El Universo como un holograma del mundo. Part 2

La vaca ejemplar (la parábola sufí)

En los tiempos inmemoriales vivía una vaca que producía mucha leche hermosa. Las personas llegaban de lejos para ver este milagro.

Todos la ensalzaban. Los padres contaban a los niños que es leal a su destinación. Los jerarcas religiosos llamaban al rebaño que a su manera imiten su ejemplo. Los hombres de Estado la alegaban como modelo de la conducta debida, la regularidad bien pensada, el que puede ser reproducido también en la sociedad humana. En una palabra, cada uno se ingeniaba para sacar la utilidad de esto.

Sin embargo, una bagatela escapaba de la atención de la mayoría de las personas ocupadas de las dignidades evidentes de esa vaca. Ella tenía tal costumbre: cuando el ordeñadero se llenaba con su leche incomparable, le daba coces y siempre lo volteaba.

El mundo holográfico, ilusorio obra análogamente con la persona. La apasiona por sus bellezas, el brillo, la riqueza, que se presentan al observador imparcial como los puntos de la Dualidad (las rayas negras y blancas), influyendo en los sentidos y llamando los deseos de poseer estas “generosidades”, pero deja en resultado con “el ordeñadero vacío”.

La persona en realidad ve todos los encantos del mundo material como los puntos finales de la Dualidad de los procesos, deseando con ardor poseerlos sin organización y la participación de los procesos mismos, de resultas quedándose sin nada.

Es natural que todo esto se fija en el software (el programa informático) de su Alma.

Tenga usted en cuenta que el Alma es el producto del Mundo Tenue, tiene sus fuentes en el Mundo de Dios – el Mundo del Espíritu.

Por eso solamente el Alma privada de cualesquiera apoyos, ataduras y aspiraciones a encontrarse y realizarse a sí misma exclusivamente en el mundo material, es capaz de transformar el pensamiento y la Conciencia de la persona y, siendo llenada con estas cualidades, levantarse al Mundo de las energías tenues.

En caso contrario se queda atada al mundo material, habiéndose fijado en el software subjetivo y habiendo estrechado la interacción con las frecuencias mundiales hasta el nivel de la satisfacción de las necesidades egoístas, que queda el 95–98 % de las frecuencias mundiales al margen de su percepción.

Es natural que la satisfacción de las necesidades egoístas exigirá enormes gastos energéticos y fuerzas morales, pero además la persona, al fin de cuentas, sufrirá constantemente un fracaso, quedándose con "el ordeñadero vacío”. 

El proceso de la Creación de la Vida (mientras tanto) es una ilusión, en él todavía no hay vida concreta, y hay solamente unas opciones intermedias de su existencia, a las cuales la persona percibe en calidad de su desarrollo evolutivo, dotando cuidadosamente con los criterios y las categorías morales.

“Las objeciones contra la evolución siempre se reducían a las acusaciones de la amoralidad” (Bernardo Shaw[31]).

Pero esto no es la Vida misma real. 

En efecto, ¿si es posible aceptar como realidad lo qué todavía no existe, que existe apenas en la imaginación?

Cuando usted trata de crear algo, por ejemplo, pintar el cuadro, el proceso mismo de su creación todavía es no el cuadro.

Sobreponiendo las pinceladas sobre el lienzo, usted crea las variantes intermedias del cuadro futuro, la imagen misma (la idea del cuadro) existe solamente en su imaginación.

El cuadro aparecerá solamente entonces, cuando usted sobrepondrá sobre el lienzo la última pincelada, habiendo recogido todo el mosaico de las variantes intermedias en un todo único, en la imagen única.

Y esta imagen es la realidad, y todas las etapas de su creación – es un bosquejo, es un preludio que puede hacerse la realidad, pero tampoco puede hacerse, y entonces – ella es ilusoria.

Los instrumentos que usted usaba durante la creación de la imagen real son los participantes del proceso.

Para ellos la vida es aquel instante de la creación de la imagen.

Tan pronto como la imagen sea creada, la necesidad de los instrumentos pasará, por consiguiente, su vida está acabada.

¿Qué entonces es la vida?

Con la vida están dotadas las pinceladas puestas por usted sobre el lienzo, pues llevan en sí la encarnación real de la imagen (de la idea) la cual ellas crean en conjunto.

Note, para la imagen entera es importante precisamente el conjunto (la asociación) de todas las pinceladas, que son la parte de la idea general.

Si las pinceladas son desunidos, resultará no la imagen entera, sino el caos.

¿Qué tal eres tú?

Una vez, el Rey Milinda, preguntó al Bhikku Magasena:

– ¿Son tus ojos el verdadero tú?

Bhikku Magasena respondió:

– ¡No!

El Rey Milinda inquirió aun más:

– ¿Y qué hay de los oídos?
– ¡No!
– ¿Eres tú la nariz?
– ¡No!
– ¿Entonces, esto significa que tu cuerpo es tu verdadero “yo”?
– No, la existencia del cuerpo es sólo una combinación ilusoria.
– La mente debe ser tú verdadero “yo”, entonces.
– Tampoco es eso.

El Rey Milinda estaba anonadado y preguntó aun más:

– Bien, si los ojos, nariz, lengua, cuerpo y pensamientos no eres tú, entonces dime, ¿dónde está tu verdadero “yo”?

Bhikku Magasena sonrió y respondió con una pregunta:

– ¿Es la ventana la casa?

El Rey fue tomado por sorpresa y lucho por dar una respuesta:

– ¡No!
–¿Qué hay de la puerta?
– ¡No!
– ¿Son los ladrillos y tejas la casa?
– ¡No!
– ¿Entonces, qué hay de los pilares y herrajes?
– No, por supuesto que no.

Bhikku Magasena sonrió y preguntó:

– Si la ventana, puerta, ladrillos, tejas, herrajes y pilares no son la casa, entonces ¿cuál es la casa real?

El Rey Milinda finalmente comprendió que las causas, condiciones y efectos no pueden ser separados ni comprendidos a través de un punto de vista parcial y prejuicioso. Una casa sólo puede ser construida con la plenitud de las varias condiciones.

Análogamente todo pasa en la vida de las personas.

La Vida es una idea de Dios, Su Idea.

Las personas que han perdido el enlace con Dios por la animadversión de Su Idea, – son instrumentos holográficos, con cuya ayuda se crea la Vida real, con otras palabras, ellas participan en el proceso del mantenimiento del equilibrio biológico.

Para ellas la vida es solamente aquel intervalo cuando son reclamados parcialmente (habiendo cumplido tu tarea – muere, ya no le eres necesario para el proceso de la Vida como un fantasma).

Solamente las personas que han percibido la Idea de la Vida de Dios, unidas entre sí por esta Idea, componen las pinceladas “reveladas”, de las cuales se forma la imagen misma de la Vida (la realidad objetiva), la que no tiene los límites en el tiempo ni en el espacio.

Precisamente la ausencia en la Conciencia de la persona de la Idea de la Vida de Dios es aquel desgarrón, que no puede ser rellenado por cualquier otra cosa. Con tal vacuidad en la Conciencia no puede existir ninguna libertad, comprensión y opción, de que la persona cuida día y noche.

Además, siendo en tal estado ligero, la persona es, en realidad, un fantasma.

A pesar de lo mucho que la ciencia trate de rellenar la vacuidad por los conocimientos y las hipótesis, no le consigue remendar tal desgarrón enorme, entonces en el lugar del Universo real en la Conciencia de la persona siempre habrá la Vacuidad, y el Universo – se quedará el fantasma (la ilusión).

El fantasma semejante para ella también será la Vida misma.

La persona nunca sentirá en este caso el valor y la alegría de la vida, quemándola, y esto todavía es la mejor cosa que la persona podría hacer con ella.

Lo peor consiste en lo que ella puede envenenar la alegría de la vida a los demás.

Y aquí no ayudarán ningunas doctrinas filosóficas y esotéricas, el conocimiento del código de la vida, la llegada salvadora de los extraterrestres o del mensajero de Dios, también la reputación impecable del hombre en las encarnaciones pasadas.

Buenos días, Sasha y Tamara.

He leído los comentarios de la matriz de mi mujer. Surgió una pregunta. A juzgar por lo que está escrito, su alma en las encarnaciones pasadas cumplía las tareas de la Jerarquía y era bastante desarrollada en general. A mi juicio, esto debe significar que en esta encarnación ella tiene todas premisas para aceptar la Doctrina y el Sistema. Su conciencia y el alma en la profundidad deben ser abiertas para la información de la Doctrina. Pero ello no pasa. Todo lo contrario: no lo acepta, tampoco desea comprenderlo. Su conciencia está cerrada por completo no sólo para la Doctrina, sino también en general para la literatura del autodesarrollo y otro. ¿Qué piensan ustedes?

En vista de lo dicho más arriba, este caso no parece tan incomprensible.

Habiendo perdido en otro tiempo el enlace con la Idea de la Vida de Dios y, entonces, la unidad con Él, el Alma de la mujer se encontró sumergida por completo en el mundo holográfico, habiéndose bajado al Nivel más inferior.

