El sentido de la Evolución de Dios

El sentido de la Evolución de Dios

Usted tiene, probable, una pregunta a propósito del sentido de la Evolución de Dios, ¿en qué es Su interés, la ventaja y el provecho? Claro, Dios tiene el interés personal – sobre él usted va a leer en el artículo siguiente. ¡A propósito de la ventaja no hay el secreto especial! La gente del Mundo de Dios y Dios mismo en los Universos pasados han recibido la inmortalidad (también de las manos de la gente que los ha llevado tras de sí), ellos viven y están obligados a transmitir el relevo más adelante, no parando ni un minuto la Evolución.

Para la explicación de este mecanismo de nuevo tenemos que dirigirse a la pirámide. No es casual que a la Humanidad por todos los siglos la agitaban y agitan, atraen – como el imán atraen hierro – los secretos de las pirámides Egipcias. La longevidad, seguridad y solidez representan el valor más grande para nosotros que pretendemos adquirir la inmortalidad. Por eso es muy difícil encontrar el fundamento más seguro como el fundamento de la pirámide, para tal asunto. Hace mucho se sabe que la pirámide – es la más estable de las figuras geométricas.

El sentido de la Evolución de la persona consiste en reunir conjuntamente los millones de encarnaciones-ladrillitos anteriores de su Alma que en ella están presentados como el constructor disperso y construir de ellos algo que tiene el sentido y la utilidad práctica. En este caso la persona, que se ha armonizado, que ha unido el Alma con la Conciencia y muchos otros componentes conjuntamente, se encuentra en la cima de la pirámide, reunida por su propia mano. Y es verdad – el cuerpo de la pirámide está compuesto de todos los millones de los poseedores del Alma humana – desde el corpúsculo hasta el animal doméstico – gracias a su trabajo enorme la persona ha recibido el derecho de hacerse Persona. Hacerse el pináculo de la Creación es posible solamente así, habiendo aceptado su trabajo como el regalo más querido. Solamente entonces ellos te levantarán a la cima de la pirámide.

El Alma había estado en las partículas elementales, en las moléculas, en la piedra, en los viruses que mataban durante las epidemias a media Europa de un golpe. Había un Alma en los gusanos de estiércol, las moscas, en la serpiente que pica por la esquina, en la hiena que devora la carroña, en la rata etc. ... Sólo tiene que con indignación rechazar siquiera una de las etapas del crecimiento del Alma que nuestra pirámide advertirá la falta de los ladrillos y los bloques, e incluso unas filas enteras, las espiras de la Evolución. En el resultado ella se hará más baja y menos segura, con las vacuidades y las grietas peligrosas en su cuerpo – el fundamento.

El objetivo de la persona – ¡no sólo no desdeñar, sino aprovecharse de toda la experiencia riquísima traída por su Alma para subir su pirámide a la altura máxima! Y esto no es la confirmación retórica inventada para decir una belleza. En este caso la persona además a los programas de la familia y del Campo Infoenergético recibe el acceso a la experiencia de la vida enorme de los poseedores anteriores de su Alma.

Para ello no vale la pena hurgar en lo quién tu Alma era en las encarnaciones pasadas, a manera que la gente se interesa: “¿Quién fui en vidas pasadas?”. Cuando es necesario, estos poseedores mismos llegará a ti para ayudarte, habiendo hecho el soplo ora como la salida de la situación crítica, ora en la forma del flujo continuo de los pensamientos, la información junto a la escritura de los artículos o del libro etc.

¿Cómo, por ejemplo, se escribe este artículo? Yo no tengo ningunos contactos, sobre que, a propósito, no soy entristecido, porque no soy atado a ninguna fuente de la información – ¡llevo todo lo mío conmigo! ¡En cuanto surge el pensamiento según cierta cuestión como en el acto aparece el deseo de sentarse al ordenador y verter todo al papel! Es muy simple: ¡se pone en marcha el soplo intuitivo como el flujo de los pensamientos, el sexto sentido mental! Quién me los sopla, de cuya experiencia o cuyos logros en el momento actual me he aprovechado – esto no es interesante del todo, ¡pero les estoy agradecido! Y ellos están agradecidos, ya que a través de mí han recibido la posibilidad para la autorrealización, sus trabajos no fueron vanos.

Por lo mismo confirmo al Universo la importancia, utilidad de las vidas y los logros de los poseedores precedentes de mi Alma, de mis familias maternales y paternales, de la experiencia del Universo y del Mundo en general. Confirmo no en la forma de la gratitud expresada para la cortesía y la etiqueta, sino a modo del uso práctico, que esta experiencia y estos logros en los asuntos son necesarios. El Universo determina mi valor precisamente por la capacidad de estimar el trabajo y la importancia para mí de todas las generaciones y los sujetos enumerados en mis ocupaciones prácticas – y esto hay un establecimiento de la retrocomunicación plural, la observancia de la Ley de la Unión en la práctica (puesta en marcha del régimen: la carga – la descarga). Y por ello, a propósito, estoy indeciblemente contento y feliz, ¡porque comprendo a todos, y todos me comprenden! Y con las medallas, los premios y los honores – llegaremos a comprender un día u otro.

