El Universo como un holograma del mundo. Part 1

Capítulo primero

El Universo como un holograma del mundo

¡Qué para el ser humano es la pérdida del Universo! –
Que se oscurece todo el cielo estelar:
Es necesario temer de otro apagamiento –
¡La oscuridad de la razón es más terrible que la del mundo 

A. Chizhevsky[1]

Como usted recuerda, estimado lector, nuestro primer libro comenzaba de la revista de los descubrimientos de los científicos del mundo en el campo del encéfalo y la Conciencia del ser humano. Los descubrimientos en realidad son remarcables, sino también no menos remarcable parece la reticencia sobre ellos por los medios de comunicación de masas, que se observa en todos estos años. Por eso hemos decidido comenzar el cuarto libro de la publicación de unos descubrimientos aún más fundamentales, sobre los cuales en los mass media en diez años no habíamos encontrado ni una mención. Casualmente, el artículo de Alley Crystal “El universo como un holograma” en Internet fue encontrado por una de nuestras continuadoras en Ucrania, cuando el cuarto libro ya fue prácticamente terminado. 

A nuestra gran alegría resultó que no hace falta "justificar" nada de lo que hemos escrito en los libros y el Sistema de la Armonización de la Persona, – todo hace mucho está descubierto y está explicado por los científicos. Vemos nuestras prioridades solamente en lo que hemos ido más lejos de las constataciones inútiles, habiendo dado a la gente la posibilidad de aplicar todos estos descubrimientos y conocimientos en la práctica.

¡Oh, sabiduría, la quimera amable,
Eres engaño seductivo!
Gracias a tu medida divina
Tenemos la suerte de equivocarse.

Jean-Jacques Rousseau[2]

¿Si existe la realidad objetiva, o el Universo es un fantasma? La física duda de la existencia de la realidad objetiva y construye un nuevo modelo del mundo basado en la holografía en el que los electrones de los átomos del cerebro humano aparecen conectados a las partículas subatómicas de cada salmón que nada, de cada corazón que late, o de cada estrella que brilla en el firmamento. El modelo holográfico implica también al funcionamiento cerebral y a los comportamientos psicológicos, alumbrando una forma radicalmente nueva de ver la realidad basada en que la percepción es sólo lo que pintamos como tal.

En 1982 tuvo lugar un importante evento. En la Universidad de París un grupo de investigadores liderado por el físico Alain Aspect realizó un experimento que después se convertiría en uno de los más importantes del siglo XX.

Aspect y su equipo descubrieron que en ciertas circunstancias las partículas subatómicas como los electrones, son capaces de comunicarse al instante con otras partículas, independientemente de la distancia que haya entre ellas. No importa si esta distancia es de 10 centímetros o de 10 billones de millas. De alguna manera, cada partícula subatómica es siempre capaz de saber qué es lo que hacen el resto de las partículas, por muy lejos que éstas se encuentren. El problema de esta hazaña de las partículas es que viola el principio sostenido durante mucho tiempo por Einstein, según el cual ninguna comunicación puede ir a una velocidad superior a la de la luz.

Viajar más rápido que la velocidad de la luz equivaldría a romper la barrera del tiempo, y esta desalentadora perspectiva ha ocasionado que algunos físicos hayan comenzado a elaborar diversas teorías para explicar los descubrimientos de Aspect. Pero esto también ha inspirado a otros a buscar explicaciones más radicales.

El físico David Bohm, de la Universidad de Londres, por ejemplo, cree que el descubrimiento de Aspect implica que la realidad objetiva no existe, que la aparente consistencia del universo es como un fantasma, un gigantesco y espléndido holograma.

Fotografía tridimensional

Para comprender lo que Bohm quiere decir con esta afirmación, es preciso conocer algo sobre hologramas. Un holograma es una fotografía tridimensional hecha con ayuda del láser. Para hacer un holograma, el objetivo de la cámara se introduce primero bajo la luz de un rayo láser. Después, un segundo rayo láser se superpone al primero y el resultado de la interferencia de ambos (el área donde los dos haces coinciden) es capturado por la película.

Cuando la película se revela, el resultado parece un remolino de líneas claras y oscuras. Pero tan pronto como el revelado de la cinta es iluminado por otro rayo láser, cada mitad contendrá también la imagen entera de la rosa. Es más, si estas mitades se cortaran otra vez, cada trozo de la película contendría una pequeña pero intacta visión de la imagen original. A diferencia de las fotos normales, cada parte del holograma contiene toda la información que posee el todo.

La naturaleza del todo en cada parte que poseen los hologramas, nos concede a nosotros una forma totalmente nueva de comprender la organización y el orden. A lo largo de la historia, la ciencia occidental ha sido construida bajo el principio de que la mejor forma de entender un fenómeno físico, ya sea una rana o un átomo, es diseccionarlo para estudiar cada una de sus partes.

Un holograma nos muestra que algunas cosas en el universo no se prestan a este tipo de análisis. Si tratamos de hacer partes de algo construido holográficamente, no obtendremos las piezas de las cuales está hecho, sino que sólo conseguiremos pequeños todos.

La separación, una ilusión

La perspicacia ha permitido a Bohm concebir de forma distinta el descubrimiento de Aspect. Bohm cree que la razón de que las partículas subatómicas permanezcan en continuo contacto entre sí a pesar de la distancia, no se debe a que se envíen entre ellas ningún tipo de misteriosos signos, sino a que la separación entre dichas partículas es en realidad sólo una ilusión. Bohm argumenta que a niveles profundos de la realidad, estas partículas no son entidades separadas, sino extensiones de la misma realidad sustancial.
Para que la gente lo entienda mejor, Bohm ofrece la siguiente ilustración: imagine un acuario que contiene un pez. Imagine también que usted no puede ver el acuario directamente, sino a través de las imágenes que le envían dos cámaras de televisión, una dirigida hacia un lado del acuario, la otra dirigida al lado contrario. Cuando usted enciende los monitores de televisión, debe asumir que el pez aparece en ambas pantallas como dos entidades separadas. Después de todo, porque las cámaras están situadas desde diferentes ángulos, cada una de las imágenes será diferente. Pero cuando continúe mirando a los peces, se dará cuenta de que hay una relación entre ellos.

Cuando uno se gira, el otro también lo hace; cuando uno se pone frente a la cámara, el otro aparece en el lado contrario. Si permanece atento a todos los movimientos de los peces, concluirá que ambos están instantáneamente comunicados el uno con el otro. Pero, a pesar de las apariencias, sabemos que no es así. Todo es el resultado de la ubicación de los dos monitores de televisión.

Naturaleza fantasmal

Según Bohm, esto es en realidad lo que sucede con las partículas subatómicas en el experimento de Aspect. La aparente conexión más rápida que la luz entre las partículas elementales nos está hablando de que, a niveles profundos de la realidad, sin que nosotros nos demos cuenta, hay una dimensión compleja que es análoga al ejemplo de los acuarios.

Bohm añade que tenemos la perspectiva de las partículas subatómicas separadas las unas de las otras porque estamos mirando solamente una porción de su realidad. Estas partículas no son partes separadas, sino formas de una profunda y fundamental unidad que termina como la rosa holográfica. Y, como cada cosa dentro de la realidad física está constituida por estas partículas, se deduce que el universo entero es un holograma, una proyección.

Además de esta naturaleza fantasmal, el universo puede poseer otro tipo de características. Si la aparente separación de las partículas subatómicas es ilusoria, esto significa que a un nivel más profundo de la realidad, todas las cosas en el universo se encuentran infinitamente interconectadas.

Los electrones en los átomos de carbono en el cerebro humano, están conectados a las partículas subatómicas de cada salmón que nada, de cada corazón que late, o de cada estrella que brilla en el firmamento.

Cada cosa está interrelacionada con cada cosa, y aunque la naturaleza humana debe buscar las categorías y las subdivisiones de los distintos fenómenos del universo, estas categorías son necesariamente artificiales, porque la naturaleza es en último término una membrana continua.

En un universo holográfico, ni el tiempo ni el espacio son vistos como fundamentales porque nuestros conceptos de localización no son válidos en un universo en el que nada está verdaderamente separado de lo demás. El tiempo y el espacio tridimensional, como las imágenes del pez en los monitores de televisión, deberían verse como proyecciones de un orden más profundo.

El Superholograma

En este nivel más profundo de la realidad aparece una especie de superholograma en el que el tiempo pasado, presente y futuro existen simultáneamente. Esto sugiere que, dando con la herramienta adecuada, debería ser posible algún día buscar dentro del nivel del superholograma y proyectar hacia fuera de él escenas de un tiempo pasado.

Qué más contiene el superholograma es una cuestión siempre abierta. Si aceptamos que, según la argumentación de Bohm, el superholograma es la matriz que dio a luz a cada cosa del universo, esa matriz contendrá cada partícula subatómica que ha sido o será, cada configuración de materia y energía posible, desde los copos de nieve a los quasars, desde los rayos gamma a las ballenas azules. Se debe pensar en este superholograma como en una despensa cósmica donde todo está contenido. Aunque Bohm piensa que no hay forma de saber qué más debe haber contenido en el superholograma, se aventura a afirmar que no tenemos razones para aceptar que el superholograma no contiene nada más. O, como él dice, quizá el nivel superholográfico de la realidad es una mera plataforma en la que encuentra una infinidad continuamente en desarrollo.

Bohm no es el único investigador que ha encontrado evidencias de que el universo es un holograma. Trabajando independientemente en el campo de las investigaciones sobre el cerebro, el neurofisiologista de Stanford, Karl Pribram, también ha llegado a convencerse de la naturaleza holográfica de la realidad.

El cerebro holográfico

Pribram confeccionó un modelo holográfico con un puzzle, en el que se reflejaba dónde y cómo se graba la memoria en el cerebro. Durante décadas, numerosos estudios nos han mostrado que la memoria se situaba en diferentes zonas dispersas del cerebro, y no en una zona específica.  En una serie de experimentos cerebrales Karl Lashely descubrió en 1920 que, independientemente de la parte del cerebro que tocara, era incapaz de erradicar la memoria de cómo llevar a cabo tareas muy complejas, aprendidas antes de que Lashely operara. El único problema era que nadie había sido capaz de dar con el mecanismo que pudiese explicar este curioso todo en cada parte de la naturaleza de nuestra memoria.

En 1960, Pribram encontró el concepto de holografía y la explicación que buscaban los neurólogos. Pribram cree que la memoria está guardada no en las neuronas ni en pequeños grupos de células cerebrales, sino en los dibujos de impulsos nerviosos que atraviesan el cerebro de parte a parte, de la misma forma que los dibujos del rayo láser atraviesan el área entera de un trozo de película que contenga una imagen holográfica. En otras palabras, Pribram está convencido de que el cerebro mismo es un holograma.
La teoría de Pribram ha ganado apoyos crecientes entre los neurofisiólogos. Un investigador italiano-argentino, Hugo Zucarelli, ha extendido recientemente el modelo holográfico al mundo de los fenómenos acústicos. Dada la situación del hombre, que puede localizar los sonidos sin mover la cabeza, incluso si sólo oye por uno de los dos lados, Zucarelli ha descubierto que los principios holográficos pueden explicar esta habilidad.
Pribram creía que nuestro cerebro construía matemáticamente la realidad a partir de su lectura de las frecuencias recibidas de un buen número de experiencias sensoriales. Se ha descubierto, sin embargo, que cada uno de nuestros sentidos está abierto a muchas más sensaciones de las que en un principio se pensó.

Los investigadores han descubierto, por ejemplo, que nuestros sentidos ópticos son receptivos también a las frecuencias del sonido; que nuestro olfato es en parte dependiente de lo que llamamos osmic frequences, y que las células de nuestro cuerpo son sensibles a muchos tipos de frecuencias. Estos descubrimientos sugieren que es sólo en el campo holográfico de la conciencia donde estas frecuencias se dividen en percepciones convencionales.

El paradigma holográfico

Pero el aspecto más increíble del modelo holográfico de Pribram del cerebro es lo que ocurre cuando se une a la teoría de Bohm. Si la concreción del mundo es una realidad secundaria (creada por la lectura que realiza el cerebro), si lo que existe en realidad son los paquetes de frecuencias holográficas, y si el cerebro mismo también es un holograma que selecciona sólo algunas de las frecuencias que están fuera de él y las transforma en percepciones sensoriales, ¿en qué se convierte la realidad objetiva?

Muy sencillo, la realidad objetiva deja de existir. En realidad, las personas somos receptores flotantes en un mar caleidoscópico de frecuencias. Lo que extractamos de ese mar para transformarlo en realidad física, es uno de los canales por los que extractamos algo fuera del superholograma.

Esta sorprendente y nueva imagen de la realidad, la síntesis entre los puntos de vista de Bohm y Pribram, ha sido denominada el paradigma holográfico. Aunque muchos científicos lo miran con escepticismo, otros han quedado muy convencidos de su validez.

Un pequeño pero creciente grupo de investigadores cree incluso que debería ser considerado como el modelo que ha llegado más lejos en la ciencia de la realidad. Algunos van más allá y creen que resolverá algunos misterios que antes no habían podido obtener respuesta de la ciencia.

Bohm y Pribram han notado que muchos de los fenómenos parapsicológicos se hacen comprensibles dentro del paradigma holográfico. En un universo en el que los cerebros individuales son realmente partes indivisibles de un gigantesco holograma, la telepatía puede ser considerada como el acceso al nivel holográfico.
Gracias al paradigma holográfico, es más fácil entender cómo la información puede viajar de un individuo A a otro B, hasta un punto lo lejano que se quiera. Al mismo tiempo, ayuda a comprender gran número de problemas que plantea la psicología. El psicólogo transpersonal Grof piensa al respecto que el paradigma holográfico ofrece un modelo para comprender muchos de los fenómenos que ocurren en los estados alterados de conciencia.

El Universo psicológico

El paradigma holográfico también tiene explicaciones para las llamadas ciencias duras, como la biología. Keith Floyd, una psicóloga del Virginia Intermont College, apunta que, si la concreción de la realidad es una ilusión holográfica, en poco tiempo será cierto que el cerebro produce conciencia. Entonces, cada cosa que nos rodea, incluido nuestro cuerpo, podrá considerarse como algo psicológico.

Este giro en la forma en que entendíamos hasta el momento las estructuras biológicas ha ocasionado que los científicos busquen también una evolución del modelo médico relacionándolo con el paradigma holográfico.

Si la aparente estructura física del cuerpo es una proyección holográfica de nuestra conciencia, parece claro que cada uno de nosotros es mucho más responsable de su salud que lo que los médicos podrían desear. Lo que vemos como milagrosas disminuciones de las enfermedades, deben comenzar a verse como cambios en las conciencias, como producto del cambio en el holograma del cuerpo humano.

Al mismo tiempo, las nuevas y controvertidas técnicas para preservar y mejorar la salud, como la visualisación, adquieren nuevo significado dentro del dominio holográfico porque las imágenes pueden ser tan reales como la misma realidad.

Lo que percibimos como realidad es sólo lo que pintamos como tal. Incluso nuestras más esenciales nociones de la realidad llegan a suspenderse en un universo holográfico. Como apunta Pribram, cada evento es visto como la base del principio holográfico.

Las sincronías y las coincidencias de la vida, de repente tienen sentido. Cada parte de la realidad puede verse como una metáfora. Cada uno de los acontecimientos más azarosos pueden verse bajo una nueva geometría.

Bohm y Pribram, con su modelo holográfico, han afectado ya a la perspectiva de muchos científicos como Basil Hiley, físico del Birbeck College de Londres, quien afirma que los descubrimientos de Aspect indican que debemos estar preparados para considerar una forma radicalmente nueva de ver la realidad.

(Artículo Anónimo. Condensado de la versión original en:

http://twm.co.nz/hologram.html#David  

Traducción del inglés: Yaiza Martínez).

La genética de ondas

Los investigadores de todo el mundo tratan de descifrar la "palabra" que ha dado vida a la materia viva, a la persona. Todo es en vano. Se supone que está inscrito en el texto del código genético escondido en las moléculas del ADN. En los límites del programa “El genoma de la persona” los científicos han sabido en 10 años fijar la consecuencia de tres mil millones de “letras” en nuestro texto genético. ¡Es un gran éxito! Parecería que ahora se queda solamente leer… ¡Ay! Les ha conseguido leer sólo el 2 % de tres mil millones de letras. Otros 98 tampoco se quedan incomprensibles.

El enfoque diferente de la cuestión de la lectura del texto genético está propuesto por el doctor de las ciencias médicas, el académico Piotr Gariayev. Él no afirma que está próximo a la solución deseada, pero afirma, refiriéndose al académico Likhachiov, que al traducir la Biblia fue incurrido en una impropiedad de principio. La traducción exacta de sus primeras palabras (en el Evangelio de Juan) es: “En el principio ya existía el Pensamiento…”[3] Sólo luego el Pensamiento – algo impalpable – se encarnó en la luz y el sonido, es decir, en la onda. Se hizo como la Palabra que suena – la estructura de ondas que lleva en sí la imagen y el sentido. También lleva el programa de la vida para todos los organismos de la Tierra, incluso la persona. Realizan sus moléculas del ADN que llevan y el texto, y la imagen. Ya que irradian y la luz, y el sonido, es necesario buscar la idea del Creador en el nivel de ondas.

Nuestro destino está inscrito en el ADN

Desde el medio de los años 80 Gariayev elabora su teoría propia de las funciones de ondas del aparato genético. Sus experimentos sensacionales confirman la naturaleza doble de los genes: son una sustancia y un campo al mismo tiempo, el campo acústico y de fotón. Gariayev está seguro: la forma de campo de los cromosomas (las conservadoras de los genes) dirige el desarrollo del organismo. Primero “marca” su construcción espacial-temporal. Dentro del óvulo se crean las imágenes de ondas de las partes del organismo futuro. Aquí se inscribe parcialmente su programa social, si es posible – el destino. Y sólo luego, “en capas”, se realiza la encarnación material del embrión que desarrolla. 

Tal enfoque de Gariayev y sus colegas suscita una crítica acerba por parte de los biólogos clásicos moleculares y los genéticos, que examinan los genes solamente de las posiciones materialistas – como la sustancia. Y no más. 

Que se pueda de la célula minúscula construir el organismo difícil, debe ser obligatoriamente el programa principal, considera Gariayev. En la parte estudiada del genoma (los mismos dos porcentajes) él simplemente no existe. Hay allí “unos genes que responden por…” ...Por el color de los cabello, la forma de la nariz y los ojos. "Estampan" los proteínas necesarios, codifican los fermentos. Y esto es todo. Pero estos procesos en los billones de nuestras células deben ser coordinados y regulados en el espacio y el tiempo del organismo según el plan único. Si se perturba, surgen las mutaciones, las monstruosidades, el cáncer … Pero dónde exactamente está inscrito este programa principal? Gariayev afirma: está en la parte básica, inexplorada del genoma.

Las moléculas del alma y del cuerpo

Los genéticos clásicos están seguros: las moléculas de la heredad del ADN es aquella matriz material en que está inscrita la “palabra” – nuestro programa del desarrollo, el código genético. Gariayev considera que esto no es así en absoluto:

“De las posiciones de la genética de ondas (o cuántica), el ADN trabaja no sólo como la sustancia, sino también como la fuente de los campos electromagnéticos y sonoros. Hace falta buscar en ellos, – dice Gariayev. – Esto puede ser comparado con la grabación de audio o de vídeo. Ponemos el disco compacto, vemos y oímos lo que está inscrito en él y esta inscripción influye en nosotros de cierto modo. Pero ya que influye no la sustancia de que está hecho el disco, sino la luz y el sonido inscritos en él. Del mismo modo trabajan los ADN. Estas moléculas irradian el campo informativo y precisamente en él en la lengua de ondas está inscrito todo el plan del organismo, de su cuerpo físico y espiritual. Es decir – y del cuerpo, y del alma”.

Por primera vez la idea de tal campo informativo de las moléculas del ADN fue adelantada todavía en los años 20 del siglo pasado por los científicos rusos Gúrvich, Liubíshchev, Beklemíshev. Simplemente Gariayev se fue más lejos. ¡Y llegó a Solaris! ¿Recuerde usted el océano pensante en la película de Tarkovski[4]

“Nos hemos persuadido que la parte inexplorada del genoma, el 98 %, es un holograma. El holograma móvil, el que pulsa, líquido y cristalino, que trabaja en la base de las propiedades de láser del ADN. En su capacidad de irradiar las ondas de la longitud diferente, crear las imágenes de luz y sonoras y escanearlas por sí mismo, – dice el científico. – En este holograma en el aspecto doblado están inscritos todos los textos y los planes geométricos del organismo. Están inscritos en el color y el sonido diferentes, como en audio y vídeo grabación, solamente de un modo holográfico, volumétrico. Para realizar esta información es necesario leer el texto, escuchar, ver las imágenes gráficas. Y el aparato genético – como un ordenador biológico pensante – lee por sí mismo, escucha, ve y pone en marcha los programas necesarios de la sintesis de los proteínas y otras sustancias”. 

Con exactitud, como el océano de Solaris inconstante que leía la memoria de las personas y que materializaba su imágenes mentales. Así que el holograma volumétrico del genoma es el plan principal de la construcción del organismo. ¿Pero cómo es posible leerlo?

El libro que lee a sí mismo

“Nuestro trabajo con los lingüistas y los matemáticos de la Universidad de Moscú  y el instituto Matemático de la Academia de las Ciencias de Rusia mostró que la estructura de las consecuencias de las letras de los textos humanos – como si eso fuera el habla o el libro –son próximas en el plano matemático, – dice Piotr Gariayev. – Pero si leemos el libro ordinario palabra por palabra, se puede leer el holograma del genoma de cualquier punto en cualquier dirección. Y esto da las variantes innumerables de la lectura. Además el texto en él no es estable – pulsa constantemente, se cambia, centellea a modo de varios colores, engendrando la cantidad enorme de las nuevas imágenes y los textos. (Por eso nos desarrollamos, evolucionamos, tanto como todo lo vivo en la Tierra).

Leerlos, comprender el sentido que pone en marcha uno u otro proceso, – esto es posible solamente en caso de alumbrar cada texto con el mismo color, con el que está inscrito. Es decir, por la onda de la longitud exterior. Y el ordenador biológico de nuestro genoma lo hace sin faltas, escogiendo del número infinito de las variantes precisamente aquel texto que le es necesario. En resultado surgen las imágenes de luz y acústicas – las construcciones de ondas de todas las micropartes del organismo futuro. Luego se llenan con la materia – los proteínas, los hidratos de carbono, las grasas, etc. Y hallamos la carne. Por ejemplo, que surja una nariz, primero es necesario modelar su construcción de ondas. Y sólo luego rellenarla por la sustancia… Así se crea todo el organismo“.  ¿Pero como las células arreglarán sus acciones? ¿Cómo en general es posible el análisis instantáneo, momentáneo y el traspaso de la información a los billones de las células? Ya que para esto no bastará ningunas velocidades superluminales. Según Gariayev, ello es posible sólo en caso de que todas las células estén vinculadas por la conciencia instantánea única, inseparable. Entonces la información no pasa de una célula a otra, sino como si en seguida está “extendida" por todo el organismo. Tal es la propiedad del holograma que contiene lo entero en cada su partícula. Cómo todo esto pasa – mientras tanto es incomprensible a fondo, pero es imposible explicar de otro modo este básico principio de ondas, el principio del funcionamiento de nuestros cromosomas. Así como es imposible imaginar lo que en cualquier nuestra célula está escondido por entero cada uno de nosotros. A modo de un expediente enrollado. 

La fórmula única de todo lo Existente

Las conclusiones de Gariayev en mucho son similares a una de las ideas más sensacionales de nuestro tiempo – la teoría del físico inglés David Bohm sobre el mundo como cierto Superholograma. En él cada partícula es la copia de lo entero, lleva la información y sobre sí misma, y sobre el mundo en total. Sabe lo qué en este instante pasa con cualquier otra partícula, aunque aquélla está en unos millones de kilómetros de ella. Y la velocidad aquí no tiene ninguna importancia, pues el mundo es una tela única. Con la comunicación instantánea.

El superholograma, como el supermercado universal, contiene en sí todo el cosmos. Las imágenes energoinformáticas, de ondas, del pasado, el presente y el futuro. De toda la materia, todas las medidas y todos los acontecimientos. De todo lo existente. Y todo está vinculado a todo en la tela única – la gente, los acontecimientos, los árboles, los granitos de arena, muerte y el nacimiento de alguien, los gritos de las gaviotas y la gota de la lluvia, el Adagio de Albinoni y el 11 de septiembre en Nueva York, el pensamiento que apareció en la cabeza de una persona en Australia y de repente estalló en su cerebro de usted… Todo penetra a todo. No existe ayer, hoy y mañana, hay una tela única del tiempo y el espacio, en que todo existe aquí y ahora.

¿Acaso no sobre este campo único de la conciencia escribía Vernadsky[5]? ¿Si no de aquí hay todos nuestros destellos, las llamaradas de los recuerdos brillantes sobre lo que pasaba no con nosotros, no aquí, no ahora? Sobre los lugares donde no éramos nunca, sobre las personas que no encontrábamos nunca.

Todo está vinculado con todo en la tela única – la gente, los acontecimientos, la muerte y el nacimiento de alguien, los gritos de las gaviotas y la gota de la lluvia, el tsunami en Indonesia y el 11 de septiembre en Nueva York. ¿Si no por eso, hasta yéndose, continuamos viviendo en la conciencia de los demás como imágenes brillantes, las que suenan? Como las volumétricas. Como debe ser en el holograma. 

En el mundo hay una multitud de las verdades. Pero la superior es sobre la unidad de todo lo existente. Aquí está su fórmula: “Existo en lo todo, todo existe en mí”. Esta fórmula inscrita en el libro antiguo “Zoar” tiene no menos de cuatro mil de años.

¿Sobre qué gritan los fantasmas?

“El Universo es semántico, es decir, como el texto, es lleno de los sentidos que pueden ser expresados en las imágenes de ondas y los sonidos. Es necesario aprender a leerlos para conocer las leyes según que existimos en este mundo, – dice Piotr Gariayev. – Precisamente esto tratamos de hacer, pero al nivel de la célula. El ordenador biológico de láser creado por nosotros, es capaz de modelar en las células los procesos de ondas, textuales y holográficos, y escanear su información. Curando las células con el haz de láser, vemos su reacción. Y puesto que la luz y el sonido corresponden exactamente uno a otro, por el espectro de dispersión de la luz es posible juzgar los sonidos que son dados por las moléculas del ADN. 

La melodía del ADN informa sobre su estado. Si las moléculas están bien, suenan en las frecuencias bajas. Si están mal – las frecuencias suben. Por ejemplo, al calentar hasta 40-42 grados las células comienzan a "gritar", comunicando que están mal, pues se funden los cristales líquidos de los cromosomas, en los cuales en el ADN está inscrita toda la información hereditaria. Se borran los códigos superiores de ondas del desarrollo del organismo”.

Estas palabras de Gariayev se confirman por los datos americanos. Jim Gimzewski, el investigador de la Universidad en Los Ángeles (California), el que descubrió las oscilaciones sonoras de las membranas de las células vivas, afirma que en distintos estados las células dan los sonidos de tonalidad y altura determinadas. Esto significa que se puede oír la enfermedad por la resonancia de las células. 

Aquí es conveniente acordarse que el grupo de Gariayev ha recibido los primeros resultados sensacionales hace 20 años. Entonces, todavía experimentando con los núcleos de las células y los cromosomas, por primera vez han oído los "gritos" desesperados de las moléculas de la heredad que mueren.  Claro que los "gritos" es una metáfora. En el lenguaje de la ciencia es un cambio brusco del espectro de las oscilaciones acústicas.

¡Pero había algo otro, asombroso!… Una vez los científicos han medido casualmente el espectro del lugar vacío donde antes se encontraban las moléculas del ADN. El espectro resultó casi tal – como si las moléculas estuvieran allí como antes. El lugar vacío no sólo dispersaba el rayo del láser, como la barrera, sino también sonaba a las voces "agitadas" de las moléculas, como si gritaran del dolor llamado por la destrucción de los núcleos. Solamente la señal era más débil.