Está claro que todo esto no es casual.

El Alma ha escogido el linaje, cuyos programas espirituales no tienen enlace con Dios, y por eso su Conciencia está orientada por completo solamente hacia el mundo material, rechazando la presencia de otro Mundo, universal. La participación evolutiva de tal Alma se manifiesta en lo que ella ayudará a otra Alma determinar más precisamente los puntos de referencia espirituales, desarrollar la interpretación y la comprensión, habiéndose determinado en su Opción.

Realmente, el autor de la carta tiene una Opción pequeña: o a través de la resistencia de su mujer aspirar al conocimiento de la Vida, reforzando su propio Espíritu, o aceptar la posición de la mujer y por completo negarse al desarrollo espiritual.

Muchos, habiendo leído todo lo dicho, objetarán: “Todo esto son unas deducciones, ¿pero cómo llevar a la práctica esta información, en la vida?” Esto es muy simple.

Supongamos, en la familia ha ocurrido una riña. Parecería, es un acontecimiento insignificante, y no hace falta concentrar la atención. Sin embargo, de la consecuencia de tales acontecimientos se forma toda nuestra vida, con sus aciertos y fracasos.

Una vez, no habiendo prestado atención al descontento por usted de un de los miembros de la familia, usted ha hecho gradualmente la persona indiferente. La ausencia de la caricia paternal le ha hecho la persona sin corazón y fría.

La verdad es que hay otro extremo: la connivencia de las costumbres egoístas de los miembros de la familia por la causa de la piedad, la comprensión de su “estado”, – esto también es el elemento de su vida de usted, el que puede influir en el desarrollo de todo el proceso vital.

Si el hombre no presta atención a estos acontecimientos insignificantes de la vida, que nada significan, al fin y al cabo, él puede crear alrededor de sí la situación sin salida, insoluble en el tiempo. Entonces la vida para él se convertirá en una pesadilla continua. 

Precisamente así, el elemento tras del elemento, se construye todo el proceso de su Vida de usted. Para hacerlo favorable para usted, no se puede echar del campo visual ni un caso de la vida, ni un acontecimiento. Hace falta reconocer y comprender cada elemento.

Si el acontecimiento tuvo lugar, esto significa que unas sus cualidades interiores de usted lo habían atraído. Y en lugar de ofenderse con el ofensor o echarlo, merece la pena examinar sus propias cualidades, habiéndolas cambiado así que los acontecimientos semejantes a usted no se acerquen. Esto será una escritura práctica del cuadro de su vida propia.

Todos quieren venir a cosa hecha y que ella esté indispensable en la envoltura hermosa. Sí, tal persona nace, pero gradualmente del acontecimiento al acontecimiento construye su mundo espiritual, haciéndose el egoísta, entonces la envoltura hermosa de su vida baja y ella ve el producto corrompido de su propia creación.

¡Y ya que es SU Vida de ella! ¿Quién es culpable y dónde buscar ayuda? ¡Solamente en sí!

Pero volvemos al desgarrón enorme en la Conciencia, el que se crea por el neocórtex inactivo en caso de la pérdida de la Idea de la Vida de Dios, la Idea que une los dos Mundos en el único Mundo Real.

Esta Vacuidad puede ser rellenada solamente por la persona misma, por medio de la percepción por ella de la Idea de la Vida de Dios en la aspiración a hacerse el participante manifestado de la Creación de la idea del Fundador – aquí y ahora. 

Para ello cada persona tiene que hacerse un portador y un vendedor de esta Idea, de otro modo los descubrimientos de los científicos a esta cuenta o solamente la lectura de las revelaciones de “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis” no cambiarán prácticamente la posición de ningún modo.

Todo esto debe hacerse la esencia y el sentido de la vida para los que en realidad quieren conocer el sentido de la Vida, usar sus Dones, y para esto hay solamente una vía – la unificación de todas las personas alrededor de la Idea de la Vida de Dios que, usted debe reconocer, del mismo modo es irreal como el santo (segundo) advenimiento de Cristo. 

“Recientemente un hombre me ha dicho: “En el nivel internacional comprendemos que vamos a la catástrofe. Tenemos todo lo que necesitamos: el dinero, las tecnologías, el poder, pero no tenemos las ideas. No imaginamos por completo – que es posible hacer para cambiar la situación”. Pero la ausencia de las ideas – no es el peligro principal para la humanidad. El peligro principal se oculta en la concepción del mundo incorrecta y la inhabilidad de pensar”. (S. Lázarev[32], libro 9, pág. 24).

En realidad el peligro más terrible para la gente es su inhabilidad de tratar con atención a otras personas y unirse con ellas, edificando las relaciones mutuamente ventajosas.

La solución de esta tarea extremadamente necesaria, vitalmente importante para todos hace inoportuna la aspiración de las personas a buscar su propia vía a Dios, la vía inconfundible y no pasada por nadie. 

La vía hacia Él es solamente una y está indicada en nuestro Sistema de la Armonización de la Persona. Lo decimos tan categóricamente solamente por tal razón, que Dios siempre tenía y tiene una Opción y un Camino, a diferencia de la persona, – la realización de la Idea de la Vida.

Para unirse con Dios es necesario aprender a generar la Idea consonante, sincrónica, que se reunirá en un todo único con Su Ente de Él.

Es porque la Vía hacia Él es en realidad una, y excepto nuestra Doctrinas y nuestro Sistema hasta ahora no era registrada por nadie.

Pero antes de aspirar a la reunificación con Dios, es necesario por lo menos hacer la tentativa de imaginárselo.

Nos siempre instruían que es imposible conocer y ver Dios, ¿no es así? Para encontrar la respuesta a esta pregunta, haga la pregunta – ¿que tal es Dios? Habiendo pensado, usted dirá que Dios es una Vida misma.

¿Y por qué busca a Dios en las lejanías, entre las nubes, en los mundos que existen solamente en su imaginación de usted, y no Lo busca en la vida misma? Y ya que Él está en todas partes, en cada su acontecimiento, en cada su asunto.

Lo que usted recibe de la Vida, esto es Dios (el grado de su unión con Él). Cada minuto y hasta cada segundo usted se une con Él, o se desune.

Si usted ha comenzado cualquier asunto con el deseo – significa que usted se ha unido con la Vida (Dios). Contra el deseo, y además con las emociones negativas – se han desunido con la Vida y Dios.

El negativo puede ser provocado por las causas diferentes, pero está vinculado, como regla, a la incomprensión de la importancia del asunto para su Vida de usted.

Ante usted está planteada la Opción: o cambiar su  acción hacia el asunto, habiendo encontrado en él la alegría y el atractivo, o negárselo por completo.

A menudo tenemos que hacer lo que no nos da ninguna alegría (lavar, hacer la limpieza, estudiar, etc.), pero es imposible evitar esas cosas, por eso lo mejor es encontrar la alegría en ellas. Se dan a conocer análogamente la unión o la separación con Dios (con la Vida) en las relaciones recíprocas con las personas.

Se puede ofenderse con las personas, irritarse con ellas, encolerizar y envidiarlas, sintiendo las emociones negativas, y se puede alegrarse de la comunicación con ellas, aprender de ellas, sintiendo las emociones positivas.

Las emociones positivas aportan la alegría en la comunicación, y la Vida se vuelve clara y armoniosa; las negativas – la intolerancia o la actitud forzosa en la comunicación, desuniéndole a usted con Dios (la Vida).

Habiendo comprendido y habiendo reconocido la causa de la discordancia, habiendo corregido en sí las cualidades correspondientes espirituales, usted armoniza su vida.

Hace falta observar la actitud a la Vida en cada su acontecimiento, en cada momento de la interacción con las personas, y esto será su Vida de usted, su conocimiento y la reunificación con Dios!

Es mucho más fácil dirigirse a la lejanía quimérica, entre las nubes, buscar a Dios y la Vida allí, mientras que la Vida se cree "aquí" y "ahora", cada instante.

Las personas, de ese modo alejadas de la Vida, solamente declaran los altos valores espirituales, en realidad distinguiéndose por la indiferencia espiritual a los parientes, a la gente en general y a sí mismas también. 

En el Cosmos la Vida no existe (hablando más exactamente, ella hay, pero especial, espacial, que no nos toca), Ella es solamente aquí en la Tierra y solamente aquí se crea por nosotros incesantemente, cada segundo.

Que crearemos por las manos propias o la mente propia, lo recibiremos. Recibiremos la armonía – somos felices, estamos con Dios. Recibiremos el negativo – somos desunidos con Dios, somos descontentos de la Vida – somos infelices. Pero el resultado depende por completo de nuestras cualidades espirituales, de la percepción de nosotros mismos en cada situación concreta. 

Busque a Dios aquí, en la Tierra, en vez de en los cielos, trátese con cuidado a las personas, los asuntos, creando cada fragmento de la Vida en concordancia con las Leyes de la Conservación y la Unión, entonces conocerá la Vida, Dios y percibirá Su Idea de la Vida.

