Sobre la armonía (el equilibrio, la Vacuidad)

Sobre la armonía (el equilibrio, la Vacuidad)

En todos los libros hablamos sobre la necesidad de la armonización de la persona como el Individuo, sobre la reconstitución de la Unidad con la gente, con los procesos vitales, con Dios (la Razón Superior) y el Universo. De ahí surge la pregunta: ¿de qué vida eterna en el estado de la armonía se puede hablar, si esto es la Vacuidad? 

Mientras tanto las personas que aspiran a la espiritualidad y la reunificación con Dios, ven el sentido y el objetivo de su vida el logro del estado de la nirvana como la enajenación de la Vida (la vacuidad, non-acción), ya que en la persona es primeramente puesta la aspiración semejante. Pero así se puede caer solamente en la Vacuidad de la subconsciencia no iluminada por el pensamiento práctico de la Conciencia que está en vela y que crea la Vida.

Comprendemos la armonía no como la enajenación de la vida real, sino al contrario – la reunificación completa con ella. Si tomar en consideración “que la Vida no es otra cosa, sino el conjunto de los fenómenos que se encuentran en el equilibrio bastante inestable” (T. Dreiser[81]), nuestro objetivo es hacerlo  estable. Adquirimos de tal modo la experiencia de la vida, la usamos, creamos tales condiciones cuando todas nuestras necesidades son satisfechas y tenemos todo lo necesario para la vida, no dependemos con eso de los desbarajustes interpersonales y económicos.

Con otras palabras, tratamos de hallar el estado de la mente tranquila no sin contacto con la Vida, sino al contrario, en la interacción activa creadora con ella. “El arte de vivir consiste en no ser esclavo, sino en ser dueño de la situación” (A. Lavrujin[82]). Es natural que los resultados alcanzados serán completamente otros que los que son propios a la Vacuidad de la nirvana. “A los tontos la vacuidad les parece a menudo como pensamiento profundo” (O. Balzac[83]), y Maksim Gorki[84] encontraba que la vacuidad tiene la propiedad de privar a la persona del pensamiento, haciéndola de ese modo semejante a sí misma. “Por desgracia, esta propiedad siempre atraía y atrae a las personas que aspiraban a desolar su corazón y su razón, alcanzando la santidad por medio del asesinato de su Alma”.

En nuestro caso alcanzamos el equilibrio estable de fuerzas que funcionan dentro de nosotros (la manifestación de las fuerzas mentales a través de las emociones) como fuera (la interacción de nuestras fuerzas mentales con el medio ambiente). Y podemos dirigir conscientemente este equilibrio (armonía), no cayendo de la Vida y no cesando la actividad, gracias a que la persona vive. “Quien puede llenar cada instante con el contenido profundo aquél prolonga infinitamente su vida” (J. Kurz[85]).

De aquí, alcanzando la armonía en el estado espiritual y en la interacción con el medio exterior, no nos hundimos en la Vacuidad, sino conservamos la percepción y la sensación de la realidad en la cual continuamos pensando y funcionando, abrimos un camino hacia las nuevas posibilidades y realizaciones. “Quien prueba el pensamiento por el asunto y el asunto por el pensamiento, aquél no se desviará nunca del camino, y en la vacuidad ilimitada en que nuestra mente es capaz de hundirse, siempre encontrará rápidamente el camino justo” (J. Goethe). Así, no tenemos ninguna razón de temer y asustarse el estado de la armonía y el equilibrio. 

La persona que concentra la Conciencia en sí misma, en el desarrollo de las posibilidades potenciales de la individualidad, no tiene ninguna necesidad de tomar en consideración el estado del mundo real que la rodea. “La realidad no es en absoluto tal como parece, pero no hace falta huir de ella” (C. Dickens[86]). Por eso el establecimiento del contacto armonioso con el mundo real por dentro de sí significa la interacción con la Vacuidad –es muy cómodo a la Conciencia cerrada que realiza las imágenes de sus ilusiones propias. 

A propósito – este camino es el más fácil para lograr la perfección personal y es bastante egoísta. Se puede llamarse a sí mismo “hecho”, “realizado” y  todo está bien. ¿Para qué tomar en consideración todavía las comunicaciones sociales, las relaciones recíprocas con la gente, las condiciones del arreglo de la vida? Esto es difícil, porque “El equilibrio en las relaciones recíprocas y los asuntos se establece sólo por medio de los contrastes” (J. Goethe), y para esto es necesario tener la mente perfecto y la Conciencia bastante desarrollada para comprender las causas. Es mucho más fácil aprender a “tener todos los sentimientos y las contradicciones en un puño”, estando enajenado de todo el mundo, deleitándose con la comprensión de su perfección imaginaria. La penetración en el mundo de la realidad para tal Conciencia significa la muerte en el nivel físico así como en el informativo y espiritual, pues esto es equivalente a la parada de todos los procesos vitales y las comunicaciones dentro de sí mismo y con el mundo exterior.

Pero es imposible huir de la realidad, y por eso los factores exteriores, las circunstancias y las personas no le dan la posibilidad para “ocultarse” algo de tiempo, estando en el estado del sosiego y la “gozada”. Por eso se queda solamente esperar el recibo del estado del equilibrio o después de la muerte (al que llaman “la partida consciente”), o por cuenta de la salida temporal en el astral, confirmando la realidad de sus ilusiones sobre el mecanismo armonioso de otros mundos. Sin embargo los ilusionistas semejantes no saben que el Espacio Mundial les muestra solamente lo que ellos quieren ver. Materializará las imágenes que la persona ya ha puesto en su Conciencia. No olvídese de la propiedad holográfica del Espacio. Él representa solamente lo que usted aporta en él: el objeto inmóvil, inanimado se quedará inmóvil en la representación.

La enajenación es una partida voluntaria o consciente de la Vida. La enajenación – es una opción natural de las personas cuya alma está llenada con la ignorancia de la Vida y el miedo ante ella. “A la mayoría de las personas les es inherente temer la vida” (A. Adler[87]). Pero persona teme la muerte no menos. ·La muerte no nos alcanza de repente, pero gradualmente nos le acercamos. Estamos muriendo cada día. Cada día estamos perdiendo la partícula de la vida. Hasta cuando crecemos, la vida decrece” (Séneca[88]). 

Pero para la persona la muerte como la inevitabilidad natural con todo es más agradable. Se puede construir una multitud de hipótesis y suposiciones sobre ella, las que en cierta medida neutralizan el miedo ante la Vida, creando la ilusión que vives. Precisamente el miedo de la muerte incita a la persona a buscar las vías del recibo de los bienes garantizados después de la terminación del camino vital. “La muerte es una cosa personal de cada uno, pero ella engendra la tristeza, la desesperación y la filosofía parsimoniosa” (J. Steinbeck[89]), cuyo sentido consiste en lo que la persona de antemano comienza a prepararse para la muerte, para recibir la armonía y el sosiego no recibidos durante la vida. Y tiene una autoridad completa. “El hombre cree firmemente en la vida después de la muerte, pero no está seguro de la vida hasta la muerte” (E. Ellis). 

Lo más inconcebible (la parábola del origen desconocido)

Iba por el desierto una caravana: el marido, la mujer y sus hijos. Atormentados con la sed, vieron por delante un pozo y corrieron hacia él. Pero la voz interna dijo al padre de la familia que el agua en este pozo estaba envenenado. 

El viajero no le hizo caso a esto, y comenzó a dar de beber el agua a la mujer y a los hijos. 
Mientras él sacaba del pozo el último cubo con el agua para beber más, vio que todos sus familiares estaban agonizando en calambres. 

Entonces él imploró: 

– Dios mío, salva a mi familia, salva a mis hijos y la mujer! La sed ha resultado más fuerte, e hice caso omiso de tu prevención. 
– Te devolveré a tus familiares, – respondió Dios, – si respondes bien a una pregunta. ¿Qué es lo más inconcebible en el hombre? 

Pensó mucho tiempo el viajero, tenía miedo de equivocarse en su respuesta, y dijo, al fin: 

– Lo más inconcebible en el hombre es que durante toda la vida ve la muerte a su alrededor, pero vive así, como si no muera nunca. 

Y Dios devolvió la vida a su familia.

Solamente la enajenación es accesible en vida, si vives en un eremitorio, como anacoreta. La filosofía de la enajenación ya no sirve para la vida en la sociedad de las personas. Quiera o no quiera, pero la Vida por medio de los contrastes obliga a la persona a atraer la atención sobre sí, buscar las vías de la comodidad y la interacción armoniosa con ella.

La fuente que viola el estado del equilibrio espiritual es el Ego de la persona (su individualidad), la persona trata de aplastarlo por medio de la enajenación de la Vida. Precisamente Él le arregla a ella los sparrings y las peleas de gallos al contacto con la realidad y el Ego (la individualidad) de las personas circundantes. La Vida le incita a la persona a conocer la médula de la comodidad de su vida en la sociedad – cómo establecer la interacción armoniosa con las personas en todas las direcciones posibles de sus relaciones recíprocas, pero la persona con la percepción penetrante y la sensación de su individualidad no puede hacerlo... 

Le molesta a ella que en la Conciencia no hay imagen precisa del mundo en que vive. Habiéndose concentrado en la individualidad, en su perfeccionamiento, la persona trata de medir las acciones y la convicción de otras personas, las condiciones de su vida por sus verdades subjetivas de ella, que se distingue radicalmente de sus representaciones sobre la armonía. “Cada persona a su juicio tiene razón, pero a mi juicio – no la tiene”. Y puesto que la persona no tiene en absoluto derecho de alejarse de los asuntos, hay unas obligaciones ante la familia, y la persona misma quiere comer, por eso comienza a percibir la Vida como un mal, que es el resultado de la ausencia de las verdades absolutas. ¿Dónde se puede encontrar las verdades que calman todos? ¿Cómo, en qué? Es natural que en la Razón Universal que sabe y puede lo todo.

Para esto es necesario establecer el contacto con el Mundo Tenue y Dios, habiendo mostrado su fundamento, valor y perfección. La aspiración a la interacción semejante con Dios se percibe por la persona como la Vida de pleno valor, cuya belleza y sensación son posibles solamente por medio de los sentimientos y las emociones. La armonía de las relaciones recíprocas no se establece por nadie, es bajada de arriba. Dios, como el juez superior y imparcial, debe reaccionar a la queja de un siniestrado y castigar a un ofensor. Esto es una relación a la Vida del hombre que vive en el mundo de las ilusiones y alejado del mundo real y de la interacción con él. 

A tales personas la reflexión interior y el análisis no les son inherentes, por eso hace falta despertarlas constantemente, alarmar y distraer, porque se encuentran en el estado de la congelación. Si darles la posibilidad de alcanzar el estado de la Tranquilidad, en realidad se aletargarán irremediablemente. 

Precisamente por eso el estado de la armonía en el mundo real les asusta a ellas, puesto que aquí hay otras normas de convivencia: la armonía dentro de sí, el equilibrio de todos los sentimientos, la unión con las personas circundantes y con el mundo.

Es culpable la ausencia de los programas que unen, que son la consecuencia de la presencia de la imagen única y entera de la Armonía y de la Vida. El hombre con el pensamiento discreto no puede crear esta imagen en la Conciencia ni en la subconsciencia, y por eso esta imagen lo atrae y asusta al mismo tiempo. Pero ya que esto no simplemente la imagen, y el paquete de programas de muchas personas, el que es producido en la actividad común práctica, no oficial, el objetivo debe ser no la misma actividad práctica, sino el paquete de los programas que unen todas las personas.

Tomemos, por ejemplo, unos cónyuges. Si el sentido de su vida no es la formación del paquete general de los programas (de las imágenes), uno para otro se quedan para siempre los socios del sexo, nada más les une.

