Dinero no existente

Dinero no existente

– ¿Ves un millón de dólares?
No lo veo.
Tampoco lo veo. ¡Pero él existe!

El dinero no existente o virtual, como una variedad, apareció y se hizo accesible al número grande de la gente sólo con el desarrollo de las telemáticas, que permitieron hacer las manipulaciones distintas con el dinero “que no existe” y hasta transformarlo en el material, en el papel moneda.

Los usuarios más activos de las tecnologías con el dinero virtual son los bancos, cada día transfiriendo las sumas enormes del dinero virtual. Exactamente los bancos empezaron a adelantar activamente sus métodos del trabajo con el dinero virtual, por ejemplo – las tarjetas de crédito. Teniendo la tarjeta correspondiente, su propietario puede hacer con el dinero cualesquiera operaciones: pagar la mercancía, transformar en el papel moneda a través del cajero automático o enviar la parte de sus medios virtuales al proyecto de inversiones para que le produzcan a su propietario el beneficio. La propiedad más admirable del dinero virtual consiste en lo que, siendo en el movimiento, se reproduce, se aumenta en volumen, creando el beneficio. Pero habiendo sido de papel, el dinero pierde todas sus cualidades, dejando una – la capacidad de compra.

Así, por ejemplo, habiendo hecho el depósito en el banco, usted entregó el papel moneda al banco que lo transfiere a la categoría del dinero virtual e lo incorpora a su sistema financiero, donde ya en la masa común, circulando, crea el beneficio, y él comparte con usted la parte pequeña de aquellos ingresos que le ha traído su dinero, haciendo virtual. Habiendo tomado el dinero del ambiente financiero, usted para su circulación, habiéndolo transformado en el trozo de papel habitual. Haciendo el trozo de papel, no le producirá a usted ingresos, mientras de nuevo caiga en el ambiente financiero, de nuevo haciendo virtual.

Y bien, sin embargo, ¿cómo aparece el dinero?

El modo más difundido del recibo de dinero en el tiempo presente es el trabajo. Cada quien trabajaba o trabaja “por el sueldo” puede calcular independientemente el coste de una hora vendida de su vida. La mayoría de la gente así existe, por el dinero cambiando su trabajo, energía, libertad, conocimiento y habilidad.

O tal modo de ganar dinero es malo o es bueno, o le gusta a alguien o no – cada uno decide independientemente. A quien esto no es para su genio o “eso no está a su alcance”, inventa los modos diferentes del recibo de dinero, no violando las leyes de la sociedad y la conservación de la sustancia y la energía. Puesto que la ley de la conservación de la sustancia y la energía conocida del curso escolar (y ella funciona, como es sabido, a todos los objetos y los sujetos en la naturaleza) todavía no fue anulada por nadie, el recibo y el gasto del dinero también se somete a ella. Vendiendo la energía de la vida (el trabajo asalariado y otras variantes) y recibiendo la cantidad del dinero igual a la autoapreciación, al coste, la persona simplemente se quema a sí misma en la lucha por la existencia.

En caso de la creación del mecanismo de la autorreproducción del dinero, ella crea tal idea que su provecho para los otros expresado en el coste, – es constante o sube. Así, habiendo manifestado las capacidades creativas, la persona puede dirigir la acción de la ley de la conservación hacia su utilidad propia.

Si generalizamos todos los modos inventados por el ser humano para recibir el dinero y fundados en su propiedad natural del aumento, encontraremos que el modo más lucrativo e ilimitado del recibo del dinero es una venta o un ofrecimiento de las ideas. Habiendo mirado alrededor, se puede fácilmente encontrar los ejemplos: la publicidad hace más y más reclamo de las ideas, asociándolas con una u otra mercancía; usted puede abrir los libros de la dirección y la construcción del business – allí, en la cima de la pirámide de los procesos de negocios hay “una misión, una idea” sobre qué bien está llevando por este business a la gente. La moda nos propone la idea qué debe ser a la moda en esta temporada y compramos lo que es a la moda, la idea de la belleza y la pureza de estilo, en la temporada siguiente ella ya será otra.