De una manera inconcebible en el momento de su pérdida había ocurrido una inscripción de esta información en el espacio. Según Gariayev, aquí se quedó un “esqueleto de ondas” del genoma. Y ahora las voces están dadas por los fantasmas de los ADN muertos. 

Cinco años después los resultados análogos fueron recibidos en la Universidad de Stanford en los EEUU, pero los científicos no han encontrado las explicaciones reales de ello. Y hace poco el grupo de Gariayev ha conseguido llamar el fantasma por otro modo, enseñando al ADN por determinados campos electromagnéticos. “¡El espectáculo fue fascinante!” – dice el científico. Es asombroso: ¡el espectrómetro registraba el fantasma unos 40 días! Precisamente tanto tiempo, según las representaciones religiosas – no sólo las cristianas – el alma se queda cerca del muerto. Después de 40 días el fantasma se desintegró. Pero Gariayev está convencido que después de este plazo todavía se queda cierto “esqueleto de ondas” de las partículas superligeras. Este fantasma es prácticamente eterno, tanto como el alma de la persona, pero para su registro físico son necesarios unos aparatos más sensibles.

Además, no siempre es así. ¿Acaso casualmente pasan de siglo en siglo los relatos de los testigos de vista sobre los fantasmas? En realidad – sobre los fantasmas de ondas, los que en determinadas condiciones físicas o los estados psicofísicos se vuelven visibles. Pero esto ya es del dominio que está "más allá de los límites" de la experiencia.

He aquí está la conclusión general de las investigaciones de la sabia de fama mundial, la académica Natalia Békhtereva: “Cierto porcentaje de la gente continúa existiendo en otra forma, a modo de algo que se separa del cuerpo; yo no quisiera llamarlo de otra manera sino “el alma”. En efecto, en el organismo hay algo que puede separarse de él y hasta sobrevivir a la misma persona.

Esto es aquel caso raro, cuando no es posible demostrar, pero se puede persuadirse.

¿El clon de ondas está recibido?

Todo esto es muy interesante, dirá un escéptico, ¿pero qué, excepto la fe en la vida eterna, da tal conocimiento sobre la naturaleza de ondas del genoma? ¿Qué sentido práctico tiene este descubrimiento?

Todo es simple. Gariayev ha conseguido demostrar: el fantasma de ondas del ADN conserva la actividad biológica y es capaz de influir en el organismo vivo. Él puede dañar la defensa de campo de las moléculas sanas, cambiar el sentido de los textos genéticos inscritos en él. Y esto provoca las enfermedades graves.

¿Pero si el fantasma es capaz de influir en las moléculas sanas del ADN, por qué no podría influir en las enfermas? No matarlas, sino vivificarlas. Y cuando su grupo por primera vez lo hubo hecho en Moscú, no creyeron en el resultado. Han considerado como casualidad. Pero los otros no han considerado así. En el acto les han invitado a Canadá. En Toronto ellos han creado la Corporación de la genética de ondas y han encontrado a la aplicación práctica de su teoría.

“Hemos hecho una simple cosa, con la que sueñan todos quien se ocupa de la clonación, – explica Gariayev. – Hemos tomado el páncreas de un ratoncillo recién nacido y la hemos usado como una matriz. Es decir, "hemos quitado" y hemos recordado la información genética de este páncreas.

El "dibujo" de fotón de este “texto” fue conservado por los espejos del láser. El ordenador biológico leyó esta información genética (de ondas) y la entregó a las ratas que morían de la diabetes y de las cuales el páncreas había sido quitado quirúrgicamente. ¡Ocurrió lo que durante las décadas conseguían los biólogos y los médicos – a las ratas les han regeneró un nuevo páncreas y todas ellas sobrevivieron! Y las ratas de control, enfermas, sin tal influencia han muerto. Esto significa que directamente en el cuerpo de los animales fue clonado el páncreas normal. Que hemos encontrado el modo de la dirección ondulatoria de las células troncales, pues solamente ellas son capaces de dar los clones de las células que forman el páncreas”.

Si todo realmente es así, como dice Gariayev, las perspectivas son increíbles. ¡Quién no consentiría que le sustituyan, sin cirugía, sus interiores órganos viejos y enfermos por los nuevos, jóvenes? Claro, todavía tiene que hacer lo mucho. Pero, según Gariayev, está hecho lo principal: está demostrada la posibilidad de principio de tal sustitución. “Lo hacíamos también a la distancia, habiendo convertido el rayo láser en las radioondas y entregando por su medio la información a las ratas en el lugar vecino”.

Dábamos en el blanco exactamente. ¿Cómo esto es posible? ¿Dónde está la garantía que esta información de ondas será recibida por la rata, en vez del auxiliar de laboratorio o alguien otro? Ya que esto es la misma ingeniería transgenética, pero la de ondas. ¿Si no resultará el híbrido de la rata y la persona?

Esta información será percibida solamente por el organismo parentesco, solamente el que está ajustado para percibirla, el biosistema que tiene necesidad de ella. Para los demás esto es nada. La sensación más grande en Canadá hicieron nuestros experimentos realizados a gran distancia. Los canadienses meten las ratas en los coches y las llevan a 15-20 kilómetros. Entregamos allá la información de ondas. Todas las ratas condenadas sobreviven. Todas son sanas. En cada el páncreas se regeneró. Y así – 4 series de 15 animales. Los canadienses fueron chocados. El millonario que nos había invitado allá, salió urgentemente, con los datos recibidos, a Nueva York. En un día, a su regreso, a nosotros fue ofrecido salir para Moscú. Por qué – se puede solamente adivinar. Por lo visto, hemos adelantado el tiempo y molestamos a muchos…

El año pasado junto con los médicos de Nizny Nóvgorod[6] no sólo hemos repetido por completo los resultados canadienses, pero nos hemos ido mucho más lejos. Resultó que si en adecuación con nuestra metodología tratar a las ratas antes de introducir en el organismo el veneno que mata el páncreas, ellas adquieren la fuerza de resistencia de él. Si les dar aunque la dosis caballuna del veneno, ¡ni pizca! Surge algo parecido a la inmunidad de ondas. Resulta que hemos encontrado el principio de cierto antídoto ondulado. Estoy convencido de que, llamando a la “inmunidad de ondas”, también aplicando otras modificaciones de nuestras tecnologías, se puede efectivamente luchar contra las virosis graves, con la gripe, el SIDA, contra la tuberculosis, etc. Lo principal es lo que hemos comprendido el principio. Y hemos aprendido a usarlo.

¿Usted dice sobre la aplicación práctica de la genética de ondas?

¡Exacto! Si hemos sabido por primera vez en el mundo regenerar el páncreas directamente en el organismo, esto significa que nosotros prácticamente, por medio de las ondas, hemos programado sus células troncales. Es decir, hemos hecho lo en que se empeñan los médicos. Y aunque ya hay algunos éxitos, en particular, al extranjero, donde han sabido criar de las células troncales la semejanza del miocardio, con todo esto es la vía muy larga. Es posible reducirlo esencialmente. Porque la vía básica del trabajo del genoma es el trabajo de ondas.

¿Si aplicaban ustedes la metodología a las personas?

Si, lo hacíamos. Sin duda, a los voluntarios y por las manos de los médicos. Ella funciona.

¿Y qué resultados son esos?

Ellos impresionan. Aún es prematuro anunciar los éxitos, he aquí los resultados negativos nos han aturdido. Hemos colocado sobre los cristales el material biológico tomado de nuestro empleado (el esperma) y “lo hemos leído” por nuestro bioordenador, es decir, hemos quitado de él la información de ondas. Luego ella volvió al empleado. ¡Y él está muy mal! Durante 10 días estaba en el estado crítico. Se salvó a duras penas. Yo pensaba mucho sobre ello mientras adivina: él ha dado a sí mismo su propia información embrionaria. ¡La extrema! El holograma de ahora, el que altera su genoma por la exigencia ridícula de transformar a anciano en joven. Hablando más exactamente – en embrión. Pero el mecanismo ha sido puesto en marcha y se ha comenzado el rompimiento en el organismo, todo se ha estropeado… A propósito, yo estaba cerca de él, pero no había casi ninguna influencia en mi organismo. ¡He aquí son la potencia de puntería y el peligro de tales tecnologías!

¿Si no tiene usted el sentimiento que ustedes ya han pasado la línea prohibida?

Todo el tiempo estoy en duda. Uno de nuestros empleados dijo recientemente: “No estoy participando más en esto. Lo temo. Dios no nos castigó, sino nos advirtió”. Pienso con todo – es necesario conocer Su idea. Pero conocer muy exactamente. ¿Por qué es necesario? Hay mucho mal en la Tierra y es necesario rezagarlo por el conocimiento. Si alguien quiere hacer el arma ofensiva de la genética de ondas, debemos saber cómo defendernos. Para esto es necesario ser delante.

¿Está usted seguro que todavía no existe?

Existe y hace mucho lo usan. Pero mientras tanto en otro nivel – verbal. Acuérdese la PNL – la programación neurolingüística. Es la misma genética de ondas, a la que se usan ampliamente y sin controlar. Ya que algunas palabras y los textos " hacen explosión" en el nivel mental en el genoma de la persona, rompen los cromosomas, alteran los programas hereditarios, provocando las enfermedades. Al fin, nos hacen un instrumento obediente en las manos ajenas. Además, es un tema particular.

La prohibición

No sólo particular, sino también sin salida. Pues nos devuelve a la adivinanza inconcebible de la palabra. A la fuerza material escondida en ella, la que es capaz de crear lo imposible. Las maldiciones que condenan a la enfermedad y la muerte. Las palabras mágicas que paran la sangre. Las oraciones que curan. ¡Y parecía que, es solamente un juego de los sonidos en la consecuencia determinada! ¿La verdad es que, como se ha aclarado, cada palabra también "está colorada" en el color determinado del espectro… ¿Pero qué esto explica? ¿Por qué las oscilaciones sonoras de las palabras son capaces de provocar tales cambios en el organismo – fatales y salvadores? ¡Aunque sean pronunciadas en cualquiera lengua! Resulta que hay cierta lengua universal, comprensible para todo lo vivo. Es comprensible para nuestras células, las plantas. Pero no para nosotros. Como si está puesta la prohibición. Y es poco probable que esto es casual. El físico americano Charles Townes (laureado con el premio Nobel de física en 1964) afirma: “En las leyes del Universo existe con evidencia un comienzo razonable”. Pero ello no se puede decir sobre nosotros.

Vladímir Kiuchariánts. 

Usted equivoca, Sr. Einstein – ¡el éter existe!

Ahora hablan mucho sobre la teoría de Einstein. Esta persona joven demuestra que no existe ningún éter y muchos se ponen de acuerdo con él. Pero en mi opinión esto es un error. Los adversarios del éter, en calidad de la prueba, se refieren a los experimentos de Michelson[7] y Morley[8] que trataban de descubrir el movimiento de la Tierra acerca del éter inmóvil. Sus experimentos han acabado por el fracaso, pero esto no significa que el éter no existe. En mis trabajos siempre me apoyaba en la existencia del éter mecánico y por eso he conseguido ciertos éxitos. 

¿Qué representa el éter y por qué es tan difícil descubrirlo? Pensaba mucho tiempo sobre esta pregunta y aquí están las conclusiones a que he sacado: se sabe que cuanto más densa es una sustancia, tanto más alta es la velocidad de la difusión en ella de las ondas. Comparando la velocidad del sonido en el aire con la velocidad de la luz, he sacado conclusión que la densidad del éter es en algunos mil veces más de la densidad del aire. Pero el éter es neutral en el plano eléctrico y por eso él coopera muy mal con nuestro mundo material; además, la densidad de la sustancia del mundo material en comparación con la densidad del éter es insignificante. No es así que el éter es incorpóreo, nuestro mundo material es incorpóreo para el éter.

Nicola Tesla[9].

La opinión de Dios a propósito de ello es tal

El mundo en que vivimos simplemente es
na visualisación colectiva, y nos enseñan a
acerla desde el nacimiento. A decir verdad,
s esto lo único que una generación entrega a a otra.

V. Pelevin

1. ¿La ilusión o la realidad? Todo depende del contenido de la Conciencia

En el artículo se dice sobre lo que el Universo es un fantasma y no es una realidad objetiva. En cuanto esto es así – intentemos comprenderlo. Para empezar hace falta determinar lo que habitualmente la gente comprende bajo el nombre de fantasma (la ilusión) y que – bajo el nombre de realidad objetiva. El fantasma es el antípoda de la realidad objetiva. Las dos nociones son relativas y se manifiestan según el modo de la percepción.

A decir verdad, el mundo en que vivimos para nosotros es completamente objetivo y real. Lo único que nos falta son los conocimientos de la interacción con este mundo que nuestros sueños con la vida hermosa se hagan la misma realidad, tanto como todo a nuestro alrededor. La manifestación del Mundo como el holograma para nuestra Conciencia que responde por la vida en el mundo físico, no tiene ningún significado. ¿Puede ser, el aspecto holográfico del mundo debe ser tomado en consideración en el mundo de los pensamientos y las imágenes pensadoras? Entonces es necesario esclarecer este aspecto, estudiar y aprender a usarlo en los intereses propios.

Percibiendo la realidad ambiente por medio de los órganos de los sentidos, la persona refleja la información recibida en la Conciencia y crea su imagen que luego se somete a la interpretación. Después de terminar este proceso la Conciencia forma el Conocimiento de la Vida, el que queda en la memoria. “El mundo es un espejo y a cada uno le devuelve su imagen propia” (W. Thackeray[10]).

La imagen que se crea en la Conciencia tiene el aspecto del holograma. Y que esta imagen sea real o ilusoria – depende de nosotros, nuestro modo de sentir el mundo y hasta qué punto la imagen (creada por nosotros) es realista. Los conocimientos recibidos durante la comprensión son objetivos, si la persona puede aplicarlos en su actividad, en la práctica. “…Cada verdad pasa la prueba por la práctica” (Karl Marx[11]). 

La Conciencia está directamente vinculada a la actividad laboral y se desarrolla gracias a ella. De ahí se deduce que la persona conoce la Vida solamente como resultado de la actividad práctica, consciente y sensata. Todos otros conocimientos como ponderables o un poco significativos, no se perciben por la Conciencia, ella no los ve. Aunque estos conocimientos actuales tocan las bases del Mundo y son recibidos por el ser humano de la boca del Fundador mismo, en realidad siendo las verdades absolutas:

Sobre el origen de los calumniadores

  “Cuando todopoderoso Mahadeva[12] de nada hubo creado el mundo hermoso, él bajó a la tierra para admirar la obra suya. En la sombra de las lianas espesas, sobre el lecho de flores, vio a un hombre que acariciaba a su amiga hermosa y le preguntó:

  – ¿Estás contento por lo que hice para tu felicidad? ¿Por el azul del cielo y el brillo del mar, las azucenas pálidas y las rosas brillantes, por el vientecillo silencioso oloroso que sopla por el aroma de los colores y, cómo un abanico, hace ondear silenciosamente por encima de ti las palmeras esbeltas mientras te abandones a los arrobamientos del amor con tu amiga hermosa?

Pero el hombre lo miró con la sorpresa, no reconociendo a Mahadeva, y le respondió con insolencia:

  – ¿Quién eres? ¿Y por qué me preguntas? ¿Por qué quieres saber si estoy contento o descontento por lo que existe? ¿Y por qué debo responderte?

Dijo Mahadeva:

– Soy el a que estás obligado por todo lo que existe, y hasta por lo que tú mismo existes. Soy el que ha creado el cielo celeste, el brillo del mar, quien por la mano generosa ha desparramado las flores por los campos y los prados, quien ha encendido las estrellas en los cielos, quien ha creado las palmeras hermosas y las ha enredado con las lianas. Soy el que ha ordenado que sea el sol, que ha creado el día y la noche, el bochorno ardiente y el fresco, tu amiga hermosa y ti. Me estás obligado por lo todo. 

El hombre dijo con sorpresa:

– ¿Debo estar obligado? ¿Por lo que has creado lo todo? ¡No es asunto mío! ¿Y por qué debo agradecerte? Veo que todo lo que existe es perfecto. A mí me basta. ¡Y no es asunto mío – pensar en quién, para qué y por qué ha creado todo esto! Te aleja con tus conversaciones ociosas y no me molesta gozar de lo que existe.

Y el asombro se reflejó en la cara de Mahadeva.

– ¿Qué? ¿Si en el fondo de tu corazón no hay ningún deseo de prosternarse ante mí, tu creador, rezarme y agradecerme por todo que te he dado?
– ¿Rezar? – exclamo el hombre. – ¿Perder el tiempo para ciertas oraciones, cuándo la vida es tan hermosa? ¿Cuándo el cielo es tan azul, el mar brilla, es hermosa mi amiga? ¿Y quieres que yo, viendo todo esto, pensaba en ti? ¿Quieres que le quite de ella las horas de los arrebatamientos y el amor, las gaste para ciertas oraciones? No. La vida es hermosa y no hay tiempo para rezar. Es necesario usar lo que existe y no perder el tiempo para el agradecimiento.

Así nació el pecado terriblísimo. Se marchitaron las flores, las palmeras, con reproche, cabeceaban sus hermosas cimas, y el vientecillo cuchicheaba entre las lianas el nombre del pecado dado a luz.  

Y resonó po encima del mundo la nueva palabra: "Ingratitud".

Entonces el gran Mahadeva, en un arranque de cólera, levantó la mano para entregar a la maldición el linaje de los seres humanos viles, el que se le ha olvidado. Y del movimiento de su mano el huracán pasó corriendo sobre la tierra, levantó y remolineó en el aire las arenas ardientes de un desierto. Como las nubes volaron las miríadas de los candentes granitos de arena, quemando, enterrando todo lo que estaba en su camino. Se marchitaban las flores, perdían las palmeras, se resecaban los ríos claros, cristalinos, y los granitos candentes se clavaban en el cuerpo de la personas. 

Mahadeva frunció la frente – y las nubes empezaron a arrastrarse por el cielo celeste, tapando la luz del sol. Las lágrimas de ira brillaron en los ojos de Mahadeva – y de las nubes comenzó a correr el agua fría. Bajo sus chorros temblaban las personas y en vano trataban de cubrirse de los flujos de hielo bajo las palmeras. Las palmeras esbeltas no querían dar el refugio para la gente ingrata.

Dijo Mahadeva la palabra – y los truenos comenzaron a tronar en los cielos y los relámpagos llovieron de sus miradas enfurecidas, cortando la oscuridad. Las personas que han quedado rígido, temblaban de horror y no tenían donde cubrirse de los flujos de hielo y los truenos terribles que llenaban todo su ser con el estremecimiento, y de los relámpagos. 

– ¡Ahora se acordarán de mí! – dijo Mahadeva.

Pero las personas no se han acordado sobre Mahadeva.

En los bosques vírgenes la hacha comenzó a golpear, se caían con el gemido las palmeras esbeltas sorprendidas de muerte – y las personas construían las viviendas para sí mismas. 

Todo lo que existe está obligado al pecado por su existencia. Para salvarse de la ejecución por la ingratitud, las personas han construido las viviendas. Y desde entonces les da lo mismo...

Entonces el gran Mahadeva arrojó toda su furia y cólera contra el mundo. Y entre la hierba y los flores empezaron a arrastrarse las serpientes enormes silbantes. De los bosques salieron los tigres terribles, con los ojos ardientes de cólera. Acechaban a las personas en la emboscada, por un salto se tiraban a ellas y por las uñas agudas, enormes, sin piedad despedazaban los cuerpos más hermosos. Y las serpientes se acercaban cautelosamente sin ruido a las personas, les enrollaban con sus anillos fríos y les ahogaban. O les picaban, por una gota de veneno envenenando todo el organismo y transformando el cuerpo hermoso, blanco, caliente en una masa fría, muerta, ennegrecida. Y se alejaban arrostrando, triunfando que han causado la pérdida y la muerte.

– ¡Ahora se acordarán de mí! – dijo Mahadeva.

Pero el hombre por la piedra pesada mató a la serpiente venenosa, arrancó sus dientes venenosos, preparó de ellos las flechas envenenadas y, lanzándolas con precisión, mataba a los tigres que se habían agazapado en las lianas. No temía ni a las serpientes, ni a los tigres. Del castigo mandado por Mahadeva hizo un  entretenimiento. No sólo no corría de los tigres – él mismo, de intento, iba a los bosques, los encontraba, mataba y de sus pieles rayadas hacía el lecho para su amiga hermosa, adornando las paredes de su vivienda por la piel de varios colores de serpiente. Y un beso era más apasionado como recompensa para el valiente. 

– ¡Ni la fuerza, ni la furia os asustan! – exclamó Mahadeva. – Así llenaré este mundo hermoso con una abominación y envenenaré vuestra existencia.

Y, habiendo vuelto, él creó los insectos abominables. El mosquito que comía la sangre humana y desfiguraba a las caras, las manos y los hombros de las mujeres hermosas. La avispa, el insecto abominable y aborrecible, que pica solamente del placer de causar disgusto y dolor. Las hormigas que se colaban hasta en el lecho y no daban descansando ni el día, ni la noche.

Pero las personas las redes transparentes cerraron las ventanas de los mosquitos, encontraron el más simple medio de la mordedura de la avispa – la saliva, se marcharon a Persia, regatearon un tiempo con los persas, compraron la manzanilla pérsica – y dormían tranquilamente, y el día, habiendo ungido por las substancias aromáticas, iban seguras de las picaduras de los mosquitos. Y las mujeres hermosas solamente despedían más aroma. 

Entonces de la profundidad del océano, en la niebla brumosa, negra, retorciéndose como una serpiente por la espiral en los círculos celestes, subió al noveno cielo al trono de Mahadeva el padre del mal – el Satanás. Dijo:

– ¡Todopoderoso! Soy el enemigo tuyo. Pero recuerdo que estoy creado por ti. Sólo las personas pueden olvidarse de todo. Pero el Satanás recuerda, a quien él está obligado por su existencia. La ingratitud no hay entre aquellos vicios por los cuales de los pies hasta la cabeza está cubierto el Satanás. Este vicio pertenece solamente a las personas. Él está creado por ellas. Permíteme agradecerte por lo que me has creado. Permíteme venir en ayuda en tu lucha penosa.

Y Mahadeva, habiéndose vuelto con la repugnancia, le dijo:

– Diga.
– Quieres castigar a las personas, pero eres demasiado bueno, demasiado justo para inventar tal abominación que pueda venir solamente a mis mientes, porque soy el padre de la mentira y el vicio. Sólo yo puedo inventar algo digno de esta raza. Permíteme castigar a las personas, a mi manera. 

Y Mahadeva, habiéndose vuelto con la repugnancia, por la mano dio el signo del consentimiento.

El Satanás bajó a la tierra entre el pantano y la suciedad. Y ocurrió así que este minuto el traidor llegó allá para esconderse, cubrirse en el juncar. El cobarde miserable que ha corrido del campo de batalla en el minuto más decisivo, que ha colocado a su patria en peligro. Él se repugnaba a sí mismo. Pero cuando el Satanás ha aparecido ante él en su aspecto verdadero, hasta él escupió en la suciedad y con la repugnancia se corrió fuera, despreciando el peligro de ser caído en las manos de los enemigos. 

Después del traidor llegó allá el paria para lavarse en el agua de pantano. El leproso vil del que la gente se mantenía aparte, él no se asustaba su propio reflejo cuando se inclinaba para beber el agua sucia del pantano. Pero, habiendo visto el Satanás, también escupió en la suciedad y se corrió fuera. 

Luego llegó aquí el esclavo. El esclavo vil, castigado por sus defectos, él llegó aquí para echar en el pantano el aderezo precioso, robado de su señor. Era la cosa querida para su señor, como la memoria. Por rencor la ha robado, ha llegado aquí para que como la venganza aunque cualquier porquería a su señor. Él fue abominable. Y él también, habiendo visto el Satanás, escupió con repugnancia en la misma suciedad en que habían escupido el traidor y el paria. 

Entonces de la suciedad mezclada con tres escupitajos del traidor, el paria y el esclavo, creció el Calumniador. Pusilánime y bajo, como el traidor, vil y leproso como el paria, detestable como el esclavo que había robado de su señor. Sucio como la suciedad misma.

Ocurrió así que mientras que él nacía, un perro recorrió al paso. Desde entonces el Calumniador no puede tranquilamente ver nada alto sin no hacer cualquier porquería. De juncos de pantano un hipopótamo miraba su nacimiento. Y por eso la piel del Calumniador es tan gorda que no la romperás por nada. Habiéndolo visto, el Satanás mismo, que con amor miraba a su apariencia abominable en las ondas del océano – él mismo no sostuvo y escupió en él. 

Después del escupitajo del Satanás al Calumniador no se le son terribles los escupitajos humanos.

El aire mismo de Calcuta[13] sagrada era envenenado por la calumnia. Como mil de las canallas la calumnia se corría del Calumniador por toda la ciudad, se colaba en todas las casas, en todas partes sembraba la cólera, el odio, la enemistad, la sospecha. Los brahmanes sagrados, los viejos respetados eran sospechados de los robos; las muchachas inocentes, puro, como la azucena, sospechaban de los pecados abominables; los maridos sin repugnancia no podían mirar sus mujeres, para las mujeres fue abominable mirar sus maridos; los padres enemistaban con sus niños. 

El Calumniador no se compadecía de nadie y su calumnia se colaba en todas partes, envenenando la vida de las personas. Lo batían, pero gracias a la piel de hipopótamo no sentía nada. Se escupían en su cara, pero él solamente decía: “Perfectamente bien. Por lo menos, no es necesario lavarse”. ¡Qué significaban los escupitajos humanos, si le ha escupido en él el Satanás mismo? Le despreciaban, y él se reía: 

– ¡De veras pensáis que soy tan tonto para esperar de vosotros el respeto por mi calumnia?

Nada se apoderaba de él.

Entonces los habitantes de Calcuta le inventaron para él el castigo más vergonzoso. Fue untado de alquitrán, le revolcaron en el plumón y en tal aspecto, desvestido, le hicieron ir por las calles. Pero él dijo:

– Perfectamente bien: después de tal vergüenza no temo a ningún oprobio. 

Así por el desprecio unánime en él han matado definitivamente a un ser humano.

Y entonces calumniaba, no temiendo a nada. Pero esto fue solamente el comienzo del castigo de Calcuta. El desastre más penoso llegó solamente entonces cuando en Calcuta fue inventada la impresión.

Por este don hermoso del cielo estamos obligados al amor. Todo lo que existe por su origen está obligado al amor. Y si en el mundo no fuese el amor, no existiríamos nosotros mismos.

Ella fue la Perla de India, y él la amaba como al cielo, como al aire, como al sol, como a la vida. Junto al centelleo silencioso de las estrellas, la noche aromática, caliente, él le decía con el chapoteo calmoso de las ondas sagradas del Ganges: 

– Que las estrellas que con la envidia miran a tu belleza del cielo lejano, oscuro; que la noche que te ha cubierto celosamente con una cortina oscura de las miradas de las personas; que la tarde que te besa; que las ondas del río sagrado, las que con el susurro silencioso, entusiástico llevan hacia el mar el relato sobre tu belleza, o mi diosa, mi reina, – ¡que lo todo, que todo el mundo sea el testigo de mi amor, de mis juramentos, querida! Permíteme abrazar tu talle flexible como el acero y esbelto como la palmera. ¡Dame tu belleza sobrenatural! Hazme feliz y orgulloso. Que la envidia empiece a brillar en los ojos de todo el mundo, y que sólo en tus ojos, mi querida, me luce silencioso tu amor. Que todo el mundo sepa que mi querida es la Perla hermosa de India. La gloria de tu belleza sobrevivirá a los siglos, y los abuelos contarán a sus nietos, como un cuento de hadas, sobre la belleza de la Perla de India. Y el corazón de cada joven se apretará por la envidia a mí, a tu patrón, a tu esclavo …

Silenciosamente chapoteaba el río y a la pálida luz de la luna, como alma que lleva el diablo, levantó rápidamente la Perla de India que ya quedaba inmóvil en los brazos del joven hermoso.

