Capítulo primero - Introducción

Capítulo primero

Introducción

 

Sentido no es en la Verdad, sino en la Vía a ella.
La convicción está solamente en la subjetividad,
el buscar la objetividad significa equivocarse.
La verdad es una subjetividad.

Søren Kierkegaard [1]

 

Queridos amigos, les proponemos abrir el Mundo en que vivimos y conocer con el sistema bioenergético, bioquímico más complejo bajo el nombre “una Persona”.

Hemos nombrado nuestro Sistema complejo, porque cualquier sistema complicado exige el enfoque integral. Con su ayuda es posible armonizar su vida por todas las direcciones: la salud, el éxito en sus asuntos, la autorrealización creadora, el dinero, las relaciones personales e interpersonales. Bajo una armonización de la vida se considera la habilidad de poner unos u otros procesos vitales en la conformidad con nuestras necesidades, gobernarlos conscientemente y con una habilidad. La persona debe conseguir tal estado, cuando todas sus necesidades y los deseos serán satisfechos, serán realizados como si por sí mismos (sin abandonar el trabajo). Utilizando las prácticas ciertas, la persona debe conscientemente salir del Mundo de las Consecuencias y caer en el Mundo de las Causas que le permitirá gobernar los procesos – tanto internos como externos. 

De una vez notaremos que conseguir tales posibilidades es posible solamente teniendo el estado especial de la Conciencia. Lo hemos nombrado “Conciencia Desarrollada”. La Conciencia Desarrollada es la Fuente de la Vida, del éxito, de la salud y del bienestar porque solamente poseyendo tal Conciencia, es posible abarcar todo el proceso enteramente, estudiarlo, habiendo determinado su lugar y su papel en este proceso (prácticamente en cualquier otro), habiendo sabido evitar la dependencia servil de él, entonces – gobernarlo, apuntando a la satisfacción de sus necesidades.

La aspiración al alcanzar la Conciencia Desarrollada ha sido inculcada en cada uno de nosotros por la Naturaleza misma, a este estado se le nombran el “perfeccionamiento” o el “desarrollo evolutivo” del Individuo. Precisamente él sigue a la persona durante toda su vida, siendo la fuerza motriz, el sentido, la base de cada uno de nosotros. Habiendo parado la Evolución, la persona pierde instantáneamente el sentido de la vida y se degrada que se demuestra activamente en su fisiología, influye en el cambio del status hormónico del organismo. Por lo visto, ya usted comprende que el objetivo básico del Sistema Complejo de la Armonización de la Persona y la Salud es la puesta en marcha del proceso del desarrollo evolutivo de la Persona – la concesión de la posibilidad a cada persona que aspira al perfeccionamiento encontrar su vía hacia la obtención de la Conciencia Desarrollada.

El Sistema está recibido sobre la Tierra de Dios por el contacto y se destina a toda la gente de la Tierra como la dirección práctica durante el desarrollo evolutivo de su Individuo. ¡Este Sistema es el faro durante el camino de vida para cada uno! Esto en realidad es “el Camino Dao” infinito del nuevo milenio de la Época de la Inmortalidad, la vía a la inmortalidad real biológica, la salud de pleno valor, a la vida feliz, alegre e infinita en la floreciente edad joven. Al empezar a asimilar el Sistema de un modo asombroso se cambian la concepción y la sensación del Mundo y la Vida, se perfecciona el pensamiento y se extiende la Conciencia.

