Lo nuevo nace siempre de lo viejo – es la Ley de la Continuidad de la Existencia

Lo nuevo nace siempre de lo viejo – es la Ley de la Continuidad de la Existencia

Al hablar de la Evolución, es necesario notar que todo lo nuevo nace en lo viejo, resultando de ello. Lo viejo y lo nuevo – son dos contrarios del desarrollo evolutivo de cualquier proceso. En el ejemplo de los mayas y los olmecas está claro como la luz del día todo el mecanismo de la maduración de la civilización nueva en la reconditez de la vieja. Falta mucho para que sea un idilio, ya que en la acción entra la Ley de la Lucha de los Contrarios. Y además los contrarios no abstractos, especulativos, sino mostrados como las personas reales y concretas que están en los polos opuestos – de lo viejo y lo nuevo. Las personas que comparten techo y lecho conyugal.

La lucha de los Contrarios concierne a los niños y los padres, los maridos y las mujeres, los ciudadanos y sus estados. Claro, lo más agudamente esta Ley se da a conocer en las familias. En la familia se demuestran los retoños de lo nuevo en el fondo de lo viejo. En la familia se observa más precisamente el nacimiento de la raza nueva y la pérdida de otra que ha envejecido. Todo ocurre con exactitud, como decía Jesús Cristo: No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada ” [1]. Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado”[2]. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; ” [3]. Y más: “Y los enemigos del hombre serán los de su casa” [4].

Es imposible superar este evolutivo callejón sin salida de otro modo. Hasta que la persona se encuentre bajo el poder de la Ley de la Lucha de los Contrarios, no es posible evitar los cataclismos en la familia ni en la sociedad. Y los conflictos no tendrán fin.

Pero tiene que poner en marcha en sí y en la Conciencia la Ley de la Unidad de los Contrarios (la Evolución) como se hace ejecutable la posibilidad de eliminar los conflictos, conseguir el perdón verdadero y la comprensión mutua.

La Conciencia durmiente pone en funcionamiento la Ley de la Lucha de los Contrastes que toca todas las partes de la vida de la persona, el deslinde va y en el frente ideológico. De hecho no puede ser que lo viejo y lo nuevo, lo que perece y lo que nace, confesarían una moral, una ideología. Esta divergencia se aumentará gradualmente hasta las escalas del abismo. Que para uno es un salvamiento, para otro – una pérdida. Como, por ejemplo, la lluvia fina para el roble joven es la humedad vivificante, y para el roble-patriarca que seca, de cuya bellota ha crecido su compañero menor – es la podredumbre y el moho que le acercan su muerte...

Así también es con nuestras razas. Los valores perennes, básicos, de la raza vieja que queda anticuada, se hacen como las muelas sobre el cuello de la raza joven que ahora mismo nace. A su vez, las ideas y los principios de la raza joven no es otra cosa sino el epitafio para la vieja. Por eso a los representantes del mundo que perece en las ideas del Mundo Nuevo en el nivel subconsciente se oye la amenaza que les recuerda remotamente los golpes del martillo por la tapa del ataúd propio...

¡La vertical dominante de la raza vieja precisamente así percibe a nuestro Sistema – el Precepto Novísimo de la raza nueva! Las tentativas de publicar algo que refleja las miradas nuevas, que tiene el valor perenne para el Mundo Nuevo, encuentran de parte de los medios de comunicación de masas la alienación y incomprensión sordas. Tales tentativas se perciben por ellos como algo ajeno, aunque para mucha gente nuestro Sistema sería el salvamiento verdadero.

Además, es asombroso que muchos de los periódicos y las revistas se llamen a sí mismos como los independientes. A la gente le choca no la novedad de la información, sino el carácter perentorio de la opción ante que ella pone la persona. Todo lo que ella ofrece es imposible simultanear con lo viejo. Esto no es la adición a las ideas, las metodologías, los preceptos y los principios viejos, sino es su desmontaje y sustitución completas, pero no como la destrucción sin volver la cara atrás, a modo de la revolución, ¡sino cómo el proceso evolutivo! 

Y además, en tal enfoque no hay ninguna divergencia de los cánones bíblicos: Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace peor la rotura. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar” [5].

Y aún se dicen allí que los niños no responden por sus padres. Esto significa que no es necesario exigir de lo nuevo el informe por los pecados y la imperfección de lo viejo elevado en lo absoluto. No hace falta también exigir de lo nuevo la semejanza, la identidad con lo viejo que queda anticuado. Lo nuevo por eso y es nuevo que está en contradicciones con lo viejo.

¡De otro modo sucederá la parada de la Evolución y la pérdida instantánea, tanto de lo viejo como de lo nuevo! Lo más asombroso es que nuestro Sistema de la Armonización de la Persona no contradice los novísimos descubrimientos, ni las elaboraciones de ciencia, ni las Escrituras Sagradas – ¡el Sistema resulta, se cristaliza de ellas!

El desacuerdo de la gente está vinculado solamente a lo que el niño resultó en absoluto poco parecido a sus padres. ¿Acaso en la vida no es así? No debe olvidar que, además, esto es también el niño de la Evolución. Pero es mejor no meterse con esta señora severa: hará polvo a cualquier (habiéndole devuelto de nuevo en el corpúsculo). ¡El único paso razonable por nuestra parte sería obedecerla sin discusión! Cada uno de nosotros tendrá que hacer la Opción personal, decidiendo para sí, con cuál raza, cuál civilización se irá. ¡Con eso acuérdese que lo nuevo siempre está vinculado a la Evolución y tiene de Su parte la defensa, ayuda y apoyo!

