Evolución, no habiendo eliminado en sí los estereotipos y el egocentrismo. Ustedes saben que el Universo tiene la multitud de partes de su manifestación (multidimensionalidad). Cada una de ellas debe ser manifestada, materializada, reconocida y fijada en el Campo Infoenergético. La persona realiza todos los planes del Universo. El Universo mete cada tarea concreta (necesaria para la realización en el período dado de su existencia) en el Alma de la persona preparada para el renacimiento en la Tierra. Es natural que cada Alma tiene sus tareas individuales. De ahí resulta que no hay personas completamente idénticas. Todas ellas se distinguen una de otra por la individualidad y las tareas de su realización. 

Para solucionar una tarea el Universo deja salir la cantidad determinada de las Almas que tienen el grado diferente de la participación en su solución. Es natural que más desarrolladas, las que tienen mayor experiencia evolutiva, como si sean designadas por el Universo responsables de la ejecución de esta tarea. Unas Almas menos expertas llevan los programas que obligan sus portadores a tomar parte en la realización de aquella tarea, que está cosida en su portador general. La astucia del Universo consiste en lo que la persona en su desarrollo evolutivo debe encontrar, por medio de la puesta en marcha del pensamiento (del neocórtex), el portador de la tarea principal – él que le es necesario a ella, y, habiéndose con él, realizarla. Además la persona adquiere una rica experiencia evolutiva y en su Evolución sube a un escalón superior de su desarrollo. Vale decir, el Universo puede permitirle a elle solucionar unas tareas más responsables. Pero, mientras no lo hay, tenga la bondad de no infatuarse, haga de alumno.

Reconozca que en la naturaleza el orden de las cosas es inquebrantable, todas las Almas llegan a nuestro mundo y cumplen sin rechistar los programas traídos por medio de la solución de las tareas cotidianas. Es solamente un criterio de la perfección de los programas del Alma (absolutamente de todos sus propietarios, de un corpúsculo hasta un hombre) – la posición entre sus semejantes determinada durante la autorealización junto a la solución de las tareas de la comunicación y la supervivencia. Tratar de determinar o afirmar el lugar y el papel por otro lado, en el marco del mundo material limitado, es una absurdidad. “Todos los hombres son hermanos, pero no todos en razón”.

Esperamos que ahora esté claro, ¿por qué la humildad espiritual y la moral tienen tan gran importancia para el Universo? Las personas llenas del orgullo, los estereotipos, con la autoapreciación aumentada y la aspiración a cargarse a sí mismas las funciones les impropias, o con el deseo de no saber nada, – ellas violan todos los planes y las tareas del Universo. Es natural que esté obligado a corregirlas.

Lo dicho se confirma de un modo imprevisible:

Lo que ustedes han hecho con la música – es asombroso. ¿Un poco la han tratado? ¡Gracias por esta alegría![67]

La búsqueda del Maestro según el entendimiento y el deseo por medio de las emociones lleva de la solución de la tarea que también provoca la corrección kármica. Es necesario buscar no al Maestro que les llevará a ustedes a algún lugar, sino a las personas afines en el Espíritu (en las tareas iguales) para unirse con ellas en el Sistema y por la colaboración en él realizar la tarea marcada por el Universo ante usted a través del portador principal. Y la tarea del Universo es el enseñar a las personas a Vivir así que puedan resolver sus problemas principales: la salud, las relaciones recíprocas armoniosas con la gente y abastecerse de todo lo necesario para la vida.

En realidad lo siguiente tiene lugar. Habiendo encontrado (en concordancia con las emociones) el Maestro o la teoría conveniente, habiendo tomado esta doctrina como base (en realidad, habiendo juntado su campo holográfico con el campo del ídolo), la persona puede disolverse con facilidad en él, si estos campos no coinciden según sus características de frecuencia. Por todo la persona en vez del desarrollo espiritual se degrada. Su Conciencia cae bajo el poder del ídolo y ya no parece posible escaparse de este poder. La energía mental del ídolo realmente chupa de esta Alma toda la energía necesaria para la vida y la Evolución, habiendo dejado solamente la envoltura exterior que no es necesaria para nadie. 

Usted preguntará, ¿cómo puede ser, ya que Dios y el Universo aman a todos? Sí, aman, solamente Les son necesarias las personas pensantes, correspondientes a las exigencias de la Evolución y la Vida. Si usted encuentra que ya sabe todo el mundo, sea tal. Significa, la vida ejemplificará, según su ejemplo de usted, a alguien qué es esto – ser un “sabelotodo”. Destacaremos una vez más que para Dios y el Universo no hay lo bueno ni lo malo. No hay el Bien ni el Mal, hay solamente una Evolución y la conformidad a Ella. Para hacer pensar, es indispensable que sean la tentación y la lucha contra elle. Aquí la Vida misma le tienta a usted con diferentes subterfugios maravillosos y los “axiomas” irrefutables de la Noosfera. Usted sentirá la tentación hasta que aprenda a pensar y dirigir sus emociones de usted.   

2. La persona debe organizar su Evolución de ella, habiendo desarrollado su proceso y manteniéndolo. Se puede organizar cualquier proceso, si crear para él el continuum témporo-espacial, habiendo abastecido su Triplicidad.

3. Se puede mantenerse en el camino evolutivo del desarrollo, solamente habiendo aprendido a observar las Leyes de la Moral, la Ley de la Unidad con las personas, con Dios y con el Universo, por medio de la observación de las Leyes omnipresentes de la Conservación propias a los procesos mentales así como a los energéticos y los físicos.

Es de destacar una vez más que la Evolución es una Vida, más exactamente, el único camino a la inmortalidad (la Cuarta Dimensión), no limitado solamente por un problema del perfeccionamiento espiritual. Al contrario, el perfeccionamiento espiritual es posible, solamente si su Conciencia de usted toma en consideración los cambios de todo género en todos los aspectos de la manifestación de la Vida. Solamente la Conciencia Abierta puede ser tal. La apertura o el cierre le de la Conciencia se forma por su orientación que depende a su vez de su Opción hecha en favor de la Evolución o la Involución. Primeramente, del momento del nacimiento, cada persona se encuentra en la Involución y solamente a través de la Intención de conocer la Vida, a sí misma, su lugar y papel en ella, la persona debe incorporarse al proceso del desarrollo evolutivo. “Comienzas a hacer vida justa entonces cuando no se quedan las fuerzas ni el dinero para la pecaminosa”.  

La Evolución es un modo de la interacción con el Universo, Dios y la Vida. Querer tomar el camino de la Evolución – ¡eso no basta! El Universo debe persuadirse en su preparación de usted para este paso. Es comprobada cómo usted soluciona los problemas en los aspectos distintos del proceso vital, por qué cualidades interiores se guía  con eso. Solamente él que guarda la fidelidad al camino evolutivo, desarrolla en sí las cualidades espirituales que responden a las Leyes de la Moral del Universo, eliminando en sí los defectos, puede resistir en el flujo del desarrollo evolutivo. La Conciencia desvía fácilmente a los demás al mundo de las ilusiones y la escasez. El primer indicio de la desviación del camino evolutivo es  la manifestación de las emociones, aunque sean las emociones de la felicidad o la euforia. Estos estados crean en el acto la escasez en la Conciencia y la persona se desvía fácilmente de la Evolución.