En general, la gente tiene una gran cantidad de los contactos con el Mundo Tenue, pero la información recibida de Arriba se queda aislada por los temas y los intereses de la gente que la recibe. Ello está ligado a lo que la clave de la Vida está dispersada en el Campo Informativo y resulta inaccesible a la Conciencia la cual vive por los instintos. Y puesto que en cualquier proceso, incluso vital, funcionan las leyes de la Dualidad (el cambio del Yin y Yan [2]), la persona cuya Conciencia está demasiado sumida en la materia (el Yin), se somete a la Tentación como el destello espiritual o el contacto con el Mundo Tenue (el Yan) que en ella pueda estar presente la vida (en el Yin siempre está presente Yan, y en Yan – el Yin, su transición reciproca abastece la estabilidad vital). La gente acepta la Tentación semejante como un exclusivismo. En realidad es una trampa siguiente para la Conciencia poco desarrollada. Nuestro Sistema es la primera doctrina en memoria de la civilización moderna que da los conocimientos complejos y generalizados sobre la Evolución de la persona y sobre el Verdadero sentido de la Vida. ¡Esto es el Contacto con Dios por largo tiempo esperado por la Humanidad!    

La verdad es que muchos lo esperan como el Segundo Advenimiento de Cristo quién debe prestarnos cierta ayuda o va a traer, por lo menos, los Mandamientos nuevos, ya que los Diez Mandamientos del Sermón de la Montaña resultaron incapaces de advertir la persona de la puesta en marcha del mecanismo de la autodestrucción. Pero tal segundo Contacto en las próximas centenas, y puede ser – miles de años – no se espera.

Todo lo que sea necesario para la Humanidad se le han entregado de Arriba, ¡y luego entended por sí mismos! Y que esto ha venido no de aquellas manos, no de aquella confesión, no de Jerusalén o del Vaticano, no a través de la Academia de ciencias – ya son nuestras complicaciones terrestres y nuestros problemas. ¡Su asunto es entregar y advertir! En realidad nuestro Sistema es el encargo social de toda la humanidad que Mundo Tenue ha cumplido sin demora, precisamente y a tiempo. Y que en tal aspecto y precisamente de tal modo – pues en el encargo esto no era especificado. ¡Ellos hicieron de tal manera como consideraba que sea necesario!

La persona conoce el sentido verdadero de la vida que se le abre solamente en los ritmos de la Conciencia Desarrollada. No hay otro. Es la Ley de la Vida, la Ley del Universo. Solamente la Conciencia Desarrollada es la Fuente de la Vida, la Fuente del Conocimiento verdadero del Mundo. Es posible llegar a este estado con la ayuda de Dios y sus Colaboradores del Mundo Tenue. Sin Su ayuda activa no pasaremos. El Sistema de la Armonización de la Persona está dado a la gente; cada persona que se ocupa de él recibe la ayuda real de los Hombres del Mundo Tenue y está supervisada por Ellos. Ellos ayudan a cualquier participante del Sistema poner en marcha el proceso evolutivo de la Conciencia gradualmente extendiendo su banda. En la fase inicial de las ocupaciones del Sistema los Colaboradores del Mundo de Dios (del dispositivo administrativo del Universo) le ayudan activamente al novato compensarle sus gastos energéticos. Esta ayuda supera los gastos de la persona misma. Los representantes celestes la supervisan hasta que ella no comience a usar los dones de la Vida independientemente, por sí misma. Y solamente entonces la Persona del consumidor se convierte en el ayudante que entrega el Sentido de la Vida a otras personas.

¿A qué obedece la necesidad de tal intervención cardinal del Mundo de Dios a nuestra vida que ocurre ahora? Ya destacábamos que la persona conoce el Sentido Verdadero de la Vida solamente junto al alcanzar el estado de la Conciencia Desarrollada. ¡Fuera de este estado ella no oye la voz interna que está dada por la Naturaleza y que la empuja a la Evolución! Relativamente al proceso del perfeccionamiento la Conciencia está en la fase pasiva. El estado semejante se llama “la Conciencia durmiente”. Estando en él, la persona pierde el sentido de la vida. Desde el punto de vista de la Vida y la Evolución – ella está durmiendo.
 

“La Vida es un sueño; el anciano es un hombre que dormía
más largamente que otros: él comenzó a despertarse sólo
entonces cuando viene el tiempo de morir”.