Lo mismo es en todo lo demás. Si las personas son unidas solamente por el trabajo formal, organizado por alguien, en realidad nada les une. En esta colectividad ellas cumplen la función determinada, puramente mecánica, no teniendo ni la menor posibilidad de aportar su óbolo en la creación de los programas-imágenes que unen. 

El hecho es que en este caso no sólo el trabajo es formal, sino puramente formal se queda la comunicación entre las personas cuya profesión no permite comunicarse en el nivel de los programas de la Vida las que les unen. Cada tentativa en las colectividades laborales de comunicarse en este nivel es apreciada unívocamente como un sectarismo y una actividad cismática, por eso debe ser interrumpido lo antes posible. Y esto es propio a cualquier régimen social. La armonía en la colectividad se mantiene solamente por medio de la vertical imperiosa, las orientaciones y las órdenes que son distribuidos por el dirigente de la colectividad. 

Precisamente por la ausencia de los programas hechos juntamente se explica el fenómeno de la desaparición del interés de una persona a otra. Esto toca todas las esferas de las relaciones recíprocas: familiares, laborales, amistosas, etc. Habitualmente el interés de uno a otro está llamando por la semejanza de los programas de otra persona. Junto a la comunicación hay un cambio de los programas, durante este proceso ellos se enriquecen, completándose uno al otro. Apenas esto acaba el interés del uno al otro cae bruscamente, nada más une a las personas.

No teniendo los puntos de referencia precisos en la Conciencia acerca de la Vida real y la comprensión del sentido de la Evolución, las personas comienzan a considerar que los deseos son el mal, contra el que es necesario luchar.

Casi no hay pensamientos, y si aparecen – les someto al análisis. Me parece que soy libre de los estereotipos de los deseos, porque empecé a acoger fácilmente a los deseos no cumplidos.

El miedo por mis próximos ha desaparecido. La confianza completa de la vida. Les pido a ustedes que me respondan, por favor, – ¿por cuánto realmente me reconozco?

¿Qué se puede responder a esta persona? No ha hecho la tentativa de pasar de la raya de la percepción de su individualidad. No ha hecho ni un paso para la percepción y el contacto con la vida real. El perfeccionamiento para ella consiste solamente en apaciguar sus sentimientos y deseos. Claro, cuando no hay deseos, no hay contradicciones con otras personas. Todo es muy simple. ¿Pero acaso esto se llama “Vivir”?

El tema básico en nuestros libros es observar y la eliminar los estereotipos en la Conciencia, también controlar las emociones y el egocentrismo. En relación a esto usted, respetado lector, puede llegar a formar una opinión que el egoísmo es el mal que debe ser indispensablemente extirpado. ¿Pero qué hay que hacer, si en el Universo no hay ni Mal ni Bien, sino hay una necesidad insistente de la autorealización a través de la manifestación del Ser (la Existencia) y la aspiración a reconocerse a sí mismo? Y la realización, y la comprensión deben corresponder a las leyes fundamentales de la Conservación de la Vida las que funcionan en el Ser.

Comprendamos, ¿si el Ego es tal mal? El Ego es nuestra individualidad y el rasgo distintivo que nos distingue de la muchedumbre. “Quien no tiene egoísmo no es útil ni a sí mismo ni a los demás” (George Sand[90]). 

Formamos nuestra individualidad en la interacción constante con el mundo exterior: con las personas, las condiciones de la vida y con la realidad. Con este objetivo aprendemos no sólo cooperar con el mundo exterior, sino también construir tales modos de la interacción que nuestra individualidad no sea menoscabada. “Cuando tus necesidades son satisfechas, nace el deseo apasionado de hacer todos felices” (N. Pomyalovsky[91]). 

Aquí ya es importante hacer así que con las personas circundantes sea posible encontrar una compresión mutua y un idioma común. Cualquier bienestar y seguridad de la posición son violados por los conflictos con las personas. Por consiguiente para crear la vida feliz y próspera es necesario saber construir las relaciones recíprocas que reforzarían solamente la unión, no destruyéndola. La creación de tal unión depende de los rasgos individuales de las personas. “Hay tres categorías de los egoístas: los egoístas que viven mismos y dejan vivir a los demás; los egoístas que viven, pero no dejan vivir a los demás; al fin, los egoístas que no viven  mismos y no dejan vivir a los demás  (I. Turguénev[92]).

Desde la infancia recibimos los conocimientos del mundo circundante por medio de las observaciones. Por desgracia, el modo de la enseñanza y la educación aceptado en la sociedad no contribuye al desarrollo de estas cualidades, y por eso cuando debemos poner en marcha en nosotros el análisis consciente y sensato sobre la base de las observaciones, estas cualidades resultan perdidas. Por eso al momento del proceso de formación de la Conciencia solamente las unidades conservan la percepción de la realidad por medio de las observaciones, las comparaciones y el análisis.

Todo esto influye en la Conciencia y el pensamiento. Habiendo perdido nuestro mecanismo interior del conocimiento, comenzamos a conocer el mundo por los modelos establecidos, y sustituimos el perfeccionamiento de nuestra individualidad por los factores limitativos, las prohibiciones, los miedos y la erudición. De resultas, la individualidad no tiene los programas que unen, que permiten construir con las personas las relaciones no oficiales y equitativas. Nuestra individualidad se desarrolla separadamente de las personas y está alejada del asunto común con ellas.

Para adaptarse a la vida aislada, nos concentramos demasiado en nosotros mismos, haciéndose una persona o con la percepción aguda de la individualidad, o con el sentimiento agudo de la justicia, cuando, olvidándose de nosotros mismos, tratamos de crear el bien y la felicidad para todo el mundo (el egoísmo escondido), o perdemos por completo nuestra individualidad, diciendo amén a todo, no teniendo las convicciones propias. En cualquier caso nuestra armonía con el mundo exterior y las personas está violada, y escondemos el miedo ante el desorden de la vida en los juicios subjetivos. 

Y la desgracia no consiste en lo que estamos dotados del Ego o la individualidad, sino en lo que no correlacionamos el desarrollo de nuestra individualidad con las personas circundantes y los rasgos de la realidad. “Todos somos tales: quien es más grande, quien es más pequeño, quien es más inteligente, quien es más tonto, quien claramente, quien es secreto, – pero todos somos los egoístas” (Sholem Aleijem[93]). Solamente las necesidades del Ego nos incitan al desarrollo y el perfeccionamiento. Nosotros queremos vivir felizmente, ser exitosos y sanos, pero no tenemos programas correspondientes en la subconsciencia y las imágenes en la Conciencia. Estamos completamente lejos de la noción que, viviendo entre la gente, junto con ella creamos el bien el uno al otro, y por eso para resistir a cualesquiera desgracias vitales, incluso económicas, debemos hacer los programas de la actividad común con las personas construida sobre los principios mutuamente ventajosos de la comprensión y del respeto de su individualidad. 

No pintaremos cómo hace falta construir las relaciones recíprocas activas y armoniosas con las personas, todo esto está escrito en las Lecciones del business de compañía “GSIL”. Vivimos en la realidad, y por eso construimos las relaciones recíprocas y hacemos las acciones que ayudan a perfeccionarnos no en concordancia con nuestras representaciones y deducciones, sino con las exigencias del tiempo y las condiciones reales de la vida. Nos juzgamos a nosotros mismos por lo que no nos sentimos capaces de hacer, mientras que los demás nos juzgan por lo que hemos hecho (H. Longfellow[94]).

Él que querrá aplicar los conocimientos recibidos de nuestros libros, perfeccionará sus conocimientos en la actividad práctica propuesta por nosotros y en la unión con nosotros. Los demás no avanzarán más que la satisfacción de su curiosidad y la búsqueda de las tecnologías de la salvación insensata, por eso les basta la información para la raciocinación y la especulación. “La mayoría de la gente se interesa vivamente por todo el mundo, a excepción de lo que en realidad merece saber” (O. Wilde[95]).

¿Y qué es la individualidad y si nos es necesaria? La individualidad es la manifestación de nuestra Alma. Manifestamos la individualidad a través de nuestras convicciones que pueden formarse en la unidad con la Vida real, entonces son las convicciones verdaderas, pero ellas pueden formarse siendo alejadas de la realidad, entonces son las convicciones ilusorias o falsas. “Se puede ser llamada solamente la convicción que es obtenida en el trabajo, aunque tal convicción fue obtenida exactamente así como por los otros” (N. Pomyalovsky).

Por medio de las convicciones cooperamos uno con otro y funcionamos. Las convicciones componen, al fin de cuentas, los programas de nuestra Alma los que nos vinculan al Universo y determinan nuestra participación en la Evolución o en la Involución. La participación en la Evolución nos garantiza la Vida, la participación en la Involución – la partida en la Inexistencia donde el Alma se neutraliza.

El Alma es un instrumento por medio de que el Universo coopera con nosotros, da la dirección del desarrollo, corrige, dando todo el proceso evolutivo, y observa su ejecución. “Si el alma existe, sería equivocado pensar que nos es dada ya siendo creada. Está creando en la tierra, durante toda su vida” (A. Camus[96]). La ejecución exitosa de las tareas evolutivas es el índice del fundamento de la individualidad de la persona, su aptitud a la Vida. “El Alma de la persona se crea a sí misma en la lucha de dos principios mutuamente repugnantes: el bien y el mal. Pero la opción siempre pertenece al Alma” (Jack London[97]). 

La manifestación de la individualidad es una manifestación del Ego o del Yo Interior, de sus cualidades espirituales. El Alma es más inclinada al bien, si en ella es hecho más de programas correspondientes, en caso contrario es inclinada al mal. Del mismo modo se realiza en la individualidad.

Durante la Evolución la persona pasa tres etapas del desarrollo: inicial, medio y maduro (todos durante una vida), se puede dividirlas en seis pasos.

Seis pasos hacia la sabiduría

Una vez, cuando los alumnos pidieron Jing Shi que les cuente sobre el camino del hombre hacia la sabiduría, él les dijo:

– El camino del hombre hacia la sabiduría es parecida a la vía de una seda que tiene el origen en la oruga del gusano de seda, gradualmente convirtiendo en tela hermosa fuerte. Como la oruga que hace seis pasos de la transformación en seda, el hombre pasa la vía parecida hacia la sabiduría.
– ¿Cómo es esto? – los alumnos se maravillaron, – cuenta, Maestro.
– El primer paso es el nacimiento, – comenzó Jing Shi, – como la oruga, el hombre llega a este mundo desnudo e impotente.

El segundo paso – el paso de la acumulación. Hasta que la oruga crezca, para ella recogen las hojas de la morera, la guardan de los olores penetrantes y los sonidos broncos. Del mismo modo los que rodean al hombre le regalan la preocupación y los conocimientos. Como la oruga, come lo que no recogía, haciendo su Segundo paso.

El tercer paso – el paso de un capullo. Después de que la oruga creció bastante, la sientan en la rejilla especial sobre que comienza a tejer los hilos de seda, gradualmente envolviéndose en un capullo. El hombre, creciendo, cae en lugar determinado para él en la vida y comienza gradualmente a sacar los hilos de seda de las miradas, las convicciones y las conclusiones, con el tiempo enredándolas y formando alrededor de sí mismo el mundo parecido al capullo. En esta etapa muchos se paran, se quedan hasta la muerte en el lugar asignado, se envuelven en el capullo de las convicciones y las conclusiones regaladas por el bienestar ilusorio y la esperanza en la constancia. 