La persona moderna ha hecho lucidamente esta maniobra. En realidad, se ha ingeniado para quedarse, desde los tiempos primitivos, fiel al encéfalo del mamífero, con el encantamiento perfeccionando en sí el mismo garrote. Lo que él se hico termonuclear, electrónico y reactivo, no cambia su destinación como del instrumento de la influencia destructiva al mundo material. Cuando el único instrumento es un martillo, todos los problemas parecen un clavo.  (A.Maslow[68]).

Todo esto no contribuía ni remotamente a la creación de los programas positivos de la Persona-Creador y a su unión con el Universo. El “garrote” es el mismo indicio y el símbolo del miedo y la vulnerabilidad ante la vida. En la actualidad su potencial ya presenta la amenaza esencial a la naturaleza, al Universo y a la Vida misma. El sentido del Apocalipsis consiste en lo que por medio de la sacudida cambiar la persona de la destrucción a la creación.

Y para esto todos sin excepción tienen que asimilar individual e independientemente en la práctica el curso de las ciencias de la Evolución. La Unión es el objeto más difícil con que todos tropezan, y la mayoría cae en la Involución. Este hecho muestra de un modo evidente, por cuanto todo lo a que la sociedad enseña en la teoría, respecto a la comunicación, el amor a las personas, la naturaleza, diverge de la realidad. La persona nace, vive y muere prácticamente en la soledad, no habiendo conocido todas las ventajas y las alegrías de la vida en la Unión. 

Solamente la Unión con uno u otro proceso en todas sus fases, con las personas que son los participantes del proceso, le permite comprender profundamente la idea y la destinación del proceso, habiendo visto su cuadro general. En este caso es posible dirigir, corregir y doblarlo en caso de la amenaza de la transición del proceso en la fase incontrolable. Es el ejemplo de la conducta de la Persona-Creador.

Y ahora mire a su alrededor y dé por lo menos un ejemplo positivo de la conducta semejante razonable. La persona con las más buenas intenciones ha puesto en marcha una gran cantidad de los procesos, en el acto habiendo perdido el control de ellos. Se puede aducir la multitud de los ejemplos. Han comenzado a acondicionar la vida cotidiana y las condiciones de la existencia – han envenenado el aire, la tierra y el agua por los lanzamientos industriales y los sumideros. Han inventado el motor de la combustión interior – extraen, a quien termina antes, el petróleo – la sangre de la Tierra. Han disociado el átomo – no son capaces de parar la carrera de los armamentos nucleares.

¿Cómo se puede llamar tal conducta razonable (como, además, la persona misma), si, habiendo puesto en marcha cualquier proceso, el creador en el acto se hace su rehén? ¿Pero cómo hay que comprender esto? En realidad, habiendo puesto en marcha cualquier proceso, la persona en cualquier caso se hace su rehén, en el sentido de la dependencia de él, respecto a la unión. ¡Pero la desgracia será para el que, habiendo puesto en marcha el proceso, no lo controla y no sabe que hacer con él después!

Para evitarlo, es necesaria la intuición interior, la sensación interior (el sexto sentimiento intuitivo), que debe ser desarrollada hasta la sensación de los procesos interiores (en el ideal). Luego, por los círculos concéntricos, aprender a desarrollar gradualmente la sensación del medio exterior y las personas circundantes por medio de la interacción creadora con ellas. Ya que todos los institutos de la sociedad, llamando a la unión, llevan a la parte opuesta, tendrá que estudiar esta ciencia del “cero”, en la oposición dura con ellos. “La sal de la vida reside en lo que ella no es el azúcar”.

Precisamente para esto es destinado el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud. ¡No habiendo pasado el objeto “Unión” precisamente en tal consecuencia, es prácticamente imposible de alcanzar la Evolución!

En la actualidad, cuando el hombre envenenó el ambiente de la habitación y se desconectó del Proceso de la Vida, ha caído de él tanto que ha perdido cada comunicación con él. Esto es expresado, ante todo, en la pérdida completa de la sensación de otra persona, esto “derrubió” la Humanidad como el organismo único (la célula del Universo), y ya como la consecuencia – en la pérdida de las sensaciones de sí mismo (de los órganos interiores y las células), es decir la situación no es ni mucho menos ideal. 

Como resultado, la onda de las enfermedades incurables, desde el punto de vista de la medicina, invadió a las personas. ¿Qué debemos hacer, cuando la persona, no habiendo encontrado un momento de ocio para ocuparse de la reconstitución de las sensaciones naturales, se hizo con el cáncer o SIDA? He aquí, entonces, el apoyo de los correligionarios es insustituible. Es necesario un egregor potente que trabaja con las energías de la salud. En resumen, hagas lo que hagas, hace falta ir a las personas para comenzar a asimilar el “instrumental” del Universo del Instrumento № 1 – a modo de la habilidad de sacar la utilidad concreta de la comunicación con sus semejantes. Como ha mostrado la experiencia, todos quien han comenzado la vía a la Evolución del "perfeccionamiento" y “el aumento de la espiritualidad” en la soledad orgullosa, habiendo menospreciado el Instrumento № 1, todos a una se han encontrado en la Involución. 

A pesar de que en nuestros libros sean anotadas detalladamente todas las Vías posibles, suficientes y necesarias, que llevan a la Evolución, son indicados los modos que permiten tenerse en ella, una cantidad bastante grande de la gente prefiere quedarse entre nuestros oponentes o tratan de reunir en sí sus conocimientos viejos de la Vida con aquellos conocimientos que son dados en nuestros libros.

No discutiremos con ellas. Cada persona es libre de tener las miradas y los puntos de vista que le son agradables. Todo depende de quién y que busca. Los errores iluminados por el genio de los grandes maestros con el tiempo se hacen las verdades reconocidas por todos” (Denis Diderot[69]).

Preferimos aprender no de las doctrinas antiguas, vetustas, sino de la Vida, en el aquí y el ahora, cada vez rechazando aquellos conocimientos (liberando el vaso del conocimiento) que han caducado y no se empalman con la Vida. “Hasta la idea más hermosa y potente es completamente inútil hasta que decidamos aprovecharla” (Richard Bach[70]).

Solamente la transformación constante y el perfeccionamiento de los conocimientos da la posibilidad de extender la banda de la comprensión de la realidad, pasando a un nuevo Nivel más alto de la interacción con el Universo. Esto permite cambiar los programas del Alma, perfeccionarlos, dando al Alma el nuevo impulso vital del desarrollo evolutivo.

