La preparación para el trabajo con las energías

La preparación para el trabajo con las energías

El instrumento básico, el instrumento de trabajo en nuestro Sistema del saneamiento son las energías del mundo circundante. El objetivo del trabajo con ellas es: limpiar y reforzar el propio cuerpo energético, pues de su estado depende el estado del cuerpo físico. Todos los procesos que ocurren en el cuerpo físico están dirigidos no sólo hacia el mantenimiento de su actividad vital, su parte grande está dirigida hacia el intercambio de las energías con el medio ambiente. Así, los órganos de respiración durante la inspiración perciben las energías finas del aire, les transforman y alimentan por la cantidad necesaria de la energía todo el cuerpo físico.

El lugar de la concentración del volumen grande de la energía es la cavidad abdominal (vientre). Aquí mismo se concentra la energía la que el organismo recibe del alimento. Por eso a nuestro organismo no le es indiferente en absoluto – cómo respiramos, qué aspiramos y qué comemos. La infracción de los procesos naturales de la respiración y la digestión lleva a las enfermedades. La causa principal que perturba el proceso natural de la respiración es el fumar. La persona que fuma envenena no sólo su organismo, sino también los organismos de la gente próxima a ella y de los otros que se encuentran cerca en el momento de su fumar.

Con la ayuda de nuestra metodología es posible fácilmente liberarse de esta costumbre perniciosa, tenga solamente un deseo. (Damos todas las recomendaciones individualmente, por sus interpelaciones). ¡En nuestra práctica hay unos casos, cuando la gente se ha liberado muy rápidamente del tabaquismo y la dependencia alcohólica, y sin el regreso consecuente a ellos!

En cuanto al sistema de la digestión, él está calculado también a la percepción de las energías finas de la comida. La alimentación moderna da a nuestro organismo básicamente las energías rudas, graves, ellas traen el desacuerdo no sólo al funcionamiento de los procesos energéticos, sino perturban considerablemente los procesos mentales – la actividad mental de la persona. Su pensamiento está encadenado a lo material y no es capaz de despegar, “levantarse a las nubes”. De aquí tenemos lo que tenemos…

La alimentación es un tema especial y de larga duración. Si la Naturaleza dio a la persona la oportunidad de recibir la alegría de los productos naturales de la alimentación (y en la cantidad no grande), la persona contemporánea transformó estos procesos naturales en la tragonería, les alteró por completo, ¡y ahora son necesarios los conocimientos y el tiempo para devolver estos procesos en su estado prístino!

A la mayoría de la gente las recomendaciones que hay en los libros de la transición a una alimentación natural (el hambre, la comida cruda, la alimentación disociada) no convienen. ¡Ellas no son útiles porque todas estas teorías eran creadas hace muchos años en el período, cuando la tierra, aire, agua, plantas no eran envenenados por la actividad económica del hombre! En las condiciones modernas para reconstituir el sistema de la digestión son necesarios los conocimientos nuevos y las tecnologías especiales no parecidos en absoluto a aquéllos que eran conocidos a la Humanidad hasta ahora.

Todos ellos están en nuestro Sistema. Recordamos que el momento clave en el trabajo con las energías es su atención de usted, su pensamiento. La energía corre siempre allí, donde está dirigida su atención de usted, y realiza aquel trabajo que le indica el pensamiento. A esto hace falta añadir aún un momento importante: que su cuerpo pueda percibir las vibraciones finas de la Naturaleza, es necesario liberarlo de la energía elaborada. La ley de la conservación concierne a todos los procesos, incluso a los procesos de su cuerpo de usted. ¡Tanto la energía “sucia” sale como la “pura” llega!

Aún hay una Ley a la cual están sometidos todos los cuerpos materiales – es la Ley de la Inercia: todos los cambios ocurren gradualmente y componen la fuerza de su manifestación también gradualmente. Por eso, utilizando la tecnología del Sistema, es necesario asimilarla sucesivamente, no saltando por los escalones, racionalmente calculando sus fuerzas. A propósito, los fracasos en el uso de otras tecnologías del trabajo con las energías consisten en lo que a la persona se le dan más que ella puede contener, y esto lleva a las consecuencias negativas.

De lo dicho se deduce también que la atención, el pensamiento y el grado de su influencia en los cuerpos energético y físico se desarrollan gradualmente. Por eso al principio del trabajo con el Sistema para recibir el efecto considerable es necesario usar sus recepciones bastante a menudo, en caso de emergencia – ¡hasta el dolor de cabeza! Esto está vinculado con la pérdida de la retrocomunicación entre el pensamiento y los órganos de nuestro cuerpo. Para que ella restableciera, es necesario influir en los órganos lo más a menudo posible, cada minuto y el segundo, verdaderamente hasta el dolor de cabeza. ¡Cuanto más frecuentemente usted trabaja, es mejor para usted! Con el tiempo usted notará que sólo tiene que pensar que es necesario hacer algo, uno u otro, ¡como esto “algo” ya se ha realizado por sí mismo! ¡Esto significa que sus órganos ya han aprendido a oírle y le responden a usted recíprocamente!

 
 
Atrás... Contenido Más...