El cuarto paso es el paso difícil de la liberación, el paso del triunfo de lo nuevo sobre lo viejo, entonces tiene lugar la ruptura del modo de vida habitual. Haciendo este paso, las orugas son matadas por el vapor, y sus capullos deben ser desenvueltos con precaución. El hombre que se ha decidido al cuarto paso destruye ante todo en sí la oruga inactiva, y luego comienza a transformar gradualmente el capullo de sus convicciones y conclusiones en hilos todavía delgados, pero no enredados – los hilos del conocimiento. 

El quinto paso – el paso de la fijación, consiste en lo que algunos hilos delgados que se rompen fácilmente, deben ser vinculados en un hilo de seda más sólido.  El hombre, haciendo este paso, refuerza y vincula conjuntamente los hilos del conocimiento, recibiendo en resultado lo que llamamos la sabiduría. 

Aquí Yang Li, un de los alumnos del sabio preguntó:

– Maestro, ¿y para qué entonces hay un sexto paso, si la sabiduría ya está alcanzada en el quinto?

– El sexto paso es el paso de la unión y la armonía, – respondió el sabio, – cuando los hilos fuertes, firmes se enlazan conjuntamente, formando la seda hermosa y llana. El hombre, haciendo este paso, entrelaza el hilo de su sabiduría en la tela común, entreteje estrechamente en los hilos de la sabiduría ajena, manteniendo y reforzándolos.

– Significa, en este paso la sabiduría se fortalece, así como en el quinto, – dijo Yang Li.
– Pero sólo en el sexto comienza a dar los frutos, – sonrió Jing Shi.

A cada etapa le son inherentes los programas del Alma, precisamente por eso todas las personas tienen los éxitos desiguales en los asuntos y el desarrollo evolutivo. La fase inicial es una etapa del conocimiento del Ego, el conocimiento de sí mismo, la formación y el desarrollo de la individualidad propia. Comienza desde la infancia y en el ideal debe acabarse en el período de formación de la Conciencia (12–18 años). Sin embargo la mayoría de las personas prefieren quedarse en esta etapa toda la vida, gastando al conocimiento de sí mismo todo el potencial vital, y se van al otro mundo, no habiendo adquirido la experiencia evolutiva.

Aquéllos cuyos programas del Alma solamente acumulan el potencial evolutivo, realizan activamente las tareas de la Evolución. Su curva evolutiva se encuentra sobre el pico de la elevación. Pero los quien han gastado para nada su potencial, caen en las trampas evolutivas del Universo y, como resultado, pueden caer del proceso vital en general. Su curva evolutiva se encuentra sobre la caída. Tales personas, como regla, son egocéntricos (son demasiado concentrados en la manifestación de su individualidad inconfundible), aunque no lo observan por la Conciencia. Más exactamente, son ocupados por analizar – ¿quién y cómo percibe su individualidad? “El egoísmo es un síntoma de la falta del amor a sí mismo. Quien no ama a sí mismo, él se alarma eternamente por sí mismo” (E. Fromm[98]). Ven en esto su fundamento de ellas. Para ellas, volver a la Evolución es mucho más difícil que esto puede ser hecho por la persona que se encuentra en la elevación. 

Aquí  es necesario notar que en la elevación se encuentran las personas que han sabido conservar el conocimiento connatural de la Vida por medio de las observaciones, la comparación y el análisis. En el movimiento les es más fácil seguir las trampas evolutivas y eliminarlas. Tales personas tienen potencial vital más grande. Sino también se puede gastarlo para nada y caer de la Evolución. “La mayoría de la gente no se distingue por el espíritu de observación, y entre los hombres observadores tres cuartos hacen sus “observaciones” ya después del hecho que se ha cumplido” (O. Balzac). Precisamente por eso en la fase inicial del proceso se encuentra la mayoría aplastante de las personas que pueblan nuestro Universo (los reclutas de la Evolución). 

Pocos entran en la etapa media. La mayoría se queda en la etapa inicial, infantil, hasta no habiendo comenzado la ejecución de sus tareas evolutivas (más exactamente – vitales). Sus cartas de ustedes lo confirman. Las personas no fueron enseñadas a cooperar con la realidad y por eso, temiéndola, desean ardientemente solucionar sus problemas por cuenta de la asimilación de distintas “supercapacidades” para recibir un avance y enseñar los colmillos a todo el mundo.

Y tienen razón a su manera. Los niños, tanto como animales, prefieren solucionar sus muchos problemas por los métodos de fuerza, exclusivamente por medio de la explotación de los factores exteriores y los recursos, “habiendo presionado” los oponentes o los padres. También tan fácilmente se encuentran todas las respuestas a las preguntas que surgen. Hasta cierto punto los adultos perciben todo esto con la comprensión y el humor. Pero cuando la persona adulta le agobia a usted por sus problemas, esto no solamente es ridículo, sino es estúpido! El criterio de la persona adulta, autosuficiente es la capacidad de encontrar por su propia iniciativa las respuestas a las preguntas y solucionar todos los problemas. La persona ha aprendido hacerlo con gran esfuerzo en los límites tangibles de la Noosfera y la sociedad, se queda hacerse adulto y autosuficiente en la comprensión del Universo.

Lo que quiera que usted haga, lo hace solamente para usted mismo, en los intereses del Ego, su individualidad de usted. Y esto es completamente normal y natural. Es anormal, si la persona, viviendo en la sociedad, trata de alcanzar sus objetivos por medio del servicio desinteresado a la gente, a la sociedad, a Dios, sacrificándose por sí misma y por sus intereses. “El agradecimiento de la mayoría de las personas es engendrado por el deseo escondido de conseguir beneficios más grandes” (F. La Rochefoucauld [99]). Tales cosas corrompen sus almas. Y por eso en vez del bien usted les trae el mal. 

Es anormal, porque en este caso la persona está movida por la aspiración a distinguirse entre otras personas, habiendo mostrado a todo el mundo, que es buena y bondadosa, de ese modo indica a los circundantes, cómo es necesario portarse correctamente. Incluso si la persona hace “buenos asuntos”, teniendo para esto las convicciones desinteresadas interiores, en este caso aspira a equilibrar por sí misma, por su vida, el sistema no equilibrado de las personas, habiéndoles privado de la posibilidad del conocimiento de sí mimos, el cambio y el perfeccionamiento, habiendo parado de ese modo su Evolución. “Si nos apreciamos a nosotros mismos poco favorablemente, las personas no nos propondrán ni una pizca más”  (S. Henie[100]).

En cualquier caso el servicio desinteresado al bien no existe, porque la persona, haciendo buenos asuntos, espera la conducta adecuada de los circundantes, y no habiendo encontrado la comprensión, acusa a todo el mundo de la imperfección. “El beneficio nunca se crea desinteresadamente” (G. de Maupassant [101]). El benefactor recibe de la Vida la contradicción entre lo deseable y lo real. La discordancia semejante lleva a lo que él arroja las fuerzas oponentes a los más indefensos de su ambiente. Como regla, estos son los niños que aman abnegadamente al bienhechor, y se encuentran indefensos ante su mentalidad desenfrenada.

Todos alrededor hacen uno al otro, a quien llega el primero, buenos asuntos, recibiendo con eso el resultado que en el pueblo se llama “perro del hortelano, que ni come ni deja comer al amo”. La tensión enorme en la sociedad está creando precisamente por las necesidades no realizadas del Ego.

La cualidad del resultado en cualquier empresa depende de cómo usted correlaciona el objetivo con los intereses de otras personas, del Universo y de Dios. ¡La interacción del Ego con las Leyes de la Moral pasa así y en tal consecuencia, pero en ningún caso al contrario!

El malogro de la idea de la Salvación y la falta de perspectivas de los salvadores mismos consiste en lo que, con la persistencia, maniática inducen la persona a la observación de las Leyes de la Moral, desdeñando las necesidades su Ego de ella. Prometen a los que son especialmente impacientes satisfacer todas las necesidades en seguida, pero sólo después de la partida de la Tierra. Ya que el Ego muere junto con el cuerpo, la persona no conocerá nunca sobre el engaño, entonces esto es ni visto ni oído, no hay hecho del engaño.

El autoengaño consiste en el convencimiento firme (al nivel de un individuo, así como al nivel de la sociedad) que todos los méritos y consecuencias anteriores en los límites de las necesidades de la Noosfera son imputados a cuenta de la Evolución, en detrimento del Ego. 

En este caso muchas personas, como si on default, comprenden que la vía de la fe en Dios y de la competencia de muchas cuestiones “celestes” hasta la Salvación y la Cuarta Dimensión es muy corta y cerca.

Aunque hemos escrito bastante sobre ello, pero la novedad estupenda para muchos que han osado evolucionar en la práctica, es la exigencia básica de la Evolución (y también on default) – en Ella todos salen desde el cero. Muchos tienen que revisar por completo el equipaje interior, habiéndose negado a la mayoría de las miradas, los dogmas y los estereotipos. “Si queremos estudiar la historia del alma propia, tenemos que resignarnos con lo que hace falta comenzar desde el principio; deberíamos asemejarnos a los niños pequeños para abrir, acordarnos y de nuevo recoger todas aquellas causas que han influido en nuestro desarrollo y se han convertido posteriormente en convicciones estables, prejuicios y pasiones” (M. Edgeworth[102]). 

Algunos defensores muy ardientes de la espiritualidad refinada a menudo tratan de darnos coces, reprochando en la desproporción del tema del business en nuestros libros, tanto como del business en nuestra vida, en detrimento de la espiritualidad. “La vida espiritual se desarrolla con éxito solamente por razones del bienestar material” (M. Gorki). 

Nos atrevemos a asegurarles a ustedes que la Armonización de la Persona, sin entrada en la resonancia con el Campo, sin sincronizar con Él el holograma del Alma – es una cosa completamente imposible.

El Alma debe ser dispuesta para la sincronización no tanto a través “del desarrollo de la espiritualidad”, sino por el levantamiento de las tensiones (la pacificación) en sus relaciones recíprocas con el Ego. A su vez las tensiones surgen de las necesidades y los deseos no realizados de la persona (naturalmente, en los límites razonables). Entonces la persona que está siendo desgarrada por las contradicciones, no es capaz de evolucionar, además, representa la amenaza seria al Campo y al Universo. 

Hemos recibido el acceso al Campo y lo mantenemos precisamente por medio de la solución a nuestros asuntos cotidianos y las preocupaciones, a que tratamos de enseñarles a ustedes.

Es completamente probablemente que la etapa anhelosa de la madurez perfecta puedes ser alcanzada solamente por las unidades, por todo el tiempo de la existencia del Universo. Precisamente por esta causa esta etapa no puede servir del objetivo final. Ella puede ser solamente un acimut y un punto de referencia, como la Evolución eterna y ininterrumpida por nada. ¡Ya que no hay madurez y perfección de segunda clase, es necesario solamente tenerlas en cuenta, pero no escoger como fin que es perseguido maniáticamente y no estar obsesionado en él!

Aquí todo depende de la persona misma. La dificultad del desarrollo evolutivo está escondida solamente en la ignorancia y no-comprensión de la Opción, las que acompañan la Conciencia inmadura que tiene la orientación egocéntrica. En el período inicial del desarrollo evolutivo tal orientación puede ser justificada, pero a medida que la Conciencia desarrolla, esta orientación debe ser cambiada.

Según idea, la Evolución de la Conciencia individual acaba por la autoidentificación. Por más tiempo la persona que desea evolucionar (quedarse en la Vida) debe someterse a la Ley de la Jerarquía – ocupar su puesto en la fila y moverse adelante exclusivamente en la colectividad de los correligionarios, por medio de la coordinación de los intereses de tres niveles. “Cada asunto razonable tiene su terminación, y solamente del absurdo se puede ocuparse infinitamente”. Si no hacerlo, ocupándose del perfeccionamiento y quedándose en el tornillo de mordazas del Ego, se puede caer inevitablemente en la Involución. 