...En el Universo no hay nada invariable, todo corre y cambia, incluso la Razón Universal (Dios). Su cambio es dado por las personas. Gracias a ellas Dios conoce Su Creación, la perfecciona y Él mismo se perfecciona. En caso contrario la Vida como tal desaparecería hace mucho tiempo. 

La aspiración de la Razón Universal al conocimiento de la Creación y su perfeccionamiento es la condición necesaria del surgimiento de la Vida (del proceso vital), su existencia y su desarrollo. Este programa es metido en el Espíritu de cada persona, y la Razón Universal (Dios) se disuelve en cada uno de nosotros para entregarnos la Razón y la aspiración al perfeccionamiento a través del conocimiento de la Vida, como de la necesidad consciente. 

Destacábamos varias veces que se puede conocer la Vida solamente en la actividad práctica. “Para comprender algo – es necesario hacerlo” (Sófocles[71]).

No es difícil de persuadirse en la variabilidad del Universo. El espacio vital en la Tierra se cambia, su flora y la fauna se cambian. Se cambian los procesos en el cosmos. Se cambia todo lo alrededor, junto a la constancia aparente. 

...“La vida nos arrastra en pos de sí, y nosotros pensamos como si funcionamos independientemente, como si escogemos los conocimientos y los placeres; si observamos más cuidadosamente, sólo somos obligados a cumplir junto con los demás los planes de nuestro tiempo, someterse a sus inclinaciones” (J. Goethe[72]). 

Si todo a nuestro alrededor se cambia, ¿si pueden los Conocimientos recibidos otrora por los antiguos quedarse invariables? Es poco probable. Si hasta ahora no se han cambiado, entonces las personas simplemente en su interpretación no han superado aquel nivel del conocimiento que es dado por ellas. La aceptación de estos conocimientos a modo de la forma acabada del conocimiento de la Vida y de la estructura del mundo para el proceso del conocimiento de la persona, entonces, para su Evolución.

Se puede durante los años, por un modo alejado de la vida, juzgar abstractamente sobre la Dualidad y la Triplicidad, su presencia o su ausencia de ellas, sobre la autosuficiencia de estos estados, sobre la existencia de la Tranquilidad o su inadmisibilidad, – todo esto es una demagogia continua y no más. 

La mejor argumentación de estos estados es la Vida misma en su aplicación práctica. Solamente en la práctica nacen los conocimientos verdaderos de la Vida y de la estructura del mundo. Para la argumentación práctica de las bases globales de la estructura del mundo no es importante la presencia o la ausencia de una de ellas, es importante el conocimiento – ¿cómo la persona debe cooperar con aquel estado con que era empujado por la Vida, qué conocimientos adquirirá con eso y cómo además se cambiará el estado de su Alma? Esto será su Evolución consciente. Habrá en caso contrario una Involución – el movimiento a la parte opuesta de la Evolución.

Maestro, ¿quién fue tu maestro? (la parábola sufí)

Cuando el gran místico sufí Hassan se estaba muriendo, uno de sus discípulos le preguntó:

– Maestro, ¿quién fue tu maestro?
– Tuve centenares de maestros, – fue la respuesta. – Si tuviera que decir el nombre de todos ellos me llevaría meses, tal vez años, y aun así terminaría olvidando algunos.
– Sin embargo, ¿no hubo alguno de ellos que te marcó más que otros?

Hassan pensó un minuto, y dijo:

– En verdad, existieron tres personas que me enseñaron cosas muy importantes.

El primero fue un ladrón. Cierta vez yo me había perdido en el desierto y sólo conseguí llegar a mi casa muy avanzada la noche. Había dejado mi llave con el vecino, pero no me atrevía a despertarlo a esa hora. Finalmente encontré a un hombre a quien pedí ayuda, y él me abrió la cerradura en un abrir y cerrar de ojos.

Me quedé muy impresionado, y le pedí que me enseñara a hacer aquello. Él me dijo que vivía de robar en las casas, pero yo estaba tan agradecido que lo convidé a pasar un tiempo conmigo.

Durante un mes durmió bajo mi techo. Cada noche salía y comentaba: “Me voy a trabajar; continúe con su meditación y rece bastante”. Cuando volvía, yo le preguntaba siempre si había conseguido algo, y él invariablemente me respondía: “No conseguí nada hoy. Pero si Dios quiere, mañana lo intentaré otra vez”.

Era un hombre contento, nunca lo vi desesperarse por la falta de resultados. Durante gran parte de mi vida, cuando yo meditaba sin que me sucediera nada, muchas veces estuve cerca de una depresión total. Pero en esos momentos yo me acordaba de las palabras del ladrón: “No conseguí nada esta noche pero, si Dios quiere, mañana lo intentaré otra vez”. Eso me dio fuerzas para seguir adelante e insistir en la meditación.

– ¿Quién fue la segunda persona? – preguntó el discípulo. – Fue un perro. Yo estaba yendo en dirección al río para beber un poco de agua cuando el perro apareció. Él también tenía sed. Pero cuando llegó cerca del agua vio a otro perro allí; que no era más que su propia imagen reflejada.

Tuvo miedo, se alejó, ladró, hizo todo para alejar al otro perro. Pero nada sucedió, es claro. Finalmente, como su sed era inmensa, resolvió seguir adelante y se tiró dentro del río: en ese preciso momento la imagen desapareció. Así entendí que cualquier obstáculo puede ser vencido cuando lo enfrentamos.

Hassan hizo una pausa y prosiguió:

– Finalmente, mi tercer maestro fue un niño. Caminaba en dirección a la mezquita, con una vela en la mano. Yo le pregunté: “¿Tú mismo encendiste esta vela?” y me respondió que sí. Como me preocupa que los niños jueguen con fuego, insistí “Chico, hubo un momento en que esta vela estuvo apagada. ¿Podrías decirme de dónde vino la llama que la ilumina?”

El niño rió, apagó la vela y me preguntó a su vez: “Y usted, ¿me puede decir a dónde fue la luz que estaba aquí?”

En ese momento me di cuenta de lo estúpido que había sido. ¿Quién enciende la llama de la sabiduría? ¿A dónde va ella? Comprendí que, al igual que aquella vela, el hombre carga en ciertos momentos en su corazón el fuego sagrado, pero nunca sabe dónde fue encendido. A partir de ahí, comencé a comulgar con todo lo que me rodeaba: nubes, árboles, ríos y bosques, hombres y mujeres.

En realidad estudiamos de otras personas, solamente no lo notamos y no sabemos, porque para nosotros este tipo del estudio es natural. Es eficaz especialmente en el asunto común. “No hay mejor escuela y más útil que la comunicación con la gente” (L. de Vauvenargues[73]).

¿Por qué esto es tan importante? Cuando la persona en su asunto está aislada de otras personas o su asunto de ella es sólidamente aislado de la influencia de las personas extrañas, tales nociones como la Dualidad, la Triplicidad, la Vacuidad resultan imprecisas, no concretas y como si desaparecen, son propias solamente del mundo exterior, sus procesos físicos que de ningún modo conciernen la persona. “Bajo el autoaislamiento de la persona es fácil descubrir un fundamento de la ambición y la vanidad” (Alfredo Adler[74]).

