Los nudos

Los nudos

“Cuando digo que todos nosotros, la gente sana, vivimos fuera de nuestra razón, no simplemente enhilo el collar de las paradojas absurdas. La razón representa para nosotros lo mismo que para lo inconsciente es Ego. Y nosotros somos lo inconsciente de nuestra razón. Solamente de la posición asombrosa del alejamiento percibimos la Fuente de la Vida, como cierto Algo. La razón a la cual no reconoceremos – ella nos reconoce. Somos nosotros que vivimos fuera de nuestra razón. No nos molesta en absoluto que no sabemos nuestro propio mundo interior”.

Es natural que el centro del Universo Virtual sea su fundador – el ser humano mismo. Todo que se encuentra en sus límites entra en la banda de su Conciencia, está predestinado a servir a la persona, solucionar sus problemas. Para ella, la cual vive su propia vida, su propia existencia, el mundo circundante no existe. Todo el Universo, por su convicción profunda, gira alrededor de ella y sus problemas, ella nada ve y nada nota alrededor. La gente circunvecina, según su opinión, debe contentarle y satisfacer solamente sus problemas. Estas personas no tienen los problemas y, en general, no puede tenerlos. La persona percibe solamente a aquella gente que entra en la banda de su Conciencia. Ella no “ve” los otros y no los percibe en serio.

Si la gente que puebla su Universo declara que tiene derecho a la vida, a la solución de sus problemas – la persona está sorprendida. Está sacudida y atarantada. Para ella esto es el estrés, por fas o por nefas aspira a cambiar la situación que se ha formado: de hecho el desobediente debe servirle, y aquél no lo quiere. Ocurren la desavenencia mutua y los conflictos, el estrés para uno y otro. ¡Porqué y “el desobediente” ve la situación precisamente así, solamente de su parte!

En cuanto a la información, la persona percibe solamente aquélla que es accesible para su Conciencia, es consonante a sus verdades. ¡Otra que pertenece a la dimensión más alta ella no ve y no percibe (rechazando categóricamente), incluso muchas veces habiendo leído o encontrado cara a cara!

La parábola

“Una vez cierto joven ha salido para buscar el Maestro. Habiendo salido de su aldea, vio un anciano que descansaba bajo el árbol.
– ¿Hacia dónde te diriges, joven? – le llamó el anciano.
– Busco el Maestro, – respondió el joven, – aunque todavía no he solucionado – ¿a dónde dirigirme? Eres un hombre viejo, mucho veías – ¿puede ser, me ayudarás?
– Si pides, te ayudaré, – dijo el anciano, – si una vez verás a la persona que tiene aspecto semejante (y el anciano describió detalladamente su cara y su ropa), que está sentado bajo el árbol así mismo (y el anciano recogió las piernas bajo sí y mostró cómo debe estar sentado el Maestro) – en este caso ni el minuto no duda – esto es él.

El joven agradeció al anciano y se puso en camino. El ha andado el país de las montañas al mar y de las junglas al desierto, ha visto y conocido muchas cosas interesantes y útiles, pero no podía encontrar a nadie parecido a aquél que ha descrito el anciano. Han pasado muchos años y una vez camino de nuevo lo llevó al lugar donde ha nacido y crecido. Ya fue un hombre entrado en años y se asombró mucho, habiendo visto que el anciano con que conversaba una vez hace mucho, todavía está sentando bajo el árbol. El anciano se hizo más viejo y ahora tuvo tal aspecto como él mismo ha descrito muchos años atrás.
– ¡Oh! – Exclamó ya no el joven, – Estuviste siempre aquí. ¿Por qué no me has dicho al mismo tiempo que tú eres el Maestro?
– Sí, – sonrió el anciano, – ya entonces estuve aquí. Y tú – tú no estuviste”.

Aunque la parábola suena optimistamente (a través de las espinas a las estrellas), su sentido es muy triste. La persona, no habiendo encontrado sí misma en casa, se pone en camino a los países lejanos para buscar lo que no había perdido allí. Esto es lo que llamamos “ir por el círculo grande” y “una pseudo-espiritualidad”. La tristeza de la parábola es que se deciden a tales viajes muchas miles, y vuelven las unidades.

¡Si la Conciencia no está orientada hacia la salud, entonces, cualquier información sobre la salud está rechazando! ¡Si la Conciencia está orientada hacia lo que solamente el doctor puede dar la salud, a la persona se hace inaccesible cualquier información que todo necesario para la vida y la salud se encuentra dentro de ella! La dimensión de su Conciencia y la Dimensión de la información tienen los valores diferentes, encontrándose en los paralelos continuums espaciales-temporales completamente diferentes, por eso no coinciden y no se cruzan. Hay solamente un modo de unirlos – ¡aumentar la Dimensión de su Conciencia! “Si la vida orgánica engendra con el valor de “pi” que es aproximadamente igual al número 3, el nivel del surgimiento de la Conciencia en nuestro mundo, sobre la Tierra, está determinado por “pi” + 0,1 (es decir, con el valor de “pi” = 3,1). La presencia de la dimensión de la Tierra dentro de los límites de 3,00017 dice que la humanidad hasta obtener de la Conciencia, hablando con benevolencia, no “arrastra”. Como usted comprende, esto es la realidad objetiva que no exige las pruebas.

Esto toca a todos los aspectos de la Existencia. Si, por ejemplo, la Conciencia está orientada hacia que es posible ganar el dinero solamente gracias al trabajo físico, “honesto”, o el comercio – la persona no ve otro modo para ganar el dinero y rechaza con indignación cualquier información sobre que es posible de ganar el dinero gracias a algún modo diferente.

En este caso es inútil invocar al sentido común humano. Este sentido está limitado por dos – cinco por ciento de su Conciencia que está en la reclusión voluntaria. Siendo en tal estado en el cual la persona no puede reaccionar adecuadamente a la situación y escoger correctamente – ¿qué le es ventajoso y qué no? De todos sus fracasos y desgracias que le han ocurrido culpa a todo el mundo. ¡Todos alrededor son malos, porque deben servir a la persona, hacerle “lo bueno”, pero no lo hacen! ¿Solamente cómo se puede hacer el bien, si la persona se encuentra en la posición cuándo cualquier bien se convierte en el mal?

Así continuará hasta que la persona salga del cascarón de huevo del mundo material o se libere de su propio capullo. Se puede explicarlo de un modo distinto, pero es posible hacerlo por una vía – haciéndose la Persona independiente del mundo material. Sin obtener la independencia real todo se limita sólo a las conversaciones, ¿y a dónde es posible ir, siendo empañado en el capullo?
 
 
Atrás... Contenido Más...