– No sé quien, – ella dijo, – pero nos ha prohibido mentir. Has dicho la mentira. ¿Cómo todos quién hasta no me veía sabrá sobre mi belleza? ¿Cómo todos, cuando no estaré en el mundo, te envidiarán? Has dicho mentira – y no perteneceré nunca al hombre que miente durante los minutos de los arrebatamientos del amor.

Y su velo blanco desapareció entre la oscuridad de la noche apenas iluminada por luz trémula de la luna.

En la desesperación el joven hermoso salió corriendo hacia las ondas del Ganges sagrado. Pero se le ocurrió una idea de la estampación de los libros. En las líneas maravillosas él decantó la belleza de la Perla de India. Y en mil de impresiones esta canción sobre la belleza se extendió como viento por todo el mundo. Y todos quien nunca la veía, sabían sobre la belleza de la Perla de India.

Y por su descubrimiento maravilloso el joven hermoso fue recompensado con la felicidad más grande en el mundo – los abrazos de la mujer querida. Así en India en tiempos pasados fue inventada la impresión.

Pero también a este instrumento creado para decantar la belleza y el amor, el Calumniador dirigió su atención sucia. Él hizo el instrumento del amor como su instrumento de calumnia. Y desde entonces se hizo fuerte como nunca. 

No tenía que correr por los patios para llevar la calumnia. En miles de las impresiones ella por sí misma se difundía alrededor como la respiración de la peste. Esto no eran las palabras que resonarán y se callarán, esto era algo que restaba, que no podía ser destruido. Él no se arriesgaba a sí mismo porque podía calumniar a lo lejos. Como las serpientes se arrastraban sus calumnias. ¡Él no tenía piedad de nada ni nadie! A los trabajadores modestos y honestos les nombraba los ladrones; tiraba por el barro las coronas de laureles para los genios; contaba fábulas sobre las personas a las que no veía nunca, calumniaba a las mujeres, a los hijos, hablando que saquean sus padres. Y cuando le demostraban que miente, él se reía descaradamente y decía:

– ¿Pues y qué? Si, miento. Está demostrado, convenido. Y sin embargo la calumnia es lanzada. He hecho mi asunto, soy una fuerza.

Y solamente entonces, cuando el Calumniador ha comenzado a reproducirse y multiplicarse, las personas se acordaron sobre Mahadeva. Se prosternaron y exclamaron:

– ¡Gran Mahadeva! ¡Para qué habías creado tal abominación?

Acuérdese, cómo era difícil estudiar las lecciones en la escuela, especialmente cuando no había aplicación práctica para los conocimientos recibidos. Si, las asignaturas que eran aprendidas subían nuestra erudición, pero también se eran olvidadas fácilmente, no siendo reclamadas. Por esta causa, para el aumento de los resultados en la escuela, aconsejan tratar al material estudiado escolar con el interés, encontrar para él la aplicación práctica necesaria, por lo menos como la realización de las veladas, las olimpíadas, las competiciones de todo género. Si la realización de tales medidas es imposible, es necesario “empollar” el material escolar y repetir muchas veces, de vez en cuando reproduciéndolo en la memoria. 

Claro que las funciones de la Conciencia son mucho más anchas que la comprensión de su actividad práctica en el mundo físico.

La Conciencia está vinculada a todo el proceso pensador y está llamada a hacer la selección de los conocimientos: qué participarán en este proceso, y qué no. Es natural que a la participación en el proceso son admitidos solamente los que tienen la importancia vital para la persona, y bloquea a los otros.

Por eso si todo el interés vital (el sentido de la vida) de la persona se limita por su actividad concreta, por ejemplo, profesional, la Conciencia no saldrá fuera de los límites de este interés sin orientación especial para ello. Es natural que en este caso se limitan los procesos informativos y pensadores. Junto a la falta de los conocimientos de la Vida se limitará la comprensión de la vida y la actividad propias (la realización en ella). El ejemplo: el hombre, habiendo recibido la profesión, por ejemplo del músico, además de la realización en este tipo de la actividad, no acepta nada otro. Su Conciencia está sujeta a la práctica adquirida, ve en ella el modo de la satisfacción de las necesidades vitales, y por eso simplemente bloquea cualquier información sobre el cambio posible de la profesión durante la interpretación y durante la comprensión.

Análogamente el hombre se porta no sólo en la elección de la profesión, sino también en cualquier aspecto de la interacción con el proceso vital. Él puede ser poseído de cualquier su idea. La idea semejante será percibida por la Conciencia como vitalmente importante, y por eso a su realización será gastado todo el recurso pensador y mental del hombre. Es natural que todo que se encuentra fuera de los límites de esta idea, es bloqueado por la Conciencia, y la mayor parte del proceso vital para el hombre se queda fuera de los límites de la realidad, se percibe como un fantasma (una zona “ciega”).

La propiedad semejante de la Conciencia está destacada especialmente en el trabajo con la información de todo género diferente. Muy a menudo la persona pasa al lado de la que puede cambiar su vida esencial y cualitativamente. Constantemente dirigiéndose a Dios sobre el mejoramiento de las condiciones de la vida, habiendo adelantado de ese modo la demanda al Universo, con eso el hombre mismo se niega a percibir la información que le es necesaria, porque su Conciencia no es capaz de verla y aceptarla. 

El diamante Koh-i Noor (la parábola india)

  Un campesino estaba trabajando en su campo y encontró una piedrecita. La piedrecita tenía aire muy hermoso y el campesino pensó que les podría gustar a sus niños. Podrían jugar con ella, ya que es tal hermosa, – por eso la trajo a casa.

¡Los niños en todas partes son los niños! Jugaban con la piedrecita, luego les ha importunado, después de que la han dejado cerca de la ventana y se han olvidado sobre ella.

Un monje, el sannyasi ambulante, pasando a través de las montañas, buscaba abrigo para la noche y el campesino lo invitó a su casa. El sannyasi aceptó la comida propuesta por el amo, después de que charlaban, puesto que el sannyasi era el viajero y sabía la multitud de novedades. Como si a propósito, el sannyasi le dijo:

– ¿Qué haces aquí? Sé un lugar donde es posible encontrar los diamantes directamente a la orilla del río. Y habiendo aplicado poco trabajo, podrías enriquecerte fabulosamente. Trabajando en la tierra en el sudor de la persona, toda la vida trabajarás. ¿Para qué gastar la vida en vano?

A la mañana siguiente el sannyasi se fue, pero había dejado caer una chispa de la esperanza en la mente del campesino. Vendió el campo y se puso a las búsquedas. En la despedida dijo a su mujer y niños:

– ¡Debéis esperarme, lo más que cinco años, y volveré rico!

Él trabajaba con celo, sino también en cinco años no ha encontrado aquel lugar donde estarían muchos diamantes para extraerlos sin esfuerzo. Sin embargo en estos cinco años él ha asimilado precisamente que tal es el diamante.

He aquí, cuando regresó a casa y se acercó a su choza, no podía creer a sus ojos – el diamante rarísimo y grandísimo estaba, dejado y olvidado por todos, sobre la peana de su casa.

Y entonces él se acordó, cómo lo había encontrado.

Los límites creados por la Conciencia en la percepción y la interacción con la realidad (la Vida), influyen en la actividad de la persona, bloquean la posibilidad de la visión de la perspectiva de su desarrollo. “Las convicciones son unos enemigos más peligrosos de la Verdad que la mentira” (Friedrich Wilhelm Nietzsche).

Es natural que muy a menudo esto impide obtener el éxito en la vida. Precisamente por eso, habiendo adquirido ciertas prácticas, la persona es capaz de meter todos sus esfuerzos en la cualidad de su trabajo, pero además del todo ver aquellas perspectivas que están fuera de sus límites.

El fenómeno semejante es el resultado de la Conciencia limitada. La persona puede ser el trabajador concienzudo, capaz de realizar rápida y cualitativamente el trabajo mecánico, pero no será nunca un inventor, un innovador o un creador en su asunto, porque cualesquiera cambios posibles en su actividad práctica están fuera de los límites de su misma Conciencia limitada.

No hay nada asombroso en esto. La Conciencia ha limitado la vida de la persona por ciertos límites y algoritmo de las acciones que repiten. Le son suficientes estos esfuerzos para realizar lo que está propuesto. Además, no hay necesidad aguda de la vida para presentar unas innovaciones en la práctica existente, y por eso no hay ninguna necesidad de cambiar lo que ya posee.

Esta propiedad de la Conciencia se manifiesta siempre y en lo todo. Limita constantemente la percepción de la Vida, ahorrando el recurso mental y energético de la persona. Solamente la necesidad aguda de la vida puede cambiar la propiedad semejante de la Conciencia.

De ahí se deduce que si la persona está completamente contenta de la vida y considera que posee todo lo necesario, la Conciencia extenderá nunca las fronteras de la realidad para el recibo de los bienes adicionales vitales. La persona recibe de la Vida exactamente tanto, cuanto le está permitido por la Conciencia. 

Los conocimientos sobre la Vida recibidos por la persona también se limitan por aquella actividad que es necesaria para la satisfacción de sus necesidades vitales. Cualquier otro conocimiento se encuentra fuera de los límites de la Conciencia limitada, y por eso la persona no ve el sentido en él.

Cualquier realidad que está fuera de los límites de la Conciencia se percibe como un fantasma. Por esa causa la persona percibe muchas cosas en el conocimiento de la realidad o como una hipótesis (una suposición), o como un milagro, un sobrefenómeno. Reconozca que en aquella esfera de la ignorancia que no puede ser percibida por la Conciencia, es simplemente imposible sacar algo a modo de los conocimientos compatibles con la realidad. De aquí muchos conocimientos adquiridos por la persona no encuentran la aplicación práctica y existen solamente en la teoría, representando en la Conciencia la realidad como las imágenes fantásticas.

Usted tiene derecho, habiendo interesado por este fenómeno, hacer la pregunta: “¿Por qué todo pasa así?” Si, en efecto tal es la peculiaridad de la percepción de la realidad por la Conciencia. Si la persona se ha sumergido en lo desconocido, para su Conciencia esto es un impulso al conocimiento, la comprensión o la defensa ante lo desconocido.

Si la persona no crea la demanda sobre el conocimiento de la necesidad vital, la Conciencia bloquea el acceso de lo desconocido al proceso pensador y la persona se defiende de él sin reparar en ningún medio.

De un modo evidente esta peculiaridad de la Conciencia se observa en el business de red, cuando el novato trata de llevar la información importante a sus próximos y amigos. Con eso no toma en consideración el estado de su Conciencia. A diferencia de él, sus amigos no tienen los objetivos en algo cambiar su modo de vida, su estado y cualidad, por eso no perciben tal información.

La conclusión es simple: antes de darle al interlocutor la información extendida, es necesario hacer la apreciación de sus pretensiones vitales reales y el estado de su Conciencia. 

Así, la Conciencia es un instrumento natural dado a la persona para la sincronización de sus pensamientos (ideas, deseos) y sus acciones con la realidad (con las condiciones reales de la vida).

Puesto que la percepción de la realidad y la banda de la interacción con ella se limitan por la Conciencia, muchos modos de la solución de los problemas de la persona se quedan fuera de los límites de su comprensión y la interpretación.

La Conciencia limitada crea las trampas mentales para el proceso pensador, las así llamadas zonas ciegas.

Al tropezar contra lo desconocido dirige el pensamiento a una de las trampas mentales que engendra en su portador la multitud de miedos y el deseo de defenderse de la información o la situación desconocidas.

Esto lo desconocido puede potencialmente traer a la persona la solución esperada de sus problemas, pero no es capaz de examinar detenidamente la posibilidad semejante, puesto que el pensamiento que ha caído en la zona “ciega”, no es capaz de dibujar en su Conciencia la imagen concreta de la realidad. En resumen la persona toma la decisión equivocada, hace la acción errónea y, al fin y al cabo, sufre el fracaso. “Los gerentes buenos no sólo hacen el dinero, sino también crean el sentido de la existencia para las personas” (T. Peters, R. Waterman).

Claro que en nosotros están metidas las cualidades, cuyo desarrollo es capaz de eliminar esta falta, pero la complicación consiste en lo que la persona debe reconocer la necesidad de tal paso. “Dios ayuda a quienes se ayudan a sí mismos; el gobierno – a todos los restos” (el proverbio americano).

Si los pensamientos y las acciones no son sincronizados con la manifestación real de la Vida, cuando la persona no tiene los objetivos vitalmente importantes, su Conciencia está lejos de la comprensión de la necesidad de perfeccionar algo en sí misma.

Lo único de que es capaz tal persona es de concentrarse en sí misma y buscar el sentido de la vida en sus convicciones (estereotipos), emociones y sufrimientos. Precisamente por eso la persona ordinaria tiene que reconocer lo desconocido según los datos indirectos, que son dados por los aparatos mecánicos de todo género. No podemos juzgar por cuanto estos aparatos son exactos, pero en la aplicación práctica no extienden mucho la banda de la percepción de la realidad. Por esta causa muchos aspectos de la Vida como antes se quedan inaccesibles para la comprensión y la interpretación. 

La única confirmación de la veracidad de las hipótesis y las suposiciones es la práctica (la comprobación de la teoría en la interacción con la realidad), pero la banda de la realidad con que coopera la mayoría de la gente, es muy limitada. De ahí se deduce que la vida existe por completo separadamente de sus necesidades. Sin cumplidos no es capaz de darle lo que es realmente necesario.

La persona por sí misma tiene que conocer y reconocer la realidad, apoyándose en sus capacidades interiores, las que todavía deben ser abiertas por la mayoría de la gente. Pero antes es necesario extender la banda de la percepción de la Vida, su comprensión y interpretación. En este caso el neocórtex se pone en marcha, el que permite desarrollar los conocimientos prácticos sobre la realidad; ellos dan la posibilidad de aplicarlos en la actividad cotidiana que cambia cualitativamente todo el género de vida.

Por ejemplo, la persona con la Conciencia limitada no sabe trabajar con la información. Habiendo leído, por ejemplo, sobre los así llamados campos de torsión, no encontrará la aplicación práctica de la información dada. La usará solamente para el aumento del propio nivel de información o la erudición – y no más.

La persona con la Conciencia extendida y el neocórtex activo se propondrá seguramente como pregunta: “¿Qué perspectivas se abren gracias al reconocimiento de la presencia del campo de torsión?

El conocimiento de esta cuestión, su interpretación y comprensión permiten encontrar la respuesta práctica: "Este campo, a diferencia de los campos físicos ordinarios, se crea por el pensamiento y es capaz de materializarlo. Y si el campo de torsión rellena todo el espacio del Universo, el pensamiento en efecto es omnipresente y es la base de la Creación de la Vida. Pero entonces las personas, como los portadores de los pensamientos distintos, pueden dirigir con su ayuda todas las fuerzas de la naturaleza, sus fenómenos y la conducta de los otros, que tiene lugar visiblemente en nuestro siglo informativo. Por medio del pensamiento la persona es capaz de cambiar toda la vida”. Es probable que, habiéndolo comprendido, la gente aprenderá a controlar sus pensamientos y no matar por ellos uno a otro. “Se puede hablar y escribir todo que piensas, pero es necesario pensar cautelosamente” (Nora von Eltz). 

La naturaleza está organizada sabiamente. Habiendo observado las personas, sin ganas sacas la conclusión que el estado de la Conciencia cambiada como el desarrollo del proceso del pensamiento y la puesta en marcha del neocórtex puede ser adquiridos por aquéllos en quien por completo falta el egoísmo. Junto a su presencia hasta las diligencias muy activas de la persona para adquirir los conocimientos sobre la Vida y comprender la idea del Fundador no llevan al resultado deseable. 

En este caso la persona pierde el componente principal del proceso informativo – la generalización de los conocimientos recibidos en su aplicación práctica, y por eso en la Conciencia no se forma el cuadro general de la imagen volumétrica holográfica de la realidad y la Idea de la Vida de Dios. En este caso la pasión por el proceso del conocimiento adquiere la coloración kármica, se crea la ilusión de la omnisciencia, y la persona misma, hablando en la lengua de mulá Nasreddin[14], se asemeja "al asno cargado por los libros”.

La persona, cuya Conciencia es libre de los conocimientos prácticos, la rellena con la percepción sensual, las costumbres y las emociones que a priori crean el efecto de la "invisibilidad" para la Conciencia en la percepción del mundo real, tanto como para el mundo, en la percepción de tal persona. “Los hierros de las costumbres habitualmente son demasiado débiles para sentirlos, mientras se hagan demasiado fuertes para romperlos” (S. Johnson[15]). 

La ausencia de los conocimientos ha creado el efecto de la "invisibilidad" para el pobre de la parábola y él no ha visto los diamantes ante la nariz. Y los sentimientos con las emociones lo han hecho irse de casa y buscar la realidad en el mundo de las ilusiones.

Precisamente el hombre apoderado de las emociones, no meditando, traga cualquier cebo, habiendo olvidado de lo que ya posee. ¿Y si no por eso las personas que no tienen la noción verdadera (los conocimientos verdaderos) sobre su propio lugar y su papel en la vida, sobre las relaciones recíprocas posibles con Dios y como ellas se forman en la realidad, se aficionan fácilmente por la mentira palmaria de los “maestros” de todo género y calculando el éxito fácil y rápido en tropel se apresuran a las escuelas y las sectas organizadas por ellos, “tragan” todo que da la publicidad omnipresente?

En la actualidad la gente está llenada con los miedos de todo género sobre el arma psicotrópica, la zombiación, la hipnosis de masas, la intervención de los extraterrestres en los asuntos terrestres y otro disparate.

Para conservarse a sí mismo en la naturaleza,
Vejando a su prójimo, arrollándolo y quebrándolo,
El miedo se reproduce a si mismo,
Se educa a mismo y se mantiene a mismo.   

I. Gubermán[16]

No hace falta temer a ningunos de los modos de la manipulación de la Conciencia, se tema a su mismo, su propia incompetencia y las acciones no conscientes. Es posible desarmar la Conciencia, habiéndola privado de los conocimientos verdaderos. Solamente estos conocimientos deben hacerse su esencia de usted y responder a la Idea del Fundador, a la cual Él ha metido en las bases del Universo. Busque y asimile los conocimientos sobre sí y la interacción con Dios en su propia vida real, en vez de en la retrospectiva bimilenaria en que usted todavía no era. ¡Desarrolle la interpretación y la comprensión de la realidad, y entonces usted será protegido!

Hablando sobre el fenómeno de la “invisibilidad”, ni mucho menos inventamos una bicicleta. El efecto semejante asiste en muchos aspectos de la existencia humana. Dábamos varias veces los ejemplos vinculados a la música.

La música para los animales y por lo menos para el 5 % de la gente existe como los ruidos sin personalidad, los que no les dicen nada. La mayoría aplastante de las personas es capaz de captar en la música solamente el dibujo rítmico y la melodía más simple. Para ellas el espectro básico de la paleta musical se queda fuera del campo de la percepción del encéfalo. Ya que a esta categoría de los "melómanos" pertenece la parte activa de la Humanidad – la juventud, la industria moderna entretenedora le da a ella las corrientes "novísimas” de la música en que no hay nada excepto el ritmo importuno y el rugido ensordecedor de los altavoces. 

El testimonio de la degradación de los gustos y las propensiones musicales es el hecho de la desaparición gradual de las obras clásicas musicales de los programas de radio y televisión; y para la mayoría aplastante de la población tales obras clásicas como si ya no existen, recordando sobre sí por las melodías livianas de los teléfonos móviles. Y ya que esto es el 99 % de los recursos fundamentales musicales de la Humanidad y la posibilidad de percibir el Mundo en su armonía. No mejor va el asunto en todos otros “descubrimientos” y “trabajos” modernos en el campo de la cultura de masas.

Citaremos como ejemplo el problema del cambio del clima en la Tierra, la lucha contra él tiene lugar en los niveles gubernamentales e internacionales.

Las causas de estos cambios son llamadas los “agujeros de ozono”, los lanzamientos industriales del flúor y el carbono, además no tomando en consideración lo que la Tierra disminuyó casi en el 20 % su distancia hasta el Sol, la que fue habitual para ella. Este hecho básico e indignante hasta ahora se queda invisible y "desapercibido".

Ya vemos la profundidad de los siglos
Como un detalle indiscernible,
Y solamente el científico sabio tiene
La posibilidad de mentir documentalmente.

I. Gubermán

A modo de ejemplo de tales mentiras sirven las predicciones pánicas de la elevación catastrófica del nivel del Océano Mundial. ¿Pero cómo aún se puede nombrar la acción cuando, prediciendo el diluvio, declaran lo que sobre el planeta se ha derretido un buen tercio de los gorros y los glaciares polares? Y con eso no ha resonado ni un mensaje de las cifras concretas de la elevación del nivel del Océano Mundial, que (si pensamos sanamente) ya debería aumentar en medio metro. No entrando en detalles, con toda la responsabilidad declaramos que el segundo diluvio de agua no será, ¡ojalá sobrevivamos el energético!

En la última década se nota el cambio catastrófico de la salud de la gente según todos los índices. Su causa es llamada la multitud de los aspectos vinculados a la agravación de la ecología, al cambio de la ración de la alimentación, la influencia de los factores tecnógenos y así sucesivamente. Además no pueden ver a uno ni pintado la influencia perniciosa de las frecuencias ultrasonoras en el organismo de la persona en el nivel genético (informativo). Ciertos científicos del mundo hace mucho dicen sobre lo que las investigaciones del feto humano en las primeras semanas del embarazo, por medio del transductor de ecografía, influye nocivamente en el desarrollo del encéfalo del niño. En primer lugar, el ultrasonido puede interrumpir el embarazo; en segundo lugar, las células del encéfalo, las que se desarrollan, recuerdan su influencia perniciosa, cambiando su estructura y las funciones. 

Se sabe que de la actividad del encéfalo dependen todos los enlaces informativos y funcionales del organismo, que se perturban junto a su función insuficiente. La banda de las enfermedades llamadas por la disfunción semejante es bastante ancha. 

Ella comienza de los desórdenes funcionales "insignificantes" de uno u otro órgano, influye en la cualidad de las señales mismas nerviosas, se manifiesta como las alienaciones mentales y la inhabilidad de la persona de adaptarse a las condiciones variables de la vida, con eso atacando, ante todo, la voluntad y el interés por la Vida. 

Añadiremos a lo expuesto la influencia perniciosa en la molécula del ADN de los aparatos ultrasonoros que han sido publicitados ampliamente – para lavar la ropa blanca (los que pueden caber en un bolso de señora, también los aparatos fisioterápicos domésticos que usan la radiación ultrasonora potente.

Como nos han comentado esta situación por medio del contacto, tener en la casa los aparatos semejantes – esto equivale a que guardar bajo el baño un pedazo del uranio.

Note que todo esto está exponiendo precisamente como frutos y logros de la revolución científico-técnica, a pesar de que las personas sagaces hace mucho advierten: “Es lástima que la palabra más última de la técnica será dicha un minuto antes del fin del mundo” (el Don Aminando[17]). Después de esto se saca por si misma la conclusión poco consoladora sobre lo que el progreso científico-técnico – de ningún modo es un precursor de la Edad de Oro … “Si usted quiere que Dios se eche a reír, Le cuente sobre sus planes de usted” (Allen Woody[18]).

¡Caiga enfermo de la neumonía! (la parábola moderna)

Una mujer se ha resfriado mucho y no le ayudaban las medicinas recetadas por el médico.
– Y bien, haga algo, doctor, – ella imploró.
– Hay una idea, – respondido pensativamente el médico. – vaya a casa, acepte la ducha caliente y, antes de que ser secado, esté de pie desnudada en la corriente de aire.
– ¿Piensa que esto me ayudará? – la mujer le preguntó con asombro.
– No, pero usted tendrá la pulmonía, y yo sé – cómo curarla.

Le hemos dado a usted solamente tres ejemplos más elocuentes del 95 – 98 % de los aspectos de existencia de la Humanidad, los que son invisibles para ella. Todo testimonia lo que el Mundo Tenue y Dios tienen grandes problemas en la Tierra, los que fueron creados por la persona por la falta de reflexión, pero se puede solucionarlos solamente en la unión con el Mundo Tenue y Dios. “La única salida está allí, donde para la mente humana no hay salida. ¿De otro modo para qué es necesario Dios? A Dios se dirigen para pedir lo imposible. Para lo posible es bastante la gente” (León Shestov[19]). 

El hecho que hasta nosotros este problema no era tocado y no era mencionado ni en una fuente, dice sobre lo que él, junto con el Mundo Tenue y Dios reales, hasta ahora se quedaba fuera del campo visual de la Humanidad.

El secreto de la invisibilidad por la persona consiste en lo que el proceso de la Creación, el que fue comenzado en los tiempos inmemoriales por el Fundador – Dios Padre Savaof, según la ley de la Triplicidad no podía ser acabado sin participación del Segundo Polo – el ser humano del mundo material. La concepción de la creación del mundo, la que es adelantada por la persona, excluye cualquier posibilidad de su propia participación en la Creación, ya que está concebida exclusivamente para recibir los dividendos de los trabajos del Fundador. Esto está manifestado de un modo evidente en la teoría del nacimiento del Universo por medio de la Gran Explosión (la teoría del Big Bang), como, además, en la creación bíblica del mundo por el Fundador que ha dado fin a este trabajo en siete días. La persona percibe la creación del mundo como un proceso consumado, completamente acabado. Pero entonces surge la pregunta, ¿por qué el ser humano del mundo material percibe por su Conciencia solamente el 2 – 5 %  y en el mismo volumen puede aprovecharse de los bienes de este mundo? 

La causa de tal absurdidad consiste en lo que el mundo materializado por el Fundador debe ser revelado por la Conciencia por lo menos de una persona, la que debe saber abarcar enteramente, por su Razón, la Idea de la Vida de Dios, a mofo del espacio vital entero que une dos mundos – el Mundo del Espíritu (el Mundo Tenue) y el mundo físico, material. Y con eso – no olvidando de ver a sí misma en él.

Y solamente después de esta manifestación universal cada persona dotada con la Razón y la Conciencia, manifiesta la Creación de Dios en su propia actividad práctica, por medio de que materializa esta Creación en el plan del Espíritu (las relaciones recíprocas de la gente y la sensación del medio ambiente). Pero la manifestación verdadera es tal actividad en que la persona observa los intereses de tres niveles (el nivel de aquel tras quien tú vas; el nivel propio y el nivel de quien tú llevas), también une conjuntamente tres niveles de la Razón. Se sobreentiende la Razón Superior, la Razón del Ser Humano – el Individuo y la Biorazón de la célula (tanto de la célula del organismo como la de la persona – el atributo de la Noosfera, la célula del organismo de la biosfera). 

Solamente después de esta manifestación cada persona separada del mundo físico puede y debe identificarse a sí misma como el Individuo en el cuadro único del Universo, para que después de ello identifique Dios mismo como el Individuo. La religión en este plan usa el trabajo de aquellas personas que han conseguido realizar la identificación semejante. Trata de dar el Individuo acabado de Dios a aquéllos quien todavía tiene que realizar la autoidentificación … 

Las personas ordinarias, con la Conciencia cerrada, concentradas en sus problemas personales, (y por eso son los consumidores de los recursos vitales de Dios y el Universo), nos echan la culpa a nosotros que en nuestros libros hacemos propaganda de nosotros mismos, indicando a nuestra prioridad. En ello notan nuestra aspiración a exaltarnos y distinguirnos a nosotros mismos.

Sin embargo, ¿que hace falta hacer si nosotros primeros hemos dibujado el cuadro general del Universo, habiendo trazado el círculo de las cuestiones prácticas y los problemas irresolutos que están puestos ante la Humanidad, el Universo y Dios? De ese modo hemos aceptado la participación activa en Sus asuntos, no más que palabras sino en la realidad.