Al mismo tiempo la persona misma, aislada de las personas, privada de la dinámica de las relaciones recíprocas con ellas, es neutral en sus cualidades espirituales. No tiene la necesidad de ser buena o mala. Le es propia la pacificación. Entonces se puede juzgar de esa manera: “La Dualidad es una noción subjetiva, de valoración. Cuando comprendes que la dualidad es autosuficiente naturalmente, es imposible evolucionar, quedándose en los límites de la comprensión doble”.

En realidad, en la comprensión de la persona la Dualidad resulta autosuficiente, pero es necesario conocerse a sí mismo de algún modo, ya que le es propia la Evolución, ¿solamente cómo se puede hacerlo, si su conocimiento en este caso es también autosuficiente (final)? Debe existir un mecanismo que saca la persona del estado de la autosuficiencia. Este mecanismo es el Alma perfecta. Precisamente ella incita la persona al conocimiento. 

Pero para conocerse a sí mismo, son necesarios los conocimientos. ¿Dónde tomarlos? Y a esta pregunta las obras esotéricas dan la respuesta: “Aprende a salir del cuerpo, dirige tu Alma perfecta en los mundos diferentes, más desarrollados, donde hay todos los conocimientos necesarios para ti, y conocerás las posibilidades de tu cuerpo”. Muchas personas aficionadas por el perfeccionamiento aspiran a asimilar las metodologías que permiten salir del cuerpo y viajar a otros mundos, no sospechando cómo tal empresa puede acabar para ellas. “Nadie puede conocer el Cielo sin lo concedido por el Cielo. Y nadie encontrará a Dios, si no es la parte de Su Esencia” (Émile Zola[75]).

Por eso, aspirando a los vastos espacios  infinitos del Universo, tratando de encontrar allí lo que no ha encontrado en la Tierra en Aquí y Ahora, y seguramente en la actividad práctica, usted encontrará el reflejo completo de usted mismo, de su Esencia de usted. Es necesario buscar las respuestas en la vida real y indispensablemente en la Tierra. “Los sueños de los débiles es la fuga de la realidad, el trabajo de los fuertes forma la realidad” (Józef Bester[76]).

Conforme a las obras esotéricas, el Alma es perfecta y ya es realizada, se reconoce a sí misma completamente y dirige la persona. ¿En qué entonces consiste el sentido de su Evolución? Resulta que para perfeccionar su cuerpo que sea inaccesible a ningunas influencias exteriores.

Nos acordemos la historia del Oriente en el que han nacido los conocimientos esotéricos dirigidos al conocimiento de las posibilidades potenciales del cuerpo. Esta historia está vinculada a las guerras crueles, sangrientas. De la resistencia y la maestría del ejército dependía el destino del estado feudal y de su emperador cuya vida se consideraba sagrada y era necesario guardarla en todos los sentidos. Muchas prácticas orientales han nacido así – Chi Kung, el Wushu, el Aikido, el Bushido, etc. A los habitantes antiguos orientales les era suficiente conocer las posibilidades de su cuerpo en la estática, es decir sus posibilidades potenciales.

Es importante comprender que todos los conocimientos recibidos por la persona están vinculados a su actividad práctica. Presten atención que en Egipto Antiguo, gracias a las condiciones naturales aislado de otros estados, no había necesidad de desarrollar las posibilidades potenciales del cuerpo, le eran necesarios los conocimientos de otro tipo. A Egipto le eran necesarios los conocimientos de la dirección de las fuerzas de la naturaleza para llamar la lluvia a tiempo, reducir la estación de la influencia del desierto al oasis de vida. Los egipcios recibían estos conocimientos. Sobre ellos también es compuesta la multitud de los mitos y de las leyendas. 

También presten atención a lo que al desarrollo ulterior de la Vida de las personas no le han sido necesarios conocimientos de las posibilidades potenciales del cuerpo de la persona ni de la dirección de las fuerzas de la naturaleza, porque a la Humanidad le han sido necesarios los conocimientos de las leyes físicas de la naturaleza y su aplicación en la actividad práctica que contribuía al progreso tecnológico de la Humanidad, al desarrollo de su Conciencia y pensamiento.

¿Meditaban ustedes alguna vez – por qué todos los procesos vitales pasan en la dinámica (en la Triplicidad), y la persona coopera con estos procesos en la estática, percibiendo sus cantidades discretas (en la Dualidad)? ¿Por qué recibimos solamente aquellos conocimientos del Universo que son necesarios para la vida?

Todos que conocen la programación saben que un programa compuesto por un programador primero es ajustado en el régimen de test, paso a paso, especialmente si este programa tiene el algoritmo difícil. 

Algo análogo pasa también con la persona. El objetivo de su vida es crear el programa informático (el software) del Alma en tal aspecto que él pueda dirigir todo el proceso vital. Es imposible de admitir la persona a la dirección de los procesos difíciles dinámicos en seguida, por eso su Alma pasa la experiencia en el régimen estático, paso a paso, estudiando crear y corregir los programas espirituales aquí, en la Tierra.

Si la persona pasa con éxito el Nivel más inferior de la preparación, sus posibilidades en la creación del el programa informático, útil para la aplicación en la dinámica, se extienden. La persona aprende a abastecer la dinámica del el programa informático que elle ha creado para sí misma. El grado superior del desarrollo de la persona es el empalme de su programa informático con todo el proceso vital del Universo. El desarrollo semejante pasa gradualmente, del Nivel al Nivel, y cualquier aspiración a pasar por encima del escalón es preñado de consecuencias. 

Alguna Idea aceptada por la persona como guía para acción, la interpretación de los modos de su realización, la corrección de los resultados de las acciones con los procesos naturales vitales componen su programa vital. La comprensión de este programa crea la imagen de aquella Idea que la persona aspira a materializar por su actividad. Su vitalidad (por cuanto el programa o la Idea son aplicables en la Vida) es comprobada en su actividad práctica, en el régimen “paso a paso” de la Dualidad.

El programa (la Idea) corregido así, compatible con la Vida, es calificado por la Conciencia como el Conocimiento de la Vida, como la experiencia vital de la persona. Luego la imagen de este Conocimiento pasa en la subconsciencia, haciendo la experiencia vital del Alma.

Se puede dividir las personas en dos categorías: soñadores y realistas. Y unas y otras pueden ser participantes de la Evolución, así como de la Involución. No examinamos la Involución.

La Evolución de los soñadores y de los realistas pasa de un modo completamente distinto. Los soñadores, no sabiendo la vida real, reducen la Evolución al conocimiento de la Vacuidad de subconsciencia propia y a la misma Conciencia neutral. El sentido de tal Evolución es el perfeccionamiento individual aislado de otras personas, el que al fin de cuentas puede llevar al desarrollo de las posibilidades potenciales físicas y mentales – y no más de ello. La persona se encontraba en la estática, del mismo modo se encuentra en ella. Y se quedará allí, ya que la dinámica de la Vida cae del campo de su percepción. 

