Los niveles de los estereotipos

Los niveles de los estereotipos

Cualquier análisis de la realidad el cual parece a la persona objetivo e imparcial, la aspiración a ocupar un lugar cierto en esta “realidad”, siguiendo los “índices” de la Conciencia – no es otra cosa sino el estereotipo.

Si usted dice sobre alguien o algo: “Esto me gusta, y aquello – no me gusta”, “quiero – no quiero” , ¡usted tiene el estereotipo – en su mayor parte de la experiencia que ya es completamente inútil, la experiencia de alguien de sus antepasados!

Si usted dice a sí: “Puedo hacerlo, y aquello – no puedo” – usted tiene aún otro estereotipo. Cualquier su juicio sobre algo u otro, y además categórico – es un estereotipo. Si usted determina para sí mismo: “Esto es posible, y esto es imposible” – tiene también los estereotipos.

Claro, se puede objetar: “¿Cómo es posible vivir de otro modo, de hecho esto es cínico y sin principios?” Piense – ¿sobre cuales principios se puede decir, fundándose sobre la comprensión y el control por la persona de dos – cinco porcentajes de su realidad?

Todo el Mundo Verdadero se queda fuera del alcance de nuestros principios, ¡pero precisamente Él dirige nosotros! Decir de los principios, las normas de la conducta – es posible solamente entonces, cuando por su Conciencia la persona puede abarcar todo el Proceso de la Existencia, todos noventa y cinco – noventa y ocho por ciento restantes de su manifestación. ¡ Por lo demás, en este caso pasa la necesidad de cualesquiera principios, pues que estás viviendo simplemente! ¡Los principios, las leyes y los preceptos son necesarios solamente para dirigir y manipular a los demás, pensando con esto que tú mismo vives fielmente, y ellos – no!

En la Conciencia de la persona, del momento del nacimiento y hasta la ancianidad, nace, se forma la cantidad enorme de los estereotipos. Hay algunos sus clases:

1. Personales. La persona misma forma estos estereotipos. A ellos pertenecen sus convicciones distintas, las propensiones – todo que (según la opinión de la gente) compone el individuo, la individualidad de la persona, sus intereses y la amplitud de su naturaleza.
2. Familiares. Los estereotipos familiares se forman bajo la influencia de las tradiciones, orientaciones, reglas familiares.
3. Públicos. Se forman bajo la influencia de la sociedad y el socium.
La política del estado forma los estereotipos estatales, la religión – los de religiosos, la publicidad – los de consumo.

Diciendo de los estereotipos, es necesario decir que nuestra actitud a la alimentación – ¡también es el estereotipo! De la tierna infancia se nos han convencido que debemos comer cada día, de otro modo moriremos. La mayoría de la gente tiene el estereotipo de alimentación, de cocina. Tan pronto como la persona entre en la cocina, le surge instantáneamente un deseo de comer algo. Sólo tiene que mirar a la comida querida, sentir el olor, el aroma de la comida, como a la persona le surge en el acto la necesidad de mascar.

Para todos es conocida la situación cuándo todo el día usted trabaja, se entusiasma con cualquier asunto, habiendo olvidado la comida. Pero sólo tiene que acordarse que usted todavía no comía nada, sólo tiene que relajarse, como en el acto una le surge la necesidad de comer. Todo esto es el estereotipo del hambre, de la importancia de la comida, de la desconfianza hacia su organismo. Si usted quiere reducir realmente la cantidad de la comida consumida hasta el mínimo, comiendo, por ejemplo,

56 dátiles entre día,
la misma capacidad del higo,
35 nueces,
13 cucharas del requesón,

para eso es necesario luchar con sus estereotipos. ¡Obligue su Conciencia creer que usted recibe todas las sustancias necesarias nutritivas de la energía de Dios, crea en la posibilidad de la fotosíntesis en el organismo! En cuanto la Conciencia acepte todo esto, ella quita su defensa, bloqueo y usted puede dirigir el régimen de su alimentación, al mismo tiempo usted no se hará ni el menor daño a si.

Esto significa que si tiene lugar el banquete, si usted reúne el círculo de amigos, no es obligatorio ser entre ellos un mirlo blanco. Usted puede beber y comer tranquilamente todo que le gusta, solamente en las cantidades moderadas. Para el organismo esta divergencia de la norma no es el estrés.