Cuando el miedo completo borbolla
Y la oscuridad es atravesada por el ladrido del acosamiento,
Bienaventurados los que tienen la osadía
De no apagar el fuego en sí mismos.

I. Guberman

Pero entonces se tiene que reconocer que todas las fuentes que han dado la información sobre Dios como el objeto (lo Absoluto) preocupado cómo llevar hasta la gente el pensamiento uno solo sobre su amor, en verdad sobrenatural, a nosotros, – estos fuentes, hablando con benevolencia, inducen a error. 

¿Cómo usted considera, después de esto: en cuánto seriamente el Mundo Tenue y Dios deben estimar nuestra aseveración de la fidelidad a Ellos y al asunto de la Evolución, junto con la propensión patológica a “la perfección espiritual”, si la persona, así como hace miles de años, en la Vida se guía por las emociones, pero no por el “aparato de pensamiento”? Responden: “¡Con la comprensión, el humor y la paciencia infinita!”, y sin cumplidos – de ningún modo.

Las leyes del Universo son iguales para todos, nadie tiene el derecho de violarlas – ni el Mundo Tenue, ni Dios, ni el ser humano, en caso contrario el infractor será echado del lecho vital.

Si hay multitud de tales infracciones, el proceso mismo vital se parará y la Fuente de la Vida se secará.

El Mundo Tenue puede ayudar a la Humanidad irrazonable solamente por indicar la vía de la salida del mundo de las emociones al mundo de la realidad objetiva, para que, a decir verdad, ya durante muchos miles de años Él gasta sus recursos.

La vida en la Tierra continúa solamente gracias a los esfuerzos del Mundo Tenue y las personas que en su desarrollo evolutivo han conseguido las posibilidades fenomenales respecto a la comprensión y el entendimiento de la realidad.

Y mientras tanto la capa invisible de la Existencia se queda una fuente sin fondo de los milagros, así como de las intenciones a los infelices "hombres píos" de la cola interminable de las “fuerzas oscuras“.

2. ¿Hasta qué grado el Universo es irreal y es un fantasma?

¿Cómo usted piense, por cuanto es real su pensamiento de usted? Usted no puede afirmar que es real, ya que no es posible pesarlo, verlo, expresar por la fórmula matemática y explicar por las leyes físicas. Con todo eso él existe, usted puede percibirlo, determinar su contenido, sentir su importancia al momento actual y al futuro, reconocerlo, al fin y al cabo. Esto significa que usted no afirmará que el pensamiento no existe, no es real.

Cualquier pensamiento puede dar el comienzo a algún proceso como una Idea (un proyecto, una concepción) y por eso puede ser estático, concentrado; pero puede ser de trabajo (dinámico), dar la dirección y los modos de su propia realización, formando de ese modo el campo (el espacio) para su realización.

Aquí lo más importante es lo que todos los puntos de este espacio están llenados con un contenido (una Idea) y las posibilidades (las fuerzas) únicas para la realización, por consiguiente, todos los puntos del espacio creado por el pensamiento, son homogéneos e isomorfos, poseyendo las mismas propiedades y las direcciones iguales (los modos de la realización de la Idea).

Si usted conoce la física del espacio, notará que el espacio físico en que vivimos posee las mismas propiedades, así como el espacio creado por el pensamiento para realizar la Idea.

De ahí se deduce solamente una conclusión: el espacio que ocupa el Universo, es mental, creado por Dios (la Razón Superior) para realizar Su Idea (proyecto, concepción) de la Vida. Es tridimensional (cada punto se caracteriza por tres características espaciales), posee el volumen rellenado con la energía mental, creado por el pensamiento activo y dinámico de Dios. Este espacio es real, así como es real la Idea misma de la Vida del Fundador.

Este espacio es el lugar de la vida de la persona que es capaz de influirlo, usar sus propiedades en los intereses de la solución de las tareas vitalmente importantes y cambiarlo no tanto por medio de las acciones físicas de todo género como por medio del pensamiento.

La influencia en el Espacio de la Vida y aquellos procesos naturales que pasan en él con la ayuda del pensamiento, no es otra cosa sino la interacción espiritual con la Idea de la Vida de Dios, con Su pensamiento.

Como resultado de esta interacción la persona forma el espacio vital virtual. Y este espacio de la Vida se hace la realidad para la persona, solamente si ella ha percibido y ha reconocido la Idea de Dios, la que ha engendrado a este espacio.

Pero la Idea de la Vida de Dios se percibe por la gente en la banda estrecha limitada por la gente misma, por su actividad, por las investigaciones científicas y los dogmas religiosos. Precisamente por eso la persona se percibe realmente sólo a sí misma, sus problemas, y la Vida misma y el espacio vital para la persona se queda una ilusión (un fantasma). 

La libertad, mirando con desapasionamiento,
Se vuelve necesaria sólo entonces
Cuando un espacio dentro de mí 
Es más extenso que la cámara exterior. 

 I. Guberman

Los ejemplos abundan. Todos saben que la vida es lo más valioso que la naturaleza podía regalar a la persona. Pero preste atención cómo usamos este Don? Los unos fuman según la moda, envenenando su organismo, su cuerpo, de cuya salud depende el éxito en cualquier actividad. Los otros no pueden privarse de los deseos de adquirir los “juguetes” de todo género para los adultos: el dinero en la cantidad enorme, casas de campo, coches, yates, islas, cuentas bancarias, etc. Los terceros, demasiado egoístas, aspiran a hacer a los circunstantes observar sus intereses, y no habiéndolo recibido, se vengan de ellos sin cumplidos. En resumen los recursos vitales se gastan por la persona para nada, para el ruido de ratones alrededor de la idea inventada (subjetiva) de la vida, y en realidad – para satisfacer los intereses egoístas que se realizan en la agitación cotidiana y las disputas interpersonales. “Es más fácil combatir por un principio que practicarlo”. (Alfredo Adler[20]).

¿Recuérdese cómo está escrito en la Biblia? “En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios”[21]. Para muchos esta frase es un simple juego de palabras, un abracadabra, y ya que en ella está puesto todo el sentido de la Creación y la Existencia. Comprendamos la idea de esta frase.

Determinaremos para empezar – ¿qué representa la palabra? El hombre difiere de los animales por lo que tiene el pensamiento que pasa de la raya de sus intereses propios; todos sus pensamientos puede expresar a través del habla, es decir, por las palabras. Cada palabra está vinculada al pensamiento concreto y lo expresa parcialmente o por completo. Por eso cuando se dice que "en el principio ya existía el Verbo”, es indicado que originariamente ha surgido el Pensamiento. En el fondo de cualquier Creación está alguna Idea (el pensamiento prístino). La Vida, habiendo comenzado de esta Idea, continúa solamente gracias a lo que la Idea es cogida por los otros seres pensantes, se llenan con ella, la realizan y por lo tanto la aumentan. 

La frase el Verbo estaba con Dios” indica que el pensamiento no puede existir por sí mismo. Siempre hay su portador material. Por fuerza de nuestra escasez no podemos percibir y comprender la intención de la Vida, su Idea, tampoco podemos contemplar directamente al Fundador, pues nos encontramos adentro de Su intención (por el ejemplo, las células se encuentran dentro de nosotros y por eso nos perciben indirectamente, a través del pensamiento y el sistema nervioso). Podemos percibirlo como la Fuente de la Vida, el que conoce todos los rasgos de este proceso y ellos son de Su competencia completa. ¡Precisamente por eso Le llamamos “Dios”!

Y bien, la última parte de la frase –y el Verbo era Dios”. Es indicado aquí que el pensamiento es omnipresente. Con su ayuda es posible crear la Vida, y se puede destruir todo lo vivo. Precisamente al pensamiento le es inherente la posesión de todas las singularidades y las fuerzas del proceso vital. Él es Dios, el Fundador y el Creador. Y por eso la persona como al ser pensante debe comprender, reconocer todas las singularidades del trabajo del pensamiento y aprender a dirigirlo, creando su vida y transformando el semblante del espacio vital.

El pensamiento está dotado de la potencia universal y por eso, para no hacer con su ayuda daño a la Idea de la Vida del Fundador, se permite a la persona dirigirla solamente en cierta etapa del desarrollo consciente, siendo por completo libre del egoísmo. 

En realidad, el pensamiento es el mismo rayo láser, capaz de dar vida a la Matriz del Universo, habiéndola vivificado. Bajo la Matriz del Universo hace falta comprender la Imagen (la representación) omnicomprensiva de la materialización de la Existencia, del nacimiento del espacio vital y del mismo proceso de la Vida. Tal tarea puede ser realizada solamente por el pensamiento que posee la potencia enorme que penetra. El pensamiento de tal fuerza pertenece solamente al Fundador. Todos los otros seres vivos dotados del proceso del pensamiento, son capaces solamente de percibirla a través del neocórtex y representarla en su Conciencia desarrollada (cambiada).

Bajo la Conciencia desarrollada es necesario comprender la percepción cambiada de la Vida (la percepción que abastece la posibilidad de aceptar y tratar, por medio del pensamiento, todo el juego de las frecuencias holográficas creadas por la Idea de la Vida de Dios). Las frecuencias holográficas dispuestas en el Espacio Mundial de la Vida – no es otra cosa sino un juego de las energías de todo género, por medio de que se Crea la Vida.

Solamente la Conciencia cambiada del Ser Humano es capaz de aceptar y cooperar con el juego completo de las frecuencias holográficas, aportando su corrección en la Idea divina original de la Vida. Lo que la persona está dotada de las funciones del Creador – también es la idea del Fundador.

No hay nada asombroso en esto. La persona ha sido creada a imagen y semejanza de la acción de los mismos procesos que pasan en el Universo. Alrededor de ella y en ella misma esos procesos se dan a conocer constantemente, sólo tiene que querer notarlos. Así, el cuerpo consiste de mil millones de células distintas – los seres vivos. Todos ellos, teniendo el "cerebro" individual de la dirección (la molécula del ADN), dependen de la calidad de los pensamientos de la persona, los que están generando por su cerebro – que para las células es Dios.

El pensamiento de la persona también puede tener la capacidad que penetra por doquier, abarcando por el campo de su influencia todas las células en el organismo, llevando hasta ellas su contenido (la idea que lleva en sí). Reflejando la idea del pensamiento, la célula es capaz de cambiar su aparato de programa como el contenido informativo de las moléculas del ADN. Con eso se cambia el trabajo de la célula, el carácter de su interacción con las células circundantes y con el medio exterior en general.

Como usted sabe del curso de la física, la capacidad de penetrar al rayo láser se le es dada por el monocromismo a modo del carácter estrecho concentrado en una frecuencia del espectro. El pensamiento de Dios que lleva la potencia creadora que penetra, también tiene la fuerza gracias a su monocromismo, como la concentración en la Idea una sola – la Idea de la Vida. El pensamiento del ser humano posee la misma capacidad, y por eso si está concentrado en la misma idea (la Idea de la Vida), con su ayuda es posible sanearse y curarse a sí mismo  de cualquiera enfermedad, hasta que sea incurable.

El pensamiento que es capaz de crear la Vida, a cada creación le entrega la partícula de la Idea de la Vida, de ese modo habiéndola dotado de alguna función vital.

Sin embargo, para la Evolución no es suficiente vivificar el Universo, habiéndolo poblado. Para Ella esto será el mundo no interesante, unipolar, con el segundo Polo de Dios, el Polo que yerra como si una alma en pena – el ser humano. Para él, como usted podía persuadirse, habiendo leído lo escrito más arriba, todo el Universo se queda como un espejismo y un fantasma. Esto significaría que la Creación de pleno valor no ha tenido lugar.

Que el Fundador pueda realizar su idea, proyecto, el ser humano, como la criatura más activa y creadora en el mundo holográfico, debe darse a conocer como un todo único con Él. Para esto la persona en el mundo físico, material debe conocer la propiedad del pensamiento que penetra por doquier, que escanea, y aprender a usar esta propiedad.  

Como ya se notaba, tales propiedades del pensamiento (el escaneo y la penetración en cualquier punto del espacio vital) son dadas por la concentración en la Idea de la Vida de Dios, sincrónica con la realidad objetiva circundante de la persona.

Para explicar esta noción simple tiene que acordarse que de todo el género de vida en el socium, las leyes escritas y no escritas (morales), las escrituras sagradas, las doctrinas y las ciencias enseñan a la persona a corresponder a su patrón, que está presentando como un enviado de Dios – Jesucristo. Sin embargo, la vida real y la persona en ella con perseverancia no quieren corresponder a Los Diez Mandamientos del Sermón de la Montaña, parecía que tales simples y claros. De ahí se deduce que incorrecta es la elección del patrón, según la cual se basa la vida de la persona concreta.

Para el ejemplo sigamos el proceso de la escritura de una pintura por el pintor. Si ha creado la pintura magnífica en que ha reflejado la realidad tal como desea ver, puede ser que sea una creación hermosa, pero completamente rota de la realidad, sin ninguna relación a la vida. En caso de que el pintor desea reflejar la vida real, él escoge la naturaleza para la pintura y comienza a escribirla, verificando cada su pincelada con la imagen existente, seguramente cada vez abarcando por la mirada todo el objeto enteramente. Así, el patrón para el pintor son no sus fantasías y la capacidad de pintar las pinturas en general, sino la habilidad de reflejar en el lienzo la imagen real. Solamente así los maestros crean los grandes lienzos.

En nuestra vida todo pasa al contrario. A la persona le enseñan a corresponder a cierto patrón mítico, falso, ideal, creado por alguien, pero este patrón poco se combina con la realidad, entonces, es incorrecto. La paradoja consiste en lo que Jesucristo resultó tal patrón. Ya que es incorrecto todo el proceso de la edificación de la persona como el individuo, todos sus grandes objetivos se quedan inaccesibles, – lo que observamos en la realidad. 

En verdad no hay ninguna paradoja, ya que el patrón, junto a toda la adoración a Jesucristo, es estático y de ningún modo se combina con las realidades de la Vida moderna dinámica. El problema consiste en lo que la imagen de Jesucristo creada en la Conciencia de la persona por el socium, está aportada y efectivamente – impuesta, en su esencia – es ajena. Y ya que junto a la Conciencia cerrada la persona no es capaz de desarrollar esta imagen, habiendo creado en su base la Idea de la Vida, la Evolución de la Conciencia de la persona así como la Evolución del Universo en general, con ello se terminan “felizmente”.

Así, el patrón mismo como tal aquí no es culpable en absoluto, y la culpa de Jesucristo consiste sólo en lo que se tratan de imponerlo a la Conciencia cerrada a título del patrón. Son culpables el socium con la Noosfera, los que de todas maneras obstaculizan el surgimiento del pensamiento en la persona sobre la imperfección de la Conciencia cerrada. 

La causa de todo eso es la inhabilidad de trabajar con el pensamiento monocromo que lleva una Idea, (llenado con la demanda vitalmente necesaria) que del todo no es lo mismo que la habilidad de pensar en general. En nuestro caso el pensamiento de la imperfección de la Conciencia sería monocromo y salvador como punto de partida de la Evolución de la persona. Sin embargo, ay y ah, en los últimos cinco mil años de tal pensamiento en las cabezas de la gente tal pensamiento no surgía. 

En esta situación para la Conciencia cerrada de la persona, segura de su perfección y infalibilidad, la imagen de Jesucristo está reclamada como una pincelada final, pero no como un punto de partida de la Evolución. ¡Esto significa que en calidad del patrón Él no puede ser aplicado en general!

Si volver al principio de la acción del láser, el rayo se hace monocromo por medio de cierto filtro (el cuerpo de trabajo del láser), que deja pasar el rayo de luz solamente de una frecuencia (de un color).

En nuestro caso tal filtro para el pensamiento es la Idea de la Vida de Dios, y haciéndose el portador de esta Idea, la razón de la persona recibe la capacidad de penetrar profundamente no sólo en la esencia de las cosas, sino también en la Matriz del Universo. Precisamente la formación del activo Rayo de la Razón individualmente colorado (de la banda de frecuencia) es, en realidad, el hecho del recibo del Certificado de identidad del Universo. “El sujeto, tan pronto como conozca la idea, ya no es el individuo sino se hace la Personalidad”. (Arthur Schopenhauer[22]) Solamente habiendo sincronizado su Conciencia con la Idea de la Vida de Dios, la persona recibe el acceso al Campo Infoenergético universal – la Conciencia de Dios. 

Sin embargo, en la realidad no todo es tan fácil y simple. Para empezar, se tiene que aprender a comprender las materias ni mucho menos altas. La persona debe reapreciar y en realidad de nuevo dibujar en su Conciencia las imágenes del mundo circundante, escaneándolo por el rayo direccional y penetrante del pensamiento activo, que está sincrónico con la Idea de la Vida de Dios. Hace falta de nuevo copiar su ilusoria concepción del mundo, a cada instante verificando cada pincelada de un nuevo cuadro con la realidad. Precisamente así se pon en marcha el neocórtex y se forma la Matriz de la Conciencia, y en realidad – el Universo Virtual de la persona correspondiente a la pintura real de la Vida.

Si tomar en consideración que el 99 % de la gente no está enseñado a tales prácticas, trabajando con el rayo disperso del pensamiento, no puede crear las imágenes reales y concretos de la Vida en su Conciencia. Por consiguiente, representando la realidad en el espectro ancho de su manifestación, no puede concretar sus acciones, escoger su tendencia selectiva y realizar cierta necesidad vital. Es, análogamente hablando, respecto al rayo de luz. El rayo de luz está compuesto de siete colores del arco iris, los que tienen su frecuencia y su banda de la manifestación. El conjunto de estos colores-espectros es el rayo blanco que ilumina todo el espectro de la realidad (el espacio) vista por la persona.

Del mismo modo el rayo disperso del pensamiento de la persona abarca el espectro ancho de sus necesidades, que poseen enteramente la Conciencia, pero no sabe destacar entre ellas las más importantes y primordiales para la realización. En resultado la Conciencia se hace dispersada, no concentrada, y la persona echa al olvido las cosas parecía que simples y elementales para la comprensión, haciéndolas invisibles para sí misma.

De ahí surge el no empalme de lo real con lo deseable. La persona reacciona a ello emocionalmente, creando para sí el estrés incesante, la discordancia con la vida y la incomprensión fatal de ella. La vida feliz se convierte en una pesadilla. La persona busca la causa de los fracasos dondequiera y en cualquier cosa, pero sólo no en sí.

Todo se cambiará, si aprender a dirigir los deseos, destacando de ellos los primordiales y vitalmente importantes. Por ello el pensamiento es concretado, separando de los otros. Precisamente él se vuelve la de trabajo, activa, exigente la materialización. Con otras palabras, para la persona se hace la idea (la imagen) sincrónica con su necesidad vital verdadera, por lo tanto, con la realidad de la Vida.

Luego la encarnación de la idea depende de la habilidad de verificar constantemente, en cada su acción, el grado de su realización con las situaciones actuales de las condiciones vitales (los acontecimientos). Es natural que la conformidad da el éxito y la manifestación tranquila de las emociones, la disconformidad provoca las emociones negativas y lleva al malogro. Es la señal para que la persona cambie sus acciones, les corrija y restablezca la conformidad perdida.

Para la evidencia expliquemos el principio del trabajo de la Conciencia en el ejemplo del funcionamiento de aún una invención humana – la lámpara de rayos catódicos (el cinescopio del televisor o ordenador). Vemos la imagen en la pantalla gracias al trabajo de la exploración, el que no cesa ni por un momento. Su rayo corre 24 veces por segundo por la multitud de líneas de que consta la pantalla. En cada una de las líneas están situados los grupos (los que se turnan uniformemente) de tres puntos fosforescentes (pixeles) – azul, rojo y verde. El rayo de la exploración, corriendo por estos puntos, les hace lucir con el grado diferente del brillo, gracias a que se crea la imagen de color de mosaico. 

Que la imagen sea viva, cada movimiento debe dividirse en 24 pasos (cuadros) por segundo. En nuestro caso la exploración debe correr por la pantalla 24 veces por segundo. Notaremos que la exploración 24 veces por segundo renueva toda la imagen enteramente, no dividiéndola en los objetos del primer plano y del fondo, también los movidos e inmóviles.

En realidad, el esquema del trabajo de la lámpara de rayos catódicos con la exactitud copia el principio de la acción del Rayo del Pensamiento de Dios, pero sólo con aquella diferencia que el Universo no es plano y estático, sino es tridimensional y vivo. Además, la exploración del Rayo del Pensamiento de Dios no sólo entrega el impulso de la Vida, sino también recibe de cada punto del Universo la información de vuelta, gracias a que tiene la posibilidad de desarrollarse y evolucionar de modo dirigido.

Ya que objetivo principal de la Evolución y del Fundador mismo es no simplemente el mantenimiento de la vida feliz y desahogada para el ser humano en el mundo material, sino también la aspiración a hacerlo desarrollar y evolucionar, por eso el cine gratuito no tendrá lugar.

La joya superior hay en la vida –
El espíritu de las dudas
no amortiguadas,
A los móviles sórdidos les es afín la invariabilidad,
Y para Dios – ¡es la constancia de los cambios!

 I. Guberman

Que la persona pueda ver y comprender el panorama volumétrico tridimensional de la Vida del Universo, ella debe, por lo menos para empezar, aprender a escanear por su Rayo de la Razón, que todavía debe ser creado por ella. Todos los pasos ulteriores de la Evolución de la persona serán dirigidos al desarrollo de las capacidades del Creador respecto a la dirección del desarrollo de la Vida del Universo.

La complicación del crecimiento consiste en lo que el desarrollo del Rayo de la Razón de la persona con la Conciencia que durmiente se concentra no en todo el volumen de la “pantalla” de la Vida, y aspira a arrebatar los aspectos de la existencia, los que, según su opinión, son más importantes. En resultado todo el fondo (el Universo) resulta invisible.

Para la evidencia imagínese que usted vea una película donde la acción pasa sobre un fondo blanco vacío, sin naturaleza, sin interiores y héroes de segundo plano. Precisamente tal confusión y barahunda con la multitud de manchas blancas son dibujadas en la Conciencia de la persona moderna. El surgimiento de las manchas blancas está vinculado con la ausencia de los conocimientos arreglados, armonizados, que juegan el papel de los grupos (que se turnan) de los puntos coloreados en las líneas de exploración y con la pasividad del pensamiento – el Rayo de la Razón, el que activa los conocimientos (los puntos) disponibles o no los toca en general.

El obstáculo grande en el funcionamiento del Rayo de la Razón son exactamente los conocimientos desordenados (no comprendidos), abastecidos de provecho y, sin duda, las emociones excesivas. Así, el criterio del Hombre Sensato es no simplemente la capacidad de pensar y trabajar con la información, sino la habilidad cada vez crear las imágenes concretas (el análogo de los grupos arreglados de los puntos coloreados – los pixeles), rellenando con ellos las manchas blancas de la pantalla de la Conciencia.

Solamente así se edifica el Universo Virtual (la concepción del mundo) de la persona y se forma la Matriz de su Conciencia. Con eso todas las imágenes se extraen por ella de la Vacuidad de la subconsciencia, no dejando en ella lugar para los programas negativos y los miedos.

Para comprender todo lo dicho y aplicarlo a sí mismo, en la situación concreta vital, vamos a trazar el límite de la distinción entre la Conciencia y la subconsciencia, también vamos a tratar de comprender su interacción de ellas.

¿Qué es la Conciencia? ¿Recuérdese cómo es explicado por la filosofía? Conocemos el mundo por medio de los órganos de los sentidos, como las sensaciones (del calor, el frío, los sonidos, la luz reflejada, la lisura o la aspereza de la superficie y, sin duda, las emociones). Todos estos sentimientos de la percepción (las sensaciones) a través de los receptores nerviosos se dirigen al cerebro, son tratados allí y pasan a nuestra “pantalla” interior, dibujando sobre ella el cuadro de la realidad.

Esta “pantalla” interior es la Conciencia. Los cuadros de la realidad en ella o sobre ella son creados por nosotros, desde la infancia. Nadie por nosotros no lo hace. Cómo lo percibiremos a este mundo – tal cuadro será creado en nuestra Conciencia. ¿No percibiremos de ninguna manera, habiéndonos quedado indiferentes a las manifestaciones de la realidad? En la Conciencia no habrá su representación. En este lugar se queda una mancha blanca (vacía). Si tomar en consideración que conocemos este mundo a través de la Conciencia, la mancha blanca en ella tarde o temprano se dará a conocer como la ausencia del conocimiento.

Toda nuestra vida estamos ocupados de lo que, adquiriendo los conocimientos de la realidad, dibujamos en la Conciencia, como sobre el lienzo puro (la pantalla), el cuadro de la vida. Si por cualesquiera causas no lo hacemos, la “pantalla” se queda pura (vacía), y nuestra interacción con la realidad será llenada con los miedos supersticiosos, los pensamientos parásitos y las emociones. 

Imagínese, ¿qué cuadro dibujaremos en la Conciencia, si nuestros conocimientos son erróneos (son estáticos) y no corresponden a la realidad dinámica? Esto será un cuadro falso, una ilusión. Por esta causa para llevar los conocimientos a la conformidad con la realidad, es necesario comprobarlos en la práctica. Todos los conocimientos que no son confirmados por la práctica, son la ilusión.

Piense, ¿de qué se distingue un niño de un adulto? Al niño todos los procesos fisiológicos, así como los mentales, se encuentran en el aspecto no realizado, y al adulto – en el realizado. El niño tiene la Conciencia como una hoja pura sobre que tiene que dibujar la pintura de la vida, conociéndola. El adulto ya tiene tal pintura.

Más arriba hablábamos sobre los pintores que representan la realidad de formas diferentes. Un pintor trata de entregar la imagen real de la realidad, otro – como le sopla su imaginación.

Exactamente así el hombre también dibuja la “pintura” de la vida en su Conciencia. Uno, conociendo la vida, adquiere los conocimientos de ella, representa en la Conciencia su cuadro real; otro, no molestándose a sí mismo para recibir los conocimientos, dibuja la “pintura” de los estados emocionales, dejando el lienzo en la limpieza infantil.

En este caso nos vemos con la Conciencia subjetiva. ¿Qué cuadro resultará en este caso? Lo más probable que corresponderá al así llamado abstraccionismo que más bien refleja el caos, la barahunda, más que el orden y el estado de la armonía. Es natural que la vida de tal persona será no confortable, siendo llenada con los acontecimientos (los hechos) desordenados y caóticos, de ningún modo vinculados uno con otro por el proceso único.

Otro asunto es cuando la persona adquiere los conocimientos de la Vida y con su ayuda dibuja en la Conciencia su cuadro real, dinámico.

Leyendo nuestros libros, puede ser, a usted le surge la pregunta de los conocimientos – ¿qué conocimientos son, dónde tomarlos y cómo aprovechárseles para crear la representación real de la realidad. Los conocimientos más verdaderos son los que tomamos de la realidad, de la vida.

Recuérdese a sí mismo en la infancia. ¿Cómo usted conocía este mundo? Habiendo tocado algo caliente, habiendo recibido la quemadura, el dolor, usted adquirió la sensación interior de lo caliente y sabía que no vale la pena tropezar con tal fenómeno, hay que guardarse a sí mismo. Exactamente así usted recibía los conocimientos de otras manifestaciones del mundo exterior. Son los conocimientos más elementales y verdaderos del mundo circundante. En lo sucesivo, cuando su horizonte empezaba a extenderse, también empezaban a extenderse los conocimientos de este mundo. El estudio del abecé de las ciencias distintas en la escuela concretó y explicó muchos momentos incomprensibles, con que usted tuvo que encontrarse en la vida, es decir, hizo sus conocimientos más profundos y llenados, no habiendo cambiado aquel cuadro de la percepción de la realidad, el que usted ya ha compuesto en su Conciencia.

Si usted quiere adquirir la Sabiduría, recuérdese: las ciencias no dan los conocimientos que podrían ser entregados por la realidad en su luz verdadera. Usted adquiere todos los conocimientos necesarios de ella, de su propia actividad práctica y las observaciones.