Además, sus intereses también son limitados. Se cierran en el Ego, limitándose por la necesidad del mejoramiento de la salud física y del reforzamiento del cuerpo. La interacción con el mundo exterior está orientada hacia el recibo de los Conocimientos con cuya ayuda es posible dirigir otras personas y acontecimientos, gracias a ello, mejorando la cualidad de la vida propia.

Precisamente por esa causa las personas de esta categoría se aficionan por las doctrinas mágicas, por las tecnologías de los maestros orientales, que permiten, según su opinión, dirigir los acontecimientos vitales y la gente. Hace poco ellas totalmente se aficionaban por la programación neurolingüística, pero, no habiendo recibido los resultados deseables, se han olvidado de él. Habiéndose desengañado de las doctrinas terrestres, no habiendo recibido de ellas lo deseable, fijaron las miradas en el Cosmos, esperando la llegada del Salvador siguiente (que mejorará su vida) o de los enviados especiales (que les transmitirán los conocimientos secretos de la dirección de la Vida). Muchos se aficionan las tecnologías de la salida del Alma en los vastos espacios infinitos del Universo, pensando que allí recibirán los Conocimientos secretos. Todo esto es una ilusión del pensamiento que yerra en la Vacuidad de la Conciencia y de la subconsciencia.

En la memoria de la persona se ha conservado solamente el esquema de la reunificación con el Mundo Tenue y Dios. Ya que la parte de su “Yo” (la parte de enlace, reconocida por todos y canonizada) es el Alma, a ella es dado el papel del embajador que es sacado al astral para admirar otros mundos, recibir los Conocimientos de la Razón Superior y reunirse con Dios.

Como vemos, la persona en absoluto no es turbada por aquel hecho que el cuerpo y el Alma, habiéndose unido junto a su nacimiento en la Tierra, deben ser indivisibles, y solamente la Conciencia sirve para el papel del embajador. En efecto, el Alma sólo tiene que separarse del cuerpo físico, ella puede: en primer lugar, perderse y no volver a su casa; el segundo lugar, llevar atrás en el cuerpo en compañía de una o algunas almas en pena o recibir durante los viajes los cambios grandes en el programa informático, los que privan absolutamente la persona del enlace con la vida real. 

Y ya que muchas escuelas modernas esotéricas enseñan a sacar el Alma al astral. Como se dice: “Oír campanas y no saber dónde”. Durante los milenios pasados del desmayo humano en las doctrinas antiguas ha quedado sólo un esquema – el vector de la dirección del movimiento, que, de ningún modo no poniendo en duda, hacen pasar por la tecnología preparada.

Mientras tanto este blanco enorme es rellenado solamente por nuestra “Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud”. Solamente en él es dada la tecnología de la cultivación de la forma mental personal como el guía para los viajes extracorporales, la que luego es sacada por la persona misma al Mundo Tenue, por medio de la “fractura” de la envoltura exterior de la Noosfera. Así, creamos para nosotros mismos en el Mundo Tenue no simplemente el guía-representante que nos vincula al Campo Infoenergético Universal, al Mundo Tenue y a Dios, pero ante todo creamos el Segundo Polo cuya ausencia es el indicio principal distintivo de la persona-biorobot. Su falta trataban infructuosamente de sustituir por el dios-ídolo inventado y por otros sujetos. 

Como ya ustedes saben de nuestros libros, para poner en marcha el régimen de la Triplicidad (de la Inmortalidad), es necesaria la presencia de dos Polos equivalentes entre que se queda poner en marcha el proceso de su interacción. La persona, sin mirar nada, habiendo “provocado un cortocircuito” de todos los polos y los procesos sobre sí misma, ya durante algunos miles de años trata de obtener la inmortalidad y la vida paradisíaca.

Sin embargo, como podíamos persuadirnos en los últimos años de la existencia del Sistema de la Armonización, las personas encuentran cuidadosamente estas tecnologías y al primer envite echan la tecnología de la creación de la forma mental personal de su percepción. Trataba de crearla una triste decena de las personas, y solamente unidades la sacaron fuera de los límites de la Noosfera... 

Este aspecto de por sí escapa del campo visual de la gente, quedándose invisible. La causa de tal fenómeno consiste en lo que en la Conciencia de masas de la gente, (precisamente ella – la Noosfera – dirige la mayoría aplastante) no se ha formado la imagen correspondiente. La persona misma no está dispuesta para formar tal imagen, teme hacerla, y para su formación por la Noosfera son necesarios, como mínimo, cien años. Como ustedes pueden ver, todo coincide, ya que escribíamos que para aceptar las ideas de la Doctrina y del Sistema por la Humanidad son necesarios ni más ni menos que cien años.

Y la causa no consiste en lo que las personas no quieren formar en sí la imagen del contacto real con la Vida, sino en lo que el aspecto básico y principal de tal contacto escapa de su campo visual. Este aspecto son las personas que nos rodean. 

Preste atención que todas las prácticas esotéricas y antiguas indican solamente al desarrollo de las posibilidades individuales y suponen la partida de la vida de la sociedad, con la mayor naturalidad del mundo. Acuérdese Buda que para recibir los conocimientos secretos ha abandonado su familia y su niño de pocos años. Y nuestro Jesucristo no aspiraba a sobrecargarse por los lazos familiares, vivía aisladamente de la sociedad, habiéndose rodeado de los discípulos-continuadores. No habiendo contado las fuerzas que dirigen la sociedad, él ha pagado con la vida por esto . 

Su ejemplo indica que, viviendo en la sociedad, no se puede limitarse solamente al perfeccionamiento individual, es necesario perfeccionar en las relaciones recíprocas con la sociedad, conocer sus características generales de la comprensión y del pensamiento, arrancando gradual y sucesivamente de las patas tenaces de la ceguedad universal los que comienzan a recuperar la vista. Con eso es necesario tomar en consideración los rasgos de la Conciencia de la persona que se despierta no en forma de orden, sino en caso de la necesidad vital. “Cuando lees la Biblia, más te asombras de la falta de información de Dios que de Su omnisciencia de Él” (Mark Twain[77]).

Por sus cualidades naturales la persona es un ser bastante biológico y social, es decir como el representante de la naturaleza biológica posee la individualidad destacada, pero en el plan del arreglo de vida no puede pasar sin ayuda de otras personas y sin comunicación con ellas. Solamente en el círculo de la gente la persona se hace el Individuo, adquiere los conocimientos y las prácticas de la actividad en que se realiza a sí misma. “Adquirimos los conocimientos gracias a la comunicación – o con los muertos, por intermedio de los libros, o – que es mucho más agradable – con las personas vivas, entrando en conversación con ellas” (W. Scott[78]). 