Reconozca que sería muy difícil protestar todo lo dicho mediante los argumentos más o menos serios y inteligibles. Lo único en que los lectores se nos tratan de reprochar suavemente es el carácter perentorio del contenido del primer libro. Además ellos no pierden la ocasión para enumerar el ramo entero de las desgracias que persiguen persistentemente tanto a los oponentes mismos como a sus parientes. Tenemos que explicarles francamente la causa de la confusión en las definiciones. Lo que junto a la lectura emocional de nuestros libros se percibe como el carácter perentorio, en realidad es una concreción verdadera la que, siendo en el estado puro, no diluida por la publicidad y las emociones, para la Conciencia durmiente es el irritante fuertísimo. Y en cuanto al carácter perentorio, ¡no somos más categóricos que la estática de la vida de los que interrogan y la hacha kármica sobre sus familias!

 

¡Alejandro, Tamara, buenos días!

Les pedía a ustedes consejo cómo ayudar a mi primo (52 años, muere del cáncer). Muchas gracias por su respuesta. Le he contado todo, él escuchaba con atención, yo veía por sus ojos que él asimila cada palabra, está de acuerdo con todo, decía que mucho ha reapreciado, ha creído en Dios al cual antes rechazaba... Le dejé la literatura, sus requisitos de ustedes, el libro, le conté del Sistema.

No lo veía más, ahora se le llevan en el pueblo – para morir, se siente muy mal, no quiere decir por teléfono. Entonces yo no le hacía conectarse por fuerza – le dejé el derecho para su Opción. Pero él no se aprovechó, no leyó nada.

Sé, ustedes escriben que a la gente le es necesario mucho tiempo para reconocer la importancia y la necesidad de la Doctrina y del Sistema y esto debe ser su Opción. Pero apesar de todo estoy nerviosa que no le he mostrado la insistencia…

Esto me inquieta. ¿Cómo ser: por un lado poseo la información, con otro – a esta información no se quieren oírla. ¿Acaso esto es mi culpa que no se me oyen – no he educado en sí el líder? ¿O puede ser él ya entonces era tan débil que no podía leer y analizar? ¿O su Alma ha perdido el impulso y solamente en las encarnaciones siguientes lo hallará de nuevo?

Aún me da una gran pena de su madre, ya ha enterrado un hijo y el marido, y ahora sobre sus manos muere el segundo hijo. ¿Qué es esto – un convencimiento o una extinción de la familia?

De hecho también soy indirectamente la representante de esta familia, ¿si puedo influir por algún modo en su reforzamiento y el desarrollo por la evolución?

Me apetece mucho ver a los padres, la hermana y todos sanos, fuertes, valientes, ricos y exitosos... Pero en su presencia no abro la boca sobre los temas serios – hay un estereotipo de la menor de la familia (la hija, la nieta). Y esto también se demuestra en el trabajo. Ayer en la conversación con el papá ha salido aún un estereotipo de la infancia – no expresar la opinión, apesar de todo no es justa, estúpida, está sentado y no te salgas, apesar de todo no dirás nada sensato etc., ¡puf! es desagradable …

Atentamente, Natasha.

El objetivo del Sistema es la reunión de toda la gente de la Tierra en la comunidad única, para la cual serán abiertas todas las perspectivas de futuro por medio del uso razonable del recurso interno inestimable. ¿Pero qué es necesario hacer, si los portadores únicos de este recurso en los cuadros de la familia y del abolengo son los miembros completamente sin derechos (los patitos feos), y en la sociedad ellos no tienen la autoridad y el poder entre la gente ?

A su tiempo en la sociedad se comenzó el proceso de la integración en las escalas de toda la Humanidad. Se unen las ciudades, los países, los continentes. La reunión va en los terrenos de la política y la economía. ¡Pero la concepción del mundo de la gente quedó intacta de los procesos de integración, no se cambió, habiéndose quedado diferenciada, orientada hacia los intereses de la persona, algún clan, el grupo de gente! Precisamente por esta causa todavía tienen lugar las guerras, crece la agresión, prospera el terrorismo etc. ¡Y al mismo tiempo es imposible solucionar estos problemas por la decisión volitiva y la fuerza!

La prioridad de los intereses de clan ha puesto la Humanidad al borde de la autodestrucción. Para sobrevivir toda ella debe unirse en su percepción del mundo y la vida, habiendo elaborado la concepción del mundo única. Solamente en la integración de la Conciencia de toda la Humanidad, de toda la gente de nuestro planeta se esconde la clave de la vida y prosperidad. La gente con el pensamiento nuevo creará la sociedad nueva de la gente perfecta que se ha dominado las prácticas y la habilidad de vivir en la interacción con la vida.

¡Aquél quién trata de ser aislado, separarse de la ejecución del problema único puesto ante todos los participantes del Sistema, pierde automáticamente el derecho al recibo de la vida en el futuro! La vida con él sin cumplidos “no prolonga el contrato de la cooperación”. Esto no es la intimidación. Es que la persona que adoptó tal pose desarrolla en sí el aislamiento, la mismidad y el orgullo. ¡Por lo mismo ella no sólo contradice la Ley de la valoración de la vida, sino se pone a sí misma por encima de ella! Estos trucos pasaban y eran tolerables durante 2.000 años anteriores, pero ahora, en el periodo del Apocalipsis, todo esto se juzga como un menosprecio franco de los intereses generales, ¡y como resultado de esto la persona cae del Sistema general!


[1] Mateo, 10 : 34.
[2] Lucas, 17 : 36.
[3] Mateo, 10 : 35.
[4] Mateo, 10 : 36.
[5] Marcos, 2 : 21-22.
 
 
Atrás... Contenido Más...