Su atención de usted, fijada en el objeto de la observación crea la interacción mental con él, y su resultado será su sensación, dada a luz en usted. Como dicen los aficionados de la esotérica, a usted del objeto de la observación le pasarán los fluidos.

Y sin cumplidos, su mentalidad se dispondrá al cambio informativo de las energías con el objeto dado, al cambio que puede ser captado por su encéfalo, habiendo dirigido a él el rayo pensador del conocimiento, que en este caso será monocromo, elegido y concentrado.

Esto será el rayo láser del pensamiento. Con su ayuda usted investiga el objeto de la observación y recibe directamente del mismo objeto toda la información necesaria para su conocimiento de él. En su base usted edificará los conocimientos sobre el objeto natural y los fijará en la Conciencia.

La sensación que usted tiene, percibiendo el objeto de la observación, la llaman una "delicadeza". La delicadeza permite entrar en el cambio infoenergético con cualquier objeto vivo, así como del reino mineral, habiendo percibido y habiéndolo sentido. Se puede desarrollar la delicadeza, activando todas las cualidades informativas de la mentalidad y el cerebro. Lo único para recordar es lo que la delicadeza falta allí donde hay un lugar para el egoísmo.

La delicadeza y el egoísmo son concepciones incompatibles. Por esta causa la Humanidad hasta ahora no ha conocido la Vida y Dios. El egoísta no recibirá los conocimientos sobre la estructura del Mundo, en el sentido completo de esta palabra; más exactamente, él no puede recibirlos por sí mismo, puesto que no puede establecer el cambio informativo entre ellos y el objeto de la observación.

Muchos quieren hablar sobre los superfenómenos de todo género en la percepción de los objetos circundantes, por ejemplo, sobre la habilidad de percibir la información de los árboles, los planetas, del mismo Campo Infoenergético, etc. Además no sospechan que la presencia del contacto infoenergético con cualquier objeto del Universo, hasta con Dios, es por naturaleza propia a la persona, siendo su esencia integrante, solamente tal cualidad se da a conocer en existencia de la delicadeza de la percepción del objeto, la que por cada uno puede ser desarrollada en sí.

La única condición para adquirir esta cualidad es la renuncia completa de los conocimientos (las orientaciones) subjetivos y del egoísmo. Con eso la condición acompañante debe ser el humor mental a la percepción de la Vida, su sensación y la unión con ella como con el flujo.

Con otras palabras, es necesario sentir la Alegría de la Vida y la necesidad de ella, porque cualquier objeto de la naturaleza, excepto un ser humano, está privado de las emociones, por lo tanto – del subjetivismo, para él hay solamente un proceso mismo de la Vida (la sensación “yo soy”, es decir – “soy materializado, existo, entonces estoy viviendo”).

Tal sensación de la Vida es no otra cosa sino la percepción de la Idea de la Vida de Dios. Para comprender el estado semejante la persona tiene que aprender a apreciar la Vida en su esencia natural, en vez de en la percepción egoísta.

La percepción de la Idea de la Vida de Dios (el consentimiento con ella) no dice que usted ha conocido la Vida y su Fundador. Para poner en marcha este proceso hace falta descifrar la Idea, habiéndola dividido en la multitud de los trazos y los rasgos menudos que expresan su conocimiento de la Vida en cada acontecimiento concreto, y formar en la pantalla de la Conciencia tal cuadro de la realidad, en el cual usted mismo es el protagonista (el Creador).

Es natural que el cuadro creado por usted debe ser idéntico al natural (real). ¿Cómo comprenderlo? Es un tema bastante vasto y se tratará de ella en el Sistema de la Armonización de la Persona. Aquí usted debe solamente asimilar que, percibiendo la Idea de la Vida de Dios, recibe la posibilidad para formarse a sí mismo el Hombre Sensato o el Individuo-creador.

Además de la generación del pensamiento que adquiere las propiedades del láser (que da la posibilidad de recibir la imagen volumétrica del objeto y el juego completo de sus cualidades y las propiedades), el encéfalo posee aún una propiedad asombrosa – la lógica que permite establecer la intercomunicación entre las pinceladas (los conocimientos) en el cuadro general de la Existencia y ponerlos a la pantalla de la Conciencia en aquella intercomunicación, que el cuadro dibujado de la realidad acepte los rasgos concretos y completos.

Si usted observa la Vida, la consecuencia del cambio de unos acontecimientos por otros, notará que se cambian precisamente así que usted reciba los conocimientos que completarán lógicamente a los disponibles, componiendo con ellos la imagen única y entera.

En caso de que usted ha reaccionado emocionalmente al acontecimiento, no adquirió los conocimientos y en el lugar de la imagen creada se formó la mancha blanca, entonces la vida le devolverá a los acontecimientos del mismo tipo hasta que usted acabe la edificación de la imagen del proceso vital. 

Exactamente la lógica del pensamiento permite comparar los acontecimientos, determinar sus cualidades y propiedades generales, establecer entre ellos la intercomunicación, analizarlos, generalizarlos, construyendo de ellos el conocimiento entero de algún proceso vital. Esta cualidad del encéfalo también puede desarrollarse. Se puede desarrollarla por medio del estudio de la matemática y las observaciones de la vida, sus acontecimientos. 

Así, el rayo del pensamiento activo, pasando sucesivamente por la pantalla de la Conciencia, dibuja en la pantalla el cuadro completo del acontecimiento o del proceso vital. Y cada tal línea del cuadro se encuentra en su propio lugar y en la intercomunicación que crea la armonía de la representación de la realidad.

Todo lo expuesto es justo solamente para la Conciencia que coopera con la Razón.

Si coopera con las emociones, en ella se crean las pinceladas aisladas, no vinculadas entre sí mismas, las que reflejan la percepción puramente subjetiva de la realidad y que no tienen nada de general con la realidad. Por eso en vez del cuadro único, general del mundo, en ella se dibuja una abstracción en que cada pincelada es parecida más a los monstruos de la película de los horrores.

Da risa ver como los pensadores hacen esfuerzos –
O en alta voz, o sin ruido,
Habiendo olvidado que la razón no es válida,
Cuando la realidad se vuelve loca.

I. Guberman

Es natural que la persona percibirá el mundo agresivamente, con el miedo, y buscar constantemente los modos de la defensa de él.

Es necesario recordar que lo dicho – no es una sentencia. Se puede cambiar lo todo, solamente hace falta comprender y reconocer lo que con usted pasa en realidad y dejar buscar en la información de todo género algo especial – que por el modo milagroso cambiaría su vida. Es necesario tomar la iniciativa en sus manos, es necesario trasladar la información recibida en el plano práctico para de nuevo edificar el cuadro de mosaico de la realidad.

Todo depende solamente de la persona. No había y no hay recetas preparadas, debemos tomar todos los conocimientos de la vida para que con su ayuda comprendamos la Vida misma y determinemos nuestro lugar en ella. Con eso es importante constantemente recordar que la felicidad y el bienestar fuera de usted no existen. Estas nociones están estrechamente vinculadas con usted y si usted quiere tener lo uno y lo otro, es necesario preocuparse que en su Conciencia sean creadas las imágenes que reflejan los acontecimientos verdaderos de la vida, en vez de la fantasía, no su relación de usted a ellos. Solamente entonces la Vida dejará de ser una ilusión y un fantasma.

3. ¿Cómo una persona cándida que, tanto como en todos los tiempos, trata de conocer este mundo y la Vida en él, cómo le es posible para no equivocarse y no caer en la ilusión de las fantasías propias?

La respuesta es simple – hace falta aprender a cooperar con la realidad, y comprender los conocimientos de ella conforme a sí mismo (dejar pasar a través de sí), haciendo el participante activo de todos los procesos de la realidad. Usted refleja la realidad en su Conciencia, y por eso puede seguir todos los procesos dentro de sí mismo, así como haciendo el personaje en ellos, conociendo de ese modo su esencia.

Con otras palabras, debe comprender que la Vida se da a conocer para usted a través de la consecuencia de las situaciones y los acontecimientos distintos.

La interacción con ellos se manifiesta a través del estado mental (las emociones). Usted puede limitar su propio conocimiento por la manifestación de las emociones, pero puede desarrollarlo, habiendo pensado en lo a que la Vida quiere enseñarle. 

La persona siempre está ante la Opción: vivir por las emociones o por la Razón. Es natural que el Mundo desea que la persona viva por la Razón, porque solamente en este caso ella puede hacer su pensamiento idéntico al pensamiento del Fundador (a la Idea de la Vida). “La razón es una mirada del alma, por la cual ella por sí, sin medio del cuerpo, contempla a lo verdadero” (Marco Aurelio[23]).

Precisamente por esta causa la Vida siempre corrige a través de los acontecimientos. El que quiere recibir de la Vida los bienes, debe estar constantemente en la pose del alumno y hacerla pregunta: “¿Qué tal especial ella ha encontrado en mi percepción que no se empalma con su manifestación en el acontecimiento dado?” La búsqueda de la respuesta a esta pregunta le hará por el participante directo del acontecimiento, y lo conoceréis conforme a él. 

La banda de la percepción de la Vida juega un papel bastante importante en tal proceso del conocimiento. Imagínese que le han colocado a usted en una habitación completamente desconocida, no iluminada, amueblada por los objetos desconocidos. Cualquier traslado en ella ofrece peligro de chocar contra cualquier objeto.

Es natural que para el traslado libre es necesaria aunque una iluminación. Usted puede aprovecharse de una vela. Su luz funciona en la banda pequeña, permitiendo discernir los objetos en la proximidad inmediata. Los objetos alejados se dibujan en los contornos y las sombras incomprensibles, y los lejanos como antes están escondidos en la oscuridad.

Usted puede sustituir la vela por la linterna. Pero verá como antes solamente aquellos objetos que caen en el radio de acción del rayo de luz. A pesar de que la banda de la parte iluminada de la habitación está extendida, usted no puede ver la habitación por completo, no es capaz de examinar la situación en gran medida.

Para hacerlo, es necesaria la iluminación completa. Habiéndola encendido, usted puede no sólo ver todo el mobiliario de la habitación, sino cambiarlo, arreglarlo, habiendo hecho conveniente al traslado y el uso de estos objetos.

Del modo análogo funciona nuestra Conciencia. Puede apropiarse de la realidad el espectro estrecho de los problemas vitales, y puede abarcar todos los procesos vitales enteramente. ¿Cómo piensa usted, qué modo de la percepción es más eficaz? ¿Qué usted escogerá para sí?

La persona vive en el mundo desconocido, no iluminado por el conocimiento práctico y el que entraña los peligros, en el mundo que debe ser iluminado para aprovecharse íntegramente de sus generosidades. 

¿Dónde este cándido puede tomar el rayo de la luz, que le ayudará iluminar todo el mundo escondido de su percepción? La persona está dotada de tal posibilidad.

Este rayo es la Razón, con sus cualidades derivadas: la Conciencia, la comprensión y la aspiración al conocimiento. El pensamiento ilumina el mundo desconocido oscuro, que rodea la persona (lo escanea). La Conciencia permite reconocer (discernir) los objetos de este mundo. Los conocimientos prácticos aumentan la banda de la “iluminación”, hasta la percepción completa, universal del Mundo. Permiten comprender el destino de los rasgos (las leyes) de este Mundo, habiéndolos redistribuido en el orden conveniente para usarse.

¿Cómo abrir tales capacidades que contienen potencialmente en cada uno de nosotros, pero no cada puede aprovecharse de ellas? No hay nada asombroso en esto. Simplemente nadie nos enseñaba. A nosotros nos enseñaban a vivir en el mundo material y luchar por la creación y el recibo de los bienes materiales. Pero nadie y nunca ha dicho que todo en este Mundo está vinculado mutuamente.

El mundo del Espíritu y los pensamientos está vinculado al mundo material en que vivimos. El recibo de los bienes materiales depende por completo de lo que representamos en el Mundo del Espíritu, que pensamientos en él hemos inscrito, que programas en él hemos creado, cómo hemos edificado la conformidad entre él y aquella realidad en que vivimos, es decir, cómo hemos reflejado la realidad en el Mundo del Espíritu, y el último – en el mundo de la realidad.

El mundo del Espíritu y la realidad reflejada en nuestra Conciencia existen en la unidad y se dan a conocer "aquí" y "ahora", cada segundo siendo representados mutuamente el uno en el otro.

El mundo material se refleja en el Mundo del Espíritu a través de la comprensión y la interpretación, y el Mundo del Espíritu se refleja en el mundo material a través de la actividad práctica y los actos.

No piense que el Mundo del Espíritu se encuentra en algún sitio allí, detrás de las nubes; él está cerca de nosotros, en nosotros, y cada segundo cooperamos con él. De nuestro estado mental, del proceso del pensamiento y la comprensión depende toda nuestra vida, la vida de los parientes y los nietos.

Sin embargo, nuestro Mundo propio del Espíritu está escondido de la percepción solamente por aquella razón que los intereses egoístas vinculados al establecimiento en el mundo material nos parecen más importantes y significativos.

Por nuestras acciones violamos la unidad de los dos mundos que componen nuestra base infoenergética, en realidad – cavamos nuestra propia fosa.

En resumen el mundo enorme, desconocido de la mentalidad cae del proceso vital, considerablemente limitando nuestra Conciencia y la representación de la Vida en él. Además, habiendo roto la unidad de los mundos en nosotros mismos, sufrimos y estamos enfermos.

Para percibir el mundo en su volumen completo es necesario comprender que el éxito en el mundo material depende del programa informático (el software) del Mundo del Espíritu, que se crea y se forma por nosotros.

La complicación de la percepción de la realidad consiste en lo que cada persona coopera con ella a través del software informativo “cosido” en su Alma, el así llamado estado de patrón del Alma. Siendo representado en el mundo holográfico (material), el Alma se da a conocer en el cuerpo físico mediatamente, como el estado mental especial (“la voz interior”) y la Conciencia vinculada a él. Precisamente del estado de la Conciencia depende la intercomunicación de la persona con el software del Alma y el mundo real. 

Los programas verdaderos espirituales de patrón, si en ellos concentrar la atención interior, se dan a conocer como las barreras y los puntos de referencia vitales no reconocidos, cuyos límites no pueden ser transgredidos por la persona en sus actos.

Si ella por cualesquiera causas viola estas barreras interiores, su Alma no conoce el reposo, la persona se atormenta, estando como alma en pena. No es posible aminorar este dolor espiritual. 

La curación puede ser traído solamente por medio del arrepentimiento, por el reconocimiento consciente de la sinrazón propia y de la desviación de las Leyes de la Moral. Por eso para evitar los suplicios, es necesario primeramente, del momento del proceso de la formación de la Conciencia, orientarla hacia la percepción de los puntos de referencia (unos limitadores) subconscientes interiores, guiándose por ellos en los actos propios.

La desgracia y el problema del individuo separado y prácticamente de toda La humanidad consiste en lo que sólo las personas aisladas poseen tal Conciencia, la parte grande de los “homo sapiens” prefiere ahogar los suplicios del Alma por el nuevo software – el contenido y las orientaciones que se coordinan más con las condiciones sociales de la vida.

Solamente este software discrepa con los programas de patrón del Alma, gracias a los cuales la persona puede establecer la intercomunicación con la Idea de la Vida de Dios y formar su propia relación a la Vida que resuena la Idea divina de la Vida.

La persona encuentra la justificación a sí en la afirmación – “todos hacen así, todos viven así”. En resumen en el plan infoenergético hay una diferenciación del mundo del Espíritu y el mundo material. La subconsciencia, como el medio de la manifestación del mundo del Espíritu, es ahogado y se neutraliza, pero la Conciencia, como el instrumento real que sirve para la percepción, la comprensión del mundo material y la adaptación a él, se llena activamente con los nuevos programas de la existencia holográfica (del socium), haciéndose el punto de referencia básico vital de la Humanidad. Para la Conciencia se vuelve significativo solamente el mundo material. “Sabemos mucho más que comprendemos” (Alfredo Adler[24]). 

De este momento el Mundo del Espíritu existe por sí mismo, y el mundo de la Conciencia o el mundo material con sus leyes – por sí mismo. Esto significa que el Mundo a que pertenecen las fuentes de la persona y su Alma, es paralelo para su Conciencia. Los puntos de contacto con él no existen. La comunicación informativa de los dos mundos se perturba y la persona pierde la intercomunicación con Dios Vivo, con su propio Yo Superior (es decir, con sí mismo), quedándose para siempre atada al mundo de las ilusiones.

Junto a tal desproporción evidente en la importancia para la persona del Mundo del Espíritu y el mundo material, ella percibe la realidad tanto más difícil, cuanto menor es la comunicación con ella.

Sin duda, hay un número pequeño de las personas, que por la vía empírica han desarrollado en sí las capacidades de cooperar activamente con las leyes del Universo y por lo tanto abastecerse a sí mismo del éxito vital. Sino tampoco usan “la iluminación completa” del mundo desconocido, y por eso no han podido arreglar el éxito en todos los aspectos de su propia existencia.

En realidad, mire alrededor, si el hombre es rico, está privado de algo otro (la salud, la felicidad personal, etc.). ¿Acaso puede ser llamado exitoso aquél asunto que produce los ingresos materiales, si para su desarrollo y mantenimiento la persona gasta todas sus fuerzas, no teniendo, por lo menos, la posibilidad del descanso de corta duración?

Viviendo en tal basurero material, nos hemos acostumbrado a envidiar a los que tienen lo que nosotros no tenemos. Envidiamos a los ricos, a las personas con la abundancia, a los felices, sanos, etc., y tratamos de quitar lo de que tenemos necesidad, porque no sabemos cómo adquirir lo necesario para sí de otro modo.

Y ya que en realidad no hay nada más fácil. Simplemente hace falta pasar de la raya de la "iluminación" (la comprensión), donde todos nos revolcamos y tomar lo que es necesario para la vida.

La verdad es que para esto son necesarios los conocimientos, con que también tenemos un problema. Hay muchos conocimientos, así como maestros, pero sólo todos ellos en el conjunto están alejados de la vida.

Cada persona es individual e inconfundible. En el Mundo del Espíritu ella tiene el software especial, el mundo especial de los pensamientos. Los conocimientos y las doctrinas que se difunden habitualmente, tienen aire promediado, son destinados para el gran público (la masa de los oyentes, la muchedumbre), y por eso cada individuo no puede aprovechárseles sin elaboración intelectual concreta.

Este momento, tal vez, es el más difícil para cada uno. Precisamente en este caso la persona tiene que manifestar su individualidad, la fe en sus fuerzas, la firmeza, la persistencia y el valor. “¿Por qué?” – usted preguntará. – “¿Acaso hay en esto algo difícil?” Para la mayoría – sí.

Rompemos la unidad de dos mundos individualmente, y queremos restablecerlo según las reglas adoptadas por todos y seguramente en la muchedumbre. Exactamente en el acceso semejante a la Vida y a su conocimiento está escondido el problema de los fracasos – en la reconstitución de la salud, así como en el recibo del éxito.

Todos nosotros somos representantes del socium, rehenes de las tradiciones y las normas de convivencia de sociedad. Verificamos nuestra conducta y nuestros actos con las reglas adoptadas por todos. Somos únicos y estamos mutuamente ligados uno con otro por las orientaciones sociales, que por su esencia son llamadas a neutralizar la individualidad, promediarnos.

Con todo eso es posible cambiar la situación. Para ello es necesario querer cooperar con la pequeña parte apenas perceptible de la realidad, volverse a su propia Alma (su depósito), reconocer su presencia de ella y tratar de reconocer su dolor y los suplicios. 

En todos los asuntos donde la mente exitosa
Tiene prisa de celebrar la victoria,
Ella coge la mirada triste y sonriente
Del alma que se ha escondido.

 I. Guberman

Luego hace falta liberar la Conciencia del equipaje informativo que contradice las necesidades de su Alma de usted, el que está metido por usted mismo, encontrándose bajo la influencia del socium y la Noosfera (las orientaciones de uso general como “todos obran así”). 

La Conciencia no puede ser vacía y por eso es necesario rellenarlo con los programas correspondientes a los programas de la realidad o los programas del Alma. El relleno de la Conciencia con tal contenido es la vía verdadera de la interacción con la Vida (la Existencia, Dios).

El Alma, habiendo llegado al mundo material, está dotada de todas las cualidades necesarias para que sea posible establecerse (fijarse), comprender y reconocer el sentido de la vida en este mundo y, es natural, realizar la idea, para la cual ha llegado a la Tierra.

Que el mundo holográfico sea para el Alma atractivo y contribuya a su fijación en él, sucede una interacción de las frecuencias fundamentales del Universo (“los elementos-principios”, como los llaman en el Oriente), directamente vinculadas con la Idea universal de la Vida de Dios (con Dios).

El juego de estas frecuencias fundamentales crea el espacio de la vida y las condiciones de la residencia en él (materializa las formas distintas de la naturaleza viva y el reino mineral, manteniendo su existencia en el tiempo y el espacio).

El Alma que ha llegado al mundo preparado para su vida, se establece en él gracias al juego de las frecuencias que crean las imágenes que la hechizan – los sentimientos, el mundo sensual. Precisamente por eso en la fase inicial de la interacción del Alma con el mundo material, la fuerza motriz de su establecimiento son sus sentimientos y las emociones vinculadas a ellos.

Si usted se observa a sí mismo y los circunstantes, notará la reacción común para toda la gente a algo nuevo. Esta reacción llevará obligatoriamente el carácter emocional, sensual, es decir, la interacción con cualquier fenómeno, nuevo para el Alma, ella establece por medio de los sentimientos.

La razón (la energía mental que abastece la dinámica del Alma), que le pertenece a ella por naturaleza, de nacimiento, trata de trazar la perspectiva del desarrollo de tal interacción, creando de ese modo las imágenes sensuales. Por falta de los conocimientos sobre la naturaleza del fenómeno que hechiza el Alma, sin su comprensión de esos conocimientos, las sensuales imágenes creadas pueden no corresponder a las condiciones reales de la existencia del espacio de la vida, que crea en él las condiciones no confortables para el Alma que ella pueda habitar. Es natural que en tales condiciones el Alma comienza a agitarse en busca de los modos de la conformidad de sus intereses con las condiciones de la habitación. 

Las imágenes sensuales para ella es cierto programa informático fijado en la memoria, y por eso no puede liberarse de ellas y exige las condiciones que contribuirían a la realización de las imágenes deseadas. En este caso el Alma, en realidad, dicta a las frecuencias fundamentales (a Dios) sus propias exigencias de la creación de las condiciones vitales. 

Pero las frecuencias fundamentales no pueden cooperar con las Almas individuales, sus caprichos. Se someten solamente al Fundador (a Dios). Su tarea es crear las condiciones de la vida en base de las Leyes generales, fundamentales del Universo.

En este caso la tarea del Alma es la habilidad de adaptarse a las condiciones concretas, realizando sus propios objetivos, evitando la influencia de las imágenes sensuales en ella. Se puede hacerlo, solamente habiendo borrado de su memoria de ella los programas ya creados por la Conciencia sensual. 

Esto, a su vez, se hace posible, si la Conciencia y la Razón actúan conjuntamente. La Conciencia ayuda determinar los programas que no tienen la armonía con la realidad, da el contenido de los programas futuros, y la Razón en su base crea las nuevas imágenes (los programas) y la perspectiva de su interacción con la realidad. 

Pero aquí surgen algunos obstáculos. Dios, creando el Mundo, se basaba en los objetivos y los intereses personales (o en los intereses de la Gente del Mundo de Dios). Tocante a nosotros – esto es Su Idea subjetiva que representa los intereses del Mundo Tenue, entonces, el ser humano puede percibir la Idea de la Vida de Dios como extraña para él, como una idea subjetiva. Esto pasa con el 99 % de la gente.

El Alma individual llenada con la autoconciencia, pero no teniendo los conocimientos y la humildad, en el nivel sensual se percibe a sí misma dependiente de la Creación subjetiva de Dios. 

Habiendo caído de la sensación de la unidad de este mundo, es natural que examina el hecho de su dependencia como la restricción de sus derechos y libertades personales, y esto engendra la rebeldía y la resistencia. Por ejemplo, entrando en el mundo de los seres humanos, el Alma es constreñida a limitar sus libertades e intereses para la ejecución y la observación de los intereses del socium. Exactamente así ella posee algunos grados de libertad respecto al perfeccionamiento espiritual, no pasando de la raya de la ejecución y la observación de los intereses de Dios y los planes de la Evolución del Mundo fundados y metidos por Él.

En la dependencia semejante hay unas ventajas – así el Alma aprende a conocer la Ley de la Unión (de la Conservación) y conservar su propia libertad en la conformidad rigurosa con su observación.

La caridad y el amor de Dios al ser humano consisten en lo que Él le ha permitido salir de la dependencia por medio de la adquisición de los conocimientos (por medio del estudio) y la transformación de sí mismo en concordancia con ellos. Pero, habiéndose puesto en razón (la Razón desarrollada), el ser humano ya no puede menospreciar la interacción con las Ideas de Dios.

Las huellas en la arena (la parábola cristiana)

Una vez un hombre soñó que paseaba por la noche con nuestro Señor. En el cielo aparecieron escenas de su vida con dos series de huellas en la arena: una de él y otra del Señor.

Al aparecer la última escena delante de él, tornó su mirada hacia atrás y notó que muchas veces en el camino de su vida sólo había una serie de huellas en sus momentos más tristes y deprimidos.

Esto le molestaba tanto que preguntó: “Señor, me dijiste que una vez que decidiera seguirte caminarías conmigo toda la distancia, pero he notado que en los momentos más difíciles de mi vida sólo hay una serie de huellas. No comprendo por qué cuando más te necesitaba, tu me dejabas solo”.

El Señor le contestó: “Hijo mío, te amo y nunca te he abandonado. En tus momentos de prueba y sufrimiento, cuando tu sólo ves una serie de huellas, era entonces que yo te cargaba".

La persona recibe la libertad solamente por medio de la creación de la Idea propia de la Vida (la continuidad de la transmisión de los conocimientos como los relevos de la Vida), sobre la base de la Idea del Fundador. Tal continuidad en el mundo holográfico, también en el Mundo de Dios, no es otra cosa sino el espacio de la vida que posee la homogeneidad y el isomorfismo (la unidad), cuando todos sus puntos son iguales y equivalentes. 

La persona, con su percepción sensual y la comprensión correspondiente de su posición en el mundo holográfico (subjetivo con relación al mundo de Dios), tiene que adquirir las cualidades que le ayudarían percibir este mundo como objetivo con relación a sí misma.

Con todo eso para muchos el reconocer la necesidad del cambio y la renuncia de las reglas universalmente admitidas – es lo mismo que la muerte. Las personas están dispuestas a negarse a la perspectiva de la vida feliz y próspera, ojalá no tenga que perturbar los enlaces habituales sociales.

Destacamos una vez más que la causa de tal conducta es la ausencia de los conocimientos de la Vida, que pueden ser adquiridos solamente en existencia de la delicadeza y la ausencia completa del egoísmo.

La ausencia de los conocimientos engendra los miedos de todo género, incluso el miedo de la novedad. La persona cae del tiempo y trata de registrarse a sí misma en el presente por medio de la ideología canonizada por el socium, por medio de las reglas que funcionan en él en concordancia con su ideología.

Debido a que todo el Mundo, cuyos procesos son básicos, resulta fuera de los límites de su percepción limitada, los cambios tocan a las comunicaciones sociales de la gente, sus condiciones habituales vitales.

Sin embargo, las personas unidas entre sí mismas por los valores medios sociales, no pueden dirigirse a su propia individualidad y aprovecharse de los conocimientos que guardan en sí.

La ausencia de los conocimientos en el campo de la psicología no les permite hacerlo. La ciencia "psicología" ha hecho muchas cosas desconocidas en esta esfera conocidas y claras. Con todo eso no cada uno puede aprovecharse de sus servicios, sino cada uno debe saber, comprender y dirigir su propia mentalidad, puesto que precisamente de estas prácticas depende la calidad de la vida. La psicología debe ayudar a la persona a trazar el camino al Mundo propio del Espíritu para quitar de él el velo de los misterios, las ilusiones y las fantasías, habiendo dado los conocimientos de este mundo. 