(Jean de La Bruyère[3])

La Conciencia durmiente forma en el cerebro de la persona los cuadros hermosos (las imágenes) que influyen en sus sentimientos, excitándolos. Ella está atraída en el mundo sensual, cuyas imágenes reflejan estos sentimientos. Esto es la percepción del Mundo así llamada sensorial (la vista, el oído, el olfato, el tacto, el gusto, la mente racional que permite conocer y analizar la situación, el proceso, llevándolos al aspecto discreto).

Así la persona vive en el mundo inventado, virtual, holográfico. La Conciencia está acostumbrada exponer todo sobre las baldas, sin método y de provecho, en la esperanza que alguna vez con todo ella tendrá éxito componer el cuadro verdadero, el mosaico del Mundo. ¡Pero el cuadro del Mundo, creado en base de la percepción sensorial, no es verdadero, puesto que por su naturaleza tiene el carácter de la percepción subjetiva! Es aquel mismo mundo ilusorio, imaginario a modo del holograma en el que no se encuentra los lugares para el Mundo real con Dios vivo. Dios para la persona que está en el estado de la Conciencia durmiente es el ídolo a modo del crucifijo para que basta nuestra fe, amor y observación de ciertos ritos.

Es terrible que a la persona le gusta este estado de la dulcedumbre, ella es alucinada por las ilusiones del ensueño. La vida pasa sin detenerse y se acaba muy rápidamente no habiendo llegado a tiempo de ser abierta en toda su plenitud. En realidad la persona ha vivido su vida vanamente, ha despilfarrado su potencial a la satisfacción de las ilusiones engendradas por sus sensores. Aún más terrible es aquel hecho que en el mundo es una mayoría aplastante de tales personas.

No sabiendo gobernar los procesos diversos de su vida, la persona se encuentra inevitablemente incorporada en ellos, su mentalidad está moliendo por ellos como entre las muelas. Ella es dependiente por completo del mundo material, enfrascándose en el remolino de sus ilusiones. Las cadenas de este mundo tiran su Alma al fondo, en la Inexistencia, ella pierde su impulso natural que es capaz de hacer que despierte la Conciencia y iniciarla desarrollar y realizarse. Ocurre una degradación de la persona como el individuo.

La Conciencia durmiente desvía la persona en el mundo dulce de los ensueños tan lejos que es para ella muy difícil reconocerse que ella forcejea en el remolino de las ilusiones, solamente la Persona valiente, autocrítica, es capaz de hacerlo. Pero incluso en este caso ella sin ayuda de nadie no puede salir de este remolino. Tal ayuda viene del Mundo de Dios. Exactamente ella es aquella fuerza externa necesaria que es capaz de redimir la persona del mundo de los sueños y las ilusiones. Nuestro Sistema es una primera etapa de tal ayuda.

¡La desgracia de los ateos es que, habiendo excluido Dios de la vida, ellos han sumergido en la oscuridad de sueño eterno no sólo sus propias Conciencias! Ellos sumieron en esta oscuridad la masa básica de los habitantes de la Tierra, puesto que solamente a través del reconocimiento de Dios como vivo, activo y capaz de obrar, a través de la aceptación de la ayuda de Él, la persona puede despertarse de la Conciencia durmiente

La relación ateísta a la vida ha llevado a lo que, aspirando a conocer la energía, al mismo tiempo evitando Dios y Sus Colaboradores, la persona sin su sanción y permiso trata de ser conectada a las energías de Dios y trabajar con ellas. Las tentativas de tales “dueños de la Vida” y sus discípulos son cortadas despiadadamente por el Mundo Tenue y Dios. Estos hombres indisciplinables se perciben como ladrones y desfalcadores que atentan contra la propiedad ajena.

El derecho al trabajo con las energías está dado solamente a la gente que ha conectado al Canal de Dios conscientemente, según la tecnología concreta, a la gente que da cuenta de la seriedad de este paso. ¡Las tentativas del conectarse espontáneamente, sin la conciencia, “al azar” a cualesquiera energías, no se consideran como la conexión!