En caso contrario ningunas prácticas no le ayudarán.

¿Existe el mal? (la parábola moderna)

Un profesor universitario preguntó en clase:

–¿Dios ha creado  todo lo que existe?

Un alumno alzó la mano:

– Sí, todo.
 –¿Todo?
– Sí señor, todo.
– Entonces, si Dios lo ha creado todo, Dios ha creado el mal, porque el mal existe; y si nuestras obras son reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo.

El estudiante se quedó callado, mientras el profesor decía que la fe cristiana era un mito.

Otro alumno levantó la  mano.

–¿Puedo hacer una pregunta?
– Por supuesto.
–¿El frío existe?
–¿Qué tiene que ver el frío con lo que estamos hablando? Claro que existe, ¿no has tenido nunca frío?
– Sí, he sentido frío, pero el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío es ausencia de calor. Dice la Física que "todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, y el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía”. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor. Todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos cuando no tenemos calor. Y, ¿existe la oscuridad?
– Por supuesto.
– No, la oscuridad tampoco existe. La oscuridad es la ausencia de luz. La luz se puede estudiar, pero la oscuridad no. El prisma de Nichols sirve para descomponer la luz blanca en los colores en los que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda. Pero la oscuridad no existe. Un simple rayo de luz rasga las tinieblas, iluminando  la superficie donde termina el haz de luz. ¿Cómo puede saber cuánto está de oscuro un espacio determinado? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿verdad? Entonces la oscuridad es un término que el hombre ha creado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente. Entonces, ¿existe el mal?
– Por supuesto que existe, ya lo he dicho al principio. Vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo: esas cosas son el mal.
– No; el mal no existe; o al menos no existe por si mismo. El mal es la ausencia de Dios. Es un término que el hombre ha creado para describir la ausencia de Dios. Dios no ha creado el mal.  No es como la fe o el amor, que existen, del mismo modo que existen el calor y la luz. El mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en su corazón.  Es como el frío, como  la oscuridad.

El profesor se quedó en silencio[33].

Y bien, nos quitamos el sombrero ante el autor de la parábola. Él expresó exactamente el estado del hombre que ha perdido (y que todavía no ha encontrado) su nervio como la Idea de la Vida de Dios.

Siendo en tal estado ligero, tal hombre se ve muy sutil, indolente e imprudente, habiéndose convertido en un fantasma – la Idea errante, todavía no formada, la que no se ha manifestado (con otras palabras – en un fantasma vivo o un biorobot).

En efecto, los circunstantes no lo perciben en serio por la causa de su estado quimérico e invisible.

Ya hace mucho éramos atormentados por la adivinanza: ¿por qué las personas que comienzan a ocuparse del business de red, no pueden llevar hasta los circunstantes el pensamiento simplísimo como la misma idea de la ayuda mutua con el uso de este business. Tratábamos de ayudarlos, componiendo las presentaciones reflexivas y comprensibles, calculando que funcionarán nuestros argumentos, sí el hombre no puede ligar dos palabras en la realidad nueva para él.

Sin embargo, todo es inútil, los circunstantes no sólo no lo oyen, sino, como ahora hemos comprendido, no lo ven por completo.

Tal hombre puede ser comprendido, cuando, habiendo tenido algunos encuentros y conversaciones con la gente (tratando de llevarle la idea, con la cual empezó a ser llenado), comienza a quejarse contra nosotros que, dice, es poco probable que las personas vayan a nuestra compañía, que no les gusta la producción, el marketing-plan es mal y así sucesivamente

Ahora está claro que el pensamiento (la Conciencia) es en realidad material, y si en la persona el pensamiento está presente en el 2 – 5 % del volumen, para muchas personas no es oíble y no es palpable, en efecto es un fantasma, habiendo transformado su propietario en un espantajo y un vagabundo errante.

Se puede imaginar el estado de la persona que recibe las proposiciones seductoras y muy prometedoras de tal fantasma.

Los oponentes aducen centenas de las pruebas y los argumentos contra su compañía de él solamente para no caer en la dependencia de él (si además la otra persona es parecida). Pero piensa que él mismo es más alto de este fantasma en dos cabezas (porque no se mezclaba con el pueblo).

Como usted puede ver, el problema, a decir verdad, es de la escala universal y una persona no puede solucionarlo, tampoco puede ser identificado individualmente.

Para conocer el grado de su propio relleno (vacuidad), es necesario llevar a las personas la idea de la unión, con la cual todavía no has sido llenado.

El proceso del relleno con la Idea de la Vida de Dios es largo y, como usted puede ver – muy doloroso, por eso las unidades se tienen sobre este camino.

Pero no hace falta pensar que estos fantasmas son tales infeliz e inofensivos. Siendo entusiasmados por la idea ajena destructiva, mancomunan con facilidad sus esfuerzos.

¡En este caso entra en vigor la ley de la sinergia (los pensamientos idénticos por el contenido se acercan uno al otro, multiplicándose), que permite que los espantajos inofensivos (los que viven solos) se conviertan en grupo de los monstruos feroces y los biorobots despiadados que son capaces de destruir no sólo la Tierra, sino también todo el Universo!

Habiendo analizado todo que hace la Humanidad humana, ilustrada con la Tierra y con sí misma, a la fuerza llegas a la conclusión poco consoladora: ¡en efecto, tal libertinaje puede ser hecho solamente por los biorobots que se llaman orgullosamente a sí mismos “homo sapiens”, el ser humano razonable no es capaz de hacer todo esto!

La tentativa de explicar lo que ocurre de algún otro modo engendra un montón de las contradicciones capaces de enterrar a cualquier buscador de la Verdad.

Precisamente esto ha ocurrido con la literatura, la ciencia y la religión, tan queridas por todos. Si tomar en consideración la inventiva incalmable y el tiro a la actividad intensa de los incrédulos – continuadores de Santo Tomás, en próximas décadas nadie conseguirá morir del aburrimiento.

Antes hemos tocado el tema de la caída de Adán y Eva, cuya opción es reprobada a lo largo de miles de años.

No se olvide que en este mundo todo es relativo e ilusorio – no hay verdad fuera de "aquí" y "ahora", la realidad puede ser solamente el acontecimiento con que usted coopera en el continuum espacial-temporal presente.

Y lo a que la Biblia ha dado nombre la “caída”, a aquel momento no era como tal. Se hizo el pecado en las mentes de la gente que se ha puesto como objetivo librarse de la Idea divina de la Vida por su coparticipación a ella.

Hay una declaración: “Dios ha creado a la persona. La persona Le ha pagado con la misma moneda”, que en nuestro contexto se ve aproximadamente así: “Si por el favor de Dios vivimos en el mundo de las ilusiones, Le pagaremos con lo mismo, habiendo creado la ilusión de la participación en la realización de Su Idea, que Sepa –¡con quién se ve!”

Aquí tales "hombres astutos" crean la ilusión de la aspiración a la unión con Dios por medio de la lectura de las oraciones, por la confesión artificial, la observación de los puestos y otros ritos, con eso habiendo engañado con astucia a sí mismos. 

Todas sus diligencias no tienen nada de general con una sola realidad – la Idea de la Vida de Dios, y por eso se quedan en aquel mundo que han creado en su imaginación – en el mundo de las ilusiones. Esto toca no sólo a los pseudocreyentes, sino todo esto tiene lugar en cualquier empresa de la gente. La persona, habiendo creado en la imaginación su propio mundo (habiendo determinado en él el lugar y el papel de cada persona, habiéndoles dotado con algunas cualidades imaginadas del Alma, habiendo establecido su código del honor, sus reglas de la conducta, etc.), de ese modo ha creado la Idea virtual (imaginada) de la Vida como el Universo Virtual en que su Idea se realiza. ¿Y qué, no es la ilusión? ¿Acaso en tal versión de la Idea de la Vida hay algo general con la Idea de la Vida de Dios? ¡Na – da!

Para Dios es importante que la persona, aceptando Su Idea de la Vida, sea libre en su Opción. Dios no impone nada a nadie, sino da la posibilidad del conocimiento a través de las faltas, la búsqueda de las causas que han llevado a las faltas; da las vías de su eliminación, la comprensión de la corrección de nuestras acciones, – por medio de la tría y la selección de las representaciones ilusorias; al fin, que la persona vea la única Vía a la Realidad – aceptar la Idea de la Vida de Dios, habiéndola hecho su esencia y el contenido lo sólo posible. 

Solamente entonces la Idea de la Vida de la persona será idéntica a la Idea de la Vida de Dios, será su partícula. Pero en este caso la persona dejará entrar en su mundo virtual solamente a los que aceptarán conscientemente su Idea de la Vida, preliminarmente habiendo creado su propia Idea idéntica. ¿Si no por eso las tentativas de llevar su propia Idea hasta la gente, a la que usted está vinculado por la preocupación sensual, por ejemplo, hasta los amigos, los parientes, – encuentran la resistencia encarnizada de su parte de ellos, mientras que los extranjeros (a los cuales no hay ataduras sensuales) aceptan su Idea de usted mucho más fácilmente?