El Mundo del Espíritu se percibe por cada persona como el espacio oscuro, no iluminado por los conocimientos; como regla, él se encuentra fuera de nosotros, en algún sitio, allí, en algún orbe. ¿Por qué en el orbe? Porque, percibiendo el mundo circundante, la persona pasa sin ganas las analogías consigo.

El encéfalo – el dios, el rey, el amo de todo el cuerpo – se encuentra en su parte superior, por eso, junto a la percepción de superficie plana del Universo, Dios y el Mundo del Espíritu se encuentran en algún sitio arriba.

Puesto que Dios es invisible como el Individuo, el Mundo del Espíritu, al que Él pertenece, se encuentra en el lugar inaccesible para la percepción.

Medite solamente, ¿si la persona tuviese la percepción volumétrica y esférica del Mundo (la forma de la bola), dónde entonces en su representación podría encontrarse el Mundo del Espíritu y Dios? 

La naturaleza está organizada sabiamente. La persona no puede ver, por medio de sus órganos de los sentidos, todo el Mundo en total, es evidente que para la vida no le es necesario. ¿Para qué entonces aspirar a lo que nunca será necesario en la práctica?

Toda la causa consiste en lo que la persona, sin haberse conocido a sí misma, busca los misterios del Universo y la Vida fuera de sí misma. Y en esto es su falta más grande. Es simplemente asombroso, ¡cómo la gente no nota tales cosas simples y elementales?

Los aficionados de filosofía oriental saben la expresión “Como arriba, así abajo”, y los admiradores de la Biblia afirman que la persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios. La sabiduría dada a estas declaraciones indica unívocamente al Ser Humano, a la necesidad del conocimiento de él mismo, no a un ídolo inventado o un marciano.

¿Y por qué entonces toda la atención de las personas está encadenada al espacio exterior, a la búsqueda de los misterios de la vida en él? ¡Es un engaño de la percepción, una ilusión!

Desde tiempos inmemoriales la persona está buscando el misterio de la Existencia, ha creado las explicaciones distintas de este fenómeno como la multitud de corrientes filosóficas y religiosas. Cada una de estas corrientes, escuelas y direcciones interpretan sus representaciones sobre la estructura del mundo a su manera, discuten, se pelean, declaran injustos los demás, pero hasta ahora no han comprendido que buscan los misterios allí donde nunca eran. Los buscan fuera de la persona.

La persona es una Cúspide de la Creación, contiene en sí todos los misterios de la estructura del mundo (cómo arriba, así abajo; de otro modo, lo que hay en el mundo exterior, lo mismo hay dentro de la persona).

Cualquiera que sean creados los instrumentos de medida exactos, ellos no pueden dar la noción completa sobre el espacio de la Vida. Como juzgábamos del mundo exterior indirectamente, así juzgaremos indirectamente y chismorrearemos, puesto que el punto de referencia es escogido relativamente. ¡Completamente de otra manera será explicado el cuadro del Mundo, si el punto de referencia en él es una persona, es decir – si quieres conocer cómo está arreglado el Mundo, aprende a ti mismo como la Cúspide de la Creación!

Conociendo el mundo exterior, buscando en él los modos del descubrimiento de los misterios de la Existencia, los filósofos y los teólogos entablan las disputas interminables. Su base está compuesta por una serie de preguntas. ¿Una de ellos es –  ¿si hay Espíritu? La segunda – ¿qué es primario, el Espíritu (la Conciencia) o la materia? Es decir – ¿el Espíritu (la Conciencia) hace la sustancia materializarse o la materia engendra a la Conciencia (al Espíritu)? Estas disputas no tendrían lugar, si las ciencias estableciesen el punto de referencia justo, habiéndolo elegido como la persona, y habiendo orientado la búsqueda de las respuestas hacia la persona, en vez de en el mundo exterior. ¿Por qué? Todo es muy simple.

Para la existencia del espacio de la Vida, para la realización del proceso de la Vida todo en el mundo exterior debe estar en común acuerdo y aspirar al equilibrio. Es imposible alcanzar el equilibrio porque entonces los polos opuestos de cualquier proceso se unirán y la dinámica del proceso se parará. El proceso mismo desaparecerá, se dematerializará.

La desviación considerable del equilibrio reduce la unidad de todos los procesos, su interdependencia y intercomunicación, puesto que las características de campo, las que acompañan cualquier interacción, se disminuyen con la desviación del punto del equilibrio. Entre los procesos surgirá una carrerilla a los lados opuestos, en vez de una unión. Así, el proceso mismo de la materialización y la Creación de la Vida pasa en la banda estrecha cerca del punto del equilibrio.

Además, todos los puntos del espacio en que se realiza el proceso de la materialización y la Vida, poseen las propiedades de la homogeneidad y del isomorfismo, las que indican en lo que la fuente de la Vida y la creación de la materia puede hacerse cualquier punto del espacio.

Si esto así, es necesario dirigirse al estudio de las propiedades del punto. Pero aquí también surge el problema vinculado a la relatividad de este mundo – ¿qué aceptar como el punto?

La teoría de los límites ha mostrado que para los procesos continuos (tales son todos los procesos de la naturaleza) es imposible alcanzar el punto concreto, brillantemente expresado. Una vez su continuidad desaparece y el proceso se vuelve discontinuo (discreto), que abre las propiedades y cualidades completamente diferentes. Por consiguiente, no se puede concentrarse en el estudio de la fuente de todos los procesos, en efecto, como dice la religión, es imposible conocerla y verla.

Sin embargo, hay una posibilidad de estudiar los procesos en algún volumen, pero entonces las dimensiones de este volumen no tienen ninguna importancia, puesto que todos los procesos en cualquier volumen pasan con la observación de las Leyes de la Conservación (del equilibrio) y en la intercomunicación estrecha entre ellos.

La verdad es que la ciencia trata de desmembrar los procesos, habiéndolos separado uno de otro, estudiar sus cualidades y las propiedades por separado, he aquí resulta problemático de unirlos juntos así que las leyes de la Conservación sean observadas.

La causa de la “obra empezada e inacabada” en el estudio de los procesos de su interacción es la ignorancia de sus cualidades especiales individuales, "personales" que empujan los procesos a la interacción y la unión.

La esfera de la existencia de tales parámetros pertenece a las propiedades interiores de cualquier objeto y proceso, las cuales por la ciencia hasta ahora no son estudiadas, además de por razón de la relatividad del mundo.

Dirigiéndose al estudio de las cualidades interiores del objeto, hace falta simplificar el modelo de la investigación hasta el punto en que todo lo material desaparece y nace.

El círculo se ha cerrado. Y aquí se puede acordarse del fundador del marxismo-leninismo que indica al infinito de los procesos del conocimiento y las investigaciones de lo desconocido. Pero en lo mismo indica la religión – Dios (la Vida) no puede ser conocido y es infinito en Su manifestación. ¿Así qué no puede ser dividido entre la ciencia y la teología, por qué no encuentran los puntos de contacto?

La manzana de la discordia es el Mundo del Espíritu. La ciencia no ve el Espíritu en el mundo exterior, atribuyéndolo solamente a la persona y la clase superior de los animales. La religión indica que el espíritu pertenece a lo todo que nos rodea. Sus ambiciones no están condicionadas por nada, puesto que la base para ellos es el juego de las palabras y no más.

El nombre les está dando a todos los procesos, los objetos y los acontecimientos no por alguien sino por la persona. Y cada pueblo tiene su nombre propio que suena de otro modo. ¿Qué une todas estas palabras que denominan el proceso? La esencia misma del proceso (su imagen o la idea, la individualidad). La individualidad, el rasgo, la idea de la persona se compone de la mentalidad (la singularidad del estado emocional, sensual y del modo de pensamiento).

Si profundizarse en sus singularidades, tratar comprender que hace a la gente a unirse y cooperar uno con otro, seguramente esta propiedad se encuentran los rasgos individuales. Significa que hay unos rasgos generales entre la manifestación de las cualidades individuales de las personas y las cualidades de cualesquiera objetos y los procesos de la naturaleza.

Pero entonces, habiendo eliminado cada juego de las palabras, se puede llamar las cualidades que empujan todos los objetos, los ambientes y los procesos del Mundo a la interacción con Su Espíritu o el Mundo del Espíritu. ¿Dónde Él está situado? En cada objeto concreto, la persona o el proceso.

Precisamente esto indica a la circunstancia que Dios (el Mundo del Espíritu del Mundo) está disuelto en cada objeto material y también en el ser humano. Y si usted aspira al conocimiento de Dios del Universo, es posible conocerlo, solamente habiendo conocido a Dios en usted mismo. 

¿Qué tal es Dios en usted? Esto son todos sus cualidades interiores gracias a que su vida será armoniosa, próspera y feliz, y el cuerpo se encontrará en el estado sano, floreciente.

Se cree a usted mismo tal que los procesos (los mentales así como los bioquímicos) pasen en usted con la observación de las Leyes de la Conservación, entonces usted recibirá todo lo que busca hace mucho – ¡el Camino (Dao), o la Vía a Dios!

No hay nada extraño en ello, ¡ya que usted busca este camino para recibir de Dios la felicidad, el bienestar y la salud? Dios está escondido en cada persona, y por eso es individual y accesible para el conocimiento solamente a aquel en quien Él está escondido.

Su malogro de usted está vinculado con lo que usted busca no allí, y toma por Dios al espejismo, la ilusión que a usted dan las escuelas, las doctrinas y las religiones diferentes. Y ellas mismas no saben donde buscar a Dios, puesto que no pueden ponerse de acuerdo y unirse. 

Sin asociación Dios se quedará desconocido. Él se da a conocer solamente allí donde hay una unidad, donde trabajan las Leyes de la Conservación. Por esta causa la persona no llegará individualmente a Dios y no Lo conocerá. Deben existir por lo menos dos que han construido entre sí mismos las relaciones recíprocas armoniosas. 

Usted puede preguntar: “¿De veras para conocer a Dios es necesario conocer la Unión a través de la habilidad de construir las relaciones recíprocas armoniosas con las personas? ¿Acaso no se puede pasar sin ello? ¿Acaso yo puedo saber, si mis parientes y conocidos querrán tomar el camino del conocimiento de Dios?”

Usted tiene razón por completo, nadie no dice sobre lo que para el conocimiento de la Unión usted debe por fuerza hacer a sus próximos, parientes y conocidos reconocer y conocer a Dios.

La Unión es posible solamente con aquellos que aceptarán esta idea y la seguirán. Los otros, cualquiera que sea la importancia que ellos tengan para usted y cualesquiera que sean los lazos que ellos sean vinculados con usted, deben quedarse fuera de la construcción del proceso de la Unión. Y bien, la importancia del conocimiento de este proceso está vinculada a lo que Dios es único en su manifestación, mostrándose a sí mismo como una unidad, como el Individuo. 

Juzgue usted mismo – Dios, disolviendo en el mundo material holográfico, rellena por sí cada su partícula de él. Él está disuelto también en el ser humano (ya hablábamos sobre ello). Por consiguiente, todas las personas, todas las partículas de Su Creación están vinculadas entre ellas por los lazos invisibles de interacción y en esta unidad le reproducen a Dios como una unidad, como el Individuo, representándolo en su propia Conciencia sumaria (generalizada).

Es probable que de aquí sale la aspiración intuitiva de la gente a la formación de las colectividades distintas en el conocimiento de Dios. Pero no se olvide que en cualquier colectividad se pierde la individualidad, y en vez de ella llegan las características estadísticas medias. Por eso, si usted ha entrado en la colectividad que conoce Dios, sin trabajos individuales para formarse, la seguridad en ellos, es decir, sin puntos de referencia interiores que conducen a Dios, – entonces, su individualidad de usted en la colectividad de la gente se disolverá bastante pronto en los canones medios tomados como base por esta colectividad y la Conciencia con una gran probabilidad puede caer bajo la influencia de la ideología que no le es propia:

Dios de antemano tomó sabiamente en consideración 
La utilidad de la unión eterna:
¡Dónde la serpiente de conocimiento goza de felicidad completa,
Allí el gusano de duda se ensaña!

 I. Gubermán

La búsqueda y la creación de las colectividades de los correligionarios deben realizarse en la conformidad rigurosa de la identidad de las cualidades espirituales de las personas y los puntos de referencia de la opción de los pasos concretos que conducen a Dios. Esto significa que si las personas en su propio desarrollo individual han conocido las mismas verdades, han recibido el mismo resultado práctico, en el desarrollo espiritual así como en la interacción con el proceso vital, ellas buscarán a los correligionarios con que pueden tener, en el futuro, los objetivos comunes en la búsqueda de las vías hacia Dios.

Si no hay unidad semejante, Dios (el Todo Único) se rompe a las partes separadas, no conexas mutuamente, y aunque la persona (aislado de todo Verdadero, la partícula) trate de conocer Dios y reunirse con Él a través del perfeccionamiento espiritual y el desarrollo de la erudición sobre la estructura del Universo, todos sus trabajos serán vanos: ¡no hay unidad  – no hay Dios!

En el Oriente dicen que todo lo Verdadero se somete a la ley de la interacción bajo el nombre U-Sin, o como en nuestros libros, a la Ley de la Conservación. Esta ley se manifiesta en la interacción mutua de los órganos interiores de la persona. Su manifestación se expresa en lo que cuando un órgano cae enfermo, comienza a estar enfermo el otro vinculado con el primero por los lazos de la interacción. Por ejemplo, al hígado cae enfermo, y en el acto surgen los defectos en el corazón y en los riñones, y luego – en los otros órganos. Si perfeccionamos solamente el órgano enfermo (en nuestro ejemplo, el hígado), y la medicina moderna se ocupa de ello, – los resultados serán poco consoladores, puesto que el perfeccionamiento de un órgano se realiza a expensas de los recursos de los otros, por la misma ley de la interacción U-Sin (cuanto a un órgano ha llegado, tanto ha sido tomado de los otros). Por eso “el médico cura la enfermedad y mata al enfermo” (Francis Bacon[25]). De aquí es necesario perfeccionar al mismo tiempo todos los órganos, entonces la unidad de su interacción de ellos será observada. 

La naturaleza exige el cumplimiento estricto de las leyes básicas también en la sociedad de la gente, en sus relaciones recíprocas. La unidad es posible solamente allí donde al mismo tiempo le aspira a ella algunas personas, que comprenden que solamente en su propia unidad pueden crear el fragmento de la Imagen entera de Dios.

La persona conoce a Dios a través de los asuntos, a través de su propia creación. Cuando la creación de la comunidad única de la gente representará el fragmento de la Imagen entera de Dios, entonces esta comunidad conocerá a Dios y recibirá la posibilidad de cooperar con Él (de otro modo – con el proceso de la Vida). Solamente entonces la gente que ha sabido crear la comunidad que abastece su unidad, conocerá el Universo y el sentido completo de la Idea de la Vida, a través de la cual Dios se manifiesta a sí mismo.

Nosotros hemos esclarecido: para conocer a Dios y Su Creación como el Universo, es necesario conocer la Ley de la Unión, reflejar este conocimiento en la Conciencia, habiendo creado de ese modo y habiendo visto el modo entero de la Vida. “En cada momento del tiempo, el mundo por cada persona se crea de nuevo”. 

Es probable que sería fácil hacerlo, si la Conciencia pudiera primeramente percibir la Vida por entero. Pero esto no pasa, puesto que la Conciencia opera solamente con las nociones habituales para la persona. Todo que está fuera de los límites de sus conocimientos, la Conciencia lo percibe como una amenaza, creando el sentimiento del miedo en su portador.

¿Significa, ella es capaz de dirigir el Espíritu de la persona, y entonces resulta que el Espíritu depende de la Conciencia? En cierta medida todo pasa así.

¿Cuantas veces en su cabeza de usted nacía la idea, que podría ser realizada por el Espíritu, habiendo mejorado sus condiciones de vida, y dónde estas ideas se han metido? Se dispersaron como el humo, porque la Conciencia las había aceptado como una fantasía, su tontería siguiente de usted. El Espíritu resultó más débil que la Conciencia. ¿Por qué ha pasado así? ¿Por qué la persona, siendo el portador de la idea que podría ser realizada, teniendo la posibilidad de hacerse el creador de la partícula insignificante que se hizo, en lo sucesivo, el fragmento de la imagen entera de la Vida, ha matado su propia idea, habiendo destruido de ese modo la aspiración a la Vida y Dios en sí misma? ¿Por qué el Espíritu de la persona es tan débil? 

Muy a menudo prestamos la atención a la opinión de las personas, especialmente de los parientes y los allegados, que tienen su punto de vista y sus ideas. Si su idea de usted y los modos de su realización no se empalman con el deseo de los parientes y los allegados, todos ellos son capaces de influirle a usted, habiendo disuadido de la realización de esta empresa. La condescendencia espiritual en este caso está vinculada a la ignorancia de la vida, a la incomprensión de la psicología de otra persona, al estado de su Alma de ella. Usted teme arriesgar, puesto que en caso de la falta los parientes y los allegados le acusarán de la agravación de las condiciones de su vida. Habiendo premeditado todo esto y habiéndolo reconocido, su Conciencia  de usted engendró el miedo en el Alma y usted negó a su idea, puede ser, un minuto antes del éxito.

Muy a menudo los parientes y los allegados, con cuyo apoyo contamos, nos frenan. La raíz de todos los problemas semejantes está escondida en la ausencia de la armonía en las relaciones recíprocas entre la gente, incluso (en buena parte – más a menudo) entre sus parientes y allegados de usted.

Pero el Espíritu es capaz de oponer la resistencia activa a la Conciencia, si la persona aprende a observar, conocer y pensar, llenando la Conciencia con los conocimientos. Tal Espíritu será fuerte y seguro de sí mismo. La verdad es que la divergencia de las opiniones del portador de tal Espíritu y los miembros de su familia puede provocar la incomprensión y hasta los escándalos, cuya salida depende por completo de su habilidad de usted de arreglar las relaciones recíprocas con la gente y llevar la idea hasta ellos. Con todo eso, se puede mejorar las condiciones de la vida, incluso la salud, solamente en caso de que la persona ha puso en marcha el desarrollo de su propio proceso de pensamiento, de la Conciencia, del recibo de los conocimientos y busca su camino al mundo de la felicidad y el bienestar. 

Por eso, a pesar de que en el mundo sean muchos conocimientos, doctrinas, cualesquiera que sean las perspectivas que dibujen ante usted, todos ellos traerán el éxito solamente entonces, cuando usted se volverá pensante. La persona capaz de pensar se hace el Individuo. Su tarea de usted es hacerse tal Individuo. Esta vía está indicada en nuestros libros y en el Sistema de la Armonización de la Persona. ¡No se le proponía nadie y nunca y no se le propondrá! 

La vía a la formación de sí mismo como el Individuo comienza del conocimiento del mundo en que usted vive. Primero es necesario determinar la perspectiva del desarrollo individual, la que le está concedida a usted por el Universo. ¿Qué tal es esta perspectiva? Usted sabe que el mundo del Espíritu es primario con relación al mundo material, por lo menos para el ser humano. Esto significa que la perspectiva del desarrollo de la vida primero está engendrando por usted como la Idea (el conjunto de los pensamientos sobre la vida) en el Mundo del Espíritu. En su cabeza de usted primero surge el pensamiento como “no sería mal si pudiera tener la vida más exitosa que la de mis padres”. Si usted vuelve a este pensamiento no una vez, él se concentra, toma la fuerza y no deja su Razón en paz, haciéndola poner en marcha el proceso pensador de la premeditación de la Idea, los modos de su realización.

La Idea misma de la Vida puede ser dada por el conjunto de los pensamientos, es decir, no por uno sino por algunos; todo depende de la banda de la incorporación de los aspectos de su existencia. Usted puede limitar esta banda por el pensamiento de la perspectiva de la felicidad familiar. Puede ampliar esta perspectiva por las ideas del bienestar material, el reforzamiento de la salud, la carrera, la compra de la casita cerca del mar, la curación de la gente, etc.

Todos estos pensamientos son conexos por la idea básica dada por usted originariamente la Idea de la Vida. Comprendiendo cada uno de ellos (pensando, como realizar los planes), usted proyecta la Idea de la Vida en el mundo material (crea un holograma de la Idea), que es el ambiente de su habitación de usted. Así se ha establecido la comunicación de su Idea con el mundo material. Su realización se realiza en la conformidad rigurosa con los pensamientos (los programas) que usted ha creado. Como usted comprendido la vida (la Idea de la Vida), por cuanto puntual y polifacéticamente ha estudiado a fondo en la mente esta pregunta, tal resultado será recibido. Si usted no tiene la Idea concreta, y el proceso de su vida parece al juego de las casualidades caóticas que no dependen de usted, entonces, usted recibirá la vida caótica, con la alternación de las rayas oscuras y claras.

4. La influencia de la relatividad en nuestra Vida.

Y ahora piense, ¿qué para usted es el mundo de sus pensamientos, del Espíritu, de la idea que crea su Vida de usted y qué es el mundo material en que vive?

¡Su vida de usted en el mundo material – es un reflejo preciso de su mundo de los pensamientos!

¿Cuál de estos mundos es real, y cuál no? Es natural que el mundo del Espíritu, el Mundo de sus ideas es no realista, que el mundo físico. En la Vida a este Mundo le está dado el papel importante no comprendido por la gente, porque por ello no saca los conocimientos de ello. Y ya que el Mundo del Espíritu (el Mundo de sus ideas de usted) pone las bases y la perspectiva del desarrollo de su vida en el mundo material.

¿Acaso ello significa que es necesario referirse a este mundo cuidadosamente, con la comprensión, conscientemente? ¿Puede ser que el Universo lo exige de nosotros? ¿Si usted no sabe el mundo que ha sido creado por usted mismo, no quiere saberlo, – qué entonces representa su vida de usted? ¿Qué éxito, qué felicidad y qué bienestar quiere usted sacar de ella?

En concordancia con filosofía oriental el ser humano es el microcosmo – preciso, la copia reducida del mundo exterior que le rodea. 

Por consiguiente, si el mundo del Espíritu del ser humano es primario con relación a él, y el mundo físico con todo el juego de los instrumentos para la realización de la idea de la Vida es secundario, entonces, en el mundo exterior, ambiente, todo va precisamente así, y de ningún modo de otra manera.

Con relación al Universo el Mundo de Dios, el Mundo se Sus Ideas, el Mundo del Espíritu es primario. Este Mundo da la Idea general de la Vida. Para el Universo él es real exactamente así como es real el mundo, en que se materializan todos los procesos dados por la Idea de la Vida de Dios. El mundo material para Él es la representación holográfica. Y este Mundo de Dios mientras tanto se queda escondido para el ser humano, no conocido, desconocido, tanto como su mundo propio del Espíritu. 

El mundo de las personas es la parte del enorme mundo exterior. Se sabe que la parte siempre está incluida en algo general y se somete a sus leyes. Partiendo de esto, ¿no debe la persona, para construir correctamente el mundo individual del Espíritu (a modo de la concepción del mundo independiente de la Noosfera, la concepción que forma y arregla el trabajo de su “software” – el Espíritu), aceptar, someter y vivir en concordancia con los ritmos del Universo? 

Para solucionar este problema la persona tiene que extender la Conciencia, habiéndola hecho universal. En la primera etapa de la Evolución esta tarea es la más actual y principal.

Así, el mundo material (lo llamaremos holográfico) existe como la representación del Mundo de las Ideas. Esta es una propiedad básica del Universo, la que es justa para el Mundo de Dios, así como para el mundo de las personas.

El destino básico del mundo holográfico (material) – es la realización de las Ideas de Dios y la persona. La identidad de los Mundos (el Mundo de Dios y el mundo de las personas) indica a su unidad manifestada en la interacción mutua constante. Con otras palabras, si en el Mundo de Dios se crea la Idea, ella se transmite para la realización a las personas en el mundo holográfico. Lo que realizan las personas, pasa en el Mundo de Dios. El mundo de Dios y el mundo de las personas intercambian constantemente los datos entre sí.

¿Qué tal especial puede ser dado por el mundo holográfico de las personas? Puede dar solamente la Razón perfecta, la Conciencia capaz de reconocer la Idea de la Vida de Dios y del portador de la Razón y la Conciencia perfectas – la persona. 

El eslabón de enlace de los dos mundos es la Idea de la Vida de Dios entregada a cada partícula del mundo holográfico, a cada proceso en él. De ahí se deduce: la unidad y la interacción de todo lo Verdadero en el mundo material (holográfico) se realiza solamente a través de la percepción por todas sus partes (las partículas de lo Verdadero) de la Idea divina de la Vida, que es posible solamente entonces, cuando las partículas son únicas entre sí, y la Idea de la Vida está disuelta en ellas.

La continuidad del proceso vital es posible solamente en caso de que todas las partículas, los participantes del proceso, son únicas entre sí, en su esencia, como los portadores de la Idea.

Así, la partícula que pertenece al mundo holográfico, no pierde la intercomunicación con Dios, el Universo y la Vida solamente en caso de que ha percibido la Idea de la Vida de Dios. En caso contrario la intercomunicación se pierde, y con ella se pierde cada sentido de la existencia de esta partícula, se va simplemente en la Inexistencia – si no al mundo material, entonces, en efecto, al Mundo del Espíritu.

Las personas a modo de los “fantasmas vivos” lo confirman. Preste la atención, note – cuántas personas que viven alrededor de usted, están alejadas de la vida real, como si se encuentren en el “mundo de las sombras”. Se tiene la impresión que están privadas de las cualidades básicas humanas: la Conciencia, el pensamiento y el Alma. Lo más terrible el lo que este “mundo de las sombras inanimadas” está compuesto, en su mayor parte, por la juventud moderna.

Sin duda, se puede culpar la “moda” moderna a los narcóticos, al alcohol, a las condiciones malas de la vida. Pero la causa está escondida no en la condición penosa de la población. Si la persona tiene una aspiración a la Vida, ella saldrá de cualquier desastre, solamente hace falta tener la cabeza sobre los hombros.

La degradación de la juventud ha comenzado en aquel período de la vida de la sociedad, cuando todos vivían en la abundancia relativa. La abundancia de los bienes materiales o su falta no influye en los procesos de degradación de la Conciencia. La degradación de la población está vinculada a la ausencia de la Idea de la Vida en su Conciencia. No teniendo tal idea, las personas sustituyen la vacuidad espiritual por las propensiones distintas con cuya ayuda reducen la duración de la vida.

Que los continuadores del materialismo no sean turbados por aquel hecho, que en nuestros libros puede se observa el hilo de los razonamientos que indican a lo que el espíritu es primario con relación a la materia. No tenemos la divergencia con la ciencia que afirma la prioridad de la materia sobre el Espíritu; simplemente, como siempre, la relatividad declara sobre sí.

La ciencia aceptó, como punto de referencia, el mundo material, y nosotros – el Mundo del Espíritu. Además la ciencia y nosotros examinamos cada mundo de la posición de la estática, en la cual no está tomada en consideración la interacción de los dos mundos.

Pero si observar el cuadro de la interacción del mundo material y el Mundo del Espíritu, está claro que los dos engendran uno a otro: el Mundo espiritual engendra el mundo de la materia; a su vez, el mundo de la materia engendra el Mundo del Espíritu.

En realidad, sin presencia de cualquier idea nada en el mundo material puede realizarse. Si su Espíritu de usted no está abarcado por la idea, usted no la encarnará. 

El ejemplo más trivial: si su Espíritu de usted no se planteó como objetivo beber cerveza, usted no lo hará. Sólo tiene que aparecer tal idea, que en el acto usted se ponga a su realización. Significa, su Espíritu engendró la necesidad de la materialización de la idea que existe en usted. Por otro lado, las ideas no llegan sin ninguna intención, nacen de las demandas de su cuerpo (de las necesidades interiores y exteriores). Si el cuerpo siente la necesidad de las sustancias nutritivas, en la cabeza (en el Mundo del Espíritu) nace la idea de comer. La opción de los productos también es soplado por el cuerpo. Así el mundo material influye en el Mundo del Espíritu.