“Una causa por la cual los mares y los ríos reciben el tributo de las centenas de los torrentes de montaña, consiste en que ellos se encuentran más abajo que los últimos. Gracias a esto ellos son capaces de dominar todos los torrentes de montaña. Precisamente del mismo modo el sabio que desea estar más alto que la gente se pone a sí mismo más abajo de ella” (Laozi[1]).

Por tal modo la persona puede y debe extender su zona confortable. Es necesario hacerlo sucesivamente, por los círculos concéntricos. Para el comienzo debe hacer que despierte la Conciencia, cobrar razón de sí mismo (identificarse) y de su Alma, unirles, habiéndose hecho a sí mismo dirigido.

Luego distribuir su influencia en la vivienda, limpiarla, defenderla, por lo mismo habiéndolo creado el ambiente de la habitación para sí y su familia – el ambiente confortable y seguro en todos los sentidos. Después llevar tras de sí su familia, sus niños, nietos, otra gente, extendiendo gradualmente la esfera de su influencia.

Cuando esta esfera se extiende hasta las dimensiones del Universo, se puede felicitarle a usted. ¡Usted ha unido su “Yo” con el Universo, a consecuencia de que ha hallado la inmortalidad real física! No puede ser mortal la célula del organismo inmortal, él no lo permitirá. Venir a este objetivo por otras vías que a la persona le ofrecen la ciencia y la religión – es imposible.

Usted, el lector respetado, leyó en el segundo capítulo el artículo “ Las reglas de la técnica de seguridad en el trabajo con la información”, pero se podía nombrarlo “Las reglas de la técnica de seguridad junto al conocimiento con la Evolución”.

El sentido de la Evolución de Dios también consiste en la construcción de Su pirámide evolutiva. Su diferencia de nosotros consiste en que Él construye Su pirámide de las humanas, las cuales en ella tienen aspecto de los granos de arena. Dios tiene derecho de escoger los granos de arena más cualitativos y seguros, ¡y no simplemente escogerlos, sino también criarlos con los parámetros y las características necesarios para Él! Nuestra tarea es corresponderles a estos parámetros para merecer el honor de componer el cuerpo de la pirámide de Dios, de hecho de la solidez de cada grano de arena depende la solidez de toda la pirámide.

La persona que se ha liberado de los estereotipos, junto a la construcción de su pirámide, también tiene tal opción consciente. Tiene derecho a tomar en la base de la pirámide solamente aquella experiencia de las encarnaciones anteriores de los poseedores de su Alma y la experiencia de su familia que considera necesaria para sí (la experiencia positiva, creadora que está en la armonía con la experiencia de Dios). Solamente entonces, habiendo construido la pirámide monolítica, la persona adquiere la posibilidad y el derecho del encontrarse en la pirámide evolutiva de Dios.

La persona habitual que está en la Conciencia durmiente no tiene tal opción, porque carga a sí el peso de los programas tanto positivos como negativos. Su pirámide es friable, en realidad esto no es la pirámide, sino un montón de basura. Prueba en este caso, comprende – ¿qué tú tiras sobre tus hombros? El secreto es en que antes que tomes alguna cosa – es necesario mirar qué llevarás. ¡Y solamente de ese modo!

Solamente así la persona puede hacerse la partícula del organismo eterno e imperecedero, hallando la inmortalidad real física. La selección del contingente en la pirámide se realiza por Dios mismo, la selección es aún más rigurosa y dura que es en nuestro Apocalipsis. De todo el Universo será escogida una parte del porcentaje. Hablando más exactamente – en la fila se quedarán aquéllos quienes irán al paso con Dios, no se quedarán atrasado de Él.

Ya que muchos hombres servían en el ejército, este tema es próximo y comprensible par muchos, incluso sus mujeres y niños. Hay un dicho: “Toda la compañía no va al paso, sólo el auxiliar de compañía va al paso”. Mientras tanto en esta broma hay una gran sabiduría: quién lleva tras de sí la gente (y además – la subdivisión militar o tal colectividad enorme, como es el Universo), él va mejor cómo tiene que marchar, cuales “voces de mando” y cuando debe dar a la subdivisión. Muchos consideran que esto es un adiestramiento excesivo e inútil de la gente, un deseo de gozar de su autoridad indivisible sobre ella, ¡y a veces – el ultraje franco! ¡Pero hace falta no olvidar que esta persona, además de la autoridad, ha recibido la responsabilidad por los destinos y la vida de los subordinados, les ha confiado y su destino propio, haciendo en realidad su rehén! Por eso él tiene derecho de convencerse de la seguridad de cada miembro separado de su colectividad, hasta cuál grado se puede confiarle en la situación extrema. Además él solo de toda la colectividad sabe el objetivo, tanto en el momento actual como en la perspectiva de larga duración. Aquí está la verdad, el sentido superior de la disciplina y fila militares. “La disciplina de ejército es pesada, pero este peso es el peso del escudo, en vez del yugo” (Antoine de Rivarol [2]). Se puede añadir – no un peso del montículo de tumba.