Así, se puede constatar con la tristeza que el nombre presente del diablo es "Perfección" y no es importante, o se engalana con la ropa de la espiritualidad o lleva el manto de profesor. ¡Precisamente por esta vía la parte más activa, "escrutadora" de la Humanidad se va hacia la Inexistencia, arrastrando los otros!

En el Ego no hay mal, así como no hay bien. El Ego es un estado (un diapasón) mental que es necesario para la persona para conocer e identificarse a sí misma, encontrar su lugar en la vida.

Sin Ego la persona no puede conocerse a sí misma, comprender la individualidad, desarrollar en sí el Individuo y conservarlo. Cualquier manifestación de la individualidad es imposible sin Ego.

Además, a través de él se materializan (se manifiestan) los programas del Alma, a los cuales el Ego está directamente vinculado. Estos programas no pueden manifestarse fuera del Ego, tanto como los cambios del contenido interior de la persona no pueden ser fijados en su Alma.

El Ego es una manifestación de los programas del Alma a 2-5 %, cuando nuestro Yo Interior es capaz de realizar los programas del Alma en los límites del Ego solamente a 2-5 % y no más.

Para el proceso evolutivo de la persona, el Ego y el Alma son dos puntos de la Dualidad, entre las cuales este proceso se desarrolla. la Conciencia y su orientación son las fuerzas que organizan el proceso del desarrollo evolutivo de la Persona.

La Conciencia de la persona en el período infantil del desarrollo del cuerpo biológico comienza a preparar el proceso del perfeccionamiento espiritual, habiéndose concentrado en el conocimiento de las necesidades del Ego. La Conciencia por ello identifica el Ego, estableciendo la ligazón estable con él. 

Más, durante la adolescencia y el proceso de formación de la comprensión, la Conciencia establece la ligazón con los programas del Alma, conociendo su contenido y la esencia. En este período debe ponerse en marcha el pensamiento evolutivo como la capacidad de seguir la conformidad del Ego y de los programas de las Alma a las necesidades de la Vida (del Universo).

Este período es muy responsable en la vida de cada uno, pues de él depende si la persona será perdida para la Evolución y la Vida, o no. Sin embargo, la mayoría se pierden. En este caso todos los trabajos y los logros de la persona, como además de toda la Humanidad, se convierten automáticamente en inscripción sacramental “Yo estuve aquí”. Porque todos  resultaron abandonados, arrojados al futuro cercano y desierto, a la Tercera Dimensión.  

En la fase inicial del desarrollo la persona se encuentra con la primera trampa del Universo como la necesidad de la identificación del contenido del Ego y del Alma.

La Conciencia concentrada en el Ego se limita solamente por los deseos y la fuerza que aspira a realizarlos (por la Tentación), cuando la persona cae en la dependencia de los instintos, guiándose en la vida solamente por su satisfacción. “La tentación es el examinador más riguroso de la moral” (Kazimierz Hyla, satírico polaco).

El período de la autoidentificación (la sensación del perfeccionamiento) de la persona, cuando el Ego mueve todas sus acciones, puede ser comparado con el estado del enamoramiento juvenil. Pero, como usted recuerde, este estado se evapora rápidamente, basta que los enamorados se hagan con los niños y se encuentren con las realidades de la vida.

En principio, después de esto todas las conversaciones sobre el perfeccionamiento cesan automáticamente, porque comienza la etapa de la vida adulta en que las aseveraciones en estilo “te amo”, sin pasos reales para unir los esfuerzos en la resolución de las tareas generales, se perciben, por lo menos, como de cortos alcances.

¡Precisamente así se ven las personas que aseveran que aman a Dios extraordinariamente, a las personas circundantes, a la naturaleza y que se perfeccionan activamente, pero en la realidad no hacen ningunos pasos para unir los objetos del amor y la Vida!

Si la Conciencia se fija a sí misma como estado realizado, invariable, estable psicológicamente, a que es necesario orientarse en todas las acciones, para el Universo es la señal que la persona puede ser perdida para Él. Comienza la corrección y el convencimiento.

La Conciencia percibe a la persona como si realizada, que ya sabe todo sobre sí y sobre la vida, y por eso excluye la Vida misma de la banda de su percepción, con su novedad imperecedera. La persona no sigue sus acontecimientos, pierde la intuición, se hace el consumidor de los recursos vitales. Toda la atención está fijada en las necesidades interiores del Ego, la satisfacción de sus deseos (necesidades). El pensamiento evolutivo no se desarrolla, no puede seguir la disconformidad del contenido del Ego y del Alma con las exigencias de la vida. La persona se hace infeliz y hace a todos alrededor de ella infelices. ¿Por qué? La causa es que ella por su Conciencia ha unido dos puntos de la Dualidad – el Ego y el Alma – en uno, de ese modo habiendo eliminado de la vida la posibilidad de la transformación espiritual. 

Buenos días, Alejandro.

Habiendo vuelto a leer la última carta a Vd., medité en un momento donde enumeraba todos los métodos, por las cuales trataba de desarrollar mi intuición. ¡Resulta, he gastado el año de mi vida, habiendo gastado un montón de fuerzas, trabajaba con la cantidad enorme de las prácticas, ¡y no hay resultado! Todas estas técnicas funcionan en otras personas, pero no en mí. ¿Por qué? Empezaba a comprender. Y bien, en primer lugar, si tal cantidad de las prácticas no ha funcionado, entonces la causa no es en ellas, la causa es en mí y esto es algo común. A su tiempo usted me ha apuntado que el problema es en mi conciencia, en mis estereotipos...

A propósito de los estereotipos he recibido la información sobre la hipnosis (ya en segunda vez), enumeraré algunos momentos:

1. La persona entra en el estado hipnótico, el hipnotizador sólo indica cómo hace falta hacerlo.

2. En este estado la persona puede curar sus heridas, quitar las cicatrices, conocer cualquier lengua, aunque hacerse Bruce Lee.

3. Usamos las mismas vías neurológicas para la reproducción de la experiencia y para su sufrimiento directo (si presentas un limón, recibes el sialismo). Sí simplemente mirar los nombres de los libros de la autosugestión – “La dirección para cambiarse a sí mismo”, “Cambiar la vida para bien”, “Te cambia a ti mismo”, “La vía a la salud”. Si poner todo esto en el cuadro único – ¿qué resultar? ¿Qué pasa con la persona en el estado de la autosugestión?

La CONCIENCIA de la persona se cambia. ¿Qué puede cambiarse en la conciencia durante tal plazo corto? Pienso que en el estado del trance hipnótico no funcionan los limitadores de la conciencia (los estereotipos), la conciencia percibe todo, creyendo a pie juntillas, para ella simplemente no hay nada imposible, y precisamente por ello se explica la eficiencia de la hipnosis...

Cuando tomo los libros de la autosugestión, estudio, aprendo a entrar en el trance, trabajo con los estereotipos, los revelo y borro. Claro que esto es un poco esquemático, pero pienso que pude explicarle a usted el sentido de la idea. 

...No pienso que solamente yo soy tal, no muy inteligente y solamente yo no tengo los resultados en el Sistema. ¿Pero qué tengo que hacer, si leo la Doctrina, pienso, trato de comprender la vida, y entre tanto ella pasa por mi lado, el tiempo va, un año ha pasado desde el momento de mi conexión y pienso que mi deseo pierde la fuerza. Aquí tengo que pensar, buscar la alternativa, inventando la bicicleta, pero pienso así: todo que me ayudará comprender, en que es mi Problema, el Más Importante, todo esto es bien. Usted dice: “Funcionan no las tecnologías, funciona el pensamiento”, tanto cualesquiera he probado tantas técnicas que siento – usted tiene razón, pero todavía no puedo comprender esta frase.

Que le vaya bien.

Nuestra respuesta: En su carta de usted se puede observar una paradoja: la persona quiere recibir el resultado de la vida llenada por las personas, donde todo es recibido de las manos de las personas circundantes, y no de otro modo, ocupándose en la soledad de las técnicas distintas. Esta falta es hecha por todas las personas, como un solo hombre. Quieren recibir el bien de la vida, escondiéndose de ella. 

La vida es una interacción constante con los circundantes. La cualidad de la vida depende por completo de cómo la persona arreglará estas relaciones recíprocas.

Usted nos hace volver a repetir. Esto dice de lo que, habiendo leído nuestros libros, usted ha tomado de ellos solamente lo que quería tomar. Usted no buscaba en los libros y en el Sistema la vida, su sentido y los conocimientos de ella, sino la tecnología especial que le abriría a usted la posibilidad del modo más expresivo mantener contacto con el Campo Infoenergético. Y no le es necesario simplemente el contacto con Él, sino precisamente tal que usted quiere. ¿Qué quiere usted? Quiere recibir. Esto significa que usted es un consumidor. No habiendo creado nada, quiere usar lo que está creado por los otros, según su parecer – por Dios. 

Piense, creando el Universo hace mil millones años, ¿acaso Dios podía saber que en el siglo 21 vivirá un hombre a que Su Conciencia de Él (el Campo Infoenergético) deberá servir y dar las recomendaciones acabadas con las garantías, antes de que tal hombre haga un paso o una acción? Y ya que nuestros libros y el Sistema aprenden a otras cosas en absoluto. Usted no quiere ver estas otras cosas, y por eso no hay resultados. ¿Qué es, según usted, el Campo, quién y cómo lo crea? Sí, justo, cualquier campo tiene su fuente. La fuente del Campo Infoenergético es el Fundador. ¿Qué es Campo con relación a Él? Es alguna Idea, algún pensamiento (la partícula de la Razón del Fundador), la manifestación de Sus cualidades espirituales. ¿Qué Idea puede ser dada por el Fundador? Solamente la Idea de la Vida, el proceso de su formación, el desarrollo y el modo de la existencia. El proceso de formación de la Vida es su manifestación en el mundo material, la creación de las condiciones para la vida como tal. En este mundo hay unos portadores de la vida – los seres vivos. Hay una Razón que dirige todos los procesos vitales – es la persona. A Dios no Le importa que cada individuo hace en su vida. A Él Le es importante el vector general del desarrollo de la razón de la persona. Para corregir el vector de la razón en la naturaleza hay ciertos recursos. Un de ellos es el contacto con el Campo Infoenergético. Este contacto se abre solamente en caso de que la persona está lista a aceptar los conocimientos del Campo.

Téngalo en cuenta. Al Campo le es necesaria la persona que está lista a aceptar los conocimientos para desarrollarlos y perfeccionarlos. Los conocimientos perfeccionados por la práctica, de nuevo pasan en el Campo, haciéndolo más perfecto.

¿Cómo la persona puede perfeccionar los conocimientos? Solamente a través de la actividad práctica. Mire usted, se puede recibir los conocimientos no gracias a la ejecución de unas tecnologías especiales, sino solamente de la vida, de la actividad práctica en ella. El sentido de esta actividad consiste en lo que la persona busca constantemente las vías del cambio (de su contenido interior, es decir perfeccionándose espiritualmente), también aspira a mejorar la cualidad de la vida. Solamente así adquiere los conocimientos, porque está obligado a pensar, usando la razón. El Campo Infoenergético, hasta sin conocimiento de la persona, le echa a ella las ideas distintas anotadas en Él por las generaciones anteriores de la gente. La persona comprende todas estas ideas y mira – cómo pueden realizarse en su actividad en las condiciones dadas de la vida. 