En conjunto la Idea creadora del sistema de las personas, según su potencia, será equivalente a la Idea de la Vida de Dios, y entonces ellas en su propio mundo material pueden crear el proceso de la Vida, el que fue creado por Dios en Su imaginación. ¡Todo el resto se hace por las manos de las personas! 

En el mundo de los Universos Virtuales individuales, libres de la Idea de la Vida, las personas privan del derecho de la Vida y la Opción a los demás. Aquí están imponiendo las representaciones ilusorias, cuando se usan las ataduras sensuales reciprocas y la preocupación el uno del otro. De ese modo los parientes y los allegados son privados del derecho de la Opción y por eso en la respuesta son inevitables la resistencia y la renuncia de aceptar la Idea de la Vida como la idea propia. 

Todo esto impide distribuir correctamente las fuerzas de la vida en el mundo ilusorio de las ataduras sensuales y las emociones. Conceda a sus parientes y allegados la libertad de la Opción, déles la posibilidad de hacer las faltas y corregirlas, no añadiendo a esta Opción los sentimientos. Aceptarán su Idea de la Vida, si ella corresponde a la realidad objetiva. La identidad de su Idea de la Vida a la realidad objetiva es posible solamente en caso de que está creada por el departamento superior del cerebro – el neocórtex, el que sabe bloquear la percepción sensual del mundo.

Solamente el neocórtex puede cooperar con la realidad objetiva, su percepción, el trabajo y la realización de la Idea de la Vida en ella, concediendo el derecho de la Opción a todos, quien está conscientemente dispuesto a aceptar su Idea. ¡Aquí se tiene que notar que solamente el neocórtex es el custodio de la vacuidad dentro de la persona, tanto como el de las perspectivas de su vida infinita, si la vacuidad es rellenada por el contenido digno de la Idea de la Vida! Las personas lejanas de la interpretación de las realidades de la vida perciben este estado como los tormentos cordiales, la llamada del Alma, la vacuidad cordial, la aspiración al aumento de la espiritualidad, etc. 

Es irrisorio que tenemos miedo de quedarse
En el desierto de nuestro mundo – 
Ese temor nos echa ferozmente
Hacia el tumulto de la algarabía y el festín. 

I. Gubermán

Habiendo comprendido todo lo dicho, se puede comprender que no había ninguna caída de Adán y Eva. Todo que ha ocurrido con ellos, era la Opción dictada por la agudísima necesidad vital que exige la participación directa de las personas en la realización de la Idea de la Vida de Dios y la Creación del proceso vital.

La sed de la sabiduría (¡Aire! ¡Necesito aire!)

De acuerdo a cierta leyenda hindú, un discípulo le preguntó a su maestro, cómo convertir los sueños en realidad lo más pronto posible. Por respuesta, el maestro lo llevó al río, metió la cabeza del discípulo bajo el agua y sólo lo soltó hasta que los pulmones del joven estaban a punto de explotar. Poco después, el maestro conversaba con su alumno.

– ¿En qué pensabas cuando estabas bajo el agua? ¿Qué deseabas más que otra cosa en el mundo?

El discípulo contestó:

–¡Aire! ¡Quería aire!
– ¡Ah! – exclamó el maestro. Cuando desees convertir tus sueños en realidad con la misma fuerza que deseabas respirar, podrás verlos manifestados.

Lo mismo puede ser dicho sobre la Idea de la Vida de Dios.

Para la persona que tiene avidez de la Vida y la armonía en ella, la aspiración a realizar la Idea de la Vida debe hacerse una esencia, habiéndose manifestado con la fuerza que eclipsará todos otros valores – los que tienen la importancia en su mundo ilusorio para el momento actual del tiempo.

Aspirando a poseer la salud, la tranquilidad, el bienestar, la felicidad y la riqueza (a todo, que es la parte de su vida), usted debe proponerse como pregunta: “¿Si puedo sacrificar algo querido para mis sentimientos para recibir lo que es necesario para la vida?” Como regla, las personas responden "No".

La satisfacción de los sentimientos para tales personas es más importante que la adquisición de la partícula de la Vida.

Que esté claro, explicaremos en el ejemplo.

La persona nos hace una petición de indicar los medios, que podrían ayudarle a librarse de la enfermedad seria.

Le damos solamente aquellas recomendaciones que corresponden a la realidad objetiva y contribuyen al desarrollo en la persona de la unidad con esta realidad.

Entre todas las recomendaciones indicamos los AADA (los aditivos alimenticios de alta calidad biológicamente activos) que son productos naturales (no contienen los componentes químicos).

Es natural que tales productos son bastante caros, con todo eso su precio es completamente accesible para muchos, especialmente si comenzar a cooperar con la compañía (en el business de red).

Aquí todo comienza. Nuestras recomendaciones del mejoramiento de la alimentación no les gustan a muchos. “¿Qué, somos tales especial y espirituales, que vamos con Dios, debemos aceptar al hacernos miembros de cierta compañía de red? Los AADA cuestan caro, ni las personas ni nosotros podemos comprarlos. Los AADA son una artimaña siguiente para los papanatas, el timo de la estampita, la tomadura de pelo. Si el Sistema es de Dios, Él debe ayudarnos sin los AADA”, etc.

Note que la persona no ha hecho la tentativa de examinar detenidamente el problema, comprenderlo, no ha tratado de adquirir los conocimientos necesarios, sino ya ha endosado los problemas suyos a nosotros (el Sistema) y a Dios. 

Nuestra proposición simplemente no correspondía a sus representaciones sobre los modos de la curación.

Le ha formado una opinión que es posible por medio de unas recepciones especiales de la “inflación de la energía” o por medio del pensamiento, por sus propios esfuerzos naturales, no recurriendo a los gastos adicionales, curarse y sanearse a sí mismo.

¿De qué restablecimiento de la salud (la adquisición de la fuente adicional de la Vida) se puede tratarse en este caso, si para la persona es más importante conservar su presencia en el mundo de las ilusiones y, encontrándose en él, adquirir lo que son los bienes del Mundo de la Realidad, además, no habiéndose despedido de lo que forma la base del mundo material, de los valores que no se llevan bien con los valores del Mundo Objetivo?

¡Todo esto se manifiesta en la aspiración a conservar la reserva disponible monetaria para solamente no meterlo en sí, en su propia salud! Y hay muchos casos parecidos.

La persona quiere recibir el bien de la Vida, trata de meter además en ella de nada y nada para no sacrificar, de nada cambiando ni en él, ni en el modo de vida.

Pero a la ligera inculpa Dios de todos sus descuidos y defectos, inculpa las personas y los que convienen para el papel del “burro de carga”.

Algo análogo pasa en la percepción de la lección principal bíblica edificante de la caída de Adán y Eva.

La gente, a causa de su propia falta de deseo de aspirar a los conocimientos, la percepción y la realización de la Idea divina de la Vida, culpa a Diablo de la mala intención, y culpa Dios de inadvertencia.

Y ya que no habían ninguna mala intención del Diablo o "descuido", no había ninguna negligencia por parte de Dios.

En efecto, primeramente Dios les ha creado a Adán y Eva preparados para aceptar Su Idea de la Vida, pero privados del derecho de la Opción.

Sin la comprensión y la interpretación ellos podían vivir solamente bajo el control constante y las moralejas de Dios.

Aquí la persona no puede pretender a iniciativa propia con el derecho a la falta, entonces no puede Crear, perdiendo la perspectiva de hacerse una vez Dios. 

De ahí se deduce la parada inmediata de la Evolución de Dios de nuestro Universo que ahora reina, que es privado de la posibilidad de criar su sucesor – Dios el Hijo.

Por eso para el desarrollo de la independencia en la persona ha surgido la necesidad inconmovible del desarrollo evolutivo de la Conciencia, el conocimiento del mundo y las personas.

Es necesario rendir homenaje al valor de Adán y Eva que para la realización cualitativa de la Idea de la Vida los primeros se han sumergido en el mundo de las contradicciones y las ilusiones.

De ahí se deduce que cada vez, privándose a sí mismo o cualquiera del derecho a la falta, usted envía a la cruz no sólo Dios real, ¡sino también Dios potencial en sí!

Es que la idea de la Vida tampoco es un dogma y debe renovarse en cada nuevo Ciclo de la Vida.

Esta obligación está totalmente sobre la persona en el mundo material – el segundo Polo de Dios. El Polo principal de la Vida – Dios – no tiene derecho de quedarse sin Idea de la Vida ni para un minuto, por eso está obligado a usar su versión que existe.

Que una nueva versión de la Idea de la Vida sea comenzada de la hoja pura, la Conciencia de la persona, entonces – su neocórtex, se reducen a cero. Se crea la misma vacuidad en el Alma, que debe sufrida y rellenada por la persona, habiendo anotado en ella, por medio del Polo Principal, la Idea de la Vida, cuyo sentido se queda como antes, pero la resonancia y el colorido serán frescos y completamente inconfundibles. Precisamente en esto consiste la misión de la persona en la Tierra, en la cual ya hace mucho está obsesionada.