Sin embargo la Naturaleza tiene el mecanismo, empujando la persona al despertar. Lo llaman el Destino, el Karma, a veces la Fortuna. El objetivo del mecanismo del Karma consiste en el sacudir la Conciencia durmiente, habiéndola despertado. Se puede obtener por medio de la formación de los acontecimientos desagradables: de ella se toman la salud, la longevidad, el bienestar.

Siendo en el estado de la Conciencia durmiente la persona no comprende las alusiones de la Naturaleza, sigue durmiendo. Sólo tiene que comprenderlo (que está dormido) y dirigirse hacia Dios pedir la ayuda, como se le ayudan aquí mismo, la Conciencia despierta. Ella comienza a conocer, percibir y sentir la Vida Verdadera y la responsabilidad ante ella. Precisamente en esto consiste el secreto de lo que las peticiones de la Conciencia durmiente a Dios no encuentran la repercusión y la comprensión de Su parte: ¡quién sabe qué puede venir a la cabeza de la persona en sueños o aparecérsele!

No es el secreto que durante toda la existencia de la Humanidad el Mundo de Dios transmitía constantemente a la gente los conocimientos que contribuyen al hacer que despierte la Conciencia. Estos conocimientos abren ciertas facetas de la Verdad, pero hasta que la Conciencia no se despierte por completo después del sueño, la persona no es capaz de ver todo el cuadro (en cualquier proceso) enteramente.

Precisamente por esta causa resultaron casi olvidados y echados por inútil muchos conocimientos de los antiguos: el Dao, Chi Kung, Shiatsu, el Yoga y otros. Porque para su asimilación y el recibo de los resultados garantizados por estas doctrinas es necesaria la Conciencia Desarrollada que da a la persona el derecho y el acceso al control de los procesos internos y externos.

Esto es lo mismo que la persona, poseyendo un automóvil, pero no teniendo una licencia para conducirlo, no puede aprovecharse de las ventajas que le da el automóvil. Sin poner en marcha el proceso de la Evolución, siendo en el estado de la Conciencia durmiente, todas las prácticas enumeradas se convierten en el juego de los ejercicios habituales físicos, en el masaje y la filosofía separada de la Vida.

Exactamente por razón de la Conciencia durmiente resultaban no reclamadas tales prácticas únicas como “Ojo del renacimiento” y “Merkaba ” . No ve la gente ningún provecho en el trabajo con los procesos energéticos, ya que gobernar energética tanto dentro del organismo como fuera de él es posible solamente con la ayuda de la Conciencia ya despertada después del sueño. Al fin de cuentas todas las prácticas de los antiguos que exigen de la persona para su asimilación la habilidad de crear un cuadro íntegro del Mundo, del Universo, como el organismo enorme vivo, y el acceso complejo a sí (como a la partícula del Universo), resultaban incomprendidas por los descendientes y fueron atribuidas al exotismo, a la categoría de los conocimientos místicos de los antepasados no civilizados.

La gente durante muy largo tiempo contaba que los conocimientos sagrados, esotéricos, y hablando sencillamente – los misterios – son el fruto de la Conciencia no desarrollada de los antiguos. En la actualidad podemos observar el florecimiento impetuoso, el renacimiento, de estos conocimientos. Ellos son actuales, reclamados y necesarios a la gente, porque ayudan a la persona moderna encontrar su lugar en este Mundo como en el organismo único vivo que se extiende sensiblemente más lejos de nuestro mundo material. El objetivo de la persona (como la “célula” de este organismo) es el aprender a arreglar todos sus pasos y acciones con El. “¡Es útil todo que es a tiempo, pero no en el plazo fijado – cualquier bien se convierte en un vicio!” [4] En esto, y solamente en esto, hay un Salvamiento verdadero!