Su arreglo de vida de usted en mucho depende del grado del desarrollo de la sensación del nivel social propio – que no es tomado en consideración por los Maestros de la Humanidad, y por eso el aspecto principal de su vida de usted no está siendo considerado, él para usted es una zona ciega. Y si usted no se aísla de la sociedad de las personas, pero quiere, quedándose en ella, alcanzar el perfeccionamiento individual, usted tendrá que tomar en consideración las leyes y las propiedades de aquel ambiente en que usted vive. No hacerlo – significa recibir una “condena a muerte” por parte de las fuerzas de este ambiente, que hasta ella sea pronunciada en el nivel mental. 

La ley fundamental de cualquier sociedad es la participación colectiva en la obtención de los medios de vida y su distribución ulterior entre los miembros de la colectividad. Cómo pasa la distribución de los bienes vitales – se establece por la colectividad misma. 

En cualquier sociedad la felicidad y el bienestar de la gente dependen del carácter de sus relaciones recíprocas interpersonales y económicas, pero esto es borrado de las antiguas Doctrinas orientales. Nuestros libros y el Sistema de la Armonización de la Persona son dedicados precisamente al perfeccionamiento de estos tipos de las relaciones recíprocas. Para obtener los resultados en su aplicación es importante que en la persona sea equilibrada la percepción de sí misma como individuo, con la sensación de la parte de la sociedad y las relaciones sociales. ¡La caída a una o otra parte – es la garantía de la condenación y de la vía recta hacia la Involución! 

Percibimos el perfeccionamiento como proceso que pasa por dos direcciones: el perfeccionamiento de los rasgos individuales y el perfeccionamiento de las relaciones sociales, al mismo tiempo no están aislados uno de otro, sino en la interacción estrecha y la penetración mutua. Si usted perfecciona en los dos aspectos – usted va por la vía del Hombre Razonable (Homo Sapiens). ¡Si está preocupado solamente por el perfeccionamiento de los rasgos individuales y las cualidades o la realización de las ideas filantrópicas – ay, usted es el biorobot.

Si tomar en consideración que todas las prácticas del Oriente eran dirigidas al desarrollo de las cualidades potenciales de la persona, para el desarrollo de la individualidad se puede usar sus Doctrinas. Pero si usted quiere aumentar la cualidad de las condiciones de la vida, las Doctrinas del Oriente son impotentes, le es necesario solamente el Sistema de la Armonización de la Persona el que, tomando en consideración los rasgos reales de la vida moderna, da las recomendaciones del perfeccionamiento de las relaciones recíprocas interpersonales y económicas, las posibilidades del uso y de la dirección de ellas. 

No discutimos que las doctrinas del Oriente tienen las tecnologías que desarrollan las posibilidades de la persona en la dirección de la mentalidad de otras personas, ¿pero qué personas? Es posible dirigir solamente a las personas que no piensan, que han caído de la realidad y las que deseen conseguir en la Vida, a su cuenta de usted, unas “galletas de miel”. Nadie y nunca puede dirigir las personas activas, pensantes, las que viven en lo real “aquí y ahora”. Es ingenuo creer de otro modo. 

A su tiempo la fuerza del pensamiento de Dios ha creado el Universo y ha puesto en marcha la Vida en Él. Por eso es posible dirigir el pensamiento como medio de la Creación solamente de un modo consciente, y esto puede ser hecho sólo por el portador del pensamiento. Se puede atraer la persona a la participación en la realización de la Idea, si ella responde sus intereses vitales. Si esto no hay, ningunos métodos de influencia lo harán aceptar su Idea y guiarse por ella. Claro que hay un modo más justo de la dirección de la mentalidad de la persona, es “el sadismo psicológico” o “la presión psicológica”. Pero convierten la persona en esclavo y marioneta obediente, si aquélla es privada de la sensación de la individualidad. En caso contrario no es posible subordinar a sí mismo la persona. 

Se puede hacerla su socio, si ustedes son unidos por las ideas iguales y los intereses vitales semejantes. Se podría decir que la idea existe en la medida en que es adherente (G. Marcel[79]). La presencia de la Idea misma todavía no significa nada. Debe ser realizada, e indispensablemente por medio de las personas, por el trabajo común con ellas. Las ideas no pueden realizar nada; para realizar las ideas es necesario que haya hombres que pongan en actividad una fuerza práctica (K. Marx[80]). Solamente la causa común con las personas nos muestra que representamos y cual es nuestra moral.

Imagínese que usted es un iniciador de un asunto. Sin personas que realizan su idea, usted no puede pasar. Contrata para el trabajo a la cantidad necesaria de las personas. El éxito ulterior depende de las relaciones recíprocas que se forman con ellas. 

Precisamente en los modos de la construcción de las relaciones recíprocas con las personas se manifiesta por completo su aspecto y su contenido moral de usted. Teoréticamente, usted puede tenerse por la persona bastante humana y de alta moral. Pero quién usted es en realidad, sólo la práctica muestra; en ella se manifiesta su relación verdadera a las personas. Usted puede percibir a sus tutelados en calidad de los esclavos o en calidad de los socios equitativos.

En el primer caso sus relaciones recíprocas con los subordinados se edificarán con ayuda de la vertical imperiosa; es natural que usted se puso a sí mismo en su cima. Usted verá la realización de sus planes solamente en los límites de la dirección de mando y las medidas punitivas en cuanto a los que no se les someten a sus órdenes de usted. Usted puede justificar todas sus acciones por la preocupación de la causa común y la prosperidad universal. Pero sus subordinados son privados de libertad que permite el individuo que desarrolle, son privados de la voluntad y del derecho de la opción.

¿Qué vale su éxito de usted, si se basa en el miedo común de perder su benevolencia de usted y el lugar en el asunto? Nada entre dos platos. Para obtener éxito y prosperidad del asunto, hay que pensar por todos, trabajar por todos, porque gracias a sus modales señoriales usted ha privado a las personas de la posibilidad de ser los ayudantes-polos. Su papel de ellas en la realización de la idea es pasivo. Si sus tutelados son privados de la posibilidad de pensar y desarrollarse, usted mismo no puede desarrollarse y su asunto no puede desarrollarse. Allí, donde no hay desarrollo, allí no hay Vida, no hay éxito. Su asunto de usted después de un tiempo comenzará a apagarse y arruinarse.

Claro que usted acusará a las personas de los fracasos. En realidad la causa del malogro está escondida en usted. Como muestra la Vida, allí, donde hay una vertical imperiosa, como si fueran las relaciones recíprocas familiares, interpersonales, públicas, sociales o estatales de las personas, ellas se arruinan bastante rápidamente, puesto que no es posible limitar artificialmente la libertad del Alma humana que aspira constantemente al desarrollo, a la interpretación y la comprensión de sí misma. 