Es imposible rellenar la vacuidad virgen del neocórtex por medio del cerebro de mamífero, intentando anotar allá el juego de la información del mundo material, hasta poseyendo todos los conocimientos de este mundo en el nivel de un científico-enciclopedista, sabiendo la estructura y las interacciones de todo lo Verdadero (de la naturaleza viva y del reino mineral).

La indigestión

Un hombre fue a ver a Baha-ud-Din Naqshband Bukhari[34] y le dijo:

– Primero he seguido este maestro, después a este otro. Después he estudiado estos libros y luego aquellos. Siento que aunque no se nada de ti y de tus enseñanzas, estas experiencias me han estado preparando poco a poco para aprender de ti.

Baha-ud-Din, en lugar de directamente contestar a la pregunta, ordenó que les traigan la comida. Cuando era traído el plato con arroz y carne asada, él comenzó a poner ante el huésped platos llenos hasta los bordes. Luego le dio las frutas y los pasteles. Después ordenó que traigan más pilaf[35] y otros platos distintos: las frutas, las ensaladas, las golosinas. Primero este hombre fue satisfecho, y ya que Baha-ud-Din manifestaba el placer evidente a cada sorbo del huésped, él comía tanto, podía cuanto. Cuando el ritmo de su comida se ha disminuido, el jeque sufí mostró los indicios del descontento muy grande; para evitar su irritación el hombre desgraciado comió concienzudamente un plato más.

Cuando no podía tragar ni un granito del arroz y en la incomodidad horrorosa se ha echado atrás a las almohadas, Baha-ud-Din se dirigió a él con las palabras siguientes:

– Cuando has llegado a visitarme, estabas tan rellenado de las doctrinas no digeridas, así como ahora estás colmado de la carne y el arroz. Sentías la incomodidad, y ya que no te has acostumbrado a la incomodidad espiritual del tipo real, lo interpretabas como un hambre a los conocimientos ulteriores. La indigestión – he aquí es tu estado.

El volumen enorme del nivel de información (los conocimientos no “elaborados” por la interpretación práctica) ni al paso no le acercará a usted a la autorrealización como el despertar de la Conciencia y la apertura del neocórtex; al contrario, hará la Vacuidad del Alma aún más clara.

Esto es por aquella razón que usted gasta la reserva de la energía de la vida no como es debido, por el cerebro de mamífero, el que sabe solamente quemarla, anotando la información no por aquel instrumento y no en aquel banco de la memoria (en el Nivel del Yo Superior).

Lo que es necesario de usted – sólo que usted haga su vida consonante a la Idea de la Vida de Dios y que anote la experiencia práctica de su realización en el neocórtex (en los Niveles Celestes del Yo Superior, comenzando por el Cuarto).

Para esto se tiene que, habiendo olvidado sobre el “aumento maniático de la espiritualidad”, tomar el camino Dao y empezar su Evolución de cero, pasando los Niveles Emocional, Mental y Kármico, alternadamente. 

Tres Arhats[36] (la parábola de Agni Yoga)

Tres Arhats insistentemente le rogaron a Buda permitirles tratar un milagro. Buda los puso a cada uno de ellos en un cuarto oscuro y los encerró allí. Luego de un largo tiempo el Bendito los llamó y les preguntó qué habían visto. Cada uno narró visiones diferentes. Mas Buda les dijo: “Ahora ustedes estarán de acuerdo que los milagros no son útiles, porque ustedes no percibieron el milagro principal. Porque, ustedes pudieron haber sentido una existencia allende lo visible y esta sensación los pudo haber dirigido más allá de los límites de la Tierra. Mas ustedes continuaron conscientes de ustedes mismos sentados en la Tierra y sus pensamientos atrajeron a la Tierra oleadas de elementos. La inflamación de los Elementos evocó agitación en varios países. Ustedes causaron caídas de rocas y destruyeron barcos con huracanes. Ustedes vieron una bestia roja con una cresta en llamas, pero el fuego del abismo atraído por ustedes quemó las casas de gente indefensa - ¡tienen que ir a ayudar! Ustedes vieron un dragón con el rostro de una doncella, simultáneamente causando olas para hundir botes de pesca - ¡apresúrense para ayudar! Ustedes vieron volar un águila y un huracán destruyó la cosecha de los agricultores - ¡vayan y enmienden! ¿Dónde está la utilidad de ustedes, O Arhats? Un búho en el hueco de un árbol ha usado su tiempo con mayor provecho. O trabajen en la Tierra y suden la frente o en un momento de soledad elévense por sobre la Tierra. Pero no hagan que las conmociones inútiles de los elementos sean la ocupación de los sabios.”

Verdaderamente, una pluma cayendo del ala de un pequeño pájaro produce un trueno en los Mundos lejanos.

Al inhalar el aire nosotros nos armonizamos con todos los Mundos.

El sabio procede desde la Tierra hacia arriba, ya que los Mundos le revelarán a cada uno su sabiduría.

Esto significa que es necesario liberar su propia Conciencia del equipaje que, según su opinión de usted, le hace “bueno”, comenzando de la toma de conciencia en las manifestaciones de sus sentimientos y emociones.

También es necesario aprender a controlar las emociones para en lo sucesivo formar una percepción completamente nueva de la Vida, habiendo llenado el Yo Superior con un nuevo contenido.

Cuando tal trabajo será cumplido, su Conciencia de usted adquiere la capacidad de cooperar con el Nivel Mental, en el cual usted tiene que liberar el Nivel correspondiente del Yo Superior de los cachivaches informativos en otro tiempo no aceptados por su percepción sensual.

Usted tiene que librarse del equipaje informativo que hay en la Tierra y es accesible a la gente, habiendo escogido solamente el que corresponde a las exigencias de la realización de la Idea de la Vida de Dios manifestada a través de las Leyes de la Conservación y la Moral.

Usted debe aprender a usar estas Leyes en la vida ordinaria y las relaciones recíprocas con la gente.

Habiendo cumplido todas estas acciones, usted liberará de la influencia kármica, y durante el conocimiento de la Vida pasará a través del Nivel Kármico.

La Conciencia libre del control kármico cooperará con el espectro ancho de las frecuencias holográficas, dibujando en la pantalla una imagen más completa y realista de la realidad.

A la Evolución entran sin equipaje y ligeramente. Ni la conciencia, ni el Alma deben ser sobrecargadas por ningunos cálculos filosóficos o  orientaciones.

¡Mientras le domine a usted cualesquier doctrina, conocimiento, experiencia, regla u orientación, usted no pasará el Nivel Kármico y no saldrá a los Niveles Celestes de la Conciencia, y esto significa que la reunificación con Dios no tendrá lugar!

La balsa

Una vez Buda dijo a sus continuadores:

– Imaginad un hombre que se ha puesto en camino y fue parado por un flujo del agua. No había canoa para pasar el flujo ni puente echado a la costa opuesta. Imaginad que esta persona ha decidido: “Es verdad, el flujo es impetuoso y ancho, y no hay ningunos medios para pasar a otra costa. Pero si recojo bastante la caña, las ramas y las hojas y construyo una balsa, pasaré a la costa opuesta”.

Ahora supondremos que este hombre ha obrado conforme a su intención: ha construido la balsa, la ha bajado al agua y, trabajando con los pies y las manos, ha llegado sin peligro a la costa opuesta.

Supondremos que, al alcanzar la costa opuesta, el hombre pensará: “Es verdad, esta balsa ha jugado un papel positivo, pues con su ayuda me he pasado sin peligro a esta costa. ¡Cargaré la balsa a los hombros y seguiré la marcha!” 

Habiendo hecho así, ¿si el hombre obrará correctamente con la balsa? ¿Cómo pensáis, alumnos míos?

¿En qué habrá una posición correcta del hombre a su balsa?

En realidad, el hombre debe decir a sí mismo: “La balsa fue útil a mí, pues gracias a ella, trabajando con los pies y las manos, he alcanzado sin peligro la costa lejana. ¡Pero la dejaré en tierra y seguiré mi marcha!” Es verdad, en este caso el hombre obraría bien con relación a la balsa.

Exactamente así, mis alumnos, os propongo mi doctrina – precisamente como el medio para la liberación y el logro, pero no como la propiedad constante. Asimilad esta analogía de la doctrina con la balsa. La doctrina debe ser dejada por vosotros cuando pasaréis a la costa de la Nirvana”.

¿Si no así obran muchas personas con los conocimientos de las doctrinas distintas? Llevan su "caudal intelectual" para toda la vida, con inocencia creyendo que todavía les será necesario alguna vez. 

Se atan por la Conciencia a la doctrina que ha gustado, tomándola como base del desarrollo espiritual, y a través del prisma de sus postulados miran a la Vida y cooperan con ella, no teniendo tiempo para conocer su manifestación verdadera.