Es natural que la persona sabia no gastará sus fuerzas en vano, sino buscará aquella idea única que le dará el resultado concreto (la materialización de la Idea), que mejora la cualidad de la vida. Para esto la persona desarrollará cada idea que nació en su cabeza, habiendo visto las variantes distintas de su realización. Si la idea no corresponde a las condiciones reales de la vida, la persona la abandonará, habiendo puesto al análisis de la siguiente. Buscará la idea necesaria hasta tanto que encuentre. Habitualmente este estado llega como ”Eureka” (un descubrimiento). Cuando esto pasará, todo se empalmará – la idea, las condiciones de la vida, la actividad práctica y el resultado.

Usted también tiene un contacto con el Campo Infoenergético, solamente él pasa no en aquel escorzo en que lo esperáis. Usted espera del Campo las recetas preparadas de la vida, y Él mismo las espera de usted. Los intereses no se empalman. ¿Acaso usted negará que las ideas de mejorar la vida le visitan a usted, que usted trata de hacer algo, pero no le resulta nada. Pero el Campo no es culpable de ello. Simplemente usted no tiene bastantes conocimientos de aquellas condiciones de la vida en que vive. Piense, ¿cómo usted percibe la vida? ¿Qué en ella es lo más importante para usted? 

La respuesta es conocida. Todas las personas quieren vivir bien, y esto “bien” está vinculado al dinero. ¿Dónde se puede tomarlo? Se puede comprar la mercancía y venderla. La diferencia de la compraventa dejar a sí mismo. Se puede abrir una tienda. Se puede encontrar otro modo del comercio. Pero cualquier asunto exige los conocimientos. Se puede emplear el dinero en una mercancía, ¿pero si de repente se encontrará no reclamada? Los comerciantes principiantes sufrían fracasos más de una vez. El éxito les llegaba a ellos entonces, cuando, habiendo visitado sus conocidos, aclaraban que mercancía les es necesaria. Traían la mercancía reclamada. Se extendían gradualmente el círculo de los conocidos y la cantidad de los encargos…

Claro que el mercado general propone todo el mundo. Y por eso allá se puede encontrar los bienes comerciables como los menos comerciables. De aquí es el éxito del vendedor. Hasta en tal asunto simple como el comercio, son necesarias la listeza, la razón, la observación y los conocimientos.

Ahora una pregunta más. ¿Cómo piensa usted, vendiendo la mercancía, de quién servicios se usa el vendedor? ¿Podría venderla a alguien, si no hubieran personas alrededor de él? No, para su éxito son necesarias las personas. Para vender la mercancía, el vendedor tiene que establecer el contacto exiguo con el comprador. En cualquier asunto para su terminación exitosa son necesarias las personas. Pero usted trata de arreglar la vida en el aislamiento de la gente, en realidad – trata de crear el bien del aire.

¿Cómo piensa usted, teniendo tal concepción del mundo y tal percepción de la vida, qué contacto le será dado por el Campo? ¿Acaso puede usted entrar en aquellas Sus capas en qué la Idea nace y toma el potencial para su desarrollo, materialización y vida? Claro que no. Según su concepción del mundo usted puede cooperar solamente con las capas donde la persona usa las recetas preparadas, ¿pero si le ayudarán a usted?

Miremos que es necesario para mejorar la cualidad de la vida en nuestras condiciones. ¿Qué el estado le propone a usted? El trabajo de baja retribución en las empresas del estado; el trabajo en cualquier firma; establecer su propio negocio; el comercio en el mercado; el trabajo en el business de red. Todo esto es una actividad lucrativa, un servicio (por dinero). No puede abastecerle de dinero, porque el dinero en todos estos casos interviene como medio de paga. Todos saben el dinero solamente de esta parte. Y solamente el dirigente del banco sabe otra función del dinero. Para él dinero es una mercancía. Se puede comprarlo y venderlo como mercancía. Pero para usar el dinero como mercancía, deben ser los depositantes que invierten el dinero en el banco. Las personas no lo saben, pero mientras que su dinerillo esté en el banco, el último lo usa como mercancía, vende, cambia, aumenta, reteniendo el beneficio para sí mismo. 

Las personas también pueden usar el dinero y crear el beneficio, pero para ello tienen que unirse, cada uno debe poner su parte en el “banco” común dentro del grupo y probar aumentarlo. La seguridad de tal “banco” dependerá de la cohesión de las personas, de su deseo de participar en el proceso de la ayuda mutua y, naturalmente, de la cualidad de la Idea común que une a todos. Y ya que llamamos todos precisamente a esto. ¡Nadie vencerá sus problemas solo!

Escribimos constantemente en los libros sobre la observación por la persona de la ley fundamental del Universo – de la Unión. Con esto sobreentendemos no la unión especulativa al nivel de los buenos pensamientos y miradas, sino la asociación real en el sistema de los correligionarios que no se ocupan de la palabrería huera sobre lo sublime e inaccesible. Tales grupos vienen a espuertas, las personas en ellos desarrollan las superdotes y las supercapacidades, pero no son capaces de solucionar conjuntamente ningunas simples cuestiones vitales.¿Qué utilidad es de tal unión para la Evolución, el Universo y Dios, si estos grupos han demostrado la incapacidad completa de ponerse de acuerdo uno con otro en solucionar los problemas elementales cotidianos? 

Todos se olvidan por alguna razón que la vida en el Mundo Tenue no es otra cosa sino la solución de los mismos problemas cotidianos. La diferencia consiste solamente en lo que allí la solución de los problemas depende totalmente de la habilidad de ponerse de acuerdo con los circundantes, porque en el Mundo Tenue faltan por completo las organizaciones estatales y sociales que pueden asumir los problemas ajenas.

¿Qué tal es la persona después de la muerte, cuándo su cuerpo se queda en la Tierra? Es el Espíritu – el conjunto de los programas espirituales (subconscientes en vida) que componen la concepción del mundo de la persona, en realidad es su esencia. Y estos programas son hechos de la tierna infancia y hasta la vejez, dando a conocer como experiencia de la vida. Después de la muerte depende de la concepción del mundo la persona cae en uno u otro Nivel del Universo. En ellos se sitúan los programas espirituales de la persona que completan el contenido del Campo Infoenergético. En el Mundo Tenue estos programas del Espíritu componen la vida de la persona y su aspecto, pues el Mundo Tenue es un Mundo de las Ideas y del el programa informático (software) del proceso vital en el mundo material. Por eso después de la muerte la persona cae en aquel Nivel a que era atada en vida por su concepción del mundo.

No hay secreto que en la Tierra las personas emocionales, impulsivas, – entonces no ordinarias, son especialmente populares. A esto es necesario añadir que el Nivel Emocional es el más bajo en el Universo. Precisamente a él se atan 99 % de los habitantes de la Tierra por sus programas emocionales y la experiencia de la vida. 

La persona en cuya cabeza nace una u otra idea, se junta al programa correspondiente en el Campo Infoenergético. Premeditándolo, crea en su imaginación el plan de su realización, que en el Campo se representa como interacción de los programas uno con otro. Pero estos programas no dan los resultados preparados. Ellos mismos reciben la vitalidad solamente en caso de que la persona los lleva a la práctica, en la actividad. Para salir en la esfera de actividad de la Razón espacial, más perfecta, que crea la Vida, la persona misma debe tener los programas del Espíritu de Creador para crear, con su ayuda, la vida para sí misma y para la gente circundante.

¡La persona no capaz de solucionar cualquier problema por medio de la reunión de los intereses y los esfuerzos prácticos con los intereses y los esfuerzos de las personas circundantes, en el Mundo Tenue será no simplemente inútil, sino un lastre peligroso, en realidad desasosegada, como alma en pena, ¡aunque sean desarrolladas las capacidades de Dios! Permítanos hacerle una pregunta: “¿Con qué objetivo deben permitirle al contacto con la Conciencia de Dios, es decir – con el Campo Infoenergético y el Universo, y qué usted puede darles a ellos? ¿Qué cosa secreta tiene usted para ponerse de acuerdo con la Conciencia de Dios, si no usted todavía no ha aprendido a encontrar la compresión mutua con las personas?”

El criterio de esta compresión mutua es muy simple – seguir alguien, llevando a alguien, guiándose no por unos soplos especialmente exactos y justos de la intuición, sino por las realidades de la vida como intereses de las personas que le llevan a usted, como intereses propios, también los de las personas que siguen usted. ¡Precisamente entonces cuándo usted aprenderá a aunar tres niveles enumerados de los intereses, entonces usted hará interesante para la gente, Dios y la Vida!

Precisamente sobre ello está escrito en la Biblia: “Pasa tres estadios con él que te invitó…” Solamente las personas han decidido que se sobreentiende la necesidad de pasar un camino con cierta caravana. En cuanto a la simultaneidad de los intereses (la sensibilidad), esta esfera dinámica por la persona es sacada fuera de los límites de la vida real y no es examinada por ella como necesidad de la coordinación con alguien. 

Pero en la Biblia todas las personas creyentes también se llaman un rebaño, en realidad – el rebaño de los carneros o de los biorobots, que es lo mismo. En algunas sectas el rebaño se llama el rebaño[103]. Ya establecíamos analogía de la estructura de la construcción de las relaciones recíprocas con Dios (de la Humanidad como de todo el Universo), con la jerarquía de la fila del ejército. La estructura de la construcción del rebaño de los carneros difiere de la formación militar solamente por lo que en el rebaño cada individuo se considera a sí mismo como persona independiente capaz de someterse solamente al pastor, pero no a sus semejantes.

Así, el hombre sabio se distingue del biorobot por el límite finísimo a modo del reconocimiento de la supremacía sobre sí no del pastor o del dios de madera, sino la supremacía de la Ley de la Jerarquía. Pero en este caso todos que han reconocido esta Ley deben colocarse en filas para ir a la Cuarta Dimensión de una manera organizada detrás de sus líderes, y no como una banda de anarquistas. La Humanidad ilustrada ofrece tal aspecto desolador y poco atrayente. 

La realidad es tal que durante el Apocalipsis están en juego no sólo la Humanidad, sino también la existencia de la Vida en la Tierra. En este caso la salvación será la creación de la masa crítica de las personas que por medio de su pura energía mental, organizada, equilibrarán y colgarán la energía destructiva de la muchedumbre creada por la Humanidad. Hace falta atraer estas personas, abrir su Conciencia de ellas y formar una colectividad coordinada – el sistema jerárquico, por eso estamos preocupados de esto.

Habitualmente en los asuntos prácticos la Ley de la Jerarquía es rechazada y es desdeñada a priori. Y ya que de ahí se deduce que Dios puede llevar tras de sí a la Evolución y traer a la Cuarta Dimensión solamente a una o dos personas, todos los demás deben seguirlas. Muchos, habiéndose conectado al Sistema, desdeñan obstinadamente este hecho, de todas maneras dándonos a comprender que van personalmente tras de Dios y  nos llaman maestros. 

Sin embargo no hace falta olvidarse de lo que el Apocalipsis reina en la Tierra ya durante diez años. En su primera etapa del levantamiento de los mantos, alguna rebeldía y las preguntas “para catear” eran saludadas. Pero ahora, con la terminación del cuarto libro de la Doctrina, cuando los “lugares en blanco” desaparecieron y a todas las preguntas son dadas las respuestas inteligibles y completas, llegó el tiempo de encarnar las ideas comprendidas y hechas en los libros, por los esfuerzos de muchos miles de personas, en la práctica. ¡Esto significa que el tiempo de la palabrería huera y los juegos de “aumento de la espiritualidad” ha acabado! 