Se puede vivir por los preceptos de Dios, “sembrar lo razonable, bueno y eterno” [5], ser en la santidad y hacer solamente buenas obras. Pero, no conmensurando cada su paso con los ritmos del movimiento del Universo, no habiendo ajustado la retrocomunicación con Él, la persona se encontrará en la contrafase, en la oposición al Universo, inevitablemente poniendo en marcha el mecanismo de la autodestrucción. Ella, como la célula que se apasionó por su originalidad, importancia y narcisismo, se convierte en una metástasis y presenta el peligro para el Organismo. Y esto ya no es la suposición o el pronóstico – ¡es la realidad diaria!

Los conocimientos esotéricos comenzaron a suscitar el interés más grande a la luz de los últimos logros y descubrimientos de la ciencia. Resultó que aquellos conocimientos que ella recibe eran conocidos hace mucho tiempo por los antiguos y eran explotados activamente por ellos en la vida habitual. ¡En la concepción moderna del Universo, los misterios no parecen tan espantosos, irreal y, como resultó, dan la posibilidad a la persona formar el cuadro íntegro del Mundo! El interés a la esotérica ha revestido el carácter de la pasión general. Para recibir los conocimientos sagrados la gente hace las peregrinaciones a la India, Tibet, busca Shambhala mística. Por desgracia, la Humanidad fue arrastrada en el espejismo ordinario de la Conciencia durmiente.

¡Ni en Shambhala, ni en Tibet, ni bajo la Esfinge, ni en las pirámides de Egipto, ni en cualquier otro lugar sobre la Tierra u otro planeta del Universo no hay nada que usted no posea ahora mismo y que usted no sepa en el momento actual de su vida! Todos los conocimientos sobre la Verdad se encuentran en nosotros desde los tiempos más remotos, solamente no nos acordamos de ellos, y si sólo recordamos, no podemos aprovecharse de ellos ya que la Conciencia durmiente no es capaz de dar las recomendaciones prácticas de su uso. ¡Ella está durmiendo!

La gente ha olvidado que ningún gurú (maestro), ningún monje tibetano, ningún lama pueden redimirnos del estado de sueño. Esto es dentro de las posibilidades de Dios solamente. El gurú puede indicar la vía al desarrollo de la Conciencia, como su opinión y visión subjetiva, pero para alcanzar su objetivo es necesario pasar esta vía junto con el maestro, así como hacían todos los “serenos”.

La mayoría de la gente moderna no desea canjear la vida en la sociedad por el eremitorio, renunciar a los bienes de la civilización; la gente quiere adquirir los conocimientos no sacrificando del confort del mundo civilizado, sus deseos y costumbres. Como es conocido, la demanda (el encargo social) engendra la oferta. Ya por aquí, ya por allá surgen unas escuelas distintas que hacen propaganda de las direcciones diferentes de los conocimientos sagrados que son publicitados como la panacea y prometen la persona solucionar todos los problemas de la persona. Es el trabajo con las energías universales o espaciales, la ritmodinámica, la autoprogramación neurolingüística, Shiatsu (el masaje punteado), la phyto- y acupuntura, las metodologías distintas respiratorias, la yogoterapia, el psicotrening, las dietas diversas y muchas otras cosas. Es imposible calcular todas estas escuelas y doctrinas. Con todo eso, continuamos observar cómo la gente muere en la flor de la edad por lo que ha perdido el sentido de la vida, el alcoholismo y la narcomanía atacan catastróficamente. La sanidad pública no es capaz de defender la persona de las enfermedades crónicas.

La sociedad no tiene las estructuras que convendrían a la persona enteramente (muchos se han apasionado desmedidamente al diseminar las piedras bíblicas). La medicina cura el cuerpo físico, la persona con dotes extrasensoriales – el aura, la magia influye a través de astral, el sacerdote cura el Alma, ¡pero en realidad todos ellos se ocupan del zurcido de los agujeros! Esto es como la ropa usada: en un lugar se han remendado el agujero – en el otro él aparece.