En vez del desarrollo paran la Vida. Esta carga no reclamada les impide ver su camino ulterior, comprender los acontecimientos corrientes, estando en el Aquí y en el Ahora, y con el tiempo sobrellena el vaso informativo, molestando poner en marcha el proceso de la interpretación en general.

Los conocimientos también es una carga, se perciben por la Conciencia como una experiencia de la vida, entonces, pueden surgir los obstáculos (las ataduras) a esta carga, que para la Evolución no es admisible.

Los conocimientos aplicados en cada situación concreta, confirmados por ella, se fijan por la Conciencia como el impulso acabado por el trabajo y reconocido.

Destacábamos varias veces que cualesquiera conocimientos son útiles solamente a aquel momento, cuando la persona se encuentra en el proceso de la búsqueda de la respuesta a su pregunta que le atormenta.

El impulso del conocimiento acabado por el trabajo indica al Universo que usted está preparado para recibir una nueva porción de conocimientos, para la interpretación y el conocimiento, también indica a su fundamento vital y la aptitud en la realización de la Idea de la Vida de Dios. La Vida se preocupará que le sean dados los conocimientos necesarios. Usted les usará en calidad de un punto de partida. 

Tan pronto como usted encuentre las respuestas a las cuestiones vitales, el conocimiento inicial debe ser dejado y olvidado (la Conciencia no debe ser atada a él) – ¡se ha ido el instante, se ha ido el acontecimiento, olvídese de él, el pasado ya no existe!

No de ellos se construye la experiencia de la vida del Alma. Es compuesta de la búsqueda de las respuestas a las preguntas y su interpretación (la aspiración a ver el cuadro dinámico de la Existencia, el que está máximamente acercado a la realidad, en vez de sus pinceladas separadas estáticas).

Estamos obligados a constatar el hecho que las personas no pueden hacer precisamente esto. Les es más fácil dirigirse al gurú, el dirigente del grupo, el fundador de una doctrina para recibir la respuesta a la pregunta, ojalá no tenga que organizar su búsqueda por sí.

En resumen la doctrina se llena con la energía adicional mental de las personas que la han aceptado como base de los conocimientos verdaderos de la Vida. El potencial adicional de la energía mental es recibido por el fundador de la doctrina o el dirigente del grupo. Con su ayuda él desarrolla su pensamiento propio, y el que se dirige para recibir el consejo, se queda sin nada.

Comunicándose con nosotros, la gente por alguna razón piensa que estamos simplemente obligados a encontrar la solución de sus problemas. Estamos interesados que la persona comience a pensar y a través de este proceso encuentre la respuesta de por sí, sin nuestra ayuda. Con este objetivo remitimos incesantemente a la lectura de nuestros libros en que están dadas las respuestas para todos los casos.

Solamente las personas, cuyo pensamiento no está puesto en marcha, no las ven y no desean aplicar los esfuerzos. Y ya que junto a la lectura repetida de nuestros libros y la teoría del Sistema es posible encontrar las respuestas a las preguntas, cambiar la concepción del mundo y poner en marcha el proceso del pensamiento. Y todos los cambios semejantes en usted pasarán en consecuencia precisa con la realidad, en vez de aisladamente de ella.

Usted podrá conseguir todo esto, si limpia su Alma (en la práctica, no de una manera especulativa) de cualesquiera inclinaciones egoístas. No se olvide que en la Evolución es posible entrar solamente sin equipaje y ligeramente, habiéndose liberado de la “balsa” construida de las ataduras y las orientaciones, engendradas en usted por la sociedad.

Buenos días, Sasha y Tamara.

Es necesario volver a leer muchas veces sus respuestas de ustedes, tanto como la Doctrina con el Sistema, que sean comprendidas. Primero ha surgido la ofensa a lo que es necesario desarrollar más la Conciencia, en vez de apasionarse por las tecnologías (como si lo hago así).

Al cabo de una semanita, después de leer su carta de ustedes, ha llegado una nueva visión de la carta. ¡Cuantas veces vuelves a leer los capítulos de la Doctrina, y da lo mismo – la sensación es tal que cada vez lees como por la primera! Parece que esto es infinito. De la cabeza sale casi en seguida, y parece – todo está claro.

Para leer sus libros y el Sistema es necesario simplemente tener el TIEMPO. En los últimos tiempos muchos pensamientos fueron dedicados a esta cuestión. Qué es esto, dónde tomarlo y cómo usar efectivamente. La respuesta intermedia es tal que hace falta hacer todo  con gusto  y con alegría, vivir alegremente.

"He ido" a la Doctrina, he xerografiado los capítulos de este tema, los leía ya muchas veces – pero comprendí de nuevo que es necesario volver a leer, – de nuevo, como si la primera vez les he visto.

Aquí, trabajaré de nuevo para comprender más o menos.

A pesar de todo no puedo abandonar el trabajo, mientras ponga en marcha la autorreproducción de dinero para tener más de tiempo. Y para ponerla en marcha, es necesario estudiar, habiendo dedicado el tiempo, y no lo basta – y así sucesivamente, estoy dando vueltas.

Y está bien, veo la dirección y el problema – estudiaré y solucionaré.

Gracias a ustedes y les deseo los éxitos.

Tal es la carta. Todos quien no ha renunciado y no se ha mostrado remiso para leer y volver a leer nuestros libros y el Sistema, guiarse por su idea básica de la depuración del Alma del Ego, y la Conciencia – del subjetivismo, todos ellos adquieren la concepción del mundo, el que ayuda a mantener contacto con la realidad, percibirla y aceptarla.

La complicación de la adquisición de la nueva concepción del mundo está escondida en la persona, en su falta de deseo de abandonar aquellas miradas, que ella ha formado bajo la influencia de la sociedad o las doctrinas que le gustan.

Como aquel hombre de la parábola “Balsa” teme de abandonar su obra, por eso lleva su equipaje-caudal, protegiendo de cualquier información que exige librarse de él y empezar todo de cero.

Y ya que el caudal de los conocimientos viejos lleva a la persona por los laberintos de las ilusiones e impide salir a un nuevo Nivel de la comprensión – Kármico, en que, para salir a los Niveles Celestes de la comprensión, es necesario librarse de su caudal informativo, habiendo tomado solamente lo que contribuía a la interpretación de uno u otro acontecimiento, pero no más de ello.

8. El papel dirigente de las emociones sobre la Conciencia le introduce a usted en el mundo de las ilusiones, bloqueando la percepción y la comprensión de la realidad. La búsqueda de los correligionarios y la creación con ellos del espacio propio de la Vida – esto es la única vía a la realidad y a la Evolución.

La Vida y el Mundo son lo que usted piensa en ellos.

Si usted los percibe a través de las imágenes sensuales – esto es un mundo de las ilusiones y las emociones.

Si usted percibe conscientemente, en el Aquí y el Ahora, habiéndose negado a la percepción sensual, esto ya es un mundo de la realidad.

Si usted comprende la urgencia del cambio de la percepción de la Vida y el Mundo, puede cambiar la vida. Alrededor de usted se cambiarán las cosas y las personas.

Nuestro ambiente nos refleja por completo, refleja nuestros pensamientos y los pensamientos. ¡Si usted quiere que la vida sea alegre y le traiga solamente el bien, cámbiese a sí, cambie al mundo interior, sus propias miradas y convicciones!

El mono y el ajedrez (la parábola india)

Hay en el Tibet una montaña rodeada por las nubes y la niebla. En aquella montaña Crece el árbol potente, de mil de años. Dos olímpicos cada día llegaban allá, habiendo ensillado el viento. Se sentaban bajo la sombra del árbol potente y jugaban al ajedrez. 

Su ocupación atrajo la atención de un mono de la espesura del bosque. Muriendo de la curiosidad, se acercó sin ruido al árbol, se escondió en el follaje espeso y empezaba a espiar el arte de los santos.

Los días pasaban. El mono inteligente ha concebido las reglas complicadas del ajedrez y la magia de las jugadas.

Poco tiempo después la gente ha oído sobre los olímpicos y ha deseado ver tal milagro por ojos propios.

Sin embargo, los santos trataron de evitar la agitación laica y desaparecieron antes de la aparición de las personas. 

Y aquí el mono hinchado por el deseo de jactarse de su habilidad, bajó del árbol e invitó a las personas a jugar el ajedrez. Jugaba tan magistralmente que no se encontró nadie quien podría vencerlo. ¡La noticia sobre esto se difundió rápidamente por todos los alrededores!

Cuando el gobernador de aquella localidad ha oído sobre este mono asombroso, decidió obsequiarlo al emperador y lo envió a la capital. El emperador propuso a todos los ministros, los científicos y los generales jugar al ajedrez con este mono asombroso. ¡Y qué? ¡Entre ellos no había iguales a él! Les ganó a todos. El emperador declaró por todo el país: “Quien vencerá al mono, él recibirá tanto oro cuanto puede llevar”.