Es necesario formar una colectividad, no simplemente habiendo conectado las personas al Sistema, habiendo conseguido su conformidad de opiniones, sino comprobar a todos por medio del dinero, comprobar su capacidad de abastecerse de los medios de subsistencia. Que, como usted comprende, es la capacidad de la persona de adaptarse, sobreviviendo en las condiciones de cualquier organización social o hasta de cualquier Dimensión. Sin esto todas las aseveraciones sobre la fidelidad al asunto y a las ideas de la Doctrina y el Sistema no resisten ninguna crítica, porque la persona, no comprendiendo el cuadro vital común, se retira de la carrera a la primera ocasión.

Es probable que usted, respetado lector, habiendo leído esto, ya nos ha sospechado en mala intención, como tentativa o intención de la toma del poder en el escalón superior del orden jerárquico. En respuesta a esto, rechazamos categóricamente y con indignación cualesquiera sospechas a esta cuenta, porque ya hemos ocupado de facto este escalón por la vía del hecho, por el derecho de los primeros. 

Cualquier Jerarquía se basa precisamente así. La persona que es el fundador de cualquier asunto o empresa, se asienta automáticamente la Jerarquía. No puede ser de otra manera – el fundador de una iniciativa antes de sus asuntos da en el Campo Infoenergético la Idea que Lo enriquece por el nuevo contenido. Las personas que aceptan esta Idea, que hasta contada del Campo, por sus pensamientos y la experiencia precisan el contenido de la Idea inicial, desarrollándola y perfeccionándola. La prioridad se da solamente a la sucesión de su conexión a la Idea, pero de ningún modo a la “Importancia” del contenido, como piensan las personas. Para el Campo es importante la consecuencia del desarrollo de la Idea, y el contenido es una rutina y lo ordinario.

Por lo visto, en este lugar nos reprocharán de lo que sobre el escalón superior de la jerarquía terrestre hay Jesucristo con su doctrina cristiana. La respuesta es muy simple. Sí, como ya escribíamos, Jesucristo es el fundador del evolucionismo gnóstico que se distingue radicalmente de la religión. Y el Fundador mismo consiguió estar sobre el escalón superior de la Jerarquía solamente durante tres años y medio, hasta tanto que fue crucificado. Después de que la Jerarquía terrestre quedó huérfana para dieciséis siglos largos.

La Doctrina verdadera de Jesucristo, aunque fue perseguida, ha existido cuatro siglos, en tanto que fue canonizada y formalizada en la religión. De ahí se ofrece una conclusión que en la Jerarquía evolutiva no hay acceso formal y ritualismo. Esto es un sistema de autoorganización vinculado a la consecuencia de la adquisición y la ampliación de los recursos a cuenta de la actividad práctica e informativa de los hombres-correligionarios. 

Como usted puede ver, el problema de la incomprensión a modo de la interpretación equivocada de la Idea de la Vida de Dios es palpable. Habiéndola recibido, la persona debe encontrar en el mundo material el modo de la realización de la Idea donde recibirá el suministro complementario infoenergético. Ya que en el Universo la Ley de la Unión (de la Conservación) lo gobierna todo, precisamente ella debe indicar a la persona la esfera de la aplicación y de la materialización de los esfuerzos en el mundo material.

Habiendo meditado sobre esto, por fuerza llegas a la conclusión que en la Tierra no hay otro modo de la materialización de la Idea de la Vida de Dios a la base de la Ley de la Unión, excepto la simultaneidad de tres niveles de los intereses, siguiendo estrictamente la Ley de la Jerarquía. No habiendo realizado este trabajo, la unificación de los esfuerzos respecto a la búsqueda de las verdades irrefutables, la revolución científico-técnica, la educación, el crecimiento espiritual y la observación de los derechos humanos – será unívocamente la puesta en marcha del mecanismo de la autodestrucción. Todo esto crea la visibilidad del movimiento junto a la ausencia completa de la Evolución, donde ya es imposible recibir el suministro complementario infoenergético prometido a la conexión al Sistema. 

Si tomar en consideración que el salvación de la persona como su llegada al Sistema de la Armonización era organizada por su Yo Superior, que para este proyecto ha tomado el crédito en el banco del Campo Universal, Yo Superior está preocupado en primer lugar por amortizar el crédito lo más rápidamente posible. Se puede hacerlo solamente habiendo obligado a la persona a simultanear tres niveles de los intereses, observando estrictamente la Ley de la Jerarquía. Ningunos otros valores, según el deudor, no se aceptan a cuenta de la deuda, además activan sus programas kármicas.

En calidad de los valores alternativos son propuestos el amor a Dios y a las personas, el recibo de las supercapacidades, el aumento de la espiritualidad y, naturalmente, el encuentro de la inmortalidad por medio del pulimento del Ego rigurosamente “según el Sistema”. Solamente no está claro, ¿cómo puede ser recibido todo esto por la persona desconectada, por los “atrasos”, del suministro complementario infoenergético del Mundo Tenue?

Además, todos los esfuerzos en soledad acabarán por nada, porque, como ya destacábamos más de una vez, a la persona no le basta la inmortalidad biológica para pasar a la Cuarta Dimensión. Para empezar le serán necesarios los guías que, habiendo recibido en la hora “Х” la orden correspondiente, declararán, según la cadenita, la reunión común y llevarán a las personas hacia el punto geográfico designado. Los guías, como las personas razonables, informarán solamente a las personas responsables y confiables, no tendrá que llevarlas a remolque, solucionando a cada instante sus problemas completamente insolubles.

“Jamás ha existido un mapa, por muy exactos que hayan sido los detalles y la escala, que transportara a su dueño un centímetro de distancia. Jamás ha existido un documento jurídico, por justo que fuese, que haya impedido un crimen.

Jamás ha existido un pergamino, aún como el que yo sostengo ahora, que se haya ganado un centavo, o producido una sola palabra de aclamación.

Solo la acción es la chispa que enciende el mapa, el documento, este pergamino, mis sueños, mis planes, mis metas, hasta convertirlos en una fuerza viviente. La acción es mi alimento y bebida que nutrirá mi éxito.

Procederé ahora mismo” (Og  Mandino).

Así, aprender de la memoria las escrituras sagradas, estudiar las doctrinas, secretas y no secretas, – esto es la satisfacción de la mismidad, el pulimento del Ego y la autoexpresión. Todo esto no le traerá a usted ningún resultado por esa razón que para el Campo universal y el Universo usted es todavía un vaso vacío, no llenado con la Idea de la Vida de Dios, entonces todos sus deseos de usted, las peticiones y las aspiraciones no pueden ser materializadas en general.

Se puede hacerse el portador de la Idea de la Vida de Dios solamente por un modo, el único en la naturaleza, – recogerla disuelta en la multitud de las personas, habiendo comunicado con esta multitud. No hay nada nuevo en esto; la abeja para recibir un gramo de la miel, está obligada a recoger el néctar de mil de flores. Sin este trabajo ella no puede confirmar su capacidad de hacer la miel. 

Hablando sobre la coordinación de los intereses de tres niveles, sobreentendemos tres personas: aquél tras quién usted va, usted mismo y aquél que le sigue a usted. Pero para contagiar la idea siquiera a una persona (recibir un gramo de miel) usted tendrá que comunicarse con la multitud de personas que le harán entrar en razón y ayudarán a llenarse con la misma miel – la Idea de la Vida de Dios. Solamente por tal vía, habiendo llevado tras de sí otras personas, será significativo para el Campo Infoenergético del Universo, la Vida y Dios. Haciéndose hecho el eslabón de la cadena evolutiva, usted permitirá que el Universo le salve a usted – al sacar esta cadena de las personas con la Conciencia abierta a la Cuarta Dimensión.

Perdone por las perogrulladas, pero precisamente en esto consiste la realización de la Idea de la Vida de Dios, completamente trivial en su esencia. Las personas no quieren aceptarla por una razón: son dispuestas a escuchar la cháchara sublime, pero no desean categóricamente seguir las verdades grises, modestas. “La aspiración al conocimiento seguro y la búsqueda de la Verdad excluyen uno a otro” (Hans Albert[104]).

La causa es su concepción del mundo, gris y pobre, formada en concordancia con la actividad práctica que hacen toda la vida, quedándose los consumidores y esperando de la vida las recetas preparadas.

La charlatanería ociosa (la parábola jasídica[105])

 

Un hombre ha leído en algún sitio que el que durante cuarenta días se abstendrá de las conversaciones ociosas, hallará el destello divino. Habiendo juzgado que esto es el camino más corto a Dios, entró con espada en mano. Así, durante cuarenta días no se le escapó ni una palabra huera. Sin embargo en el plazo fijado no pasó ningún destello. Entonces este hombre salió a Baal Shem Tov[106] para recibir la explicación.

Habiendo escuchado su historia, Baal Shem Tov preguntó:

– ¿Rezabas durante estos cuarenta días?
– ¿Y por qué no? – exclamó el visitante. –  Ya que soy el judío. Claro, leo los Salmos cada día, tres veces por día.

Para no aparecer a arbitrarios, el visitante ha musitado los primeros versos querido псалма.

– Maestro, – luego continuaba, – ¿puede ser, esta regla es equivocada? ¿Por qué cuarenta días de las oraciones, la lectura de los salmos y la abstención de la vanilocuencia no me han ayudado a hallar el destello divino?
– La cosa no consiste en la regla, – respondió Baal Shem Tov, – ella es justa. Simplemente la has aplicado incorrectamente. A juzgar cómo leías el salmo, puedo decir que, absteniendo de la vanilocuencia en la vida ordinaria, no has concedido la atención debida a las oraciones. Las has transformado en charlatanería. Te consiguió limpiar las conversaciones con las personas, pero no te has preocupado de la limpieza de la conversación con Dios. Tu oración misma te impide recibir el destello divino.

En cuanto al año de su vida gastado en la búsqueda de la tecnología eficaz, le abriremos a usted un secreto: el Universo ha pasado del medio del plazo de su existencia, pero la Humanidad todavía no ha aprendido a unirse. En esta vía, en la hoguera de emociones propias, se han quemado los billones incalculables de las vidas y los destinos humanos, aunque no sospechando nada de la existencia de este problema. En el mundo no hay verdades de Perogrullo, verdades acabadas, usted mismo debe crearlas, usando en calidad del punto de partida lo que ya ha hecho por la Humanidad. Pero para esto es necesario dejar de ser un consumidor que espera que lo todo necesario para la vida alguien le entregará a usted en bandeja, como en la palma de la mano. ¡Al fin y al cabo, es necesario comprender que usted mismo dirige la cualidad de su vida y para esto es necesario hacerse el Creador! 

También hace falta comprender que la cualidad de su vida de usted depende de las personas circundantes, de la cualidad de la interacción con ellas. Esta interacción se manifiesta en dos direcciones: las comunicaciones interpersonales y las relaciones económicas. Vale decir, es necesario saber – cómo construir las relaciones armoniosas, no estresantes, con la gente. En cuanto a las relaciones recíprocas económicas, se dan a conocer como la distribución del dinero entre las personas. Estas relaciones recíprocas se harán armoniosas cuando a todas las personas les bastará el dinero para satisfacer las necesidades vitales. Piense, ¿cómo se puede conseguirlo? Se puede hacerlo solamente si las personas tienen el nivel moral bastante alto de su desarrollo. Y este nivel se manifiesta en la aspiración a venir en apoyo, no envidiando, si alguien otro ha recibido el dinero. 

La comprobación por el dinero es el mejor índice del desarrollo moral de la persona. Y además, esto es comprobado también por la práctica. Con todo eso la cualidad de su vida de usted está determinada por completo y depende de la solución por usted de los problemas en estas dos componentes vitales. Habitualmente las personas quieren tener el dinero, pero temen los circundantes, temen construir con ellos las relaciones mutuamente ventajosas. ¿Temen o no desean?