Habiendo caído en los lazos dictatoriales puestos por usted, el Alma de la persona crea la tensión de las fuerzas mentales en las relaciones interpersonales, que se neutraliza en su protesta. Surgen las riñas, los reproches de las ofensas mutuas, le tratan a usted de “hacer una mala jugada”, “poner la zancadilla”, realizar el trabajo de mala calidad y tardíamente, etc. Al fin de cuentas la persona o se va de usted, o se convierte en trabajador inservible. Usted está obligados a luchar constantemente contra la fluctuación de la mano de obra, renovar a los trabajadores, ocuparse de su enseñanza. Todo esto influye lamentablemente en resultado de su empresa de usted, la cual se hace no rentable.

El primer postulado en este caso es: ¡a cada uno de nosotros todo es dado por las manos de las personas!

Esto significa que cada uno de las personas con quién mantenemos contacto, para nosotros es el segundo polo. El rasgo principal de los polos es su equivalencia  incondicional, sin ningunas tentativas de cada uno de ellos de subir su importancia ante el socio, como “soy más primero”, “soy más principal”. Tan pronto como pronuncie, – ya ha sacado el seguro de la granada que de bene esse está en el bolsillo trasero de los pantalones de cada uno, es decir tal hombre ha puesto en funcionamiento el autoliquidador. 

Para que eso no ocurra, hay que poner en marcha, entre los polos, el proceso normal de trabajo en el régimen de diálogo, habiendo dejado la posibilidad para el polo opuesto de llevar el bien, porque solamente él puede traerlo. Para esto hace falta adoptar una costumbre de no batir el polo opuesto por las manos con los gritos: “Y bien, ¿cómo tienes el destornillador, dame, yo lo haré!” y no meterse con este destornillador en el escudo eléctrico del polo opuesto que es de alta tensión. En resumen no hay bien para usted ni para el polo opuesto, tanto como usted y él en general no existen. “Todo va bien, solamente sin detenerse”.

Como usted comprende, cada polo debe cumplir solamente su función inherente a él, no tomando sobre sí la función del segundo polo y no sustituyéndolo.

El polo que, sin duda, exclusivamente para seguridad del asunto y la prosperidad general, toma sobre sí las dos funciones del yin y yang, como la idea y el instrumento, dobla automáticamente en el punto cualquier proceso junto con el polo opuesto. Así, él cierra el circuito en sí, como en un polo más seguro y responsable,  ¡pues que sí! Pero entonces él en seguida recibe la Vacuidad segura e irresponsable… 

Nosotros debemos ocuparnos del asunto que es encargado por la Vida misma, y esto son las relaciones recíprocas especiales de las personas, muchos tienen que aprender a edificarlas del cero. Las relaciones recíprocas entre las personas se reducen en este caso a la interacción de los polos, donde se encuentra, por una parte, el dirigente del proyecto, el administrador, y por otra parte – los ejecutores directos de la Idea. Y los dos polos deben ser preocupados por la creación de los bienes uno a otro. En caso contrario cualquier Idea y las vías de su realización se hacen no reclamadas y usted no tendrá los bienes.

Las personas son capaces de traerle a usted el bien solamente entonces cuando las relaciones recíprocas con ellas se establecen en paridad de derechos y sin arrear. Solamente en este caso un polo da la Idea al otro, que realizándola revela los datos faltantes para la realización completa y da la interpelación al primer polo para su “afinado”, y habiéndolos recibido, de nuevo comienza la realización de la Idea, y eso pasa constantemente. 

A través de la interacción semejante los polos llevan uno hasta otro los problemas y participan en su solución. El primer polo soluciona los problemas del segundo, y el segundo soluciona los problemas del primero. Esto es como en la familia unida y amante: cada uno se preocupa por el bien del otro, ayudando solucionar sus problemas.

Pero sólo tiene que concentrarse en el resultado final, por ejemplo, en el bienestar, en la felicidad, en la intención cumplida, en seguida la unidad de los polos desaparece, no hay nada que realizar, la Idea o el sentimiento desaparecen y la colectividad se descomponen. 

Los psicólogos modernos, sabiendo la necesidad de las personas del éxito, aconsejan crear la imagen deseable, de ese modo concentrando la Conciencia en el resultado final. Instruyen insistentemente proponerse un objetivo y desarrollar en sí los deseos calentados al rojo. Todo esto se acaba por lo que la persona ve solamente el resultado estático final, dibujado por ella misma, no percibiendo y rechazando todas las etapas intermedias dinámicas que conducen al resultado. Se olvida que El secreto del éxito noestá en vencer siempre, sino en no desfallecer nunca”. 

Pasa lo mismo que a la ascensión por la escalera. Si usted, subiendo por ella, ve solamente la plazoleta superior como el objetivo, echando completamente el escalón del campo visual, hay grande probabilidad que tropezará y se caerá de la escalera con estrépito. Esto es aquel caso sobre que dicen – “se perdió terreno”. Además, habiendo inducido todos los pensamientos y los deseos al resultado final estático, la persona lo carga por el potencial potente que se mueve al encuentro, saltando por las picas de Flandes y rompiendo el proceso mismo dinámico, – el proceso del movimiento al éxito (el escalón de su “escalera” de usted). 

Haremos una observación que la persona con eso puede ser cristalina, espiritual y de alta moralidad. Los objetivos perseguidos por ella pueden ser también exclusivamente píos y de buena conducta. Pero en el asunto real todas estas ideas ilusorias cual debe ser la persona, y hasta la observación de ellas, no son una garantía del fracaso de cualquier empresa.

Y además. Si usted  se visualiza a sí mismo como exitoso, propietario de los bienes, los palacios, automóviles caros, los yates (a que instruyen todos los psicólogos es general), todo esto es la misma estática. ¡Se visualizar a sí mismo cómo exitoso en la dinámica – significa ver toda la vía al éxito en su realización paso a paso, concentrando la Conciencia precisamente en cada paso práctico del movimiento a la Evolución, no en el hecho de la posesión ilusoria! “La sed de las adquisiciones hiere la razón no irremediablemente. Nuestras intenciones y nuestra imaginación son enemigos principales de la razón. El sonido y el color no esconden obligatoriamente la verdad. Nuestra razón inactiva, sedienta de las victorias, ahí está lo que obstruye herméticamente de nosotros la vida” (Lao Tse). 

Sí, es necesario proponerse objetivos, pero sólo como la perspectiva alejada, el vector y la dirección del movimiento, no rompiendo para ella el proceso mismo del movimiento. Hace falta concentrar la atención en el acabado de los pasos cotidianos, no rompiéndolos para el objetivo ilusorio. Porque en este caso los contornos del objetivo durante el movimiento a él se cambian, aceptando unos contornos más concretos y más reales.

En vista de todo esto invitamos a tomar la situación de hoy como punto de partida, en vez de romperla que muchos de ustedes hacen cuidadosamente. Esto pasa porque usted ve la causa de todas las desgracias y las desdicha solamente en los factores exteriores, en las circunstancias y las personas, y es natural que las personas que son culpables son las que están más próximas a usted y son su segundo polo en uno u otro asunto. 