Los mejores jugadores de todo el país se han juntado a la capital. Se sentaban al tablero de ajedrez para jugar con el mono y le perdían a él. El emperador ya en absoluto ha desconfiado de lo que alguien sabrá vencerlo.

Pero llegó un hombre modesto y declaró que tiene intención de ganar al mono legendario. Comenzó la primera partida. El hombre hizo una jugada y, habiendo sacado del bolsillo un plátano muy apetitoso, comenzó a comerlo. El mono empezaba a jugar distraídamente, en todo momento mirando a su adversario. ¡Y cuando aquél sacó del bolsillo un melocotón jugoso dulce y lo mordió, el mono empezó a temblar del deseo, habiendo perdido con eso la partida.

Como usted puede ver, las emociones llamadas por los sentimientos, son capaces de cambiar toda la marcha de los acontecimientos no a favor de su amo.

El relleno de la mente hasta por los conocimientos prácticos, pero adquiridos sin interpretación y la comprensión, lleva a la persona al mundo de las ilusiones y las imágenes sensuales. Y la agravación de los asuntos se observa en todos los aspectos de la vida: la agravación de la salud, la pérdida del dinero, la incomprensión por parte de los amigos, de los parientes y los allegados, etc.

Por que esto pasa – lo examinaremos más adelante, y bien, mientras tanto usted debe comprender precisamente que cualesquiera acciones y los esquemas (las tecnologías) bien formados, que son usados por usted sabía y hábilmente en un nivel de las emociones y como las imágenes sensuales, – todos ellos palidecen, no habiendo dado resultado esperado, tan pronto como usted tropece con la realidad objetiva. 

No se olvide que para los acontecimientos objetivos vitales es importante la aplicación consciente de sus prácticas de usted, y no lo que usted imagina en su base.

Explicaremos lo dicho en el ejemplo. Admitamos que su salud de usted está deteriorada. Usted ha decidido recobrarla por medio de la medicina no tradicional, se ocupa del yoga, arregla la alimentación, cambia la manera de pensar (empieza a tratar la vida de otro modo) y el modo mismo de vida, habiéndolo transformado de lerdo en móvil, etc. 

Sin embargo, al cabo de un tiempo usted nota que sus acciones no dieron el resultado esperado. Usted no libró del problema de la salud, al contrario – los análisis muestran que hay una agravación según todos los índices.

Y aquí también otros problemas vitales cayeron, se crean tales condiciones, junto a las cuales usted no puede ocuparse de la práctica, o por los acontecimientos corrientes siente el estrés que no pasa, o siente el desengaño, y no hay fuerzas físicas para ocuparse del yoga, le apetece estar acostado un rato en el sofá y olvidarse.

La causa del fracaso consiste en lo que usted empezó a restablecer la salud en el nivel de las emociones, en concordancia con las representaciones creadas sobre el fundamento de los rumores de todo género y las opiniones ajenas o los conocimientos no sensatos, no comprobados por su práctica de usted.

Una vez usted oía de alguien que el yoga crea los milagros en las cuestiones del restablecimiento de la salud. Usted puede hasta recordar los casos de tal curación milagrosa.

Solamente usted tiene otro resultado. ¿Por qué? Porque no hay interpretación y adaptación de los conocimientos concretamente a su organismo de usted.

Si no hay interpretación personal, el organismo no le oye a usted, no capta sus pensamientos, y por eso no puede transformar su energía de ellos en las acciones reales.

Las frecuencias de las emociones y las imágenes sensuales sin interpretación y la comprensión no son captadas por las moléculas del ADN (ya que las moléculas del ADN son directamente vinculadas al Campo Infoenergético a través de su cerebro de usted, el que debe ser libre de cualquier “equipaje-caudal” para percibir la información del Campo). Las células madre (las que lideran) de los órganos y los tejidos no le oyen a usted, y por eso los bloques infoenergéticos actuales (la disonancia infoenergética con las frecuencias correspondientes del Universo) y los desórdenes funcionales del organismo vinculados a ellos, no pueden ser eliminados. 

El yoga para usted se convierte en un juego ordinario de los ejercicios de gimnasia (las tecnologías) y no más de ello. ¿Qué hacer? Abandonar la ilusión que el yoga es una panacea y ayuda absolutamente a todos.

Luego es necesario comprender la causa de su indisposición y, partiendo de ella, en la práctica encontrar el método propio de la curación individual.

El yoga, Chi Kung y otras doctrinas (pueden ser muchas) deben usarse por usted exclusivamente como un instrumento flexible, un punto de partida en el recibo de los conocimientos de las vías posibles de la curación, pero no como el dogma.

¿Qué le ayudará a usted? Esto será mostrado por su práctica personal, no por la ajena, de cierto hombre. Con eso el resultado positivo depende por completo del conocimiento, la interpretación y la comprensión de todas sus acciones prácticas y los conocimientos del organismo, y hasta qué punto usted eliminará exitosamente en sí la disonancia infoenergética con la Vida.

Comprender las causas de la indisposición, determinar las vías del restablecimiento de la salud, habiendo recibido los resultados, – esto es una interpretación de sus propios errores y las causas de la discordancia con las combinaciones de las frecuencias del mundo holográfico.

No se olvide que estas frecuencias no es otra cosa sino la realidad disuelta (Dios), que en el conjunto compone el programa de la realización de Su Idea de la Vida. Si le consigue eliminar la discordancia de la interacción de sus frecuencias sensuales mentales con las frecuencias de la naturaleza (que son las frecuencias holográficas que forman el ambiente de la habitación de la gente), usted restablecerá la salud y según el problema dado pasará el Nivel Kármico de la comprensión.

Habiendo “pagado por el trabajo propio” de ese modo todas sus errores como las divergencias con las frecuencias naturales, usted pasará por completo el Nivel Kármico del Universo, recibirá la posibilidad de cooperar con todo el juego de las frecuencias holográficas que existen y corregir su propio estado en la conformidad rigurosa con sus combinaciones.

No piense que habiendo pasado el Nivel Kármico, recibirá el derecho de dirigir el juego de todas las frecuencias holográficas. ¡No! Esto será posible solamente en el Nivel más superior de la comprensión, si usted sube a él.

En el Cuarto Nivel de la comprensión, aunque usted entra en los así llamados “Niveles Celestes”, recibe la posibilidad solamente de corregir su propio estado en concordancia con las combinaciones de las frecuencias holográficas, es decir, aprende a cooperar con la realidad objetiva.

Aquí ya no hay lugar para las ilusiones ni para las emociones, ni para cualesquiera manifestaciones egoístas, aquí la mente debe ser por completo “pura y libre” de cualquier influencia de las ilusiones del mundo material.

Su Conciencia y proceso del pensamiento deben por completo ser orientadas hacia la realidad objetiva, hacia la corrección de las propias frecuencias mentales y las frecuencias de los pensamientos – que sean idénticos a las frecuencias de esta realidad.

En el Nivel Kármico usted tendrá que reapreciar la experiencia de los antepasados y toda la Humanidad, pulir los modos del planteamiento correcto de la Idea de la Vida, habiendo creado su propia, consonante a la Idea de la Vida de Dios, trazar las vías de su encarnación, habiendo adquirido los conocimientos que le ayudarán a guardar el curso a su realización.

La etapa de la influencia en la Conciencia y el Alma de las imágenes sensuales y las ilusiones emocionales (no reconocidas), vinculadas a ellas, es pasada por cada persona que ha nacido en la Tierra. Esto es algo parecido al examen de su Alma de la madurez.

El Alma, que está llenada con la Idea de la Vida de Dios, no permitirá crear por la Conciencia los túneles-trampas en el Campo Infoenergético para apasionarse por el espectro estrecho de los espejismos del mundo holográfico (material, ilusorio).

El resultado del recorrido del Nivel Kármico debe ser la Conciencia libre de las ataduras, la aspiración a la observación de las Leyes de la Moral (y no su realización exterior, y que se ha hecho de su esencia y la necesidad interior).

Esto es lo que concierne a su desarrollo individual.

Además de esto usted debe comprender que obrando individualmente, no habiendo aprendido a crear el espacio en que se realizará la Idea de la Vida de Dios, usted no podrá realizar Su Idea.

Las personas inarmónicas, que le rodean, simplemente no le dejarán manifestar sus cualidades morales de usted y no permitirán mejorar la cualidad de la vida (en el espacio no armonizado el equilibrio de las fuerzas no es a su favor de usted).

Por eso para vivir según las Leyes de la Armonía es necesario crear el espacio, en que estas Leyes serían deseables y factibles.

Precisamente por eso hablamos constantemente sobre la necesidad de la creación de tales condiciones en las cuales cada persona que ha tomado el camino de la Evolución, podría salir de la dependencia de la sociedad.

Se puede hacerlo, solamente habiendo creado el espacio de la Vida, el que corresponde a las exigencias de las Leyes de la Armonía. Nadie lo hará por usted. Usted mismo debe preocuparse por su aparición. Usted tiene que encontrar las personas que aceptarán, como base, su Idea de la Vida resonante con la Idea de Dios y, estando animadas de ella, habiéndose unido alrededor de ella, crearán el espacio de la vida – isomorfo y homogéneo (todas las personas son iguales e idénticas por sus cualidades espirituales).