Resulta que las ideas cuestan más caro, puesto que ellas es un producto del pensamiento creador, en cuya base está el deseo de hacer algo mejor, no sólo la vida propia. Vendiendo su idea reclamada, el autor recibe los dividendos, no quemándose a sí mismo. Él ha dado lo que es necesario a los otros y ha recibido por esto el flujo monetario, y si esta idea es capaz de vivir y ser de utilidad para la gente, ser reclamada durante el tiempo largo, – resultó el mecanismo de la autorreproducción del dinero.

¿Y a cuántas personas les sea necesaria extremadamente la idea de la autorreproducción del dinero virtual (que no es peor que el papel moneda)? ¿Le es necesaria a usted? Y ahora imagine, qué es el precio de esta idea.

Aún más una propiedad admirable de las ideas es que se puede usarlas para alcanzar sus propios objetivos. En la esfera del negocio grande lo llaman “franchising” (franquicia1), cuando le ofrecen a usted a comprar una idea de negocios ya preparada, “rodada”, con la descripción y la instrucción detallada como usarla.

Aquí están algunas declaraciones de Roberto Kiyosaki, "el maestro notorio de los millonarios”:


Las personas más ricas del mundo buscan las redes y las crean; todos otros buscan el trabajo”.

En el siglo industrial el mejor era todo lo grande. En el siglo informativo lo mejor de todo es ser el invisible”.

Si usted en efecto sigue las lecciones dadas por algunos businessman del dominio del marketing de red y construye el negocio seguro con las personas seguras, descubrirá que el business es una inversión de dinero mucho más segura y eficaz que los fondos mutuos. Si usted trabaja honestamente y con diligencia que los que trabajan en su red se vuelvan ricos, a su vez, ellos le harán a usted rico y más protegido. A mi juicio, el marketing de red es mucho más seguro que el mercado de las acciones porque usted cuenta con las personas en las cuales usted tiene confianza, y ustedes usa la fuerza de la ley de Metcalfe2 – la ley que mide la fuerza de las redes”.

La industria del marketing de red es un business del siglo informativo, porque es el business invisible. Gracias a su invisibilidad a menudo es difícil describir sus ventajas a los que piensa por las categorías del siglo industrial y quien como antes trata de mirar al business por los ojos, en vez de la razón. Al terrorista le será difícil organizar el ataque a la industria del marketing de red simplemente porque las oficinas de de este negocio también son invisibles.

La mayoría de las oficinas del marketing de red está escondida en las casas por todo el mundo. Hay unas personas que dirigen el business enorme, no saliendo de las viviendas invisibles. Pero si usted pudiera ver su negocio, esto parecería a los rascacielos invisibles que se tiran hacia el cielo de las casas vecinas por todo el mundo”.


– Todo ello está bien y yo dejaría el servicio con mucho gusto, pero en los libros no escriben cómo hacer este dinero invisible, y sería no mal tenerlo, y además, si él aumentaría…” Aproximadamente así usted puede pensar, estimado lector.

El business de red es un sistema acabado para cualquiera quien desea crear el dinero virtual. Vendiendo la mejor mercancía – la información. ¿Por qué esto es mejor que el business clásico?

Porque es el business virtual y no le son peligrosas aquellas desgracias que pueden abatirlo o quebrantar al business clásico. El business invisible con el dinero "no existente".