Junto a la comprensión correcta de ambos estos Mundos se puede notar que su interacción se somete a las Leyes de la Conservación (las leyes U-Sin). Le concedemos comprenderlo po sí.

U otro ejemplo. En la actualidad no hay secreto para nadie que nuestro cuerpo es heterogéneo en su estructura. Consiste de dos cuerpos: el físico y el energético. Los partidarios de la estática perciben el cuerpo físico separadamente del energético: si el cuerpo físico, entonces sólo el físico; el energético – solamente el energético. De esto surge la incomprensión de la esencia de estos cuerpos y su interacción. En caso de la enfermedad curan o solamente el cuerpo físico (que es característico para la medicina), o solamente el energético (es característico para las personas con dotes extrasensoriales, los curanderos, las adivinadoras y así sucesivamente). Además, entre los partidarios de unos u otros métodos de la influencia en el cuerpo de la persona surge la disputa: “¿Qué es más principal, el cuerpo físico o el energético?” Así surge una división de lo todo único (en este caso – del cuerpo) en las componentes que en la teoría existen independientemente. 

Los partidarios de una corriente afirman que la salud del cuerpo físico depende de la salud del energético. Gracias a esta opinión se crean las escuelas que enseñan a las prácticas del “inflamiento” de la energía exterior en el cuerpo energético, por lo mismo liberándolo de las zonas problemáticas en que se perturba la circulación de la energía.

Sus oponentes afirman que la salud del cuerpo físico depende de la limpieza de sus células, de su capacidad de recibir el oxígeno, las sustancias nutritivas, etc. Gracias a esta opinión surgen los distintos procedimientos depuradores, las dietas, los modos de entrenamiento y así sucesivamente.

Hace falta notar que los partidarios de las dos corrientes tienen razón, puesto que la física de la persona y su energética se encuentran en la interacción continua, dinámica, uniéndose; componen la imagen entera y concreta – nosotros. En esta dinámica ni la energética, ni la física existen separadamente, son conexas y dependen una de otra, cuando el cuerpo físico engendra el energético, y el energético engendra el físico.

Si remontar la física al mundo material, y la energética – al espiritual, recibiremos el postulado establecido más arriba: “El Mundo del Espíritu engendra el mundo de la materia, y el mundo de la materia engendra el Mundo del Espíritu, así como un punto muerto de la amplitud del péndulo engendra otro”.

En nuestro ejemplo: en el Mundo de nuestro Espíritu, al que pertenece el cuerpo energético, nacen nuestros pensamientos que influyen en el cuerpo físico, que pertenece al mundo material; como resultado pasan unos cambios correspondientes a los pensamientos, y luego el cuerpo físico con la desfiguración adecuada crea el cuerpo energético. Más el cuerpo energético alterado engendra las nuevas desfiguraciones en el cuerpo físico; el último, a su vez, hace un cuerpo aún más alterado energético, etc. Como usted puede ver, todo es evidente y simple.

¿En qué y dónde buscar el designio del destino, si no en sí mismo, no en el modo de su propio pensamiento? ¿Por qué nadie lo ve y nadie lo comprende? Solamente porque la Conciencia no está orientada hacia la percepción de la idea semejante. Acepta y trata solamente lo que la persona está dispuesta a ver.

La mayoría de la gente privada de la Idea de la Vida, limita premeditadamente la Conciencia, temiendo cualesquier cambios y innovaciones. Ha creado en su Conciencia el mundo, bastante confortable para la existencia, y por eso es terrible salir de él, chocar con la realidad. Cundo hace frío en la calle y usted encuentra en un lugar caliente, que le hace salir al frío? Solamente la necesidad aguda.

Lo mismo pasa en la vida. Mientras esté cómodo, nadie y nada hará que la persona salga voluntariamente en el mundo de la realidad, que lo vea y lo conozca, para la persona él es una ilusión. Es posible hacerla ver la realidad, solamente habiéndole creado las condiciones correspondientes insoportables: a través de la enfermedad, la pérdida del bienestar financiero, el aislamiento de la gente y así sucesivamente.

Sin embargo, las funciones del ser humano para la acomodación son tan grandes, que hasta la pérdida de todo el espacio vital no lo hará ver claro y salir de la zona confortable del bienestar en el mundo material. Y ya que esta persistencia interrumpe la interacción del propio Mundo del Espíritu y la realidad (de la vida propia en el mundo material), que lleva a la parada del proceso de la Vida en sí. Y después preguntamos: “¿Dónde se puede tomar la salud, la estabilidad financiera, el éxito en los asuntos?”

¿Acaso puede usted saber de qué usted tiene necesidad en la vida, si de ningún modo está vinculado con ella, usted no existe en ella? Y a usted no se le ocurre una idea de destacar de su propio conjunto de las necesidades vitales lo que es la tarea de una importancia trascendental. Por esta causa la gente vive por los deseos momentáneos, según se dice, “hace lo que se le antoja”, vive como un “pedazo de alcornoque”, literalmente – sin Dios en la cabeza. 

5. Dios y el ser humano participan juntos en el proceso de la realización de la Idea de la Vida.

Dios es la Razón Superior del Mundo de las Ideas (del Mundo del Espíritu), y el ser humano es la Razón Superior del mundo holográfico en que se crea la Vida. El Mundo no hace la distinción entre el Mundo de Dios y el mundo de las personas. Estos dos Mundos para Él es un todo único, y según sus propiedades naturales cumplen las funciones de dos Polos de la Vida, los que, cooperando activamente uno con otro, Crean la Vida.

En el cuerpo humano esta interacción encuentra también el reflejo (como arriba, así abajo; que hay en el mundo exterior, así en el interior).

Si observar y comprender con atención la estructura energofísica del cuerpo, es posible notar la presencia en él de la interacción del Mundo del Espíritu y el mundo de la materia, que es característica para todas las estructuras del cuerpo.

Se sabe que todos los procesos en el cuerpo energético de la persona se construyen rigurosamente según el principio de la interacción de Yin-Yan (de la Dualidad).

La parte izquierda del cuerpo corresponde al Yin (un polo), la derecha – al Yan[26] (el segundo polo); la parte superior del cuerpo es el Yan, la inferior – el Yin. De la interacción de estas partes dependen la salud de la persona y su éxito en los asuntos.

La parte superior del cuerpo (el Yan) corresponde al Mundo de las Ideas, los planes, las intenciones o los sueños. La parte inferior (el Yin) es el mundo material en que se realiza la realización de todo lo que nace en la cabeza de la persona (el Mundo Yan).

Cómo la persona encarna sus ideas, de eso depende la realización de la interacción de su propio Mundo del Espíritu y el mundo de la materia.

Si ella vive en los sueños, cuando una idea no realizada se cambia por otra que tampoco es realizada, la interacción de dos Mundos en el cuerpo se perturba.

Se puede decir lo mismo sobre la salud. La persona quiere ser sana (cualquier deseo pertenece al Mundo Yan), pero si con eso no mueve los dedos para conocer los modos del restablecimiento de la salud y para restablecerla en base de este conocimiento, la interacción de los Mundos se perturba y por más que sueñe en la salud, no la devolverá.

Ni la invocación a Dios, ni las oraciones ayudarán aquí, porque la persona de nuevo se dirige al Mundo Yan (al Mundo del Espíritu), y la salud se materializa en el Mundo Yin (el Mundo de la Materia).

La disonancia semejante de los Mundos se materializa en el cuerpo de la persona por el dolor. Depende de los temas de la disonancia, los bloques psicoemocionales que se acompañan del dolor, se depositan en las partes diferentes del cuerpo.

Los asuntos inmediatos y los problemas no realizados bloquean los hombros, la séptima vértebra cervical, la parte superior, e incluso toda la esfera de las espátulas. Del bloqueo semejante pueden estar enfermos los hombros, las partes pectoral y cervical de la columna vertebral, etc. La falta de deseo de aceptar la Vida en aquel aspecto en que ella se ha manifestado, crea el bloque en el lado derecho inferior del cuerpo (la parte de apéndice). Los médicos aceptan este dolor como las enfermedades del intestino, el hígado, los órganos genitales y, como regla, diagnostican la “apendicitis”. La verdad es que estos bloques pueden materializarse como las enfermedades enumeradas, pero si saber y comprender su propio cuerpo, su intercomunicación con la mentalidad y el pensamiento, es posible sanarse de cualquier enfermedad, habiendo eliminado los bloques.

La parte inferior del cuerpo refleja la habilidad de la persona de colocarse en el mundo material y el grado de su realización en él. La parte superior caracteriza los planes, los objetivos y las ideas, que son planteados por la persona ante sí para mejorar las condiciones de la vida y el grado de su corrección propia. Si la persona vive en las ilusiones, no tiene ningunos objetivos y no aspira a su realización, no hay interacción de las partes exterior e inferior del cuerpo, que se materializa como el espasmo del diafragma. Su destino básico es poner en la dinámica (la actividad) los órganos interiores del cuerpo y a expensas de esta actividad limpiarlos de las toxinas, habiendo abastecido su respiración, el aflujo de las sustancias nutritivas (el material de construcción), etc. No se tiene éxito en restablecer la actividad de este músculo por medio de los ejercicios respiratorios ni por medio de otras prácticas cualesquiera.

Usted puede no estar conforme con nosotros, habiendo declarado que deliramos. Pero piense: en los procesos energéticos del cuerpo hay un flujo potente que en el Oriente ha recibido el nombre de un “Calentador triple”; ¿con algún fin este flujo es necesario, qué función cumple en el organismo?

Su función es unir en un todo único la parte inferior del cuerpo con la superior, el Mundo del Espíritu y el mundo de la materia, también la parte derecha con la izquierda. ¿Cómo esto pasa?

Es que un flujo del calentador se mueve por la parte derecha del cuerpo y abastece el trabajo de los órganos de esta parte, y el segundo – por la parte izquierda, abasteciendo el trabajo de los órganos que están en ella. El tercer flujo une el Mundo del Espíritu y el mundo de la física (la cabeza y el tronco), también las partes izquierda y derecha del cuerpo, en el organismo único y entero. Si en este flujo algo se perturba, se perturba la unidad y la integridad del organismo. Es fácil adivinar lo que sucederá a esto. 

Otra escuela del Oriente indica también a los flujos energéticos que abastecen la integridad del organismo. En ella dicen sobre los flujos “Vatta”, “Kapha” y “Phita”. "Vatta" pertenece al Mundo del Espíritu, “Kapha”– al mundo de la materia, “Phita” es el fuego que une ambos flujos y comienza el movimiento de lo todo. El lugar de su concentración es el dominio del plexo solar.

Si en la persona hay más "Vatta", en ella existe más espiritualidad, la persona es un soñador, traza la multitud de planes, cuya realización depende de la armonía de todos los flujos. Es natural que si la armonía es perturbada, la persona vive en las ilusiones y está alejada de la realidad. Su ilusión es parecida más al fanatismo.

Si en la persona hay más “Kapha”, en ella existe más lo material. Se apasiona por el mundo de la materia, su valor y el trabajo en nombre de estos valores. Junto a la infracción de la armonía con otros flujos la persona nada quiere saber sobre la parte espiritual de la vida, el trabajo es su estímulo básico y el objetivo, también la inclinación a la acumulación de los bienes materiales en el exceso.

El hombre que tiene más “Phita” es activo, móvil, todo le es interesante, todo es necesario. Pero junto a la infracción de la interacción con otros flujos energéticos él no sabe que necesita y que desea, cambia de opinión como de camisa.

“Phita” es un fuego, es decir, algo enciende, inflama, y por eso por falta del material que inflama no puede existir. Por eso las personas con “Phita” pura no existen – ellas son o "Vatio-Phita", o "Kapha-Phita". 

De aquí ellas primeras se entierran en el Mundo del Espíritu, en el mundo de las ilusiones y los sueños y allí yerran en busca de la Verdad, pero no pueden encontrarla, puesto que la Verdad debe tener las raíces en el mundo material (real), y él no existe; los otros, al contrario, se profundizan en el mundo material, habiendo pisoteado toda la espiritualidad en sí. Es natural que están obsesionados por las ganancias, la acumulación de los valores materiales; y no hay límite para los deseos que no se realizarán nunca, puesto que no hay raíces en el Mundo de las Ideas (del Espíritu). 

La tranquilidad y la pereza son inadmisibles para el Alma,
Toda su vida son las diligencias
De coser la ropa para las verdades desnudas,
Las que son desvestidas por la razón y la experiencia.

I. Gubermán

Solamente la persona que está al mismo tiempo en el Mundo del Espíritu y en el mundo material, es capaz de crear la armonía en sí. Ella traza los planes en concordancia con las exigencias de la Vida y los materializa en su actividad práctica. “A veces las raíces se van hacia arriba muy altamente (Vseslav Brudzinsky).

Es natural que, si la persona no comprende su lugar en la Vida, en su dinámica, – ella no puede establecer el equilibrio de los flujos energéticos en el cuerpo, y por eso el Mundo del Espíritu y el mundo de la materia se encontrarán en la separación (en la discordancia).

Repetimos una vez más: Dios (el Mundo del Espíritu) para mantener la intercomunicación constante con el mundo holográfico y llevar hasta su cada partícula la Idea de la Vida, debe disolverse en este mundo. Disolverse – significa llenar cada partícula de este mundo con Su pensamiento que entrega la Idea la Vida como un software (un programa informático).

Precisamente por eso ha surgido la afirmación que Dios se encuentra en cada uno de nosotros o que en nosotros hay una partícula de Dios. Es justa otra afirmación – “Cada partícula contiene todo el Universo” o “como en lo grande, así en lo pequeño”.

Se puede escoger una multitud de tales declaraciones, lo principal es comprender su sentido y la posibilidad de la aplicación en la práctica, por lo menos para conocerse a sí mismo.

Solamente a expensas de la transmisión del impulso de la Idea de la Vida a cada partícula materializada, se crea el reflejo de la Idea de la Vida de Dios en el mundo holográfico y la unidad de lo Verdadero en el Mundo, comenzando de un electrón o un protón y acabando un ser humano.

La persona, como el representante de este mundo, percibe la realidad del mundo material por los órganos de los sentidos, incluso por el encéfalo, la refleja en la Razón, con cuya ayuda crea en la Conciencia la imagen de algún proceso vital, como el conjunto de los acontecimientos conexos entre ellos o los procesos separados, no vinculados entre sí.

Si la Razón coopera con la Conciencia, es decir, el proceso del pensamiento compone un todo único con la comprensión de la intención y la actividad, la persona construye en la Conciencia la consecuencia de los acontecimientos conexos, los reconoce y comprende el papel que juega en este proceso. En este caso su neocórtex está en el estado activo de trabajo.

Si no hay unidad de la Razón y la Conciencia, en la Conciencia se crean las imágenes de los acontecimientos, las que no están vinculadas entre sí y la Razón puede comprender estos acontecimientos, pero no es capaz de establecer la interacción entre ellos. 

El proceso del pensamiento en este caso será discreto, y la Conciencia – atada a las líneas y los fragmentos vitales separados. Todo esto exige el gasto grande de la energía mental para la premeditación, pero el cuadro íntegro y dinámico de la realidad en la Conciencia no será creado, así como no será percibido por la Razón.

El modo de la percepción de la Vida depende del grado de la comprensión de las leyes del Universo. En este caso la Biblia tiene razón por completo – para la persona que no ha conocido Dios "disuelto" en el mundo holográfico, de un modo mediato, como las leyes comprendidas del Mundo (la Idea de la Vida) y de sí mismo, ¡para tal persona Dios, como la Razón Superior y el Individuo, en efecto es inaccesible al entendimiento e inalcanzable!

Se sabe que Dios es una Vida, y por eso, conociendo la Vida, la persona conoce a Dios (al Mundo), y a través del conocimiento establece la unidad con el Mundo de Dios, el Mundo del Espíritu y la realidad. Es porque “el conocimiento conduce a Dios, y la ignorancia – se Él”.

De aquí cualquier aspiración a ser reconocido por  Dios y el perfeccionamiento mismo espiritual tienen el sentido solamente en caso de que la persona aspire a conocer la realidad objetiva (abastecer la interacción de la Conciencia y la Razón), obligatoriamente habiendo poniendo en parcha el proceso pensador, y para esto es necesario salir de la dependencia de las ilusiones – propias y ajenas, que le son impuestas a usted. Solamente el proceso pensador activo, imparcial pone en marcha el neocórtex, que tiene todas las funciones necesarias para el conocimiento de la Vida, del Universo y de Dios.

Buenos días, Alejandro y Tamara.

Hoy por la noche en mi cabeza de repente han aparecido los pensamientos interesantes. Inesperadamente para mí mismo he dibujado el esquema, lo he llamado “El diagrama vectorial de la Vida” y he comenzado a analizarlo…

Al principio percibía la Doctrina como un exotismo. Buscaba (leía) solamente lo que coincidía con Shambala, los conocimientos antiguos esotéricos, los Atlantes, etc. Luego comencé a comprender algo, comparar. Y recientemente reconocí que la Doctrina y el Sistema son dados por el Mundo Tenue y Dios que la persona pueda encontrarse a sí misma en la Tierra, que pueda comprender que todos los conocimientos y, en general, todo el mundo, están puestos en ella desde los tiempos más remotos.

Quien trata de percibir la información dada en la Doctrina Secreta, en el Sistema y que es dada por la Vida misma, a quien alguien sopla constantemente que esto le es necesario, aquél aspira a ir en la dirección de la Vida. Sin duda, él va, desviándose en cualquier esquina φ del vector de la Vida (véase el esquema), de la Vida real, la Vida creada y controlada por Dios. Esta esquina φ depende de la apertura y la orientación de la Conciencia: cuanto más está abierta la Conciencia, tanto menos es el valor (el módulo) absoluto de la esquina φ. Dios tiene la esquina φ = 0º, porque Él mismo es la Vida.

En el esquema se ve que creadoras son las bandas de las esquinas que están en los 2o y 4o cuartos de coordenadas. Negativas se consideran esquinas que están en los 1r y 3r cuartos de coordenadas. En las esquinas = ± 90º (la así llamada línea de la transición) la persona se encuentra en el equilibrio inestable y puede marchar fácilmente a la Involución; es natural que sea más difícil marchar a la Evolución. La transición se acompaña por el salto. 

Pienso que al segundo cuarto (+), y luego al primero, la persona de la Vida es llevada por la "superespiritualidad", la "corrección", como “Yo soy tal bueno y correcto, y todos alrededor son estúpidos. Dios me ama, soy puro”. Al cuarto (–), después – al tercero, la persona es llevada por la vida demasiado materialista, por la vida cotidiana y la solución de los problemas innecesarios. Sí, la dependencia del grado de la influencia del Karma de | φ |, es lineal: cuanto más es | φ |, tanto más fuertemente trabaja el Karma. Pero vive y prospera solamente en los cuartos impares de coordenadas.

Si la Conciencia desvía la persona más lejos (como si eso fuera la corrección o el mal), ella salta del cuarto par al impar y comienza a ir contra la Vida.

Es necesario notar que en el tiempo presente a la persona moderna no le es necesario “saltar” (si solamente en el vientre de la madre, cuando la predisponen automáticamente para la muerte). La persona nace ya orientada contra la Vida, los vectores de su camino de la vida están en los cuartos impares. El movimiento contra la Vida gasta la energía Vital de la persona. Claro que nace con cierta reserva de esa energía. Cuanto más es | φ |, tanto más rápidamente persona gasta su energía vital. Aquí resulta que por término medio la persona gasta la energía vital durante 50 años. Tomando en consideración la generosidad de Dios, las esquinas | φ | no son consoladores. Es porque el Universo puede mantener no más que un planeta poblado tridimensional.

Dar vueltas de cara a la vida, pasar a los cuartos pares de coordenadas – esto es posible solamente con la Conciencia Abierta y el potencial suficiente de la energía para pasar la “línea de la transición”. El primero está dando en gran medida por el Sistema de la Armonización de la Persona y la Salud con la Doctrina Secreta de los Días del Apocalipsis, el segundo – por Dios y el Mundo Tenue. ¡Sin ellos – no podemos irnos a ninguna parte!

Mi diagrama es solamente un análisis del grado de la “apertura” de la Conciencia en cierto momento del tiempo, la dinámica está añadida por medio de los vectores.

Se puede sacar la conclusión: los Caminos de la vida de casi todas las personas en la Tierra menean de cualquier modo, moviendo contra la Vida, y se parecen a un hilo caóticamente dispersado sobre el suelo (puede ser que también con los nudos). Las personas con la Conciencia abierta tienen los Caminos de la vida, cuyo vector eficaz está dirigido en concordancia con el vector de la Vida. Y solamente Dios tiene el Camino de la vida como una cuerda (con la esquina constante φ = 0º), porque Dios es la Vida …

Aquí, he decidido envíarselo. No comprendo, de dónde hay tales pensamientos, pero comprendí que lo principal es a tiempo anotarlos …

Muchas gracias por su atención de ustedes y por lo que ustedes hacen.

Se puede describir la interacción con el mundo exterior por los modos diferentes, y cada uno quien aspira al conocimiento de la Vida, habrá su propia visión, su propia descripción. Con todo eso, a pesar de toda la distinción de las técnicas de la descripción de la realidad, se puede notar la línea general, a saber – el interés por el conocimiento de la Vida existe solamente en el que puso en marcha el proceso pensador.

Es insignificante, cómo él explica su sensación de la intercomunicación con el mundo exterior; lo más importante es lo que él aspira a la interpretación de lo conocido y este proceso en él no se limita por los estereotipos de la Conciencia.

¡Solamente el proceso libre del conocimiento y la interpretación, el proceso que se desarrolla – es la base del desarrollo evolutivo de la persona!

6. Busque la felicidad y la desgracia, el éxito y el malogro en sí y en las imágenes de la Vida creadas por usted en su Conciencia.

Es necesario notar que el pensamiento es una propiedad integrante que pertenece a la persona concreta, y es individual, tanto como la persona misma.

Por eso, si en el proceso pensador el punto de referencia es la persona misma, el proceso cognoscitivo la tendrá también en calidad del punto de referencia.

Esto significa que cualquier información recibida por la persona, será comprendida conforme a su vida, sus necesidades y la actividad práctica.

Hay una expresión muy justa del gran dramaturgo Stanislavski [27]: “¿La maestría es una cosa cuando en la cabeza nacen al mismo tiempo las respuestas a las preguntas “¿qué? y “¿cómo?”. En nuestro caso esta maestría se llama la Sabiduría.

Las respuestas a la pregunta “¿qué?” dan justamente la visión del cuadro general que pasa en la dinámica (¿”qué debo ver, saber, hacer?”).

Si en el primer lugar no está la pregunta “qué?” y la respuesta a él no está encontrada, todas las respuestas a la pregunta “cómo?" ("¿como está arreglado el mundo, qué es mi lugar en él, qué hacer que esté bien para mí, habiendo recibido de la vida los dividendos, cómo evitar las faltas y los golpes de parte de las “fuerzas oscuras”?), – todas ellas quedan en vilo, ¡y la vida se convierte en un paseo en el círculo kármico! 

La persona, no sabiéndolo, siembra la mala hierba en su campo.

El enemigo para sí mismo (la parábola en la redacción de Osho)

Alguien comenzó a sembrar a escondidas unas malezas en el trigal, mientras que el dueño y los criados duerman. Los criados echaron a arrancarlas, pero el dueño les dijo que durante la temporada de cosecha es posible más efectivamente separar el trigo y la mala hierba.

Pero los criados deliberaron y empezaron a buscar por todos los alrededores, pero no encontraron a nadie; no podían encontrar a ningún enemigo. Uno de los criados llegó al criado en jefe por la noche y le dijo:

– Señor, perdóneme, pero no puedo esconder mi misterio. Sé al enemigo que sembraba la mala hierba, lo veía. 

En respuesta a esto el criado principal se asombró y se encolerizó. Pero antes de castigarlo, le preguntó al criado, ¿por qué aquél no había llegado antes?

– No me atrevía, – comenzó a llorar el criado. –Estaba en vela por la noche, cuando eran sembradas las malezas, veía al hombre que lo ha hecho. Él pasó al lado de mí, como si en realidad, pero con todo durmiente. Parece que no me ha conocido, pero yo lo he conocido.
– ¿Y quién era? – preguntó el criado principal en una gran agitación. – Dime que él pueda ser castigado.

El criado, con la cabeza agachada, al fin respondió con la voz débil:

– Ese era el dueño mismo.

Y ellos se decidieron no decir nada a nadie sobre ello.

La persona en la Conciencia ha creado cierta imagen de la realidad, ha hecho las reglas de la interacción con ella, en resumen vive según sus canones subjetivos, y en caso de los fracasos busca los culpables fuera de sí: la gente circundante es mala, la vida es ruina, el estado le engaña, etc.

En realidad cada uno tiene lo que ha atraído a sí (ha materializado). Cooperamos con el mundo exterior en la conformidad rigurosa con los programas (las imágenes) a los cuales hemos puesto en nuestra Conciencia, es probable que desde la infancia.

Es necesario siempre recordar de esto, especialmente si la Vida volvió la espalda a usted.

¿Quiere usted escaparse de la crisis vital? Haga la revisión de valores espirituales, su posición a la Vida y la gente.

Al nivel de los pensamientos lo semejante se acerca a lo semejante, ¿así quien es culpable, si la vida no tenido éxito? Solamente a sí mismo.

Las personas circundantes son malas porque las cualidades del carácter en el hombre le atraen estas personas.

Hace falta comprenderse a sí mismo, cambiar su carácter, y entonces todo se cambiará. ¡Te cambia y el mundo se cambiará!

Resulta que los más difícil es ver sus propias faltas y cambiar la posición habitual y conveniente a la vida.

La ausencia del conocimiento de la vida y los miedos, engendrados por la ignorancia, crean la inercia potente de la Conciencia, la persona comienza a tener malas entendederas, ver malamente la perspectiva de su éxito. No teniendo esta visión, busca constantemente el soporte en alguien o en algo, teme de hacer aunque un paso independiente.

Pero la vida continúa y es necesario hacer algo, en cierta medida arreglarse en ella. ¿Cómo? A la buena de Dios; como resulta, así será.

Y será de ningún modo, y resultará de ningún modo, porque la persona no tiene los puntos de referencia vitales, no sabe – quien es y que es capaz de hacer (no se ha identificado a sí misma).

En este caso ella es un esclavo, y por eso arrastra la existencia lamentable. La gente y el Universo tienen solamente una consideración con los esclavos – el desprecio.

El hombre-esclavo se ha contrapuesto a sí mismo a la Vida, ha caído de su proceso, y por eso se ha convertido en una ilusión (un fantasma).

Preste atención, ¿cuántos tales "fantasmas" le rodean y se encuentran en la calle? Lo más terrible es lo que la mayor parte de los "fantasmas" semejantes hay entre la juventud.

Los padres mismos han perdido el enlace con la Vida, habiéndose convertido en biorobots – los “fantasmas vivos”, y han tirado los niños de sí hacia este precipicio.

La vida es una dinámica, un proceso que existe entre los puntos de la Dualidad: entre el Mundo de Dios (el Mundo de las Ideas, del Espíritu) y el mundo material.

Para la persona la armonía con la Vida es un justo término medio entre los puntos de la Dualidad. La caída de este medio es la causa de todos sus fracasos.

Para él que ha caído de la Vida, el Mundo del Espíritu – es una ilusión y un fantasma, puesto que no ve la aplicación práctica de los conocimientos de este Mundo. Él ha concentrado todo su potencial en la vida en el mundo material, erróneamente aceptándolo como la sola posible realidad.

Como se notaba más arriba, el mundo en que algo se materializa, no puede existir en general, si no hay idea que pertenece al Mundo del Espíritu y que debe crear todas las condiciones para su materialización propia, habiendo pasado para esto en el mundo material, habiendo echado en él las raíces sólidas.

Si tal idea no existe, todo el mundo material se vuelve ilusorio, no existente.