Por eso el adiestramiento duro militar no es la infracción de los derechos humanos (que la gente se inclina a creer), pero es una libertad del acto de voluntad. Claro, la opción no es grande: o el peso del escudo (y entonces – ¡la victoria!), o el peso del yugo (y, probablemente, la pérdida ignominiosa). Aquí de donde es: “O César, o nada” [3]. Y en verdad, tiene que desertar como el soldado arriesga ser fusilado por la sentencia del tribunal de guerra o ser matado solo por el enemigo. Tiene que prestar la desobediencia, que un hombre pone en duda la armonía monolítica, entonces – la supervivencia – de toda la colectividad, junto con su dirigente, incluso a sí mismo.

La evolución de la persona que mancomuna conscientemente sus esfuerzos con los esfuerzos del organismo grande (como si eso fuera la “caja” de batallón o la pirámide de Dios) difiere de la Evolución de la cucaracha por el hecho que la persona subordina su voluntad a la necesidad reconocida, ¡pero además tiene derecho de la opción para su autorrealización! Gracias a esto ella sube la Conciencia a la altura nueva de la comprensión de su lugar, papel y responsabilidad por sí misma y este organismo – la colectividad, cuya célula ella es, haciendo el Individuo.

La cucaracha se pierde, no entiendo el miedo, porque ella todavía no se ha reconocido a sí misma como el Individuo, ella es un tornillo sumiso del organismo grande. Su subordinación se funda en la imposibilidad de la existencia fuera del único organismo -socium de cucarachas. A la cucaracha no le surge tal pensamiento, porque no tiene el encéfalo propio, entonces, no tiene la opción.

Los objetivos y las tareas de la persona y la cucaracha son parecidos (a primera vista): las dos aprenden a obedecer la Ley de la Unión, pero puesto que se encuentran sobre las espiras diferentes de la Evolución, su comprensión de la Ley es diferente. La cucaracha se siente a sí misma inmortal por razón de la imposibilidad de principio destruir la cabaña de cucarachas sobre la Tierra. Diciendo “Yo”, ella sobreentiende “Nosotros”, por eso, marchando en al paso con todos, la cucaracha nunca se equivoca.

Todas las tentativas de la persona de crear cualesquiera asociaciones-colectividades construidas sobre la base de los programas rudimentarios de cucarachas no responden a los objetivos y problemas de la Evolución, por eso ellas no son viables, ¡independientemente de la bandera o en nombre de la idea que se crean! Las personas en ellos como antes, como en el hormiguero o en las filas de cucarachas, se llaman la sociedad, el rebaño, el electorado, comprobando su paso con la mayoría. El principio es simple: “Haz como los demás”.

La persona, habiéndose unido con el organismo-Universo, habiendo ocupado su puesto en la fila y habiendo puesto de acuerdo obedecer las órdenes de Dios (del Auxiliar de compañía), comprobar su paso con Él, resignadamente observando el Estatuto – la Ley de la Unión, ¡recibe en el premio la inmortalidad verdadera física como el individuo, como la Persona, siendo la célula del organismo único inmortal! Gracias a ello adquiere una cualidad nueva, su destinación verdadera – ¡ se hace el creador en la colectividad enorme, en la cual la gente no sabe (¡y no quiere!) hacer nada excepto la creación! ¡Y no quiere porque cualquier otro trabajo está privado del sentido!

Pero el problema es que la fila es especulativa, virtual, empero real y Dios hasta cierto tiempo para nosotros no puede ser visto y oído. Si no fuera así, en la fila se lanzaría aquéllos quienes no han hecho la opción consciente y no son capaces de hacer tal servicio. ¡Entonces, la fila no será capaz de ir al paso, no diciendo sobre la ejecución de la marcha de larga duración – la Evolución, para que ella está creada! No casualmente en los reglamentos militares las nuevas formaciones complicadas de la subdivisión en el movimiento en la plaza se llaman “las evoluciones”.

El objetivo final de esta marcha – junto con Dios ya joven, nuevo, que está a la cabeza, aprender a construir el Universo siguiente, cuidar las generaciones siguientes de las civilizaciones. ¡Otra destinación a la gente que ha recibido la inmortalidad en nuestra civilización no le existe y no le será! Aquí de donde es tal concurso pasmoso – 999 personas a un lugar y aún un sentido del número 666.


[1] también llamado Lao Tse, Lao Tzu o Lao Tsi, una figura cuya existencia histórica se debate, es uno de los filósofos más relevantes de la civilización china. La tradición china establece que vivió en el siglo VI adC, pero muchos eruditos modernos argumentan que puede haber vivido aproximadamente en el siglo IV adC.
[2] Antoine de Rivarol (1753 – 1801) – el escritor y epigramatista francés.
[3] en el original es el proverbio ruso: “O en el pecho hay las órdenes, o la cabeza está en los arbustos [escondida]”.
 
 
Atrás... Contenido Más...