Los hemisferios izquierdo y derecho

Los hemisferios izquierdo y derecho

Nuestro cerebro consta de dos mitades – los hemisferios izquierdo y derecho. Como determinó la ciencia, estos hemisferios se especializan sobre la solución de los problemas completamente diferentes y cumplen las funciones mutuamente complementarias. El hemisferio izquierdo está orientado y se especializa percibir solamente el espacio tridimensional, percibe aquel mundo en que vivimos. La Conciencia que está ligada a él nos ayuda percibirlo, cobrar razón de este mundo y crear en él. Este hemisferio percibe el lenguaje, las palabras.

Pero el hemisferio izquierdo no es capaz de percibir enteramente los procesos que ocurren en el mundo, por eso él los diferencia y divide en las partes integrantes . En este aspecto el hemisferio izquierdo enteramente y por completo ha agotado su recurso: todo que era posible dividir – ya está dividido. Toda nuestra percepción y la vida están dirigidas hacia el desarrollo del hemisferio izquierdo, por eso sabemos perfectamente todo desmembrar, preparar y dividir.

Pero no sabemos unir estas cantidades discretas. ¡Porque el hemisferio izquierdo no está dotado de tal función por la Naturaleza y es imposible enseñarlo! Entonces, no podemos prever y comprender a cuales consecuencias nos llevarán unas u otras nuestras acciones (incluso y la actitud despreciativa hacia esta información).

Acuérdese, ¿a quién en la Biblia pertenece el papel del derivador, cuyo lema es: “¡Divide y domina!”? Y ahora responda a sí mismo, ¿de quién instrumento somos, desarrollando en sí el hemisferio izquierdo solamente? ¡Claro que no de Dios! El pensamiento discreto es inherente para nosotros, y esto es del diablo en nosotros.

Pero no es bastante constatar solamente el hecho y estar conforme con este punto de vista. Hay que aceptarlo como una dirección para la acción y cambiar los puntos de referencia, dándose la vuelta en redondo. Como mostró la práctica, no es fácil hacerlo, puesto que la vía a la victoria está a través de la lucha con sí mismo, con la incapacidad de desconectar el hemisferio izquierdo, a la vez conectando el hemisferio derecho.

Es necesario ocupárselo en serio y regularmente. La gente es tan arrastrada a los espejismos del mundo discreto que no tiene el tiempo ni los deseos para formarse en cualquier trabajo. ¿Es lamentable? ¡Sí, porque nadie, excepto usted, no le salvará a usted ni sus niños! ¡Y no porque no se quieren ayudar por causa de un mal carácter, sino porque no se pueden: nadie tiene los derechos de intervenir en su Opción de usted!

 
 
Atrás... Contenido Más...