Pero la vida da el bien solamente después de la solución de estos problemas en la unidad. Si no hacerlo, siguiendo el ejemplo de la mayoría de los modernos hombres de negocios, el éxito será temporal. “¡El dinero ora comienza a acabarse, ora acaba de comenzarse!” ¿Si no por eso los hombres de negocios de todo el mundo buscan las vías, cómo poner en seguridad el business de los saltos económicos? La mayoría ven la defensa en la acumulación de los medios monetarios, sin embargo esto no es una garantía de la integridad de su asunto. Se puede al instante perder toda la acumulación.

Examinemos más concretamente las prácticas de la autosugestión. Sí, todas ellas aconsejan crear las afirmaciones (las orientaciones) o los programas. ¿Para qué esto es necesario? Es que los principios que crean en el conjunto la concepción del mundo y que dirigen sus acciones de usted, no es otra cosa sino los programas de la subconsciencia. Su Conciencia de usted saca estos programas solamente entonces cuando son necesarios, en la conformidad rigurosa con los acontecimientos de la vida y sus acciones de respuesta. En el estado ordinario estos programas son neutrales, usted nada sabe sobre ellos. Cuando usted ha revelado en sí mismo el programa exigente la sustitución, ¿cómo usted puede eliminarlo? Solamente por el programa opuesto por la idea y el sentido. Precisamente con este objetivo se aplican las afirmaciones. ¿Por qué no le han dado el resultado?

En primer lugar, porque los programas viejos pierden su potencial solamente en la actividad práctica y en las condiciones análogas a las en que eran creados. Por consiguiente, o es necesario esperar cuando estas condiciones le serán dadas a usted por la vida, o crearlas artificialmente de por sí, es decir ir a las personas que ayudarán a crear lo todo.

La afirmación repetida frecuentemente es el programa para la Conciencia. Apenas se crea la situación que exige la manifestación de la afirmación, usted controla su conducta, bloqueando la manifestación del programa viejo, y funciona en concordancia con la afirmación. Por medio de las acciones prácticas usted recibe los conocimientos que tienen el acceso a la subconsciencia. Entonces un nuevo programa se inscribirá en la subconsciencia, borrando gradualmente el viejo mientras lo sustituye por completo. Su error de usted consiste en lo que usted leía las afirmaciones, pero nada hacía. 

Usted no cambió la concepción del mundo y la percepción de la vida real, por eso las afirmaciones no tenían las causas para hacerse su esencia de usted, simplemente el encéfalo no las aceptó y el pensamiento no comenzó a trabajar. La Conciencia es la manifestación de su vida en el mundo material. La subconsciencia es su Espíritu de usted, la vida en el Mundo Espiritual. El Espíritu es un juego de los programas que componen su concepción del mundo, la que se manifiesta por medio de la Conciencia en sus acciones de usted. Si el Espíritu dirige sus acciones de usted, por consiguiente, se puede cambiarlo también con ayuda de las acciones, pero ya con una nueva comprensión. 

A propósito de la hipnosis. Sí, al nivel de lo inconsciente es posible dirigir los procesos inconscientes, realizar un sueño secreto, por ejemplo, hacerse aunque al instante el gran músico, el cantante o aún alguien. En la subconsciencia neutral se puede encontrar todo lo que sea necesario, toda la experiencia de los antepasados. El programa activado puede dar la orientación a la Conciencia para funcionar en concordancia con él, solamente no le salvará usted. Usted no lo ha hecho en la vida real, no ha comprendido, y por eso no es el suyo. Usted no puede aplicarlo para el mejoramiento de la cualidad de la vida, aquí es necesaria solamente su experiencia de usted, por eso y con él, y sin él, pero usted mismo tiene que buscar el contacto con la vida y acaudalar los conocimientos prácticos.

A propósito de la sensibilidad y la intuición (que en realidad es lo mismo) podemos decir solamente uno – ellas aparecen tan pronto como en su pantalla interior se cree la imagen dinámica de la situación que se ha formado. Esto pasa sólo según la interpretación de la situación en el marco de la Idea global de la Vida de Dios. Si no hay tal interpretación, la persona ve el espejo deformante con las gotas menudas. Por eso es necesario buscar la sensibilidad y la intuición en la Conciencia dirigida a la interpretación de la realidad y no en ciertos problemas especulativos quiméricos. 

Sin duda, se puede, según deseo, volar a Marte, atravesar el océano en una artesa o comenzar a vaticinar, prediciendo el futuro, solamente esto no será el contacto con la vida, sino la caída de la realidad y la autoexpresión (la autoquema) en vez de la autorealización. Y no es el hecho que la persona que ha salido de la realidad conseguirá posteriormente volver en ella, ponerse de lleno a solucionar el problema que ha caído de su Conciencia, –producir la sensibilidad junto a la simultaneidad de los intereses de tres niveles. Pero no se trata de ellos, sino de los que apasionan por su ardor, haciendo a los demás arder también. Estos son aquellos 99 % mismos de la Humanidad (¡su mayoría calificada), que, ay y ah, no pueden ser salvados!

Si usted comprende lo sobre que le hemos escrito, usted tendrá los resultados, si no comprende … ¡Ay!

Que les vaya bien.

Por desgracia, la mayoría de las personas toda la vida conservan el estado de “un anacoreta”, y encuentran la realización de la energía les asignada para la Evolución en las preocupaciones cotidianas, la profesión, el sexo, el desarrollo del intelecto informativo, en la riqueza, la persecución de ella y en los entretenimientos. “Lo que la mayoría de la gente llama “vida” es en realidad una lista de los asuntos para hoy” (“Przekrój”[107]). En el plan espiritual se desarrollan en ellos todos los defectos que sean solamente posibles: el orgullo, la falsedad, la envidia, la venganza, el sadismo psicológico, el snobismo, etc. En la actividad profesional la persona aspira a ocupar la posición donde puede gobernar y dirigir los otros. “No vale la pena deificar el intelecto. Él tiene unos músculos potentes, pero no hay cara” (Albert Einstein).

Precisamente por esta causa, habiéndose encontrado a sí mismo en el conocimiento de las prácticas esotéricas o salubres, el hombre aspira a recoger alrededor de sí el grupo de las personas que seguramente lo nombrarán “gurú” (Maestro), Salvador de la Humanidad, cumpliendo estrictamente sus exigencias, copiando la ideología, aspirando a pensar igual que él. “La persona tiene derecho de pensar como desea, pero el derecho de instruir exige las razones claras para aleccionado” (M. Gorki). 

Para atadura mayor a ellos mismos tales maestros de la “educación espiritual” apasionan a los continuadores desdichados por los milagros de todo género: por la materialización, el paso a través de la pared, la resurrección de las personas, las predicciones astrológicas no vinculadas en absoluto a la vida real. El encuentro con estos Salvadores para muchos también es una trampa del Universo.

Todo va de otro modo cuando la Conciencia de un adolescente no acepta el Ego y el Alma como el mismo contenido interior. La persona se estima a sí misma críticamente, en cada situación vital apreciando su comprensión de esta situación, de la conducta y del resultado recibido a su realización.

Es que los programas del Alma no son homogéneos en su manifestación. Tienen siete niveles, tanto como el Universo mismo.

En los niveles inferiores son inscritos los programas que deben ser corregidos, comprendidos y cambiados. Precisamente ellos primeros se dan a conocer, por medio del Ego, a través de ellos la persona coopera con el Universo.

Pero en unas capas más finas del Alma son cosidos los programas que abastecen la interacción armoniosa y la única posible con el Universo – estos son los programas de la Ética o la Moral (los programas del Amor divino).

Señalan sobre su presencia a través de la intuición interior espiritual que se abre solamente a las personas sensibles a ella.

Por consiguiente, la Evolución Espiritual sobreentiende la transformación del Yo Interior del Ego antes de la manifestación del Amor divino.

La sensibilidad a la intuición espiritual se desarrolla en cada uno quien puso en marcha el proceso evolutivo y eliminó de su Alma los programas kármicos. Es natural que se puede corregir los programas kármicos solamente por medio de su identificación, si la Conciencia los sigue. 

La relación crítica a sí mismo permite reconocerlos y determinar la dirección de los cambios, y el pensamiento es capaz de determinar – por que modo realizar estos cambios. La confirmación de la fidelidad de sus acciones es la Vida misma, sus situaciones de ella.

Como regla, si la persona se corrige a sí misma correctamente, la vida crea alrededor de ella las situaciones que confirman la veracidad de sus acciones.

Como usted puede ver, la persona aun en edad joven tiene que meditar en el contenido del paquete de los programas del Alma y su corrección. El trabajo en esta dirección desarrolla la mente, el pensamiento evolutivo y la Conciencia, extiende la banda de su percepción, desarrolla la Sabiduría.

Habiendo recibido tales cualidades, la persona es capaz de entrar en la unión con el Universo y solucionar las tareas que son puestas ante ella por el Universo.

A cuenta del desarrollo de la banda de la percepción la Conciencia es capaz de percibir y estimar los programas del Espíritu en un nivel más fine.

Los puntos de la Dualidad – el Ego y el Alma –difieren en el tiempo y el espacio, entonces, hay todas condiciones para poner en marcha el proceso de la Evolución. La Conciencia, en concordancia con las exigencias de la Vida, corrige constantemente el Ego y el Alma, completándoles con los nuevos programas. El mecanismo de la Triplicidad está puesto.

Luego comienza el período maduro del proceso evolutivo, cuando la persona conoce las Leyes del Universo, dirige activamente el desarrollo y el perfeccionamiento de los programas del Espíritu.

Se arregla la intercomunicación constante con el Universo respecto a la ejecución de Sus tareas. La persona corresponde a todas las exigencias de la naturaleza. Se conoce a sí misma, al Mundo, y el Universo por medio de este conocimiento perfecciona su programa informático y se reconoce a sí mismo. ¡La unión con la persona está establecida y el Universo aspira a mantenerla constantemente, para in sécula!

Analizando todo lo dicho, se puede sacar en definitivo que la transición de una etapa evolutiva a la otra es dada por la orientación de la Conciencia. Precisamente ella abastece el acceso a los programas del Alma, y su corrección es dada por la comprensión y el pensamiento.

El sentido de la Evolución de la persona está concluido en el desarrollo de la habilidad de corregir y perfeccionar los programas del Espíritu (del suyo y del Universo).

Esto no es casual, pues la persona establece la intercomunicación con el Universo a través de los programas del Alma, los que pueden realizarse y reconocerse a sí mismos solamente con su ayuda. Y puesto que se puede reconocerse a sí mismo solamente en el proceso, este proceso (llamado “Evolución” o “Proceso de formación del Individuo”) debe ser organizado y arreglado por la persona misma. 

Cada Alma encarnada adquiere la experiencia evolutiva de su realización en la Vida. Muy a menudo el Alma cae en las trampas del Universo tendidas por Él para la corrección y la selección de los portadores de la Conciencia ilusoria, subjetiva, que se encuentran en la oposición a la Idea de la Vida de Dios. Además el Alma no ha hecho la tentativa de comprender lo que ha pasado, habiendo percibido el estudio como Mal, habiendo echado la culpa a alguien, o por la indiferencia a la Vida no ha tratado de comprender los errores. Puede ser, si por razón de la ausencia de los Conocimientos no podía comprender su error y por lo tanto cumplir la tarea evolutiva, este error y las causas que lo han engendrado, se inscriben en el Nivel Kármico del Alma y en la encarnación siguiente a ella se le da la posibilidad de corregirlos. Si como antes nada desea saber y corregir, los deberes kármicos pasan a los niños como a las Almas que tienen la tarea evolutiva semejante. Aguantarán el Karma de la familia.