Y no existe solamente para aquél quien no es capaz de verlo y aceptar las posibilidades que son accesibles solamente en el campo de acción del dinero virtual. ¿Por qué no todos pueden crear el dinero virtual? Para ello es necesario aplicar el trabajo más pesado – hace falta aprender a pensar, reflexionar, habiendo aprendido a crear las ideas que generan los flujos monetarios primero en la mente, y luego encarnarlos en la vida. Cuando la persona en su conciencia determina, por qué vía recibirá los ingresos, precisamente en este momento comienza a existir su dinero personal, “el más virtual”. Y esta vía del recibo de los ingresos no debe entrar en contradicción con las Leyes de la Conservación. Así, imaginando sus ingresos como el billete de 100 dólares que cada día cae a sus pies, usted nada recibirá excepto el gasto de las fuerzas y el tiempo. ¿Por qué? Todo es simple: si este dinero aparece de ningún lugar, algo debe ser quitado en ninguna parte. Y puesto que el dinero es un producto humano, existe solamente en el mundo del ser humano. Significa, es necesario recibirlo también de la gente.

Habiendo tomado conocimiento de la información sobre la posibilidad de crear el dinero virtual e poner en funcionamiento el programa de su autorreproducción, le puede surgir a usted un deseo de objetar y derrocar, aunque, por lo visto, no sean ningunas objeciones que el dinero le es necesario a usted personalmente.

El problema está no en usted, sino en aquellos programas rudimentarios del socium, los estereotipos (se puede llamarlos de formas diferentes), que han sido inculcados en nosotros en el nivel genético por la sociedad. Y el más nocivo de ellos es aquél que el dinero es un mal y hace falta librarse de él de todas maneras. Y bien, el dinero virtual simplemente son intrigas del Diablo – porque la persona que ha asimilado la tecnología de su reproducción, se vuelve independiente.

Este programa obliga a la persona a manejar desdeñosa y ligeramente (¡si viene al caso – irreflexivamente!) con el dinero, gastándolo según la recomendación insistente de la publicidad en cualquier cosa, y según el consejo de los clérigos – ¡exclusivamente para hacer buenas obras! Y a la mañana siguiente, habiendo saltado entre dos luces, correr al trabajo que fin ganar para la vida por “el trabajo honesto”. “Honesto” es llamado el trabajo para esponsorizar la muchedumbre de los intermediarios. Precisamente ellos tratan de cuchichearle a usted a la oreja a través de los estereotipos: “no vayas a ellos, te enseñarán a lo malo”. Y lo malo en su comprensión es lo que a la persona la enseñarán a tratarse reflexiva y conscientemente a sí misma y al dinero, la enseñarán a crearlo y aumentarlo. Y lo esencial – invertir el dinero en sí misma.

¡Mil parabienes! Vitaly.


Hola, Sasha.

“El dinero es un mal”, así muy a menudo dice la gente.

Claro que no recibo cartas, pero me comunico a veces con las personas que se consideran a sí mismas de alta espiritualidad y moral y siguen esta tesis con perseverancia. Así que por lo visto, la situación es tal:

Habiendo leído el primer libro de la Doctrina Secreta, muchas personas lo aceptan todo a carga cerrada, declarando que los autores son bravos, cómo están justos y qué obra buena hicieron. Después de la lectura del segundo y tercer libros el entusiasmo del electorado cae bruscamente. Es porque en el primer libro sobre el dinero sólo se menciona de paso, la Conciencia de los lectores no se para en estas líneas después de la primera lectura, y sobre las compañías de red allí no hay ni una palabra. (Simplemente en el momento de la escritura del primer libro la cuestión financiera no era el problema punta, no le era concedida la atención grande, puesto que el objetivo del primer libro consistía en hacer llegar a la gente la información sobre el Sistema). En el segundo y tercer libros a la autorreproducción del dinero le está prestada la atención básica y, por lo visto, las conversaciones sobre el dinero le asustan a la gente.

“¡Qué mercantiles son ustedes!” – comienzan a vociferar, – no se puede vivir para estos trozos sucios de papel” (aunque para mí se queda una adivinanza – ¿quién dijo que en algún sitio en la Doctrina exhortan a vivir para el dinero?). Las personas se agarran al trabajo sin reparar en ningún medio, temiendo perderlo, olvidando que “la más terrible variedad del desempleo es la cabeza que no trabaja, inactiva”. Y aún, me parece que no comprenden en absoluto que es un dinero en sentido lato de esta noción.