Entre otras cosas, la persona, siendo concentrada en el resultado final, en realidad se traslada a otra Dimensión que es el resultado final, cayendo de la realidad progresiva que no tolera una agitación. Dos puntos de la Dualidad dividen el espacio, el tiempo y la disposición en la espiral evolutiva, por eso se encuentran en las Dimensiones diferentes. Se puede unir estas Dimensiones solamente por medio de la realización de los pasos consecutivos prácticos durante el logro del objetivo proyectado, pero no por medio del salto-tránsito instantáneo. Usted tendrá que superar el espacio y el tiempo, pero lo más principal es subir su importancia evolutiva de usted, habiéndose alzado hasta el Nivel en que alguna cosa que usted anhela y que le espera a usted.

Las personas se apasionan por las doctrinas distintas, las obras esotéricas, la magia y otra brujería con un solo objetivo – aprender a pasar de una Dimensión a otra por medio de tal salto, no importunando los pies ni la cabeza. Con eso se olvidan que el Universo se ha preocupado de que todos sus objetivos significativos no se encuentren simplemente como “una zanahoria ante la nariz”, sino se sitúen en la espiral evolutiva en un nivel un poco más arriba de los ojos. Esto es hecho conscientemente, con el objetivo que cada vez, alcanzando lo anheloso, usted pueda un poco elevar su valor a los ojos del Universo. Debe reconocer que el hombre astuto preferirá “colonizar” el espacio y el tiempo, corriendo por el plano del piso bajo, en vez de importunar los pies, subiendo por la escalera al piso más alto, – “la persona inteligente no sube a la montaña…”

Alcanzar el punto final, que incluso por medio de los pasos prácticos, no significa que usted recibirá el resultado deseable. Las personas creen erróneamente que el punto final les dará seguramente lo deseable precisamente en un modo atractivo para ellas. Pero por razón de las acciones irreflexivas, hasta con la conservación del punto de referencia al objetivo final, la persona no recibe ni con mucho lo que imaginaba. Comienza erróneamente a creer de aquí que en vez de la planificación de las acciones consecutivas es necesario visualizar el resultado deseable, concentrándose en él.

En realidad es necesario concentrarse en los pasos prácticos y la consecuencia de su realización, y orientarse solamente en el objetivo final. Que usted no se desvíe de su dirección única justa que lleva al resultado deseable, es necesario comprobar constantemente los pasos a la conformidad de la acción con el resultado final. Si no hay tal conformidad, hace falta repetir la acción para corregir el resultado. En esto no hay ninguna magia y ningún milagro, es una realidad. Para muchos – la realidad onerosa, y por eso tratan de evitarla. Pero entonces no se lamente que de nada le resulta. 

Pero es el gasto inútil de fuerzas y tiempo – tratar de alcanzar la sincronización por medio de una influencia en el espacio ambiente y las personas – como, además, hacerlo por medio del aumento de la espiritualidad con ayuda de las vigilias solitarias con las tecnologías distintas. Aquí es necesario observar seguramente dos condiciones, a saber: salir al objetivo del tiempo real “aquí y ahora”, la segunda condición – ya que todo es dado por las manos de las personas, hay que salir con los continuadores. A la observación de estas dos condiciones indispensables de la Evolución, el recibo de lo deseable – es una cuestión del tiempo.

Debemos explicar aquí que todos sus deseos de usted, como la zanahoria ante la nariz, se forman por su Alma, por su Yo Superior de usted y por el Universo en total, ya que les mueve la aspiración a poner en marcha la Evolución de usted no sólo como del individuo, pero poner en marcha la reacción en cadena evolutiva, cuando una persona tirará de muchas personas a la Evolución. Hablamos todo esto y escribimos para disipar en ustedes todas las ilusiones acerca de la transición arbitraria a la Cuarta Dimensión anhelosa. Sí, la transición tendré lugar seguramente, pero no como la transición instantánea a modo del traslado de nosotros por la Razón Superior al ambiente confortable digno del Hombre Sabio, Homo Sapiens, sino esto será la transición como un viaje de la caravana o del grupo de la gente del punto A al punto B.

[65] Ingmar Bergman (1918 – 2007) cineasta, guionista y escritor sueco, tanto de obras de teatro como de cine. Considerado uno de los directores de cine clave de la segunda mitad del siglo XX, para muchos es una de las personalidades más eminentes de la cinematografía mundial.

[66] Samuel Butler (1835 – 1902) fue un escritor, compositor y filólogo inglés.  

[67] Se trata aquí de las canciones y otras obras musicales en el sitio de los autores http://www.om3.org/russian/main.htm.

[68] Abraham Maslow (1908 – 1970) fue un psicólogo humanista estadounidense.

[69] Denis Diderot (1713 - 1784) escritor y filósofo francés, importante figura de la Ilustración, editor de la primera enciclopedia, fue un intelectual polivalente.

[70] Richard Bach (n. 1936). Escritor y piloto de aviación estadounidense, recordado especialmente como autor del libro Juan Salvador Gaviota (Jonathan Livingston Seagull, 1970), que se convirtió en un best-seller mundial en la época.

[71] Sófocles (496 a. C. – s406 a. C.) fue un poeta trágico de la Antigua Grecia.

[72] Johann Wolfgang von Goethe (1749 – 1832) fue un poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán que ayudó a fundar el romanticismo, movimiento al que influenció profundamente.

[73] Luc de Clapiers, marqués de Vauvenargues (1715 – 1747), moralista francés, natural de Aix-en-Provence. 

[74] Alfred Adler (1870 – 1937), médico y psicólogo austríaco, discípulo de Sigmund Freud. Fundador de la llamada psicología individual y precursor de la moderna psicoterapia.  Tuve

[75] Émile (Emil) Zola (1840 – 1902) fue un escritor francés, considerado como el padre y el mayor representante del naturalismo.

[76] Józef (Yúzef) Bester es un aforista polaco.

[77] Samuel Langhorne Clemens, conocido por el pseudónimo de Mark Twain (1835 – 1910), fue un popular humorista y escritor estadounidense.

[78] SirWalter Scott (1771 – 1822). Fue un prolífico escritor del Romanticismo inglés, especializado en novelas, género que creó él tal y como lo conocemos hoy, además de poeta y editor escocés; conocido en toda Europa en su época. En cierto sentido, Scott fue el primer autor que tuvo una verdadera carrera internacional en su tiempo, con muchos lectores contemporáneos en Europa, Australia, y Norteamérica.

[79] Gabriel Marcel (1889 – 1973) fue un dramaturgo y filósofo francés. 

[80] Karl Heinrich Marx (1818 – 1883) fue un filósofo, historiador, sociólogo, economista, escritor y pensador socialista alemán de origen judío. Padre teórico del socialismo científico y del comunismo, junto a Friedrich Engels, es considerado una figura histórica clave para entender la sociedad y la política.

Atrás Contenido Más...