El papel del hombre y la mujer en la Evolución

Capítulo octavo

El papel del hombre y la mujer en la Evolución


El hombre y la mujer son dos Polos del Proceso vital sobre la Tierra. Su papel y tarea es el entregar la carrera de relevos de la vida. Y entregan no sólo la vida misma, sino también el conocimiento sobre ella. Cumpliendo su tarea vital, el hombre y la mujer ponen en marcha la dinámica de la vida en el nivel de la persona y su comunidad. Para que la carrera vital de relevos sea entregada cualitativamente, entre ellos deben existir las relaciones recíprocas cualitativas. Además la función natural de dos Polos de la Vida tiene el destino completamente distinto, así como los hemisferios cerebrales, los que solucionan los problemas comunes, tienen la destinación diferente. El hombre y la mujer deben conocer, reconocer su destino y realizarse a sí mismos en él. El incumplimiento por ellos de su tarea influye en la cualidad de la entrega de la vida, en la posteridad, la sociedad, la gente misma y sus relaciones recíprocas.

¿Qué funciones recaen sobre ellos? El hombre tiene un juicio más objetivo y está llamado en organizar las condiciones de la vida de los miembros de su familia, eliminando los obstáculos en la vía del mejoramiento de la cualidad de la vida. Él transmite los conocimientos y la experiencia a la generación futura.

La mujer tiene un juicio más subjetivo que le permite a ella acoger más atentamente los miembros de la familia, sentir sus problemas, seguir la formación de las miradas de los niños. La mujer dirige la clima psicológico de la familia, corrige y armoniza las relaciones recíprocas de todos sus miembros. Percibe más atentamente el carácter de todas las situaciones, cómo puede ayudar y al hombre, y a los niños a comprender la situación y escoger correctamente la dirección de las acciones ulteriores. Las mujeres tienen la intuición más desarrollada. Si ella está ligada a la lógica y a ellas les está dado el impulso del desarrollo evolutivo, la mujer es capaz de dirigir el proceso del perfeccionamiento de todos los miembros de la familia en la vía de la armonización espiritual. Precisamente de ella depende que el hombre cumpla sus funciones naturales y los niños formen justamente la percepción de la vida y adopten la experiencia valiosa de los padres.



Atrás Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007