La persona como antes está desviando de la Verdad, de la necesidad del hacer que despierte la Conciencia. Esto se hace en algunos casos por el modo inconsciente, en otros – conscientemente, orientando hacia un objetivo. Todas las prácticas místicas la orientan a la aplicación de las tecnologías ciertas. No habiendo recibido los resultados la persona corretea de una tecnología a otra. La gente está cargada por los conocimientos distintos, como “un asno con libros”, ¡pero no es ningún provecho de estos conocimientos! La causa es solamente en su Conciencia no despierta y en la parada de la Evolución en sí mismo.

Muchos misterios modernos dicen sobre el hacer que despierte la Conciencia, pero no dan las metodologías concretas, confiando que la Conciencia se despertará por sí misma. Pero por sí mismo puede aparecer solamente el deseo de salir del letargo. La persona aspira a recibir conocimientos lo más posible, erróneamente pensando que la erudición precisamente es una vía de llegar a la Conciencia Desarrollada.

¡Esto es el autoengaño y quimera habitual del mundo material! Si los conocimientos no tienen la aplicación y no dan resultados concretos, palpables, su portador todavía está en brazos de Morfeo – sueño. La Conciencia se despierta solamente con la ayuda de Dios y sus Colaboradores, y solamente en aquel caso que la persona desea sinceramente evolucionar, desea ponerse en el camino del Desarrollo de la Conciencia. Si el despertar después del sueño le es necesario solamente para solucionar el problema cierto, estrecho, privado, que le ayudarían ciertas tecnologías, desde “Arriba” se conocen a fondo a tal pícaro y, claro, nadie se propone gastar las fuerzas para él.

El Sistema complejo de la Armonización de la Persona no tiene todas las faltas enumeradas. Cada persona que desea regenerar en sí el proceso de la Evolución recibe la ayuda directa y el apoyo de parte de la Gente (los Santos) del Mundo de Dios que la introducen gradualmente en el Mundo asombroso de la Armonía de la Vida, en el Mundo de la Conciencia Desarrollada, en el Mundo de las Causas, donde la Persona gobierna todos los procesos vitales y por completo se realiza, haciéndose el Creador.

El Sistema no entra ni en el grado poquísimo en las divergencias con las religiones y las creencias, pues el Universo es único para todos. Sus Leyes se distribuyen en todos nosotros independientemente del status de propiedad, social o la pertenencia a una u otra confesión. Para el Universo todos nosotros, la gente de la Tierra, somos los niños menores de edad que se han encontrado en la desgracia. ¡Y quienquiera que fuese – un cristiano, un budista, un musulmán, un judaísta – él puede utilizar con el éxito el Sistema como la dirección a la acción!

Todas las supracapacidades y supraposibilidades paranormales asombrosas de la persona – sobre las cuales se discuten en los simposios científicos, sobre las cuales los autores distintos escriben en los periódicos, las revistas, los libros como las versiones, suposiciones, profecías y conjeturas – cada una persona puede abrirlas bastante simplemente en sí misma, habiendo sida conectada a nuestro Sistema.

Hay un problema uno solo: ¡mientras tanto nosotros solamente podemos conectar y educar a cada uno quién desea! Claro, es muy difícil creer que todo con que durante milenios soñaba la Humanidad (a modo del acceso complejo a la decisión de los problemas vitales) ya se encuentra sobre la Tierra y está concentrado en manos privadas, sin consultación con alguien. Es difícil creer que resultó tan fácil y rápidamente “reunir las piedras” a modo de los conocimientos que el ser humano ha desparramado por las doctrinas diferentes y las ciencias. ¡Pedimos perdón por lo realizado, sino esto es así!

 

[1] Søren Aabye Kierkegaard (1813 – 1855), fue un prolífico filósofo y teólogo danés del siglo XIX.
[2] en literatura se puede encontrar otra variante – el Yang.
[3] Jean de La Bruyère (1645 – 1696) fue un escritor y moralista francés.
[4] William Shakespeare, “Romeo y Julietta”. En el texto español esta frase está traducida así: “La virtud es vicio cuando sufre abuso y a veces el vicio puede dar buen fruto”.
[5] la cita de los versos del gran poeta ruso Nikolay Nekrásov.
 
 
Atrás... Contenido Más...