Es decir, usted tiene que preocuparse por la perspectiva de la creación del círculo de los correligionarios (las personas que han tomado su Idea de la Vida como base) y preocuparse por la realización, con su ayuda, del trabajo práctico inicial de su realización.

Cuando hablamos sobre tal perspectiva del desarrollo de las relaciones recíprocas con las personas, muchos consideran que todas las personas unidas con usted por su Idea de usted, deben vivir cerca de usted en una localidad. Esto no es obligatorio del todo.

Los correligionarios se unen por la Idea común, pero pueden vivir en las regiones y los puntos diferentes del globo terrestre. Esto puede ser realizado gracias a las comunicaciones informativas que han abarcado todo el globo terrestre, todos sus puntos y las esferas de la residencia de la gente. Por eso no tema que tendrá que abandonar los lugares acomodados y trasladarse no sabe adonde. 

Cada uno de usted, individualmente, en la localidad de su residencia, tendrá que concebir la ciencia de la unificación, la ayuda mutua que es la base de las Leyes de la Armonía de Dios, comprendiendo que las personas, con las cuales se tiene que cooperar, están llamados a ayudarle concienzudamente asimilar las lecciones de la Moral y la Unión.

En cuanto a los correligionarios directos, ellos pueden vivir en cualquier parte, es importante solamente que compartan su idea de usted y la tomen como base, como guía para acción.

Antes de comenzar a buscar a los correligionarios (las personas dispuestas a aceptar su idea, las que junto con usted la realizan en su actividad de ellas), usted mismo debe aprender a ser tal correligionario, habiendo aceptado la idea de alguien como la de usted.

La asociación de las personas en la colectividad de los correligionarios es probable, si la Idea de la Vida tomada por ellos como base, pasa de la persona a la persona como los relevos.

Esto significa que usted toma como base de la construcción de su propio concepción del mundo la idea de la persona que la ha expresado. Junto con esa persona usted crea el espacio de la Vida en base de la actividad general, extiende la idea básica de la Vida por sus pensamientos y atrae en su espacio de la Vida las personas dispuestas a aceptar su idea y completarla con sus pensamientos.

Solamente así y no de otro modo se crea la unidad de las personas y el espacio vital armonizado en que la idea básica se disuelve en cada persona, haciéndola su nueva fuente. Esto significa que en el espacio vital armonizado cada persona es un receptor, un convertidor y un transmisor de la Idea básica de la Vida.

Muchas personas se ven a sí mismas como “fuentes” de la unidad de la gente, negando con eso aceptar otra persona como la fuente. La persona que no puede unirse, nunca podrá mancomunar otras personas. Porque crea el espacio no armonizado, en cuya base por ella mismo está puesto el principio de la separación.

La inhabilidad de unirse y componer el espacio único de la Vida con otras personas de iguales derechos, es propia a las personas dotadas con las cualidades negativas del Alma: con el orgullo, los celos, la envidia, la aspiración al liderato inmerecido (la persona que se designa a sí misma como el líder y impone violentamente su derecho a los demás), etc. Precisamente por eso la liberación del Alma de sus defectos en el tema del perfeccionamiento de la persona se encuentra en el primer plano y es básica.

La persona que tiene en su Alma, hasta en la manifestación débil, las inclinaciones egoístas y las cualidades negativas, puede gastar los años de la vida para la búsqueda de las vías de la reunificación con Dios – y nunca no los encontrará. Dios es una armonía, la unidad de todas las Almas, los portadores de Su Idea de la Vida.

La persona no armonizada en sus espiritual cualidades crea alrededor de sí solamente el espacio no armonizado.

Ella rompe el comienzo entero – la Idea de la Vida – en la multitud de cantidades discretas (la salud, la felicidad, el éxito, el bienestar, la riqueza etc.), decidiendo cada uno de ellos por separado, tratando luego de nuevo volver a un todo único, a la Idea de la Vida.

A su Alma no le es propia la reunión, por eso tal persona percibe cualquier acontecimiento de la Vida o su fenómeno solamente en el aspecto discreto, y sus problemas soluciona también aislada y separadamente uno de otro, no viendo el cuadro general.

Así se repite de año en año, de generación a generación, y de ahí no ha pasado, pues esto es el movimiento por el círculo. ¿Recuerda usted la propiedad de la circunferencia? De que punto has comenzado el movimiento, volverás al mismo punto, pero ya de otro lado. Lo mismo es aquí. Has comenzado el movimiento de la Idea a la Vida – volverás a ella, pero ya de otro lado y con otro contenido. Precisamente tal movimiento está percibiendo como la Evolución, pero para Dios esto es un pisoteo en el pantano. El estudio de lo privado es el estudio de lo privado y no más de ello. Su sentido de la Vida es la búsqueda de las verdades y las vías oportunas para sí mismo, las que ayudarán a conservar y aumentar sus valores egoístas.

Y ahora imagínese que podría ser, si Dios poseyera la envidia, la ofensa, el orgullo, la vanidad, habiéndose tropezado con la persona, semejante a Él? Comenzaría la persecución egoísta de aquél que ha tenido la intención de volverse igual a Dios. Pero entonces se puede olvidarse de cada armonía en el Mundo Tenue y en el Mundo de Dios, y esto contradice todas las condiciones de la existencia del Universo y las Leyes que funciona en Él (por ejemplo, la Ley de la Conservación, que abastece el equilibrio de todos los procesos y su armonía de ellos).  

Y por eso la exigencia evolutiva básica a la persona que tomó el camino del perfeccionamiento, es que ella debe liberarse de cualquier alusión al Ego y liberar sus propios sentimientos de su dependencia.

Toda la complicación del perfeccionamiento consiste justamente en la revelación deliberada en sí de las inclinaciones egoístas que se manifiestan como los sentimientos de la ofensa, la piedad de sí mismo, la autocrítica despiadada o la exaltación de sí mismo, a través del orgullo y la seguridad de razón propia, las faltas de deseo de tener en cuenta la opinión de otra gente y así sucesivamente. Hasta que usted desarraigue en sí las inclinaciones egoístas, la vía al perfeccionamiento verdadero será cerrada y usted no podrá pasar el Nivel Kármico – que convertirá todas sus tentativas del perfeccionamiento en un espejismo y una ilusión.

La desgracia de las Almas imperfectas consiste en lo que desconocen el tema de la realización de la Idea de la Vida de Dios. Además, este tema para ellos es extraño e incomprensible, aunque está a la vista.

Para persuadirse que esto realmente es así, lea los aforismos y las parábolas de nuestros libros de la Doctrina y del Sistema; en ellos, como el nervio desnudado, pulsa la Idea misma de la Vida. Las parábolas están escritas no por los extraterrestres, sino por las personas simples. En ellos están expuestos los pensamientos geniales – los que componen en conjunto la Idea de la Vida, pero la Idea como tal se queda velada, invisible e impalpable.

Toda la causa consiste en lo que el cerebro de mamífero (el que reconoce lo sensual) puede aceptar cualquier idea solamente por partes, hasta manifestando con eso las luces de la genialidad. Solamente el neocórtex puede poner de estos trozos aislados del mosaico el cuadro dinámico general, capaz de vincular el mundo holográfico de las ilusiones y la estática con el Real. El problema es que las tecnologías de su despertar y apertura antes de la aparición de nuestro Sistema en la Tierra eran perdidas por completo. 

Como ya decíamos, el volumen del neocórtex es aquella vacuidad, la capacidad de la memoria, reservada para la Idea de la Vida (para su realización) – una sola para todo el Universo, porque la Idea de la Vida de Dios no es otra cosa sino Su Espíritu Santo. ¡Por eso todas las tentativas de encontrar su propia Idea y rellenar el neocórtex con cualquier cosa no encuentran ninguna comprensión de la Evolución y Dios!

[31] George Bernard Shaw (1856 – 1950), fue un escritor irlandés, ganador del Premio Nobel de literatura en 1925 y del Oscar en 1938.

[32] Serguey Nikoláyevich Lázarev (n. 1952), pintor y psicólogo ruso, es el autor de la serie de los libros “La diagnosis del Karma”.

[33] el alumno se llamaba Alberto Einstein.

[34] Baha-ud-Din Naqshband Bukhari (1318 – 1389), el maestro del sufismo, se considera el fundador del orden Naqshband, el más considerable de los sufíes.

[35] pilaf o pilaw es un modo tradicional típicamente hindú de cocinar el arroz. Sin embargo la invención de tal preparado es atribuida a los turcos ó a los persas.

[36] en el budismo, arhat o arahant es alguien que ha ganado el entendimiento profundo sobre la verdadera naturaleza de la existencia, que ha alcanzado el nirvana y en consecuencia, no volverá a nacer de nuevo.

Atrás Contenido Más...