Lo más importante es recordar: ¡ninguna violencia sobre su Conciencia, su organismo! La persona apetece todo y en seguida. ¡Pero la Conciencia no ama la prisa, ella se cambia gradualmente, por eso el cambio del estilo de la alimentación debe ser también gradual! Reduzca la cantidad y variedad de la comida gradualmente, a medida de la preparación de su Conciencia. Cuando ella está preparada para los cambios, el organismo mismo se le dictará, habiendo renunciado a uno u otro producto.

Si usted tiene prisa, arriesga recibir el fracaso y solamente reforzará en su Conciencia los estereotipos del miedo del hambre. Entonces será mucho más difícil luchar contra ellos.

Las personas conectadas al Sistema ya han aprendido a dirigir los flujos de energía, pero está bien, si en su cuerpo hay bastante energía y ella en cantidad suficiente se elabora por los músculos. Y si la energía no es suficiente, ¿qué podemos mover, qué podemos controlar? Que nos conectamos mentalmente a la energía externa del Universo y la introducimos en nuestro cuerpo – está bien, pero esta energía, antes de que sea reclamada, debe unirse con nuestra energía interna. La energía elaborada por nuestros músculos, transforma la energía de Dios en la energía correspondiente a los parámetros de nuestro cuerpo. Si la energía de Dios es Yan, la energía de los músculos – Yin, ¡y de nuevo hay la misma Dualidad! La tercera componente que da la vida a estas energías es nuestro pensamiento, es decir, el programa dado por nosotros.

La persona percibe todos los aspectos y procesos de la vida y reacciona a ellos solamente a través de sus estereotipos; coopera con la gente sobre la base de los estereotipos; hace todas las deducciones y las conclusiones solamente sobre su base. En realidad la persona no percibe el mundo real verdadero como tal, ¡sino lo construye instantáneamente bajo sus estereotipos en lugar de reconstruirse (reconstruir sus estereotipos) en concordancia con la realidad!

De todo lo dicho se deduce: para dirigir la persona, la colectividad de la gente o el estado entero, no es obligatorio hacerlos zombis, utilizando la arma psicotrópica o aplicando una fuerza a ellos. ¡Para esto (ya que todos nosotros pensamos en el régimen de la Dualidad) es suficiente formar a través de los medios de comunicación de masas en la Conciencia de la gente el estereotipo seductor, atrayente y para alguien ventajoso! La gente se hace obediente como las ovejas, hace falta solamente darle juguete prometido a modo del servicio, el producto, la información, la rumia etc.   

Sí, el papel y el mérito de la Experiencia adquirida en la Evolución de la persona es indudable, pero, habiéndose convertido en los estereotipos, de la medicina (como fue en las dosis pequeñas) se hizo el veneno mortal y lleva la persona en el evolutivo callejón sin salida, en la ratonera. Para evitar esta suerte es necesario limpiar la Conciencia de los estereotipos.

En esto, tanto como en las relaciones recíprocas de la persona con el dinero, hay el sentido verdadero del ascetismo: El ascetismo no reside en que usted no posea, sino en que nada le posea a usted ”. Como usted puede ver, la persona no cumplirá el trabajo individualmente. Le es necesaria la ayuda. Ella puede ser en algunos aspectos:

  • informativa – cuando la persona con la ayuda de los conocimientos, la literatura variada, la psicología revela en sí uno u otro estereotipo y se libra de él;
  • como el recurso a nosotros como a los descubridores y los instructores según este Sistema. En este caso, trabajando con cada uno individualmente, analizando los acontecimientos concretos de su vida, le ayudamos revelar los estereotipos, habiéndose liberado de ellos. Usted tiene que hacer uno sólo – tener la confianza en nosotros. Comprenda que siendo solo, individualmente, usted no podrá adueñarse de este camino de ampliación de la Conciencia: ¡uno u otro estereotipo apesar de todo le cogerá en la trampa y llevará a un lado! ¡No vale la pena olvidar que todo esto es el Diablo que es capaz de dársela con queso a la vez a 6 mil millones de personas con mollera, cada uno de las cuales no es más estúpido que usted! Todo se hace claro solamente entonces cuándo la persona sale del laberinto de las trampas – los estereotipos de la Conciencia. Solamente entonces ella puede ayudar superar este camino a sus allegados, parientes, amigos, y hasta entonces cualesquiera tentativas de comunicarles esta información son vanas. ¡No basta que nadie le oirá, así también le desviará del camino fiel!

Destacamos una vez más: en el mundo no hay otra panacea para recibir la salud, el éxito, para obtener la Vida excepto como traer su Conciencia al Mundo de la Conciencia Desarrollada.

 
 
Atrás... Contenido Más...