El testimonio del carácter efímero e ilusorio del mundo material es aquel hecho que todos sus valores (que componen en conjunto la Idea de la Vida, en la interpretación de la persona), como si eso fueran las Leyes de la Moral, los Preceptos Eternos o la divisa, están sujetos a la inflación – se desvaloran bastante rápidamente, en realidad, desaparecen.

Todo en el mundo material es corruptible, comenzando por los grandes valores espirituales y acabando por las cosas de costumbre.

¿ Cuántas Doctrinas Santas llegaba y se iba? ¿Quién vive según sus Preceptos? ¡Nadie! La vida de las personas en la sociedad, las relaciones recíprocas públicas los han depreciado, han reducido su importancia al cero.

Claro que surgen los chapoteos del renacimiento, como esto ahora ocurre en Rusia con la fe ortodoxa, pero no comprendida por el corazón y no aceptada por el Alma para encarnar en la vida, cualesquiera fe y doctrina correspondiente se convierten en una farsa siguiente y un biombo ideológico de la sociedad, no más. 

La suerte no menos triste está asignada al valor más querido material de la gente – el dinero. En todos los tiempos la gente trata de acumularlo, reservarlo, habiéndolo ahorrado para los malos tiempos, esconderlo por mucho tiempo como tesoros, pero sus esfuerzos son vanos – la inflación (la inestabilidad de las relaciones recíprocas económicas) come lo todo.

Esto dice solamente sobre lo que es imposible buscar los valores eternos en el mundo material, el que en realidad es el mundo holográfico, ilusorio. 

Aquí ellos no existían nunca, no existen y no existirán. Estos valores perennes, inmortales existen solamente en el Mundo del Espíritu (el Mundo Tenue o el Mundo de Dios).

Solamente las Leyes en tiempos pasados creados por Dios, las que funcionan en Su Mundo Real Tenue, se quedan inquebrantables e imperecederos en las escalas de tales trozos del tiempo como el ciclo de la existencia del Universo.

De aquí la reunificación con Dios y Su Mundo es posible solamente si la persona comprenderá que la vida y todos sus valores (materiales o espirituales) nacen en el Mundo del Espíritu, en el Mundo de las Ideas y unirá por su propia actividad práctica, realizando la Idea, dos Mundos: el Mundo del Espíritu y el mundo de la materia.

Reconocer los valores que han nacido en el Mundo del Espíritu y seguirles en la actividad práctica – es la condición básica de la existencia del mundo material (holográfico).

Las raíces soltadas así en el Mundo del Espíritu, deben ser percibidos como guía para acción, el soporte y el patrón en cualquier actividad, comenzando por los procesos individuales del restablecimiento de la salud, la regulación de las relaciones recíprocas con las personas y acabando por los procesos de la acumulación de la riqueza o el perfeccionamiento espiritual.

Queremos alcanzar precisamente esto, invitándoles a ustedes en el Sistema de la Armonización de la Persona. ¡El Mundo de Dios y Dios mismo tratan de llevar hasta ustedes cómo es posible aprender a observar las Leyes de Dios en la actividad laboral y espiritual!

Es necesario prepararse para observar y seguir constantemente, en cada su paso, en cada acción, la interacción del Mundo del Espíritu y el mundo de la materialización de las ideas.

Como muestra la práctica, precisamente esto no puede ser hecho por la persona.

El malogro en la empresa semejante está vinculado con lo que son escogidos los puntos de referencia no convenientes. Se encuentran, como regla, en el mundo exterior que la persona considera como la fuente de todos sus bienes, y en realidad la fuente está escondida en la persona misma, pero su Conciencia no lo sabe.

Para lograr el éxito la persona tiene que volver la Conciencia a sí misma, habiéndola liberado de todos los programas (los estereotipos) que había inscrito bajo el influjo de la sociedad.

¿Qué es mejor? (la parábola griega)

Habiendo visto a Sócrates que come raíces comestibles, un hombre le dijo:

– Si sirvieses a nuestro señor, nunca llegaría a tal estado para comer las raíces comestibles.
– Y si te contentases con las raíces, no deberías servir a tu señor, – objetó el filósofo.

Es posible restablecer la unidad con el Creador, el mundo exterior y la Vida, si solamente usted ha creado la unidad (el estado de la armonía y el equilibrio) en sí y a través de él – con todo el Universo.

Sin duda, es imposible alcanzar el estado de la armonía y el equilibrio para todos los tiempos y a cien por ciento, de otro modo el proceso mismo se parará, pero es posible dirigir el cambio de los estados de la discordancia y la armonía.

Cuanto más rápidamente y sin pérdidas (estreses) usted cae de la discordancia en la armonía, tanto más reales se encuentran los procesos armoniosos dentro de usted, así como en la interacción con el mundo exterior (acerca de usted – con las personas).

En cuanto al espacio de la Vida, para la persona como realidad será el espacio reflejado en la Conciencia en razón de los conocimientos objetivos que asisten en ella. Hace falta aprender a establecer las intercomunicaciones y la interacción con tal realidad conocida y tenerla en cuenta.

Y el único medio para establecer su enlace con el espacio, en cuya base está el pensamiento de Dios, es el pensamiento de otra persona, idéntico (resonante) por su naturaleza. ¡La preocupación de su nacimiento le cae a usted!

Que tal pensamiento adquiera la vitalidad, es necesario ponerse como objetivo la idea del conocimiento de la realidad, cuya gran parte componen las personas circundantes.

Aquí es importante comprender que precisamente ellas son sus maestros (usted recibe de ellas los conocimientos y la ayuda vital), y usted las enseña.

La infracción de este proceso mutuo de la enseñanza desune a las personas y lleva al malogro mutuo.

En caso de la unión de las personas alrededor de una Idea cualquier su demanda de usted al Universo para realizar la necesidad vital será satisfecha por medio de otras personas.

La unificación alrededor de la Idea divina de la Vida, su conocimiento y la realización se realizan en la conformidad rigurosa con la limpieza de las cualidades espirituales de las personas, inflexibles por unas ilusiones y unos deseos, reforzadas por la intención firme de salir de la dependencia del mundo material.

Con otras palabras, debemos usar los bienes de este mundo no para la realización de nuestros caprichos, sino exclusivamente para la realización de la Idea divina de la Vida, para la Vida misma.

Preste atención: la mayoría de la gente no vive, arrastra una existencia lamentable, porque como objetivo y sentido de la vida ha hecho la aspiración a poseer los valores ilusorios del mundo material. Gastan todo el potencial vital a la realización de su sueño, no habiendo conocido que tal es la Vida y no habiendo gustado sus frutos.

Lo que el destino decidió darte,
No puede ser aumentado ni quitado.
Te preocupa no por lo que no posees,
Sino por lo que hay, para que te hagas libre.

Omar Jayyam[28]

Si no hacer como objetivo propio la posesión de los valores materiales, y por medio de la actividad práctica revelar las tareas y los objetivos que son vitalmente importantes y necesarios, la actividad práctica se hará una alegría y para la Conciencia estará más clara la intercomunicación de la Idea con la práctica.

Con otras palabras, la persona puede notar y conocer la interacción del Mundo del Espíritu y el mundo de la materia. Para ella será evidente que el mundo material es examinado, en este caso, no como un ambiente de la habitación, sino como un instrumental, con cuya ayuda es posible construir la vida propia y crear el espacio de la vida para los demás.

Con este objetivo el Mundo Tenue solicita la asociación de la gente en el grupo de los correligionarios (para los cuales la Idea de la Vida de Dios se hizo la idea vital básica), donde, cooperando uno con otro, ellos podrían corregirse a sí mismos y sus cualidades en la conformidad rigurosa con las Leyes de la Moral (las Leyes de la Conservación que funcionan en nivel de las relaciones recíprocas de las personas). 

Note que las personas se unen en el grupo de los correligionarios solamente en caso de la identidad de sus pensamientos entre ellos, así como con Dios.

Dios es una Vida misma. Si usted aprende a vivir no para los bienes materiales, sino para la Vida, sus pensamientos sobre ella serán idénticos a los pensamientos de Dios, entonces Él y la Vida dejarán de ser para usted un libro debajo de las siete llaves.

Precisamente por eso lo semejante se acerca a lo semejante, aunque las leyes de la física dicen sobre lo opuesto a esto … 

El árbol de la tranquilidad (la sabiduría de Dao)

–  Maestro, ¿en qué consisten las raíces de la tranquilidad? – preguntó el alumno curioso.
– Las raíces de la Tranquilidad están en la seguridad. Si al hombre no le amenazan las desgracias, la muerte o las enfermedades – él es tranquilo, – el Sapiente respondió.
– Maestro, ¿de qué consiste el tronco de la Tranquilidad? – preguntó el alumno más inteligente.
– El tronco de la Tranquilidad es un cuadro exacto del mundo compuesto de los pensamientos justos y privado de las pasiones, – dijo el Sapiente.
– Maestro, ¿y dónde extienden las ramas de la Tranquilidad? – preguntó el alumno querido.
– Las ramas de la Tranquilidad extienden a las personas próximas por el espíritu, – respondió el Maestro, – pues solamente los que viven con la Tranquilidad hallan la Tranquilidad.

Las personas que tienen los intereses y los objetivos iguales, pueden más fácil encontrar la Idea única para la comunicación y las acciones comunes, la que gracias a la al efecto de la sinergia[29] halla la capacidad de ser oído por el Universo.

Las personas, cuyos intereses son aislados, no pueden encontrar la Idea que las vincula. ¿Si no por eso todos los mentirosos, los engañadores, los ladrones, los malvados se distinguen por la organización y la unidad de su equipo?

Como dice M. Zadórnov[30]: “Hay más personas buenas, pero las malas están mejor unidos. En realidad, las personas malas tienen el objetivo y los intereses comunes – dirigir las buenas (los pazguatos, a su juicio), he aquí las buenas tienen los objetivos y los intereses diferentes – sus propios, individuales, y por eso no pueden unirse de ningún modo.

Las malas vencen gracias a lo que son unidos por la idea eficaz agresiva (prácticamente cualquiera), que ahora mismo se encarna en la realidad.

Las buenas, al contrario, les pierden en todas las posiciones de antemano, quemando todo el recurso disponible para buscar la idea más "correcta".

Y bien, ya que cada hombre pío tiene su propia idea "correcta", todavía no se han dignado de comenzar la realización común práctica, por lo menos de una de ellas, desde los tiempos de Adán y Eva, hasta ahora viviendo en las nubes, las ilusiones y los espejismos.

¡Precisamente en esta disonancia consiste el secreto de lo que el camino al infierno está pavimentado exclusivamente con buenas intenciones de los hombres píos aislados, entonces, y con la Idea de la Vida de Dios!

La causa de esta disonancia está escondida que su Conciencia pertenece enteramente al mundo material holográfico, en que falta la aspiración a la realización de la Idea de la Vida de Dios, capaz de unir a las personas – los portadores de tal Idea.

Y esto es a pesar de que en el Universo solamente la persona – el segundo Polo de la Vida – es capaz de llevar la Idea de la Vida de Dios, habiéndose reunido con Él.

Buenos días, Sasha y Tamara. Entrando en la vida en que los acontecimientos se basan en la razón objetiva, por medio de la comparación de cada segundo del lugar de las acciones en el proceso general y su corrección de ellas, es necesario un nuevo tipo del algoritmo del pensamiento que es capaz de hacerlo. Reconociendo que del momento del nacimiento cada uno de nosotros se educa en la sociedad que al 98 % está orientada hacia la involución, todos los programas anteriores del logro imaginario del éxito en resumen resultan destructivos. Analizando el estado de la comunicación con las personas, he descubierto que en tales asuntos finos, vinculados a la apertura gradual de lo nuevo y lo recóndito en las mentes de las personas, uso el principio que estudiaba toda mi vida.

El principio consiste en lo que pulo escrupulosamente la aspiración a ver el objetivo y después de algunos cálculos aproximados le aspiro, haciendo todo que es necesario y superando todos los obstáculos en la vía. A esto nos enseñaban, comenzando por las olimpíadas escolares y hasta la defensa de una tesis. Esto es una sensación de la euforia de la anticipación, nada es capaz de pararte, ni el cansancio, ni la circunstancia, es un vuelo. Todo se hace sin tomar aliento. Ya no piensas que podrían ser (y que existen) otras vías, echas escrupulosamente todos tales pensamientos, puesto que consigues hacer todo por el modo pensado y habitual.

Por eso llego a la conclusión que tal método es extremadamente ineficaz para edificar las relaciones de larga duración. En el “vuelo” no son tomados en consideración los detalles importantes, tales como la dinámica del desarrollo de la persona, y tú no tienes tiempo para reaccionarles, y las fuerzas se gastan en vano. En el trabajo sobre para perfeccionarse yo hacía así mismo. La dificultad para tal acceso aquí está aun en ignorancia del resultado concreto y el cuadro general. 

En pocas palabras, por fin comienzo a comprender el sentido de la frase “a la evolución van sin equipaje”. Es agradable, pero no hay nada para alegrarse mucho; esto, por lo visto, significa que hace falta cambiar los modos básicos de enfocar la vida, con cuya ayuda durante toda mi vida antes obtenía el éxito. ¿Cómo añadir las ventajas del enfoque viejo de un nuevo asunto, tal cómo el logro del resultado deseable, la ejecución de las obligaciones puestas por cualquier modo, etc.? Claro, simplemente revisar su conformidad a la realidad, querer solamente lo necesario, trazar los plazos y términos reales (con la reserva) para lograr los objetivos, en pocas palabras, librarse del romanticismo primitivo. Y luego, así como ya está escrito muchas veces por ustedes.

¡Que les vaya bien¡

El hombre que nos ha enviado esta carta, es bastante observador. Él ha notado que todos sus trabajos y resultados viejos vitales en el mundo material no corresponden a las tareas de la Evolución. Él obtendrá obligatoriamente el éxito en el Camino escogido, puesto que puede negarse fácilmente a la experiencia errónea. En esto consiste su ventaja ante los que desean volverse más cercanos a Dios, perfeccionarse y evolucionar, pero además habiendo conservado y habiendo protegido todos los valores de la comprensión, los que son habituales para ellos. Es natural que ellos, aspirando a salir en el Mundo de la Realidad, en el Mundo de Dios, se quedan en el mundo holográfico y en sus Niveles inferiores de la Conciencia.

Los hombres, buscando, zancajean en el mundo en todas partes,
Por ignorancia vierten lágrimas sangrientas.
No les está dado subirse hasta el misterio grande,
Y por la flaqueza ensartan unas fábulas hermosas.

 Omar Jayyam

7. La escritura práctica del cuadro propio de la vida.

La realidad es solamente aquella imagen que está creada por la persona en la Conciencia, usando los conocimientos, las investigaciones y las observaciones del mundo exterior, su interpretación y comprensión.

¡Y los conocimientos contribuyen a la creación de la imagen real del acontecimiento solamente en caso de que son recibidos de la actividad práctica de la persona, en vez del que ella considera como su maestro o instructor!

De la propiedad de la homogeneidad y el isomorfismo del espacio (todos los puntos son iguales según el contenido, las propiedades y la cualidad) se deduce que todo en este mundo es relativo, ilusorio.

Todo depende de la esquina de la percepción: en unos casos los procesos son una realidad objetiva, y en los otros los mismos procesos son una ilusión.

Esto significa que en el mundo no hay nada que no sería una ilusión.

Hasta la opinión individual de la persona, su experiencia de la vida, sus convicciones – son relativas, con su ayuda es posible caer fácilmente en el mundo de las ilusiones, en el que la realidad no es otra cosa sino un fantasma.

Los radioastrónomos, investigando el Universo, han llegado a las galaxias que están al borde del Universo.

Pero ya que del cuadro general de la creación y la existencia del Universo está echada la Idea misma (la Evolución y la dinámica), que lo rellena (Dios), junto a toda la visibilidad evidente del Universo real con sus objetos (las constelaciones, las galaxias), los científicos afirman que Él es un fantasma.

Eso es motivado por la realidad objetiva como una laguna enorme no sólo en los conocimientos del ser humano sobre el mundo real, sino también en su Conciencia, cuyo volumen considerable está reservado precisamente para la Idea de la Vida de Dios y no puede ser rellenado con nada otro!

Nos acordemos sobre el mito bíblico de la caída de Adán y Eva expulsados del Paraíso. ¿En qué consiste su sentido?

La vida en el Paraíso sobreentiende la unidad de la gente presentada en las personas de Adán y Eva, con Dios y Su Idea de la Vida. Los pensamientos de las personas eran orientados hacia la Idea de la Vida y eran llenados con ella. Esto significa que las personas ahora mismo creadas por Dios, “colonizaban” el espacio vital del mundo holográfico en unos planes más tenues del Universo, los que se acercan al Mundo de Dios.

Es natural que sus pensamientos eran idénticos a los pensamientos de Dios, y por eso existían en el espacio único, creando en él “Tronco de la Tranquilidad” – la tranquilidad, la armonía, la unidad de los objetivos y las acciones (lo semejante se acerca a lo semejante).

Pero sólo tenía que gustar la manzana de la discordia del árbol de la ciencia, habiendo reconocido la presencia de su propio cerebro que es capaz de captar y transformar las frecuencias holográficas en los cuerpos físicos (densos, compactos), de otro modo – crear la imagen holográfica, – como Adán y Eva tuvieron que asignarse a la función (y llevarla) del segundo Polo durante la realización de la Idea de la Creación de la Vida. 

Para esto tenían que bajarse en unas capas más profundas del mundo material, con el fin del seguro de una representación más exacta y profunda de la Idea de la Creación de la Vida de Dios en el mundo de las ilusiones. 

Es natural que esto ha exigido la creación de un espacio más volumétrico de la vida, en el cual podía desarrollarse el conocimiento de la vida, de las cualidades espirituales de las personas mismas y la posibilidad de la manifestación de sus capacidades creativas.

Para esto la gente debía poseer algunos sentimientos que le llaman unos u otros deseos y la aspiración a su realización.

Las personas tenían que conocer la distinción entre la percepción sensual y razonable de la Vida, aprender a la supervivencia en las condiciones más difíciles, apreciar su vida propia y dirigirla hacia el lecho de aquellas tareas y necesidades que son necesarios para el Universo (a Dios), como fundador de la Idea de la Vida y el garante de su realización.

Aquí surge una necesidad de la Conciencia, con cuya ayuda la persona recibe la posibilidad de analizar sus sentimientos y acciones, controlarlos, y por lo tanto dirigir independientemente el proceso vital, armonizando el espacio de la vida y armonizándose a sí mismo en él.

La Conciencia abre las generosas perspectivas en el control del proceso vital, así como del espacio vital, y por eso todavía es necesario merecerlo.

Precisamente por eso la capacidad al desarrollo de la Conciencia, y junto con eso – a la interacción con el juego grande de las frecuencias holográficas, son recibidos por la persona que tiene el Alma de la pureza cristalina (perfecta según su software – programa informático), sin ningún egoísmo.

Solamente el Alma libre del egoísmo es capaz de “volar” en el proceso vital. El Alma llenada con el egoísmo, cae de él.

La idea que se realiza por la Vida y la idea de la vida realizada por el egoísmo – son diametralmente opuestas según su contenido y en su interacción (la lucha de los contrastes) ellas dan un nuevo proceso que se llaman "el Destino" o “el Karma".

Somos inquietos como pinzones frioleros,
No tenemos fuerzas para vivir seguramente:
El gusano de la sospecha vivía, se ve, en la manzana,
Que una vez por Adán fue mordida.

I. Gubermán

En este caso la persona edifica la vida en la conformidad rigurosa con sus convicciones subjetivas y el egoísmo, alterando el proceso natural vital.

Pero no se puede olvidarse que nuestro cuerpo puede cumplir las funciones solamente en la interacción con el proceso natural de la Vida, el que ha sido creado y ha sido dado para él por la naturaleza.

Junto a la pérdida del enlace con este proceso, es  natural que el cuerpo perturba sus funciones. De ahí surgen todas las enfermedades y los sufrimientos.

Las personas buscan las vías hacia la felicidad y la salud, no meditando en lo que es necesario buscarlas en sí mismas.

Todos los conocimientos exteriores, entresacados de los libros o recibidos de otras personas, – es solamente un instrumento, con cuya ayuda la persona puede librarse del egoísmo y restablecer la unión con el proceso natural vital.

Pero para tenerse en este flujo, ella tiene que tener en la Conciencia la imagen (la representación) de la vía y dar los pasos prácticos para su formación.

Para esto es necesario recordar que cualquier proceso puede existir solamente en caso de que hay dos puntos opuestos de la Dualidad.

Así, los instrumentos para el proceso del conocimiento por medio de los puntos de la Dualidad son el conocimiento y la ignorancia.

Los conocimientos se adquieren gracias al conocimiento con la información, pero la ausencia de su aplicación práctica por la persona misma – engendra la ignorancia.

Solamente las dudas de la veracidad de los conocimientos llevados por la información, incitan a la actividad práctica para comprobar su vitalidad en las condiciones reales.

Si los conocimientos no se confirman por la práctica, no hay ninguna garantía que reflejan la realidad.

La competición constante del conocimiento y la ignorancia en la persona es una posibilidad al conocimiento de la verdad en la actividad práctica.

Los fragmentos semejantes del conocimiento unidos juntos, indican el camino de la vida, el camino real y feliz para la persona.

Y este camino debe tener su representación completa en la Conciencia que puede ser alcanzado solamente durante la transformación de la Conciencia, así como del Alma.

El proceso de la asociación de los fragmentos de la Vida también tiene dos polos.

Son los fragmentos que la persona recibe como resultado de la adquisición de los conocimientos prácticos, también los que ella tiene ya en su propia interpretación subjetiva de la realidad, como el trabajo mental de su transformación interior.

Se tiene que verificar constantemente el interés subjetivo con la realidad, dando preferencia a la última, y en concordancia con ella corregir los intereses personales.

El obstáculo en tal trabajo puede ser solamente el egoísmo bastante desarrollado.

El nivel de información subjetivo como la omnisciencia, la que hincha la Conciencia, engendra en la persona el orgullo y el egoísmo. Los conocimientos acumulados y no realizados en la vida engendran el miedo en ella.

Así, es de constatar con la tristeza que el perfeccionismo – la aspiración incontenible a la perfección en todos los terrenos de la vida de la gente con la Conciencia cerrada, el que se expresa en “el  trabajo con la información” sin su realización práctica, – es un mal principal del ser humano.

Esto ocurre porque la persona percibe su perfeccionismo como el desarrollo evolutivo.

Por esta causa solamente el perfeccionamiento de las cualidades espirituales verdaderas que encuentran la aplicación en la realidad, es significativo en el desarrollo evolutivo de la persona.

Solamente habiendo liberado el Alma de todos los defectos, especialmente egoístas, la persona recibe el acceso a su neocórtex, con cuya ayuda amplia las posibilidades de la interacción con las frecuencias mundiales y sus combinaciones distintas (el acceso al Campo Infoenergético) y adquiere la capacidad de la comprensión de un espectro más ancho de la Vida y del Mundo.

A unas capas más profundas (densas) del mundo holográfico (físico, material) les es propia la actividad de las contradicciones de las fuerzas que se oponen. Es el mundo de la dinámica y la estática, en el que se hace la Vida misma.

Sólo tiene que apasionarse por esta Dualidad (la agitación, o vital cotidiana o alejada en el tiempo), como la persona pierde la Idea de la Vida que la vincula con Dios.

De este momento toda la vida se hace la lucha por la supervivencia, llenada con la incertidumbre, los miedos y la búsqueda del “sentido de la vida” (de la Idea de la Vida).

[1] Alejandro Chizhevsky (1897 – 1964), el biofísico soviético, el fundador de la heliobiología y la aeroionificación.

[2] Jean-Jacques Rousseau (1712 – 1778), fue un filósofo franco-suizo; usualmente es definido como un ilustrado, pero parte de sus teorías prefiguran el posterior Romanticismo. Las ideas políticas de Rousseau influyeron en gran medida en la Revolución Francesa, el desarrollo de las teorías liberales, y el crecimiento del nacionalismo.

[3] “En el principio ya existía el Verbo…” (Juan, 1 : 1).

[4] Andrey Arsényevich Tarkovski  (1932 – 1986) fue un director de cine, actor y escritor ruso. Se le reconoce como uno de los más importantes e influyentes autores del cine soviético y uno de los más grandes de la historia del cine.

[5] Vladímir Ivánovich Vernadsky (1853 – 1945), minerólogo y geoquímico ruso-ucraniano cuyas ideas sobre la noosfera fueron una contribución fundamental al cosmismo ruso. Vernadsky es especialmente célebre por su libro “La biosfera” (1926), donde presenta a la vida como la fuerza geológica que da forma a la tierra. Vernadsky fue fundador de varias nuevas disciplinas como la geoquímica, la biogeoquímica y la radiogeología.

[6] Nizny Nóvgorod es una ciudad de la Federación Rusa, es el centro económico y cultural de la región de los ríos Volga y Vyatka.

[7] Albert Abraham Michelson (1852 – 1931) fue un físico, conocido por sus trabajos acerca de la velocidad de la luz.

[8] Frank Morley (1860 – 1937) fue un matemático, conocido por sus trabajos en la álgebra y la geometría.

[9] Nikola Tesla (1856 – 1943), serbio nacido en Croacia, fue físico, matemático, ingeniero eléctrico y célebre inventor.

[10] William Makepeace Thackeray (1811 – 1863), novelista inglés del realismo.

[11] Karl Marx (1818 – 1883), fue un filósofo, historiador, sociólogo, economista, escritor y pensador socialista alemán. Padre teórico del socialismo científico y del comunismo, es considerado una figura histórica clave para entender la sociedad y la política.

[12] el Creador, Shivá.

[13] Calcuta es una ciudad que es la capital del estado indio de Bengala Occidental.

[14] Nasreddin (Nasruddin), también conocido como “El maestro Nasreddin” es un personaje mítico de la cultura musulmana que se supone vivió en la Península Anatolia en una época indeterminada entre los siglos XIII y XV; sus aventuras y anécdotas se cuentan en multitud de lenguas distintas.

[15] Dr. Samuel Johnson (1709 – 1784), fue una de las figuras literarias más importantes de Inglaterra: poeta, ensayista, biógrafo, lexicógrafo, y considerado por muchos como el mejor crítico literario en idioma inglés. Johnson era poseedor de un gran talento y de una prosa con un estilo inigualable.

[16] los versos del poeta ruso Ígor Gubermán (n. 1936).

[17] Don Aminando es el seudónimo de Aminand Petróvich Shpolansky (1888 – 1957), periodista, escritor, poeta ruso, el dramaturgo. Después del año 1920 vivía en Francia.

[18] Woody Allen (n. 1935) es un director, guionista y actor estadounidense ganador del premio Oscar en múltiples ocasiones.

[19] León Shestov (1866 – 1938), filósofo existencialista ucraniano.

[20] Alfred Adler (1870 – 1937), psicólogo austríaco, discípulo de Sigmund Freud, fundador de la llamada psicología individual.

[21] Juan, 1 : 1.

[22] Arthur Schopenhauer (1788 – 1860), un filósofo alemán.

[23] César Marco Aurelio Antonino Augusto (121 – 180) – fue emperador romano desde el año 161, filósofo.

[24] Alfred Adler (1870 – 1937), psicólogo austríaco, discípulo de Sigmund  Freud. Fundador de la llamada psicología individual.

[25] Francis Bacon (1561 – 1626), conocido también por barón de Verulam, vizconde de San Albano, canciller de Inglaterra y célebre filósofo.

[26] también se escribe “yang”.

[27] Konstantín Stanislavski (a veces escrito Constantin Stanislavsky, 1863 – 1938), fue un director, actor y teórico teatral ruso.

[28] Omar Jayyam (1048 – 1131, presuntas fechas). Matemático, astrónomo y poeta irani.

[29] la sinergia es la integración de elementos que da como resultado algo más grande que la simple suma de éstos, es decir, cuando dos o más elementos se unen sinérgicamente crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los elementos.

[30] Mijail Zadórnov es un humorista y escritor ruso, es de fama entre la gente rusohablante.

Contenido Más...