Daré un ejemplo. Para cualquier oligarca (últimamente se puso de moda reñirlos de todas maneras; dos o tres obligaciones de 5.000 rublos rusos3, no es un dinero. Para él estos trozos de papel son, como para la mayoría de la gente, por ejemplo, un par de las monedas de cinco kopeks4 (también, es algo como dinero, pero la Conciencia no reconoce su valor). Es decir, aquí nos encontramos con los sistemas diferentes de las coordenadas donde la misma figura (el dinero) está siendo considerada en los planos diferentes. Muchas personas no tienen otra representación sobre el dinero sino como aquellos billetes de banco, a los cuales reciben como el sueldo. Y cuando en los libros entablan una conversación sobre el dinero, estas personas, no habiendo inventado nada que sea más inteligente, comienzan a imaginarse estos cortes, ciando se trata de otro en absoluto. En verdad “Cambia tu relación a las cosas que te agitan – y serás fuera de peligro de ellas”. (Marco Aurelio5).

En los libros se trata del dinero virtual que puede ser aumentado, poniendo el proceso de la autorreproducción al autómata (con el papel moneda tal truco puede pasar sólo por medio de la copiadora, y, como es conocido, nuestra ley no lo saluda). Se puede trasladar rápidamente el dinero virtual en cualquier punto del mundo (es sabido que para trasladar el papel moneda es necesario pagar los impuestos), convertirlo en cualquier divisa convertible o trasladarlo en un objeto. Claro que con los trozos de papel también se puede hacer todo esto, pero estos procesos serán más duraderos e incómodos. Es decir, el dinero virtual está en una espira más alta de la espiral evolutiva. Lo más probable que los oligarcas mencionados piensan en el dinero como sobre el producto virtual, de otro modo simplemente no podrían organizar todas sus operaciones y combinaciones, aunque no siempre sean puras y honestas, vinculadas con el traslado de los capitales enormes, desde el punto de vista del pancista.

Y que no se puede atarse al dinero, tanto como se puede vivir para él – ¡huelga decir! En general, no se puede atarse ni a qué; es necesario tener la mente abierta, y vivir para la Vida misma y para el perfeccionamiento. No tiene más que hacer algo: el dinero en la mesita, las acciones con las obligaciones o un reloj suizo, como de la vida de la persona esto se quita. El dinero puede arder (con todo es de papel), las acciones – derrumbarse, y el reloj suizo puede ser quitado del hombre en el paso oscuro al patio – sin embargo, es una cosa material. Es imposible perder La única cosa que no puede ser perdida es la cabeza y la seguridad en sí mismo, y esto completamente es dentro de las posibilidades de la persona. “La persona sabia exige solamente de sí misma, y la persona nulo – de los otros” – como dice la sabiduría china.

Y todos los argumentos sobre la utilidad en el presente (precisamente en el Aquí y el Ahora, en vez de alguna vez después, dentro de poco) del dinero virtual, también el modo más fácil para comenzar a crearlo (que está descrito en los libros “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis”), tropezarán contra las mentes de las personas que los leerán. Y qué será más, depende de su Opción de ellas, pues “El mejor papel positivo que puede ser jugado por el libro – no sólo comunicar la verdad sino hacer meditar sobre ella”, – como una vez E. Hubbard 6 dijo.

Yegor.

 


1 la franquicia es un tipo de contrato utilizado en comercio por el que una parte llamada franquiciador cede a otra llamada franquiciado la licencia de una marca así como métodos de hacer negocios a cambio de una tarifa periódica o royalty (regalía).

2 John Stanley Metcalfe, n. 1946, el economista inglés.

3 aproximadamente 140 euros.

4 la moneda pequeña, en el rublo hay 100 kopeks.

5 César Marco Aurelio Antonino Augusto (121 – 180) – fue emperador romano desde el año 161, filósofo.

6 Elbert Green Hubbard (1856 – 1915), el hombre de letras inglés.

 

Atrás... Contenido Más...

© Alejandro y Tamara Blanco 2007