En su encarnación siguiente ustedes traerán todos los deberes kármicos a la vida nueva y serán puestos en tales condiciones y tal situación que puedan revelar exitosamente los deberes, comprenderlos y eliminarlos. Si esto no pasa, después de algunas encarnaciones (lo máximo 3–4) la posibilidad para eliminar los deberes kármicos a usted no le será dada. El destino ulterior dependerá por completo de usted. Si usted sabe inducir el potencial con que ha llegado a la vida, a la corrección de los errores, una nueva encarnación de nuevo le dará la posibilidad vital, si no – su Alma cada vez más y más desliza por la curva hacia abajo, hasta que se disolverá en la Inexistencia. 

Las personas emocionales, con la Conciencia subjetiva elevada, caen a menudo en las trampas del Universo, y por eso tienen la representación falsa sobre el Karma. Alguien la percibe como Destino, Fatalidad, alguien – como castigo o inevitabilidad fatal que simplemente debe ser aceptada humildemente y sufrida, esperando que se irá de por sí.

Hay muchos modos de la percepción del Karma, pero para liberarse de su dependencia hay solamente un modo – tomar el camino de la Evolución, habiendo puesto en marcha el “aparato de pensamiento”. ¡El Karma es impotente ante la interpretación y la comprensión![108] Cuando, habiéndose puesto en cualquier acción, usted abastece su Triplicidad, el Karma retrocede, puesto que la Triplicidad no es su ambiente de la habitación. El Karma existe allí donde hay una estática de la Dualidad. 

Para la evidencia nos dirijamos hacia al Karma de la Humanidad. El mundo ha celebrado pomposamente el 60o aniversario de la terminación de la Segunda Guerra Mundial. La Humanidad deplora las decenas de los millones que han caído sin culpa. En este fondo se han agudizado las discusiones y los debates a propósito de la búsqueda de los malvados principales y las causas de la tragedia en general. Reconozca que, habiendo sobrevivido la grandísima guerra y la más cruel en la historia, la Humanidad, según idea, debería en primer lugar desarmarse, habiendo disuelto todos los ejércitos. Y si esto no ha pasado, entonces la gente no ha comprendido nada, habiendo redoblado el Karma de la Humanidad, lo ha condenado a la prueba aún más grande a modo del Apocalipsis. 

Y las personas no han comprendido por esa razón que todos sin excepción, todos a una, del ciudadano ordinario hasta el jefe de Estado, ven los juegos de los políticos irresponsables y la coyuntura desfavorable como la causa de las desgracias y las tragedias. Además nadie se atormenta por los remordimientos a propósito de la responsabilidad del destino propio, así como del destino de la Humanidad y todo el Universo, por lo menos respecto a la ausencia de la interpretación.

Hay una paradoja no notada obstinadamente por nadie. El hombre, apelando apasionadamente a Dios, pidiendo justicia, manifiesta los milagros de la ingeniosidad, por su propia mano creando las montañas del arma que lo mata. Todo esto se hace por las manos del hombre mismo, con anestesia general como las conversaciones interminables sobre el triunfo de la razón y la grandeza de las realizaciones, sobre la necesidad de la democratización de la sociedad y la observación de los derechos humanos básicos.  La cosa es bien sencilla: los derechos y las libertades han de sobra, pero no hay un sujeto que podría aprovechárselos. No hay Individuo que sabe defender sus intereses, sacando de cualquier situación la utilidad para sí, habiendo ingeniado no entrar en el conflicto con los circundantes y la naturaleza.

Ustedes dirán que esto es imposible en general, y tendrán razón en parte. La persona moderna que tiene los gérmenes de la toma de conciencia y que está dotada con la Conciencia abierta a 2-5 %, en realidad, es un biorobot. El biorobot es un estado del desfallecimiento absoluto y una caída del tiempo, una vida en la estática de la Dualidad. La verdad es que, siendo dotada con el órgano, con cuya ayuda la persona piensa que piensa, ella reconoce que es la Cúspide de la Creación y que la maltratan. 

Como ustedes pueden ver, se tiene la misma operación simple, a modo de la unión de los puntos muertos de la Triplicidad, la persona ha asimilado perfectamente esta operación. La Cúspide de la Creación, por razón de la ausencia del “aparato de pensamiento”, delegaba la preocupación de los derechos y las libertades a la sociedad sin personalidad, la cúspide de la creación de la Noosfera. Habiendo necrosificado la vida por medio del echamiento de ella la tercera componente (dinámica) de la Existencia, la persona se transforma a sí misma en biorobot sin voluntad. La verdad es que tiene la Voluntad, pero del carácter particularmente destructivo. Acuérdense de las películas sensacionales con la participación de los biorobots. Se conducen conscientemente, casi como las personas, pero son dirigidos y se someten solamente por medio de las órdenes de afuera. Es extremadamente desagradable reconocer este hecho, pero es poco probable objetar distintamente. 

Teniendo en cuenta que todo esto es la Involución y la persona ha alcanzado tales “éxitos” bajo la dirección de la Noosfera y el socium, no hace falta calcular que ahora ellos ajuiciarán y conducirán la Humanidad a la Evolución de un modo organizado. 

El “menos” de la Evolución consiste en lo que se le van a ella en la soledad orgullosa y no gracias al apoyo de los circundantes y la situación favorable, sino en contra de ellos. Precisamente en tal lucha contra las condiciones y las circunstancias desfavorables del medio exterior, el biorobot forja por su propia mano el nervio interior inflexible del hombre. Él comienza a ver el cuadro general de lo que pasa alrededor, aprende a dirigirlo en concordancia con sus intereses y los del Universo. ¡El Karma retrocede de él!

Las lecciones de Salomón (leyenda hebrea)

Cierto día, el rey Salomón estaba sentado en su trono cuando se presentó un hombre con una serpiente enroscada al cuello, que intentaba estrangularlo. El hombre gritó:

–  ¡Oh, grande y justo soberano! ¡Socórreme!
– ¡Habla! – respondió Salomón  – ¡Dime qué puedo hacer por tí!

El hombre respondió:

– Mira... Escuchando tus sabios consejos, yo, como todos tus súbditos, vivía en paz y armonía, sin derramar la sangre de nadie, ni siquiera la de las bestias. Pero ayer por la tarde, después de haber trabajado todo el día, al salir del establo donde había serpiente que se arrastraba por entre la hierba.
“– ¿De qué te quejas? – le pregunté. Y ella me respondió:
“– Tengo sed. Dame de beber de esa leche que llevas ahí, en recompensa, te mostraré un tesoro”.

Yo le di de beber, y la serpiente me condujo a un lugar solitario, ante un peñasco. Iba ya a levantarlo, pensando encontrar un montón de oro escondido bajo la piedra, cuando el reptil me saltó al cuello e intentó morderme, ahogarme, gritando:

“ – ¡Ladrón! ¡Vas a morir!”

Yo le repliqué:

“– ¡Que Salomón sea nuestra juez! La serpiente consintió, y aquí nos tienes a los dos”.

Entonces Salomón preguntó a la serpiente:

– ¿Cuáles fueron tus razones para obrar así?
– En la Escritura  – respondió la serpiente, –  está dicho: “Morderás al hombre en el talón”. ¿No tengo, pues, derecho a quitarle la vida?
– Primero  – dijo Salomón, – desenróscate de su cuello, porque todos los que piden justicia deben ser iguales ante el tribunal. Nadie puede permanecer aquí en situación de interioridad.

La serpiente obedeció, dejando su presa. Entonces, cuando el rey la vio por el suelo, se volvió hacia el hombre y le dijo:

– En la Escritura está dicho: “Tu quebrantarás su cabeza”. Usa este derecho. ¡Aplástala!

Y el hombre pisó la cabeza de la serpiente, matándola.

[81] Theodore Herman Albert Dreiser (1871 – 1945 ) novelista y periodista estadounidense perteneciente al Naturalismo.

[82] Alejandro Lavrujin es un gráfico de libros, poeta-verlibrista ruso.

[83] Honoré de Balzac (1799 – 1850) fue el novelista francés más importante de la primera mitad del siglo XIX, y el principal representante, junto con Flaubert, de la llamada novela realista.

[84] Maksim Gorki fue el seudónimo utilizado por Aleksey Maksímovich Péshkov (1868 - 1936); escritor ruso identificado con el movimiento revolucionario soviético. Gorki en ruso quiere decir "amargo".

[85] Johann Kurz, fue un cura alemán del siglo XX. 

[86] Charles John Huffam Dickens 1812 - 1870) fue un famoso novelista inglés, uno de los más conocidos de la literatura universal, y el principal de la era victoriana.

[87] Alfred Adler (1870 – 1937). Médico y psicólogo austríaco, discípulo de S. Freud. Fundador de la llamada psicología individual y precursor de la moderna psicoterapia. 

[88] Lucio Anneo Séneca (4 a. C. – 65) fue un filósofo romano conocido por sus obras de carácter moralista. 

[89] John Earnest Steinbeck (1902 – 1968) escritor estadounidense de mediados del siglo XX cuyas obras describen a menudo California.

[90] George Sand, seudónimo de Amandine Aurore Lucile Dupin, baronesa Dudevant (1804 – 1876), fue escritora francesa.

[91] Nikolay Gerasimovich Pomyalovsky (1835 –1863), fue un escritor ruso.

[92] Iván Sergéyevich Turguénev (1818 – 1883) fue un escritor, novelista y dramaturgo, considerado el más europeísta de los narradores rusos del siglo XIX.

[93] Sholem Aleijem (1859 – 1916) fue un popular humorista y escritor judío ruso de literatura en yiddish, incluyendo novelas, cuentos, y obras de teatro.

[94] Henry Wadsworth Longfellow (1807 – 1882) fue un poeta estadounidense que escribió trabajos que aún hoy siguen gozando de fama popular, entre los que están The Song of Hiawwatha.

[95] Oscar Wilde (1854 – 1900) fue un escritor, poeta y dramaturgo británico-irlandés.

[96] Albert Camus (1913 – 1960) fue un novelista, ensayista, dramaturgo y filósofo francés. 

[97] Jack London, probablemente nacido como John Griffith Chaney (1876 – 1916), fue un escritor estadounidense.

[98] Erich Fromm (1900 – 1980) fue un destacado psicólogo social, psicoanalista, filósofo y humanista alemán.

[99] Francisco VI, duque de La Rochefoucauld (1613 – 1680). Escritor francés, conocido, sobre todo, por sus “Máximas”.

[100] Sonja Henie  (1912 – 1969, víctima de leucemia). Campeona olímpica de patinaje sobre hielo en tres ocasiones, diez veces campeona del mundo (1927-1936) y seis veces campeona de Europa (1931-1936). Desarrolló también una amplia trayectoria como actriz.

[101] Henry René Guy de Maupassant (1850 – 1893). Escritor francés, autor principalmente de cuentos.

[102] María Edgeworth (1767 – 1849) fue una escritora angloirlandesa.

[103] también es así en los idiomas ruso y español.

[104] Hans Albert (n. en 1921) es un filósofo y sociólogo alemán.

[105] el jasidismo, es un movimiento religioso ortodoxo y místico dentro del judaísmo. Las principales características del jasidismo son: 1. la influencia de la Cábala, 2. la vida en comunidades insulares y tradicionales, 3. la observancia estricta de la halajá o aplicación de los preceptos de la Toráh o ley judía, así como 4. el seguimiento de los dictámenes y recomendaciones del admor en todas las áreas de la vida.

[106] Israel (Yisroel) Ben Eliezer (1698 – 1760), también conocido como Baal Shem Tov, fue un rabino judío considerado, fundador del judaísmo jasídico.

[107] “Przekrój” (Pshchecruy) es la revista polaca semanal política-social.

[108] el traductor puede confirmar la eficiencia fenomenal de esta afirmación.

Atrás Contenido Más...